Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Antología poética

634 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Antología poética

  1. 1. ANTOLOGÍA POÉTICA 1º de ESO 1
  2. 2. PEGASOS, LINDOS PEGASOS Pegasos, lindos pegasos, caballitos de madera... Yo conocí siendo niño, la alegría de dar vueltas sobre un corcel colorado, en una noche de fiesta. En el aire polvoriento chispeaban las candelas, y la noche azul ardía toda sembrada de estrellas. ¡Alegrías infantiles que cuestan una moneda de cobre, lindos pegasos, caballitos de madera! RECUERDO INFANTIL Una tarde parda y fría de invierno. Los colegiales estudian. Monotonía de lluvia tras los cristales. Es la clase. En un cartel se representa a Caín fugitivo, y muerto Abel, junto a una mancha carmín. Con timbre sonoro y hueco truena el maestro, un anciano mal vestido, enjuto y seco, que lleva un libro en la mano. Y todo un coro infantil va cantando la lección: «mil veces ciento, cien mil; mil veces mil, un millón». Una tarde parda y fría de invierno. Los colegiales estudian. Monotonía de la lluvia en los cristales. ANTONIO MACHADO TODO ES RONDA Los astros son ronda de niños, jugando la tierra a espiar... Los trigos son talles de niñas jugando a ondular..., a ondular... Los ríos son rondas de niños jugando a encontrarse en el mar... Las olas son rondas de niñas, jugando la Tierra a abrazar... GABRIELA MISTRAL ESCUELA DE LAS FLORES En medio del prado hay una escuela adonde van las flores y las abejas, amapolas y lirios, violetas pequeñas, campanillas azules, que, con el aire, suenan. En medio del prado hay una escuela y una margarita que es la maestra. GLORIA FUERTES COMO SE DIBUJA A UN NIÑO Para dibujar un niño hay que hacerlo con cariño. Pintarle mucho flequillo, —que esté comiendo un barquillo—; muchas pecas en la cara que se note que es un pillo; —pillo rima con flequillo y quiere decir travieso—. Continuemos el dibujo: redonda cara de queso. Como es un niño de moda, bebe jarabe con soda. Lleva pantalón vaquero con un hermoso agujero; camiseta americana y una gorrita de pana. Las botas de futbolista —porque chutando es artista—. Se ríe continuamente, porque es muy inteligente. Debajo del brazo un cuento por eso está tan contento. Para dibujar un niño hay que hacerlo con cariño. GLORIA FUERTES 2
  3. 3. CALIGRAMAS 3
  4. 4. EL HADA TRAVIESA Yo soy el hada Teresa. Soy un hada muy traviesa. Con mi varita hago cientos de hechizos y encantamientos. Que al maestro picajoso -que tiene un genio horrorosole crezca un rabo de gato y maúlle todo el rato. Yo soy el hada Teresa… Que el sombrero a la vecina se le transforme en gallina y le ponga –¡qué descoco!un huevo encima del coco. Yo soy el hada Teresa… Que este niño tan pegón se convierta en champiñón, huevo frito o moco verde, y así siempre me recuerde. Yo soy el hada Teresa… Que a la maestra gritona, chillona y marimandona le salgan, cuando dé un bote, una barba y un bigote. Yo soy el hada Teresa… Carmen Gil LA BRUJA La bruja, la bruja se quedó encerrada en una burbuja. La bruja, la boba con escoba y todo con todo y escoba. Está prisionera chillando y pateando de mala manera. Que llore, que gruña que pique su cárcel con diente y con uña. Que salte, que ruede que busque la puerta que salga si puede. ¡Se quedó la bruja presa para siempre en una burbuja! Mª Elena Walsh Tiene un solo diente orejas de burro y un rulo en la frente. 4
  5. 5. LA CIGARRA Y LA HORMIGA Cantando la cigarra pasó el verano entero sin hacer provisiones allá para el invierno; los fríos la obligaron a guardar el silencio y a acogerse al abrigo de su estrecho aposento. Viose desproveída del precioso sustento: sin mosca, sin gusano, sin trigo y sin centeno. Habitaba la hormiga allí tabique en medio, y con mil expresiones de atención y respeto le dijo: «Doña hormiga, pues que en vuestro granero sobran las provisiones para vuestro alimento, prestad alguna cosa con que viva este invierno esta triste cigarra, que, alegre en otro tiempo, nunca conoció el daño, nunca supo temerlo. No dudéis en prestarme, que fielmente prometo pagaros con ganancias, por el nombre que tengo». LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO Erase una gallina que ponía un huevo de oro al dueño cada día. Aun con tanta ganancia mal contento, quiso el rico avariento descubrir de una vez la mina de oro, y hallar en menos tiempo más tesoro. Matóla, abrióla el vientre de contado; pero, después de haberla registrado, ¿qué sucedió? que muerta la Gallina, perdió su huevo de oro y no halló la mina. SAMANIEGO LOS RATONES Juntáronse los ratones para librarse del gato; y después de largo rato de disputas y opiniones, dijeron que acertarían en ponerle un cascabel, que andando el gato con él, librarse mejor podrían. Salió un ratón barbicano, colilargo, hociquirromo y encrespando el grueso lomo, dijo al senado romano, después de hablar culto un rato: - ¿Quién de todos ha de ser el que se atreva a poner ese cascabel al gato? LOPE DE VEGA La codiciosa hormiga respondió con denuedo, ocultando a la espalda las llaves del granero: «¡Yo prestar lo que gano con un trabajo inmenso! Dime, pues, holgazana, ¿qué has hecho en el buen tiempo?». «Yo», dijo la cigarra, «a todo pasajero cantaba alegremente, sin cesar ni un momento». «¡Hola! ¿con que cantabas cuando yo andaba al remo? Pues ahora, que yo como, baila, pese a tu cuerpo». SAMANIEGO 5
  6. 6. ARRIBA CANTA EL PÁJARO Arriba canta el pájaro y abajo canta el agua. (Arriba y abajo, se me abre el alma). ¡Entre dos melodías, la columna de plata! Hoja, pájaro, estrella; baja flor, raíz, agua. ¡Entre dos conmociones, la columna de plata! (¡Y tú, tronco ideal, entre mi alma y mi alma!) Mece a la estrella el trino, la onda a la flor baja. (Abajo y arriba, me tiembla el alma). LA PATA METE LA PATA La pata desplumada, cua, cua, cua, como es patosa, cua, cua, cua, ha metido la pata, cua, cua, cua, en una poza. -¡Grua!, ¡grua!, ¡grua! En la poza había un Cerdito vivito y guarreando, con el barro de la poza, el cerdito jugando. El cerdito le dijo: -Saca la pata, pata hermosa. Y la pata patera le dio una rosa. Por la granja pasean comiendo higos. ¡El cerdito y la pata se han hecho amigos! JUAN RAMÓN JIMÉNEZ Mariposa del aire, qué hermosa eres, mariposa del aire dorada y verde. Mariposa del aire, ¡quédate ahí, ahí, ahí!... No te quieres parar, pararte no quieres. Mariposa del aire dorada y verde. Luz de candil, mariposa del aire, ¡quédate ahí, ahí, ahí!... ¡Quédate ahí! Mariposa, ¿estás ahí? LORCA 6
  7. 7. SE EQUIVOCÓ LA PALOMA Se equivocó la paloma. Se equivocaba. Por ir al Norte, fue al Sur. Creyó que el trigo era agua. Se equivocaba. Creyó que el mar era el cielo; que la noche la mañana. Se equivocaba. Que las estrellas eran rocío; que la calor, la nevada. Se equivocaba. Que tu falda era tu blusa; que tu corazón su casa. Se equivocaba. (Ella se durmió en la orilla. Tú, en la cumbre de una rama.) ALBERTI MANUELITA LA TORTUGA Manuelita vivía en Pehuajó pero un día se marchó. Nadie supo bien por qué a París ella se fue un poquito caminando y otro poquitito a pie. Manuelita, Manuelita, Manuelita dónde vas con tu traje de malaquita y tu paso tan audaz. Manuelita una vez se enamoró de un tortugo que pasó. Dijo: ¿Qué podré yo hacer? Vieja no me va a querer, en Europa y con paciencia me podrán embellecer. En la tintorería de París la pintaron con barniz. La plancharon en francés del derecho y del revés. Le pusieron peluquita y botines en los pies. Tantos años tardó en cruzar el mar que allí se volvió a arrugar y por eso regresó vieja como se marchó a buscar a su tortugo que la espera en Pehuajó EL PÁJARO RUISEÑOR A mi me canta en el pecho un pájaro ruiseñor. A ti te canta en la boca el beso que te doy yo. Cuántas aves se reúnen para hacerse una canción! Abro la mano y espero que se pose el ruiseñor. Cierras la boca y en ella se mete mi corazón. Cuídalo como yo cuido en mi pecho al ruiseñor. CARMEN CONDE MARÍA ELENA WALSH 7
  8. 8. El lagarto está llorando El lagarto está llorando. La lagarta está llorando. El lagarto y la lagarta con delantalitos blancos. Han perdido sin querer su anillo de desposados. ¡Ay! su anillito de plomo, ¡ay! su anillito plomado Un cielo grande y sin gente monta en su globo a los pájaros. El sol, capitán redondo, lleva un chaleco de raso. ¡Miradlos qué viejos son! ¡Qué viejos son los lagartos! ¡Ay, cómo lloran y lloran! ¡Ay, ay, cómo están llorando! LORCA LAS MOSCAS Vosotras las familiares, inevitables, golosas, vosotras, moscas vulgares, me evocáis todas las cosas. Oh viejas moscas voraces, como abejas en abril, viejas moscas pertinaces sobre mi calva infantil. Moscas de todas las horas de infancia y adolescencia, de mi juventud dorada, de esta segunda inocencia que da el no creer en nada, en nada. Moscas del primer hastío en el salón familiar las claras noches de estío en que yo empecé a soñar. Y en la aborrecida escuela, raudas moscas divertidas, perseguidas, perseguidas por amor de lo que vuela. Yo sé que os habéis posado sobre el juguete encantado, sobre el librote cerrado, sobre la carta de amor, sobre los párpados yertos de los muertos. Inevitables golosas, que ni labráis como abejas, ni brilláis cual mariposas, pequeñitas, revoltosas, vosotras, amigas viejas, me evocáis todas las cosas. MACHADO 8
  9. 9. LA JIRAFA RAFAELA La jirafa Rafaela usa gafas de su abuela porque desde allá arribota no ve ni hache ni jota. Creyó que un enorme pino era un jirafo muy fino que le iba a hacer la corte; ¡vaya corte! Que un erizo con un año era una esponja de baño y se lavó en bañador; ¡qué dolor! Que la serpiente Consuelo era un lazo para el pelo y la llevó en la cabeza; ¡qué belleza! Que un avestruz con sombrero era un hermoso florero y lo colocó de adorno; ¡qué trastorno! Y que era Alejo el Cangrejo un despertador muy viejo que atrasaba con frecuencia; ¡qué paciencia! La jirafa Rafaela usa gafas de su abuela porque desde allá arribota no ve ni hache ni jota. EN LOS ÁRBOLES DEL HUERTO En los árboles del huerto hay un ruiseñor: Canta de noche y de día canta a la luna y al sol. Ronco de cantar al huerto vendrá la niña y una rosa cortará. Entre las negras encinas hay una fuente de piedra y un cantarillo de barro que nunca se llena. Por el encinar con la luna blanca ella volverá. MACHADO CARMEN GIL CORDERITO Corderito mío, suavidad callada: mi pecho es tu gruta de musgo afelpada. Carnecita blanca, tajada de luna: lo he olvidado todo por hacerme cuna. Me olvidé del mundo y de mí no siento más que el pecho vivo con que te sustento. Y sé de mí sólo que en mí te recuestas. Tu fiesta, hijo mío, apagó las fiestas. GABRIELA MISTRAL 9
  10. 10. LA GARRA DE LA GUERRA Hay que decir lo que hay que decir pronto de pronto visceral del tronco; Con las menos palabras posibles que sean posibles los imposibles hay que hablar poco y decir mucho hay que hacer mucho y que nos parezca poco: arrancar el gatillo a las armas por ejemplo Gloria Fuertes NIÑOS DE SOMALIA Yo como Tú comes El come Nosotros comemos Vosotros coméis ¡Ellos no! Gloria Fuertes TRISTES GUERRAS Tristes guerras si no es amor la empresa. Tristes, tristes. Tristes armas si no son las palabras. Tristes, tristes. Tristes hombres si no mueren de amores. Tristes, tristes. Miguel Hernández TÚ NO MATES (Al hijo. Fragmento) Sé fuerte y generoso en este mundo, el dolor más atroz, el más profundo, lo llevan en el alma los que hieren. Defiéndete si puedes, burla, esquiva, pero si no te queda alternativa, tú no mates, tu sé de los que mueren. Laura Capmany General, tu tanque es más fuerte que un coche. Arrasa un bosque y aplasta a cien hombres. Pero tiene un defecto: necesita un conductor. General, tu bombardero es poderoso. Vuela más rápido que la tormenta y carga más que un elefante. Pero tiene un defecto: necesita un piloto. General, el hombre es muy útil. Puede volar y puede matar. Pero tiene un defecto: puede pensar. Bertolt Brecht CANCIÓN QUINCE Ramo de oliva, vamos a verdear el aire, que todo sea ramos de olivos en el aire. Defenderemos la tierra roja que vigilamos. Que todo sea ramos de olivos en el aire. Puestos en pie de paz, unidos, laboramos. Ramo de oliva, vamos a verdear el aire. A verdear el aire. Que todo sea ramos de olivos en el aire. 10
  11. 11. Blas de Otero IMAGÍNATE Primero cogieron a los comunistas, y yo no dije nada porque yo no era un comunista. Luego se llevaron a los judíos, y no dije nada porque yo no era un judío. Luego vinieron por los obreros, y no dije nada porque no era ni obrero ni sindicalista. Luego se metieron con los católicos, y no dije nada porque yo era protestante. Y cuando finalmente vinieron por mí, no quedaba nadie para protestar. Bertolt Brecht Imagina que no existe el Cielo es fácil si lo intentas sin el Infierno debajo nuestro, arriba nuestro, solo las nubes Imagina a toda la gente viviendo el hoy... Imagina que no hay países no es difícil de hacer nadie por quien matar o morir ni tampoco religión imagina a toda la gente viviendo la vida en paz... Puedes decir que soy un soñador pero no soy el único espero que algún día te unas a nosotros y el mundo vivirá como uno Imagina que no hay posesiones quisiera saber si puedes sin necesidad de gula o hambre una hermandad de hombres imagínate a toda la gente compartiendo el mundo Puedes decir que soy un soñador pero no soy el único espero que algún día te unas a nosotros y el mundo vivirá como uno Jhon Lennon Poema 19 Niña morena y ágil, el sol que hace las frutas, el que cuaja los trigos, el que tuerce las algas, hizo tu cuerpo alegre, tus luminosos ojos y tu boca que tiene la sonrisa del agua. 11
  12. 12. Un sol negro y ansioso se te arrolla en las hebras de la negra melena, cuando estiras los brazos. Tú juegas con el sol como con un estero y él te deja en los ojos dos oscuros remansos. Niña morena y ágil, nada hacia ti me acerca. Todo de ti me aleja, como del mediodía. Eres la delirante juventud de la abeja, la embriaguez de la ola, la fuerza de la espiga. Mi corazón sombrío te busca, sin embargo, y amo tu cuerpo alegre, tu voz suelta y delgada. Mariposa morena dulce y definitiva, como el trigal y el sol, la amapola y el agua. Neruda 12

×