Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Planificación
Área: Ciencias Sociales
Año: 1°
Contenido: Espacio urbano y espacio rural
Objetivo: Comprender las diferenci...
A la mañana siguiente el ratón de ciudad se quejó de que apenas había podido dormir, -
¡cuánto ruido!, he oído rebuznos, t...
-¡No gracias!, se me ha quitado el hambre, y los dos ratones se despidieron con un
abrazo, ¡Adiós, adiós!.
Por el camino A...
Una vez que completemos el cuadro en el pizarrón les entregaré una copia del cuadro
para que peguen en sus cuadernos y lo ...
Después de completar el cuadro en sus cuadernos les mostraré dos fotografías, una de un
espacio urbano y otra de un espaci...
Anexo:
Esquema previo al desarrollo del guión
1) ¿Qué quiero comunicar? (idea o tema)
2) ¿Cuáles son mis objetivos?
3) ¿Có...
recibió una sorpresa muy especial, la visita de su
gran amigo Martín que vivía en la ciudad.
Los dos ratones llevaban much...
-¡Mmm, esto es increíble Martín!, dijo Altón
sinceramente impresionado.
-Lo ves, seguro que después de esto no querrás
vol...
You’ve finished this document.
Download and read it offline.
Upcoming SlideShare
Luis Pineda | Comparecencia en el Parlament de Catalunya
Next
Upcoming SlideShare
Luis Pineda | Comparecencia en el Parlament de Catalunya
Next
Download to read offline and view in fullscreen.

Share

Planificación 1 de recursos_y_tics corrección final

Download to read offline

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Be the first to like this

Planificación 1 de recursos_y_tics corrección final

  1. 1. Planificación Área: Ciencias Sociales Año: 1° Contenido: Espacio urbano y espacio rural Objetivo: Comprender las diferencias entre espacio urbano y espacio rural a partir de un cuento y fotografías Desarrollo: Comenzaré la clase preguntándole a los alumnos ¿Han ido al campo? ¿Cómo es? ¿Es igual que la ciudad? Después de las respuestas de los alumnos les presentaré el siguiente cuento a partir de la reproducción de un CD: “El ratón del campo y el ratón de ciudad” Una mañana Altón un humilde ratoncillo de campo, recibió una sorpresa muy especial, la visita de su gran amigo Martín que vivía en la ciudad. Los dos ratones llevaban mucho tiempo sin verse y se abrazaron afectuosamente. Luego se sentaron en la mesa y dieron buena cuenta de un exquisito queso y unos frutos recién juntados, unos melocotones, unos higos, unas peras y unas uvas más dulces que la miel. Mientras comían, Martín le contaba a su amigo la lujosa vida que llevaba en la ciudad, y entonces le dijo: -¿cuándo vendrás tu a visitarme?, te vendrá bien salir de aquí y conocer el mundo. Altón sonrió como respuesta a aquellas amables palabras y a continuación llevó a su invitado a dar un paseo por los alrededores. El campo estaba precioso y muchos árboles del bosque tenían ya sus hojas doradas por el otoño, pero al charlatán visitante parecía no importarle nada de todo aquello y seguía hablando bla, bla, bla, bla, de su magnífica forma de vida en la ciudad en la que residía. Horas después los dos amigos volvieron a casa y cantaron acompañándose a la guitarra, algunas de las viejas canciones que habían compartido durante su infancia. Luego cerraron y se acostaron.
  2. 2. A la mañana siguiente el ratón de ciudad se quejó de que apenas había podido dormir, - ¡cuánto ruido!, he oído rebuznos, trinos de pájaros. -¡vaya nochecita!, decía furioso el refinado Martín. A Altón le resultaron sorprendentes aquellos comentarios por que él había dormido como un tronco y estaba de muy buen humor. Poco después tras un espléndido y saludable desayuno los dos amigos se despidieron, ya que Martín deseaba volver a su casa cuanto antes. ¡¡¡ Adiós, adiós!!!. Días más tardes Altón decidió ir a conocer todas las maravillas que Martín le había contado así que se fue y se plantó en la ciudad. A pesar de los coches que circulaban en todas las direcciones, de las cientos de personas que se movían a toda prisa y de aquel ruido infernal, el asustado ratoncillo llegó a las puertas de la mansión de su amigo, que lo recibió con los brazos abiertos. -¡Mmm, esto es increíble Martín!, dijo Altón sinceramente impresionado. -Lo ves, seguro que después de esto no querrás volver al campo. ¡vení a comer que estarás muerto de hambre!. Y, entonces Martín lo condujo a un enorme salón donde había una mesa llena de los más apetitosos manjares: pan, queso, frutas, pasteles de todas clases. -¿Todo esto es para nosotros?, preguntó Altón sin salir de su asombro. Su amigo sonrió por aquellas inocentes palabras y le contestó muy animado: -¡claro, el cocinero ha preparado este festín!. Los dos ratones se arrimaron hacia la mesa con gran agilidad y no habían hecho más que empezar, cuando de repente una gigantesca sombra apareció ante ellos y un maullido estremecedor retumbó en toda la habitación. Los animalillos huyeron con la rapidez del rayo, perseguidos por un gato tremendo y a duras penas alcanzaron la ratonera. Ya dentro, empezaron a temblar de miedo mientras el gato paseaba impaciente, vigilando de cerca la entrada del escondrijo. Horas más tardes, el gato pareció cansarse y lo oyeron alejarse. Los dos ratoncillos por fin respiraron aliviados. -¿Sabes una cosa Martín? Vuelvo ahora mismo a mi casa, al campo, yo no puedo vivir aquí con estos sobresaltos. -¡Pero tienes que comer algo Altón!, dijo Martín.
  3. 3. -¡No gracias!, se me ha quitado el hambre, y los dos ratones se despidieron con un abrazo, ¡Adiós, adiós!. Por el camino Altón no podía dejar de pensar en los graves peligros que acechaban a su amigo en la ciudad y un ligero temblor recorrió su cuerpo. Él acostumbrado a la vida sencilla y tranquila del campo no podía resistir esos sustos, pero a todo el mundo no le gustan los mismos lugares para vivir, pensó el ratoncito mientras se acurrucaba feliz y adentro de su acogedora madriguera, y aquella noche tuvo un precioso y alegre sueño con los agradables momentos que había pasado con su amigo. FIN Autor: Esopo Luego de presentarles el cuento les haré las siguientes preguntas: ¿Qué cosas hay en la ciudad?, ¿y en el campo?, ¿a qué creen que se debe esto? A partir de las respuestas de los alumnos, les explicaré que al campo se lo denomina espacio rural y a la ciudad espacio urbano. En el campo podemos observar que el paisaje no ha sido modificado por el hombre, en cambio la ciudad ha sido modificada por el hombre. Después realizaremos un cuadro de tres entradas en el pizarrón para completar con imágenes las diferencias o relaciones que hay entre el campo y la ciudad. Espacio Urbano Espacio Rural Relación entre los dos
  4. 4. Una vez que completemos el cuadro en el pizarrón les entregaré una copia del cuadro para que peguen en sus cuadernos y lo completen. AUTO SEMÁFORO COLECTIVO EDIFICIOS TRACTOR CABALLO CHANCHO GALLINA PERRO CABALLO ÁRBOL CASA
  5. 5. Después de completar el cuadro en sus cuadernos les mostraré dos fotografías, una de un espacio urbano y otra de un espacio rural, realizándoles las siguientes preguntas: Imaginen que viven allí, ¿qué harían con las tierras de los campos que rodean las casas? Si vivieran en alguna de las casas que aparecen en la foto, ¿cómo harían para comprar comida o trasladarse a la escuela? ¿Qué actividades realizan las personas que aparecen en la foto?, ¿qué construcciones se observan? Fotografías del Espacio urbano y del espacio rural Para finalizar la clase, luego de las respuestas de los alumnos se les entregarán las fotografías mostradas anteriormente para que peguen en sus cuadernos.
  6. 6. Anexo: Esquema previo al desarrollo del guión 1) ¿Qué quiero comunicar? (idea o tema) 2) ¿Cuáles son mis objetivos? 3) ¿Cómo? ¿De qué forma? (Género) 4) ¿Con la intervención de quiénes? (Personas o personajes) 5) ¿En qué tiempo? 6) ¿Con qué efectos? ¿Música? Respuestas: 1) Lo que quiero comunicar con el Cuento El ratón de campoy el ratón de ciudad, es que los alumnos logren apreciar las diferencias existentes entre un espacio y otro. 2) Comprender las diferencias entre espacio urbano y espacio rural a partir del cuento anteriormente mencionado y a través de fotografías. 3) A través del relato de un cuento maravilloso y de imágenes que pertenezcan al espacio urbano, otras que pertenezcan al espacio rural y algunas que pertenezcan a ambos espacios, para realizar actividades. 4) Con la intervención de personajes como son: Altón (ratón de campo) y Martín (ratón de ciudad). 5) El tiempo que dura el relato del cuento es de 05:57 minutos. 6) Con efectos sonoros como: Rebuzno de burro, trino de pájaros, sonido de guitarra, sonido de autos, sonido de pasos, bostezo, cierre de puerta, maullido de gato, sonido de suspenso. La música que utilicé es del cuento “El ratón de campo y ratón de ciudad” Guión Radiofónico Texto Audio Tiempo “El ratón del campo y el ratón de ciudad” Una mañana Altón un humilde ratoncillo de campo, Música
  7. 7. recibió una sorpresa muy especial, la visita de su gran amigo Martín que vivía en la ciudad. Los dos ratones llevaban mucho tiempo sin verse y se abrazaron afectuosamente. Luego se sentaron en la mesa y dieron buena cuenta de un exquisito queso y unos frutos recién juntados, unos melocotones, unos higos, unas peras y unas uvas más dulces que la miel. Mientras comían, Martín le contaba a su amigo la lujosa vida que llevaba en la ciudad, y entonces le dijo: -¿cuándo vendrás tu a visitarme?, te vendrá bien salir de aquí y conocer mundo. Altón sonrió como respuesta a aquellos amables palabras y a continuación llevoa su invitado a dar un paseo por los alrededores. El campo estaba precioso y muchos árboles del bosque tenían ya sus hojas doradas por el otoño, pero al charlatán visitante parecía no importarle nada de todo aquello y seguía hablando bla, bla, bla, bla, de su magnífica forma de vida en la ciudad en la que residía. Horas después los dos amigos volvieron a casa y cantaron acompañándose a la guitarra, algunas de las viejas canciones que habían compartido durante su infancia. Luego cerraron y se acostaron. A la mañana siguiente el ratón de ciudad se quejo de que apenas había podido dormir, - ¡cuánto ruido!, he oído rebuznos, trinos de pájaros. -¡vaya nochecita!, decía furioso el refinado Martín. A Altón le resultaron sorprendentes aquellos comentarios por que él había dormido como un tronco y estaba de muy buen humor. Poco después tras un espléndido y saludable desayuno los dos amigos se despidieron, ya que Martín deseaba volver a su casa cuanto antes. ¡¡¡ Adiós, adiós!!!. Días más tardes Altón decidió ir a conocer todas las maravillas que Martín le había contado así que se fue y se plantó en la ciudad. A pesar de los coches que circulaban en todas las direcciones, de las cientos de personas que se movían a toda prisa y de aquel ruído infernal, el asustado ratoncillo llegó a las puertas de la mansión de su amigo, que lo recibió con los brazos abiertos. Sonido de guitarra Sonido de cierre de puerta Rebuzno de un burro Trinos de pájaros Coches Pasos de personas
  8. 8. -¡Mmm, esto es increíble Martín!, dijo Altón sinceramente impresionado. -Lo ves, seguro que después de esto no querrás volver al campo. ¡vení a comer que estarás muerto de hambre!. Y, entonces Martín lo condujo a un enorme salón donde había una mesa llena de los más apetitosos manjares: pan, queso, frutas, pasteles de todas clases. -¿Todo esto es para nosotros?, preguntó Altón sin salir de su asombro. Su amigo sonrió por aquellas inocentes palabras y le contestó muy animado: - ¡claro, el cocinero ha preparado este festín!. Los dos ratones se arrimaron hacia la mesa con gran agilidad y no habían hecho más que empezar a comer, cuando de repente una gigantezca sombra apareció ante ellos y un maullido estremecedor retumbó en toda la habitación. Los animalillos huyeron con la rapidez del rayo, perseguidos por un gato tremendo y a duras penas alcanzaron la ratonera. Ya dentro, empezaron a temblar de miedo mientras el gato paseaba impaciente, vigilando de cerca la entrada del escondrijo. Horas más tardes, el gato pareció cansarse y lo oyeron alejarse. Los dos ratoncillos por fin respiraron aliviados. -¿Sabes una cosa Martín? Vuelvo ahora mismo a mi casa, al campo, yo no puedo vivir aquí con estos sobresaltos. -¡Pero tienes que comer algo Altón!, dijo Martín. -¡No gracias!, se me ha quitado el hambre, y los dos ratones se despidieron con un abrazo, ¡Adiós, adiós!. Por el camino Altón no podía dejar de pensar en los graves peligros que acechaban a su amigo en l ciudad y un ligero temblor recorrió su cuerpo. Él acostumbrado a la vida sencilla y tranquila del campo no podía resistir esos sustos, -pero a todo el mundo no le gustan los mismos lugares para vivir, pensó el ratoncito mientras se acurrucaba feliz y adentro de su acogedora madriguera, y aquella noche tuvo un precioso y alegre sueño con los agradables momentos que había pasado con su amigo. Suspenso Maullido de gato Sonido de rayo Bostezo Música 5:57 min

Views

Total views

207

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

34

Actions

Downloads

1

Shares

0

Comments

0

Likes

0

×