Paseo ecológico en la Vereda San Andrés de Girardota- Colombia

1,547 views

Published on

Crónica de un paseo de pequeña comunidad a una vereda en el municipio de Girardota, en Antioquia, Colombia

Published in: Entertainment & Humor
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,547
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Paseo ecológico en la Vereda San Andrés de Girardota- Colombia

  1. 1. DESDE LA COORDINACIÓNNúmero 34 – Mayo 11 de 2013E A SCOMUNIDADES CRISTIANAS COMPROMETIDAS EAS DECOLOMBIACIUDAD DE MEDELLÍN - COORDINACIÓN DE LA CIUDADDada la importancia de la información, la coordinación de ciudad haconsiderado que conviene generar, con la mayor frecuencia posible,documentos que la mantengan en contacto con los EAS y con lascomunidades. Por ello ha decidido publicar este boletín “DESDE LACOORDINACIÓN”. Agradecemos enormemente que lo lean, que locomenten y que nos den sus impresiones por este mismo medio odirectamente hablando con nosotros.En este boletín, presentamos el informe del Paseo Ecológico 2013,en la vereda San Andrés de Girardota realizado el pasado domingo21 de Abril de 2013.Queremos invitarlos a que participen lo más activamente quepuedan en los distintos eventos y actividades. Queremos resaltar elRetiro Espiritual que sostendremos del viernes 17 al domingo 19 deMayo en la Casa de La Montañita. Nos acompañará el padreFederico Carrasquilla, conferencista de talla mundial.Bueno, hay que participar en todo lo que se pueda para sentir esaesencia EAS y disfrutar a tope de este mundo comunitario. ¡No se lopierdan!Con cariño en el SeñorEnrique Posada y Luz Alba PinedaCoordinadores de ciudadEAS de Medellín1
  2. 2. 1- CRÓNICA DEL PASEO ECOLÓGICO EAS COMUNITARIO DE2013Esta es una actividad que celebramos anualmente, como un símbolo de laimportancia de nuestro compromiso con el sostenimiento digno de nuestroplaneta y de nuestro amor comunitario por la naturaleza que Dios nos haentregado para nuestro cuidado y aprovechamiento respetuoso. En estaoportunidad se contó con la gran colaboración de las comunidades De La Luz,Constructores de Vida, y Amor del Campo en todo lo que tuvo que ver con laorganización del paseo. Contamos con la asistencia de 40 EAS y amigos de losEAS. A continuación, ilustraremos las actividades con la ayuda de fotografíastomadas por Nubia Prada, Ricardo Sepúlveda y Ricardo PosadaEl paseo lo llevamos a cabo el pasado en la Vereda de San Andrés delmunicipio de Girardota. De ese lugar es nuestra comunidad Amor del Campo.Nuestro entorno: Antioquia y GirardotaIniciamos esta crónica con un pequeño resumen histórico de nuestra región (elValle de Aburrá y del Municipio de Girardota), tomado de fuentes de internet.Este boletín llega a otros países y ciudades y vale la pena detenerse un pocosobre ello.2
  3. 3. El origen del nombre de AntioquiaNuestro departamento se llama Antioquia. Acerca del origen del nombre deAntioquia hay dos teorías, una que viene d una voz indígena que significamontaña de oro; la otra que es una remembranza de la ciudad y provinciaturca de Antakya (Antioquía), nombre dado por el conquistador griegomacedonio Ptolomeo en honor a su padre Antíoco, General de AlejandroMagno, región que posteriormente se convertiría en la provincia romana deSiria. Allí surgieron los primeros cristianos de origen no judío, tal como se leeen los Hechos de los apóstoles.Los indígenasCuando llegaron los españoles en el siglo XVI, las tierras de Antioquia estabanpobladas por tribus indígenas de dos grandes familias étnicas: los Caribes ylos Chibchas. Según los registros arqueológicos, los primeros se habíanextendido desde la zona antioqueña de la Costa Atlántica hacia el sur deldepartamento y a los valles de los ríos Atrato, Cauca y Magdalena. Es deadvertir que los españoles denominaban como "caribes" a los grupos indígenasque ofrecieran resistencia armada. Por esa época la etnia Caribe tenía variasfamilias en Antioquia: dos de ellas, los Tahamíes y los Nutabes, habitaban enla región comprendida entre los ríos Cauca y Porce, mientras que los Chocóesocupaban las vertientes del río Atrato y los Pantágoras se asentaban en lasvertientes del Magdalena. El principal grupo Chibcha estaba en el Golfo deUrabá, donde vivían los Urabáes y Cunas. También pertenecían a esta familialos Ebéjicos, Ituangos, Peques, Nores, Guacas, Aburráes y Sinifanaes.Llegan los españolesEl primer español que pisó Antioquia fue Rodrigo de Bastidas, quien estuvoen la región del Darién antioqueño en el año 1501. Posteriormente, en 1504,Juan de la Cosa visitó Urabá y el Darién y sometió a los caciques de la región;sin embargo, estas dos primeras incursiones españolas fueron pasajeras y nocondujeron a ninguna fundación o asentamiento estable. Pero en 1510, Alonsode Ojeda, quien había sido nombrado gobernador de la provincia de NuevaAndalucía, la cual comprendía la zona de Urabá, fundó allí el primerasentamiento español en territorio colombiano que pretendía servir de base ycuartel general para sus exploraciones al interior del continente. Se bautizócon el nombre de San Sebastián de Urabá, cerca de lo que hoy, en 2009, es elmunicipio de Necoclí, Antioquia. En poco tiempo fue abandonado por losespañoles, quienes agobiados por la hostilidad de los indios se trasladaron aotro lugar del Darién, en el litoral opuesto del golfo de Urabá, el occidental,donde había mejores perspectivas de estabilidad para su base de operaciones.Allí fundaron a Santa María de la Antigua del Darién a fines de 1510. Desdeesta ciudad, primera fundación del continente con características de poblado y3
  4. 4. relativa estabilidad, se hicieron algunas expediciones al territorio antioqueño,por el río León y el río Atrato. Pero también Santa María de la Antigua fueabandonada hacia 1520, y los pocos españoles que sobrevivieron a susconflictos bélicos se trasladaron a Panamá.La segunda ciudad española del continente fue fundada también en Urabá,casi en el mismo sitio de la primera fundación. En 1535 los conquistadores deCartagena de Indias fundaron a San Sebastián de Buenavista. Este pueblo seconvirtió en la nueva base de las incursiones hacia Antioquia. Desde allísalieron la expediciones de Pedro de Heredia hacia Dabeiba en 1536, la deFrancisco César en 1537, que llegó hasta Guaca, escenario de una violentabatalla, donde gobernaba el cacique Nutibara, y la de Juan Vadillo en 1537,quien fue igualmente a Guaca y Buriticá, y siguió por el Cauca arriba hastaCaramanta y Cali.Los informes de Vadillo atrajeron el interés de los conquistadores que veníandel sur, comandados por Sebastián de Belalcázar. Uno de sus tenientes, JorgeRobledo, que había fundado ya a Cartago y Anserma, organizó en 1541 laexpedición que descubrió el Valle de Aburrá, y quien ese mismo año fundóademás, en el valle de Ebéjico, la ciudad de Antioquia. Esta fue trasladada alpoco tiempo a la región de Frontino, y en 1548 a la ciudad de Santa Fe deAntioquia, que el mismo Jorge Robledo había fundado dos años antes.Los conquistadores de estas tierras agrestes desconocían el terreno y lavegetación. Los pobladores indígenas, que no aceptaron someterse a losinvasores que venían a dominarlos, y sujetos a múltiples atropellos yarbitrariedades, se enfrentaron duramente a los españoles, y se produjerondiversas rebeliones indígenas para defender los territorios aborígenes.La conformación de AntioquiaEl territorio antioqueño se llamó inicialmente Provincia de Antioquia e hizoparte, hasta 1569, de la gobernación de Popayán. En ese año el rey de Españaestableció la gobernación de Antioquia, sujeta a la Audiencia del Nuevo Reinode Granada. Conservó este nombre de provincia o gobernación, y ladependencia del Nuevo Reino de Granada hasta 1810. El último gobernadorde la provincia antes de la Independencia, fue don Francisco de Ayala.A partir de la entrada de los españoles a estas regiones, se fue conformando loque se puede denominar como el pueblo antioqueño, uno de los máscaracterizado y diferenciado de Colombia. Su particular cultura ha hecho quese tejan muchas especulaciones acerca de su origen paisa. Históricamente losantioqueños proceden del indígena, el español y el negro. Luis López de Mesadecía: “La región antioqueña… étnicamente debiera clasificarse como… ibero-afroamericana”. Los estudios genéticos recientes han comprobado lainformación de los historiadores: como no había casi mujeres españolas, elgrupo antioqueño recibió su herencia femenina de los indígenas, mientras que4
  5. 5. los españoles representan más o menos las dos terceras partes del aportemasculino, los indígenas entre el 25 y el 30%, y los africanos entre el 5 y el15%.Aunque el número de indígenas de la provincia de Antioquia era elevado,probablemente de más de un millón de personas para 1500, se redujorápidamente, y para 1560 no superaba los 100.000. Esta drástica disminuciónfue causada por el enfrentamiento a la conquista española y sobre todo por elimpacto de las enfermedades europeas.En la vereda de San Andrés, hay una gran prevalencia de personas de razanegra. James J. Parsons, investigador norteamericano, realizó por 1949 unestudio bastante detallado sobre el origen de los antioqueños y, entre otros,suministra los siguientes datos respecto de la población negra de esta región:“En 1759 había en Antioquia 900 negros que en 1767 habían aumentado a4.296; en 1797 la cifra anterior se había duplicado. El censo de 1808 arrojó10.045 esclavos, aunque ya para esta fecha muchos de ellos no eran peonesmineros sino dependientes domésticos. En algunos distritos los mulatos eranmás numerosos que los mestizos y blancos. Los negros eran numerosos en loscampos mineros”. Según el censo de 1788, que muestra una estructura étnicaque poco cambió en el futuro dado el aislamiento demográfico de la región, lapoblación estaba divida en ese momento en un 14% de blancos, un 64% demestizos -sobre todo descendientes de mujeres indígenas y conquistadoresespañoles-, un 16% de esclavos negros y un 6 % de indios.5
  6. 6. El ancestro español de los antioqueños inicialmente estuvo constituido porunos pocos centenares de varones de familias vascas, andaluzas y castellanas,de las cuales según López de Mesa, un 30% correspondieron al primer grupo.Por su parte, el historiador Octavio Arizmendi Posada anota el hecho de quelas actuales familias antioqueñas proceden de unos “pocos centenares deespañoles inmigrantes”. Entre ellos se destacan o reconocen como típicamenteantioqueños los apellidos Uribe, Mejía, Londoño, Jaramillo y Arango. A lospobladores castellanos se deben tal vez la dignidad y el orgullo colectivos, lavocación para grandes empresas, y una cierta austeridad. De la herenciaandaluza se habrían recibido la viva imaginación y la riqueza expresiva dellenguaje.El origen sefardita de los antioqueños es reconocido por el mediano éxito quelos antioqueños han tenido en los negocios de comestibles y telas, el cual se haasociados con un posible ancestro judío. Esta hipótesis se ha fortalecido en losúltimos años y dice que a Antioquia llegaron cristianos nuevos (marranos),que ocultaron su verdadero origen practicando la religión católica de unamanera vehemente, y adoptando apellidos tomados de las regiones del nortede España. Los judíos que llegaron a América del Sur no lo hicieron en grannúmero. Casi todos provenían de Portugal. Los pocos que llegaron aAntioquia -entonces región por excelencia de la minería del oro-, eransefarditas en su mayoría, y quedan registrados en ciertos apellidos,especialmente de origen lusitano: Cardoso, Espinosa, Rodrígues, Péres,Sánches, Lópes (todos con "s", sin la zeta), Nieto, Vidal, Lobo, Senior, Santa,Santamaría, De La Calle y otros más.Las principales ciudades antioqueñas fundadas en el siglo XVII fueronBuriticá, Sabanalarga, San Jerónimo, Sopetrán, Marinilla, y las del Valle deAburrá, Copacabana, Girardota, La Estrella y Medellín.6
  7. 7. El valle de AburráEl Valle de Aburrá, en donde hoy se asientan Medellín y Girardota, fue vistopor primera vez por los españoles el 24 de agosto de 1541. Una expedición de32 hombres venía en búsqueda de tierras y riquezas al mando de JerónimoLuis Tejelo, un adelantado capitán protegido por Robledo. Los indios dueñosdel Valle de Aburrá, armados con dardos, macanas y tiraderas, ofrecieron unaferoz resistencia, y se dice que muchos se suicidaron para evitar serdominados. Luego de su paso inicial por el valle, esta primera expediciónespañola de Tejelo pasó de largo y continuó su exploración hacia el ríoMagdalena, hacia el oriente.Gaspar de Rodas, gobernador de Antioquia, llegó al Valle de Aburrá, segúnparece, en 1574, desde la región del occidente de Antioquia, por el Llano deOvejas (San Pedro de los Milagros), y se encantó con el clima del lugar. De estaexcursión se recuerda el Cerro Nutibara, muy vigente aún hoy, que enprincipio se llamó Morro de Marcela de la Parra y luego Morro de losCadavides.Hacia los 1600s había llegado a Antioquia, desde Zaragoza, don FranciscoHerrera y Campuzano, oidor de la Real Audiencia de Santafé de Bogotá, quienfinalmente fundaría a Medellín en el Valle de Aburrá. Con un carácterbondadoso y justo, el oidor dictó varias ordenanzas en favor de los indios enSanta Fe de Antioquia, donde permaneció unos diez meses. En 1615 y 1616fundó tres poblaciones: San Jerónimo (originalmente San Juan del Pie de laCuesta), Nuestra Señora de Sopetrán, y San Lorenzo de Aburrá, en el valle delmismo nombre en la actual ciudad de Medellín, en su sector al sur de lamisma hoy conocido como El Poblado.7
  8. 8. Esta fundación, en el 2 de marzo de 1616, se realizó con el nombre de SanLorenzo del Aburrá. Inicialmente se trató del establecimiento de un resguardopara la protección de los naturales, para ampararlos y defenderlos en sulibertad. Como ya había comenzado la crisis en la producción de oro en toda laprovincia de Antioquia incluida su capital Santafé, al valle de San Lorenzo deAburrá comenzaron a llegar, entre otros, muchos mineros de Santafé, y fue enesta época cuando la región comenzó a adquirir una creciente importancia queposteriormente haría trasladar a él desde Santa Fe, la capital de Antioquia.Entre 1630 y 1650, el Valle de Aburrá comenzó a poblarse por parte dedescendientes de los primeros españoles y por inmigrantes nuevos. En 1637, yluego en 1646, se trasladaron los habitantes del Valle de Aburrá al ánguloformado por el río Aburrá, hoy río Medellín, y el riachuelo de Aná, (hoyquebrada Santa Helena).GirardotaLa zona en la que hoy se encuentra Girardota fue habitada por los indiosNutabes y Yamesíes, que se dedicaban básicamente a la agricultura. En 1620un grupo de colonos de Antioquia se ubicó en el paraje de San Diego y fundóel caserío, el cual quedó dependiendo de la ciudad de Santa Fe de Antioquia(capital del departamento en ese entonces), hasta 1675 que pasó a dependerdel caserío de la Villa de Medellín. En 1648 adquirió estas tierras doñaMargarita de Alarcón, viuda de Miguel Marín, a la muerte de ésta fueronrematadas en la plaza pública de Santa Fe de Antioquia en 1651, las adquirióAntonio Gómez de Salazar para su hermano Juan Gómez de Salazargobernador de la Provincia, quien estableció su morada en el paraje que se haconocido como San Esteban donde tuvo un hato que denominó "Hatogrande"y un poco hacia el norte otro, el "Hatillo" tal vez por ser de menoresproporciones. Esos hatos, al igual que el llamado "Hatoviejo" pasaron a poderde doña Ana de Castrillón. El 11 de mayo de 1734 compró las tierras deHatogrande, el doctor Sancho Londoño Zapata, hermano de doña Javiera. Lasheredó el Pbro. Sancho Londoño Piedrahíta, sobrino de doña Javiera y de éstepasaron al Pbro. Manuel Londoño Molina a quien se considera como elfundador de la población. Fue el padre Manuel Londoño M. persona muyacaudalada. Era dueño de una capilla en Hatogrande la que dotó conprodigalidad y para la que hizo traer la imagen del señor Caído.El 31 de diciembre de 1757 el gobernador José Barón de Chaves creó el partidode Hatogrande, dependiente del Cabildo de Medellín. En lo eclesiásticodependía de Copacabana. El 21 de septiembre de 1833 el gobernador Juan deDios Aranzazu creó la parroquia. Dice la parte principal del decreto: "Eríjeseen el partido de Hatogrande, en donde está la Capilla del Señor Caído unanueva parroquia con el nombre de Girardota para conservar la memoria delesforzado Coronel y distinguido Atanasio Girardot . . . ". El gobierno centraldio su aprobación poco después. La población fue erigida con 1.824 habitantes,comenzando así la vida civil del nuevo Municipio de Girardota.8
  9. 9. Asentamientos arqueológicos en el Valle de Aburrá y en GirardotaEl registro arqueológico presenta en el valle de Aburrá vacíos entre el siglo X yel XIV, pero para los siglos XV y XVI se reporta una buena cantidad deinformación proveniente, en su mayoría, de sitios de enterramiento y algunossitios de vivienda. El estudio de este tipo de evidencias muestra unaimportante población presente en el valle, que realizaba rituales funerarios degran interés, como lo muestran las estructuras funerarias en forma de viviendaencontradas en el cerro El Volador y las tumbas de pozo con cámara lateral enlos cerros tutelares del valle. En estos contextos se reportan elementosmateriales que nos hablan de otros aspectos sociales de estos grupos como esel caso del hallazgos de numerosos volantes de huso, sellos y pintaderas alinterior de las tumbas, registro que plantean la actividad textil. La cerámicacaracterística de este último periodo muestra una ruptura con la de losperíodos anteriores, se caracteriza por su sencillez y acabados burdos, entérminos generales para el Valle de Aburrá ha sido llamada cerámica Tardía.En los últimos años, tres de los trabajos arqueológicos adelantados en el Vallede Aburrá han reportado valiosa información sobre la arqueología delmunicipio de Girardota en estos se han reportado evidencias arqueológicas enlas veredas El Totumo, Manga Arriba y Las Cuchillas ubicadas hacia el oestede la cabecera municipal; Juan Cojo, El Barro, Jamundí parte alta y parte baja,hacia el sur del casco urbano y las veredas Encenillos, San Diego en la partesureste de la zona urbana, El Incendio, La Matica, loma de Los Ochoa, SanEsteban, Portachuelo hacia el noroeste de la zona urbana y hacia el sectornorte del municipio en las veredas San Andrés, La Palma, El Socorro,Potrerito.9
  10. 10. Bueno, luego de este sencillo resumen, que esperamos haya sido de interéspara todos, procedemos a narrar lo que sucedió en nuestro paseo ecológico.Nuestro paseoAcá vamos en un buscamino hacia Girardotaatraídos por una luzque es de lo más hermosa.Es la luz de la amistadque jamás será apagadapues es amistad de verdadque no se agota con nada10
  11. 11. Al recibir la sonrisade una amiga iluminadanos sentimos en familiay emprendemos la jornadacon la alegría entusiastadel caminante curiosoque se adentra con confianzapor un sendero precioso.11
  12. 12. Acá el grupo baja del bus y se dirige a la parroquia de la Sagrada Familia12
  13. 13. Que la sonrisa que ahora muestraspor todo el tiempo perdurey que ninguna traidora penate entristezca o te perturbe.13
  14. 14. Al caminar en la featraes a padres y amigospues en tu cara se vela fuerza del compromiso.Amistad sin fronterasque se construye poco a pocodejando que los amigosse cuelguen de tus hombros14
  15. 15. Confía en mí, enamorada;acércate a mi regazo.Bien cerquita. No habrá nadaque juntos no venzamos.María Inés, Manuel, Luz Alba, Amparo y su hija, con la V de la vida.15
  16. 16. Los miembros de la comunidad OEAS traen juventud y alegría al paseoJairo, Beatriz, Nury, Nubia y Constanza, cinco comunidades acá representadas.16
  17. 17. Constanza y Ricardo Jairo Arango y ConstanzaManuel y Ricardo Juan Manuel, Claudia y Juan DiegoBeatriz y Constanza Jorge y GloriaPara que no olvidemos este encuentropara que no se pierdan estos momentoslos registramos en imágenesque luego se tornarán en recuerdos.Algún día los reviviremos,algún día los contaremos,con sonrisas de nostalgiapor aquellos idos tiempos.17
  18. 18. A las 10:30 am se celebró una Eucaristía especial para las comunidades EASpor parte del padre John Jairo Yepes, párroco de la sagrada Familia, parroquiade la vereda San Andrés. En ella celebramos los 50 años de matrimonio de,amigos de Juan Diego y Claudia, quienes viven en Cali y nos acompañaron alpaseo con un grupo de familiares.Luego de la Eucaristía nos reunimos en los jardines y prados de la parroquia,para oír con toda atención al Señor Cadavid, habitante de la vereda ehistoriador, quien nos compartió muchos detalles bien interesante sobre estaregión. Esta charla fue organizada por la comunidad Amor del Campo, de lavereda que visitamos.18
  19. 19. La hermosa casa de más de 100 años de antigüedad, donde funcionan las Casa Cural yel centro de servicios de la parroquia de la Sagrada FamiliaLos bellos jardines de la parroquia19
  20. 20. Todo el grupo de paseantes ecológicos muy atentos a las explicaciones del señorFrancisco Cadavid sobre las tradiciones e historia de esta vereda y de Girardota20
  21. 21. Por fin en camino los caminantesa las alturas se dirigen expectantesporque saben que en estas montañeras tierrastienen que hacer el mejor uso de sus fuerzas21
  22. 22. El verde de las montañas antioqueñas da un aliento de frescura a los caminantes,cuyas figuras se riegan por la pradera22
  23. 23. Nos encontramos en el camino una piedra llena de extrañas formas hace pensar enalgún antiguo trabajo indígena, lo cual no sería extraño en esta zona donde se hanencontrado petroglifos.Las autoridades municipales han hecho una bella obra y el camino se torna cómodoantes de llegar al nuevo puente que cruza la quebrada que baña la vereda23
  24. 24. Sorprende en verdad este puente, rico en diseño y en colores, algo poco usual en loscampos colombianos. ¿Seña de mejores tiempos que se acercan poco a poco?24
  25. 25. Ea, vamos caminantescrucen puentes y veredasaprovechen los instantespara tender los puentes EASy crear comunidades abundantes.25
  26. 26. Si el camino se torna difícildeja que tus ojos contemplen el paisajepara que todo se haga más fácilpara que no te canses26
  27. 27. Ya estamos a punto de llegar a la casa de Nelly y Manuel donde vamos a almorzar y apasar un rato de descanso amenizado con la música del grupo Aires del CampoPor fin llegamos a la casa de Nelly y Manuel. Tres de los niños hijos de los miembrosde la comunidad Amor del Campo nos alegran con sus sonrisas.27
  28. 28. Es la hora del almuerzo comunitario, muy merecido, muy agradable.28
  29. 29. Escenas del almuerzo comunitario, de la muy buena asistencia a la actividad yde la integración que se lograLuego del almuerzo, la comunidad Amor del Campo nos tenía dos agradablessorpresas. La primera de ellas fue un delicioso plato de hojuelas con natilla,para todos los asistentes que hicieron la caminata. ¡Qué les parece! Luegotuvimos una presentación musical del grupo Aires del Campo, el cual esdirigido por Manuel Cadavid, integrante de la comunidad.Debemos resaltar y agradecer la acogida tan especial que recibieron lascomunidades EAS de Medellín y sus amigos y familiares asistentes al paseopor parte de los EAS de Girardota. Que el Señor dé ánimo, vida y permanencia29
  30. 30. en los EAS a esta gente tan especial. Que nos inspire a acompañarlos conpersistencia, cariño y fe.Manuel se dirige a los presentes y les comparte sobre el grupo Amor del Campo.En proceso de afinación de instrumentos (guitarra, tiple, bandola)30
  31. 31. A los sones de Amor del Campo, se arma el baile y el grupo pasa momentos muyagradables31
  32. 32. Departiendo Observando y comentandoCelebrando y disfrutando El baile del gallinazoEscenas de compartir y del baile que se armó mientras escuchábamos a Amordel Campo32
  33. 33. Amparo y Nelly en plena danza33
  34. 34. Luego de pasar este rato tan agradable, nos regresamos, no sin antes apreciarel cariño y el compartir que se tuvo durante esta bella actividad. Al bajar,pudimos apreciar, a lo lejos, el hermoso Valle de Aburrá en la zona deGirardota.2- REGALO LITERARIO Y ARTÍSTICODurante el paseo ecológico invitamos a las participantes a escribir sobre lasimpresiones que compartieron con sus compañeros de viaje, a medida que ibaavanzando la caminata desde la parroquia hasta la casa de Manuel y de Nelly.Luis Misas de OEAS lo hizo allí mismo con una tremenda improvisación enverso que fue muy aplaudida. Enrique Posada y Ricardo Sepúlveda noshicieron llegar sus colaboraciones, que a continuación compartimos conustedes.34
  35. 35. De Ricardo SepúlvedaPASEO ECOLOGICOMano amigaque me invita a caminar.Exploramos las verdes montañasen la vereda San Andrés,cuna de indios y morenos.Hoy florece con música y baileel amor del campo.¡Qué bonita acogida!Con el paisaje como marcome sentí cercano al cielo.35
  36. 36. De Enrique PosadaCaminando con Manuel CadavidHombre, don Enrique,le voy a mostrar las cosasque más me gustan de aquícuando camino con genteque se interesa por mí.Mire ese cañaduzaly su tremendo trapicheacá en tiempos de cosechase produce la panelamás dulce de la vereda.Esa piedra llena de huellasno es una piedra cualquieraque los indios la tallaronpara hacer unas ceremoniasque ya se nos olvidaron.Allá en la colina peladase reunían las brujaspara bailar en las nochespreparando unos bebedizospara hechizar a los hombres.Ese árbol gigantescoestá aquí desde hace siglos.A él se arrima el ganadoa protegerse del solcuando está muy alborotado.Y en ese otro montecitoencontraron el entierrode un famosos cacique.Pero de ello no quedó nadapor lo menos eso dicen.Mire el puente nuevoque nos construyó el gobierno.Ha quedado muy bonitoy muy bien construidoaunque no lleve a ningún sitio.En ese terreno peladohabía una casa grande.Pero todo está derrumbadopor peleas de herederosy eso fue lo que heredaron.Este camino nuevoera antes una hondonadaLa rellenaron con piedraquedando bien aplanadopara el bien de la vereda.Esa quebrada que cruzamospor este puente tan lindoes la cosa más hermosaque tiene esta montaña.¡Si no se pone borrascosa!Y esta es mi casa don Enrique,y es la casa de los EASCuando quiera venga y vuelvapara mostrarle más cosasde mi querida vereda.36

×