Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

ALEGRÍA - Tercer domingo de adviento (año c)

2,354 views

Published on

¿Alguna vez se han preguntado qué es lo que significa la palabra alegría? Esta palabra proviene del latín “alicer” o “alecris” que significa “vivo y animado”. Esta es una de las emociones básicas en el ser humano. Es muy real que todos nosotros nos sentimos más vivos cuando estamos alegres. De hecho, está médicamente demostrado que la alegría ayuda al mejoramiento de la salud. Es ahí cuando nos sentimos interiormente frescos, vivaces, emprendedores y optimistas. En pocas palabras, la alegría es un generador de bienestar general y es contagiosa.

Published in: Education
  • Login to see the comments

  • Be the first to like this

ALEGRÍA - Tercer domingo de adviento (año c)

  1. 1. ALEGRÍA Tercer Domingo de Adviento (Año C) 13 de diciembre 2015 cc: Mundus Gregorius - https://www.flickr.com/photos/56401957@N00 Lecturas: Sofonías 3:14-20; Cántico de Isaías 12: 2-6; Filipenses 4: 4-7; Lucas 3: 7-18
  2. 2. ¿Alguna vez se han preguntado qué es lo que significa la palabra alegría? Esta palabra proviene del latín “alicer” o “alecris” que significa “vivo y animado”. Esta es una de las emociones básicas en el ser humano. Es muy real que todos nosotros nos sentimos más vivos cuando estamos alegres. De hecho, está médicamente demostrado que la alegría ayuda al mejoramiento de la salud. Es ahí cuando nos sentimos interiormente frescos, vivaces, emprendedores y optimistas. En pocas palabras, la alegría es un generador de bienestar general y es contagiosa. cc: __MaRiNa__ - https://www.flickr.com/photos/95011179@N08
  3. 3. En este contexto podemos resaltar el júbilo que trasmite el profeta Sofonías en la primera lectura de hoy cuando dice: “¡Grita, ciudad de Sión; lanza vítores, Israel; festéjalo exultante, Jerusalén capital! Que el Señor ha expulsado a los tiranos, ha echado a tus enemigos; el Señor dentro de ti es el rey de Israel y ya no temerás nada malo”. cc: __MaRiNa__ - https://www.flickr.com/photos/95011179@N08
  4. 4. Estas palabras están siendo dirigidas a un pueblo que ha sido largamente oprimido y sometido a un estado de esclavitud. Ahora, el profeta anuncia a este pueblo la liberación que proviene de Dios con estas palabras de ánimo: “Tu Dios, es dentro de ti un soldado victorioso que goza y se alegra contigo, renovando su amor, se llena de júbilo por ti…”. cc: Ramirez de Gea - https://www.flickr.com/photos/28470120@N05
  5. 5. En otras palabras, la alegría, como toda otra emoción, nace en el corazón y brota de él. Nadie puede forzar a otros a estar felices puesto que la alegría es un evento espontáneo de nuestro interior. Hermosas estas palabras del profeta que dicen, “… tu Dios, es dentro de ti un soldado victorioso que goza y se alegra contigo…”. cc: G.Garcia - https://www.flickr.com/photos/8647769@N08
  6. 6. En estos versos finales de su libro, el profeta Sofonías nos da una visión de la restauración del pueblo de Dios. El Señor ha “suprimido los juicios contra [ellos]”, es decir, que los ha perdonado y liberado. Y eso es sólo el comienzo. cc: M. Martin Vicente - https://www.flickr.com/photos/32179778@N00
  7. 7. En un verso particularmente llamativo, el profeta sugestivamente describe cómo, al igual que Israel debería alegrarse en el Señor, el Señor se regocijará en ellos. Y, sin embargo, esta restauración todavía permanece para el profeta como una promesa que se cumplirá en el futuro. En una serie de declaraciones en primera persona, el Señor promete que “salvará” a su pueblo, cambiará su situación, y los hará grandes entre las naciones, y todo ante sus propios ojos. Llegando al final de un libro de aflicciones y denuncias, este pasaje de cierre realmente parece como una luz al final de un túnel. cc: titoalfredo - https://www.flickr.com/photos/22963627@N05
  8. 8. ¿Cómo estas promesas y alegrías se relacionan con nosotros, la Iglesia, ahora que TODOS han sido injertados en el Pueblo de Dios? ¿Cuánta alegría demostramos al saber que nosotros también hemos sido perdonados y liberados? ¿Dónde, como Iglesia, nos vemos a nosotros mismos en la historia de Israel? cc: 'J' - https://www.flickr.com/photos/61815799@N00
  9. 9. Una de las características inusuales del Leccionario Común Revisado es su uso ocasional de un cántico en lugar de un salmo entre las dos primeras lecturas. Este cántico del profeta Isaías se basa en los temas de la primera lectura. Al igual que el pasaje anterior de Sofonías, aparece en la conclusión de una serie de juicios y aflicciones, pintando ahora un cuadro de alegría y restauración. cc: Paco CT - https://www.flickr.com/photos/71088059@N00 Cántico de Isaías 12: 2-6 – Ecce Deus
  10. 10. Isaías canta las aguas curativas para un pueblo sediento, dándonos otra imagen, igual de sugerente, del día prometido de que oímos hablar en Sofonías. Isaías también hace hincapié en la presencia permanente de Dios entre el pueblo, que mora entre ellos, “el Santo de Israel” “en medio de [ellos]”. cc: Lapsus+ - https://www.flickr.com/photos/24924311@N04
  11. 11. ¿En qué otro lugar de las Escrituras se habla de aguas curativas o que dan vida? ¿Qué es lo importante para nosotros en las palabras “salvar”, “Salvador” y “salvación” en este cántico? cc: marcp_dmoz - https://www.flickr.com/photos/30982194@N05
  12. 12. Y entonces podemos reconectarnos con la palabras de san Pablo dirigidas a los filipenses. Vamos a saborearlas, porque este texto es muy rico, dice: “Tengan siempre la alegría del Señor; lo repito, estén alegres. Que la bondad de ustedes sea reconocida por todos. El Señor está cerca. No se aflijan por nada, más bien preséntenselo todo a Dios en oración, pídanle y también denle gracias. Y la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús”. cc: __MaRiNa__ - https://www.flickr.com/photos/95011179@N08 Filipenses 4: 4-7
  13. 13. Desde la alegría del corazón se desencadena toda una serie de reacciones positivas en la vida como son, según san Pablo, la bondad, el agradecimiento –pero presten especial atención a esto- “Y la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús”. Estas palabras las pronuncia Pablo desde su cautiverio. Cuando él está siendo transportado de Jerusalén a Roma para ser juzgado y penalizado con la muerte por profesar la fe en Cristo Jesús. cc: ruimc77 - https://www.flickr.com/photos/111245738@N08
  14. 14. ¡Qué contraste entre las alegrías del profeta Sofonías y las de Pablo! La primera es una invitación a ella basada en el acto de la liberación, la segunda es sugerida desde el cautiverio. cc: AdrianoSetimo - https://www.flickr.com/photos/89884672@N03
  15. 15. Este pasaje de la conclusión de la carta de san Pablo a la Iglesia en Filipos es, a riesgo de ser cliché, corta pero dulce. Exhorta a los que le escuchan a que se regocijen, que su bondad sea conocida por todos, que no se aflijan por nada, que estén en oración con Dios, suplicando, pero, sobre todo, dando gracias. Pablo desea que los filipenses permitan que la paz de Dios, que es mejor que la intelección humana, cuide de ellos, ya que se mantendrá en vigilancia sobre sus corazones y pensamientos en Cristo Jesús. ¿Por qué pide Pablo a los filipenses que hagan todo esto? La respuesta es simple: porque “el Señor está cerca”. cc: josédelgado - https://www.flickr.com/photos/33302918@N08
  16. 16. ¿Cómo se ve el “alegrarse en el Señor” en medio de las discusiones de la congregación (o incluso de las denominaciones)? ¿Cómo vive el pueblo de Dios la paz y la alegría en este tiempo imperfecto antes de que el Señor regrese? cc: Historias Visuales - https://www.flickr.com/photos/70548093@N06
  17. 17. Se nos recuerda que san Juan Bautista no es un hombre “agradable”. No tiene problema en llamar a los que se sienten atraídos hacia él “raza de víboras” cuando cuestiona su nivel de sinceridad. Tampoco su mensaje es suave. El hacha escatológica, dice, está lista para cortar no sólo los árboles estériles, sino también a aquellos que no den suficiente buen fruto, por lo cual serán arrojados al fuego. Del mismo modo, mientras que el trigo será recogido con seguridad en los graneros, la paja será quemada con “fuego que nunca se apagará”. Y, de acuerdo a Juan, no hay nada especial acerca de ser hijo de Abraham, hijo de la promesa. cc: naotakem - https://www.flickr.com/photos/12832970@N00 Lucas 3: 7-18
  18. 18. Sin embargo, al final de este pasaje, san Lucas llama a todo esto “buena noticia”. Y realmente lo es. Después de todo, el que quemará la paja en fuego también los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego. Y saldrán de este fuego purificados. Este Uno no es otro que el Mesías, a quien la gente que viene a Juan está esperando con tanta ansiedad que piensan que el propio Bautista podría ser el esperado. cc: G. Rivas Valderrama - https://www.flickr.com/photos/24890185@N05
  19. 19. Sí, el Mesías traerá un fuego de destrucción, pero también es un fuego de purificación y renovación. Por otra parte, el llamamiento es, ahora mismo, de cambiar de forma de pensar (arrepentirse) y de dar frutos buenos. No, Juan no es un hombre “agradable”. Pero es bueno, y también lo es el Que Juan proclama. cc: sari_dennise - https://www.flickr.com/photos/24768749@N07
  20. 20. Juan está preparando el camino para el Mesías, ¿por qué incluye en eso la exhortación a que la gente cambie su forma de pensar? cc: Seryo - https://www.flickr.com/photos/36024934@N00
  21. 21. En el capítulo 2 del evangelio de Lucas se narra el momento en que los pastores reciben la visita de un ángel para anunciarles el nacimiento de Jesús. El texto dice: “Había unos pastores en la zona que cuidaban por turnos los rebaños a la intemperie. Un ángel del Señor se les presentó. La gloria del Señor los cercó de resplandor y ellos sintieron un gran temor. El ángel les dijo: No teman. Miren, les doy una Buena Noticia, una gran alegría para todo el pueblo: Hoy les ha nacido en la ciudad de David el Salvador, el Mesías y Señor” (Lucas 2:8-11). cc: Gonmi - https://www.flickr.com/photos/44048553@N03
  22. 22. Aquí encontramos una primera reacción de temor por parte de los pastores, seguido de un anuncio alegre. La buena noticia de “el Salvador, el Mesías y Redentor”. La narrativa continúa diciendo: “Cuando los ángeles se fueron al cielo, los pastores se decían: Crucemos hacia Belén, a ver lo que ha sucedido y nos ha comunicado el Señor. Fueron rápidamente y encontraron a María, a José y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, les contaron lo que les habían dicho del niño. Y todos los que lo oyeron se asombraban de lo que contaban los pastores. Pero María conservaba y meditaba todo en su corazón. Los pastores se volvieron glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto; tal como se lo habían anunciado”. cc: Spaudo - https://www.flickr.com/photos/11946814@N02
  23. 23. Dentro de la pobreza en este retrato, un establo, un nacimiento y el niño acostado en el pesebre, existe un acto de grandeza que merece ser glorificada. Desde la humildad surge un acto portentoso. Desde el lugar más frágil surge la razón para una alegría profunda. cc: jacilluch - https://www.flickr.com/photos/70626035@N00
  24. 24. Nuestra invitación, a lo largo de esta reflexión, es que nos enfoquemos a hacer una revisión de nuestra vida, desde la perspectiva de la alegría. Este es uno de los regalos que nos ofrece este tiempo de Adviento. Quizás las palabras del evangelio de hoy son fuertes y ausentes de toda alegría. Expresiones como ¡raza de víboras!… Amenaza de la condena que llega… Quemar la paja con un fuego que no se apaga… cc: .Bambo. - https://www.flickr.com/photos/79667341@N00
  25. 25. Todas estas imágenes sugeridas por Juan el Bautista son duras y no contienen nada de alegría. Pero esto puede ser entendido desde la perspectiva de la función de un profeta. Los profetas eran personas que denunciaban los pecados del pueblo con palabras duras, pero también anunciaban la alternativa del perdón y la reconciliación. cc: Horacho07 - https://www.flickr.com/photos/21918219@N02
  26. 26. Un llamado de atención, y la invitación a buscar un camino nuevo en la vida. Anuncio y denuncia, este es una de las funciones de los profetas. En el evangelio de hoy, Juan el Bautista usa la aproximación de la denuncia como instrumento de invitación a las personas para que transformen su vida. La alegría se encuentra en el acto de reconciliación. Juan no dice, “bautícense para seguir sufriendo en su conciencia”. La invitación que hace es, “arrepiéntanse de sus pecados, bautícense, y vivan la vida nueva y alegre en el perdón de Dios”. cc: "Carolonline" - https://www.flickr.com/photos/78096433@N00
  27. 27. Preparemos nuestro corazón para vivir una Navidad llena de alegría. cc: Mukumbura - https://www.flickr.com/photos/11738433@N03

×