Recordemos

3,118 views

Published on

En respuesta al Ministro Justicia, que dijo: "Luchamos contra sus papás, no tenemos miedo a sus hijos"

  • Pues no, pero no veo yo por qué tanto interés en negarlo ¿Tienen algún complejo? De todos modos son ellos los que llaman a los demás, con desprecio, franquistas, como si tuviesen patente de santidad.

    Y puede que tangas razón y les tenga manía, no merece la pena discutirlo, pero los muertos son de ambos bandos y yo siempre los he dejado en paz: En las cunetas (de ambos bandos) y en las paredes (también de ambos bandos).

    Así que eso es lo que hay.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Esto me suena a 'pecado original'. Los hijos no son responsables de lo hecho por sus padres a no ser que así lo decidan 'libremente'. Y que hayan prosperado (estudiado o se hayan colocado) durante el franquismo no les hace franquistas. A cada uno lo juzgamos por lo que hace. Y el autor, lamento decirlo, destila odio y tal vez esté a gusto con que las cosas queden como están: unos en tumbas y su nombre en paredes y otros en las cunetas y su nombre se susurra y no se dice en casa. Por favor...
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

Recordemos

  1. 1. RECORDEMOS Página 1 Recordemos (I) Sigamos recordando lo que fue, lo que pasó y por qué sucedió; ya que lanecesidad obliga. Pese al empeño dinerario —entregado a espuertas donde apetece alinconmensurable poder político para su efectiva y ampliada reciprocidad—; pese a laingente movilización propagandística tendenciosa, vergonzosamente unidireccional,falazmente concebida y divulgada; pese al indispensable refrendo político, deformaciones políticas insaciables de beneficios —muchos, tocantes y sonantes— a cortoy medio plazo, de adláteres visibles y asimilados encubiertos de la omnímoda castapolítica que impone y somete, que por indigna acción u omisión cobarde traza, suscribe odicta; pese a tanto y todos, sirvan estas modestas aportaciones documentadas paraavivar la memoria de tantos y, en definitiva, de todos. Hace apenas unos meses, sólo hay que girar un poco la cabeza para recuperarimágenes y sonido, la izquierda gubernamental y aliados suficientemente conocidos, enla antesala de las elecciones generales no de 1933, tampoco de 1936, las de 2008,acudían al llamado de la tensión social (eufemismo por violencia), la agitación social y lamovilización con objetivos preordenados. El recurso al miedo y la algarada que definí a lolargo de una serie de capítulos, con base en la historia, como incitación a la violencia. Ahora corresponde sacar a la palestra la represión de una época a la que secercena de sus años. Parece que a esa misma casta sociopolítica afín al recurso a la“tensión” le sobra el análisis histórico, la documentación y el testimonio de la obra de sus“antepasados”, de sus “progenitores sociopolíticos”. Concluida la infiltración en losÓrganos e Instituciones del Estado ya hace décadas, corresponde ahora “reformar” lahistoria para que sus hojas sólo muestren escrita una cara; y que esta escritura seafavorable a los objetivos inmediatos tanto como a los mediatos. Obviamente, cada cual esgrime las armas que mejor domina, que más al alcancetiene o, sencillamente, de las que dispone. Ese es el cometido de este y los sucesivosescritos, compendio de análisis y documentación, con fecha en el prólogo, y en cadadocumento, pero aún sin fechar el epílogo. Hay tanto que exponer, y tan terrible. Despacio, con elocuencia, hable la Historia también desde esas páginasocultadas o suprimidas o casi, casi, eliminadas. Podrían hablar y aún con mayorelocuencia, con enorme tragedia, las imágenes de ese tiempo pretendidamente borradode este presente adocenado, de versiones oficiales y pensamiento único en pos de launiformidad que garantiza el poder; sin embargo, me he propuesto no hacer aportegráfico alguno; quien desee buscarlo lo encontrará. Cedo la voz a sus protagonistas y escuche quien quiera. “Los más vulgares delitos comunes han ascendido a la categoría de delitospolíticos. Se roba y se asesina en nombre de una idea. Con mostrarse afectos loscriminales al régimen, han gozado de la condición de delincuentes políticos. En cambio,los delincuentes políticos no han sido tratados como criminales, con el beneplácito de losgobernantes... Es una farsa trágica la dictadura del proletariado. En el fondo esadictadura es una dictadura burocrática de una pequeña parte del proletariado. Losdirectivos sólo procuran apoderarse del bombo de esta lotería de la revolución, y mejoraún, para no esperar los azares de la fortuna, antes del sorteo se alzan con el dinero delos premios”. (Jacinto Benavente, Discurso en Málaga, mayo de 1935).
  2. 2. RECORDEMOS Página 2 “Delitos cometidos en España desde el 16 de febrero hasta el 15 de junio de 1936—La llamada ‘Primavera trágica’. En síntesis: 269 muertes violentas; 1.287 heridos enincidentes; 160 iglesias destruidas totalmente; 251 asaltos a templos, incendiossofocados, destrozos e intentos de asalto rechazados; 215 agresiones personalesfrustradas o cuyas circunstancias no constan; 138 atracos a mano armada consumados;23 tentativas de atracos rechazados; 69 centros particulares y públicos destruidos conexplosivos; 312 centros públicos y privados asaltados y saqueados; 113 huelgasgenerales; 228 huelgas parciales; 10 periódicos totalmente destruidos; 33 asaltos aperiódicos, destrozos e intentos de asalto rechazados; 146 bombas y petardos; 78bombas y petardos recogidos sin explosionar”. (José María Gil Robles (CEDA), Memoriade sucesos expuesta en el Congreso, julio de 1936). “Lo primero que tendremos que hacer es desarmar al capitalismo. ¿Cuáles sonlas armas del capitalismo? El Ejército, la Guardia Civil, los guardias de Asalto y, en lugargeneral, la Justicia. Y en su lugar, ¿qué? Esto: armamento general del pueblo. Elcomunismo es la evolución natural del socialismo, su última y definitiva etapa. El triunfoserá nuestro. No hay hoy en España un solo oficial del Ejército que se atreva a salir a lacalle para desenvainar la espada e imponer un régimen contrario al marxismo. Lareacción sería tremenda y aplastante, porque hoy, en España, las masas estánorganizadas de manera que es difícil, casi imposible, incluso en un régimen de fuerteautoridad mantenida y asegurada por el Ejército, destrozarlas e impedirlas manifestarse.Si ganan las derechas, tendremos que ir a la guerra civil”. (Francisco Largo Caballero(PSOE), Mitin en Alicante, 27-1-1936). El buque Vizcaya de la compañía Ybarra, fue convertido en cárcel de fortuna en elpuerto sevillano durante la revolución roja del verano de 1931. “El primer verano rojo enSevilla la roja”, según los revolucionarios. El balance de víctimas ese verano en la prisiónflotante fue de 22 muertos y más de un centenar de heridos. República de obreros y campesinos de Asturias Trabajadores: El avance progresivo de nuestro glorioso movimiento se va extendiendo por todaEspaña; son muchísimas las poblaciones españolas en donde el movimiento estáconsolidado con el triunfo de los trabajadores, campesinos, obreros y soldados. Establecidas y aseguradas nuestras comunicaciones interiores, se os tendrá alcorriente de cuanto suceda en nuestra República y el resto de España. Instaladas nuestras emisoras de radio, las cuales en onda corriente y en ondaextra corta, os pondrán al corriente de todo. Es preciso el último esfuerzo para la consolidación del triunfo de la Revolución. El enemigo fascista se va rindiendo así como se van entregando los componentesmercenarios con su aparato represivo, fusiles, ametralladoras, cartuchería, proyectilesvarios (que no podemos señalar) para que no se conozca del material de combate deque disponemos, ha caído en nuestras manos. Las fuerzas del ejército de la derrotada República del 14 de abril se baten enretirada y en todas nuestras avanzadillas se van sumando los soldados para enrolarse anuestro glorioso movimiento.
  3. 3. RECORDEMOS Página 3 ¡Adelante trabajadores, mujeres, campesinos, soldados y milicianosrevolucionarios! ¡Viva la República independiente obrera y campesina de Asturias! ¡Viva larevolución social! (Comité revolucionario de Asturias, Proclama, 12-10-1934). El golpe de estado revolucionario secesionista, organizado por los socialistas delPSOE y la UGT y los nacionalistas-separatistas de la Esquerra Republicana deCatalunya (ERC), con Indalecio Prieto (PSOE) y Lluís Companys (ERC) a la cabeza, “laprimera batalla de la guerra civil”, causó en toda España 1.335 muertos y 2.951 heridos.La anarquista CNT se unió excepcionalmente a ellos, y el comunista PCE, siguiendo lasinstrucciones del Komintern (la Internacional comunista), se incorporó en el últimomomento de la conspiración y tomó el mando. “La OGPU (Directorio político del Estado ruso, policía secreta originada en laschecas soviéticas) tenía en España sus prisiones especiales y una organización nutrida yeficiente. Sus unidades llevaban a cabo asesinatos y secuestros. Llenaba los calabozosclandestinos y hacía incursiones volantes. Funcionaba, por supuesto, con independenciadel Gobierno legal. El Ministerio de Justicia no tenía ninguna autoridad sobre la OGPU,que constituía un imperio dentro de un imperio. Era un poder ante el cual algunos de losmás altos funcionarios del Gobierno Largo Caballero temblaban. La unión soviéticaparecía tener un asidero en la España leal como si fuera ya una posesión soviética”.(General Válter Krivitski (nacido Samuíl Ginsberg, militar y espía soviético, agente delGRU, directorio de inteligencia), In Stalin’s Secret Service, comisionado por la URSS enEspaña durante la II República y la guerra civil). La facción catalana de las Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas contaba afinales de 1936 con 8.352 asesinatos “en su haber”. Tras el fracaso del alzamiento militar en Cataluña, Lluís Companys, (ERC)presidente de la Generalidad de Cataluña, de acuerdo con los dirigentes de su partido,establece una coalición con los anarquistas de la CNT para prescindir del gobiernocentral instaurando por la vía de los hechos un régimen desligado de la Repúblicaespañola. El terror que despliegan los milicianos se ve respaldado legalmente porCompanys, que el 23 de julio de 1936 promulga lo siguiente: “La rebelión fascista ha sidovencida por el heroísmo popular y el de las fuerzas locales. Precisa, pues, acabar deaniquilar en toda Cataluña los últimos núcleos fascistas existentes y prevenirse contra losposibles peligros de fuera. Por tanto a propuesta de la presidencia, y de acuerdo con elConsejo Ejecutivo, decreto lo siguiente: 1.º Se crean las milicias ciudadanas para ladefensa de la República y la lucha contra el fascismo y la reacción. 2.º En toda Cataluñase constituirán los Comités locales de defensa que deberán obrar de acuerdo con elcomité central”. La actuación de esos comités y milicias, tuvo como resultado el asesinato enCataluña del citado número de personas durante 1936, según estimaciones del propioCompanys y el destacado miembro de ERC, Jaime Miravitlles. El número de ejecucionesfue tan elevado en las primeras semanas, y la represión tan brutal, que el propioCompanys tuvo que protestar ante el Comité Central controlado por los anarquistas JoanGarcía Oliver —consejero de la Generalidad y posteriormente Ministro de Justicia en elgobierno central presidido por Largo Caballero— y Joan Peiró Belis —que ocupó lacartera de Industria también en el gobierno central. En noviembre de 1936, Companys disuelve la Oficina Judicial controlada por la
  4. 4. RECORDEMOS Página 4CNT sustituyéndola por los Tribunales Populares, que fueron creados en el mes deoctubre. La relación simbiótica de la Ezquerra Republicana de Catalunya (ERC) deCompanys con el anarquismo finalizó en abril de 1937, fecha en que los comunistas delPartido Comunista (PCE), muy fortalecidos por la importante presencia militar y políticasoviética en España, pretendían dominar al resto de organizaciones obreras y losresortes de poder de la República. En Cataluña los comunistas coaligados con socialistasen el PSUC (Partido Socialista Unificado de Cataluña, fundado en julio de 1936)pretendían acabar con el dominio de los anarquistas. Durante los meses de marzo y abriltuvieron lugar frecuentes secuestros y asesinatos entre miembros de las organizacionesizquierdistas enfrentadas. Companys, barruntando el cambio de vientos, se alía con loscomunistas y permite que la Generalidad practique numerosas detenciones deanarquistas tras el asesinato del líder del PSUC, el comunista Roldán Cortada, el 25 deabril. El 3 de mayo los comunistas, con el beneplácito de Companys, ocupan el edificiode Telefónica de Barcelona, baluarte del anarquismo y por tanto autentica provocación,que desemboca en un levantamiento armado de la CNT (Confederación Nacional deTrabajadores) y el POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista), que es sofocado enpocos días. La represión posterior, que se hace especialmente cruenta entre losmiembros del POUM, incrementada tras el ascenso de Juan Negrín a la jefatura de laRepública, añade 500 asesinatos más en suelo catalán permitidos por el gobierno deCompanys. La represión queda atemperada durante los años 1937 y 1938, paraincrementarse nuevamente en 1939, con una cifra en torno a las 2.300 víctimasasesinadas más en Cataluña, a las que hay que sumar las 8.352 precedentes. Total,aproximado, 10.652 asesinatos. (César Alcalá, obras: Persecución en la retaguardia,Actas, Las checas del terror, Libros libres y Estudios sobre la represión en Cataluña entre1936 y 1939, Varias publicaciones). La influencia soviética fue una constante en la vida sociopolítica de la República:mítines, pasquines, carteles inundaron las calles españolas de propaganda comunista. A partir de octubre de 1934, se intensifica la campaña de prensa y la edición depublicaciones comunistas en España. Durante el VII Congreso Internacional del Komintern (Internacional comunista oTercera internacional), celebrado en 1935, el delegado español, García, informó que elPartido Comunista español, sin contar con los periódicos antirreligiosos o de educaciónsexual, editados por la Liga de los Sin Dios, disponía ya de 55 órganos de prensa. Comoestos resultados se consideraron insuficientes se decidió aumentar más la ayudafinanciera a la prensa comunista española. El “Mundo Obrero” pasó a ser un periódicodiario y triplicó la tirada. En aquella reunión, otro delegado español, Ventura, manifestó:“Implantaremos un régimen de terror implacable y exterminaremos la burguesía” Producto de esta determinación propagandista y de adoctrinamientogenerosamente subvencionado, Ediciones Edega lanzó una “biblioteca leninista” conobras de Stalin, Koylenco, Grinko y Molotov. Ediciones Europa recibió 200.000 pesetasde la época para publicar y divulgar: Los fundamentos del leninismo, de Stalin; El FrentePopular Internacional, de Dimitrov y El Estado y la Revolución, de Lenin. Contando conestos recursos soviéticos, se pusieron a la venta, a precios irrisorios y con gran aparatopublicitario, una serie que contenía entre otras obras: La teoría de la Revoluciónproletaria, de Stalin; La revuelta armada, de A. Neuberg; El Ejército rojo, de Koch. Las
  5. 5. RECORDEMOS Página 5ediciones Bergara difundieron cientos de miles de ejemplares de: El catecismocomunista, Los fundamentos de la República comunista española, El pueblo contra lapolicía y otros del mismo estilo. La casa editorial Castro procedió al lanzamiento de CristoRojo, de Juan García Morales. La publicidad, la acción propagandística, históricamente ha sido utilizada por laizquierda como la mejor arma previa, simultánea y posterior al armamento convencional. Recordemos (II) Sigamos recordando lo que fue, lo que pasó y por qué sucedió; ya que lanecesidad obliga. Esta entrega incluye, entre otros capítulos, más muestras del recursopropagandístico, la génesis del Frente Popular (un objetivo comunista desarrolladoelectoralmente por Azaña), la manipulación comunicativa y el perverso engaño tendentea reescribir la Historia a conveniencia y el ideario programático del socialismo en el año1934. La Rusia soviética ganó la calle La influencia soviética fue una constante en la vida sociopolítica de la IIRepública. Mítines, pasquines, carteles, inundaron las calles españolas de propagandacomunista. El filósofo, académico y sociólogo Julián Marías (artículos en ABC, 29 de marzode 1984 y 16 de enero de 1997), ha denunciado la falsificación del pasado y la calumniade España. Escribe: “Se está contando a los españoles, con todos los recursos del Podery de las técnicas, lo que han hecho y lo que les ha pasado de una manera irreconocible.Lo que me sorprende más es la escasez y pobreza de las defensas sociales contra esafalsificación. Podría pensarse que después de haber mostrado la guerra desde laperspectiva de los que la ganaron, ahora se la ve desde el punto de vista de los que laperdieron. Pero no es así. La visión que se está dando es particularmente desfiguradoradesde la perspectiva republicana. Claro que hay antecedentes: Stalin hizo quedesapareciera Trotsky de la admirable película Octubre de Eisenstein”. Afirma: “No seabrirá de verdad el horizonte de España mientras no haya una decisión de establecer elimperio de la verdad, la exclusión de la mentira”. El “Socorro Rojo Internacional” Algunos periódicos nacionales se hicieron eco durante 1935 de las actividades delSocorro Rojo Internacional, que coaccionaban a los ciudadanos a la entrada y salida delas ciudades, en las tiendas y comercios, provocando incidentes que llegaron a serdenunciados en las Cortes por José Calvo Sotelo y José María Gil Robles. Los obrerosdel campo, antes de salir a sus faenas, eran adoctrinados en las “Casas del Pueblo”. Losagentes del Orden Público custodiaban a los guardagujas y cacheaban a los viandantespara evitar el traslado de armas blancas y de fuego. Actos sacrílegos y petardos ybombas amedrentaron a la sociedad. Los niños en las colonias escolares fueronutilizados y adoctrinados por el marxismo. (Diario de Sesiones de las Cortes, años 1934 y1935. Nicolas Salas, La otra memoria histórica, Ed. Almuzara, 2006)
  6. 6. RECORDEMOS Página 6 El servicio de tranvías fue el principal objetivo revolucionario en todas lascapitales a partir de 1934. El Gobierno tuvo que emplear a la Guardia Civil, los Guardiasde Asalto e incluso el Ejército para asegurar en lo posible la libre circulación de losvehículos para el transporte público. Los obreros que no secundaban las huelgas eran acosados, perseguidos y enúltima instancia asesinados por los piquetes. Desde agosto de 1936 hasta final de 1939, el Gobierno Nacional publicó unadecena de documentos titulados Avance del informe oficial que acumulan centenares defotografías y miles de nombres de personas asesinadas por los milicianos del frentePopular, que no se incluyeron en la Causa General de 1940. Prácticamentedesconocidos, estos Avances constituyen la base documental más completa de loshorrores de la guerra civil en la retaguardia. La formación del Frente Popular El primer documento conocido sobre el germen que propició el Frente Popularestá fechado el 12 de abril de 1935. Reunidos y de acuerdo los representantes de lassiguientes tres formaciones políticas; por Izquierda Republicana, Manuel Azaña; porUnión Republicana, Diego Martínez Barrio; por el Partido Nacional Republicano, FelipeSánchez Román (este último luego no participó en el Frente Único de febrero de 1936). Posteriormente, ante la desunión de la izquierda, que imposibilitaba el FrenteÚnico propuesto por Partido Comunista de España, la iniciativa electoral de ManuelAzaña fue decisiva; pues socialistas, comunistas y cenetistas (anarquistas de la CNT-FAI) dejaron muy claro que aceptaban una propuesta de unidad presentada por IzquierdaRepublicana. Lo que evidencia el carácter marxista y por ende revolucionario del FrentePopular. Meses antes de que George Dimitrov planteara en el VII congreso de laKomintern (Internacional comunista) el sistema de alianzas denominado “frentespopulares” para que los comunistas alcanzaran el poder —sin despertar excesivasreticencias, y una vez en él y desde él erigirse como partido preeminente y al cabo únicoimponiendo el bolchevismo, el sóviet, en todos los ámbitos y sobre todos losciudadanos—, en el verano de 1935 en España ya se avanzaba en el proyecto. Peroante la desunión de la izquierda que hacía inviable este Frente Único propuesto por elPCE, la iniciativa electoral como vía de convergencia y alianza para las elecciones de1936 propuesta por Manuel Azaña fue decisiva para la consolidación de los objetivoscomunistas. Uno de los hechos más curiosos del Frente Popular en España es que cadaformación política llevaba su programa electoral por separado, incluso contradictorio(teóricamente contradictorio, pues la intención de asegurarse el poder era compartida) enasuntos que se suponen fundamentales y característicos de cada orientación política. De la veintena de agrupaciones políticas o partidos que firmaron el pacto para elFrente Popular únicamente tres eran republicanos: Izquierda Republicana, UniónRepublicana y Esquerra Republicana de Catalunya; uno era católico conservador, elPartido Nacionalista Vasco; el resto marxistas y anarquistas: Partido Socialista ObreroEspañol, Unión General de Trabajadores, Partido Comunista de España, Socorro RojoInternacional, Juventudes Comunistas, Confederación General de Trabajadores,
  7. 7. RECORDEMOS Página 7Federación Anarquista Ibérica, Confederación Anarquista Ibérica, Confederación Generaldel Trabajo Unitaria, Juventudes Libertarias, Federación Sindicalista Libertaria, BloqueObrero y Campesino, Partido Sindicalista Español, Comités Antifascistas, Solidaridad deObreros Vascos y Estat Catalá. El Frente Popular en España estuvo vinculado a la Internacional Comunista através de la Sección Española, es decir, el Partido Comunista de España, de quiendependían los Amigos de la Unión Soviética y diez comités dirigidos por el Buró Político,que extendían sus redes por la sociedad española. El organigrama implantado por laInternacional Comunista en España era un modelo de eficacia organizativa que alcanzósus objetivos a no tardar. La matanza de Granja de Torrehermosa Episodios como el acaecido en la localidad pacense de Granja de Torrehermosael 24 de septiembre de 1936, atroz donde los haya (y muchos hubo antes y después),quizá hubiera quedado como tantos relegado a la memoria de los descendientes de lasvíctimas de no ser por un hecho consustancial a la manipulación, la ideologización y elengaño propiciado por la perversión política y sus anejos intereses. En el programa de Televisión Española titulado España en guerra, emitido elmiércoles 27 de mayo de 1987, la matanza de las familias Gala y Llera, y allegados, endicha localidad extremeña, fue presentada como obra represiva de las tropas nacionales.El engaño —plenamente intencionado a mi juicio— fue descubierto por supervivientes delas familias citadas con dolor y estupor. Descubierta la manipulación —para mí mentiraconsciente— y los autores del programa, el diario ABC publicó el 31 de mayo de 1987 lasfotografías de la matanza y los datos correctos: “España en guerra: una manipulación constante de la Historia. El pasadomiércoles TVE ofreció en su programa ‘España en guerra’ un capítulo cuajado detendenciosidad, manipulación y partidismo, como todos los anteriores. Con ser gravesmuchas de las afirmaciones que allí se hicieron sobre la vida cultural en ambos bandosde la España dividida por la contienda, lo peor fue ofrecer a los espectadores unasfotografías pavorosas de unos asesinatos de mujeres y niños achacándoselos a lastropas de Franco. Los menguados supervivientes de aquella matanza reconocieron, condolor y estupor, a los suyos. Los que aparecían asesinados por la represión franquista noeran otros que los miembros de una ilustre familia de Granja de Torrehermosa (Badajoz),que fueron brutalmente masacrados en su domicilio por milicianos del Frente Popular el24 de septiembre de 1936. En la matanza cayeron desde el abuelo, (su nombre), desetenta y ocho años, hasta su nieta de dos años, (su nombre), y así hasta catorcemiembros de la familia, amén de las dos sirvientas y una hija de la costurera de onceaños. Los hombres jóvenes de la casa (tres nombres), ya habían sido asesinadossemanas antes. El asunto, a más de tendencioso, es estremecedor. Junto a estas líneasofrecemos algunas de las imágenes de aquella brutal matanza que obran en poder de lafamilia y que ahora son bochornosamente manipuladas por los que dicen ofrecer ‘unprograma objetivo’ de la guerra de España”. Gran parte de los cadáveres fueron amontonados en un corral cercano alcementerio después de ser acribillados a balazos y rematados con hachas. El informe forense redactado tres días después de la matanza indica:
  8. 8. RECORDEMOS Página 8 “Durante el tiempo que estuvo este pueblo en poder de los rojos, se cometierontoda clase de desmanes, calculándose aproximadamente en un total de treinta y cincohombres, once mujeres y dos niñas las víctimas de la barbarie marxista. Los templosfueron saqueados y destrozadas las imágenes y objetos de culto, con cuyos restoshicieron hogueras. Todos los domicilios de personas de orden fueron objeto de saqueos,llevándose los rojos dinero, joyas y enseres y, destrozando lo restante. Igual sucedido enel cementerio, donde fueron profanadas numerosas tumbas”. El informe médico pericial sobre los cadáveres insepultos hallados a las puertasdel cementerio (y de los que se insertan fotografías), lo firman y certifican los doctoresCarlos J. Derqui y Goyena, Manuel Reyero Trulías y José Reyero Trulías, y expresan laveracidad del examen forense: No lo publico dada la crudeza de la exposición, absolutamente aséptica por loprofesional (estudié medicina legal, por lo que avalo el informe en cuanto a su redacción).Y no quiero presentar aquí lo que consta en documentos oficiales, donde procede, ypublicado en obras de consulta y periódicos, para necesaria divulgación, que el lectorpodrá encontrar si se lo propone. Pero resumo la descripción de los cadáveres —sin identificarlos como hombre,mujer o niña ni detallando cada análisis individual— y las causas de la muerte: heridas debala, heridas por hacha, heridas por instrumento cortante y pesado, fracturas craneales,fracturas de brazos y antebrazos, magulladuras, contusiones, signos de violación,intentos de violación, ensañamientos, hundimientos de la bóveda craneana,desarticulaciones completas de la cabeza, exoftalmias y desgarros. Los propios detenidos fueron obligados por los milicianos, antes de asesinarlos, acavar una fosa conjunta; aquéllos que se salvaron por la cercana presencia de las tropasnacionales y la huida consiguiente de los milicianos, mostraron el lugar donde iban a serarrojados sus cuerpos y la localización de los ya asesinados. (ABC, 31 de mayo de 1987.Nicolás Salas, La otra memoria histórica, Pág. 109 y ss. Segundo avance del informeoficial sobre los asesinatos, violaciones, incendios y demás depredaciones y violenciascometidos en algunos pueblos del Mediodía de España por las hordas marxistas alservicio del llamado Gobierno de Madrid (julio, agosto y septiembre, 1936), ServicioHistórico Nacional. Expresé en el prólogo de la 1.ª entrega de esta recopilación documental que noofrecería fotografía alguna. En las fuentes indicadas aparecen, para quien desee ampliarla información (y que su estómago lo soporte). Quede constancia y esa es mi intención,no sólo de la acción criminal sino también de la ocultación, el engaño y el fraude históricotendencioso de la “nueva historia”, de la “versión oficial”. Es, lamentablemente, unejemplo entre mil. El programa revolucionario socialista (enero de 1934) Diez puntos. 1-: “Todas las tierras de España se declararán propiedad del Estado” 2-: “Se procederá a la captación de la mayor parte posible del ahorro nacionalpara, asegurándole un interés prudencial, invertirlo en la pronta realización de esas obrashidráulicas con las cuales se facilitará de momento trabajo a bastantes millares deobreros y quedaría garantizado el próximo asentamiento en excelentes condiciones deuna masa considerable de labradores, quedando en hipoteca todas las tierras repartidas
  9. 9. RECORDEMOS Página 9que, como las demás y en virtud de la propuesta del Art. 1. de este programa, habrán deser objeto de incautación por parte del Estado” 3-: “Reforma radical de la enseñanza pública. De esta forma la Universidad tendrácerrado su acceso a quienes actualmente pululan en ella” 4-: “No existiendo en España una religión disidente de potencia bastante paramantener en su rivalidad con la Iglesia católica el mínimo de libertad de concienciaexigible a un pueblo civilizado y siendo notorio el atraso bárbaramente intransigente delos católicos españoles que conduciría al mantenimiento del fanatismo religioso pese a laseparación de la Iglesia y el estado y de las leyes laicas hasta ahora votadas por laRepública, procede la disolución de todas las órdenes religiosas y la incautación de susbienes, más la expulsión del territorio nacional de los miembros de aquellas que por supasada actuación se considerasen más peligrosas para las nuevas instituciones” 5-: “Disolución del Ejército y reorganización inmediata del mismo a base de lareducción de sus contingentes, de la separación de todos los generales, jefes y oficialessin más excepción que quienes hubiesen revelado sin tibieza su adhesión al régimen ydado paso incluso a los más relevantes puestos de mando en forma democrática aquienes a partir de su ingreso en filas como soldados hubiesen demostrado lasnecesarias condiciones de capacidad, haciendo en suma que según la frase deNapoleón, pueda ir en la mochila de cualquier soldado el bastón de mariscal” 6-: “Disolución de la Guardia Civil y reorganización de todos los institutos armadosal servicio del estado sobre las mismas bases democráticas diseñadas para reformar alEjército. Núcleo principal de estos institutos sería una milicia reclutada exclusivamente ypreponderantemente entre los afiliados a las organizaciones que realicen latransformación apuntada en este programa” 7-: “Modificación esencial de todos los órganos de la administración pública yseparación de todos aquellos que por ser desafectos al régimen lo sabotearan en una uotra forma” 8-: No siendo de momento conveniente realizar en la mayor parte de la industriaespañola modificaciones esencialmente socializadoras, el programa en este aspectoquedaría por ahora limitado a la mejora de los trabajadores y a ofrecerles la capacidad decontrol de las empresas” 9-: “Reforma de nuestro sistema tributario” 10-: “Todas las medidas derivadas de los puntos enunciados en este programaserían implantadas inmediatamente mediante decretos” (Autor y ponente del documentoIndalecio prieto. Trascrito en Guerra y revolución en España I, Pág. 52 y ss. Publicaciónoficial del PCE. Los paralelismos con la situación —quizá habría que decir ordenación— actual enEspaña saltan a la vista: intervencionismo, depuraciones, supresiones, adaptaciones; niIglesia, ni Ejército, ni Fuerzas de Orden Público, ni empresarios, ni inteligencia y criterioen la educación. Un calco esmerado adecuado al presente social.
  10. 10. RECORDEMOS Página 10 Recordemos (III) Recordemos lo que fue, lo que pasó y por qué sucedió; ya que la necesidadobliga. Esta entrega ofrece una panorámica, muy genérica, de la actuación sistematizaday criminal de las diversas milicias de las formaciones políticas, y organizaciones afines,integradas en el denominado Frente Popular. El poder de las milicias del Frente Popular El diputado socialista Juan Simeón Vidarte —que desempeñó el cargo desubsecretario de Gobernación durante la guerra— aseguraba a Santiago CasaresQuiroga —cofundador e integrante destacado de Izquierda Republicana, otro de losimpulsores del Frente Popular y Presidente del Consejo de Ministros en las primerashoras del Alzamiento cívico-militar de julio de 1936, sustituido al cabo por Diego MartínezBarrio y este a su vez por José Giral el día 19 de julio— que los socialistas del PSOEdisponían de mandos y organización para que la medida de armar al pueblo —concedidapor el gobierno de José Giral, de la azañista Izquierda Republicana— no condujera a unasituación de inseguridad y desórdenes. Mentira. Con miles de activistas transformados en hombres armados, las milicias delFrente Popular se convierten en un poder de hecho y su objetivo, en pura mentalidadrevolucionaria, será la aniquilación del enemigo político en la propia retaguardia. EnMadrid, tras la toma del Cuartel de la Montaña, el día 20 de julio, los asaltantes habíanobtenido 100.000 fusiles; es decir, más fusiles que combatientes. Desde el día anteriorfuncionaban ya cinco unidades de milicias organizadas —llevaban cinco añospreparando con carácter revolucionario al estilo soviético sus milicias estas formacionespolíticas—, pero ni los socialistas ni los anarquistas las movilizaron para el combate. Sólolas milicias comunistas estaban dedicadas al esfuerzo de guerra. De hecho, hasta el 27de septiembre de 1936, ya con la ciudad de Toledo y su emblemático Alcázar en manosNacionales, no se movilizará militarmente a las milicias socialistas y anarquistas. ¿Qué hacían hasta entonces? Dedicarse a la represión —su gran deseo yexperiencia—. Exactamente lo mismo acaece en Barcelona: en las columnas de mandoanarquista que avanzan sobre Aragón militan 18.000 milicianos y 4.000 soldadosregulares, pero en Cataluña su gobierno —sumado al del Frente Popular— dispone de100.000 fusiles. ¿Qué se hacía con los 78.000 fusiles que no fueron al frente? Matar“fascistas”, en versión de quienes cometían los crímenes, dedicados en cuerpo y ansia ala caza. (Entre otras fuentes: Ricardo de la Cierva, Historia de la II República y la guerrade España 1936-1939, Ed. Fénix. José Manuel Martínez Bande, Los años críticos, Ed.Encuentro. José Javier Esparza, El terror rojo en España, Ed. Áltera A la caza de la persona Continúa la persecución y consiguiente eliminación iniciadas en ámbitos socialesdeterminados en el año 1931; ahora, a partir del verano de 1936, generalizándoseincrementada la saña y la codicia. Es una cacería mayor, sistemática y permitida —consentida, tolerada, encubierta en su primera fase—, cuya pieza es la persona elegidapara ser cobrada y en no pocas ocasiones expuesta al público goce. Aunque laspersecuciones y las matanzas se ejecutan al margen de la estricta orden de lasInstituciones del Estado, no es ciega ni desorganizada.
  11. 11. RECORDEMOS Página 11 Las bandas de milicianos nacen de las agrupaciones locales o de barrio de lospartidos de izquierda, así en las grandes ciudades como en las pequeñas localidades; suviolencia se dirige muy concretamente hacia enemigos identificados de antemano por laprensa y por los líderes revolucionarios. En función de esos enemigos es posibledescribir tres líneas de acción en el Terror: La primera, de clase: aniquilación de aristócratas, de religiosos, de burgueses yde empresarios, comerciantes y propietarios agrícolas sin distinción del tamaño o númerode empleados de la empresa, comercio o propiedad. La segunda, política: persecución y muerte de los enemigos políticos en unancho marco que va desde los partidos falangistas, tradicionalistas o monárquicos hastalos republicanos de derecha, de centro e incluso contra aquellos que se habíanmanifestado opuestos al Alzamiento cívico-militar; y, por supuesto, contra los significadoscomo católicos cuya fe era vista por las milicias como una actitud antirrepublicana o, ensu jerga tan ignorante como sectaria, “fascista”. La tercera, motivos y decisiones individualizadas propias de las guerras civiles:querellas personales que se saldan al amparo de la fiebre de sangre desatada en lasretaguardias. En pocos días caen asesinadas miles de personas en toda España.Especialmente en las zonas rurales o en ciudades pequeñas donde todo el mundo seconoce y es difícil escapar o esconderse, el inicio de la guerra actúa como detonanteinmediato del crimen. Las milicias frentepopulistas diversificadas por formacionespolíticas y sindicales acuden a buscar al cura, al notario, a la “gente de orden”, al católicoo al guardia civil. Las víctimas son asesinadas sin mayor trámite, con alguna frecuenciajunto a sus propias familias. Pero si esto es así en el campo, las víctimas no están másseguras en las grandes ciudades donde las milicias, muy numerosas en integrantes —yrespaldo de dirigentes políticos de varias nacionalidades y activistas sindicales— y bienarmadas, actúan con entera libertad —y aplauso de los citados. Ha comenzado el ritual de los “paseos”: la víctima es detenida —cazada— ensu domicilio, empujada o arrojada a la visión pública de quienes aguardanconstantemente al acecho —delatores, espías, simples arribistas del poder instituidodesde tales fundamentos—, paseada por las calles a pie o en vehículo y conducida a unacárcel improvisada, a la checa de unas siglas perfectamente reconocibles o a un lugarcualquiera —una carretera, una zanja previamente habilitada para contener cadáveres,las tapias de un cementerio, un descampado cerca o lejos del núcleo urbano, unembalse, río o pozo, donde es asesinada con parafernalia de mofa y befa las veces queasí se dispone por el grupo o escuadrilla —la del amanecer, por ejemplo— criminal. Lasprisiones improvisadas en conventos, escuelas o dependencias municipales pronto severán atestadas; en miles de casos serán la antesala de la muerte. Desde muy prontoreciben el nombre de checas, al estilo soviético —espejo en el que se miran quienes asíproceden y así obedecen a los asesores soviéticos, agentes comunistas de diversasnacionalidades. Es un rosario de crímenes que se extiende por toda España. La mecánica essimple e idéntica: las milicias del Frente Popular, armadas por expreso designio de losdirigentes políticos componentes del gobierno frentepopulista, aplican su violencia sobrelas personas señaladas como enemigas, mientras las instituciones formales de OrdenPúblico asisten al proceso mirando para otro lado o desde la impotencia, en contadoscasos, o desde la complicidad.
  12. 12. RECORDEMOS Página 12 Cientos de personas sufren este acoso y expeditiva resolución contra sus vidaspor parte del Terror instituido. Poca resistencia puede ofrecer la mayoría de las víctimaso potenciales víctimas, generalmente inermes, a un enemigo omnímodo, consciente desu adquirido poder desde el que intensifica la práctica de la represión y el exterminio —también genocida. (Explicitado por toda fuente solvente oficial y particular, documentada,contrastada, corroborado por el aporte testifical de encausados, arrepentidos, liberados ysobrevivientes de la época). Las cifras de las dos últimas semanas de julio de 1936 Reveladoras las cifras del Terror en tan breve espacio de tiempo. En Madrid sonasesinadas 726 personas; en Aragón, 488; en Cataluña, 730; entre Murcia, Valencia —Comunidad valenciana, hoy— y Baleares, 467; en Andalucía, 478; en Extremadura, 67;en La Mancha —Castilla-La Mancha, hoy—, 409; en Asturias, 218; en Santander —Cantabria, hoy—, 44; en las Provincias Vascongadas —País Vasco, hoy—, 79. La extinción del Orden Público en la zona frentepopulista —que luegodenominarían roja los impuestos en el gobierno y que la historiografía presente seobstina tendenciosamente en calificar de “republicana”, como si el resto de España y laEspaña que se iba liberando del Terror rojo-frentepopulista no fuera una República— esun hecho. Las Instituciones legales de la II República carecen de medios para frenar elbarrido de crimen y violencia, si e que hubieran deseado poner fin a la barbarie; pues elcrimen y la violencia están siendo ejercidos por las milicias de los partidos yorganizaciones que sostienen el Gobierno de la República, milicias a las que el Gobiernoha armado y que, constituidas en comités de salud pública o bajo cualquier otradenominación, se han lanzado al exterminio del rival o el envidiado o el superior o elconsiderado enemigo por lo anterior, por su sentimiento nacional, por su previa actividadpolítica o social. (Ángel David Martín Rubio, Paz, piedad, perdón... y verdad, E. Fénix.Causa General, obra en extracto publicada por la Ed. Akrón. Pío Moa, Los crímenes de laGuerra Civil, La Esfera de los Libros. Ángel David Martín Rubio, Los mitos de larepresión, Grafite Ediciones. Ramón Salas Larrazábal, Pérdidas de la guerra, Planeta.Ramón Salas Larrazábal, Los datos exactos de la Guerra Civil, Ed. Rioduero. Y registrosoficiales dados a conocer en publicaciones especializadas). Testimonio de Honorio Manso Rodríguez, médico forense del Juzgado deInstrucción de Gijón, distrito de Oriente “Y así seguimos un día y otro día, encontrándonos al acudir todas las mañanas aldepósito judicial con verdaderos montones de cadáveres. El día 14 de agosto —de1936— con 91 cadáveres, el 21 del mismo mes con 142, el día 27 con 32, el 28 con 20,el 30 con 47, el 6 de septiembre con 25, y otros muchos días con cifras superiores a 10cadáveres. Todavía no constituyen la totalidad de las personas asesinadas en Gijón,pues una tercera parte, o más, de los asesinados fueron arrojados al mar. Por último sedio orden terminante de que no fuesen conducidos más cadáveres al depósito judicial,sino que fuesen llevados directamente al cementerio”. (Ángel David Martín Rubio, Paz,piedad, perdón... y verdad, p. 330. Archivo Histórico Nacional, Causa General, legajo1.338). Testimonio del abogado García Torres, ejerciendo su cometido en la zonafrentepopulista —dícese hoy republicana—, informa sobre la sitación en Valencia Enrique García Torres ocupó el cargo de Fiscal en el Tribunal Popular n.º 1 deValencia.
  13. 13. RECORDEMOS Página 13 “En la segunda decena de agosto ya estaba montada la máquina judicial conlos nuevos elementos. Triste es confesarlo; pero el caso es que, por debilidad,impotencia e imperativo de las circunstancias, la función de los jueces se reducía arecibir las fotografías y partes de cientos de cadáveres encontrados por las afueras de laciudad y por los caminos y carreteras de la provincia. Asesinatos y robos por doquier. Ypara colmo de tal situación se constituyó en la capital un llamado Comité de saludPública, cuyos componentes actuaban dando ciento y raya a las checas de los pueblos.Las violaciones, robos y asesinatos so pretexto del fascismo eran el pan nuestro de cadadía; surgían las comisarías Antifascistas aprendiendo pronto a robar, asesinar, violar,incautar impunemente, pues raras excepciones podrían consignarse del hombre que,sintiendo el momento histórico, se dedicara al restablecimiento del orden; nadie estabatranquilo en su fábrica, taller, comercio o labores de las tierras, y mucho menos en sudomicilio particular. Ni siquiera se estaba tranquilo en los centros oficiales del GobiernoCivil que sacaban a los funcionarios y se les asesinaba; de la Jefatura de Policía, a losagentes, pues ni en uno ni en otra se ejercía función alguna de autoridad. Todo loacordado era letra muerta, porque ni mandaban ellos ni el comité del Frente Popular nilas organizaciones de milicias o guardias antifascistas... ni siquiera el titulado Comité deSalud Pública, porque por encima de todos estaban las cuadrillas de ladrones y asesinosque enrolados en todos esos organismos disponían de vidas y haciendas, que noobedecían más que al mandamás que las capitaneaba”. (El fragmento procede delinforme que García Torres elevó al Ministerio de Justicia el 16 de agosto de 1937, CausaGeneral, anexos al capítulo “Justicia Roja” págs. 349 y ss., numerado como Anexo XI,números 11 A y siguientes). Recordemos (IV) Sigamos recordando lo que fue, lo que pasó y por qué sucedió; ya que lanecesidad obliga. Esta entrega muestra el desarrollo revolucionario que había deeclosionar la primavera de 1936, adecuando las fechas sobre la marcha, según ibancumpliéndose las fases preordenadas por la dirección soviética. Los documentosinciden en la estructura y coordinación de las avanzadas políticas denominadas“Frentes Populares”, sus objetivos y medios para alcanzarlos. Irrupción masiva de especialistas en procesos revolucionarios,soviéticos y españoles, en la primavera de 1936, y llegada a Sevilla yAlgeciras de los primeros envíos de armamento procedentes de la UniónSoviética En el mes de marzo de 1936, un numeroso grupo de especialistas enrevolución entre los cuales destacaban Primakov, Riedel y Lezeoski, se estableció enBarcelona. El 14 de abril llegó a Madrid un primer contingente de 124 revolucionariosespañoles que tras las jornadas de octubre de 1934 —el proceso revolucionario ysecesionista— habían ido a Rusia a perfeccionarse en el arte de la guerra civil. “LaInternacional Comunista” publicó la lista de sus nombres entre los que figuraba elsiniestro de Margarita Nelken, la diputada extremeña que se hacía fotografiarportando una pistola al cinto. El 16 de abril, un grupo de expertos soviéticos,concentrados en París, fue enviado urgentemente a Madrid. El Komintern empleabasus sabuesos más astutos, sus agentes más experimentados en golpes de fuerza. Así
  14. 14. RECORDEMOS Página 14fueron llegando a España sin interrupción Ilya Ehrenburg, Tchemodanow, Loumoviow,Tourochoff Raymon de Guyot (Secretario General de las Juventudes InternacionalesComunitarias), Enrique Fisher, Neuman —el carnicero de Cantón—, Ventura —destacado activista de la Tcheka—, veteranos de la guerra civil rusa —utilizandoseudónimos, apodos o alias— que habían practicado las tácticas diseñadas en Ucrania,Hungría, Alemania, Méjico y China. Al mismo tiempo, los sóviets o soviets comenzaron sus envíos de armas. En elmes de marzo, de 1936, el buque ruso Neva desembarcó en Sevilla armas ymuniciones para los grupos revolucionarios. A principios de abril, tres meses y medioantes del previsto comienzo de la revolución, el vapor soviético Yerek trajo a Españaun cargamento que desembarcó, primero en Algeciras y a continuación en Sevilla, untotal de 128 grandes cajas conteniendo pistolas automáticas destinadas a las célulascomunistas de Granada, Almería, Valencia, Badajoz, Córdoba, Cáceres y Jaén. (Fernando y Salvador Moreno de Alborán y de Reyna: La guerra silenciosa ysilenciada, p. 105, Madrid. Nicolás Salas, Sevilla fue la clave, Editorial Castillejo,Sevilla). Asignación por regiones de mandos y efectivos de las miliciascomunistas En documento estrictamente confidencial del Estado mayor comunista —“Información confidencial n.º 22”—, tras confirmar las fechas del 11 de mayo o 29 dejunio para el inicio del movimiento subversivo en España, la revolución de cortesoviético, se asigna los siguientes nombramientos: Soviet Nacional, Presidente: LargoCaballero. Asesor de la Presidencia: Ventura Delgado, de la III.ª Internacional. PlanaMayor del Movimiento: Largo Caballero, Hernández Zancajo y Francisco Galán. JefeSuperior del Movimiento: Ventura, plenipotenciario de la URSS y de la III.ªInternacional. Los encargados de dirigir los movimientos en las regiones españolas eran:Rafael Pérez, en Vizcaya; Pedro Aznar, en Cataluña; Escandell, en Levante; Jaume, enBaleares; Mitge, en Canarias; Bolívar, en Andalucía; José Luis y Andrés Manso enCastilla; Pavón; en Aragón; Romero Robledano, en Galicia; Belarmino Tomás, enAsturias; Margarita Nelken, en Extremadura. Las milicias se dividieron en tres grupos,cada uno con una función especial; a saber: el grupo de asalto, el grupo de detencióny de defensa, el grupo encargado de provocar la suspensión de toda vida económica. Los efectivos de estos grupos eran, respectivamente, los siguientes: En Madrid: 25.000 25.0000 25.000 Extremadura: 15.000 10.000 20.000 Cataluña: 30.000 20.000 40.000 Andalucía: 15.000 12.000 15.000 Galicia: 15.000 10.000 20.000 Las circulares secretas n.º 3 y n.º 22 del Comité Central Revolucionariodescribían el modo de llevar a cabo la movilización y el alistamiento y utilización delos efectivos, en instrucciones sumamente precisas.
  15. 15. RECORDEMOS Página 15 Así se supo que las fuerzas de asalto, con las que se contaba en junio de 1936,ascendían a 150.000 elementos perfectamente preparados, y las de detención a100.000; ambas facciones revolucionarias convenientemente armadas. (José Díaz de Villegas, La paz española, p. 37, Editora Nacional, Madrid.Fernando y Salvador Moreno de Alborán y de Reyna: La guerra silenciosa y silenciada,pp. 107-108, Madrid). Instrucciones concretas para el ataque a los cuarteles y el asesinato delos generales, jefes y oficiales Extracto de las circulares n.º 32 y 33 del Comité Revolucionario Español. “Una vez comenzada la lucha entre el grupo de choque-asalto y el personal delcuartel, el grupo de choque-ataque penetrará y se pondrá en contacto con el comitépara poner en ejecución el plan de ataque del interior del cuartel”. “Los encargados del ataque a los generales con mando estarán constituidos pordiez hombres, de los cuales dos llevarán pistolas ametralladoras. Hay que tener encuenta que estos generales tienen dos ayudantes y un secretario. En consecuenciahabrá que proceder al ataque en el propio domicilio (pabellón) de cada uno de ellos.La eliminación se llevará a cabo por tres hombres del grupo, encargadosespecialmente del general pero sin retroceder ante ningún obstáculo y actuandocontra cualquier persona que se les oponga sin distinción de edad o sexo. El resto delgrupo actuará según las circunstancias y, en lo que respecta a los ayudantes, deacuerdo con las instrucciones recibidas sobre cada uno”. “Los grupos de ataque contra los oficiales que se dirijan a los cuarteles estaráncompuestos de forma análoga, pero será preciso tener cuidado que, como las fuerzasmilitares fascistas disponen de automóviles protegidos a disposición de los oficiales,los grupos de nuestros militantes deberían situarse en puntos estratégicos, armados ycon automóviles para atacar de flanco, en los cruces de las calles, a los vehículosmilitares. El fuego se abrirá con pistolas ametralladoras”. “Desde el comienzo de la rebelión, grupos de militantes vestidos con prendasciviles o de asalto, detendrán a todos los jefes de los partidos políticos con el pretextode su protección personal y seguirán con ellos las instrucciones dadas para laeliminación de los generales sin mando. Paralelamente, grupos uniformados, ytambién bajo el pretexto de la protección, procederán al arresto de los grandescapitalistas que figuran en el apéndice B de la circular n.º 32”. “Por otra parte, no se hará uso de la violencia, salvo caso de resistencia, y seexigirá la entrega de los saldos de sus cuentas corrientes y de los valores depositadosen los bancos. En caso de falsificación se les aplicará la eliminación integral, incluso desus familiares sin excepción alguna. Será conveniente que los grupos uniformados alos que se confía esta misión contra los grandes capitalistas les conozcan de formaprecisa y busquen cómplices entre su servicio doméstico. Los chóferes y los sirvientespueden ser de gran utilidad”. “Habrá que activar la instrucción de los movimientos de nuestras milicias, asícomo la de las armas de fuego para la buena disciplina y la eficacia en el empleo deestas armas, habituarles a cumplimentar sin la menor duda la misión encomendada acada uno y hacerles ver las consecuencias de la traición”.
  16. 16. RECORDEMOS Página 16 En el apéndice B de esta circular secreta n.º 32, de la que se aprehendió unejemplar en el local del Comité Revolucionario de Tetuán, estaba contenida unarelación de los grandes capitalistas en la que se incluía la de los propietarios de losprincipales medios de comunicación. Al final figura la siguiente frase: “En caso deresistencia estas personas deberán ser inmediatamente suprimidas, así como toda lafamilia sin excepción alguna. Si alguien movido por un sentimiento humanitario deseaoponerse a la ejecución de esta orden, hará falta, a su vez, suprimirlo de inmediato”. A continuación, en anexos independientes, figuran varias instrucciones sobre elmodo de organizar, diariamente, a la caída de la noche, la operación de guerrillaurbana. Una prueba de la determinación de llevar a cabo acciones salvajes semejantesa las propuestas en el documento trascrito, la dio el 19 de julio de 1936 la columna decerca de trescientos mineros de la cuenca de Huelva, reclutados, encabezados yalentados por los diputados socialistas Luis Cordero Bell y Juan Gutiérrez Prieto y eldirigente sindicalista Antonio Cabeza, que en catorce camiones, de los cuales dos ibancargados con cincuenta cajas de dinamita, se dirigieron a Sevilla con intención devolar la Giralda, los puentes de Triana y San Telmo, la sede de la II Región Militar yvarios edificios del Paseo de la Palmera. La operación se malogró a causa de lasmedidas preventivas adoptadas por el general Gonzalo Queipo de Llano. (José Díaz de Villegas, La paz española, p. 34, Editora Nacional, Madrid. MarcelChaminade, Feux croisés sur l’Espagne, Editorial Denoël, París. Nicolás Salas, Sevillafue la clave, Vol. II, pp. 409-418, Editorial Castillejo, Sevilla.) Medidas acordadas en la reunión del 16 de mayo de 1936 para llevar acabo un alzamiento comunista en España y Francia simultáneamente en elmes de junio 1.º Trasladar la organización central de propaganda a la calle Montpellier n.º85 de Marsella, al local designado con el nombre “Estudio internacional”. 2.º Provocar en las fechas indicadas una agitación mundial de carácterantifascista para demostrar de forma inequívoca la adhesión a este movimiento detoda la clase obrera. 3.º Designar, a tal efecto, un comité de enlace compuesto por Ventura, Comlin,Magne, Loupi, Soupovine, Basternier y Aznar, comité al cual convendrá adscribir aLoumoviov y Tourochoff, citados anteriormente. 4.º Organizar de modo sistemático en todas las ciudades españolas huelgas decarácter económico-social, a fin de darse cuenta del grado de penetración delsindicalismo revolucionario y de la capacidad de resistencia de las organizaciones.Varias de estas huelgas están ya preparadas en Madrid y provincias. 5.º Eliminar del poder a Casares Quiroga, bien por una votación hostil en elParlamento o por otro procedimiento. Parece indicado renunciar al atentado personalporque Casares Quiroga está muy bien protegido. 6.º Atacar y desacreditar a los elementos directivos del partido Socialistatachados de reformistas o centralistas, tales como Prieto, Besteiro, etc. Esto deberáhacerse de forma pública y clamorosa. Si se aplaza el Congreso del Partido Socialistacomo desea la fracción prietista, provocar la ruptura de la UGT —Unión General deTrabajadores— con el Partido en los primeros días de junio, dando carácter oficial a ladisidencia.
  17. 17. RECORDEMOS Página 17 7.º Provocar huelgas en Asturias, Huelva y Bilbao, regiones especialmenteapropiadas porque, en ellas, esos señores —Prieto, Besteiro, etc.—, así comoGonzález Peña, tienen influencia. 8.º Celebrar el 10 de junio próximo en Madrid una reunión en el local de laBiblioteca Internacional de Chamartín de la Rosa, calle Pablo Iglesias n.º 11, a la queestán invitados Thorez, Cachin, Auriol, Fonchaus, Ventura, Dimitrov, Largo Caballero,Díaz, Santiago Carrillo, Guillermo Aznar, Antón, Pestaña y García Oliver. 9.º Encargar al comando n.º 25 de Madrid, compuesto por agentes de la policíagubernamental en activo, la eliminación de personalidades políticas y militaressusceptibles de jugar un papel destacado en la contrarrevolución. Tres de las personas convocadas a la reunión de Chamartín el 10 de junio, aque hace referencia el punto 8.º, eran miembros permanentes del Bureau delKomintern de París: Thorez, Cachin y Díaz. Asimismo, en esa próxima reunión se ultimarían los detalles concernientes a lainsurrección de Moscú; debería tener lugar también en Francia. De acuerdo con elprograma previsto se trataba de sincronizar los dos movimientos, el de Francia y el deEspaña, y a este respecto la llegada al poder del Frente Popular en Francia, yainstalado en España, ofrecía las condiciones más favorables. (Fernando y Salvador Moreno de Alborán y Reyna. La guerra silenciosa ysilenciada, pp. 113-114, Madrid. Marcel Chaminade, Feux croisés sur l’Espagne,Editorial Denoël, París. Resoluciones del comité revolucionario francés y los delegadosde la III Internacional y del Komintern, diversos estudios especializados). Preparativos en Francia para el alzamiento comunista Los preparativos en Francia para llevar a cabo un movimiento revolucionariosimultáneo al de España eran análogos a los realizados, o en curso de realización, enEspaña e iban encaminados tanto a crear el ambiente adecuado como a establecer lasnormas concretas para pasar a la acción. Las medidas para “preparar el ambiente” abarcaban diversos campos deactividad tales como el cine, la radio, libros y publicaciones. En este último aspecto elesfuerzo fue particularmente intenso, como indican los siguientes datos. Además de L’Humanité existían en Francia 39 periódicos comunistasregionales. Solamente en París aparecían o se distribuían regularmente 26 periódicosy revistas bolcheviques: Los documentos de la nueva Rusia, La Rusia de hoy,Literatura Internacional, La URSS en construcción, Escritos revolucionarios, La revistade Moscú, La Vanguardia, Regards, El camino de la felicidad, Nuestra juventud, Lainfancia, Mi camarada, La defensa (órgano del Socorro Rojo Internacional), La vidaobrera, La lucha —órgano de los trabajadores sin Dios—, El despertar de loscombatientes, El grito de los parados, Vigilancia, Los cuadernos de la antienseñanzaproletaria, Paz y Libertad, La Tierra, El clamor de la Virgen de África —destinado a lascolonias—, etc. A esta profusión de periódicos se suman cuatro revistas: Lacorrespondencia internacional, La Internacional Comunista —edición francesa—, Loscuadernos del bolchevismo y Los archivos del agitador. Las fábricas importantes solían redactar sus propias publicaciones con arregloal patrón de El Incorruptible —órgano de los obreros comunistas de la Renault. El estallido de la revolución en Francia —o complot contra las institucionesestatales, sociales y políticas y los sectores económicos— se dispuso para el día 12 de
  18. 18. RECORDEMOS Página 18junio de 1936, tras haber sido pospuesta la fecha del 1 de mayo a petición de loscomunistas franceses por no estar material ni moralmente preparados. Las normas de acción o métodos preconizados para la conducciónrevolucionaria tanto en París como en Madrid son similares -establecimiento de listasde sospechosos barrio por barrio, calle por calle, casa por casa, órdenes de asalto apuntos preestablecidos, composición de los grupos de asalto, división de la capital yotras ciudades de importancia en zonas de actuación, establecimiento de los puntosde concentración, etc.— ya que revelan la identidad de su origen. Al igual que en Madrid, se había elaborado una lista de arrestos para llevar acabo inmediatamente. Se componía de tres grupos: el primero, que deberíaejecutarse sin demora, estaba formado por una quincena de personas que seríanfusiladas; para el segundo y el tercero se preveía un procedimiento sumarísimo conun simulacro de juicio. El ministro del Interior francés se vio obligado a reconocer el 2 de febrero de1937, ante el Senado, la existencia de este plan de ataque con todas lascaracterísticas distintivas que se reconocen en el preparado por el comitérevolucionario en España. El cotejo de los documentos españoles y franceses es concluyente en cuanto ala identidad de su única dirección. El itinerario de las columnas en Madrid las hacía converger en la Puerta del Solpor las calles carretas, Montera, Mayor, Correos, Arenal, Preciados, Carmen, SanJerónimo y Alcalá. En París, la operación correspondiente desembocaba, a través deun triple dispositivo concéntrico, en el centro neurálgico de la ciudad, en una zonacircunscrita a San Agustín, L’Etoile, el Trocadero, metro Pasteur y la glorieta deSevres-Babylone y todo el barrio de los ministerios. (Jacques Bardoux: El complot del 12 de junio. Revista de París, 15 de agostode 1936. Fernando y Salvador Moreno de Alborán y de Reyna: La guerra silenciosa ysilenciada, pp. 115-116, Madrid). Composición o estructura de la III Internacional Se conoce como la Tercera Internacional el conjunto de tres organismosintegrados: la Internacional Comunista, la Internacional Sindical Roja y el Politburó.La primera organización dirigía el conjunto de partidos comunistas mundiales y suComité Ejecutivo era el Komintern; la segunda organización encuadraba y dirigía lasorganizaciones sindicales controladas por los comunistas; la tercera organización sesituaba en un plano superior a los otros dos organismos y su jefe, entonces IosifDavid Vissarion Djugashvilli —también Iosif Vissarionovich—, alias Kochba, másconocido por Stalin, era el secretario general del partido comunista. Las tres sehallaban radicadas en Moscú. (Diversos estudios especializados) Recordemos (V) Sigamos recordando lo que fue, lo que pasó y por qué sucedió; ya que lanecesidad obliga. En esta entrega se expone el sentido y la necesidad que motivaron
  19. 19. RECORDEMOS Página 19la instrucción de la Causa General y su publicación en extracto para conocimientopúblico, nacional e internacional, y no sólo de los directamente afectados; la accióncriminal y devastadora de los revolucionarios en la provincia de Sevilla durante eltiempo que dominaron desde las instituciones y desde las calles; y un episodioenormemente revelador de la utilización de la propaganda (republicana ofrentepopulista, decida el lector) para difundir y consolidar una mentira que buscabaencubrir, a su vez, la intención de ocultar unos hechos que se atribuíansistemáticamente al enemigo, y que perjudicarían al máximo, de llegar a conocerse, laestrategia sociopolítica interior y las relaciones internacionales del gobierno de laRepública y el proceso revolucionario emprendido por el Frente Popular. Causa General (la dominación roja en España) La Causa General, creada por decreto de 26 de abril de 1940, ratificado por elde 19 de junio de 1943, atribuye al Ministerio Fiscal, subordinado al Ministerio deJusticia, la honrosa y delicada misión de fijar, mediante un proceso informativo fiel yveraz —para conocimiento de los poderes Públicos y en interés de la Historia—, elsentido, alcance y manifestaciones más destacadas de la actividad criminal de lasfuerzas subversivas que en 1936 atentaron abiertamente contra la existencia y losvalores esenciales de la Patria. En el cumplimiento de su misión, la Causa General —que reviste carácterexclusivamente informativo— ejerce sus funciones investigadoras en aquella parte delterritorio español que estuvo sometida a la dominación roja. La presente relación, que refleja, con carácter demostrativo y circunscrito,algunos de los resultados obtenidos, permite anticipar conclusiones evidentes: La contienda civil desarrollada en España desde el año 1936 hasta 1939, pusoal descubierto toda la capacidad criminal de un Régimen político que afirmabadefender la libertad y proclamaba el respeto a los derechos inherentes a lapersonalidad humana. El Frente Popular, desde que asumió el poder a raíz de las elecciones defebrero de 1936 —falseadas en su segunda vuelta por el Gobierno de Azaña, asaltantedel mando político—, practicó una verdadera tiranía tras la máscara de la legalidad ehizo totalmente imposible, con su campaña de disolución nacional y con los desmanesque cometía o toleraba, la convivencia pacífica entre los españoles. El AlzamientoNacional resultaba inevitable y surgió como razón suprema de un pueblo en riesgo deaniquilamiento, anticipándose a la dictadura comunista que amenazaba de manerainminente. Ante el legítimo movimiento de defensa, el Gobierno rojo llevó su crueldada extremos difícilmente imaginables, valiéndose de sus propios agentes oficiales —improvisados por aquel Gobierno ante la pasividad y repulsa casi unánime de lasinstituciones de Orden Público existentes— y dando rienda suelta a los bajos instintosde las turbas, armadas por el propio Gobierno, y de numerosos delincuentes comunesdotados igualmente de armas y de autoridad, extiende el terror por toda Españasometida al marxismo. Durante mucho tiempos e suceden los asesinatos en masa, acompañadosfrecuentemente de ensañamiento y casi siempre de robo. La Religión es perseguida amuerte y la propiedad es socializada o simplemente expoliada. Los militares —aunqueno hayan participado en el Alzamiento— son asesinados, por el único motivo de suprofesión. La vida de toda persona residente en la zona marxista se encuentra a
  20. 20. RECORDEMOS Página 20merced del capricho de las checas o de cualquier miliciano, sin que la víctima puedasalvar su vida invocando unos antecedentes políticos liberales, siendo la clase mediala que aporta mayor tributo de sangre. El Partido Comunista, inspirado desde elextranjero, es el verdadero árbitro de la política del Frente Popular. Este cuadro expresivo del comportamiento del Régimen vencido constituye unaverdad histórica indiscutible. Pero, por si no bastase la notoriedad de tales hechos, lainvestigación realizada por los Magistrados del Ministerio Público, instructores de laCausa General, demuestra la criminalidad del Frente Popular ante el Mundo y ante laHistoria con las máximas garantías de seriedad y certeza. No se insiste en el actual momento sobre casos ya expuestos y argumentosaducidos a su debido tiempo sobre la ilegitimidad, tanto en la obtención del Podercomo en el abusivo ejercicio del mismo por el Frente Popular. La actual relación sedirige fundamentalmente a poner de relieve la criminalidad del referido conglomeradopolítico durante la contienda civil española. Y representa un avance informativo, quese contrae únicamente a determinados aspectos y episodios representativos deespecial interés, dedicando una preferente atención a Madrid, que como capitalidad deun Gobierno que pretendía ser legítimo y como sede del movimiento socialdemócrata,que solía blasonar de sensatez y moderación, habría hecho presumir en susAutoridades y elementos políticos responsables una conducta más conforme alderecho de gentes. Los documentos y actuaciones que sirven de comprobación a las afirmacionesque la presente relación consigna, constituyen una mínima parte de la documentacióny colecciones fotográficas obrantes en los Archivos ocupados por las Autoridadesnacionales al ser liberada la que fue zona marxista, así como de aquellasdeclaraciones testificales de importancia prestadas ante los Organismos de ordenjudicial. (Nota explicativa en la edición de 1943. Causa General, la dominación roja enEspaña, obra completa en el Archivo Histórico Nacional). *** Cuando se escribe el libro resumen Causa General (la dominación roja enEspaña), en 1943, sobraba la teoría porque aún se vivía la era de los recuerdos. Laimaginación suplía a la memoria y al intelecto, y por ello podemos conocer detalles delterror rojo. De cómo las instituciones, es decir, jueces y policías, eran sustituidos porasesinos que enseguida le cogían el gusto al olor de la sangre. Los relatos sobre laschecas, la prisión policial de la Ronda de Atocha, las detenciones arbitrarias conviolaciones, torturas, hurtos y asesinatos, no tenían motivo ideológico definido; peor,constituían el pan nuestro de cada día durante la democrática II República. Elensañamiento con el prisionero —hablamos de civiles— está relatado con talespormenores que tras leer la obra se hace tan difícil la impasibilidad como laecuanimidad. Existía un Régimen de campos de trabajo, menos conocidos que laschecas, como el practicado, por ejemplo, en el de Omelles de Nogaya (Lérida) dondelos milicianos —siempre socialistas, comunistas o anarquistas— descubrieron que unode los prisioneros, Francisco Arias Antequera, natural de Madrid, era seminarista.Grave delito por el que empezó siendo maltratado alas 14 horas y “estuvo siendogolpeado, con ciertos intervalos, hasta la madrugada, en que expiró”. O el caso de laterciaria franciscana Sor Gertrudis Llamazares, atrapada en la portería del númerosiete de la calle Diego de León, “siendo conducida por los milicianos, en unión de unaseñora y de un sacerdote, ambos desconocidos, hasta un pinar de la carretera de
  21. 21. RECORDEMOS Página 21Hortaleza, en cuyo lugar, después de ser bárbaramente maltratados, fueron los tresatados al vehículo que, emprendiendo la marcha, los arrastró hasta el pueblo deHortaleza al que llegaron ya muertos y completamente destrozados, siendo pisoteadosy profanados los cadáveres por el vecindario”. No era una guerra, ni tan siquiera unaguerra en la retaguardia. Era puro gansterismo, obra de mafiosos: de la mafia teníanel espíritu de rapiña pero sobre todo el odio a la excelencia o sencillamente a labondad de corazón. En los cascos históricos de ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia, esimposible, aún hoy, andar más de quince minutos sin toparse con los escenarios detodo tipo de matanzas, más bien producto de mentes enloquecidas. Aunque ya sesabe: no es el loco quien se vuelve malo, sino el malo quien degenera en loco. Hombres y sociedades aún no han aprendido el dilema aristotélico: ¿Qué esdemocracia, lo que votan los demócratas o lo que preserva la democracia? Porqueambos principios pueden estar en contradicción, como demuestran, por ejemplo, laAlemania nacionalsocialista de los años treinta del siglo XX o la Argelia de los noventatambién en el pasado siglo; o la Venezuela actual. En estos casos, y en otrossemejantes, hombres libres votaron libremente a Gobiernos que pretendían (ypretenden) acabar con la libertad y por consiguiente con el Estado de Derecho. La respuesta al dilema aristotélico no puede ser otra que esta: La democraciano consiste, al menos no sólo, en que el pueblo elija a los gobernantes, sino en que elEstado respete los derechos individuales de las personas. La II República era unrégimen democrático donde te podían matar por ir a misa o, como dicen muchas delas causas de los mártires de la República: “por ser un católico destacado”. ¿Qué eraun católico destacado? Aquel que no ocultaba su condición de católico: el que acudíaal templo, militaba e un sindicato cristiano o era miembro de Acción Católica o delAdoración Nocturna. Los desmanes, atentados, persecuciones, vejaciones o asesinatos no fue obrade “incontrolados”, como pretenden algunos para exculpar a los dirigentes políticos dela época. Y así lo constata este extracto de la Causa General. Las salvajadas, y esto eslo más grave, llevaron la firma de los partidarios de tan democrático Régimen, de losque constituían su cuerpo de apoyo, de los comprometidos con la II República,crecidos ante la inacción de las instituciones. ¿Quién fue más culpable de lasmatanzas, el que incendiaba monasterios y exhumaba cadáveres de religiosas y losexhibía en las calles o el presidente del Gabinete, Manuel Azaña, cuando miraba paraotro lado o afirmaba que todos los conventos de España no valían la vida de unrepublicano? No eran incontrolados, no sólo por carecer de control, sino porque elmatiz asesino estaba impreso en las junturas de un Régimen temeroso de losmonstruos que había creado y que no podía controlar. La II República fue el precedente de la gran encrucijada, la gran batalla políticadel siglo XXI, resultado lógico del proceso intelectual de la modernidad y de sufilosofía adosada: el relativismo. En esa batalla, una trinchera la forman aquéllos quecreen en la verdad, la que sea, y, con ello, creen en el hombre; en la otra los que, porno creer en nada, sólo creen en el flujo de sus percepciones sensoriales inmediatas ytransitorias. Por tanto, necesitan el veredicto de la mayoría para ahogar el vértigometafísico que provoca el nihilismo y la esclavitud a la que les somete sus mudablesdeseos. La II República fue un régimen democrático que vulneró una y otra vez losderechos humanos individuales; un régimen de democracia liberal aparente,predispuesto a convertirse en una dictadura del proletariado; una tiranía de cortesoviético.
  22. 22. RECORDEMOS Página 22 Esta Causa General es sencillamente demoledora. En sus páginas encontraránmás motivos para la reflexión que para la satisfacción. Demasiados para ser negados,demasiada luz para hablar de sombras; pero también demasiada descripción paragozar de la lectura (Eugenio López Escribano, Prólogo a la edición de 2008 de CausaGeneral, la dominación roja en España, Editorial Akrón, Astorga, León). *** Causa General (la dominación roja en España) es un libro difícil. Salió a la luzen 1943 ante la necesidad del Régimen del general franco de llamar la atención delmundo occidental en relación con la barbarie vivida en España en los años tristes de laGuerra Civil, y que estaba oculta por la tragedia que desde 1939 asolaba al mundo. Las cartas de la política internacional empujaban al Régimen al ostracismo y larepudia, quedando de este modo sus causas de origen relegadas al desconocimiento yel olvido. Este texto de referencia no es una elucubración más sobre algunos de loshechos, sino los hechos mismos; un breve resumen de una actuación judicial muchomás extensa, cuya documentación exhaustiva está al alcance de los ciudadanos de apie, así como de los investigadores que lo deseen, en los estantes del ArchivoHistórico Nacional. Nuestro más profundo respeto a las miles de víctimas de la barbarie, que no dela guerra, que aparecen en estas páginas. (Nota del editor, Causa General, la dominación roja en España, Ed. Akrón,2008, Astorga, León). La huella del Frente Popular en Sevilla y su provincia Sevilla y su provincia fueron una de las zonas más castigadas durante el“bienio rojo”, años 1931 a 1933, que convirtió a ambas en pública denominacióndesde 1931 en “Sevilla la roja”, y luego por la represión del Frente Popular. Una larga serie de muertes violentas, atentados, atracos, persecuciones y todotipo de alteraciones de la convivencia ciudadana así como de la vida privada, jalonaneste periodo revolucionario en la capital hispalense y su provincia. No existíaautoridad alguna, salvo la de las turbas sanguinarias, ni respeto por la vida y lahacienda de las personas. Desde el 18 de julio al 11 de septiembre de 1936, fecha en que fue tomada porlas tropas de Queipo de Llano la última localidad en poder de las milicias del FrentePopular, se registraron oficialmente 476 muertes violentas. La mayoría de ellas, hayque subrayarlo, por fusilamientos precedidos de crueles tormentos, con especialensañamiento en las personas de reconocida religiosidad, falangistas, sacerdotes yseminaristas. Sin embargo, nunca podrán contabilizarse los dramas humanos vividospor los familiares supervivientes de las víctimas mortales. Del total de personasasesinadas la inmensa mayoría fueron hombres, adultos y jóvenes. Los incendios, las profanaciones de tumbas, los saqueos y el expolio de centrospúblicos y de culto fueron otras muestras fehacientes de la barbarie. Los incendiossumaron 88; los saqueos 527; las obras de arte religioso destruidas, en total 1.840:852 esculturas, 438 retablos, 280 pinturas, 183 objetos de orfebrería y 87ornamentos. El objetivo único y manifiesto de las milicias del Frente Popular fuedestruir.
  23. 23. RECORDEMOS Página 23 En algunas localidades sevillanas un cartel bien visible en la plaza principalinformaba del número de muertes (asesinatos) y los nombres de sus responsables,anunciados como un alarde, un mérito, una conducta ejemplar e imitable. (Nicolás Salas, La otra memoria histórica, pp. 285 a 296, Ed. Almuzara. Avancedel informe oficial sobre los asesinatos, violaciones, incendios y demás depredacionesy violencias cometidos por las hordas marxistas en la ciudad y provincia de Sevilla,Archivo Histórico Nacional-Ministerio del Interior. Causa General, Ministerio deJusticia). La matanza de Arahal En Sevilla se produjo una gran conmoción al conocerse la noticia de que enArahal (o El Arahal) —localidad a veinte kilómetros de la capital hispalense— todas laspersonas presas en el depósito municipal, en condiciones infrahumanas, fueronquemadas vivas. Tal horror produjo la visión de lo sucedido que un comandante de lastropas Nacionales, veterano de las guerras de África, enloqueció. Así lo refiere el diario La Unión en un escueto comunicado: “Las escalofriantes monstruosidades de la canalla marxista. En Arahal asaltan e incendian todas las iglesias y algunas casas particulares, ydetienen y maltratan bárbaramente a medio centenar de vecinos, asesinando a unoen la puerta de su propio domicilio. Dieciocho logran escapar de la cárcel, pero veintey cuatro, entre ellos una respetable señora y dos muchachos, casi niños, son rociadoscon gasolina y quemados vivos. El párroco, salvado milagrosamente de esta horrible muerte, dio la absolucióna las víctimas. Un jefe de las fuerzas militares, acostumbrado a las escenas de guerra, se havuelto loco al contemplar el aterrador espectáculo (De nuestro redactor y enviado especial don Enrique Tello). *** En El Arahal (o Arahal) todo resulta pálido ante la realidad. No se concibe comoseres humanos hayan podido perder de tal forma todo sentimiento, todo raciocinio,que puedan albergar tanta perversidad. Sólo puede explicarse, si es que hayexplicación para crímenes tan inhumanos, como un caso de locura colectiva en el quelos hombres se convierten en bestias (Enrique Tello Mazariego, La Unión, 24 de juliode 1936). (Nicolás Salas, La otra memoria histórica, pp. 285 y 294, Ed. Almuzara. Avancedel informe oficial sobre los asesinatos, violaciones, incendios y demás depredacionesy violencias cometidos por las hordas marxistas en la ciudad y provincia de Sevilla,Archivo Histórico Nacional-Ministerio del Interior. Causa General, Ministerio deJusticia). El derribo del avión Potez de la embajada francesa. La valija delatora. Los días 8 y 9 de diciembre de 1936, las emisoras de radio y toda la prensa dela llamada zona republicana (o dominada por el Frente Popular) lanzaron con granalarde propagandístico la noticia, avalada por los partes oficiales del Ministerio de laGuerra, del derribo “por aviones facciosos del avión correo que hacía el servicio deenlace entre Madrid y Toulouse”.
  24. 24. RECORDEMOS Página 24 El suceso tuvo gran resonancia por el empeño de presentarlo como un ataquedeliberado y criminal perpetrado por la aviación nacional contra un avión civilindefenso. Pronto, no obstante, aparecieron informaciones en la prensa internacionalque ponían en duda la veracidad del hecho tal como se presentaba a la opinión públicapor parte de las autoridades republicanas; y al final quedó esclarecido el suceso: fueuna acción intencionada de la aviación republicana, ejecutada fríamente cumpliendoórdenes. Estas son las informaciones primeras que suministró el gobierno republicano(frentepopulista), vía el Ministerio de la Guerra: “A las 18 horas de hoy (8 dediciembre), cuando volaba sobre la provincia de Guadalajara, ha sido criminalmenteatacado y derribado por la aviación fascista el avión correo que hacía el servicio entreMadrid y Toulouse”. El diario madrileño La voz, frentepopulista, al día siguiente, 9 dediciembre, abundaba: “El avión correo Toulouse-Madrid ha sido ametrallado por lostrimotores fascistas”. “Alemania vuelve a disparar contra Francia”. “El avión francés,portador de insignias y marcas que acreditaban su nacionalidad y el aspectoinconfundible de un gran aparato de transporte de pasajeros sin armamento deninguna clase, tuvo que resignarse a recibir las descargas de las ametralladorasfacciosas, buscando al mismo tiempo un lugar de aterrizaje para poner a salvo la vidade sus ocupantes”. “Ametrallado bárbaramente tomó tierra con bastante violencia enPastrana (Guadalajara), resultando heridos todos sus ocupantes, entre los cuales sehalla el Dr. Henny, enviado a Madrid por la Cruz Roja Internacional. Con él veníanotros cuatro pasajeros: los periodistas franceses Delaprée, corresponsal del diarioParis Soir y M. Chateau, de la agencia Havas, y dos señoritas que acompañaban encalidad de secretarias al doctor Henny” “Dos hombres componían la tripulación delaeroplano abatido por la caza rebelde: el piloto Boyer, cuya pericia y sangre fríasalvaron la vida de las siete personas, y el radiotelegrafista Bougrat”. Poco iba a durar el equívoco. El diario parisino Le Jour, el 21 de diciembre ycon la firma de su redactor J. Vilbert, publica un amplio y documentado reportaje. Elperiodista basa su información en las manifestaciones que le hicieron las hermanasPelitas, las dos adolescentes que viajaban en el avión y que por razón de su edad noeran secretarias de M. Henny: “Poco después del mediodía del 8 de diciembre fuimosconducidas en el aeropuerto de Barajas al avión Potez 54 de la Embajada (francesa).El aparato, matriculado F-A000, ostentaba sobre el fuselaje la inscripción ‘Ambassadede France’. Era un aparato de apariencia comercial, sin torretas ametralladoras, sinlanzabombas ni escarapelas”. “Cuando llegamos al avión éste se hallaba ya ocupadopor seis españoles que tuvieron que descender dejando sus puestos a loscomponentes de la nueva expedición. Despegue, subida a gran altura y, de repente, laaparición de un pequeño avión que empezó a disparar”. El historiador francés Jean Liron completa esta descripción: “Este avión,número 228, matrícula F-A000 pertenecía a la escuadrilla ministerial de Villacoublay yera un avión militar transformado (Código militar X-236). Habiendo suspendido AirFrance sus vuelos hacia España el 3 de diciembre de 1936 a causa de la guerra, el F-A000 aseguraría temporalmente el enlace Toulouse-Madrid. El avión fue,efectivamente, derribado el 8 de diciembre cerca de Guadalajara, a la caída de latarde, por los pilotos soviéticos Chmelkov y Sakharov (o N. Shimelkov y G. Zajarov,según Andrés García Lacalle, Jefe de la Aviación Republicana en su libro Mitos yverdades, editado en México en 1973), pilotando biplanos Polikarpov I-15 “Chato”. Elperiodista Louis Delaprée fue la única víctima, gravemente herido y murió aconsecuencia de las heridas el 31 de diciembre de ese mismo año 1936. El Potez seríarecuperado y puesto de nuevo en vuelo después de su aterrizaje forzoso en Pastrana”.
  25. 25. RECORDEMOS Página 25 Testigos del ataque y el aterrizaje forzoso fueron, entre otros muchos (toda lapoblación de Pastrana aseguró que los aviones atacantes eran cazas republicanos), elfranciscano Antolín Abad (por aquel entonces escondido, por lo que pudo ver elametrallamiento pero no el aterrizaje forzoso) y el médico Francisco Cortijo (citadopor Camilo José Cela en su obra Viaje a La Alcarria). Este es un extracto del testimonio del citado médico: “Después de rodar 4kilómetros en diez minutos, encontramos el avión a unos 200 metros de la carreterade Fuentelaencina, bien visible en una suave hondonada cubierta de encinas y montebajo. El avión capotado al tomar tierra estaba panza arriba, con las ruedas arriba;presentaba las hélices rotas y aproximadamente treinta impactos de bala en dos filasque agujereaban la cabina a ambos lados de la parte central, producidos por dosráfagas de ametralladora de los cazas que hirieron a algunos viajeros y por suerte notocaron al piloto. ”En el suelo, separados del aparato, semitumbados y abrigados, estaban todoslos pasajeros más o menos heridos, muy nerviosos y reflejado el miedo en el rostro yrecelando de las personas que llegaban. Los heridos de bala eran tres hombresjóvenes; cerca, dos niñas mayores, en la primera pubertad, con lesiones pequeñas,mientras los pilotos, absolutamente ilesos, atendían y animaban a todos después desacarlos del avión y ponerlos en las mejores condiciones posibles. ”Habían hecho fuego recogiendo alguna leña, aumentando la fogata con unmaletín de cuero del que aún quedaba sin quemar algún trozo y restos de cartulinasde fotografías, diciéndonos que lo habían quemado por el frío ambiental y porque sucontenido no tenía importancia, lo que no convenció a nadie, aunque de momento nhubo más comentarios. Sin embargo, pude observar ciertas miradas de duda y recelo,no aceptando la explicación dada tan simplemente. Y tenía razón, pues las fotosquemadas eran muy importantes. Al lado de un herido, junto a su mano, se veían dosbolsas de lona fuerte, bien atadas con cordón y candado, como dos sacos de películasaunque más pequeños que, en realidad, era dos valijas diplomáticas. ”La noticia había sido trasladada a Guadalajara por telégrafo y después aMadrid, aunque creo que no era preciso ni necesario. Al poco tiempo, ya casi denoche, se organizó un buen jaleo en Pastrana pues empezaron a llegar coches deGuadalajara y Madrid, trayendo personajes, responsables y tipos de todas clases ycataduras que, con más o menos ínfulas, mandaban, inquirían o pedían noticias aunos y otros tratando de enterarse de lo ocurrido sin faltar detalle, y entre ellosvenían algunos que buscaban algo más, algo muy importante y eran los dos sacos delona que el médico herido (Doctor Henny, Delegado de la Cruz Roja), al fin, confiado,me entregó y yo escondí de momento, para más tarde, cuando tuve seguridad de aquién debía entregarlo, dárselo al Secretario de la Embajada francesa, dejandodefraudados a todos los demás que lo deseaban. ”El contenido del maletín parece que estaba formado por un montón defotografías tomadas en las calles y en las afueras de Madrid de las víctimas de los‘paseos’ y asesinatos, y también de los militares profesionales fusilados. Las valijasdiplomáticas no sé qué documentos contendrían pero debían ser del mayor interéspara el Gobierno republicano puesto que fueron buscadas con el mayor afán. Pareceser que estos documentos y las fotos, de haberse publicado en Francia, habríanescandalizado en Europa y en todo el mundo. Está claro que con el derribo del aviónse evitó todo esto”. En relación con este episodio, Félix Schlayer, Cónsul y encargado de negocios
  26. 26. RECORDEMOS Página 26de Noruega en Madrid, publicó en 1938 un libro titulado: Diplomat im roten Madrid(Diplomático en el Madrid rojo), que en España ha sido publicado recientemente por laeditorial Áltera con el título Matanzas en el Madrid republicano. Su dramática experiencia al frente de la embajada de su nación quedareflejada en ambas obras y en estos fragmentos: “Un acontecimiento ocurrido en el mes de diciembre afectó al CuerpoDiplomático y merece ser mencionado. El Delegado del Comité Nacional de la CruzRoja fue llamado a Ginebra unos días antes de que se celebrará una sesión delConsejo de la Sociedad de naciones en la que Álvarez del Vayo (ministro de Estado delFrente Popular) pensaba desempeñar su habitual papel defendiendo a ‘CaperucitaRoja’ o la “inocencia ultrajada”, y estigmatizando a los ‘lobos nacionales’. El Delegado tenía material probatorio principalmente de los asesinatos depresos en el mes de noviembre. El avión del Gobierno francés que pensaba utilizarpara el viaje llegó a Madrid procedente de Toulouse sin impedimento alguno. Al díasiguiente tenía que regresar el aparato con el Delegado y dos periodistas franceses(de la Agencia Havas y Le Matin). Por la tarde, otra persona que ejercía sus funcionesen el Comité Internacional, se encontró con un francés a quien conocía y quedesempeñaba un papel importante en el servicio de contraespionaje rojo en Madrid.Este le dijo que el avión no saldrá al día siguiente. “En efecto, a la mañana siguiente el avión tenía un ‘fallo’ de motor que no semanifestó hasta el mismo momento de arrancar, con lo cual, de hecho, no pudo salir.Los viajeros tuvieron que volverse a casa a esperar. Veinticuatro horas más tarde,reparada la ‘avería’, el avión emprendió el vuelo. Cerca ya de Guadalajara, o sea, apocos kilómetros de Madrid, vino hacia él otro avión que al principio volaba en tornosuyo trazando grandes círculos. Lleva los distintivos del Gobierno rojo. El francés losaludó, como es habitual en estos casos, con un movimiento de alas arriba y abajopara darse a conocer, a pesar de que, por otra parte, llevaba grandes distintivos de laAviación francesa y la inscripción ‘Embajada de Francia’. El avión rojo voló a sualrededor, se alejó, cambió otra vez el rumbo, volvió, voló por debajo del aviónfrancés y disparó sobre él con sus ametralladoras, alejándose luego a toda velocidad.El piloto francés espantado —quien me hizo personalmente este relato— descendióinmediatamente para una toma de tierra forzosa. Sólo la cabina había sido alcanzadapor los disparos. Tres de sus ocupantes resultaron heridos: uno de los periodistasmurió a consecuencia de sus lesiones; al otro hubo de amputarse una pierna; elDelegado de la Cruz Roja, después de permanecer en cama cuatro meses, salvó, porlo menos, su vida. Pero los ominosos documentos no llegaron a Ginebra a tiempo parano poner en apuros a Álvarez del Vayo. Entonces resultó que se trataba de la‘agresión criminal de un avión de los nacionales al avión diplomático francés’. Y estofue lo que la indignaba prensa roja anunció al mundo”. El doctor Henny viajaba a Francia, primero, y a Ginebra después con lafinalidad de informar a las autoridades de la Sociedad de Naciones de los crímenesque el Frente Popular (los republicanos, según muchos prefieren llamarlos) llevaba acabo sistemáticamente en Madrid. Los dirigentes del frente Popular deseaban impedirel traslado de las pruebas y lo consiguieron derribando el avión. El diplomático Félix Schlayer fue acompañado por Henny en uno de sus viajeshasta las fosas donde yacían sepultadas las víctimas de las matanzas en masa y lavíspera de salida del vuelo de Henny fue informado por un francés al servicio delcontraespionaje republicano de que el avión “no podría” despegar al día siguiente. El

×