13.es

3,748 views

Published on

0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,748
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
117
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide
  • La verdad fundamental de nuestra fe cristiana es el misterio de la Santísima Trinidad. Este misterio -que, por ser nosotros limitados, no podemos nunca comprender- nos enseña que en Dios hay tres Personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Las tres personas son Dios, las tres son eternas, las tres omnipotentes, pero hay un solo Dios. El Espíritu Santo es la tercera persona de la Santísima Trinidad y profesamos su divinidad cuando rezamos en el Credo: " Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria ". Hemos de creer, pues, en Dios Espíritu Santo.
  • Sabemos que Jesucristo, la segunda persona de la Santísima Trinidad, se hizo hombre y murió por nosotros. Con su vida, muerte y resurrección, los hombres hemos sido salvados. Pero en nuestra salvación intervienen las tres divinas Personas: el Padre, que envió a su Hijo; el Hijo que murió por nosotros; el Espíritu Santo, que vino el día de Pentecostés para ser como el alma de la Iglesia y habitar en cada uno de nosotros.
  • Hemos dicho que hay un solo Dios; por tanto, todas las cosas que Dios hace, las hacen las tres divinas Personas. Sin embargo, unas cosas se atribuyen al Padre, otras al Hijo, y otras al Espíritu Santo. Así, unas veces decimos que Dios Padre es creador del mundo, porque es obra de la omnipotencia divina y el poder se atribuye al Padre, aunque el mundo lo crearon también el Hijo y el Espíritu Santo. Si se considera la Redención, su realización fue obra del Hijo encarnado. Al Espíritu Santo, que procede del amor del Padre y el Hijo, se apropia particularmente la santificación de los hombres, aunque la santificación es obra de toda la Trinidad.
  • Después de afirmar en el Credo nuestra fe en Dios Padre y en Dios Hijo -nuestro Señor Jesucristo-, confesamos también la fe en el Espíritu Santo. El Espíritu Santo -tercera persona de la Santísima Trinidad- es Dios. Sin embargo, el Espíritu Santo es para muchos el Gran Desconocido , aunque, como dice San Pablo, el cristiano es Templo del Espíritu Santo . Desde el mismo momento del bautismo está en nuestra alma en gracia santificándola y adornándola con sus dones. Si no lo echamos por un pecado mortal, Él nos inspira y nos asiste, guiándonos hacia el cielo. Es el Paráclito o Consolador, el «dulce huésped del alma». Este es el gran don de Jesucristo al subir al cielo, como lo había prometido a los Apóstoles en la última Cena: "Os conviene que yo me vaya. Pues, si no me fuere, el Paráclito (el Espíritu Santo) no vendrá a vosotros; pero, si me fuere, os lo enviaré" (Juan 16,7). Y efectivamente, en el día de Pentecostés recibieron el Espíritu Santo. Al estudiar este tema hemos de pedir al Espíritu Santo que nos ayude a entender su misteriosa acción en la Iglesia y en nuestra alma.
  • Tal como Cristo había prometido, el día de Pentecostés -diez días después de la ascensión al cielo y cincuenta días después de su resurrección- el Espíritu Santo descendió sobre los Apóstoles y discípulos, que estaban reunidos en el Cenáculo con la Santísima Virgen. Con la venida del Espíritu Santo la Iglesia se abría a las naciones. El Espíritu Santo, que Cristo derrama sobre sus miembros, construye, anima y santifica a su Iglesia.
  • La santificación que el Espíritu Santo obra en nosotros consiste en unirnos cada vez más con Dios; pero, para que pueda lograrlo, hemos de dejarle actuar en nuestra alma. ¿De qué manera? Viviendo siempre en gracia de Dios: entonces somos templos del Espíritu Santo , como dice San Pablo, que está dentro de nuestra alma y nos va santificando. Por eso hay que recibir los sacramentos, especialmente la Penitencia y la Eucaristía. Con la Penitencia recuperamos la gracia santificante -si la hemos perdido-, y además nos fortalece. Con la Eucaristía el alma se alimenta, y se desarrolla la vida sobrenatural (gracia, virtudes y dones del Espíritu Santo). Además hay que escuchar lo que El nos dice: el Espíritu Santo enseña por medio de los Pastores de la Iglesia, e inspira interiormente lo que Dios quiere y espera de nosotros. Cuando somos dóciles a sus inspiraciones, somos mejores y nos santificamos.
  • Si nos fijamos en los Apóstoles, antes y después de la venida del Espíritu Santo en Pentecostés, se observan algunas diferencias importantes: antes tenían miedo, y ahora predican la palabra de Dios con decisión; los que eran incultos e ignorantes, después hablan de los misterios de Dios y lenguas extrañas. Este cambio tan sorprendente se produce porque en aquel día recibieron la plenitud del Espíritu Santo. De manera semejante, los fieles reciben también la plenitud del Espíritu Santo en el sacramento de la confirmación. Este tema puede servir para conocer mejor la naturaleza y los efectos del sacramento y, si no se ha recibido todavía, para prepararse bien con la ilusión de recibirlo cuanto antes.
  • Los Apóstoles ya habían recibido el Espíritu Santo antes de la ascensión del Señor a los cielos; en la tarde de la resurrección se les apareció Jesús en el Cenáculo y sopló sobre ellos, diciendo: " Recibid el Espíritu Santo" (Juan 20,22). Pero en Pentecostés se llenaron del Espíritu Santo y de dones excepcionales (cfr. Hechos de los Apóstoles 2,1-4). También nosotros recibimos en el bautismo el Espíritu Santo junto con la gracia, pero el Señor ha instituido el sacramento de la confirmación, que es necesario para la plenitud de la gracia bautismal. La confirmación une más íntimamente a la Iglesia y enriquece con una fortaleza especial del Espíritu Santo; de forma que nos comprometemos mucho más, como auténticos testigos de Cristo, a extender y defender la fe cristiana con nuestras palabras y obras, a mostrarnos ante los demás como verdaderos discípulos de Cristo.
  • De manera parecida a lo que sucedió a los Apóstoles en el día de Pentecostés, este sacramento produce en el alma estos frutos: a) Aumenta la gracia . La vida de la gracia que se recibe por primera vez en el bautismo, adquiere un nuevo resello con la confirmación: hay un crecimiento y profundización de la gracia bautismal. b) Imprime carácter . La confirmación imprime un marca espiritual indeleble -el carácter-, para ser testigos de Jesucristo y colaboradores de su Reino; por eso, sólo se puede recibir una vez en la vida. c) Fortalece la fe . La palabra confirmación significa fortalecimiento; con este sacramento nuestra fe en Jesucristo queda fortalecida. d) Nos hace testigos de Cristo . La confirmación nos da fuerzas para defender la fe y defendernos de los enemigos exteriores de nuestra salvación: el demonio, el mal ejemplo, e incluso las persecuciones, abiertas o solapadas, que se desatan contra los cristianos. Nos da vigor para confesar con firmeza nuestra fe siendo testigos de Jesucristo, colaborando en la santificación del mundo y actuando como apóstoles allí donde vivimos y trabajamos.
  • Ministro ordinario de este sacramento es el Obispo; extraordinario , el presbítero que goza de esta facultad por derecho común o por concesión peculiar de la autoridad competente; en peligro de muerte, el párroco o cualquier presbítero. El sujeto es toda persona bautizada que no lo ha recibido. Para recibirlo se debe estar en gracia de Dios, conocer los principales misterios de la fe y acercarse a él con reverencia y devoción. La materia es la unción en la frente con el crisma (mezcla de aceite y bálsamo consagrado por el obispo), que se hace mientras se impone la mano. La unción significa uno de los efectos del sacramento: robustecer la fe. La forma la constituyen estas palabras que pronuncia el ministro: "N., recibe por esta señal el Don del Espíritu Santo". Se responde: "Amén".
  • Sabemos que el Espíritu Santo es el «dulce huésped del alma», que está dentro de nosotros cuando vivimos en gracia. De la misma manera que tratamos al Padre y a Jesucristo, hemos de acostumbrarnos a hablar con el Espíritu Santo, nuestro santificador. Al Espíritu Santo hemos de pedirle de modo especial sus siete dones, tan necesarios para vivir de verdad como cristianos: - El don de sabiduría , que nos hace saborear las cosas de Dios. - El don de entendimiento , que nos ayuda a entender mejor las verdades de nuestra fe. - El don de consejo , que nos ayuda a saber lo que Dios quiere de nosotros y de los demás. - El don de fortaleza , que nos da fuerzas y valor para hacer las cosas que Dios quiere. - El don de ciencia , que nos enseña cuáles son las cosas que nos ayudan a caminar hacia Dios. - El don de piedad , con el que amamos más y mejor a Dios y al prójimo. - El don de temor de Dios , que nos ayuda a no ofender a Dios cuando flaquee nuestro amor.
  • -«Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo». -«En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo». -«Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor». -«Ven, Espíritu Santo, y envía desde el cielo un rayo de tu luz».
  • 13.es

    1. 1. Creo en el Espíritu Santo15
    2. 2. Compendio del Catecismo• 136. ¿Qué quiere decir la Iglesiacuando confiesa: «Creo en elEspíritu Santo»?• Creer en el Espíritu Santo esprofesar la fe en la tercera Personade la Santísima Trinidad, queprocede del Padre y del Hijo y«que con el Padre y el Hijo recibeuna misma adoración y gloria». ElEspíritu Santo «ha sido enviado anuestros corazones» (Ga 4, 6), a finde que recibamos la nueva vida dehijos de Dios.
    3. 3. Ideas principalesIdeas principalesv1.1. 3ª persona de la Trinidad3ª persona de la Trinidad2.2. Misión del Espíritu SantoMisión del Espíritu Santo3.3. ApelativosApelativos4.4. El Espíritu que santificaEl Espíritu que santifica5.5. El Nuevo PentecostésEl Nuevo Pentecostés6.6. Dones y frutosDones y frutos7.7. Trato con el EspírituTrato con el Espíritu
    4. 4. 1. El Espíritu Santo, tercera persona de laSantísima Trinidad• El Espíritu Santo es latercera persona de laSantísima Trinidad yprofesamos su divinidadcuando rezamos en elCredo: "Creo en elEspíritu Santo, Señor ydador de vida, queprocede del Padre y delHijo, que con el Padre y elHijo recibe una mismaadoración y gloria"..
    5. 5. El Espíritu Santo es la TerceraPersona de la Santísima Trinidad,distinta del Padre y del Hijo, delos que eternamente procedecomo Amor subsistente.Así como la Palabra de Dios es elHijo, el Amor de Dios es elEspíritu Santo..
    6. 6. El Espíritu Santo,Tercera Persona de la TrinidadEn el Símbolo Niceno-Constantinopolitano(el Credo que recitamos normalmente enMisa) decimos:1) “Señor”, porque es Dios, y porquegobierna y dirige nuestras vidas parallevarnos a la santidad;2) “Dador de vida”, porque así como elalma da la vida al cuerpo, así la gracia—don del Espíritu Santo—da la vida al alma;
    7. 7. 3) “que procede del Padre y delHijo”, porque es el Amor que procede deEllos4) “con el Padre y el Hijo recibe unamisma adoración y gloria” porque, porser Dios, debe ser adorado y glorificadojunto con Ellos;5) “que habló por los profetas”: puesmovidos por Él, los profetas nos enseñaronlos misterios de Dios.
    8. 8. CAPÍTULO I: CREO EN DIOS PADRE38. ¿Quién es el «Espíritu Santo»?El Espíritu Santo es la tercera persona de laSantísima Trinidad (TRINIDAD) y de la mismanaturaleza divina del Padre y del Hijo. [243-248,263-264]Cuando descubrimos la realidad de Dios en nosotros,entramos en contacto con la acción del Espíritu Santo.Dios «envió a nuestros corazones el Espíritu de suHijo» (Gál 4,6), para que nos llene completamente. Enel Espíritu Santo el cristiano encuentra una alegríaprofunda, la paz interior y la libertad. «Pues nohabéis recibido un espíritu de esclavitud para recaeren el temor, sino que habéis recibido un Espíritu dehijos de adopción, en el que clamamos: ¡Abbá, Padre!»(Rom 8,15b). En el Espíritu Santo, que hemos recibidoen el Bautismo y la  CONFIRMACIÓN podemosllamar a Dios «Padre». 113-120, 203-206, 310-311 8I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    9. 9. CAPÍTULO III: CREO EN EL ESPÍRITUSANTO113. ¿Qué quiere decir: Creo en el Espíritu Santo?Creer en el Espíritu Santo es adorarle como Dios,igual que al Padre y al Hijo. Quiere decir creerque el Espíritu Santo. Viene a nuestro corazónpara que como hijos de Dios conozcamos anuestro Padre del cielo. Movidos por el EspírituSanto podemos cambiar la faz de la tierra. [683-686]Antes de su muerte Jesús había prometido a susdiscípulos enviarles «otro Paráclito» (Jn 14,16),cuando ya no estuviera con ellos. Cuando después sederramó el Espíritu Santo sobre los discípulos de laIglesia primitiva, entendieron lo que Jesús habíaquerido decir. Experimentaron una seguridadprofunda y la alegría de la fe y recibierondeterminados  CARISMAS; es decir, podíanprofetizar, sanar y hacer milagros. Hasta hoy existenpersonas en la Iglesia que tienen estos dones y estasexperiencias. 35-38,310-311 9I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    10. 10. CAPÍTULO III: CREO EN EL ESPÍRITUSANTO114. ¿Qué papel tiene el Espíritu Santo en la vida deJesús?Sin el Espíritu Santo no se puede comprendera Jesús. En su vida se mostró como nuncaantes la presencia del Espíritu de Dios, quedenominamos Espíritu Santo. [689-691, 702-731]Fue el Espíritu Santo quien llamó a la vida humanaa Jesús en el seno de la Virgen María (Mt 1,18),lo confirmó como el Hijo amado (Lc 4,16-19), loguió (Mc 1,12) y lo vivificó hasta el final (Jn19,30). En la Cruz Jesús exhaló el Espíritu.Después de su resurrección otorgó a susdiscípulos el Espíritu Santo (Jn 20,20). Con elloel Espíritu pasó a la Iglesia: «Como el Padre meha enviado, así también os envío yo» (Jn 20,21).10I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    11. 11. CAPÍTULO III: CREO EN EL ESPÍRITUSANTO115. ¿Bajo qué nombres y símbolos se muestra el Espíritu Santo?El Espíritu Santo desciende sobre Jesús en forma depaloma. Los primeros cristianos experimentaron elEspíritu Santo como una unción sanadora, aguaviva, viento impetuoso o fuego llameante. Jesucristomismo habla de él como ayuda, consolador, maestroy espíritu de la verdad. En los  SACRAMENTOS dela Iglesia se otorga el Espíritu mediante laimposición de las manos y la unción con óleo. [691-693]La paz que Dios estableció con los hombres después del diluviose anunció a Noé por la aparición de una paloma. Tambiénla Antigüedad pagana conocía la paloma como símbolo delamor. De este modo los primeros cristianos comprendieronrápidamente por qué el Espíritu Santo, el amor de Dioshecho persona, descendió sobre Jesús en forma de paloma,cuando se hizo bautizar en el Jordán. Hoy en día la palomaes el signo de la paz conocido en todo el mundo y uno de losgrandes símbolos de la reconciliación de los hombres conDios (cf. Gén 8,10-11).11I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    12. 12. CAPÍTULO III: CREO EN EL ESPÍRITUSANTO116. ¿Qué quiere decir que el Espíritu Santo «habló por losprofetas»?Ya en la antigua alianza Dios colmó a hombres ymujeres con el Espíritu Santo, de modo quealzaran su voz en favor de Dios, hablaran en sunombre y prepararan al pueblo para la llegadadel Mesías. [683-688, 702-720]En la antigua alianza Dios escogió hombres y mujeresque estuvieran dispuestos a dejarse convertir por élen consoladores, guías y amonestadores de su pueblo.Fue el Espíritu de Dios el que habló por boca deIsaías, Jeremías, Ezequiel y los demás profetas. Juanel Bautista, el último de estos profetas, no sólo predijola llegada del Mesías. Se encontró con él y lo proclamócomo el liberador del poder del pecado. 12I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    13. 13. CAPÍTULO III: CREO EN EL ESPÍRITUSANTO117. ¿Cómo pudo el Espíritu Santo obrar en, con y pormedio de María?María estaba totalmente disponible y abierta aDios (Lc 1,38). De este modo pudo convertirse,por la acción del Espíritu Santo, en «Madre deDios», y como Madre de Cristo también enMadre de los cristianos, y más aún, de todos loshombres. [721-726]María posibilitó al Espíritu Santo el milagro de losmilagros: la Encarnación de Dios. Ella dio su si aDios: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mísegún tu palabra» (Lc 1,38). Confortada por elEspíritu Santo estuvo con Jesús a las duras y a lasmaduras, hasta la Cruz. Allí Jesús nos la dio a todosnosotros como Madre (Jn 19,25-27). 80-85,479 13I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    14. 14. CAPÍTULO III: CREO EN EL ESPÍRITUSANTO118. ¿Qué sucedió en Pentecostés?Cincuenta días después de su Resurrección .envióJesús desde el cielo el Espíritu Santo sobre susdiscípulos. Dio comienzo entonces el tiempo dela Iglesia. [731-733]El día de Pentecostés el Espíritu Santo hizo de lostemerosos APÓSTOLES testigos valientes de Cristo.En poquísimo tiempo se bautizaron miles depersonas: era la hora del nacimiento de la Iglesia. Elprodigio de las lenguas de PENTECOSTÉS nosmuestra que la Iglesia existe desde el comienzo paratodos; es universal (término latino para el griegocatólica) y misionera. Se dirige a todos los hombres,supera barreras étnicas y lingüísticas y puede serentendida por todos. Hasta hoy el Espíritu Santo es elelixir vital de la Iglesia.14I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    15. 15. CAPÍTULO III: CREO EN EL ESPÍRITUSANTO119. ¿Qué hace el Espíritu Santo en la Iglesia?El Espíritu Santo construye la Iglesia y la impulsa, lerecuerda su MISIÓN. Llama a hombres a su servicioy les concede las gracias necesarias. Nos introducecada vez más profundamente en la comunión con elDios trino. [733-741, 747]Aunque la Iglesia, en su larga historia, en ocasiones haya dadola impresión de estar «dejada de la mano de Dios», a pesarde todas las faltas y deficiencias humanas, siempre estáactuando en ella el Espíritu Santo. Sus dos mil años deexistencia y los numerosos santos de todas las épocas yculturas son ya la prueba visible de su presencia en ella. Esel Espíritu Santo quien mantiene a la Iglesia en suconjunto en la verdad y la introduce cada vez másprofundamente en el conocimiento de. Dios. Es el EspírituSanto quien actúa en los  SACRAMENTOS Y quien haceviva para nosotros la Sagrada Escritura. A las personasque se abren totalmente a él, les otorga también hoy susgracias y dones ( CARISMAS). 203-20615I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    16. 16. CAPÍTULO III: CREO EN EL ESPÍRITUSANTO120. ¿Qué hace el Espíritu Santo en mi vida?El Espíritu Santo me abre a Dios; me enseña a orar y meayuda a estar disponible para los demás. (738-741)«El huésped silencioso de nuestra alma», así llama san Agustínal Espíritu Santo. Quien quiera percibirlo debe hacersilencio. Con frecuencia este huésped habla bajito dentrode nosotros, por ejemplo en la voz de nuestra conciencia omediante otros impulsos internos y externos. Ser «templodel Espíritu Santo» quiere decir estar en cuerpo y alma adisposición de este huésped, del Dios en nosotros. Nuestrocuerpo es por tanto, en cierto modo, el cuarto de estar deDios. Cuanto más nos abramos al Espíritu Santo ennosotros, tanto más se convertirá en maestro de nuestravida, tanto más nos concederá también hoy sus CARISMAS para la edificación de la Iglesia. De este modo,en lugar de las  OBRAS DE LA CARNE, crecerán ennosotros los  FRUTOS DEL ESPÍRITU. 290-291,295-297,310-31116I (1-165), II (166-278), III (279-468), IV (469-
    17. 17. 2. Dios Padre, Hijo y Espíritu Santorealizan la salvación• Sabemos que Jesucristo, la segundapersona de la Santísima Trinidad, sehizo hombre y murió por nosotros.Con su vida, muerte y resurrección,los hombres hemos sido salvados.• Pero en nuestra salvaciónintervienen las tres divinasPersonas: el Padre, que envió a suHijo; el Hijo que murió pornosotros; el Espíritu Santo, quevino el día de Pentecostés para sercomo el alma de la Iglesia y habitaren cada uno de nosotros.
    18. 18. Dios Espíritu Santo (Catecismo, 683-747)La misión del Hijo y del Espíritu• Es una Persona de la Trinidad,consustancial al Padre y al Hijo...• Coopera con el Padre y el Hijo en nuestra salvación...Nadie conoce lo íntimo de Dios, sino el Espíritu de Dios (1 Cor 2, 11)• El Espíritu Santo que nos hace conocer al Hijo no habla de sí mismo...• El Espíritu Santo nos hace oír al Padre, pero a Él no lo oímos...• El Padre y el Hijo nos dan a conocer al Espíritu Santo...• El Padre envía al Hijo que hace visible a Dios; el EspírituSanto (invisible) nos hace conocer quién es el Hijo...• La misión del Hijo es redimirnos en la Cruz y con laResurrección; la misión del Espíritu Santo es unirnosa Jesús y hacernos vivir en Él...
    19. 19. La misión del Espíritu Santo•“El Espíritu coopera con el Padre y el Hijodesde el comienzo del Designio de nuestrasalvación y hasta su consumación. Pero apartir de la Encarnación es cuando se nosrevela y nos es dado, cuando esreconocido y acogido como Persona”(CEC, 868).
    20. 20. El Espíritu Santo y la Palabra de Dios• Desde el comienzo y hasta el fin de los tiempos la misiónconjunta del Verbo y del Espíritu Santo está oculta peroactiva...• Leemos el Antiguo Testamento, interpretando loque el Espíritu Santo nos dice en él sobre Jesús... En la creación: el soplo de Dios se cernía sobre las aguas (Gn 1, 2)... En las promesas: Abraham, los “tres hombres” (Gn 18, 1-15)... En las “teofanías”: Moisés, “en la nube” (Ex 19, 9 y 16-19)... En la Ley: Suscita el deseo del Espíritu Santo (Gal 3, 10-14)...• San Juan Bautista, lleno del Espíritu Santo (Lc 1, 15)... En la plenitud de los tiempos:• María, Morada del Espíritu Santo; en ella se realiza eldesignio de salvación de Dios Padre, engendrando ensu seno a Jesús, nuestro Salvador (Lc 1, 29-56)...• Jesús realiza conjuntamente con el Espíritu Santo el misteriode nuestra salvación, en la Cruz y en la Resurrección...
    21. 21. El Espíritu Santo en el A.T.• El Espíritu Santo se hace presente en laCreación: es el viento de Dios que se cerníasobre las aguasEn el principio creó Dios los cielos y la tierra. Latierra era caos y confusión y oscuridad porencima del abismo, y un viento de Dios aleteabapor encima de las aguas. Génesis 1, 1-2
    22. 22. Los profetas del AntiguoTestamento hablaron movidospor El Espíritu Santo• Los profetas son personas elegidas por Diospara hablar de Cristo, del Mesías que naceríaen Israel para la Salvación de toda lahumanidad.Todas las profecías tienen su cumplimientoen Cristo, Dios y Hombre verdadero. Cristo esla plenitud de la Revelación de Dios a loshombres.
    23. 23. La misión del Espíritu SantoEncarnaciónPor obra del Espíritu Santo, el Hijo —enviado por el Padre— se hizo hombre enlas entrañas de la Santísima Virgen .
    24. 24. • María concibió por obra y gracia del Espíritu Santo• El ángel le respondió: El Espíritu Santo vendrá sobre ti y elpoder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que hade nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. María es lacriatura más Excelsa y Bella ante Dios: es Hija, Esposa yMadre de Dios• María mantiene una especial relación con la SantísimaTrinidad: es Hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo, y Esposade Dios Espíritu Santo. Ella es Madre de Dios, por ser Madredel Verbo Encarnado, de Jesucristo.• María es la fiel Esposa del Espíritu Santo• María, concebida sin pecado original, instrumento y medioelegido por Dios para salvar a la humanidad caída, siempretuvo su corazón en Dios. Ella, que no cometió pecado alguno,fue siempre fiel al Espíritu Santo que habitaba en su CorazónInmaculado. Ella, libremente, se hace la Esclava del Señor:• MarÍa , la llena de gracia, es la llena del EspÍritu Santo
    25. 25. Y TAMBIÉN VOSOTROS DARÉISY TAMBIÉN VOSOTROS DARÉISTESTIMONIO, PORQUE DESDE ELTESTIMONIO, PORQUE DESDE ELPRINCIPIO ESTÁIS CONMIGO.PRINCIPIO ESTÁIS CONMIGO.(Jn 15)(Jn 15)CUANDO VENGA EL PARÁCLITO QUECUANDO VENGA EL PARÁCLITO QUEOS ENVIARÉ DESDE EL PADRE,OS ENVIARÉ DESDE EL PADRE,EL ESPÍRITU DE LA VERDADEL ESPÍRITU DE LA VERDADQUE PROCEDE DEL PADRE,QUE PROCEDE DEL PADRE,ÉL DARÁ TESTIMONIO DE MÍ.ÉL DARÁ TESTIMONIO DE MÍ.
    26. 26. MUCHAS COSASME QUEDANPOR DECIROS…
    27. 27. PentecostésEl Padre y el Hijo enviaron al EspírituSanto para dar vida a la Iglesia, CuerpoMístico de Cristo.Se revela plenamente la Trinidad.
    28. 28. LOS DISCÍPULOS ESTABAN REUNIDOS...EL ESPÍRITU SANTO DESCENDIÓSOBRE ELLOS
    29. 29. 7)- LECTURA BÍBLICA: Hch. 2, 1-5El día de Pentecostés estaban to-dos reunidos en un mismo lugar.Y de repente vino un estruendodel Cielo, como si soplara unviento violento, y llenó toda lacasa donde estaban sentados.Entonces aparecieron lenguasEntonces aparecieron lenguascomo de fuego y se asentaroncomo de fuego y se asentaronsobre cada uno de ellos.sobre cada uno de ellos.
    30. 30. 8)- LECTURA BÍBLICA: Hch. 2, 1-5Todos fueron llenos del EspírituEspírituSantoSanto y comenzaron a hablar endistintas lenguas, como elEspíritu les daba que hablasen.En Jerusalén habitaban judíos,hombres piadosos de todas lasnaciones debajo del cielo.
    31. 31. 9)- LECTURA BÍBLICA: Hch. 2, 6-11Cuando se produjo este estruendose juntó la multitud; y estabanconfundidos, porque cada unoles oía hablar en su idioma.Estaban atónitos y asombrados,y decían: Miren, ¿no son galileostodos estos que hablan? ¿Ycómo, oímos nosotros cada unoen nuestro idioma en que
    32. 32. 10)- LECTURA BÍBLICALECTURA BÍBLICA: Hch. 2, 6-11Partos, medos, elamitas; de Mesopotamia, Judea y Capadocia, delPonto y de Asia, de Frigia y dePanfilia, de Egipto y de las regio-nes de Libia más allá de Cirene;forasteros romanos, judíos prosé-litos, cretenses y árabes, lesoímos hablar en nuestrosidiomas los grandes hechos de
    33. 33. La misión del Espíritu Santo"El Espíritu Santo prepara a los hombres,los previene por su gracia, paraatraerlos hacia Cristo.Les manifiesta al Señor resucitado, lesrecuerda su palabra y abre su mentepara entender su Muerte y suResurrección.Les hace presente el Misterio de Cristo,sobre todo en la Eucaristía parareconciliarlos, para conducirlos a lacomunión con Dios" (CEC, 737).
    34. 34. La misión del Espíritu SantoEsta animación de la Iglesia por el EspírituSanto permanece a lo largo de la historia,garantizando que se conserve el depósitode la Revelación, de modo que la Iglesiacontinúe siempre llevando las almas aDios:por la fidelidad a ese divino depósitopor la administración de lossacramentos
    35. 35. 3. Apelativosdel EspírituSanto
    36. 36. Cuáles son los apelativos delCuáles son los apelativos delEspíritu Santo?Espíritu Santo?• ““Espíritu Santo” es el nombre propio de laEspíritu Santo” es el nombre propio de latercera Persona de la Santísima Trinidad.tercera Persona de la Santísima Trinidad.Jesús lo llama también Espíritu ParáclitoJesús lo llama también Espíritu Paráclito(Consolador, Abogado) y Espíritu de(Consolador, Abogado) y Espíritu deVerdad. El Nuevo Testamento lo llamaVerdad. El Nuevo Testamento lo llamaEspíritu de Cristo, del Señor, de Dios,Espíritu de Cristo, del Señor, de Dios,Espíritu de la gloria y de la promesa.Espíritu de la gloria y de la promesa.
    37. 37. Nombre apelativos y símbolos del Espíritu Santo• Nombre propio:Espíritu = Ruah = soplo, aire, viento...Espíritu Santo (Jesús lo llama así, Mt 28, 19)...• Apelativos: Paráclito= abogado (Jn 14, 16; 14, 26; 15, 26; 16, 7)...= aquel que es llamado junto a uno...= el que consuela... Espíritu de la promesa... (Gal 3, 14) Espíritu de adopción... (Rom 8, 15) Espíritu de Cristo... (Rom 8, 11) Espíritu del Señor... (2 Cor 3, 17) Espíritu Dios... (Rom 8, 9; 8, 14) Espíritu de gloria... (1 Pe 4, 14)
    38. 38. PARÁCLITOPARÁCLITO• Es el Espíritu Santo cual madre y padre a la vez. Es elEs el Espíritu Santo cual madre y padre a la vez. Es elParáclitoParáclito o Defensor de Jesús y también de nosotros.o Defensor de Jesús y también de nosotros.• Necesitamos poner a punto las armas del Espíritu paraNecesitamos poner a punto las armas del Espíritu paraluchar y vencer en el combate.luchar y vencer en el combate.• ÉlÉl nos ha de defender del pecado, de la tentación, delnos ha de defender del pecado, de la tentación, delcansancio, del desamor, del orgullo, del egoísmo, de lacansancio, del desamor, del orgullo, del egoísmo, de lacomodidad, del temor de nosotros mismos y de los demás.comodidad, del temor de nosotros mismos y de los demás.• "Solo el amor echa el temor", solo el"Solo el amor echa el temor", solo el ParáclitoParáclito da lada lavalentía.valentía.• ÉlÉl nos libra de la tristeza, de las angustias y dificultades,nos libra de la tristeza, de las angustias y dificultades,de la falta de fe, del olvido de Dios, de las divisiones entrede la falta de fe, del olvido de Dios, de las divisiones entrenosotros, de las apariencias de la virtud y de las mediasnosotros, de las apariencias de la virtud y de las mediasverdades, de los engaños y de las trampas de los falsosverdades, de los engaños y de las trampas de los falsoshermanos...
    39. 39. SÍMBOLOS• Dios es totalmente espiritual y totalmentesanto, nos podemos imaginar un Padre y unHijo ¿Cómo nos imaginamos un Espíritu?• En la Biblia cuando aparece el Espíritu lohace en forma de paloma o fuego o huracáno…
    40. 40. • Símbolos: El agua: En el Bautismo, después de lainvocación del Espíritu Santo, el agua seconvierte en el signo sacramental eficaz... La unción: Cristo es el gran Ungido del Espíritu Santo;la unción es el signo sacramental en laConfirmación... El fuego: simboliza la energía delEspíritu Santo, que transforma todo loque toca (Lc 3, 16; Hechos 2, 3-4)... La nube y la luz: oculta la gloria de Dios; así semanifiesta en la Anunciación, en la Transfiguracióny en la Ascensión (Lc 1, 35; Lc 9, 34-35; Hechos 1,9) La mano: Jesús cura imponiendo las manos; es elgesto utilizado al celebrar variosSacramentos...símbolo del poder de Dios... El dedo: La paloma: símbolo de la paz alcanzada después deldiluvio, y que el Espíritu Santo da a los
    41. 41. Agua vivaAgua viva• El agua es símbolo de limpiezaEl agua es símbolo de limpieza• Engendra vidaEngendra vida• Todo lo que toca lo cambiaTodo lo que toca lo cambia• Tiene una fuerza increíbleTiene una fuerza increíble
    42. 42. Otra metáfora usada paraOtra metáfora usada parahablar del Espíritu Santohablar del Espíritu Santoson losson los Ríos de AguaRíos de Aguavivaviva... Estas. Estas AguasAguas dandandeseos de saborear, hastadeseos de saborear, hastala saciedad, las cosas dela saciedad, las cosas deDios.Dios.• EstasEstas Aguas vivasAguas vivas sonsontambién símbolo detambién símbolo dedefensa y alegría:defensa y alegría:• El paso del Mar Rojo...El paso del Mar Rojo..."Las acequias alegran la"Las acequias alegran laciudad de Dios".ciudad de Dios".
    43. 43. FUEGOFUEGO• Es lo material más espiritual, intangible,Es lo material más espiritual, intangible,cambiantecambiante• Se transmite rapidísimoSe transmite rapidísimo• Cauteriza, transformaCauteriza, transforma• Llama de amor vivaLlama de amor viva
    44. 44. • Oh llama de amor vivaOh llama de amor viva• que tiernamente hieres de mi almaque tiernamente hieres de mi alma• en el más profundo centro!en el más profundo centro!• Pues ya no eres esquivaPues ya no eres esquiva• acaba ya si quieres,acaba ya si quieres,• ¡rompe la tela de este dulce encuentro!¡rompe la tela de este dulce encuentro!• ¡Oh cauterio suave!¡Oh cauterio suave!• ¡Oh regalada llaga! ¡¡Oh regalada llaga! ¡• Oh mano blanda!Oh mano blanda!• ¡Oh toque delicado¡Oh toque delicado• que a vida eterna sabeque a vida eterna sabe• y toda deuda paga!y toda deuda paga!• Matando, muerte en vida has trocado.Matando, muerte en vida has trocado.• ¡Oh lámparas de fuego¡Oh lámparas de fuego• en cuyos resplandores las profundas cavernas del sentido,en cuyos resplandores las profundas cavernas del sentido,• que estaba oscuro y ciego,que estaba oscuro y ciego,• con extraños primorescon extraños primores• color y luz dan junto a su querido!color y luz dan junto a su querido!• ¡Cuán manso y amoroso recuerdas en mi seno¡Cuán manso y amoroso recuerdas en mi seno• donde secretamente solo moras,donde secretamente solo moras,• y en tu aspirar sabroso de bien y gloria lleno,y en tu aspirar sabroso de bien y gloria lleno,• cuán delicadamente me enamoras!cuán delicadamente me enamoras!
    45. 45. HURACÁNHURACÁNNo se ve pero tiene una potencia extraordinariaNo se ve pero tiene una potencia extraordinariaEmpujaEmpujaRompe el orden establecidoRompe el orden establecido
    46. 46. NUBE LUMINOSANUBE LUMINOSAMisterio, que a la vez iluminaMisterio, que a la vez iluminaPasajes del Éxodo de la TransfiguraciónPasajes del Éxodo de la Transfiguración
    47. 47. SELLO• Hoy diríamos tatuaje• El Espíritu Santo es el Sello de Dios.• El Sello del Espíritu es la identificacióncon Cristo, prenda de salvación. Es señalde protección y de cruz, de pertenencia yde amor, de santidad, de resurrección, defidelidad creativa.• María fue toda Ella pintada por el Sellodel Espíritu Santo.
    48. 48. MANO• Aunque con menos frecuencia, se habla también en la Biblia, delAunque con menos frecuencia, se habla también en la Biblia, delDedo de DiosDedo de Dios,, como símbolo del Espíritu Santo.como símbolo del Espíritu Santo.• Decir:Decir: Dedo, Mano, BrazoDedo, Mano, Brazo es igual, todo tiene el mismoes igual, todo tiene el mismosignificado designificado de Poder de Dios.Poder de Dios.• El Salmo 8 dice: "Cuando contemplo el cielo, obra de tusEl Salmo 8 dice: "Cuando contemplo el cielo, obra de tus dedos..."dedos..." es decir, todo eles decir, todo eluniverso es obra de tuuniverso es obra de tu Poder.Poder.• Con Mano poderosa, con Brazo extendidoCon Mano poderosa, con Brazo extendido salvó a su pueblo..."salvó a su pueblo..."• "No es corta la"No es corta la Mano de YahvéMano de Yahvé para alimentar a supara alimentar a su pueblo..."pueblo..."• "La"La Mano del SeñorMano del Señor está con los que le buscan y es la actuación del Espíritu de Diosestá con los que le buscan y es la actuación del Espíritu de Dios".".• "La"La Mano de DiosMano de Dios da espíritu de profecía".da espíritu de profecía".• LosLos Dedos de DiosDedos de Dios escribieron a la presencia del Rey:escribieron a la presencia del Rey:• Medido - Pesado - Dividido...Medido - Pesado - Dividido...• ElEl Dedo de DiosDedo de Dios o sea el Espíritu Santo actúa en nosotros si leo sea el Espíritu Santo actúa en nosotros si ledejamos. También hay toques interiores que nos despiertan.dejamos. También hay toques interiores que nos despiertan.• SuSu ManoMano nos sostiene y nos saca del abismo,nos sostiene y nos saca del abismo, ManoMano poderosa ypoderosa ysalvadora.salvadora.
    49. 49. ACEITE• LaLa UnciónUnción es símbolo del Espíritu. En el A.es símbolo del Espíritu. En el A.T. se ungían sacerdotes, reyes, profetas,T. se ungían sacerdotes, reyes, profetas,altares, piedras...altares, piedras...• ElEl ÓÓleoleo es signo de alegría, de sanación, dees signo de alegría, de sanación, dealimento, de prosperidad, de bendición, dealimento, de prosperidad, de bendición, deiluminación (elemento de alumbrado:iluminación (elemento de alumbrado:Vírgenes Prudentes).Vírgenes Prudentes).
    50. 50. ARRAS Y ANILLO• LasLas ArrasArras yy el anilloel anillo son símbolo del Espíritu Santo. Y son un pactoson símbolo del Espíritu Santo. Y son un pactode fidelidad; donativo que el esposo hace a la esposa de sí mismo;de fidelidad; donativo que el esposo hace a la esposa de sí mismo;entrega, donación mutua.entrega, donación mutua.• LasLas ArrasArras significan la universalidad y pluralidad de los bienes quesignifican la universalidad y pluralidad de los bienes quese van a compartir; adelanto de algo que se promete; regalo de losse van a compartir; adelanto de algo que se promete; regalo de losdones de Dios.dones de Dios.• El Espíritu Santo son lasEl Espíritu Santo son las ArrasArras para nuestro corazón, prenda,para nuestro corazón, prenda,garantía y herencia de lo que vendrá.garantía y herencia de lo que vendrá.• LasLas ArrasArras yy el anilloel anillo son signos del poder sacerdotal y profético deson signos del poder sacerdotal y profético deDios y de fidelidad a Él; signo esponsal de su amor.Dios y de fidelidad a Él; signo esponsal de su amor.• "Si tamaña es la primicia ¿"Si tamaña es la primicia ¿ cual será la plenitud?"cual será la plenitud?"
    51. 51. PALOMA• Paz: Tiene que ver con el arca de Noé• El animal más humilde• Escena del Bautismo de Jesús El Aleteo de Dios, de su Espíritu.• Aletear es actuar. "El Espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas en formade paloma." Es un Aleteo de profundidad, de protección universal, devida, de poder, de fuerza, de voluntad, de energía, de gozo. Donde elEspíritu no aletea hay muerte. La paloma es símbolo del Espíritu, delamor mutuo entre el Padre y el Hijo.• Es la energía del amor de Dios que se manifiesta en la dulzura y en lasuavidad del aleteo. Actuó en Jesús, en María, y actúa en la Iglesia, en spueblo y en cada uno de nosotros.• "Los humanos se acogen a la sombra de sus alas."• "Nos toma y nos lleva sobre sus plumas."
    52. 52. PERFUME• Se puede comprar al Espíritu con el Perfume.• En la Biblia, el perfume, es el lenguaje del amor, espresencia y alegría.• El olor de este Perfume no queda solo en el que lo recibe,sino que se expande y lo perciben quienes nos rodean,como una nube de incienso aromático.• Las virtudes son para los demás como flores, porque llevanel Perfume del Espíritu Santo.• María lo recibió en pleno y nos lo puede transmitir paraque, a nuestra vez, lo emanemos en favor de los demás.
    53. 53. Memoria• El Espíritu Santo es Memoria de Jesucristo.• "Haz Memoria de Jesucristo Resucitado", no en sentidohistórico sino teológico, es decir actualizar su presencia en cadanueva situación de tu vida.• Es el Espíritu Santo quien nos dará inteligencia y conocimientopara poder penetrar en lo profundo de Cristo y nos lo harárecordar. Memoria privilegiada que nos llevará a la verdadcompleta con Él. Memoria que abraza el pasado, el presente y elfuturo.• El Recuerdo de Cristo influye en nuestras vidas y es el EspírituSanto que actúa y actualiza este recuerdo.• Los sacramentos son “memoria” de Cristo,repiten lo que hacía Cristo• María vivía la Memoria divina en su corazón porque el EspírituSanto moraba en Ella.
    54. 54. VINO NUEVOALEGRÍAABUNDANCIASABORENERGÍALAS HERIDASSE CURABANCON VINO
    55. 55. 3. El Espíritu Santo nos santifica• Hemos dicho que hay un soloDios; por tanto, todas las cosasque Dios hace, las hacen las tresdivinas Personas. Sin embargo,unas cosas se atribuyen al Padre,otras al Hijo, y otras al EspírituSanto.• Al Espíritu Santo, que procededel amor del Padre y el Hijo, seapropia particularmente lasantificación de los hombres,aunque la santificación es obra detoda la Trinidad.• El Espíritu es la persona divinaque está con nosotros
    56. 56. • El cristiano es Templo delEspíritu Santo. Desde elmismo momento del bautismoestá en nuestra alma en graciasantificándola y adornándolacon sus dones. Si no loechamos por un pecado mortal,Él nos inspira y nos asiste,guiándonos hacia el cielo.• Este es el gran don deJesucristo al subir al cielo: "Osconviene que yo me vaya.Pues, si no me voy, elParáclito (el Espíritu Santo)no vendrá a vosotros; pero, sime voy, os lo enviaré" (Juan16,7).
    57. 57. El Espíritu y la santificación delas almasNuestra santificación se atribuye al Espírituporque consiste en el crecimiento en lacaridad, en el amor; y Él es el amorsubsistente:“Dios es amor” (1Jn 4, 8) y el amor “Dioslo ha derramado en nuestros corazonespor el Espíritu Santo que nos ha sidodado” (Rm 5, 5) "Puesto que hemosmuerto, o al menos, hemos sido heridospor el pecado, el primer efecto del dondel Amor es la remisión de nuestrospecados"
    58. 58. El Espíritu Santo y la Iglesia• El día de Pentecostés elEspíritu Santo descendiósobre los Apóstoles ydiscípulos, que estabanreunidos en el Cenáculocon la Santísima Virgen.• Con la venida del EspírituSanto la Iglesia se abría alas naciones. El EspírituSanto, que Cristo derramasobre sus miembros,construye, anima ysantifica a su Iglesia.• El Espíritu hace posibleque la Iglesia tenga unaparte invisible
    59. 59. El Espíritu Santo y la Iglesia• El día de Pentecostés la Pascua de Cristo llega a suplenitud, con la efusión del Espíritu Santo sobre losApóstoles, que inaugura la misión de la Iglesia...• La misión de Cristo y del Espíritu Santo se realiza en la Iglesia...• El Espíritu Santo atrae a los hombres hacia Cristo...• Les manifiesta a Cristo resucitado, en la Iglesia...• Cristo, por medio de los Sacramentos, comunica elEspíritu Santo a los hombres, y los hace participarde la salvación• Los dones del Espíritu Santo, recibidos en losSacramentos, producen sus frutos en la “vida nueva”de los creyentes• El Espíritu Santo, que anima la vida de los creyentes,inspira su oración
    60. 60. El alma de la IglesiaEl alma de la Iglesia«Sin el Espíritu Santo, Dios está lejos, Cristo se«Sin el Espíritu Santo, Dios está lejos, Cristo sequeda en el pasado, el Evangelio en letra muerta, laqueda en el pasado, el Evangelio en letra muerta, laIglesia no pasa de simple organización, la autoridadIglesia no pasa de simple organización, la autoridadse convierte en dominio, la misión en propaganda, else convierte en dominio, la misión en propaganda, elculto en evocación, y el quehacer de los cristianos enculto en evocación, y el quehacer de los cristianos enuna moral propia de esclavos».una moral propia de esclavos».«Pero en él, el cosmos se levanta y gime en la«Pero en él, el cosmos se levanta y gime en lainfancia del Reino, Cristo ha resucitado, el Evangelioinfancia del Reino, Cristo ha resucitado, el Evangelioaparece como potencia de vida, la Iglesia comoaparece como potencia de vida, la Iglesia comocomunión trinitaria, la autoridad es un serviciocomunión trinitaria, la autoridad es un servicioliberador, la misión un Pentecostés, la liturgialiberador, la misión un Pentecostés, la liturgiamemorial y anticipación, el hacer humano quedamemorial y anticipación, el hacer humano quedadeificado»deificado» (Ignatios Lattaquié texto leído en el Consejo Ecuménico de las Iglesias reunido en Upsala)
    61. 61. 5. El Espíritu Santo santifica principalmentepor los sacramentos• La santificación que elEspíritu Santo obra ennosotros consiste en unirnoscada vez más con Dios; pero,para que pueda lograrlo,hemos de dejarle actuar ennuestra alma.– Viviendo siempre en gracia deDios.– Recibiendo los sacramentos,especialmente la Penitencia y laEucaristía.– Escuchando lo que Él nos dicepor medio de los Pastores de laIglesia y las inspiracionesinteriores.
    62. 62. En laConfirmaciónse recibe elEspíritu Santo• Antes del día de Pentecostés, losapóstoles tenían miedo, y luegopredican la palabra de Dios condecisión; los que eran incultos eignorantes, después hablan de losmisterios de Dios y lenguasextrañas. Este cambio tansorprendente se produce porqueen aquel día recibieron la plenituddel Espíritu Santo.• De manera semejante, los fielesreciben también la plenitud delEspíritu Santo en el sacramento dela confirmación. Nuevaevangelización 3 tema 6 ap 6LACONFIRMACIÓNES UN NUEVOPENTECOSTÉS
    63. 63. Compendio del Catecismo• 265. ¿Qué lugar ocupa la Confirmaciónen el designio divino de salvación?• En la Antigua Alianza, los profetasanunciaron que el Espíritu del Señorreposaría sobre el Mesías esperado y sobretodo el pueblo mesiánico. Toda la vida yla misión de Jesús se desarrollan en unatotal comunión con el Espíritu Santo. LosApóstoles reciben el Espíritu Santo enPentecostés y anuncian «las maravillas deDios» (Hch 2,11). Comunican a losnuevos bautizados, mediante laimposición de las manos, el don delmismo Espíritu. A lo largo de los siglos, laIglesia ha seguido viviendo del Espíritu ycomunicándolo a sus hijos.
    64. 64. 1. Los Apóstoles recibieron la plenituddel Espíritu Santo en Pentecostés;nosotros, en la confirmación• En la tarde de la resurrección Jesús seapareció en el Cenáculo a sus discípulos ysopló sobre ellos, diciendo: "Recibid elEspíritu Santo" (Juan 20,22). Pero enPentecostés se llenaron del Espíritu Santo yde dones excepcionales (cfr. Hechos de losApóstoles 2,1-4).• También nosotros recibimos en el bautismoel Espíritu Santo junto con la gracia, pero elSeñor ha instituido el sacramento de laconfirmación, que es necesario para laplenitud de la gracia bautismal.• Nos comprometemos mucho más, comoauténticos testigos de Cristo, a extender ydefender la fe cristiana con nuestras palabrasy obras, a mostrarnos ante los demás comoverdaderos discípulos de Cristo.
    65. 65. 2. Efectos del sacramento de laconfirmación• De manera parecida a loque sucedió a losApóstoles en el día dePentecostés, estesacramento produce en elalma estos frutos:– Aumenta la gracia.– Imprime carácter.– Fortalece la fe.– Nos hace testigos de Cristo.
    66. 66. 3. Ministro, sujeto del sacramento de laconfirmación• Ministro ordinario de estesacramento es el Obispo;extraordinario, elpresbítero que goza de estafacultad por derechocomún o por concesiónpeculiar de la autoridadcompetente.• El sujeto es toda personabautizada que no lo harecibido. Para recibirlo sedebe estar en gracia deDios, conocer losprincipales misterios de lafe y acercarse a él conreverencia y devoción.
    67. 67. 4. Materia y forma•La materia es la unción en la frente con el crisma(mezcla de aceite y bálsamo consagrado por elobispo), que se hace mientras se impone la mano. Launción significa uno de los efectos del sacramento:robustecer la fe.•La unción con el Sto.Crisma significa abundancia,alegría, purificación, agilidad, curación, belleza,santidad y fuerza.•La forma la constituyen estas palabras quepronuncia el ministro: "N., recibe por esta señal elDon del Espíritu Santo". Se responde: "Amén".
    68. 68. •Los dones del Espíritu Santo son"disposiciones permanentes que hacen alhombre dócil para seguir sus impulsos"(CEC, 1830). "Completan y llevan a superfección las virtudes de quienes losreciben" (CEC, 1831).
    69. 69. Es el gusto de DiosEs el gusto de Diosy de las cosas de Dios.y de las cosas de Dios.Es saborear a Dios.Es saborear a Dios.Es saber ver con los ojosEs saber ver con los ojosdel corazón.del corazón.El don de la SabiduríaEl don de la Sabiduría ilumina la mente parailumina la mente paradiscernir y apreciar las cosas de Diosdiscernir y apreciar las cosas de Dios,, ante lasante lascuales los gozos de la tierra pierden su saborcuales los gozos de la tierra pierden su sabor
    70. 70. Luz para entender el misterio de Dios,Luz para entender el misterio de Dios,el misterio de Cristo,el misterio de Cristo,el misterio del ser humano,el misterio del ser humano,el misterio de la historia,el misterio de la historia,el misterio de la vida.el misterio de la vida.Luz para entender la PalabraLuz para entender la Palabray los signos de Dios.y los signos de Dios.
    71. 71. Prudencia a la hora de hablar y de escuchar.Prudencia a la hora de hablar y de escuchar.Capacidad para tomar y ayudar a tomar decisiones acertadas.Capacidad para tomar y ayudar a tomar decisiones acertadas.Orientar, alentar.Orientar, alentar.
    72. 72. Para superar miedos y comodidades,para afrontar riesgos y dificultades.Audacia para cumplir nuestra misión.Aliento y ayuda a superar las dificultadesque encontramos en nuestro caminar hacia
    73. 73. Lleva a juzgar rectamente las cosas creadas y a mantener elcorazón en Dios
    74. 74. Para intensificar la relación filial con Dios.Para intensificar la relación filial con Dios.Está hecha de agradecimiento, cariño, ternura,Está hecha de agradecimiento, cariño, ternura,benevolencia, disponibilidad...benevolencia, disponibilidad...Algo muy delicado y valioso.Algo muy delicado y valioso.Nos ayuda a ver con buenos ojos a todos los hijos deNos ayuda a ver con buenos ojos a todos los hijos de Dios.
    75. 75. Amor a Dios.Amor a Dios.Confianza en Dios,Confianza en Dios,un Dios que siempre es más.un Dios que siempre es más.Confianza en su Amor.Confianza en su Amor.Induce a huirde lasocasionesde pecar,no ceder ala tentacióny evitar loque puedaentristecera Dios, atemersepararnosde quienamamos yes la razónde nuestro
    76. 76. “El Espírituno quiere servisto,sino seren nuestros ojosla luz”.(Urs von Baltasar)
    77. 77. Los frutos del Espíritu SantoLos frutos del Espíritu Santo son actosque el cristiano en estado de gracia realizabajo el impulso del Paráclito, y quemuestran la docilidad a sus mociones.Así como los frutos de un árbol indican elárbol que los ha dado, así los frutos delEspíritu Santo indican su presencia yactividad en el alma.
    78. 78. AMORAMORLOS FRUTOS DEL ESPÍRITU SON:(Gál 5)Nadie tiene un amor más grande queel que da la vida por sus amigos.Caridad :Caridad : es el amor sobrenatural a Dios y a nuestros hermanos,es el amor sobrenatural a Dios y a nuestros hermanos,y es como la raíz y alma de toda virtud y obra buena.y es como la raíz y alma de toda virtud y obra buena.
    79. 79. GOZOGOZOOs he dichoestas cosaspara que mi gozoesté en vosotros,y vuestra alegríallegue a plenitud.Alegría o gozo :Alegría o gozo : Es laEs laconsolación interior queconsolación interior quesienten los justos en el serviciosienten los justos en el serviciode Dios, como una recompensade Dios, como una recompensaanticipada.anticipada.
    80. 80. PAZPAZJesússepresentóenmediode susdiscípulos y lesdijo:PAZAVOSOTROS
    81. 81. PACIENCIAPACIENCIAAl sarmiento que da fruto,Al sarmiento que da fruto,el Padre lo poda y lo limpiael Padre lo poda y lo limpiapara que dé más fruto.para que dé más fruto.Es el valor en el sufrimiento, y aun el deseo deEs el valor en el sufrimiento, y aun el deseo dearrostrarlo más y más en vista de las eternasarrostrarlo más y más en vista de las eternasrecompensasrecompensas
    82. 82. BONDADYo soyel buenPastor.El buenPastorda la vidapor susovejas.Es el deseo de hacer el bien a todos, y deEs el deseo de hacer el bien a todos, y dehacer los mayores sacrificios para que sehacer los mayores sacrificios para que sepropague y difunda dicho bienpropague y difunda dicho bien
    83. 83. MANSEDUMBREMANSEDUMBREAmaos los unos a los otros,como yo os he amado.Es freno en las impaciencias y ardores deEs freno en las impaciencias y ardores decualquier pasión, hasta del mismo celo porcualquier pasión, hasta del mismo celo porDios, cuando lo piden la discreción yDios, cuando lo piden la discreción yprudencia, para que no se comprometanprudencia, para que no se comprometancon algún desorden sus mismos interesescon algún desorden sus mismos interesesdivinosdivinos
    84. 84. FIDELIDADTu Palabra, Señor, es eterna,Tu Palabra, Señor, es eterna,más estable que el cielo.más estable que el cielo.Tu fidelidad de generación en generación…Tu fidelidad de generación en generación…es la firme lealtad aes la firme lealtad aDios y al prójimo, noDios y al prójimo, nofaltando a ambos en lofaltando a ambos en loque se les debe, o porque se les debe, o porrazón de justicia, orazón de justicia, opor razón de caridadpor razón de caridad
    85. 85. SOBRIEDADSOBRIEDADTodos aguardana que les eches comidaa su tiempo.es la templanza yes la templanza ymoderación en el uso demoderación en el uso delas cosas exterioreslas cosas exteriores
    86. 86. Los frutos del Espíritu SantoLonganimidad :es la firme esperanza y completaseguridad en las promesas de Dios.
    87. 87. Los frutos del Espíritu SantoBenignidad :apacibilidad de carácter, suavidad de trato,blandura de condición, para atraer a todoslos hombres a la verdad y al bien.
    88. 88. Los frutos del Espíritu SantoModestia :es la lucha contra los arranques del amorpropio, el deseo de huir de vanasalabanzas y de evitar la publicidad de lasbuenas acciones, cuando no exija otracosa el mayor servicio de Dios.
    89. 89. Continencia :, tanto de placer, como de honra y deriquezas, dentro de lo que permite lamisma ley de Dios.Los frutos del Espíritu Santo
    90. 90. Los frutos del Espíritu SantoCastidad :Utilizar la sexualidad para lo que fuecreada, el amor y la colaboración en lacreación
    91. 91. 7. Hay que tratar al Espíritu Santo7. Hay que tratar al Espíritu Santo• Sabemos que el Espíritu Santo es elSabemos que el Espíritu Santo es el«dulce huésped del alma», que está«dulce huésped del alma», que estádentro de nosotros cuando vivimos endentro de nosotros cuando vivimos engracia.gracia.• Al Espíritu Santo hemos de pedirle deAl Espíritu Santo hemos de pedirle demodo especial sus siete dones, paramodo especial sus siete dones, paraqeu sepamos ser hijos de Dios eqeu sepamos ser hijos de Dios eidentificarnos con Cristoidentificarnos con Cristo• Para muchos cristianos, el EspírituPara muchos cristianos, el EspírituSanto esSanto es el Gran Desconocido.el Gran Desconocido.• Quien busca sinceramente la santidad,Quien busca sinceramente la santidad,debe buscar cada vez másdebe buscar cada vez másintensamente su trato, porque es Élintensamente su trato, porque es Élquien nos ha de santificar.quien nos ha de santificar.
    92. 92. El Espíritu Santo vive en nosotrosEl Espíritu Santo vive en nosotros¿Os han hablado algún vez de la¿Os han hablado algún vez de lainhabitación?inhabitación?En nuestra alma vive Dios, si no loEn nuestra alma vive Dios, si no loechamos por el pecadoechamos por el pecado
    93. 93. Dejar que Dios guíe mi vidaDejar que Dios guíe mi vidaTener presente a Dios en todosTener presente a Dios en todosmomentos del díamomentos del díaPonerme en las manos de DiosPonerme en las manos de DiosVocación: Todos tenemos vocaciónVocación: Todos tenemos vocacióncamino que Dios nos pone para sercamino que Dios nos pone para serfelicesfelices¿Para qué estudiamos?¿Para qué estudiamos?¿Qué gran diferencia estudiar para ganar¿Qué gran diferencia estudiar para ganardinero o para servir a los demásdinero o para servir a los demás
    94. 94. ¿Se puede sentir el Espíritu Santo?¿Se puede sentir el Espíritu Santo?Tener presente a Dios en todosTener presente a Dios en todosmomentos del díamomentos del díaCarismáticos: Oración para sentir alCarismáticos: Oración para sentir alEspíritu SantoEspíritu Santo
    95. 95. Algunas oraciones dirigidas alEspíritu Santo• «Gloria al Padre y alHijo y al EspírituSanto».• «En el nombre delPadre y del Hijo y delEspíritu Santo».• «Ven, Espíritu Santo,llena los corazones detus fieles y enciende enellos el fuego de tuamor».• «Ven, Espíritu Santo, yenvía desde el cielo unrayo de tu luz».
    96. 96. Tratar al Espíritu Santo"Ven, ¡oh Santo Espíritu!: ¡ilumina mientendimiento, para conocer tus mandatos;fortalece mi corazón contra las insidias delenemigo; inflama mi voluntad... He oído tuvoz, y no quiero endurecerme y resistir,diciendo: después..., mañana. ¡Ahora!, novaya a ser que el mañana me falte.
    97. 97. Tratar al Espíritu Santo¡Oh!, Espíritu de verdad y de sabiduría,Espíritu de entendimiento y de consejo,Espíritu de gozo y de paz!; quiero lo quequieras, quiero porque quieres, quierocomo quieras, quiero cuando quieras...”San Josemaría Escrivá, abril de 1934.
    98. 98. VEN, ESPÍRITU SANTOVEN, ESPÍRITU SANTOVEN, AMOR QUE NUNCA DICE:VEN, AMOR QUE NUNCA DICE:BASTABASTALLENA EL CORAZÓNLLENA EL CORAZÓNDE TUS FIELESDE TUS FIELESENCIENDE EN ELLOS LA LLAMAENCIENDE EN ELLOS LA LLAMADE TU AMORDE TU AMOR
    99. 99. VEN,VEN,PADRE DE LOSPADRE DE LOSPOBRESPOBRESVEN,VEN,DANOS TUDANOS TUGRACIA PARAGRACIA PARACONOCERTECONOCERTE
    100. 100. ILUMINA CON TU LUZILUMINA CON TU LUZNUESTRAS TINIEBLASNUESTRAS TINIEBLASTU ESTÁSTU ESTÁSSIEMPRESIEMPRECONCONNOSOTROSNOSOTROS
    101. 101. DANOS A TODOSDANOS A TODOSEL LENGUAJE DEL AMOREL LENGUAJE DEL AMORPARA QUE EN ÉLPARA QUE EN ÉLPERMANEZCAMOS UNIDOSPERMANEZCAMOS UNIDOS
    102. 102. Ven, Viento Creador,Ven, Viento Creador,visita el corazón de tus hij@s.visita el corazón de tus hij@s.Llénalos de tu fuerza,Llénalos de tu fuerza,Tú que los has creado,Tú que los has creado,Tú que eres el Salvador,Tú que eres el Salvador,regalo del mismo Dios,regalo del mismo Dios,fuente viva, fuego, amor,fuente viva, fuego, amor,dulzura y fuerza de Dios.dulzura y fuerza de Dios.
    103. 103. Da luz a nuestros sentidos,Da luz a nuestros sentidos,pon amor en los espíritus,pon amor en los espíritus,llena de tu fortalezallena de tu fortalezala debilidad de nuestras vidas.la debilidad de nuestras vidas.Aleja nuestros temores,Aleja nuestros temores,concédenos la paz,concédenos la paz,haz que, guiad@s por Ti,haz que, guiad@s por Ti,nos liberemos y liberemos del mal.nos liberemos y liberemos del mal.
    104. 104. Haz que conozcamos al Padre,Haz que conozcamos al Padre,que comprendamos a Jesús,que comprendamos a Jesús,y que siempre creamosy que siempre creamos en Ti,en Ti,Viento de la vida.Viento de la vida.
    105. 105. Demos gracias a Dios PadreDemos gracias a Dios Padrey al Hijo, Jesús resucitado,y al Hijo, Jesús resucitado,y al Viento vivificador,y al Viento vivificador,por los siglos de los siglos.por los siglos de los siglos.
    106. 106. Ven, Viento Creador,Ven, Viento Creador,visita el corazón de tus hij@s.visita el corazón de tus hij@s.Llénalos de tu fuerza,Llénalos de tu fuerza,Tú que los has creado,Tú que los has creado,Tú que eres el Salvador,Tú que eres el Salvador,regalo del mismo Dios,regalo del mismo Dios,fuente viva, fuego, amor,fuente viva, fuego, amor,dulzura y fuerza de Dios.dulzura y fuerza de Dios.Da luz a nuestros sentidos,Da luz a nuestros sentidos,pon amor en los espíritus,pon amor en los espíritus,llena de tu fortalezallena de tu fortalezala debilidad de nuestras vidas.la debilidad de nuestras vidas.Aleja nuestros temores,Aleja nuestros temores,concédenos la paz,concédenos la paz,haz que, guiados por Ti,haz que, guiados por Ti,nos liberemos del mal.nos liberemos del mal.Haz que conozcamos al Padre,Haz que conozcamos al Padre,que comprendamos a Jesús,que comprendamos a Jesús,y que siempre creamosy que siempre creamosen Ti, Viento de la vida.en Ti, Viento de la vida.Demos gracias a Dios PadreDemos gracias a Dios Padrey al Hijo, Jesús resucitado,y al Hijo, Jesús resucitado,y al Viento vivificador,y al Viento vivificador,por los siglos de los siglospor los siglos de los siglos

    ×