ESTUDIO PARA VINCULAR LAS CUALIFICACIONES PROFESIONALES AL SISTEMA   NACIONAL DE LAS...
  Índice, 1. Introducción ......................................................................................... 4     ...
5.10.          Cualificación “Montaje de muebles y elementos de carpintería”                   72     5.11.          Cuali...
 1. Introducción                                                                                            INTRODUCCIÓN  ...
colectiva y las dinámicas de formación y movilidad interna en las empresas, considerando  la  formación  como  herramienta...
diferentes puestos y grupos profesionales en la empresa cuando se         cumplan algunos de los criterios de realización,...
     -   Crear una metodología válida para la vinculación de la cualificación         profesional  a  la  clasificación  p...
2. Cualificaciones profesionales y categorías laborales Como hemos dicho anteriormente el SNCP pretende articular en un si...
contemplada a la hora de establecer los requerimientos para los diferentes grupos  profesionales.  Esto  permitiría  dar  ...
presentan los trabajadores y como debe articularse la oferta de formación para  el  sector  desde  los  diferentes  ámbito...
Para  las  personas  encuadradas  en  el  Grupo  II.  Los  requerimientos  se expresan  como:  Titulación  universitaria  ...
3.  Situación  del  sector  de  la  madera  y  el  mueble  en  Andalucía  y España Las  opciones  y  posibilidades  de  im...
Tabla 1: Total de ingresos de explotación.                Millones de euros. Sector de la madera en España. 2008‐2009     ...
Tabla 3: Total de ingresos de explotación.           Millones de euros. Fabricación muebles. Andalucía y España 2008‐2009 ...
Inversión en I+D  Esta  realidad  implicaría  la  necesidad  de  invertir  en  I+D+i  como  medio  de aumentar  la  compet...
ventaja competitiva en la que se han de basar las empresas para competir, junto con los bienes y los servicios finales, es...
fortalecimiento de las empresas del sector forestal, mantenimiento          de un tejido económico, fuente de empleo rural...
las  empresas  de  menos  de  50  trabajadores  el  99,1%  del  sector,  y  las           microempresas (menos de 10 traba...
            Las empresas del sector de la madera y el mueble de Andalucía representan            el  16,48%  del  total  d...
todas las de Andalucía, y poco más del 8% de la fabricación de muebles. En Cádiz  podemos  identificar  tendencias  simila...
 3.2. Características del empleo El  sector  de  la  madera  y  el  mueble  emplea,  en  2010,  al  0,91%  de  la població...
Esta  reducción  ha  sido  más  acusada  en  el  sector  del  mueble,  con  una              disminución  del 53,24% y 116...
Gráfico 3: Evolución empleo sector madera, corcho y mueble. Andalucía    50000   45000   40000   35000   30000   25000   2...
Gráfico 4: Ocupados por provincia. Andalucía 2010                                             Cádiz; 4%                   ...
                Tabla 11: Ocupados en subsectores por sexo. Andalucía Sexo          Industrias de la madera              F...
Gráfico 5. Ocupados en España y Andalucía según edad. Madera y mueble y                                total. 2010        ...
Gráfico 6. Ocupados en subsectores por grupos de edad. Andalucía 2010    12000                                            ...
   Gráfico 7. Distribución de trabajadores ocupados en España y Andalucía                         según nivel de estudios....
Gráfico 8: Porcentaje ocupados en subsectores por nivel de estudios.                                       Andalucía 2010 ...
Gráfico 9. Distribución de trabajadores asalariados en España y Andalucía                           según tipo de contrato...
Por  otro  lado,  el  67%  de  los  ocupados  en  el  sector  en  Andalucía  son        asalariados,  y  casi  el  21%  so...
3.2.5. Antigüedad en el empleo Como se observa en la tabla una amplia mayoría de trabajadores del sector en España (más de...
un  sector que ha generado empleo recientemente, mientras que la madera y  el  corcho  muestra  muy  pocos  empelados  con...
Gráfico 14. Porcentaje empleados por situación ocupacional. España. 2010 100%               7,2%                      7,9%...
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Informe final estudio vinculaciones
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Informe final estudio vinculaciones

652 views

Published on

Informe final del proyecto "ESTUDIO PARA VINCULAR LAS CUALIFICACIONES PROFESIONALES A LA CLASIFICACIÓN PROFESIONAL EN EL SECTOR DE LA MADERA, MUEBLE Y CORCHO. UN CAMINO PARA APROXIMAR LAS NECESIDADES DE FORMACIÓN DE LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DEL SECTOR".

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Informe final estudio vinculaciones

  1. 1.    ESTUDIO PARA VINCULAR LAS CUALIFICACIONES PROFESIONALES AL SISTEMA  NACIONAL DE LAS CUALIFICACIONES PROFESIONALES EN EL SECTOR DE LA  MADERA, EL MUEBLE Y EL CORCHO  UN CAMINO PARA APROXIMAR LAS NECESIDADES DE FORMACIÓN DE LOS  TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DEL SECTOR  INFORME FINAL 2012
  2. 2.   Índice, 1. Introducción ......................................................................................... 4  INDICE 2. Cualificaciones profesionales y categorías laborales ............................. 8 3. Situación del sector de la madera y el mueble en Andalucía y España . 12  3.1. Indicadores económicos y estructura empresarial del sector ........... 12  3.1.1. Situación económica del sector. ................................................ 12  3.1.2. Estructura del sector .................................................................. 17  Tabla 6: Empresas por sector y estratos de número de trabajadores.  España 2010 ............................................................................................. 18  3.2. Características del empleo ................................................................ 21  3.2.1. Empleo por sexo ......................................................................... 24  3.2.2. Empleo por edad ........................................................................ 25  3.2.3. Empleo por nivel de estudios ..................................................... 27  3.2.4. Empleo por tipo de contrato, situación profesional y jornada  .. 29  . 3.2.5. Antigüedad en el empleo ........................................................... 32  3.2.6. Situación ocupacional de los empleados del sector ................... 33  3.2.7. Empleados por número de trabajadores en la empresa ............ 35  3.2.8. Asalariados por tipo de contrato y número de trabajadores ..... 37 4. La clasificación profesional en los convenios colectivos del sector ...... 38  4.1. El III Convenio estatal de la madera (2007‐2011) ............................. 38  3.2. Los convenios del sector a nivel provincial en Andalucía .................. 43  3.3. Las Ordenanzas Laborales para la madera y el mueble .................... 48  3.4. Síntesis del análisis de las principales categorías del sector ............. 53 5. Cualificaciones profesionales .............................................................. 54  5.1. Cualificación “Mecanizado de madera y derivados” ......................... 54  5.2. Cualificación “Instalación de muebles”. ............................................ 56  5.3. Cualificación “Acabado de carpintería y mueble” ............................. 58  5.4. Cualificación “Aserradero de madera” .............................................. 59  5.5. Cualificación: “Montaje de muebles y elementos de carpintería” .... 60  5.6. Cualificación: “Obtención de chapas, tableros contrachapados y  rechapados” ............................................................................................. 62  5.7. Cualificación: “Fabricación de tableros de partículas y fibras de  madera” .................................................................................................... 64  5.8.  Cualificación: “Preparación de la madera” ................................... 67  5.9.  Cualificación “Instalación de elementos de carpintería” .............. 69  2
  3. 3. 5.10.  Cualificación “Montaje de muebles y elementos de carpintería”   72  5.11.  Cualificación “Montaje e instalación de construcciones de  madera”  73  5.12. Selección de las cualificaciones ....................................................... 77 6. Trabajo de campo ............................................................................... 78  6.1. Diseño de la investigación ................................................................. 78  6.2. Primera fase del trabajo de campo: Las entrevistas ......................... 80  6.2.1. Diseño de los cuestionarios ........................................................ 80  6.2.2. Entrevistas a actores .................................................................. 81  6.2.3. Entrevistas a trabajadores ......................................................... 82  6.2.4. Resultados primera fase del trabajo de campo ......................... 83  6.3. Segunda fase del trabajo de campo: grupos de discusión .............. 108  6.3.1. Diseño de los guiones .............................................................. 112  6.3.2. Resultados de los grupos de discusión .................................... 114 7.  Formación  vinculada  a  cada  una  de  las  cualificaciones  y  situación  real .............................................................................................................  30  18. Indice de Gráficos..............................................................................141 9. Indice de Tablas.................................................................................142    3
  4. 4.  1. Introducción  INTRODUCCIÓN   El Catálogo Nacional de las Cualificaciones Profesionales es el instrumento a través  del  cual  el  Sistema  Nacional  de  Cualificaciones  y  la  Formación Profesional  ordenan  las  cualificaciones  profesionales  identificadas  en  el sistema  productivo  en  función  de  las  competencias  apropiadas  para  el ejercicio profesional. Se entiende por cualificación profesional, según la Ley orgánica 5/2002 de las cualificaciones y de la formación profesional, a: “El conjunto  de  competencias  profesionales  con  significación  para  el  empleo que  pueden  ser  adquiridas  mediante  la  formación  modular  u  otro  tipo  de formación y a través de la experiencia laboral”. Así mismo, en dicha ley se establece  y  define  la  Competencia  profesional  como  “El  conjunto  de conocimientos  y  capacidades  que  permitan  el  ejercicio  de  la  actividad profesional conforme a las exigencias de la producción y del empleo”.  A  la  cualificación  profesional,  por  tanto,  se  puede  llegar  de  diferentes modos:    - por la vía de la formación formal;    - por la vía de la formación no formal y   - por la vía de la experiencia laboral.    Las  cualificaciones  profesionales  son  susceptibles  de  reconocimiento  y acreditación  a  través  de  los  títulos  de  formación  profesional  (títulos  de técnico o títulos de técnico superior) bien por la obtención de un certificado de profesionalidad, o bien por un proceso de acreditación  de competencias adquiridas  por  la  experiencia  laboral.  Cualquiera  de  los  procedimientos permitirá    acreditar    el  conjunto  de  competencias  profesionales  con significación para el empleo  que son establecidas en el SNCP.  Así,  la  competencia  profesional  sería  el  conjunto  de  conocimientos  y capacidades que permiten el ejercicio de la actividad profesional conforme a  las  exigencias  de  la  producción  y  el  empleo.  Estas  se  dividen  en  las unidades  de  competencia,  agregado  mínimo  de  competencias profesionales,  susceptibles  de  reconocimiento  y  acreditación  parcial,  de acuerdo con los previsto en el artículo 8.3 de la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de  Junio,  de  las  Cualificaciones  y  de  la  Formación  Profesional.  La identificación  en  los  diferentes  puestos  de  trabajo  existentes  en  una empresa o sector en relación a las diferentes unidades de competencia que forman  las  cualificaciones  profesionales  es  requisito  indispensable  para hacer  del  SNCP  y  de  la  FP  una  realidad  que  impregne  la  negociación  4
  5. 5. colectiva y las dinámicas de formación y movilidad interna en las empresas, considerando  la  formación  como  herramienta  clave  para  alcanzar  la cualificación que requerirá el mercado de trabajo.  Para  avanzar  en  el  proceso  de  identificación  de  las  cualificaciones profesionales  en  las  diferentes  empresas  y  sectores,  las  unidades  de competencia  y  los  elementos  que  la  definen  adquieren  una  relevancia central. En este contexto, las realizaciones profesionales identificadas en el SNCP  en  relación  a  las  unidades  de  competencia  aparecen  como  los elementos  que  establecen  el  comportamiento  esperado  de  la  persona,  en forma  de  consecuencias  o  resultados  de  la  actividad  que  realiza.  Por  otro lado,  los  criterios  de  realización  expresan  el  nivel  aceptable  de  realización profesional  que  satisface  los  objetivos  de  la  organización  productiva  y constituye  una  guía  para  la  evaluación  de  la  competencia  profesional. Finalmente, el contexto profesional describe, orientativamente, los medios de producción, productos y resultados del trabajo, la información utilizada o  generada  y  cuántos  elementos  de  análoga  naturaleza  se  consideren necesarios para enmarcar la realización profesional.  En este contexto, y con el objetivo de analizar las cualificaciones en relación a  los  diferentes  puestos  de  trabajo  existentes  en  un  entorno  productivo dado, deben tenerse en cuenta las siguientes cuestiones:   - Las realizaciones profesionales describen lo que las personas deben  ser capaces de realizar en las situaciones de trabajo. Expresan pues  logros  o  resultados  esperados  que  la  persona  debe  ser  capaz  de  demostrar  para  conseguir  el  rol  que  expresa  la  correspondiente  unidad  de  competencia.    Se  trataría  de  “especificaciones”  que  persiguen  determinar  el  comportamiento  de  las  persones  correspondiente a los niveles de profesionalidad requeridos para un  área ocupacional dada.  - Los  criterios  de  realización,  por  otro  lado,  persiguen  describir  los  resultados o logros clave que muestran la competencia profesional.  Expresan  pues  el  nivel  aceptable  de  realización  profesional  que  satisface  los  objetivos  de  las  organizaciones  productivas  y  deben  permitir discernir la “realización profesional competente” de la que  no lo es. Serían pues, una guía para la evaluación de la competencia  profesional,  que  nos  sirven  igualmente  como  indicadores  de  las  realizaciones  profesionales  que  desarrolla  una  determinada  categoría  o  puesto  de  trabajo.  Considerando  que  cada  criterio  define  una  característica  de  la  correcta  realización  profesional,  la  realización profesional “plenamente competente” implica satisfacer  todos  los  criterios  de  realización,  pero  podemos  igualmente  considerar  una  realización  profesional  parcial  vinculada  a  los  5
  6. 6. diferentes puestos y grupos profesionales en la empresa cuando se  cumplan algunos de los criterios de realización, siendo éstas la base  para la clasificación profesional en la empresa.  El  objetivo  de  incorporar  las  cualificaciones  profesionales  del  SNCP  a  las categorías laborales del sector de la madera y el mueble, demanda aplicar los  elementos  previamente  definidos  que  componen  la  cualificación profesional a los puestos de trabajo y categorías laborales existentes en el sector.  A  tal  efecto,  es  necesario,  en  un  primer  momento,  analizar  las categorías  laborales  del  sector  existentes  en  los  convenios  colectivos estatales y provinciales, prestando especial interés en su concreción en las diferentes  provincias  de  Andalucía  y  a  su  vinculación  a  diferentes  grupos profesionales. Segundo, desarrollar un modelo que  nos permita relacionar las mencionadas categorías con las cualificaciones identificadas por el SNCP para  el  sector.  Aquí  son  un  elemento  clave  en  la  identificación  las realizaciones  profesionales  y  criterios  de  realización  de  cada  unidad  de competencia.  Finalmente,  validar  a  través  de  los  actores  implicados  en  la negociación colectiva y trabajadores del sector la validez de la asignación de cualificaciones realizada.  Igualmente,  la  incorporación  de  los  criterios  de  realización  de  las cualificaciones  profesionales  a  los  sistemas  de  clasificación  profesional  de las  empresas  permite  identificar  las  necesidades  formativas  y  de acreditación que permiten un correcto desarrollo de la movilidad funcional necesaria en  los actuales  procesos productivos. Así, permite identificar las necesidades  de  formación  de  categorías  profesionales  agrupadas  en  un mismo grupo profesional, así como las necesidades formativas vinculadas a cualificaciones  profesionales  superiores  que  podrían  implicar  procesos  de promoción.  Así, el proyecto aborda los siguientes objetivos generales    1. Vincular la cualificación profesional del Catalogo Nacional de las  Cualificaciones  Profesionales  de  la  familia  profesional  de  la  madera,  mueble  y  corcho,  a  la  clasificación  profesional  establecida  en  los  convenios  colectivos  de  la  madera,  del  mueble y del corcho.  2. Identificar  las  necesidades  de  formación  de  los  trabajadores  y  de las trabajadoras de dichos sectores, para dar respuesta a las  necesidades del sector.  Como objetivos específicos se desgranan los siguientes:   6
  7. 7.   - Crear una metodología válida para la vinculación de la cualificación  profesional  a  la  clasificación  profesional,  establecida  en  los  convenios colectivos, que sea transferible a otros sectores.   - Validar  la  metodología  creada,  con  un  ejercicio  práctico  de  vinculación  de  las  cualificaciones  de  Nivel  2.  A  la  clasificación  profesional establecida en los convenios (convenio de la madera y  del mueble).  - Analizar  la  validez  de  dicha  metodología  para  ser  utilizada  en  la  vinculación de otras cualificaciones profesionales a otros convenios  colectivos del ámbito de competencia de CEMER.  - Identificar  las  necesidades  de  formación  que  los  trabajadores  y  trabajadoras  tienen,  a  la  vista  de  la  vinculación  de  las  cualificaciones profesionales definidas y la clasificación profesional  establecida en los convenios analizados.  El  informe  se  estructura,  además  de  la  introducción  en  seis  grandes apartados.  El  primer  apartado  se  trata  de  una  breve  descripción  de  la situación  y  relación  actual  entre  las  categorías  profesionales  de  los convenios  y  las  cualificaciones  profesionales.  La  segunda  parte  caracteriza el  sector  de  la  madera  y  el  mueble  en  Andalucía,  identificando  tanto  las principales  características  económicas  como  la  estructura  empresarial  del sector, así como las características del empleo del mismo. Seguidamente, se identifican las principales categorías de las clasificaciones profesionales en los  convenios  colectivos  del  sector.  A  continuación,  se  identifican  las cualificaciones  profesionales  y  los  certificados  de  profesionalidad. Posteriormente, se presenta el diseño de investigación y trabajo de campo realizado.  Finalmente,  se  presentan  los  resultados  y  conclusiones  de  la investigación desarrollada.   7
  8. 8. 2. Cualificaciones profesionales y categorías laborales Como hemos dicho anteriormente el SNCP pretende articular en un sistema integrado y  coherente  el conjunto de las ofertas de formación profesional que se realizan en nuestro país, mejorando la calidad y la eficacia de dicha oferta,    de  manera  que  la  oferta  de  formación  persiga  como  objetivo  la mejora de la cualificación profesional de los beneficiarios de dicha oferta.  El  SNCP,  se  convierte  en  el  referente  integrador  de  toda  la  oferta  de formación, la que proviene del sistema de educación y la que proviene del sistema de empleo,  con el objetivo de mejorar y adaptar las cualificaciones profesionales de los trabajadores y trabajadoras a las demandas del sistema productivo. No obstante, se observa que así como se han puesto las bases al  establecer  un  sistema  nacional  de  cualificaciones  profesionales  que  ha sido tenido en cuenta y referente para  establecer los títulos de formación profesional  y  ha  sido  el  referente  para  establecer  los  certificados  de profesionalidad  y  los  `procedimientos  de  acreditación  de  la  experiencia laboral,  no  ha  sido,    hasta  la  fecha,  el  referente  para  establecer  las categorías  y  los  grupos  profesionales  que  se  definen  en  el  marco  de  la negociación colectiva en los convenios colectivos.  El  lenguaje  del  SNCP,  aparece  raramente  en  los  textos  de  los  convenios colectivos  nacionales,  provinciales  y  de  empresas.  Según  un  estudio reciente  publicado  por  FOREM,  en  el  2010  solo  el  2%  de  los  convenios nacionales hacen alguna referencia en el texto y articulado del convenio,  al SNCP.  Es  decir,  la  cualificación  profesional  no  es  contemplada,    en  dichos convenios,  ni  como  requisito  de  acceso  a  la  empresa  ni  como  elemento  a considerar para ordenar las condiciones de acceso y encuadramiento en los diferentes grupos profesionales establecidos en la clasificación profesional, ni  como  elemento  a  valorar  en  los  procesos  de  movilidad  interna  en  la empresa.  Si  entendemos  que  la  mejora  de  las  cualificaciones  profesionales  de  los trabajadores y trabajadoras puede jugar un papel clave en la mejora de la competitividad  de  las  empresas  y  que  los  trabajadores  deben  hacer  un esfuerzo,  participando  en  procesos  de  formación  que  les  permita  mejorar sus  competencias  profesionales  y  alcanzar  las  cualificaciones  que  hoy requiere  el  mercado  de  trabajo,  es  preciso  incorporar  las  cualificaciones profesionales,  no  solo  al  sistema  educativo  y  de  la  formación  profesional para  el  empleo  sino  integrarlas  en  el  sistema  de  ordenación  básica  de  las relaciones laborales,  que es el convenio colectivo. Por ello, el referente de acceso  a  las empresas,  en  términos  de  requisitos  de  acceso  debería  ser  la cualificación  `profesional,  del  mismo  modo,  que  ésta  debería  ser  8
  9. 9. contemplada a la hora de establecer los requerimientos para los diferentes grupos  profesionales.  Esto  permitiría  dar  una  mayor  transparencia  a  las relaciones laborales en el interior de las empresas y de cara al exterior.  El proceso abierto con el RD 1224/2009 de 17 de julio, de reconocimiento de  las  competencias  profesionales  adquiridas  por  la  experiencia,    es  el desarrollo  de    una  parte  de  la  Ley  orgánica  5/2002  de  19  de  junio  de  las Cualificaciones y de la Formación Profesional  en la cual se establece en el articulo  4.1.b  que  uno  de  los  instrumentos  de  dicha  ley  es  el establecimiento  de  un  procedimiento  de  reconocimiento,  evaluación, acreditación y registro de las cualificaciones profesionales. En dicha ley, en el artículo 8 apartado 2, se establece que la evaluación y acreditación de las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral o de  vías  no  formales  de  formación,  tendrá  también  como  referente  el catalogo  nacional  de  las  cualificaciones  profesionales  (CNCP).  Pues  bien, este proceso de reconocimiento de competencias que tendrán un referente en el SNCP tiene una dificultad real para hacerse visible y es la ausencia de referencias en el mundo del trabajo, lo cual va a redundar en una falta de interés de los trabajadores y trabajadoras para participar en el proceso. Así mismo  esta  falta  de  referencia  puede  tener  una  influencia  en  el  escaso interés  que  en  algunos  sectores  los  trabajadores  muestran  para  participar en procesos de formación ya que ésta formación, hasta la fecha, tampoco está  referenciada  al  SNCP  y  no  es  posible  acreditar  las  competencias asociadas a la misma.  En resumen, podemos entender que el sistema nacional de cualificaciones profesionales no estará completo hasta que no se incorpore  al interior de las  empresas;  que  el  objetivo  de  los  trabajadores  será  alcanzar  la cualificación profesional establecida en el CNCP;  y que la obtención de un titulo  o  un  certificado  de  profesionalidad,  así  como  la  acreditación  de unidades  de  competencia  parciales  serán  el  medio  para  llegar  a  la cualificación.  La  cualificación,  de  este  modo,  se  convierte  en  el  lenguaje  común  que utilizaran tanto empresas, como trabajadores y como actores del mundo de la educación y de la formación y que nos indicará de manera comprensible cuales son las realizaciones profesionales que deben ser resueltas con éxito en  un  puesto  de  trabajo  y  cuáles  son  los  criterios  de  realización  que permiten evaluar a dicho trabajador.   Las  cualificaciones  profesionales,  al  estar  construidas  en  base  a competencia  y  unidades  de  competencia,  con  una  formación  ,modular asociada  a  cada  unidad  de  competencia  permitirá,  así  mismo,  identificar con  claridad  cuáles  son  las  carencias  en  términos  de  formación  que  9
  10. 10. presentan los trabajadores y como debe articularse la oferta de formación para  el  sector  desde  los  diferentes  ámbitos,  tanto  desde  el  ámbito  de  la empresa,  como  desde  los  ámbitos  de  educación  y  de  la  formación  ya  sea desde el sistema formal o no formal.  En  este  contexto,  y  específicamente  para  el  sector  de  la  madera  y  el mueble,  si  revisamos  el  III  convenio  colectivo  estatal  de  la  Madera, publicado  el  7  de  diciembre  de  2007,  podemos  observar  que,  a  pesar  de estar  firmado  en  el  año  2007,  es  decir  cinco  años  después  de    la  Ley Orgánica  5/2002  de  19  de  junio,  de  las  Cualificaciones  y  de  la  Formación Profesional, en el mismo no aparece de manera expresa ninguna alusión a dicha ley.   En  la  descripción  inicial  de  los  criterios  que  se  tienen  en  cuenta  para establecer la clasificación profesional, establecida en dicho convenio, hace referencia  a  las  funciones  en  los  grupos  profesionales  y  no  a  las realizaciones  profesionales,  ni  a  criterios  de  realización  en  ningún momento.  Los  criterios  generales  que  se  utilizan  en  el  convenio  para  construir  la clasificación  profesional  están  referidos  al  Estatuto  de  los  trabajadores  y establece  :“El  presente  capítulo  sobre  Clasificación  Profesional  se  ha establecido  fundamentalmente  atendiendo  los  criterios  que  el  artículo  22 del  Estatuto  de  los  Trabajadores  fija  para  la  existencia  del  grupo profesional,  es  decir,  aptitudes  profesionales,  titulaciones  y  contenidos  de la prestación, incluyendo en cada grupo diversas funciones y especialidades profesionales”.  En otro momento se explicita que: “El encuadramiento en un determinado grupo profesional se llevará a efecto por las funciones realmente realizadas por el trabajador, con independencia de la denominación del puesto o de la titulación del trabajador”.  Revisando  cada  uno  de  los  grupos  profesionales  establecidos  observamos como a la hora de describir la cualificación necesaria para estar encuadrado en  uno  u  otro  grupo  no  se  menciona  en  ningún  momento  el  termino cualificación  profesional  referenciada  al  Catalogo  Nacional  de  las Cualificaciones, si bien cuando se requiere algún tipo de formación siempre se  asocia  a  titulaciones.  Así  podemos  encontrar  en  la  descripción  de  los requerimientos  para  las  personas  encuadradas  en  el  Grupo  profesional  I: Titulación  universitaria  de  grado  superior  o  conocimientos  equivalentes equiparados por la empresa y/o con experiencia consolidada en el ejercicio de su sector profesional.   10
  11. 11. Para  las  personas  encuadradas  en  el  Grupo  II.  Los  requerimientos  se expresan  como:  Titulación  universitaria  de  grado  medio  o  conocimientos equivalentes equiparados por la empresa, completados con una experiencia dilatada  en  su  sector  profesional.  Eventualmente  podrán  tener  estudios universitarios de grado superior y asimilarse a los puestos definidos en este grupo   Para  las  personas  encuadradas  en  el  grupo  III:  Titulación  de  grado  medio, Técnico  especialista  de  segundo  grado  y/o  con  experiencia  dilatada  en  el puesto de trabajo  Para  el  Grupo  IV:  Bachillerato,  BUP  o  equivalente  o  técnicos  especialista (Módulos nivel 3) complementada con formación en el puesto de trabajo o conocimientos adquiridos en el desempeño de la profesión o, en su defecto, conocimientos adquiridos en el desempeño de la profesión.  Es  importante señalar que es cuando llegamos al grupo IV cuando aparece por primera vez una referencia al lenguaje utilizado en el SNCP, aunque no queda excesivamente claro, equiparando los niveles de bachillerato a los de módulos de Nivel 3, y no queda claro a que se refiere si se están refiriendo a  los  módulos  formativos  asociados  a  las  unidades  de  competencias recogidas en las cualificaciones de Nivel 3 para el sector del mueble o a qué hace referencia este nivel.  Del  mismo  modo  para  las  personas  encuadradas  en  el  grupo  V  se  recoge: Conocimientos adquiridos  en  el desempeño de  su profesión o  escolares  sin titulación o de técnicos auxiliar (módulos nivel 2) con la formación específica en el puesto de trabajo o conocimientos adquiridos en el desempeño de su profesión.    De  nuevo  hace  una  referencia  a  módulos  de  nivel  2.  Hay  que clarificar  que  no  existen  módulos  de  nivel  2,  lo  que  existen  son cualificaciones  profesionales  de  nivel  2,  que  agrupan  a  una  serie  de unidades  de  competencia  y  que  dichas  unidades  de  competencia  llevan asociadas unos módulos formativos.  En  cualquier  caso  no  es  solo  la  formación,  el  requerimiento  para desempeñar bien una tarea como se verá a lo largo de este estudio.  Lo que realmente  acredita  una  capacidad  adecuada  para  desempeñar adecuadamente un puesto de trabajo es la cualificación profesional.   Otro  aspecto  significativo  que  debemos  destacar  es  la  usencia  de referencias a la cualificación cuando se establecen los procedimientos para establecer ascensos y promociones.  11
  12. 12. 3.  Situación  del  sector  de  la  madera  y  el  mueble  en  Andalucía  y España Las  opciones  y  posibilidades  de  implementar  políticas  de  formación  así como procesos de profesionalización en determinadas empresas y sectores se relacionan, entre otros elementos, con la situación estructural del sector, su situación económica y las condiciones de empleo de los trabajadores del mismo. En este sentido, en un primer  momento, es necesario caracterizar brevemente el sector de la madera y el mueble en Andalucía y España, para conocer  cuál  es  la  situación  económica  y  la  estructura  del  sector (indicadores económicos, tamaño de las empresas, etc.). 3.1. Indicadores económicos y estructura empresarial del sector La  industria  de  la  madera  contempla  la  transformación  de  la  madera  en productos  de  consumo.  En  una  clasificación  primaria,  distinguimos  entre industria de primera transformación, que origina productos semielaborados (empresas de tableros y de aserrado y preparación industrial de la madera), y de segunda transformación, que proporciona productos finales (empresas de envases y embalajes, de muebles, carpinterías...). 3.1.1. Situación económica del sector.   Según  la  Encuesta  Industrial  de  Empresas  del  INE,  en  2009  los  ingresos totales de explotación en el sector de la madera, el corcho y el mueble han sido  de  14.039  millones  de  euros.  De  modo  desagregado  el  subsector  de madera y el corcho ha obtenido unos ingresos de  6.251 y el subsector del mueble 6.939 millones de euros.   Según una estimación basada en el IPI, en 2009 se ha producido un fuerte descenso en el total de ingresos de casi un 28%, perdiendo 5.433 millones de  euros  en  comparación  con  el  2008,  cuando  los  ingresos  totales  de explotación se habían situado en 19.473 millones de euros. El descenso ha sido  menor  en  el  mueble  y  mayor  en  el  subsector  de  la  madera, especialmente cuando se analiza sin el corcho.  12
  13. 13. Tabla 1: Total de ingresos de explotación.  Millones de euros. Sector de la madera en España. 2008‐2009  Madera y Madera Mueble Total corcho (16) (sin 16.29) (31) (madera, mueble y corcho)2008 9.939,17 8.865,64 9.534,23 19.473,402009 7.099,73 6.251,00 6.939,93 14.039,662008-2009 -2.839,44 -2.614,64 -2.594,29 -5.433,73% 2008-2009 -28,57 -29,49 -27,21 -27,9 Fuente: Encuesta Industrial de Empresas, Instituto Nacional de Estadística  En  el  caso  de  Andalucía,  los  ingresos  de  explotación  en  el  sector  de  la  madera    ascienden  a  466,330  millones  de  euros,  siendo  un  6,57%  de  los  ingresos totales de explotación a nivel nacional, como se observa en la tabla  siguiente. Igualmente, se observa una fuerte disminución en relación al año  anterior (2008) del 38,13%.   Tabla 2: Total de ingresos de explotación.  Millones de euros. Sector de la madera en Andalucía y España. 2008‐2009  Andalucía España2008     Importe neta cifra de negocios  739,665 9.776,254Otros ingresos  14,122 162,919Total  753,787 9.939,1732009 Importe neto de la cifra de negocios  458,662 6.960,865Otros ingresos  7,668 138,867Total   466,330 7.099,731 Fuente: Instituto andaluz de estadística y Encuesta Industrial de Empresas (INE)  En cuanto a los ingresos totales de explotación de la fabricación de muebles  en  Andalucía,  los  resultados  ascienden  a  752,482  millones  de  euros,  representando  el  10,84%  del  total  de  ingresos  de  explotación  de  España.  Por otro lado, la disminución de los ingresos de explotación respecto al año  anterior es del 39,39%, un porcentaje similar a los datos anteriores   13
  14. 14. Tabla 3: Total de ingresos de explotación.  Millones de euros. Fabricación muebles. Andalucía y España 2008‐2009  Andalucía España2008     Importe neta cifra de negocios  1.220,106 9.411,848Otros ingresos  21.559 122,377Total  1.241,665 9.534,2252009 Importe neto de la cifra de negocios  742,405 6.820,571Otros ingresos  10.077 119,362Total   752,482 6.939,933 Fuente: Instituto andaluz de estadística.  Del  conjunto  de  datos  analizados  sobre  los  resultados  económicos  del  sector  de  la  madera  y  el  mueble  en  Andalucía  y  España,  podemos  extraer  una  serie  de  conclusiones.  En  primer  lugar,  considerar  que  el  sector  del  mueble  en  Andalucía  representa  un  mayor  peso  que  el  de  la  madera  en  ingresos de explotación en relación al sector a nivel nacional (10,84% frente  a 6,57%). Seguidamente,  constatar que el sector del mueble representaba  en  2009  el  61,74%  del  total  de  ingresos  de  explotación  del  sector  en  Andalucía, mientras que a nivel nacional representa el 49,43%. Finalmente,  reseñar  que  ambos  subsectores  en  Andalucía  han  sido  especialmente  afectados por la crisis económica, pues han sufrido una reducción drástica  del  volumen  de  ingresos  de  explotación  de  cerca  del  40%,  hecho  que  muestra  una  mayor  disminución  que  en  el  nivel  estatal  (que  no  llega  al  30%).      Esta  tendencia  negativa  en  los  ingresos  de  los  últimos  años  es  debido,  de  acuerdo al Observatorio Industrial de la Madera (ref), a la crisis económica  mundial a nivel general y de modo específico a:    1. La alta competencia ejercida por las importaciones procedentes del  este de Europa, de China y del sudeste asiático.   2. Creciente concentración en el sector de la distribución.   3. Presiones medioambientales.   4. La crisis en el sector de la construcción.  5. La  presión  que  ejercen  los  tradicionales  competidores  europeos  (Italia,  Alemania,  Portugal,  Francia)  en  productos  de  mayor  diferenciación, calidad y diseño.         14
  15. 15. Inversión en I+D  Esta  realidad  implicaría  la  necesidad  de  invertir  en  I+D+i  como  medio  de aumentar  la  competitividad  de  las  empresas  españolas,  a  la  vez  que  una mayor  inversión  en  formación  profesional,  como  modo  de  mejorar  la posición competitivas de las empresas españolas en el mercado económico nacional e internacional. En los datos publicados por el INE que se recogen a continuación, se pueden observar las empresas del sector de la madera y el mueble que durante el año 2009 han participado y han invertido en I+D.  Tabla 4. Empresas que realizan I+D. España 2009.  Subsector  Empresas que realizan I+D  Madera y corcho  82  Muebles  189  Fuente: Estadística I+D del INE Así, a pesar de lo comentado anteriormente, sólo un 0,56% de las empresas de  la  industria  de  madera  y  corcho  realizaron  actividades  de  I+D  en  2009, mientras que para las empresas cuya actividad principal es la fabricación de muebles esta cifra asciende a un 1,10% de participación. Esta inversión en I+D+i ascendió a 35.225.000 euros, considerando ambos subsectores. Así, la industria de la madera y corcho invirtió en I+D en el año 2009 10.727.000 euros,  mientras  que  la  mayor  inversión  se  produjo  en  el  sector  de fabricación  de  muebles,  con  una  cifra  de  24.498.000  euros.  El gasto/inversión que las empresas del sector de la madera realizan en I+D+i sigue siendo, por tanto, muy reducido.  Tabla 5. Gastos en I+D+i del sector de la madera. España 2009. Miles de  euros    Gastos internos    Total  %  Madera y corcho  10727 0,14  Muebles  24498 0,32  Total  35.225 0,46  Fuente: Estadística I+D del INE El rol estratégico de la formación  En  relación  a  la  formación,  el  Observatorio  industrial  de  la  Madera  (2009) indica  el  factor  clave  de  la  misma  para  aumentar  la  competitividad.  Así, considera  que  la  tendencia  hacia  el  desarrollo  tecnológico  e  innovación supone desarrollar nuevas ideas de aplicación a la organización del trabajo como forma de aumentar los niveles de competencia. Entiende que la gran  15
  16. 16. ventaja competitiva en la que se han de basar las empresas para competir, junto con los bienes y los servicios finales, es la competencia del trabajador, su  capacidad  para  asimilar  los  nuevos  procesos  de  innovación  en  el desempeño de sus funciones profesionales Para ello, el capital humano se presenta  como  un  factor  clave  para  la  adaptación  a  los  cambios  a  los  que están  expuestas  la  sociedad  y  la  economía.  Esta  situación  hace  que  la formación  constituya  una  línea  estratégica  primordial  ya  que  los trabajadores  se  enfrentan  a  la  necesidad  de  mantener  y  mejorar permanentemente  su  cualificación,  configurándose  como  uno  de  los  ejes esenciales  en  la  mejora  de  su  empleabilidad  y  promoción  personal  y profesional.  Desde este punto de vista, el sector de la madera y el mueble presenta unas características  específicas  que  dificultan  la  formación  profesional,  en especial  en  aquellas  empresas  en  las  que  sólo  trabaja  el  profesional autónomo. Junto a este elemento, hay que señalar que las empresas y los trabajadores  del  sector  de  la  madera  y  el  mueble  presentan  importantes carencias que pueden afectar notablemente no sólo al carácter competitivo del  sector  en  el  ámbito  nacional  o  frente  a  mercados  extranjeros,  sino también  al  desarrollo  futuro  de  las  empresas  y  a  la  adaptación  de  los trabajadores  a  los  nuevos  cambios  productivos  que  el  mercado  demanda. Así, la situación actual refleja la necesidad de conseguir una mano de obra con  mejores  y  mayores  niveles  de  cualificación  y  que  sea  capaz  de  dar respuesta  a  los  distintos  cambios  del  sector  productivo,  y  la  formación constituye un pilar básico para lograr el impulso definitivo de las empresas del sector hacia otros.   En este sentido, el Ministerio de Industria da algunas recomendaciones en cuanto a la formación en el sector de la madera y el mueble:   - Avanzar en la eliminación de las barreras de acceso a la Formación  Profesional  para  el  Empleo,  adecuando  los  contenidos,  modalidades de impartición, duración y horarios a las necesidades  específicas  de  los  colectivos  a  quien  va  destinada  la  formación,  respetando que el 50% de las horas lectivas se impartan dentro de  la  jornada  laboral,  de  acuerdo  con  lo  pactado  en  el  Convenio  General de la Madera.  - Potenciar  por  parte  de  la  Administración  competente  una  gestión  adecuada  de  la  biomasa  forestal,  ya  que  permitirá  la  puesta  en  gestión  de  numerosas  masas  forestales,  con  el  consiguiente  beneficio  ecológico:  estimulación  del  crecimiento  de  las  masas,  disminución  del  riesgo  de  incendios,  disminución  del  riesgo  de  ocurrencia  de  plagas  y/o  enfermedades…;  y  económico:  16
  17. 17. fortalecimiento de las empresas del sector forestal, mantenimiento  de un tejido económico, fuente de empleo rural, etc.  En esta misma dirección, el estudio “Bases para la integración de la oferta formativa  en  el  sector  de  la  madera”  (UGT  y  Observatorio  Industrial  de  la Madera, 2010) establece la formación profesional para el empleo como un pilar  fundamental  para  el  desarrollo  del  sector  de  la  madera  y  el  mueble, mejorando  la  competitividad  de  los  trabajadores  y  las  empresas.  En  este contexto, los certificados de profesionalidad constituyen el instrumento de acreditación  oficial  de  las  cualificaciones  profesionales  del  Catálogo nacional  de  certificación  profesional  en  el  ámbito  de  la  administración laboral,  proporcionando  a  los  trabajadores  la  formación  requerida  por  el sistema  productivo,  reconociendo  además  la  experiencia  profesional  del trabajador.  Igualmente,  el  itinerario  formativo  de  especialización  de  un trabajador  en  el  sector  de  la  madera  y  el  mueble  se  caracteriza  por  la escasez  de  recursos  formativos  que  cubran  todos  los  aspectos  necesarios para  la  actividad  laboral.  Este  hecho  determinante  en  la  formación profesional  se  está  agravando  con  la  importancia  cada  vez  mayor  de  la utilización  de  nuevas  tecnologías  en  el  sector  que  hace  más  compleja  y exigentes las funciones del trabajador de la madera y el mueble  Estos  elementos  ponen  de  manifiesto  la  pertinencia  de  avanzar  en  la cualificación de la fuerza de trabajo del trabajo, así como en identificar las necesidades  de  formación  en  base  a  un  proceso  donde  los  certificados  de profesionalidad adquieran un papel central. La competitividad del sector no puede  desligarse,  tanto  de  la  inversión  en  innovación  y  en  los  cambios  en los procesos productivos, como en la necesidad de formación y cualificación de  la  fuerza  de  trabajo,  elemento  clave  para  avanzar  tanto  en  la profesionalidad como en la productividad del sector.     3.1.2. Estructura del sector  Según  los  datos  del  Directorio  Central  de  Empresas  para  2010,  publicados por  el  INE,  hay  31.474  empresas  en  España  del  sector  de  la  madera,  el corcho  y  el  mueble.  Si  observamos  la  distribución  de  las  empresas  por subsectores, observamos que la fabricación de muebles es la actividad que genera  un  mayor  número  de  sociedades,  con  17.053  empresas  (54,18%), mientras  que  la  industria  de  madera  y  corcho,  con  14.421  empresas, representa el 45,82%.    Como puede observar el tejido empresarial del sector se caracteriza por la elevadísima  presencia  de  la  pequeña  y  mediana  empresa,  representando  17
  18. 18. las  empresas  de  menos  de  50  trabajadores  el  99,1%  del  sector,  y  las  microempresas (menos de 10 trabajadores) el 89,44%. No existen grandes  diferencias  entre  subsectores,  si  bien  si  podemos  observar  una  mayor  tendencia de microempresas en el sector de la madera y el corcho, frente al  mueble.  Tabla 6: Empresas por sector y estratos de número de trabajadores. España  2010  Menos 10 10 a 19 20 a 49 50 a 199 Más de 200 TotalIndustria de la madera y del  12985 875 455 96  10  14421corcho, excepto muebles; cestería y espartería %  90,04 6,06 3,15 0,66  0,06  100,00Fabricación de muebles  15168 1092 619 156  18  17053%  88,94 6,40 3,62 0,91  0,10  100,00Total sector madera, corcho y  28153 1967 1074 252  28  31474mueble %  89,44 6,24 3,41 0,80  0,09  100,00 Fuente: Dirce, INE  En  Andalucía  las  empresas  del  sector  se  concentran  sobretodo  en  el  subsector  de  la  fabricación  de  muebles,  representando  el  63,25%  de  las  empresas del sector, prácticamente un 10% más que la media española.     Por  otro  lado,  el  99,54%  de  las  empresas  del  subsector  son  pequeñas  y  medianas  empresas  de  menos  de  50  trabajadores,  y  un  91,86%  microempresas  de  menos  de  10  trabajadores;  igualmente,  tampoco  se  observan  diferencias  significativas  por  subsectores,  más  allá  de  la  leve  tendencia señalada ya para el conjunto de España de mayor presencia de la  microempresa en el sector de la madera y el corcho.    Tabla 7: Empresas por subsector y estratos de número de trabajadores en  Andalucía. España 2010  Menos 10 10 a 19 20 a 49 50 a 199 Más de 200 TotalIndustria de la madera y  1768 96 34 9 0  1907del corcho, excepto muebles; cestería y espartería %  92,71 5,03 1,78 0,47 0  100Fabricación de muebles  2999 183 85 15 0  3282%  91,37 5,57 2,58 0,45 0  100Total sector madera,  4767 279 119 24 0  5189corcho y mueble %  91,86 5,37 2,29 0,46 0  100 Fuente: Dirce. INE  18
  19. 19.   Las empresas del sector de la madera y el mueble de Andalucía representan  el  16,48%  del  total  de  empresas  del  sector  en  España.  En  detalle,  la  fabricación de muebles representa el 19,25% del total estatal, mientras que  el mueble y el corcho representa el 13, 22%.    Como  se  observa  la  mayoría  de  empresas  del  sector  en  Andalucía  se  concentran en la provincia de Sevilla, seguida de muy cerca por Córdoba y,  a mayor distancia, Málaga y Jaén.  Seguidamente, encontramos a Granada y  Cádiz y, en último lugar, Huelva y Almería. En Córdoba y Jaén más del 70 %  de  las  empresas  del  sector  de  la  provincia  se  dedican  a  la  fabricación  de  muebles,  superando  el  60%  en  el  caso  de  Málaga  y  Sevilla.  En  el  lado  opuesto encontramos Huelva (con un 62,91% de las empresas dedicadas a  la  madera)  y  Almería,  Granada  y  Cádiz,  donde  los  porcentajes  son  aproximadamente iguales.     Tabla 8: Empresas sector madera y mueble por subsectores y provincias. Andalucía 2010.   Madera  Mueble  Total Madera y  Mueble Madera y  Mueble y corcho  corcho    corcho    % provincia % sector Almería  165  165  330 50,00% 50,00% 8,65  5,02Cádiz  211  244  455 46,37% 53,63% 11,06  7,43Córdoba  237  833  1070 22,15% 77,85% 12,42  25,38Granada  250  270  520 48,08% 51,92% 13,10  8,22Huelva  173  102  275 62,91% 37,09% 9,07  3,10Jaén  172  490  662 25,98% 74,02% 9,01  14,92Málaga  265  452  717 36,96% 63,04% 13,89  13,77Sevilla  434  726  1160 37,41% 62,59% 22,75  22,12 TOTAL  1907  3282  5189 36,75% 63,25% 100,00  100,00 Fuente: DIRCE (INE)  Como hemos indicado Sevilla concentra el mayor número de empresas del  sector, representando en ambos subsectores un poco más del 22% del total  de empresas de Andalucía. Seguidamente encontramos a Córdoba, con un  25,5%  de  las  empresas  del  mueble  y  un  12,42%  de  las  empresas  de  la  madera y el corcho. En tercer lugar, en Málaga la distribución vuelve a ser  relativamente equitativa, con más del 13% de empresas de cada subsector.  En  Jaén  las  empresas  del  mueble  representan  el  15%  de  todas  las  de  Andalucía,  y  apenas  el  9%  para  la  madera  y  el  corcho.  En  Granada  se  observa un mayor peso del sector de la madera y el corcho, con el 13% de  19
  20. 20. todas las de Andalucía, y poco más del 8% de la fabricación de muebles. En Cádiz  podemos  identificar  tendencias  similares,  puesto  que  encontramos más  del  11%  de  las  empresas  de  la  madera  y  el  corcho  de  Andalucía  y  el 7,4%  de  las  del  mueble.  Finalmente,  en  Huelva  y  Almería  encontramos, respectivamente,  el  9,07%  y  el  8,65%  de  las  empresas  de  la  madera  y  el corcho y el 3,1% y el 5% de las de  fabricación de muebles.    Gráfico 1: Empresas de madera y corcho por provincia. Andalucía 2010  330 Almería 165 165 455 Cádiz 244 211 1070Córdoba 833 237 520Granada 270 250 275 Huelva 102 173 662 Jaén 490 172 717 Málaga 452 265 1 60 1 Sevilla 726 434 0 200 400 600 800 1000 1200 Madera y corcho Mueble Total Fuente: DIRCE (INE) En base a los datos anteriores se pueden constatar una serie de elementos. En primer lugar, observamos que en el sector de la madera y el mueble en Andalucía  se  encuentran  sobre  representadas  las  empresas  de  fabricación de  muebles  en  relación  al  peso  en  el  conjunto  de  España.  Seguidamente hay  que  resaltar  que  tanto  en  España  como  en  Andalucía  la  realidad  del sector  es  de  microempresas,  con  un  porcentaje  de  cerca  del  9%  de empresas de menos de 10 trabajadores/as. Por otro lado, Sevilla y Córdoba reúnen al 43% del total de empresas del sector de la madera, el corcho y el mueble en Andalucía. Igualmente, se observa una sobrerrepresentación de empresas  del  mueble  en  Córdoba  y  Jaén,  y  de  la  madera  y  el  corcho  en Huelva Almería, Granada y Cádiz. Finalmente, indicar que el mayor número de empresas de fabricación de muebles se concentran en Sevilla y Córdoba, seguidos  de  Jaén  y  Málaga.  En  el  caso  de  la  madera  y  el  corcho  el  mayor número de empresas se concentran en Sevilla, seguida de Málaga, Granda y Cádiz.  20
  21. 21.  3.2. Características del empleo El  sector  de  la  madera  y  el  mueble  emplea,  en  2010,  al  0,91%  de  la población  ocupada  española  (169.098  trabajadores/as)  y  al  0,78%  de  la población  ocupada  andaluza  (22.409  trabajadores/as).    La  evolución  del empleo en el sector de la madera y el corcho es muy negativa debido a la crisis económica y a la reducción de ingresos de explotación y del número de  empresas,  como  hemos  observado  anteriormente.  Así,  en  2007 representaba  el  1,63%  de  los  ocupados  en  España  (332.575 trabajadores/as)  y  el  1,42%  de  los  ocupados  en  Andalucía  (45.713 trabajadores/as); en este sentido, el sector muestra una mayor destrucción de empleo que la media tanto de Andalucía como del conjunto de España.   Así, si observamos la evolución del empleo del sector en España entre 2007 y  2010,  vemos  que  este  ha  disminuido  en  un  49,16%,  perdiendo  163.507 empleados/as al pasar de 332.575 trabajadores/as en 2007 a 169.068 en el 2º trimestre de 2010  Gráfico 2: Evolución empleo sector madera, corcho y mueble. España 2007‐ 2010 350000300000250000200000150000100000 50000 0 2007 2008 2009 2010 Madera y corcho Mueble Total Fuente: EPA (INE)  *Datos para 2007 aproximados (conversión CNAE93 en CNAE2009)  *Datos de 2010 para el 20 trimestre  21
  22. 22. Esta  reducción  ha  sido  más  acusada  en  el  sector  del  mueble,  con  una  disminución  del 53,24% y 116.316 trabajadores/as, mientras que el sector  de  la  madera  y  el  corcho  la  disminución  ha  sido  del  41,36%  (47.191  empleos).  Esta  mayor  destrucción  de  empleo  en  el  sector  del  mueble  ha  comportado que este haya perdido 5 puntos porcentuales en el volumen de  empleo del sector, pasando del 65,69% en 2007 al 60,43% en 2010.       Tabla 9: Evolución del empleo sector madera y corcho. España y Andalucía 2007-2010  2007  2008  2009 2010 2007‐08 2008‐09  2009‐10  2007‐10ESPAÑA Madera y   114097  102384  86870  66906  ‐10,27% ‐17,86%  ‐22,98%  ‐41,36%corcho  34,31%  37,04%  38,66%  39,57% Mueble  218478  174030  137827  102162  ‐20,34% ‐26,27%  ‐25,88%  ‐53,24% 65,69%  62,96%  61,34%  60,43% Total  332575  276415  224697  169068  ‐16,89% ‐23,02%  ‐24,76%  ‐49,16% 100%  100%  100%  100% ANDALUCÍA Madera y   16389  9678  8466  7812  ‐40,95% ‐14,32%  ‐7,72%  ‐52,33%corcho  35,85%  32,28%  37,69%  34,86% Mueble  29324 20301  13997  14596  ‐30,77% ‐45,04%  4,28%  ‐50,22% 64,15%  67,72%  62,31%  65,14% Total  45713  29979  22463  22409  ‐34,42% ‐33,46%  ‐0,24%  ‐50,98% 100%  100%  100%  100%  Fuente: EPA (INE)  *Datos para 2007 aproximados (conversión CNAE93 en CNAE2009)  *Datos de 2010 para el 2 trimestre    Esta evolución negativa del empleo en el sector es parecida a la evolución  en Andalucía. Así, entre 2007 y 2009 el empleo del sector ha disminuido en  un  50,98%  y  23.304  trabajadores/as.  Un  diferencia  importante  la  encontramos en que la destrucción de empleo ha sido levemente superior  en porcentaje en el caso de la madera y corcho que no en el mueble, con un  52,33 y 50,22 menos respectivamente (8.577 y 14.728 trabajadores/as). Así,  el  sector  del  mueble  a  pesar  de  perder  más  trabajadores  numéricamente  gana presencia en volumen de empleo en el sector pasando del 64,15% al  65,14%  de  empelados  del  sector.  Esta  menor  reducción  se  concentra  en  2010 cuando el sector del mueble en Andalucía logra remontar la dinámica  negativa  de  los  años  anteriores  (de  reducciones  del  30  y  45%)  para  recuperar  empleo  con  un  aumento  del  4,28%  y  a  pesar  de  seguir  destruyendo  empleo  el  sector  de  la  madera  muestra  una  destrucción  de  empleo menos drástica que en años anteriores (7,72%).       22
  23. 23. Gráfico 3: Evolución empleo sector madera, corcho y mueble. Andalucía  50000 45000 40000 35000 30000 25000 20000 15000 10000 5000 0 2007 2008 2009 2010 Madera y corcho Mueble Total Fuente: EPA (INE)  *Datos para 2007 aproximados (conversión CNAE93 en CNAE2009)  *Datos de 2010 para el 2º trimestre  Los  datos  de  la  tabla  7  y  el  gráfico  3  muestran  un  cierto  aterrizaje  en  la destrucción  de  empleo    en  Andalucía,  en  especial  en  comparación  con  las cifras para el conjunto de España. Estos datos indican que los efectos de la crisis económica se concentran en Andalucía en los primero años, con tasas de  destrucción  de  empleo  de  entre  un  10  y  un  20%  superiores  a  las  de España en el caso de la fabricación de muebles, y cuatro veces superior al de la media nacional en el caso de la madera en el primer año. Esta fuerte destrucción  de  empleo  al  inicio  del  período  comporta,  en  el  caso  de  la madera, que sea ya menor a la media nacional en 2009, mientras que en el sector del mueble no es hasta el 2010 que se inicia una leve recuperación.      Si  analizamos  los  ocupados  por  provincia,  observamos  que  la  mayoría  de trabajadores/as  del  sector  se  concentra  en  Córdoba,  con  un  33%  de  los empelados del sector. A cierta distancia encontramos Sevilla, con el 22%, y a más distancia Jaén y Córdoba, con el 14% y el 10% respectivamente. En el extremo  opuesto  encontramos  a  Granada,  Málaga,  Almería  y  Cádiz,  con menos del 10% del empleo del sector.        23
  24. 24. Gráfico 4: Ocupados por provincia. Andalucía 2010  Cádiz; 4% Almeria; 4% Sevilla; 22% Málaga; 5% Granada; 8% Huelva; 10% Jaén; 14% Córdoba; 33% Fuente: EPA (INE)    3.2.1. Empleo por sexo  El  sector  de  la  madera  y  el  mueble  muestra  una  menor  proporción  de  mujeres  que  el  conjunto  del  mercado  de  trabajo.  Así,  mientras  que  en  el  total  nacional  las  mujeres  representan  el  44,07%  de  los  ocupados,  en  el  sector de la madera,  las mujeres no llegan al 13%. Por otro lado, mientras  que  las  mujeres  representan  el  42,6%  de  la  población  ocupada  andaluza,  representan el 18,3% del sector de la madera y el mueble. En este sentido,  se observa una mayor proporción de mujeres en el sector de la madera y el  mueble en Andalucía frente al global nacional.      Tabla 10. Distribución de trabajadores ocupados en España y Andalucía  según sexo. 2010  Sexo  Sector de la madera y el mueble Total  Andalucía  España Andalucía España Hombre  18.314 (81,7%)  147.197 (87,06%) 1.647.602 (57,4%) 10.333.923 (55,93%)Mujer  4.096 (18,3%)  21.871 (12,94%) 1.222.546 (42,6%) 8.142.934 (44,07%)Total  22.410 (100,0%)  169.068 (100,0%) 2.870.148 (100,0%) 18.476.857 (100,0%) Fuente: EPA 2º Trimestre 2010. INE  Como  se  observa  en  la  siguiente  tabla,  la  presencia  femenina  en  el  sector  en Andalucía es especialmente importante en el sector de la fabricación de  muebles,  representando  el  20%  del  total  de  empleo  del  sector  frente  al  15,1% de la madera y el corcho.   24
  25. 25.   Tabla 11: Ocupados en subsectores por sexo. Andalucía Sexo  Industrias de la madera Fabricación de muebles  Total y el corcho Hombre  6.635 (84,9%) 11.678 (80,0%)  18.314 (81,7%)Mujer  1.177 (15,1%) 2.919 (20,0%)  4.096 (18,3%)Total  7.813 (100,0%) 14.597 (100,0%)  22.410 (100,0%) Fuente: EPA 2º Trimestre 2010. INE    3.2.2. Empleo por edad  En el sector de la madera y el mueble en España muestra una distribución  por  grupos  de  edad  relativamente  parecida  a  la  del  conjunto  de  la  población  ocupada,  si  bien  se  observa  una  proporción  levemente  superior  de los grupos más jóvenes (16 a 25 años) y mayores (más de 60 años) en el  sector.     Esta distribución se modifica levemente en el análisis de los trabajadores/as  del sector en Andalucía. Aquí, los trabajadores de 16 a 25 años representan  casi  dos  puntos  más  que  la  población  ocupada  andaluza  y  la  del  sector  a  nivel  estatal.  Por  otro  lado,  muestra  una  menor  proporción  de  trabajadores/as de más de 60 años.         25
  26. 26. Gráfico 5. Ocupados en España y Andalucía según edad. Madera y mueble y  total. 2010  2,44% 6,04% 3,56% 3,91% 100% 90% 80% 43,04% 42,00% 44,05% 70% 44,01% 60% 50% 40% 30% 43,36% 40,53% 45,21% 43,60% 20% 10% 11,16% 9,42% 9,23% 8,44% 0% Andalucía España Andalucía España Madera y mueble Total 16-25 26-40 41-60 60+ Fuente: EPA 2º Trimestre 2010. INE De acuerdo con las conclusiones del III Observatorio Industrial de la Madera se  ha  constatado  una  reducción  en  la  participación  de  trabajadores mayores de 55 años, cuya razón podemos encontrarla tanto en los procesos de reestructuración llevados a cabo por grandes empresas, que en muchos casos han recurrido a las prejubilaciones como herramienta no traumática de reducción de las plantillas, como en los cierres de empresas que se han producido.  Por  otro  lado,  esta  tendencia  del  sector  en  Andalucía  a  emplear  una población  más  joven  observamos  que  se  vincula  de  manera  directa  al subsector de la fabricación de muebles, puesto que los trabajadores/as de 16 a 25 años representan el 15,6% del sector, frente al 2,8% de la industria de la madera y el corcho. Igualmente, este último sector muestra una sobre representación de los trabajadores de 26 a 40 años, con el 54,4% del total de trabajadores/as del subsector.   26
  27. 27. Gráfico 6. Ocupados en subsectores por grupos de edad. Andalucía 2010  12000 9.718 9.644 10000 8000 6.304 5.468 6000 4.250 4000 3.340 2.280 2.502 2000 222 545 545 0 0 16 a 25 26 a 40 41 a 60 60 Industrias de la madera y el corcho Fabricación de muebles Total Fuente: EPA 2º Trimestre 2010. INE 3.2.3. Empleo por nivel de estudios El  sector  de  la  madera  y  el  mueble  muestra  en  España  un  nivel  formativo bajo,  al  mostrar  una  mayor  proporción  de  trabajadores  con  bajo  nivel  de estudios (primarios o sin estudios), más de 5 puntos superior al de la media de  la  industria  y  casi  7  en  relación  al  total  de  ocupados;  igualmente, observamos  una  mayor  proporción  de  ocupados  con  estudios  secundarios obligatorios, un 43%, frente al 26,3% de la población ocupada y el casi 35% de la media de los ocupados en la industria. En cambio, el sector muestra una  menor  proporción  de  trabajadores/as  con  estudios  secundarios postobligatorios,  tanto  en  relación  a  la  media  de  los  ocupados  en  la industria como del total de ocupados. Por  otro  lado,  el  sector  en  Andalucía  muestra  algunas  características diferentes que nos permiten caracterizarlo con un mayor nivel de estudios que a nivel nacional. Así, observamos como la mayoría de los trabajadores tienen  estudios  secundarios  obligatorios  en  un  45,63%,  una  media levemente superior a la del sector a nivel nacional y superior a la media de la  población  ocupada  en  la  industria  y  total  tanto  de  España  como  de Andalucía.  Por  otro  lado,  muestra  una  menor  proporción  de trabajadores/as  sin  estudios  o  con  estudios  primarios  que  la  media  del sector  nacional,  y  una  mayor  proporción  de  trabajadores  con  estudios terciarios  (19,92%  frente  a  15,66%),  siendo  inferior  a  la  media  de  la industria y del total de empleados, tanto en Andalucía como en el conjunto de España.      27
  28. 28.   Gráfico 7. Distribución de trabajadores ocupados en España y Andalucía  según nivel de estudios. 2010  100% 90% 20,32% 15,66% 32,55% 36,60% 80% 70% 21,53% 20,55% 60% 21,83% 50% 24,20% 40% 43,06% 45,86% 30% 31,05% 26,36% 20% 10% 13,28% 19,74% 14,57% 12,84% 0% Andalucía España Andalucía España Madera y mueble Total Primarios o sin estudios Secundarios obligatorios Secundarios postobligatorios Terciarios Fuente: EPA 2º Trimestre 2010. INE Como se puede observar en la gráfica siguiente en la industria de la madera y  el  corcho  están  sobre  representados  los  trabajadores  con  estudios primarios o sin estudios, con bachillerato, y con FP de Grado superior. Por otro  lado,  en  el  sector  de  la  fabricación  de  muebles  se  encuentran  sobre representados los trabajadores con estudios secundarios obligatorios, FP de Grado medio, y universitarios.      28
  29. 29. Gráfico 8: Porcentaje ocupados en subsectores por nivel de estudios.  Andalucía 2010 60 48,750 45,7 40,54030 17,3 18,1 18,820 13,9 13,3 15,6 11,1 12,6 9,6 10,8 810 5,8 4,7 2,7 2,60 Industrias de la madera y el Fabricación de muebles Total corcho Primarios o sin estudios Secundarios obligatorios Bachillerato FP Grado Medio FP grado superior Universitarios Fuente: EPA 2º Trimestre 2010. INE  3.2.4. Empleo por tipo de contrato, situación profesional y jornada   El  sector  de  la  madera  y  el  mueble  a  nivel  estatal  muestra  una  mayor  proporción  de  contratación  indefinida  que  la  media  de  la  industria  y  del  total  de  empleados.  Por  su  lado,  el  sector  en  Andalucía  muestra  mayor  incidencia  que  la  media  de  la  industria  en  Andalucía,  pero  en  cambio  se  aproxima  a  la  elevada  temporalidad  andaluza,  de  más  del  34%.  Así,  se  observa  una  mayor  tendencia  en  el  sector  en  Andalucía  a  la  contratación  temporal,  vinculada  al  mayor  peso  de  la  misma  en  Andalucía  frente  al  conjunto  estatal  (un  10%  superior),  pero  que  difiere  de  la  media  de  la  industria, que con un 26,3% se aproxima a la media de la industria a nivel  estatal (24.3%).      29
  30. 30. Gráfico 9. Distribución de trabajadores asalariados en España y Andalucía  según tipo de contrato. 2010 100% 90% 14,6% 24,9% 26,3% 24,3% 32,8% 34,4% 80% 70% 60% 50% 85,4% 75,1% 73,7% 74,7% 40% 67,2% 65,6% 30% 20% 10% 0% Andalucía España Andalucía España Andalucía España Sector de la madera y el Total asalariados Total industria mueble Indefinido Temporal Fuente: EPA 2º Trimestre 2010. INE  Como  se  observa  en  la  gráfica  siguiente,  la  temporalidad  se  concentra  de  forma  muy  mayoritaria  en  el  sector  de  la  fabricación  de  muebles,  con  el  43,5% de los ocupados con contrato temporal, mientras que en la industria  de la madera y el corcho apenas supera el 10%.  Gráfico 10. Porcentaje asalariados en subsectores por tipo de contrato.  Andalucía 2010  100% 10,5% 90% 32,8% 80% 43,5% 70% 60% 50% 89,5% 40% 67,2% 30% 56,5% 20% 10% 0% Industrias de la madera y Fabricación de muebles Total el corcho Indefinido Temporal   Fuente: EPA 2º Trimestre 2010. INE  30
  31. 31. Por  otro  lado,  el  67%  de  los  ocupados  en  el  sector  en  Andalucía  son  asalariados,  y  casi  el  21%  son  trabajadores  independientes  o  empresarios  sin  asalariados.  Como  se  observa,  el  subsector  de  la  madera  y  el  corcho  muestra  un  mayor  porcentaje  de  autónomos  superando  el  24%  frente  al  19% del subsector de la fabricación de muebles   Gráfico 11. Porcentaje empleados por situación profesional. Andalucía 2010  100% 90% 80% 70% 62,6% 70,2% 67,5% 60% 50% 40% 30% 24,5% 20,9% 20% 19,0% 10% 12,9% 10,9% 11,6% 0% Industrias de la madera y el Fabricación de muebles Total corcho Empresario con asalariados Trabajador independiente o empresario sin asalariados Asalariados Fuente: EPA 2º Trimestre 2010. INE  La  mayoría  de  empleados  del  sector  trabajan  a  jornada  completa,  superando ampliamente el 90% tanto en el conjunto del sector como en los  dos subsectores.    Tabla 12: Ocupados en subsectores por tipo de jornada. Andalucía 2010    Industrias de la  Fabricación de  Total  madera y el corcho  muebles Completa  64.079 (95,8%) 95.209 (93,2%) 159.288 (94,2%)Parcial  2.828 (4,2%) 6.953 (6,8%) 9.781 (5,8%)Total  66.907 (100%) 102.162 (100,0%) 169.069 (100,0%) Fuente: EPA 2º Trimestre 2010. INE      31
  32. 32. 3.2.5. Antigüedad en el empleo Como se observa en la tabla una amplia mayoría de trabajadores del sector en España (más del 80%) superan los 3 años de antigüedad en la empresa, una  proporción  levemente  superior  a  la  de  la  media  de  la  industria. Igualmente, se observa mayor rotación en el sector del mueble que en el de la  madera,  puesto  que  en  los  que  tienen  menos  de  3  años  de  antigüedad representan  el  20,6%  de  los  trabajadores  del  sector  del  mueble,  mientras que en el caso del subsector de la madera estos son el 15,2%.    Gráfico 12. Porcentaje empleados por antigüedad en la empresa. España 2010 100% 10,9% 12,0% 11,6% 9,2% 90% 80% 70% 35,2% 39,8% 36,2% 37,6% 60% 50% 40% 19,9% 18,7% 19,5% 30% 20,7% 20% 12,4% 12,0% 10,4% 7,8% 10% 7,4% 8,6% 8,2% 11,4% 0% Industrias de la Fabricación de Total Madera y Total Industria madera y el corcho muebles Mueble Menos 1 año 1-3 años 5-10 años 10-30 años Más 30 años Fuente: EPA 2º Trimestre 2010. INE En el caso de Andalucía más del 75% de los trabajadores del sector superan los tres años de antigüedad en la empresa, una proporción parecida a la de la  media  de  la  industria  andaluza.  Por  otro  lado,  es  el  sector  de  la fabricación  de  muebles  el  que  muestra  una  mayor  proporción  de trabajadores  con  menos  de  3  años  de  antigüedad  en  la  empresa  (28,5%). Este dato, que implica una mayor rotación en el sector del mueble, también pone de manifiesto, como hemos visto en datos anteriores, que se trata de  32
  33. 33. un  sector que ha generado empleo recientemente, mientras que la madera y  el  corcho  muestra  muy  pocos  empelados  con  menos  de  un  año  en  la empresa. Por otro lado, una proporción sustancialmente inferior a la media del sector en el conjunto de España, supera los 10 años de antigüedad en la empresa (35%), una proporción inferior a la media de la industria andaluza, y  con  fuertes  diferencias  entre  subsectores.  Así,  en  la  fabricación  de muebles los trabajadores con más de 10 años de antigüedad apenas llegan al  28,4%,  mientras  que  en  las  industrias  de  la  madera  y  el  corcho  llega  al 57,3%.  Los  datos  muestran  de  nuevo  que  el  sector  de  la  fabricación  de muebles empela a una población más joven y con menos antigüedad en la empresa.    Gráfico 13. Porcentaje empleados por antigüedad en la empresa. Andalucía  2010  2,5% 4,1% 100% 7,0% 6,2% 90% 80% 25,9% 30,9% 70% 40,3% 34,1% 60% 50% 30,3% 30,7% 19,2% 40% 30% 31,3% 11,8% 14,8% 20% 12,0% 10% 12,4% 16,7% 12,0% 13,8% 3,1% 0% Industrias de la Fabricación de Total Madera y Total indústria madera y el corcho muebles Mueble Menos 1 año 1-3 años 5-10 años 10-30 años Más 30 años Fuente: EPA 2º Trimestre 2010. INE 3.2.6. Situación ocupacional de los empleados del sector La  mayoría  de  los  trabajadores  del  sector  de  la  madera  y  el  mueble  en España  son  trabajadores  cualificados,  seguidos  de  operadores  de maquinaria,  representando  el  53,72%  y  el  19,3%  respectivamente.  Estos datos implican una mayor proporción de trabajadores cualificados frente a la media de la industria, así como una menor proporción de operadores de maquinaria. Por otro lado, mientas se observa una proporción parecida de trabajadores  cualificados,  los  operadores  de  maquinaria  muestran  una menor proporción en el caso de la fabricación de muebles.   33
  34. 34. Gráfico 14. Porcentaje empleados por situación ocupacional. España. 2010 100% 7,2% 7,9% 7,6% 6,9% 0,5% 1,24% 1,0%90% 6,0% 8,2% 7,4% 5,6% 3,7% 5,1% 13,2%80% 6,1%70% 6,5%60% 53,7% 53,7% 53,7% 31,6%50%40% 1,4%30% 2,0% 1,5% 1,7%20% 27,9% 24,3% 16,0% 19,3%10% 2,6% 5,3% 4,3% 7,0% 0% Industrias de la madera Fabricación de muebles Total Sector Total industria y el corcho Trabajadores no cualificados Operadores Trabajadores servicios Trabajadores cualificados Empleados administrativos Técnicos de apoyo Técnicos Superiores Directivos y gerentes Fuente: EPA 2º Trimestre 2010. INE  En el caso de Andalucía el sector de la madera y el mueble los empleados  también son mayoritariamente trabajadores cualificados, si bien se observa  una  menor  presencia  de  operadores  de  maquinaria  y  una  presencia  relevante  de  técnicos  y  profesionales  de  apoyo.  El  sector  muestra  una  mayor proporción de trabajadores cualificados que la media de la industria  andaluza  y,  como  podemos  observar,  este  hecho  se  vincula  al  importante  peso de los trabajadores cualificados en la fabricación de muebles (62%).  34

×