Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico ...
Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico ...
Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico ...
Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico ...
Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico ...
Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico ...
Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico ...
Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico ...
Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico ...
Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Embarazo adolecsente

1,124 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,124
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
23
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Embarazo adolecsente

  1. 1. Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico de NiñosDepartamento de Pediatría y Cirugía Infantil Roberto Del RíoRev. Ped. Elec. [en línea] 2008, Vol 5, N° 1. ISSN 0718-091842ACTUALIZACIÓNEmbarazo adolescentePaula León1, Matías Minassian1, Rafael Borgoño1, Dr. Francisco Bustamante1Interno 7° año, Departamento de Psiquiatría. Facultad de Medicina. Universidad de los Andes.2Psiquiatra, Departamento de Psiquiatría. Facultad de Medicina. Universidad de los Andes.ResumenEn los últimos años ha ocurrido un incremento yuna mayor precocidad del inicio de la actividad sexualjuvenil, provocando un aumento de la incidencia delembarazo adolescente, considerado actualmente unserio problema medico-social. Su prevalencia varía anivel mundial y nacional. Dentro de los factores deriesgo descritos los más importantes son losindividuales, asociándose a resultados gineco-obstétricos y psicosociales adversos. Dentro de losprimeros se encuentran retraso del crecimientointrauterino, anemia, infección del tracto urinario, partoprematuro y complicaciones del parto. Las principalesconsecuencias psicosociales encontradas fueron ladeserción escolar, familias disfuncionales y problemaseconómicos. La situación actual, descrita anteriormente,ha obligado a crear en el último tiempo diferentes tiposde programas de educación sexual (PES) con elobjetivo común de enfrentar el problema. Entre éstostenemos por ejemplo los gubernamentales, losorientados hacia una “sexualidad segura” y otrosbasados en la abstinencia.Palabras clave: “Embarazo Adolescente”,“Consecuencias”, “Programas de Educación Sexual”SummaryIn the past years there has been an increase inpremature and juvenile sexual activity, producing ahigher amount of adolescent pregnancy, which iscurrently considered a severe sociomedical problem. Itsprevalence varies at national and worldwide levels.Within the described risk factors, the most relevant arethe individual ones, which are related to adversegyneco-obstetrical and psychosocial results. Within theformer we find fetal growth retardations, anemia, urinarytract infections, premature birth, and birth complications.The main psychosocial consequences found wereschool desertions, dysfunctional families, and economicproblems. This actual situation has driven to createdifferent kinds of sexual education programs, withcommon goals in order to deal with the problem.Amongst these are the state programs forexample, which include some that try to assure“safe sex” and others that are based on sexualabstinence.Keywords: Adolescent pregnancy,Consequences, Sex education programs.______________________________________IntroducciónDebido a que en los últimos años se haobservado un cambio en la epidemiología delembarazo adolescente, siendo este cada vezmás frecuente y produciéndose a edades másprecoces, creemos importante realizar unarevisión general del tema enfocada a:Aclarar el concepto de embarazo adolescente ysu epidemiologia actual.Identificar los factores de riesgo yconsecuencias que se derivan del problema.Realizar una breve revisión de losprogramas que se han implementado en el paíscon el objetivo de solucionar dicho problema.Para poder llevar a cabo lo planteadoen el párrafo anterior, es que realizamos unarevisión bibliográfica del tema basada en laspublicaciones realizadas tanto en revistascientíficas nacionales como internacionales.Nuestra revisión fue dividida en 3temas principales:Definición, prevalencia y factores de riesgo.Consecuencias del embarazo adolescente.Programas de educación sexual en Chile.Dichos temas serán revisados en losapartados que siguen a continuación:
  2. 2. Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico de NiñosDepartamento de Pediatría y Cirugía Infantil Roberto Del RíoRev. Ped. Elec. [en línea] 2008, Vol 5, N° 1. ISSN 0718-0918431. Definición, Prevalencia y Factores de RiesgoLa Organización Mundial de la Salud, divide lainfancia desde el nacimiento hasta los 10 años,preadolescencia de 10 a 14 años y adolescencia de los14 a los 19 años. (1).Estudios realizados en Estados Unidos hanevidenciado una tendencia al alza de la actividad sexualen los adolescentes durante los últimos 30 años. (2)Según la Cuarta Encuesta Nacional de la Juventud, enChile, al año 2003, el 35,2% de los adolescentes y el84,5% de los jóvenes hasta los 24 años de edad seencontraban sexualmente activos. (3)Mientras en otrospaíses como Cuba el 50 % de las adolescentes tienevida sexual activa y se ha visto un incremento del 10%anual. (4,5)Al año 2003 se estimaba que la edad promediode inicio de las relaciones sexuales era alrededor delos 17 años, sin embargo en trabajos más recientes alrespecto, se ha visto una tendencia a una mayorprecocidad. Como ejemplo de lo anterior es posible citarel estudio realizado por González T et al el año 2005en donde se vio que la edad promedio de inicio de laactividad sexual era de 15,6 años. (3, 6)Sin embargo untrabajo realizado el año 2000 en Temuco, reveló unamayor precocidad del inicio de la actividad sexualsiendo de 12 años para los hombres y 12,8 años paralas mujeres. (7)Es importante destacar la relación queexiste entre en nivel socioeconómico y la edad de iniciode la actividad sexual, ya que las edades menores sepresentan en los niveles socioeconómicos más bajos yen los niveles más altos mayores edades.Definiremos el embarazo adolescente como lagestación en mujeres, cuyo rango de edad se consideraadolescente, independiente de su edad ginecológica. (8)Ruoti plantea que el embarazo a cualquier edadconstituye un hecho biopsicosocial muy importante,pero la adolescencia conlleva a una serie desituaciones que pueden atentar tanto contra la salud dela madre como la del hijo, y constituirse en un problemade salud, que no debe ser considerado solamente entérminos del presente, sino del futuro, por lascomplicaciones que acarrea (9).Dicha situación produceun serio problema biomédico ya que presenta altastasas de morbilidad y mortalidad materna, perinatal yneonatal, agregándose el impacto que produce a nivelsociocultural y psicológico con un elevado costo a nivelpersonal, educacional, familiar y social. (10-13)Trabajos realizados en el extranjero,señalan que el 60% de los embarazosadolescentes ocurren dentro de los 6 primerosmeses de inicio de las relaciones sexuales, porlo que la mayoría de las adolescentesembarazadas son primigestas (del 73% al 93%). (4,14)Sin embargo, el 60% de lasprimigestas adolescentes vuelven aembarazarse dentro de los 2 años siguientes.(15)El embarazo adolescente va enaumento mundial presentándose cada vez aedades más precoces. (16) Existen variacionesimportantes en la prevalencia a nivel mundial,dependiendo de la región y el nivel dedesarrollo. Así, en países como Estados Unidoscorresponde a un 12,8% del total deembarazos, mientras que en países con menordesarrollo, como El Salvador, constituye cercadel 25% y en países africanos cerca del 45%del total de embarazos. (17-20)Estudios revelan que en América Latinaentre un 15-25% de los recién nacidos vivosson hijos de madres menores de 20 años. (15)En Chile, el embarazo adolescente esconsiderado un problema de Salud Públicagrave ya que cada año nacenaproximadamente 40.355 recién nacidos vivoshijos de madres adolescentes y 1.175 hijos demadres menores de 15 años. Así la incidenciaanual del embarazo adolescente en nuestropaís es de 16,16%. Se debe poner atencióntambién en las variaciones que presenta entrelas distintas regiones registrándose la mayorincidencia anual en la octava región (25%).(12,21)Al comparar trabajos realizados sobrela edad de las embarazadas en Chile, esposible observar la existencia de diferencias anivel regional, ya que al año 2000 según unestudio realizado en el Servicio de Obstetricia yGinecología del Hospital Salvador (Servicio deSalud Metropolitano Oriente) se determinó unaedad promedio de 18,6 años. Sin embargo,estudios realizados el año 2001 evidenciaronedades menores, como es el caso de unestudio realizado en el Hospital San BorjaArriarán (Servicio de Salud MetropolitanoCentro) donde se observó una edad promediode 14,5 años, mientras que en un estudio
  3. 3. Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico de NiñosDepartamento de Pediatría y Cirugía Infantil Roberto Del RíoRev. Ped. Elec. [en línea] 2008, Vol 5, N° 1. ISSN 0718-091844realizado por Burgos en la octava región, que la edadpromedio fue de 16 años. (22-24)Con respecto a los factores de riesgo asociadosal embarazo adolescente, se ha logrado identificar unagran variedad que es posible agrupar en 3 categorías:1. Factores de riesgo individuales: Menarquiaprecoz, bajo nivel de aspiraciones académicas,impulsividad, ideas de omnipotencia y adhesión acreencias y tabúes que condenan la regulación de lafecundidad y la poca habilidad de planificación familiar.2. Factores de riesgo familiares: Disfunciónfamiliar, antecedentes de madre o hermanaembarazada en la adolescencia, pérdida de figurassignificativas y baja escolaridad de los padres.3. Factores de riesgo sociales: Bajo nivelsocioeconómico, hacinamiento, estrés, delincuencia,alcoholismo, trabajo no calificado, vivir en un área rural,ingreso precoz a la fuerza de trabajo, mitos y tabúessobre sexualidad, marginación social y predominio del“amor romántico” en las relaciones sentimentales de losadolescentes. (25-26)Un trabajo realizado el año 2005 logródeterminar la influencia de cada uno de estos grupos defactores de riesgo, en donde destaca la granimportancia de los factores individuales presentandouna frecuencia de 71,6%, mientras que los factoresfamiliares presentaron un 20,3% y los sociales un11,6%. (27)Se ha visto que el mayor riesgo del embarazoadolescente no parece estar influenciado por lascondiciones fisiológicas especiales, sino que es másimportante la influencia de las variables socioculturalesy las condiciones de cuidado y atención médica que seles proporcione. Frecuentemente se presenta en elcontexto de un evento no deseado, originándose enuna relación de pareja débil determinando una actitudde rechazo y ocultamiento de su condición por temor ala reacción del grupo familiar, provocando un controlprenatal tardío e insuficiente. (7,30)La tendencia habla de que los adolescentesgeneralmente tienen escasa información sobre elcorrecto uso de medidas anticonceptivas y sobre lafertilidad, aumentando así el riesgo de embarazo. Se haobservado que gran parte de la información es aportadapor sus padres, sin embargo el tipo de familia noconstituyó un factor que incidiera en éste nivelde conocimientos. Es más, la funcionalidad delas familias de las embarazadas se encuentraalterada en el 33% de los casos, lo que haceque las adolescentes no tengan una adecuadamadurez emocional, no reciban el apoyo y ni elcariño necesario por parte de su familia. (7, 28-29)Ya que el embarazo adolescente tieneun gran impacto en la salud tanto de la madrecomo del hijo, es muy importante implementaruna adecuada educación sexual que incluyamedidas de prevención y promoción deconductas sexuales responsables entre losadolescentes. (31)2. Consecuencias del EmbarazoAdolescenteEn el último tiempo ha disminuido laedad en que los jóvenes se inician sexualmentey de esta manera ha aumentado además, deforma preocupante, el embarazo no deseado enlas adolescentes. Esto ha implicado que eneste grupo etario específico se presenten unaserie de consecuencias que de manera simplese agruparon en dos grandes grupos:somáticas y psicosociales.1) Complicaciones somáticas1.1 Para la madreLa mortalidad materna del grupo de 15-19 años en los países en desarrollo se duplicaal compararla con la tasa de mortalidadmaterna del grupo de 20 – 34 años. (29)Con respecto a la morbilidad materno-fetal, la desnutrición materna es un factorimportante que influye en el resultado de unneonato de bajo peso, aunque para algunos essólo un factor influyente, lo que cobra fuerzacuando se asocia a otros riesgos, como unaganancia de peso insuficiente durante elembarazo. La anemia y el síndromehipertensivo del embarazo han sidoencontradas, por muchos autores, comocomplicaciones comunes entre las gestantesadolescentes. Las edades extremas constituyenun factor de riesgo conocido para lapreeclampsia. La anemia se distingue comouna de las complicaciones más frecuentes en el
  4. 4. Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico de NiñosDepartamento de Pediatría y Cirugía Infantil Roberto Del RíoRev. Ped. Elec. [en línea] 2008, Vol 5, N° 1. ISSN 0718-091845embarazo y es más común en mujeres con una dietainadecuada, como es el caso de las menores de 20años, donde los caprichos y malos hábitos alimentariospropios de la edad contribuyen al déficit de hierro (Tabla1). (32)EmbarazosadolescentesEmbarazosadultosAnemia 49.36% 43.67%Infección TractoUrinario13.29 -23.2%6.96%RetardoCrecimientoIntrauterino *12.02% 5.69%Parto prematuro 8.3 - 8.86% 2.8 - 4.43%Recién Nacido debajo peso6.32 – 6.9% 3.16 -10.1%Complicacionesen el parto(hemorragia,desgarroscervicales)10.75 -15.7%5.69 - 5.7%PartoInstrumental4.9 – 8.22% 2.1 - 10.12%*Diferencia estadísticamente significativaTabla 1. Comparación de complicaciones somáticas enembarazo de la adolescente y de adulta.Las verdaderas diferencias entre ambos gruposse producen principalmente por la edad de lasadolescentes embarazadas, siendo el grupo de mayorriesgo el de las pacientes con edades menores de 16años, donde se producirían con mayor frecuencia lasvariables analizadas. Otro factor relevante y quizás másdifícil de controlar, es la deteriorada condiciónbiopsicosocial que frecuentemente presentan lasadolescentes, destacándose en la revisión como elfactor determinante en la aparición de patologíasrelacionadas con el embarazo adolescente. (28)Se ha descrito un mecanismo común quepodría explicar las diversas afecciones propias delembarazo adolescente, el cual corresponde a una fallade los mecanismos fisiológicos de adaptacióncirculatoria al embarazo lo que se conoce comoSíndrome de mala adaptación circulatoria, cuyasdiversas manifestaciones clínicas pueden presentarsepor separado o asociadas entre sí a nivel materno y/ofetal. (35)1.2 Para el hijoEl recién nacido de madre adolescenteno tiene diferencias significativas respecto a lasmujeres adultas, aunque si existen diferenciassi la madre es menor a 15 años, ya que se hanpresentado una mayor incidencia demalformaciones especialmente las del cierre deltubo neural. El hecho de que las adolescentesse embaracen con un intervalo de tiempomenor de 5 años entre la menarquia y el partoes considerado un factor de riesgo para que sepresenten resultados perinatales desfavorables.(35)2) Complicaciones PsicosocialesUno de los principales problemas paralas madres adolescentes es la deserciónescolar.La baja escolaridad que alcanzan y ladificultad para reinsertarse al sistema escolar,tiene un efecto negativo en la formación delcapital humano y la superación de la pobreza anivel social. El rendimiento escolar de estasadolescentes, durante su permanencia en elsistema es deficiente, puesto que la repitenciaes mayor al promedio general nacional. El100% de las adolescentes embarazadasdesertaron durante el embarazo, en tanto quela deserción escolar global en Chile, a nivel deenseñanza media, incluyendo a quienesdesertaron por razón del embarazo, es de sólo9,9% (36). La vergüenza y las complicacionesmédicas del embarazo, como el síndromehipertensivo y el parto prematuro, son lasrazones específicas de deserción queseñalaron las adolescentes. (37)La adolescente madre además debeasumir una multiplicidad de roles adultos,especialmente la maternidad, para los cualesno está psicológicamente madura ya que, siguesiendo niña cognitiva, afectiva yeconómicamente, agudizándose esto aún másen el caso de la primera adolescencia. (38)La maternidad adolescente duplica concreces las posibilidades que tiene una mujer devivir como allegada y reduce a la mitad laprobabilidad de que viva con el padre de su hijoo en una familia nuclear durante el quinto año
  5. 5. Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico de NiñosDepartamento de Pediatría y Cirugía Infantil Roberto Del RíoRev. Ped. Elec. [en línea] 2008, Vol 5, N° 1. ISSN 0718-091846después del nacimiento de su primer hijo. Laprobabilidad de que el padre biológico del hijo proveaapoyo financiero en forma constante o esporádica alhijo de una madre adolescente es la mitad de laobservada en una madre adulta. (39)La aparición de embarazo en la familia de unaadolescente obliga a la reestructuración de lasfunciones de sus miembros, requiriéndose lamovilización del sistema para encontrar nuevamente elestado de equilibrio familiar que, inicialmente, puede serrechazado, crear sorpresa y frustración.(29)Si lo habituales que todo el grupo familiar se deba adaptar pararecibir a un nuevo miembro, esto es mucho másevidente en la adolescencia, ya que las familias de lasadolescentes suelen ser más complejas, al incluir asujetos en diversas etapas del desarrollo; los queprobablemente no están esperando la llegada de unnuevo integrante. (38)La maternidad temprana parece tener másefectos económicos que sociales y efectos más seriospara el caso de las madres pobres que para todas lasmadres. Influye sobre el tamaño de la familia (familiasmás numerosas), los arreglos familiares (menosfamilias nucleares tradicionales) y la transmisión depreferencias de maternidad entre generaciones (lasmadres adolescentes “engendran” madresadolescentes). Lo que es más importante, lamaternidad temprana parece arraigar la pobreza de lasmujeres de bajos ingresos. (39)3. Programas de Educación Sexual en ChileDesde mediados de siglo se ha venidodesarrollando el tema de la educación sexual enAmérica Latina, pero no fue sino a finales de los añossetenta en que surgió la llamada Educación dePoblación. Muchos de los Programas de EducaciónSexual (PES) que surgieron fueron llevados a cabo apartir de esta tendencia, que se refiere principalmente a"...un enfoque educativo tendiente a lograr que laspersonas tomen conciencia de la incidencia delcomportamiento de las variables demográficas en losprocesos del desarrollo". (40)Esto permite darnos cuentaque los programas que se crearon en esta época teníanun énfasis socio-demográfico marcado, tratando de darsolución a problemas de una población en constantecrecimiento, como son el control de natalidad, yprevención de embarazo precoz y enfermedades detransmisión sexual (ETS).En Chile, el tema de la educaciónsexual se institucionalizó en el año 1970 conuna publicación hecha por una comisión delMinisterio de Salud acerca de una propuestacurricular. Sin embargo, hasta comienzos de ladécada de los noventa no hubo grandesavances y la tarea fue llevada a cabo duranteese tiempo por otras instituciones nogubernamentales. Tiempo después, entre losaños 1991 y 1994, la educación sexual sereinstitucionalizó dentro de un marco políticogeneral desarrollado por el Ministerio deEducación. (41).Hoy en día, la persistencia dedeficiencias en los conocimientos de ámbitosexual y el comienzo de relaciones sexuales aedades cada vez más precoces en losadolescentes, ha obligado a crear PES que hanevolucionado hacia una mirada más educativa ypedagógica, que buscan favorecer procesos deaprendizaje desarrollando temáticas como son:autoestima, habilidades sociales, abstinencia,paternidad responsable, métodos de sexualidadsegura, prevención de SIDA, etc., cobrando laescuela y la familia un lugar protagónico a lahora de llevarla a cabo. (40, 42)A continuación, se comentarán algunosde los principales PES desarrollados en nuestropaís.3.1) Jornadas de Conversación sobreAfectividad y Sexualidad (JOCAS)La llamada reinstitucionalización de laeducación sexual tuvo lugar en Chileespecíficamente en el año 1991 cuando elMinisterio de Educación encargó la elaboraciónde una Política de Educación Sexual con el finde mejorar la calidad de la enseñanza enmateria sexual. Por medio de una comisiónintegrada por diferentes sectores de la sociedadse redactó finalmente un documento en el año1993. Mediante éste, el Ministerio dio a conocersu decisión de asignar a las institucioneseducacionales la tarea de elaborar, en base asu proyecto de educación y en conjunto con lasfamilias, sus propios Programas Curriculares deEducación Sexual. Además definió el marcoteórico y ético en que éstas se iban adesarrollar, conceptos y propuestaspedagógicas, diagnóstico actualizado del
  6. 6. Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico de NiñosDepartamento de Pediatría y Cirugía Infantil Roberto Del RíoRev. Ped. Elec. [en línea] 2008, Vol 5, N° 1. ISSN 0718-091847problema, etc., comprometiéndose a mantener unapoyo constante. En este contexto y en el marco de unPrograma Intersectorial de Prevención del EmbarazoAdolescente creado en 1995 gracias a la participacióndel Ministerio de Salud, Ministerio de Educación,Servicio Nacional de la Mujer (SERNAM) e InstitutoNacional de la Juventud (INJ), surgieron las Jornadasde Conversación sobre Afectividad y Sexualidad(JOCAS). (40)Según el Texto Guía para la Autogestión de lasJOCAS, éstas tuvieron como principal objetivo el“satisfacer necesidades básicas de aprendizaje de losparticipantes en materia de afectividad y sexualidad, yabrir y fortalecer el diálogo acerca de estos temas entrelos jóvenes, sus familias y docentes con apoyo deagentes educativos de la comunidad”, siendoesencialmente un evento auto-gestionado quepertenece a toda la Comunidad Educativa, la que enforma autónoma decide cómo, cuándo, de qué modo ycon quienes organizarlas. (43)Previo al comienzo de las Jornadas, se crearonEquipos de Gestión, integrados por el Director y otrodirectivo docente, dos profesores, dos alumnos y dosapoderados, que tuvieron la responsabilidad dedesarrollar y llevar a cabo la actividad (tres sesionessucesivas (una cada día) de 90 minutos cada una) enlos distintos grupos de conversación. De esta manera,en la primera sesión se tocaba el tema de laproblematización, en que debían plantear sus vivenciasy experiencias en materia de afectividad y sexualidad.El segundo día era el de la información y orientación enque cada grupo de conversación obtenía nuevainformación cognitiva y valórica que pudiera nutrir susconversaciones y les permitiera profundizar su procesode reflexión para conducirlos a adquirir mayorescompetencias para desarrollar conductas responsablesen materia de sexualidad y afectividad. La última sesióncorrespondía a discernimiento para conductasresponsables en que se desarrollaban capacidadespara reflexionar críticamente, considerando lainformación disponible y los criterios valóricoscomprobados. (43)Entre los años 1996 y 1998 se logró capacitar485 liceos, cifra correspondiente al 37% del total deestablecimientos públicos de todo el país, sin embargo,éstas crearon una fuerte discusión social por parte dediferentes sectores, por lo que tiempo despuésterminaron siendo suprimidas. Sus resultados no fueronevaluados. (44)3.2) TeenStarSe trata de un programa de caráctereducativo nacido en Estados Unidos ydesarrollado en Chile a través del Centro deEstudios en Biología de la Reproducción(CEBRE) de la Pontificia Universidad Católicade Chile. Está orientado a escolares yadolescentes entre 12 y 18 años y se basa enla abstinencia, poniendo énfasis en temasrelacionados con el desarrollo biológico, psico-social y valórico propios para la edad.Un primer estudio dio a conocer losresultados de este programa en una poblaciónde edades entre 12 y 18 años. Estudiantes deenseñanza básica y media fueron divididos enun grupo control y otro de estudio. El grupocontrol participó sólo en el PES impartido por suestablecimiento escolar. En cambio, el grupo deestudio participó en 12 sesiones de 1 hora ymedia de duración de TeenStar. Se utilizaroncuestionarios anónimos, cerrados, en tiemposparalelos al inicio y al final del estudio. Lamuestra comprendió finalmente un total de 740alumnos (control: 342 y TeenStar: 398) y secomparó el TeenStar con la educaciónnormalmente impartida por el colegio. Seobtuvieron resultados con diferenciassignificativas entre los dos grupos en diferentesaspectos. En el que se aplicó el PES, la tasa deiniciación sexual se redujo a menos de la mitad,más de la mitad de los que tenían una actividadsexual constante la discontinuaron y ademáspresentaron un aumento del número derazones para mantener una abstinencia sexual.Es importante destacar el hecho de que losdatos observados previamente a la aplicacióndel programa en los diferentes establecimientosestudiados, no mostraron diferenciassignificativas entre sí y que tampoco existierondiferencias significativas entre los gruposestudio y control. (45)Un segundo estudio evaluó la eficaciadel TeenStar en un establecimiento educacionalen enseñanza media (EM). Este análisis contócon una muestra de 1290 mujeres que sedividieron en tres grupos dependiendo su añode inicio en la enseñanza media. El primergrupo de alumnas no recibió ningún tipo deintervención. El segundo grupo se dividió a su
  7. 7. Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico de NiñosDepartamento de Pediatría y Cirugía Infantil Roberto Del RíoRev. Ped. Elec. [en línea] 2008, Vol 5, N° 1. ISSN 0718-091848vez en dos grupos: uno que si recibió intervención yotro que no. El tercer grupo se subdividió de la mismaforma que el segundo grupo. Se trató de un estudiocontrolado, prospectivo, randomizado que se aplicó enun liceo de San Bernardo durante un año, realizándoseun seguimiento posterior a 4 años. Al final del estudiose obtuvo que la tasa de embarazo en los gruposcontroles bordeaba en promedio el 18% en unseguimiento de 4 años. Sin embargo, esta tasa seredujo en casi seis veces en los grupos en que se lesimplementó el PES. (46)Como conclusiones generales de ambosestudios se puede decir que el programa TeenStarbasado en la abstinencia fue efectivo en la prevenciónde embarazo adolescente no deseado; una altaproporción de jóvenes retardaron su iniciación sexual odiscontinuaron su actividad sexual, además deaumentar el número de razones para mantener laabstinencia sexual. De esta manera PES de este tiposerían una opción para enfrentar el problema delembarazo adolescente y Enfermedades de TransmisiónSexual.3.3) La visita domiciliaria como estrategia deintervención.El objetivo de la revisión (47)fue reflexionaracerca de la problemática del embarazo adolescente ysu abordaje sistemático e integral a nivel de prevenciónsecundaria y de otros problemas psicosociales. En él sehace una revisión epidemiológica actual del embarazoadolescente y sus problemas asociados, tratándose deuna intervención una vez que está hecho el diagnósticode embarazo.La mayoría de los programas mostró unadisminución de los principales problemas que seasocian a embarazo adolescente, como por ejemplohábitos abusivos, desarrollo psico-motor del niño,relación madre-hijo, fortalecimiento de redes de apoyo ya evitar nuevos embarazos.Se sabe que en estas madres la falta deeducación en materia sexual-afectiva juega un rolimportantísimo en el embarazo adolescente y por lotanto en ellas existen mayores posibilidades de tener unsegundo embarazo no deseado. En síntesis, elembarazo adolescente requiere una intervención queapunte a interrumpir la repetición de patronesdesadaptativos, objetivo alcanzable por medio deestrategias que promuevan modelosalternativos y que potencien factoresprotectores, focalizándose en la promoción yfortalecimiento de la díada niño-madreadolescente. (47)Otro estudio coincide en que esnecesario implementar programas tanto deprevención 1º como 2º, especialmente enpoblación de riesgo, innovando en programasque incluyan a la pareja. (48)En este aspecto,las visitas domiciliarias surgen como unaestrategia eficiente que permite un abordajeintegrado desde el campo de la salud,educación y apoyo instrumental y emocional(multidimensional). (47)3.4) PES con orientación hacia una“sexualidad segura”.Este tipo de programas basan suintervención enfatizando el desarrollo endiferentes áreas psico-afectivas encomplemento con una adecuada educaciónsobre el correcto uso de métodosanticonceptivos (MAC).Un estudio llevado a cabo en el áreaOriente de Santiago de Chile tuvo comoobjetivo dar a conocer la relación previa entre laeducación sexual y el uso de MAC en lasadolescentes que se embarazan. Se trata de unanálisis retrospectivo y descriptivo de fichasclínicas (n=347) de donde se extrajeron datosrespecto a la edad del embarazo, escolaridad,existencia de educación sexual previa a laconcepción, dónde la recibió, conocimiento deMAC, solicitud, utilización y tiempo de uso deellos. Con respecto a los resultados, casi un80% había recibido alguna vez algún tipo deeducación sexual. La mayoría de éstos larecibió tanto en el hogar como en el colegio. Un98.55% conocía algún tipo de métodoanticonceptivo, sin embargo de los querefirieron haber recibido algún tipo deeducación sexual, sólo un 34% utilizó alguno deéstos. Los otros no los ocuparon por vergüenzao miedo. De los que si usaron, la mayoría(55.1%) usó anticonceptivos orales. (42)Otros PES están basados en unaadecuada educación psico-afectiva asociada alcorrecto uso de MAC. Adolescencia: Tiempo
  8. 8. Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico de NiñosDepartamento de Pediatría y Cirugía Infantil Roberto Del RíoRev. Ped. Elec. [en línea] 2008, Vol 5, N° 1. ISSN 0718-091849de Decisiones es un programa desarrollado por elCentro de Medicina Reproductiva y Desarrollo Integraldel Adolescente de la Facultad de Medicina de laUniversidad de Chile (CEMERA) que tuvo comoobjetivo principal guiar a los adolescentes en susexualidad dentro de un contexto integral yglobalizador, enfatizando su relación con otras áreasdel desarrollo. Como parte del proyecto se realizarondistintas actividades con jóvenes, con el objeto deimpartir conocimientos acerca de relaciones humanas,afectividad, comunicación, valores, conducta sexual,reproducción y embarazo, desarrollo de actitudes másresponsables frente a sus vidas en general y a susexualidad en particular. Durante dos años seimplementó este programa en adolescentes escolares,aplicado por profesores en dos establecimientoseducacionales de la Región Metropolitana y se comparócon otros tres en los cuales no se les implementó elprograma. Se hizo un seguimiento con encuestasanónimas que abarcaron 4.448, 4.123 y 4.057escolares evaluados antes de iniciar el programa, a los21 meses y 33 meses de programa respectivamente.En los establecimientos escolares intervenidosaumentaron significativamente los conocimientos ensexualidad, reproducción, anticoncepción yenfermedades de transmisión sexual, siendo másevidente entre los adolescentes sin relaciones sexualesal final del estudio. Se retrasó el inicio de las relacionessexuales en los colegios intervenidos y los alumnos yalumnas que decidieron continuar con relacionessexuales previenen más el embarazo, produciéndoseademás un descenso significativo de los embarazos enlas mujeres que se declararon sexualmente activas. Deun total de 190 escolares mujeres adolescentes quecontestaron esta pregunta, en 29 (15,3%) se detectóembarazo, cifra que se mantuvo 34 meses después conuna muestra que aumentó a 298 alumnas (9,7% deembarazos), lo que da como resultado un descenso de5,6 puntos. En el grupo no intervenido la cifra disminuyósólo un 0,7%. Hubo además importantes diferencias degénero en los hallazgos del estudio, el cual consideranque es un aporte científicamente validado para laspolíticas públicas en educación sexual y prevención delembarazo en escolares. (49)ConclusiónLuego de haber revisado lo publicado enrelación al tema del embarazo adolescente, podemoscomprobar que efectivamente ha ocurrido unincremento y una mayor precocidad del inicio de laactividad sexual juvenil, cuya consecuenciaprincipal ha sido un aumento del embarazoadolescente.Consideramos importante poderidentificar cuáles son los principales factores deriesgo que aumentan la prevalencia de dichacondición, para así poder desarrollarestrategias destinadas abordar la situación,tanto con medidas de prevención primaria,como secundarias.En el país se han desarrolladoprogramas destinados a mejorar la educaciónsexual de los jóvenes, sin embargo,consideramos importante la realización de unmayor número de programas y de masificar sudifusión e implementación para así poder lograravances en la problemática actual del tema.Referencias1. OMS/OPS Plan de acción de salud ydesarrollo en la adolescente de lasAméricas. 1998-2000.2. American Academy of Pediatrics, commiteon Adolescente. Contracepcion andadolescents. Pediatrics. 1999; 104: 1161-66.3. Cuarta Encuesta Nacional de Juventud.Resultados Generales. Instituto Nacional dela Juventud. 2003.4. Peláez Mendoza J. Consideraciones deluso de anticonceptivos en la adolescencia.Rev Cubana Obst Ginecol 1996; 22:11-5.5. López Nodarse M., Flores Madan L., RochePérez C. Embarazo en la adolescencia:Resultado de dos. Sex Soc 1996; 2:12-6.6. González T., M. Isabel, AGUIRRE C, et al.Caracterización de asistentes a consejeríaen sexualidad en un centro de saludintegral de adolescentes. Rev. chil.Pediatr.2005; 7 6: 573-579.7. Fernández l., Bustos l., González L.Creencias, actitudes y conocimientos eneducación sexual. Rev méd Chile 2000;128:574-583.8. Ruoti A: Patología obstétrica en laadolescente embarazada. Rev SOGIA1994; 1:70-2.9. Ruoti M, Ruoti A. Sexualidad y embarazoen adolescentes. Instituto de
  9. 9. Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico de NiñosDepartamento de Pediatría y Cirugía Infantil Roberto Del RíoRev. Ped. Elec. [en línea] 2008, Vol 5, N° 1. ISSN 0718-091850Investigaciones de Ciencias de Salud. Paraguay:Universidad de Asunción, 1992.10. Stevens Simon C. Adverse reproductive outcomeand young maternal age. N Engl J Med 1995; 333:801-2.11. Olausson P., Cnattinguis S., Haglund B. Teenagepregnancies and risk of late fetal death and infantmortality. Br J Obstet Gynaecol 2001; 106: 116-21.12. Molina M., Peña I, Quiroz M. Embarazo Precoz.Revista Trabajo Social 1992; 59: 21-8.13. Molina M., Pérez R., Ferrada C., et al. Embarazo enla adolescencia. Rev Ciencia y Salud 1997; 1: 25-9.14. Peláez J. Adolescente embarazada: característicasy riesgos. Rev Cubana Obstet Ginecol 1997; 23:13-17.15. Lázaro L. Las escuelas ante el embarazoadolescente. Disponible en www.salutia.com(Consultado el 25 Agosto 2006).16. Forrest JD: Timing of reproductive life stages.Obstet Gynecol 1994; 82: 105.17. Sulak PJ, Haney AF. Unwanted pregnancies:understanding contraceptive use and benefits inadolescent and older women. Am J Obstet Gynecol1993; 168: 2042-8.18. National Center for Health Statistics. Advancereport of final nataly figures 1990. Monthly VitalStatistics Report. Hyatts Ville. Maryland: PublicHealth Service 1993; 41.19. Padilla De Gil. Aspectos médicos y sociales de lamaternidad en la adolescencia. Rev SOGIA 2000;7: 16-25.20. Chelala C. Concem grows about adolescentpregnancy in Cape Verde. Lancet 2000; 355: 128.21. Boletín Informativo del Instituto Nacional deEstadísticas (INE).Enfoques Estadísticos N°9.Fecundidad Juvenil en Chile 2000.22. González E., Molina T., Caba F., et al. Variablespersonales y familiares que se asocian alcomportamiento sexual y reproductivo de jóvenesvarones sexualmente activos. Resúmenes IVCongreso Chileno de Obstetricia y GinecologíaInfanto-juvenil 2002; 13.23. Conejero C., Nolina M., Martínez G., et al.Embarazo en adolescentes: estudio de factoressocioeconómicos y patología materna. ResúmenesIV Congreso Chileno de Obstetricia y GinecologíaInfanto-juvenil 2002; 29.24. Burgos P., Contreras M., Klassen F., et al.Embarazo en la población adolescente. Experienciaen el Hospital Víctor Ríos Ruiz de Los Ángeles yHospitales tipo IV de la provincia de Bío-BíoResúmenes IV Congreso Chileno de Obstetricia yGinecología Infanto-juvenil 2002; 30.25. Hamel P. Crónica de un embarazoAnunciado: Criterios de Riesgo enAdolescentes populares Urbanas. RevistaDe Familias y Terapias, Revista del InstitutoChileno de Terapia Familiar. 1993; 44-62.26. Ahued J, Lira J, Assad L. La adolescenteembarazada. Un problema de SaludPública. Cir Ciruj 2001; 69:300-3.27. Poo A., Baeza B., Capel P., et al. Factoresque favorecen la generación del embarazoen la adolescencia desde la perspectiva deadolescentes primigestas en controlprenatal. Rev SOGIA 2005; 12:17-24.28. Díaz A, Sanhueza P., Yaksic N. Riesgosobstétricos en el embrazo adolescente:Estudio comparativo de resultadosobstétricos y perinatales con pacientesembarazadas adultas. Rev chil obstetginecol 2002; 67:481-487.29. Rangel J., Valcrio L., Patiño J., et al.Funcionalidad familiar en la adolescenteembarazada. Rev Fac Med UNAM 2004;47:24-27.30. Molina R. Sistemas de atención paraadolescentes embarazadas. La salud deladolescente en Chile. Ediciones R.Florenzano, M. Magdaleno, E. Bobadilla1988; 195-231.31. Díaz A., Sugg C., Valenzuela M. Embarazoen la adolescencia. Educación sexual yanticoncepción previa. Rev SOGIA 2004;11:79-83.32. Sáez V. Morbilidad de la madreadolescente. Rev Cubana Obstet Ginecol2005;31. On line. Disponible en:http://www.imbiomed.com/1/1/articulos.php?id_revista=72&id_ejemplar=3495(Consultado el 15 de junio 2006).33. Evans G., Mardones C., López F.Comparación de resultados perinatales deembarazos entre mujeres adolescents yadultas. Resúmenes IV Congreso Chilenode Obstetricia y Ginecología Infanto-juvenil2002; 31.34. Molina R., Luengo X., Sandoval J., et al.Factores de riesgo del embarazo, parto yrecién nacido en adolescentesembarazadas. Rev SOGIA 1998; 5:17-32.35. Ulanowicz M., Parra K., Wendler G., et al.Riesgos en el embarazo adolescente.Revista de Postrado de la VIª Cátedra deMedicina 2006; 153:13-17.
  10. 10. Revista Pediatría ElectrónicaUniversidad de Chile Servicio Salud Metropolitano NorteFacultad de Medicina Hospital Clínico de NiñosDepartamento de Pediatría y Cirugía Infantil Roberto Del RíoRev. Ped. Elec. [en línea] 2008, Vol 5, N° 1. ISSN 0718-09185136. Instituto Nacional de Estadística 2002.37. Molina M., Ferrada C., Pérez R. Embarazo enla adolescencia y su relación con la deserciónescolar. Rev. méd. Chile 2004; 132:65-70.38. Valdivia M., Molina M. Factores PsicológicosAsociados a la Maternidad Adolescente enMenores de 15 años. Revista de Psicología dela Universidad de Chile 2003; 12:85-109.39. Buvinic M. Costos de la maternidadadolescente en Barbados, Chile, Guatemala yMéxico. Population Council, Studies in FamilyPlanning 1998; 29:201-209.40. Marfan J., Cordoba C. La educación sexual enAmérica Latina: revisión de algunos programaseducativos en la región. Documento presentadoal Consejo Episcopal Latinoamericano(CELAM). Disponible en:http://www.reduc.cl/reduc/marfan.pdf(Consultado el 10 Junio 2006).41. Molina M., Jara G., Toledo V., et al. Enfoque yexperiencia en educación sexual del Centro deMedicina y Desarrollo Integral del Adolescente.Rev SOGIA 1996; 3:17-26.42. Díaz A., Sugg C., Valenzuela M. Embarazo enla adolescencia. Educación sexual y educaciónprevia. Rev SOGIA 2004; 11(3):79-83.43. Abatte P., Arriagada P., González G. Texto guíapara la autogestión de Jornadas deConversación de Afectividad y Sexualidad(JOCAS). Ministerio de Educación 1996.Reedición revisada 1999.44. Ministerio de Educación. Jornadas deConversación de Afectividad y Sexualidad(JOCAS): Folleto informativo. Ministerio deEducación 1999.45. Vigil P., Riquelme R., Rivadeneira R., et al.TeenStar: una opción de madurez y libertad:Programa de educación integral de lasexualidad, orientado a adolescentes. Rev MédChile 2005; 133:1173-1182.46. Cabezon C., Vigil P., Rojas I., et al. Adolescentpregnancy prevention: an abstinence-centeredrandomized controlled intervention in a Chileanpublic high school. J Adolesc Health 2005;36:64-9.47. Muñoz B., Berger C., Aracena M. UnaPerspectiva Integradora del EmbarazoAdolescente: La Visita Domiciliaria comoEstrategia de Intervención. Revista dePsicología de la Universidad de Chile 2001;10:21-34.48. Klein J., et al. Adolescent Pregnancy: CurrentTrends and Issues. Pediatrics 2005; 116: 281-286.49. Toledo V., Luengo X., Molina R., et al. Impactodel Programa de Educación Sexual:Adolescencia Tiempo de Decisiones. RevSOGIA 2000; 7:73-80.

×