Cultura chicha

8,724 views

Published on

Published in: Travel
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
8,724
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
96
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cultura chicha

  1. 1. CULTURA CHICHAPerú cuenta con 73 diarios en las principales ciudades a nivel nacional. La capital, Lima,con más de ocho millones de habitantes, tiene 25 diarios entre los cuales figuran losserios, de economía, deportes, sensacionalistas, medicina natural, de salud y belleza y loscontrovertidos chicha. A El Comercio, considerado el diario de mayor trayectoria yseriedad, se le reconoce como el decano de la prensa nacional y es además el único conformato estándar. Le siguen otros diarios de tendencia informativa seria como Correo,Expreso, Gestión, La República, El Peruano (el diario oficial), Perú.21; los de deportesBocón, Líbero; luego están los sensacionalistas moderados Ojo y El Men y también loschicha como Ajá, El Chino, Extra, El Popular, y Trome.Cabe resaltar que algunos de los dueños de estos periódicos de tendencia informativaseria producen también diarios de deportes y chicha.LA CLTURA CHICHA:La llamada cultura "chicha", en sus formas de comunicación masiva, se presenta en laprensa como un conjunto abigarrado de primeras páginas muy coloridas -con fotosaudaces- que cuelgan de los kioscos de venta y que difieren de manera tosca de sushomólogos formales, tanto en el diseño como en la temática noticiosa. En la radio sepresenta vociferando convocatorias a espectáculos populares u ofreciendo pócimas parael amor eterno. En la televisión con espectaculares "talk-shows" de temáticassorprendentes. Son, en conjunto, la expresión actual del sensacionalismo peruano queconforma lo que es probablemente un fenómeno de cultura de masas único en elContinente. En una confusión ya corriente se suele criticar a estas versiones delperiodismo con generalizaciones abusivas, sin caer en la cuenta que se trata deexpresiones periodísticas que tienen como fin principal el entretenimiento, la diversión, noel interés informativo -que viene a ser secundario.La primera noción de la palabra "chicha" se adquiere con el diccionario donde figura comobebida, nombrada así originalmente por los indios cuna de Panamá y llegada al Perú entiempos ignotos. Es una popular bebida hecha de maíz. Habría que investigar enprofundidad cómo se produjo ese traslado del nombre de la bebida serrana por excelenciaa la música tropical-andina, esa mezcla de cumbia con huayno que alguien bautizó quizácon intención peyorativa y sin imaginar la fortuna de la denominación. Y es que debeadvertirse que "lo chicha" sugiere también lo ordinario, corriente, perteneciente al vulgo, ala gente "maleada", "achorada". Cuando ya el vocablo pertenecía a la música se le calificócomo "fenómeno cultural" convirtiéndose en objeto de estudio atento por científicossociales, y en particular por los observadores de las mentalidades (conductas ypensamientos comunes de una comunidad, en definición mínima).La prensa amarilla ha tardado en reconocerse como oriunda de esa zona y más todavía laradio y la televisión. Historia mínima de la prensa: El interés popular por noticias relativa ahechos violentos es tan antiguo como el periodismo mismo, tanto manuscrito como
  2. 2. impreso, como ha sido demostrado por muchos historiadores. Viejas "Relaciones"españolas, "News Relations" inglesas y versiones parecidas en otros países, contaron endetalle sucesos de masacres en batallas, descripciones de ejecuciones, relatosminuciosos de crímenes, etc. comprobándose así que el interés por la noticia"sensacional", la nueva que estremece y emociona, es incluso más viejo que elperiodismo ya convertido en práctica sistemática.ORIGEN DEL PERIODISMO SENSACIONALISTA. El origen moderno del periodismo sensacionalista suele ser reconocido en el desarrollode la prensa de bajo precio que tuvo sus primeras expresiones en los Estados Unidos (lacélebre "penny press") y en Inglaterra y Francia. Fue en estos países, en sus grandesciudades que surgieron las condiciones económicas, demográficas y técnicas que hicieronposible un diarismo de nuevo tipo que evolucionaba de lo Doctrinal a lo Partidario hacia loComercial.. Las noticias adquirieron así nuevas dimensiones y costos pues lo que llamaban "un buencrimen" era una novedad que podría hacer vender más periódicos. Esta cínica visión deloficio abrió una brecha que ya no ha sido posible cerrar. Una división que se dramatizaríamás tarde cuando los magnates de la prensa neoyorkina Joseph Pulitzetr y WilliamRandolph Hearst protagonizaron la primera de las grandes guerras de diariosestadounidenses, a fines del siglo pasado. Allí, en la dinámica gigante Nueva York nacióla Prensa Amarilla ("Yellow press") aquella que aprendió a quebrar la convención queindica que el periodismo no debe mentir. A partir de entonces la prensa tiene yaconfigurados dos modelos básicos de diarios: el llamado Serio, formal, que suele tenergran formato ("standard") que busca informar sobre lo relevante y aspira a influir en laformación de opinión pública y el otro, Sensacionalista, que aprovecha las ventajas delliberalismo comercial para explotar la zona de interés por crímenes, sexo y violencia.EVOLUCION DE LA PRENSA CHICHA EN EL PERULa evolución de la prensa peruana es obviamente distinta pues cuando las masastransformaban Nueva York, París, Londres, los caudillos militares peruanos se disputabanel poder apoyados por un pequeña prensa casi carente de noticias, banal y con frecuenciasoez, que no merecería siquiera ser calificada de "amarilla" por su irrelevancia. Reciénpasado el medio siglo XIX se perfilan los futuros grandes diarios cuando, por ejemplo, seconvoca opinión pública en Lima para afrontar el ataque español de 1866 o cuando laGuerra del Pacífico en 1879 sorprende a los periódicos y deben improvisarcorresponsales de guerra. Serán las primeras grandes noticias. La cronología delperiodismo tabloide, que nos parece relevante en términos de propuesta y desarrollohistórico, será así en el Perú: 1912 - "La Crónica" de Manuel Moral; 1930 - "Libertad", deFrancisco Loayza; 1950 - "Ultima Hora", de Pedro Beltrán; 1968 - "Ojo", de Lus BancheroRossi 1984 - "El Popular", de Guillermo ThorndikePara una visión completa del fenómeno, se remonta a la aparición del primer tabloide enLima, “La Crónica”, que causó gran impacto por su tamaño, los titulares con letras
  3. 3. grandes, profusión de fotograbados y la introducción delsensacionalismo. Esto ocurrió el 7de abril de 1912, bajo la dirección de Clemente Palma, hijo de don Ricardo, “Elbibliotecario mendigo”. Si dicho diario, inspirado en el “Daily Mirror” de Londres, constituyeun antiguovestigio de la más tarde llamada prensa amarilla, el diario “Ültima Hora”,aparecido enLima el 13 de enero de 1950, fundado por Eudocio Ravines, pero con la decisión dePedro Beltrán, dueño del diario “la Prensa”, es el verdadero promotor de esa tendencia.Buenos periodistas trabajaron en esa publicación equivocadamente considerada como unvespertino, denominación aplicada a diarios cuya hora de circulación es pasado el mediodía, que no era el caso de dicho diario. Igualmente consideraban que “Última Hora” no eraun periódico sensacionalista sino popular. Luis Peirano hapropuesto dos conceptos sobre el término “Popular”: 1 “aquello que sedifunde, se consume y se reproduce rápidamente a partir de una demanda mayoritaria eincontrastable” . 2 La otra versión es la siguiente: “Conjunto de conocimientos primariossobre el mundo y la sociedad que permiten un comportamiento productivo, una recreaciónestética elemental y la utilización de un lenguaje directamente vinculado a la vidacotidiana” (Gargurevich).Uno de los cargos más serios sobre esa prensa es, precisamente, haberse apartado deluso de la lengua común, prefiriendo la replana o jerga de los delincuentes.A partir de 1950, con el diario Última Hora empieza la oferta de diarios de bajo precio, deformato tabloide y de grandes titulares. También se introduce de manera muy sutil, lainclinación por el sensacionalismo. Las grandes masas populares, generadas por lasmigraciones andinas hacia Lima, cuyos destellos a través de la expresión “Lima es elPerú”, son las que se refugian en la prensa de bajo costo. Socialmente constituye unsector mayoritario, con un nivel cultural tan bajo como sus ingresos económicos. Losmigrantes andinos, procedentes de la región central, quechuas monolingües, o bilingüessubordinados, traen usos y costumbres que las practican e imponen en los asentamientoshumanos en los que se resignan a vivir. Música, comidas, fiestas, modos de vivir y devestir, creencias y tradiciones no cambian rápidamente el modus vivendi de estos gruposhumanos. Estos pobladores son los que prefieren los diarios de bajo precio y adictos alsensacionalismo.en la década del 90, Lima se convierte en la capital de un periodismo de nuevo tipo. Yacirculaban diarios sensacionalistas, algunos mesurados, otros extremos, como Páginalibre, La Nación, La mañana, El mañanero que podrían estar considerados dentro de laprensa chica de carácter popular, todos ellos de formato tabloide, cuyo único exceso esabrir las puertas a la corriente conocida con el nombre de sensacionalismo o prensaamarilla. Más adelante ganan las calles de Lima los diarios chicha que se extienden aprovincias, con características tan notorias que no es difícil reconocerlos y supuestamentediferenciarlos de otras publicaciones que no merecen ser consideradas como diarioschicha. En la prensapopular, al alcance de todos por su bajo precio, no hay sensacionalismo, ni violencia niuna desmedida inclinación por la morbosidad, ninguna de las características de losdiarios chicha.CARACTERISTICAS DE LOS DIARIOS CHICHAS
  4. 4. :El nombre. Se utilizan nombres que no guardan ninguna relación con el procesocomunicativo, aparte de preferir palabras no del español que hablamos, sino de origenjergal y hasta sacadas de la replana. El propósito es usar como nexo una palabra queabriera las puertas de la popularidad. Así nacieron Ajá, Pal micro, La chuchi, El palo deSusy, La yuca, El tío, El chino.Primera página. Los diarios de formato tabloide utilizan letras de mayor cuerpo que losestándar para los titulares de primera página. Los diarios chicha, además de eso, caen enun sensacionalismo exagerado y aplican en la impresión los colores fuertes o planos:amarillo, azul y rojo, con diferentes matices llamativos. Naturalmente que esto no es sinoun recurso para llamar la atención del lector, ante la pobreza de sus contenidos.Vedetismo. Así se llama en la prensa chicha al uso de fotografías de vedetes, cuya vidaprivada es el renglón al que le dedican mayor espacio. Las fotos que se exhiben enprimera plana son de mujeres por lo común semidesnudas en poses que les permitenmostrar sus nalgas a las que le llaman “cucú”.Algún director de estas publicaciones ha revelado que ponen tales fotos porque en unestudio realizado en Lima, el lector peruano ha mostrado su predilección por las ancas yno por los senos.Uso de replana. Los diarios deben estar redactados usando el nivel de la lenguaestándar, común o conversacional, la que corresponde a la mayoría de peruanos o dehablantes hispanos en cualquier otro lugar del mundo. La jerga de los delincuentes,llamada replana no debe aparecer ni en los titulares de primera plana, ni en lasinformaciones de páginas interiores. Dicen ellos que de esa manera llegan a lossectoresmás bajos de la población y que las noticias son trabajadas de diferente manera,con el único propósito de que la población encuentre deleite con la lectura. El sectorjuvenil de ese nivel cultural ha introducido muchas palabras que son empleadasfrecuentemente.La jerga, como una modalidad de lenguaje que sirve de vínculo entre personas de lamisma profesión o de igual situación, contribuye a enriquecer nuestra lengua, pero lareplana crea términos exóticos porque es un medio de defensa o de seguridad y un diariono debe ofrecer dificultades para su lectura.Bajo precio. Para estar al alcance de los sectores populares, los diarios chicha se pagana cincuenta céntimos el ejemplar. A diferencia de los diarios de circulación nacional odiarios grandes en provincias, que tienen en la publicidad el más seguro soportefinanciero, los diarios chicha no gozan de esa garantía porque los anunciadores no losprefieren. Esta dura realidad conduce a que vivan únicamente de las ventas para seguirsubsistiendo y la mayoría se ven obligados a permitir la publicidad de ofertas sexuales(incluyendo fotos a color y hasta la tarifa por los servicios) ,de centros de masajes,curanderos, esoterismo, etc.Pedro Beltrán, dueñodel diario La Prensa, al crear dentro de la misma empresa, el diarioÚltima Hora, inicio esta práctica, con lo cual tenía un diario serio y otro sensacionalista.Igual fenómeno se da ahora con empresas de reconocida solvencia que tienen la doblecara. Allí está el diario La República y el diario chicha El Popular; también El Comerciocon el diariosensacionalista moderado El Trome; Expreso con su acompañante El Ojo..
  5. 5. El factor políticoA partir de 1997, tanto los seguidores como los críticos de los diarios chicha hancoincidido en denominarlos prensa basura, y se han convertido en los diarios máscontrovertidos del país. Sin embargo, este suceso no se debió tanto a sus diarios tirajes.Los diarios chicha se separaron repentinamente del cotidiano humor chabacano deentretenimiento para introducirse en un enmarañado político, sin precedentes en lahistoriade la prensa nacional. Fue así como durante el gobiernode Alberto Fujimori(1990-2000), se utilizó a un grupo de diarios chicha para levantar la imageny favorecer lasobras del entonces presidente, creando caos y confusión entre la opinión pública. Comose comprobaría posteriormente, Fujimori y su ex asesor Vladimiro Montesinossubvencionaron y pagaron grandes cifras de dineroa los dueños de estos diarios con el finde difamar en las primeras planas a todo aquel que representara la oposición. Lasnoticiasque aparecían a diario eran nada menos que un show circus.Las portadas y contenidos de ocho diarios chicha se caracterizaban por una evidentetendencia pro gobiernista, atacando no solo a la oposición sino también a periodistas quefueran contrarios al régimen. De la misma manera, algunos canales de televisión seunieron a las maniobras sucias del Gobierno exaltando una actitudfavorable ycondescendiente frente a la ex dictadura.PREFERENCIASi bien es cierto que nuevos periódicos serios y semi serios han salido al mercadonacional, como por ejemplo Perú 21 y Correo, se puede acotar que actualmente losdiarios chicha mantienen cierta preferencia del público lector. Según una recienteencuesta realizada por la Compañía Peruana de Investigación y Mercados (CPI), quepresenta un índice promedio de lectoría de diarios en Lima, el diario chicha Tromeaparece en el primer puesto superando a El Comercio, el diario más serio de la capital,que se encuentra en segundo puesto, mientras que el tercer puesto se lo adjudica eldiario chicha Ajá. Esta tendencia, que pone a los diarios chicha en ventaja, se hamantenido desde el inicio del 2004.Finalmente, es necesario que existan diversos tipos de prensa escrita para desarrollar unsistema de democracia en los medios. Sin embargo, frente a este modelo mediático deevasión se plantea una serie de interrogantes que ponen en tela de juicio el abuso delsensacionalismo frente a la lógica del mercado.

×