1

PLANETA SALVAJE

MACURO
tierra de tortugas marinas
Clemente Balladares / Biólogo Marino. ONDB-MinAmb
Luis Cova / Period...
2

La bahía de Macuro es un importante paraje de anidación de tortugas marinas. Durante mucho tiempo su
paisaje fue desola...
3

en lancha hacia el noreste, llegamos a Los Garzos (la principal
playa de desove de esta especie en la tierra firme vene...
4

60
Tesoros de nuestra biodiversidad

61
el Sr. Néstor Mata con una buena lancha. Él y su hijo Nesvic nos
acompañan desde entonces, conocen bien la zona, además de...
5

6

Tesoros de nuestra biodiversidad

63
7

8

64
9

bien adorna nuestro billete de 20 bolívares y según los especialistas
venezolanos Hedelvy Guada y PedroVernet, tiene en...
Leyendas fotográficas

1.Tortuga Cardón (Dermochelys coriácea)
Fotografía: Oswaldo Fuentes Ramos
2. Clemente Balladares en...
Macuro: Tierra de tortugas marinas. Clemente Balladares. Revista Rio Verde.
Macuro: Tierra de tortugas marinas. Clemente Balladares. Revista Rio Verde.
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Macuro: Tierra de tortugas marinas. Clemente Balladares. Revista Rio Verde.

936 views

Published on

Artículo escrito por Clemente Balladares para la Revista Rio Verde.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
936
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Macuro: Tierra de tortugas marinas. Clemente Balladares. Revista Rio Verde.

  1. 1. 1 PLANETA SALVAJE MACURO tierra de tortugas marinas Clemente Balladares / Biólogo Marino. ONDB-MinAmb Luis Cova / Periodista Ambiental. ONDB-MinAmb
  2. 2. 2 La bahía de Macuro es un importante paraje de anidación de tortugas marinas. Durante mucho tiempo su paisaje fue desolador principalmente debido al saqueo indiscriminado por parte del humano a sus nidos.Afortunadamente hoy, gracias al esfuerzo conjunto y determinación de científicos, habitantes de la localidad, comunidad en general, entes gubernamentales, organizaciones no gubernamentales y empresas, las poblaciones de tortugas marinas en Macuro cuentan con un amparo y un espacio más seguro para asegurar su descendencia. El pueblo más al este de Venezuela, en el Gofo de Paria, conserva anualmente más de un centenar de nidos de estos reptiles en peligro de extinción. Este poblado sin acceso por carretera fue, según la historia, el primero donde Cristóbal Colón arribó al Continente Americano en 1498, actualmente en la plaza principal de Macuro se ve una muy destacada estatua del almirante la cual da la bienvenida a los visitantes desde su estratégica ubicación mirando al mar donde fondean los peñeros de los pescadores y hacia el muelle donde atracan los botes con viajeros a otros destinos de esa península. 58 La bahía de Macuro emerge entre las montañas de Paria teniendo al frente de su mar la vista de Isla de Patos y un poco más allá a la vecina isla de Trinidad. Sus aguas generalmente son algo turbias debido a la influencia de Orinoco, pero entre febrero y mayo son más transparentes coincidiendo con la floración de los araguaneyes en sus laderas. Sin embargo, las lluvias están presentes casi todo el año, lo que da mucha vida a la cobertura verde esmeralda de sus montañas. Debido a lo empinado de sus colinas el tránsito por tierra es difícil, por lo que el transporte marítimo es la única alternativa. La vialidad nacional llega sólo hasta Güiria, desde allí los peñeros son los reyes. En octubre de 2001 la Oficina Nacional de Biodiversidad (ONDB) adscrita al Ministerio del Ambiente atendió una denuncia sobre comercio ilegal de tortugas marinas en la ciudad de Güiria, gracias a la Sociedad Conservacionista local dirigida por la profesora Rosa Bosh. En ese tiempo fuimos con el biólogo Agustín Quijada, quien nos mostró el mundo de las tortugas marinas por primera vez en esta remota zona de Venezuela. Visitamos los puertos güireños y especialmente el mercado, no encontramos evidencias en esa visita, aunque algunos entrevistados revelaron que si hay consumo de estos animales. Posteriormente fuimos a Macuro donde la señora Rosa y los entrevistados nos decían provenía el grueso del tráfico. Visitamos solo dos playas cercanas al pueblo, a pie atravesando la colina sur llegamos a Macurito, el sitio era desolador, encontramos desde cabezas de carey hasta nidos saqueados. Luego, a diez minutos
  3. 3. 3 en lancha hacia el noreste, llegamos a Los Garzos (la principal playa de desove de esta especie en la tierra firme venezolana) donde contamos más de 40 nidos saqueados y centenares de cascaras de huevos rotos. ¡Había que hacer algo! Levantar el presupuesto nos tomó todo el año 2002. Hacer una salida de campo para construir un programa de conservación en Macuro implica doce horas de carretera y dos más en lancha si haces el viaje directo. Cuando pernoctas a la intemperie necesitas hamacas, mosquiteros y linternas; los sacos de dormir son inútiles en la playa ya que la abundancia de insectos te cubriría en minutos. Respecto a la comida, el pescado te lo pueden hasta regalar, pero muchos otros insumos no se consiguen por lo que debes comprarlos en Güiria o llevarlos desde Caracas. Ya en Macuro hay que contar con una casa que te sirva para guardar las herramientas de trabajo, dormir, cocinar, asearte y hasta reunir al equipo de labores. Inicialmente nos quedamos en las tres posadas locales, una de las mejores es la del boticario del pueblo, el Sr. Jesús “Farmacia” López. En 2004 alquilamos la casa conocida en el pueblo como El Palafito, que está cerca del muelle, además es amplia, con tres habitaciones, cocina, sala y sus respectivos baños; es ideal. En esa casa los amantes del pescado y coordinadores del programa comenzamos a reunirnos en los almuerzos para preparar lo que llamamos afectuosamente “la gastronomía del palafito”. La comida pariana es rica en sabores heredados de las Antillas anglo y franco parlantes, donde el curry, el coco y el picante destacan. Tomamos algunos de esos elementos, el pargo y otros peces abundantes en la región para cocinar platos como corbullón de mero, escabeche de pargo, arroz al curry, berenjenas asadas con albahaca, tostones con los abundantes plátanos de Yacua y, por supuesto, hervidos de pescado. De vuelta al trabajo, como hemos dicho, hay que tener botes y nuestro primer capitán en 2003 fue el Sr. Gustavo “Chanicó” Marcano. Siempre nos ha dado buenos precios cuando nos hace el transporte, pero mejor aún es su lealtad y cooperación, e incluso su disposición a darnos crédito cuando el dinero merma. Otros lugareños que nos ayudaron al inicio fueron el guardaparques Victor “Chichi” Reinoza y el representante de los pescadores Vicente Salinas junto a la Sra. Mercedes Orfila. En junio de ese año vimos desovar la primera tortuga carey (Eretmochelys imbricata) en Los Garzos, playa que está dentro del Parque Nacional Península de Paria. Esos primeros años laboramos solos midiendo los animales y su reproducción, siendo el único personal local el lanchero y su acompañante. Otra limitación de esos comienzos era que no había señal de telefonía móvil y para comunicarse solo habían tres teléfonos tarjeteros en el pueblo, cinco años después los celulares de Macuro funcionarían. La siguiente temporada buscamos un acuerdo con Inparques que tenía transporte marítimo adecuado, así fue cuando apareció Tesoros de nuestra biodiversidad 59
  4. 4. 4 60
  5. 5. Tesoros de nuestra biodiversidad 61
  6. 6. el Sr. Néstor Mata con una buena lancha. Él y su hijo Nesvic nos acompañan desde entonces, conocen bien la zona, además de ayudar con los animales. Para 2005 vimos la primera tortuga cardón (Dermochelys coriacea) y entrenamos al primer grupo de asistentes locales entre los cuales se encontraba el hijo de Néstor quien hoy en día es nuestro asistente principal y personal fijo de la ONDB. Al año siguiente ya hacíamos guardias nocturnas permanentes desde marzo hasta octubre, mes en el que terminan de desovar sus huevos las tortugas carey. El año 2006 fue de expansión al lograr un acuerdo con la empresa CONOCO-PHILLIPS por 25 mil dólares, lo que nos permitió construir una estructura adecuada para el trasplante de nidos en Macuro. El saqueo de huevos por los zorros como por cazadores furtivos es la principal amenaza reproductiva en la región, por lo que mudar los nidos de las playas de desove fue una buena estrategia de conservación. Para el 2007 ya se había consolidado el programa de conservación, la gente de la región nos conocía y respetaba, especialmente los niños a quienes visitamos periódicamente en las escuelas locales y pueblos cercanos, también hacemos presentaciones a los estudiantes del liceo para explicar la importancia de la conservación de estas especies. La Armada y la Guardia Nacional siempre han colaborado con sus embarcaciones y personal para hacer limpiezas de playas y actos públicos de liberación de tortuguillos, los cuales representan la cosecha y fruto de las actividades que realizamos. 62 La zona no solamente tiene ese atractivo, el potencial turístico es importante si se hace con baja carga y calidad de visitantes. En Paria abundan los paisajes exuberantes, a parte del hito histórico de Colón, también se puede visitar los senderos de montaña con sus riachuelos; Boca de Dragón que es el sitio donde termina el territorio venezolano en el oriente del país; muy cerca de allí se pueden observar manadas de delfines pico de botella, mantas rayas gigantes, tiburones ballena y pescar langostas; incluso se pueden encontrar cascadas que salen de las montañas y caen al mar en las cercanías de la ensenada de Don Pedro. Un baño en la gran playa de arenas blancas de Uquire es un premio final. Actualmente PDVSA Costa Afuera, C.A., está colocando varios ductos en la ensenada de Obispo, que es la cuarta playa en importancia de desoves (allí llegan aproximadamente una decena por año). Por ello invirtieron a través de la Universidad de Oriente en nuestro programa mejorando y ampliando nuestro campamento en Los Garzos, sitio principal donde llegan los cardones y careyes, igualmente mejorando el nidario de Macuro que ahora en lugar de 80 nidales trasplantados podrá recibir el doble. Luego de una década de esfuerzos, pasando por algunas pequeñas dificultades, pero más logros que problemas, podemos decir que en los alrededores de Macuro desova un promedio de 120 hembras de tres especies de tortugas marinas (carey, cardón y verde) entre marzo y octubre de cada año. El saqueo de nidos ha disminuido en un estimado de 85%. La especie principal es el carey, que
  7. 7. 5 6 Tesoros de nuestra biodiversidad 63
  8. 8. 7 8 64
  9. 9. 9 bien adorna nuestro billete de 20 bolívares y según los especialistas venezolanos Hedelvy Guada y PedroVernet, tiene en Los Garzos el sitio más emblemático de anidación en tierra firme nacional. El cardón lo hace solamente los primeros tres meses de la estación reproductiva y generalmente son dos docenas de hembras anuales, aunque en 2009 reportamos un máximo de 69 desoves. conservación como el coordinado por Hedelvy Guada más al noreste de la península de Paria en Sipara y Querepare. Igualmente como comparar nuestros resultados y aceptar no solo personal técnico del MinAmb (particularmente del mismo estado Sucre), sino también voluntarios de las universidades y ONG nacionales. La tortuga verde es una visitante muy extraña en la zona pero hemos confirmado cuatro nidos y un animal que intento desovar sin éxito en 2009 que fue el año más abundante en el número de desoves (212). El año tope en liberaciones, que es el producto de incubar en el nidario los huevos rescatados de las cinco playas que patrullamos, fue el 2011 cuando regresamos al mar 8.107 tortuguillos de las tres especies, principalmente de carey. En nueve años, más de 31.600 neonatos se han liberado. Aún falta mucho por hacer y corregir, necesitamos contar con un presupuesto holgado, disponer de una lancha propia y con tres motores para la faena diaria. Es un trabajo continuo durante casi diez meses al año, con labores nocturnas de marzo a septiembre. Debemos lograr marcar más hembras desovantes para tener un mejor registro de las mismas, ya que se sabe lo hacen cada dos a tres años (eso lo comprobamos con una carey marcada con placa P2490 en 2003 la cual anido nuevamente cuatro años después), renovar todos los equipos y aun mejor sería adquirir rastreadores satelitales para conocer las rutas migratorias. No solamente se hace el trabajo biológico y de educación ambiental, también se rescatan tortugas atrapadas en redes de pesca, como también algunas que llegan a las playas enfermas. Entre ellas hemos visto el maní o tortuga lora (Lepidochelys olivácea) que no desova en Venezuela pero si habita nuestras aguas marinas, especialmente en el Golfo de Paria. Igualmente se reportan animales muertos y heridos por razones naturales como de interacciones humanas sobre todo por la pesca incidental. Así como se realizan varios reportes internos al año sobre el avance de cada temporada, también se comparte información con los colegas venezolanos e internacionales. Hasta ahora hemos reportado tortugas marcadas por otros programas de Por Clemente Balladares, Biólogo Marino. Y Luis Cova, Periodista Ambiental. ONDB-MinAmb Tesoros de nuestra biodiversidad 65
  10. 10. Leyendas fotográficas 1.Tortuga Cardón (Dermochelys coriácea) Fotografía: Oswaldo Fuentes Ramos 2. Clemente Balladares en el encuentro con un tortuga cardón (Dermochelys coriacea) Fotografía: Luis Cova y Nelson Sánchez 3. Medición del ancho de caparazón de hembra cardón desovante en Playa Los Garzos. Fotografía: Luis Cova y Nelson Sánchez 4. Hembra de tortuga Dermochelys coriacea entrando al mar luego del desove. Fotografía: Oswaldo Fuentes Ramos 5. Playa Los Garzos, estado Sucre. Fotografía: Nelson Sánchez 6. Equipo de trabajo en las piedras de Uquire: de izquierda a derecha, Modesto García, José Reinoza, Jean Carlos Camacho, Dionel Briceño y Guardaparques Nestor Mata. Al centro Clemente Balladares. Fotografía: Luis Cova y Nelson Sánchez 7. Tortuga verde (Chelonia mydas) en playa Los Garzos temporada 2009, una especie que desova ocasionalmente en la región. Fotografía: Luis Cova y Nelson Sánchez 8. Luis Cova y José Miguel Reinoza junto a una tortuga verde hembra en Los Garzos. Fotografía: Nelson Sánchez 9. Tortuga Cardón o Laúd (Dermochelys coriacea) Fotografía: Oswaldo Fuentes Ramos 10. Tortuga verde (Chelonia mydas) en pleno proceso de desove. Fotografía: Gaby Carias 10 66

×