Inteligencia emocional

396 views

Published on

Inteligencia emocional

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
396
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Inteligencia emocional

  1. 1. REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA EXPERIMENTAL LIBERTADOR INSTITUTO PEDAGOGICO “LUIS BELTRÁN PRIETO FIGUEROA” SUBDIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO MAESTRÍA EN EDUCACIÓN SUPERIOR BARQUISIMETO INFORME SOBRE INTELIGENCIA EMOCIONAL LIZMAYERY MACHADO C.I V- 17.319.685 Lizmayerymachado685@gmail.com SECCIÓN: ES351 BARQUISIMETO, OCTUBRE DE 2013.
  2. 2. PRESENTACIÓN La inteligencia emocional no es un termino nuevo a abordar, por lo contrario dicha expresión viene de años atrás como lo expresara la autora colombiana Arnobio Maya en 2003, en su libro la inteligencia emocional y educación quien menciona a Sorin Miguel y su trabajo hace mas de 45 años “los partidarios de la conducta racional, los anti sentimentales”, donde afirma que el mundo a marchado mal hasta ahora, porque los hombres se han dejado llevar por sus emociones, entonces ya existía muy ambiguamente la forma de vincular las emociones a la inteligencia y el actuar del hombre, así fue ocupando la debida importancia dentro de las organizaciones sociales, y mas acentuadamente la educativa la cual las distinguen como inteligencia tradicional y hoy en día llamada por filósofos, psicólogos, sociólogos y antropólogos principalmente “inteligencia emocional”, quienes se han ocupado en realizar importantes discusiones sobre su significado para la sociedad y para las personas, dicho termino expresado por primera vez por el psicólogo Peter Salovey y su colega Jhon Mayer, de la universidad de Hampshire en 1990, para referirse a la inteligencia interpersonal e intrapersonal o para describir las cualidades emocionales como la auto motivación, la comprensión de las propias emociones, y la capacidad de ponerse en el lugar de otros , coloquialmente hablando la capacidad de ponerse en los zapatos de otros y saber como controlar las emociones, en cara de poder ser empáticos, y poder resolver problemas de forma tal que permitan acercarse al éxito. Es por ello que se hace interesante profundizar en el tema, debido a que no somos islas, es decir, todos los seres humanos nos encontramos en constante movimiento con el mundo que nos rodea, compartiendo a cada segundo, con la familia, pareja, hijos, así como las relaciones sociales y laborales. En este particular las sociedades y su nivel cultural van cambiando y cada día son mas las invenciones desde lo tecnológico, comunicaciones, y científicas, que van librando nuevos destinos, donde el impacto se hace sentir en todas sus dimensiones en el ámbito social y educativo donde interactuamos, entonces es cuando la inteligencia emocional puede desarrollarse y servir de apoyo para promover la conducta pro social y mejorar el proceso de enseñanza – aprendizaje, así como lo describió el psicólogo y periodista Daniel Goleman en sus publicaciones a partir de 1995, quien cuestionaba los clásicos conceptos de éxito, capacidad y talento y da un impulso a este concepto colocándolo en la conciencia publica y como fuente de conversación desde las aulas hasta las empresas, afirmando
  3. 3. que “la excesiva importancia del cociente intelectual para clasificar a las personas en mas o menos inteligentes es poco útil para predecir el futuro”. Claro esta que es imposible predecir el futuro, ya que el éxito no depende necesariamente de clasificar cuan inteligente se sea, sino de lograr el uso inteligente de las emociones de manera tal que las emociones nos ayuden a guiar nuestro comportamiento, teniendo la capacidad de dominarlas y comprender las de los demás. La inteligencia emocional es pues, una nueva perspectiva de la educación y del desarrollo humano. Así es como la I.E va desarrollándose dentro del ámbito educativo en todos sus niveles, donde se quiere individuos que sea empáticos, pro activos, con dominio de si mismos, con auto motivación y capacidad para motivar, que puedan generar cambios en ellos y en su entorno en consideración con los tiempos actuales y la dinámica de la sociedad, en la cual se necesita ser y actuar emocionalmente equilibrado. Con premisa en lo antes descrito los docentes del nivel de educación superior, no se escapan de dicha realidad, quienes por estar en línea directa con diferentes grupos de personas e intereses, se hace imprescindible la búsqueda del bienestar docente a nivel emocional, como lo describe Carlos H García (2012) en su trabajo bienestar docente y pensamiento emocional, “la auto realización y motivación docente va desde la autoestima y tiene relación con la percepción que hacemos de la estima que los demás tienen de nosotros”. Ciertamente considerando desde la autoestima y como se desarrolle la inteligencia emocional se podrá avanzar y buscar cambios radicales para poder mejorar en todas las dimensiones y llegar de forma asertiva a un colectivo, Es por ello que considerando la educación superior en pro y para generar profesionales de calidad humana, y como influye la I.E de manera positiva en las actividades docentes, se indagara en la conceptualización de inteligencia emocional desde sus comienzos como modelo tradicional o inteligencia tradicional, y la docencia en educación superior hasta lo mas reciente, tomando en consideración la teorización para la estimulación de la inteligencia emocional que plantea la doctora Giménez Agüero Rina en 2007, donde se involucra al docente en formación por la gran responsabilidad que este debe cumplir en el sistema educativo y la sociedad.
  4. 4. INTELIGENCIA EMOCIONAL Y LA DOCENCIA EN EDUCACIÓN SUPERIOR El modelo de inteligencia emocional, no es algo nuevo sino que radica sus comienzos desde los pioneros Salovey y Mayer (1997) quienes la describieron como cualidades emocionales que parecen tener importancia por el éxito y la habilidad para valorar, percibir y expresar con exactitud las emociones que luego fue traído a estudios y análisis de diferentes autores, es decir, que la I.E facilita la comprensión y manejo de los estados emocionales de uno mismo y de otros para resolver problemas y regular conductas. “La inteligencia emocional es una cualidad que tienen los seres humanos susceptibles de desarrollarse traduciéndose en mayores posibilidades de éxito profesional”. (Rivero, L 2008). Y como toda cualidad es totalmente intrínseca y la forma como cada individuo desarrolle su inteligencia emocional depende de su cultura, forma de ser, actuar y sentir, en pocas palabras podemos deducir lo que el otro puede hacer, pero interiorizar primero lo que puede hacer el Yo por mi y el Yo por los demás. En este mismo orden de ideas Hendrie Weisinger (1998) “La inteligencia emocional, es en pocas palabras, el uso inteligente de las emociones. De forma intencional hacemos que nuestras emociones trabajen para nosotros con el fin de que nos ayuden a guiar nuestro comportamiento y a pensar de manera que mejoren nuestros resultados”. En realidad llama la atención el como podemos explorar nuestro yo interno, auto cocernos y permitir conocer a los demás y de igual forma que nos conozcan, de esta manera y en cualquier rol de la vida se puede alcanzar explorar a plenitud la felicidad, conociendo sus debilidades y potenciado sus capacidades. Al igual que dominar las emociones permitiéndose dar pasos a crear lazos de empatía y solidaridad, como un valor intrínseco e interpersonal que favorecerá nuestras capacidades y sacar provecho en el ámbito social, académico y laboral. (Claude Steiner y Paul Perry 1998). Citado por Maya B y Cecilia N en 2003 “Ser emocionalmente inteligente significa conocer las emociones propias y ajenas, su magnitud y sus causas, poseer habilidades emocionales significa saber manejar las emociones a partir del conocimiento de las mismas” de allí las autoras expresan que a partir de la educación emocional se aprenderá como expresar sus sentimientos, donde y cuando hacerlo y como ellos afectan los de los demás. Y la cual considero que cada individuo también debe hacerse responsable de los efectos de sus sentimientos. Y en virtud de lo expresado la educación emocional si juega papel importante ya que si bien
  5. 5. es cierto que el ser humano nace con un temperamento ya definido este también puede ser educado, irse moldeando en cualquier etapa de la vida, al igual que se pueden ir desarrollando habilidades que faciliten interactuar con los demás cuando en caso contrario el temperamento no favorezca a consolidar la autoestima, es por ello que elaborarse desde lo ontológico la visión de vida a futuro para realizar en concreto es esencial en toda persona, la inteligencia emocional es pues, una nueva perspectiva de la educación y del desarrollo humano, la cual hizo decir a Goleman (1999) que “si somos capaces de tener una masa critica de ciertas capacidades que funcione adecuadamente podremos sacar provecho de nuestra inteligencia emocional” entonces si somos capaces de solucionar conflictos y sacar provecho de ellos para tener éxito en la vida y en el trabajo, mas aun se puede en la labor docente, quien mas allá de ser un modelador de conocimientos, ayuda a desarrollar competencias emocionales que le faciliten durante todo el proceso la formación profesional de otros a su cargo. D Martin y K Boeck (2000). “La inteligencia emocional abarca cualidades como la comprensión de las propias emociones, la capacidad de ponerse en lugar de otras personas y la capacidad de conducir las emociones de forma que mejore la calidad de vida”. De la condición del docente a nivel universitario es necesario preguntarse ¿esta en su potencialidad o disponibilidad, orientar en buena parte mas allá de lo biológico y lo inconsciente? De acuerdo con Arnobio C y Maya B (2003) “utilizar el potencial existente es también un hecho importante para el desarrollo de la inteligencia emocional y por ende de nuestra personalidad, para lograr esto se requiere mucha claridad sobre lo que somos y queremos ser, perseverancia, disfrutar aprendiendo, tener confianza en uno mismo y ser capaz de sobreponerse a las derrotas”. Entonces para desarrollar nuestro potencial se requiere mas allá de un esfuerzo saber que de lo que resolvemos realizar y ser, afectara o no a quien este a nuestro alrededor. La profesión docente hoy por hoy es considerada un remanente de conocimientos que deben confluir en la búsqueda de constante cambios sociales, económicos y mejoramiento académico profesional, postgrados, doctorados, q va mas allá de logra la satisfacción a nivel personal, ya que requiere de una suma de superación debido a la constante exposición con estudiantes, familias, y sociedad. Sino de la búsqueda del bienestar de los demás que va mas allá de lo inconsciente a lo consciente Desde este marco la constitución y su ley orgánica reza en su articulo 5, que el estado docente se rige por los principios de integralidad, cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad. Si bien el estado es responsable de la educación y todo lo inherente
  6. 6. a ella, infraestructura, políticas educativas, así como el salario que devenga el docente por su remuneración al trabajo y la dedicación y disfrute de todo lo vinculante, el profesional de la docencia es corresponsable de su bienestar y el de su alrededor. Es por ello que la inteligencia emocional puede desarrollar y servir de apoyo para promover la conducta pro social y mejora del proceso enseñanza – aprendizaje. Comprende la promoción y desarrollo de competencias socio-afectivas donde el profesor será mediador y modelador. De allí la inteligencia emocional puede desarrollarse y servir de apoyo para estimular el proceso de enseñanza-aprendizaje como lo indica Samoyoa M, M (2013), el trabajo docente puede sensibilizarse y desarrollar habilidades emociones desde su perspectiva holística para otros igualmente capacitados para adquirirlas. Donde el individuo tiene la capacidad de razonar sobre sus emociones y procesar información emocional para aumentar el razonamiento y formar parte de un emergente grupo de habilidades mentales, junto a la inteligencia social, la inteligencia practica y la inteligencia personal. CARACTERÍSTICAS ESENCIALES DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL Algunos elementos fundamentales que la caracterizan, son las emociones, para ello nadie puede desarrollar o mejorar lo que no conoce y hacia allá se encamina la inteligencia emocional, entonces el primer elemento es la identificación, cubre entonces el espacio comporta mental y existencial de hacer consciente, hasta donde sea posible, lo inconsciente, relacionado con nuestras emociones, el segundo elemento es saber como manejar las emociones Salovey y Mayer, las emociones no las podemos inventar ellas están allí y forma parte del ser desde el nacimiento y no podemos desplazarlas o ponerlas a nuestro antojo, deseo o conveniencia, sin embargo esta en nuestra potencialidad o disponibilidad, orientar en buena parte, si nos lo permitimos nuestros comportamientos emocionales, el siguiente elemento es utilizar el potencial existente, es decir, saber con claridad lo que somos y queremos ser, Nobora C y M Betancourt la describen como la perseverancia, el ir en la búsqueda de los objetivos, así como disfrutar de lo que se esta haciendo, tener confianza en uno mismo y ser capaz de sobreponerse a las derrotas, el cual no es fácil desarrollar el potencial cuando no esta propuesto un cambio, de una manera afianzada en uno mismo.
  7. 7. Son muchos los bloqueos que pueden obstaculizar el cambio que venga desde adentro hacia los demás y sobre la sociedad y la cultura y son estos las principales barreras para comprender el comportamiento y estimular el logro al cambio. Otro elemento que es considerado en la inteligencia emocional es saberse poner en el lugar de los demás, asociado esto con la empatía, para la Real Academia Española, el termino empatía se deriva del griego empatheia que significa “ sentir dentro” y se utiliza comúnmente para referirse a la capacidad de percibir la experiencia subjetiva de otra persona. La empatía es pues, saber ponerse en los zapatos de otro, no solo es un proceso de socialización y altruismo, de comprender y tener sentimientos por los demás, sino de sentirse y comprenderse a nosotros mismos, entendiendo a los demás es así como el ser humano afirma su individualidad. Ser empático es poder sentir la fibra humana de los demás, es saber escuchar y comprender, dejarse envolver más allá de lo verbal por pensamientos y sentimientos que no se hayan expresado. Finalmente, crear relaciones sociales, es una capacidad que permite establecer adecuadas relaciones con todas las personas con quienes tengamos de paso o permanentemente en nuestras vidas, estas relaciones e interacciones van de la mano con la capacidad y la habilidad de ser empáticos y comunicarse adecuadamente cuando se presente cualquier tipo de conflicto. Cada componente básico representa capacidades que combinadas, dan lugar a la inteligencia emocional. Se organizan de modo jerárquico y cada nivel superior incorpora y desarrolla las capacidades de los niveles inferiores. Estos cuatros componentes básicos son: 1. La capacidad de percibir, valorar y expresar emociones con precisión. 2. Capacidad de poder experimentar o de generar a voluntad, determinados sentimientos, en la medida que faciliten el entendimiento de uno mismo o de otra persona 3. La capacidad de comprender las emociones y el conocimiento que de ellas se derivan 4. La capacidad de regular las emociones para fomentar un crecimiento emocional e intelectual. Por su parte Daniel Goleman presenta las emociones básicas como el miedo, la ira, tristeza y alegría que son reconocidas por casi todas las culturas, señalando además que
  8. 8. cada una de esas emociones admiten una diversidad de modalidades, que se relacionan entre si para dar cabida otras nuevas, las cuales van a depender del temperamento de las personas como predisposiciones emocionales, en oposición a las ordenes emocionales como la depresión o ansiedad, de esta manera el autor describe los principales rasgos de la inteligencia emocional. 1. Conocimiento de uno mismo: reconocer un sentimiento cundo se presenta, de esta manera se considera que las personas que son seguras sobre sus emociones son las que mejor saben dirigir su vida. Es importante pues aprender a conocerse a uno mismo y los propios sentimientos, lo que hace la base de la inteligencia emocional 2. Gestión del humor: disminuir los sentimientos de angustia, depresión, ansiedad. La clave de nuestro equilibrio reside en una justa relación entre los malos y los buenos humores, para ello cuando se tiene poco control sobre las emociones es necesario hacerse consciente, reformular una situación, respirar profundo, agarrar aire, desviarse o relajarse pueden aliviar la depresión, la ansiedad y la ira, buscar ocuparse en alguna labor, estudio leer un buen libro ayuda a dispersar la mente y retomar el control sobre las emociones. 3. Motivación de uno mismo: la buena actitud positiva puede lograrse y para ello se requiere objetivos claros y optimismo, aunque se posea una perspectiva innata pesimista ante las situaciones se pueden mejorar con esfuerzo y practica. 4. Control del impulso: demorar una gratificación. La esencia de la regulación emocional es la capacidad para demorar el impulso en beneficio del objetivo, cuando se busca el fruto de un resultado positivo. La capacidad para resistir el impulso puede desarrollarse con la práctica. 5. Apertura a los demás, empatía; capacidad para ponerse en el lugar de otros, la inteligencia emocional esta vinculada a la capacidad de visualizar el entorno social, laboral, familiar y las diferentes situaciones q se presentan, desarrollándose en la comunicación emocional intensa en situación interactiva. TEORIZACION Según Giménez R (2007), la teorización es concebida desde una perspectiva globalizadora que enfoca innovaciones pedagógicas, integradas en el intento de romper los tradicionales estilos de enseñanza sobre la manera de sentir y actuar de los
  9. 9. estudiantes a nivel superior, este rompimiento es impulsado con acciones que proporciona la redimension de las competencias del docente. De allí que la teorización es un intento explicativo integral de los procesos prácticos implícitos en la gestión pedagógica hacia la estimulación de los procesos socio emocionales desde el enfoque humanista, lo que deriva una estructura integradora concebida por ejes accionarios que relacionan las actuaciones dinamizadoras de los cambios confrontados con los protagonistas de la mediación didáctica. La autora describe entre los ejes accionarios para la búsqueda de cambios concretos, la gestión para el cambio, praxis comunicacional, a partir de competencias humanistas “enfoque del docente desde el humanismo, debe ser participativo y activo”, formar parte de una constante exposición química de emociones controladas, de igual manera expresa la integración en la didáctica humana, praxis pedagógica alfabetizadora para la estimulación de la I.E que facilita la valoración. Gestión al cambio: Motivación como parte de la autorrealización Concepción interactiva Resistencia al cambio Dinámicas comprensivas, la cual deriva de la orientación. Dichas dinámicas permiten la gestión activo-transformadora hacia el conocimiento, donde el docente impulsa a la persona que enseña y transformación del rol del docente, para iniciar estilos diferentes que toquen la fibra de las prácticas pedagógicas. La cual surgen de la necesidad de implementar actividades para fortalecer la acción educativa que promuevan en el docente que se esta formando habilidades teóricas y practicas para actuar como futuros profesionales en una real transformación social del entorno en el cual se desempeñen. Al igual que dichas actividades busquen dinamizar y actualizar sus practicas para ajustarlas a los nuevos acontecimientos y requerimientos del sistema educativo dado por la disposición de los actores como lo son los profesores dispuestos a transformarse, asumiendo como premisa una teorización que lleve a fortalecer la formación del docente, sugiere la autora la estimulación de la inteligencia emocional. ¿Que cosa interesante deja de que se pueda investigar? La aproximación teórica de dicha estimulación y su real aplicabilidad mediante estrategias contenidas y reflejadas en un currículo que ayude a coadyuvar como herramienta dinamizadora las relaciones docentes- estudiantes a nivel de todas las
  10. 10. especialidades en el instituto universitario pedagógico, en la formación profesional de docentes, profundizando mas en la teorización como un aporte para favorecer la praxis educativa. CONSIDERACIONES FINALES Finalmente la inteligencia emocional desde los enunciados de Salovey y Mayer, me llama la atención como la mente humana a través del control de sus emociones, permite que se generen cambios negativos o positivos pero solo la búsqueda de generar un cambio a través de la educación de nuestro autoconocimiento es lo que realmente nos acerca a lograr objetivos concretos, a redimirse con el yo interno y lograr adáptanos a nuestras emociones para poder dar cabida a la interacción con el resto de las personas, así como establecer lazos de empatía y respeto, solidaridad y valoración de nosotros y de los demás. Todas estas emociones, permiten visualizar una nueva perspectiva de lo que somos y hacia donde queremos ir, un cambio de paradigma y a nivel institucional, social, laboral, familiar, busca dejar a un lado nuestra cultura romántica e ilusoria para dar pie al equilibrio racional y emocional como elementos fundamentales ambos, del desarrollo del ser humano. ¿De que me sirve la información adquirida? Conocer mas sobre lo que como individuo puedo dar de mi, hacia quienes están bajo mi cargo como docente, al igual que indagar en como mejorar mi autoestima y como me perciben los demás para lograr el autoconocimiento, solo quienes mejor se conocen pueden dar lo mejor de si mismos, es pues un paso importante conocer como nuestras emociones permiten que avancemos en los diferentes roles que desempeñamos en la vida y como permiten que avancen los demás a nuestro alrededor. Así se hace interesante y justo con los últimos cambios sociales de nuestro país, ir ajustándose a la realidad educativa de las nuevas generaciones, de donde venimos y hacia donde queremos ir, en función del destino racionalista que nos ha trazado la vida, ser equilibrados como seres humanos pensantes, racional, científico y seres afectivos y emotivos, cuya conducta refleje la objetiva con la emotividad y esto ayude a tener una sociedad mas inteligente y una generación de personas exitosas.
  11. 11. Al igual que poder profundizar para futuras investigaciones que busquen afianzar lo lógico- emocional con la transformación del rol del docente a nivel de educación superior.
  12. 12. REFERENCIAS Arnobio M y Nobora C (2003). La inteligencia emocional y educación. Editorial Magisterio. Colombia. Giménez A. R (2007). Estimulación de la inteligencia emocional para fortalecer la praxis pedagógica en docentes de la UPEL-IPB. Una teorización. Lara- Venezuela Goleman, Daniel (1999). La inteligencia emocional. Javier Vergara editorial S.A, Buenos Aires. Hue G, Carlos (2012). Bienestar Docente y Pensamiento Emocional. Universidad de Zaragoza. España. Buscador Googleacademico.com Ley Orgánica de Educación, (2009). Caracas. Venezuela Martin D y Boeck K (2000). Que es la inteligencia emocional. Edaf y albatros S.A. Buenos Aires, Argentina. Real Academia Española (2001) diccionario de la Lengua Española. 2da ed. Editorial Espasa Calpe, S.A. Madrid- España Rivero L (2008). Estrategias pedagógicas para el desarrollo de la inteligencia emocional como herramienta coadyuvante en el proceso de enseñanza aprendizaje. Lara-Venezuela. Samoya M, M. (2013). La inteligencia emocional y el trabajo en educación básica. España. http://dialnet.unirioja.es Steiner C y Perry P (1998). La educación emocional. Una propuesta para orientar las emociones personales. Javier Vergara editor, Buenos Aires. Weisinger, Hendrie (1998). La inteligencia Emocional en el trabajo. Javier Vergara editor. Buenos Aires. Argentina

×