LINEAMIENTOS BÁSICOS PARA INICIAR UNA REFLEXIÓN ACERCA DEUN MODELO PEDAGÓGICO DE FORMACIÓN DE FORMADORES EN DEL           ...
ContenidoPremisa ............................................................................................................
PremisaEste documento toma forma a partir de un requerimiento del programa ConectaDEL del FOMIN,que en una de sus líneas d...
Partiendo de esta contextualización, tanto el Formador como las personas que participan de unaexperiencia formativa en DEL...
La propuesta didáctica que se desarrolla a continuación intenta por lo tanto, promover unareflexión desde la Pedagogía, ac...
1. Lineamientos didácticos para una Pedagogía de Formación en DEL: Desde elMétodoDesde una perspectiva pedagógica tradicio...
sólo si percibe que su tiempo está bien utilizado. Debe por lo tanto, entender rápidamente lautilidad del proceso de apren...
social.7 Y que cada sujeto es único en este proceso por lo cual, debe ser visto como persona conuna historia y una cultura...
1.2.2 Formación basada en el modelo de CompetenciasCuando se enfrenta una formación desde una perspectiva diversa a aquell...
Si bien, un modelo de aprendizaje basado en formación de Competencias es una apuesta didácticacompleja mucho más exhaustiv...
En este enfoque, un aspecto relevante que no debe perderse de vista es el hecho que formar enCompetencias no depende del F...
Significa hacer propias y conscientes las estrategias de aprendizaje, eligiendo las más eficaces paracontrolar y guiar el ...
La formación vista desde esta perspectiva, debería generar espacios de interacción participativa, dediscusión colectiva, d...
En este sentido, la capacidad de dialogo y las características y las peculiaridades relacionales deun territorio, las resi...
2. Profesión Formador DELPartiendo de la base que toda práctica educativa tiene como objetivo la propia superación y quepr...
Estos saberes pueden esquematizarse también desde una perspectiva disciplinar, apelando alconocimiento del contexto donde ...
2.1 Rol del Formador DELMás que ponerse en un rol de Educador/Experto el formador DEL debería saber poner suconocimiento y...
 Acordar/negociar algunas metas, objetivos, materiales, contenidos con el grupo  destinatario de la formación Incentivar...
3. Propuesta preliminar de estrategias para una formación a la medidaSobre la base del enfoque didáctico presentado es pos...
La experiencia práctica puede simularse en aula, mediante la reconstrucción de situacionessimilares a las que se viven en ...
 Estrategias lúdicas: La actividad lúdica como metodología de desarrollo de habilidades y        competencias, permite en...
 Investigación acción participativa integrada en la estrategia territorial (IAP)26       La IAP puede ser desarrollada po...
ConclusionesAl centro de la reflexión desarrollada en esta propuesta,           pueden destacarse algunoscuestionamientos ...
Bibliografía de referenciaAlburquerque F. y Dini M. (2008) Guía de aprendizaje sobre integración productiva ydesarrollo ec...
Freire P., Macedo D. (2008) Cultura, lingua, razza. Un dialogo. Collana vicino/lontano/4 UdineItalia, Forum. Editore unive...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

LINEAMIENTOS BÁSICOS PARA INICIAR UNA REFLEXIÓN ACERCA DE UN MODELO PEDAGÓGICO DE FORMACIÓN DE FORMADORES EN DEL

3,555 views

Published on

Autor: Roxana Perez

Programa ConectaDEL

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,555
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
450
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

LINEAMIENTOS BÁSICOS PARA INICIAR UNA REFLEXIÓN ACERCA DE UN MODELO PEDAGÓGICO DE FORMACIÓN DE FORMADORES EN DEL

  1. 1. LINEAMIENTOS BÁSICOS PARA INICIAR UNA REFLEXIÓN ACERCA DEUN MODELO PEDAGÓGICO DE FORMACIÓN DE FORMADORES EN DEL Hacia una didáctica DEL Roxana Pérez A.1 Diciembre, 20111 Roxana Pérez Ayala Magister en Educación Especial de la Pontificia Universidad Católica de Chile, docenteuniversitaria durante aprox. 10 años en cursos de pre-grado y post-grado en el ámbito de educación. Ha dirigido por 9años el departamento socio-psicopedagógico de un organismo internacional en el área de la niñez vulnerada en susderechos, focalizando su labor en la formación de equipos y metodologías de trabajo participativo.Consultora internacional en la problemática de Desarrollo Socio-Económico en América Latina., se ha especializado endesarrollo humano con un enfoque de formación de competencias y en educación participativa, colaborando con variosorganismos nacionales e internacionales tales como: Banco Interamericano del Desarrollo, Organización de lasNaciones Unidas para el Desarrollo Industrial, Organización Internacional del Trabajo, Instituciones de FomentoProductivo en Chile, Ecuador, Perú, Colombia, Panamá, Argentina y Uruguay. Ha sido la responsable pedagógica de laGuía FOMIN para el Desarrollo Económico Local.Actualmente colabora como docente en el Master Eco-Polis de la Universidad de Ferrara y forma parte del comitédirectivo de dicho Master. 1
  2. 2. ContenidoPremisa ................................................................................................................................................. 31. Lineamientos didácticos para una Pedagogía de Formación en DEL: Desde el Método ............... 6 1.1 La pedagogía de adultos ............................................................................................................. 6 1.2 Aportes al currículum para una formación en DEL desde las teorías del aprendizaje .............. 7 1.2.1 Concepto de aprendizaje como co-construcción social ...................................................... 7 1.2.2 Formación basada en el modelo de Competencias ............................................................ 9 1.2.3 ¿Cómo lograr la autogestión autónoma de los saberes? .................................................. 11 1.3 Otros aportes a la reflexión ...................................................................................................... 132. Profesión Formador DEL .............................................................................................................. 15 2.1 Rol del Formador DEL ............................................................................................................ 173. Propuesta preliminar de estrategias para una formación a la medida ............................................ 19 3.1 Principales Aspectos didácticos de una oferta de formación DEL: Estructura metodológica teórico/práctica ............................................................................................................................... 20Bibliografía de referencia................................................................................................................... 24 2
  3. 3. PremisaEste documento toma forma a partir de un requerimiento del programa ConectaDEL del FOMIN,que en una de sus líneas de actuación se ha orientado a la Formación de Formadores en DesarrolloEconómico local (DEL).El programa propone la necesidad de estructurar una metodología para la Formación de Formadoresen DEL basada en un enfoque territorial y orientada a la acción, es decir al diseño eimplementación de iniciativas de desarrollo económico local.Para el logro de este objetivo, una primera fase es proponer algunos lineamientos de base desde lapedagogía, a partir de los cuales se comience una reflexión hacia la definición de un modelodidáctico en temas DEL, complementario a la “Guía de aprendizaje FOMIN, sobre proyectos deintegración productiva y desarrollo económico territorial”, lo que sintetiza el objetivo de la presentepropuesta.Se parte de la base que para cumplir el rol de Formador de Formadores en DEL, se debe poseerbagaje y expertiz teórico en este ámbito del conocimiento e idealmente algún tipo de experienciaen terreno, por lo cual, este documento no ahondará en la temática especifica del DesarrolloEconómico Local.Sin embargo, dada la complejidad del contexto que representa y la especificidad del argumento, seha considerado necesario partir de una toma de posición acerca de que se entiende por DesarrolloEconómico Local (DEL).El enfoque de Desarrollo Económico Local (DEL) considerado en esta propuesta, toma sudefinición de la Guía de desarrollo Económico local (Alburquerque, Dini (2008): Módulo 7, en elcual se plantea:“El DEL toma como unidad de actuación el territorio, se basa [… ] en la movilización yparticipación de los actores territoriales, públicos y privados como protagonistas principales de lasiniciativas y estrategias de desarrollo local. El territorio por lo tanto es visto como un agente detransformación local, con particularidades propias, que requiere adaptarse a los grandes procesosde cambio que implica el desarrollo y en el cual los diferentes actores en los distintos ámbitosque involucra el DEL (económico, político, social y cultural) deben aprender a actuar y amoverse en sinergia con dicha transformación.”“El DEL es en este sentido un proceso de desarrollo participativo que fomenta los acuerdos decolaboración entre los principales actores públicos y privados de un territorio, posibilitando eldiseño y la puesta en práctica de una estrategia de desarrollo común, aprovechando los recursos yventajas competitivas locales en el contexto global, con el objetivo final de crear empleo digno yestimular la actividad económica” (Rodríguez-Pose, 2002, en Alburquerque, Dini (op.cit)). 3
  4. 4. Partiendo de esta contextualización, tanto el Formador como las personas que participan de unaexperiencia formativa en DEL, deben comprender que el resultado de la formación es más que unasimple transferencia de información y experiencias desde un experto DEL hacia un por asíllamarlo “aprendiz”2 .Este enfoque considera que: i. Un proceso formativo en este ámbito debe responder a un proyecto pedagógico, cuyo objetivo es trazar un marco amplio en el cual poder delinear el valor de los varios aspectos del saber enseñar y aprender, de la relación entre educación y didáctica, de la necesidad del reconocimiento del otr@ , sus competencias, necesidades y sus valores. ii. Un proceso formativo no se limita a responder a una noción de conocimiento circunscrito a la individualidad de quien forma y de quien se forma, sino que debe también adquirir un valor como recurso de propagación y de multiplicación que permita su uso creativo para interpretar las necesidades del contexto en el cual debe ser usado. (Ver Rullani, 2005)La formulación de un itinerario de formación en DEL requiere por lo tanto de una motivaciónpedagógica que lleve a los Formadores a cuestionarse no tan sólo ¿En qué Formar? sino ¿Através de qué? y ¿Para qué formar?En este sentido, se esperaría que un Formador en DEL formado y acreditado para ejercer estafunción ( que puede desempeñar su rol en diferentes niveles y modalidades) , posea herramientaspedagógicas que promuevan una didáctica, (es decir métodos y modelos de enseñanza) que lepermitan diseñar programas y gestionar rutas formativas orientadas al desarrollo económicoterritorial a partir de su caracterización como fenómeno colectivo y participativo. Es decir, queposea un bagaje “pedagógico” que integre el conocimiento específico en DEL a sus fortalezascomo formador, uniéndolas a las fortalezas de aquellos a quienes forma.De aquí, la importancia de reflexionar acerca que significa aprender, de como apoyar a lossujetos que se forman en DEL (formadores locales, agentes de fomento, actores territoriales) aelaborar sus experiencias y conocimientos prácticos ( como extrapolación y codificación del ladotácito de sus saberes)3, a generar estrategias que estimulen el “aprender a aprender, a crearestrategias que los motiven a reflexionar, intercambiar conocimientos, crear y manejarherramientas didácticas adecuadas y variadas para dar las mejores y más adecuadas respuestas alas necesidades de cada territorio.2 El concepto de aprendiz es sólo una connotación inicial, ya que veremos que en realidad desde el enfoque didácticode esta propuesta, se considera a los participantes de un proceso de Formación adultos con experiencia yconocimientos.3 El conocimiento entendido como el actuar, la revalorización del lado práctico, del conocimiento tácito de unapersona. ( Para ahondar el concepto, ver Maturana, Varela 1984) 4
  5. 5. La propuesta didáctica que se desarrolla a continuación intenta por lo tanto, promover unareflexión desde la Pedagogía, acerca de algunos aspectos importantes a considerar en un modelo deformación en DEL, proponiendo argumentos y desafíos para que la Formación se experimentecomo un proceso dinamizador de conocimientos y actitudes, que permitan tanto a los formadorescomo a los sujetos en formación, sentirse partícipes en la construcción de una mirada conjunta delo que implica el desafío del DEL en un territorio determinado.El documento tiene como base una importante revisión bibliográfica acerca de la temática DEL yde las dinámicas que se producen en los territorios a partir de iniciativas de fomento de desarrolloeconómico local. A esto se suma, una rica reflexión y debate en que la autora ha tenidooportunidad de participar a partir de su colaboración pedagógica en la formulación de la “ Guía deaprendizaje FOMIN, sobre proyectos de integración productiva y desarrollo económico territorial”,junto a los expertos economistas F. Alburquerque y M. Dini.Por otra parte, se ha intentado sistematizar aprendizajes en el ámbito de la formación que la autoraha ido desarrollando a lo largo de sus años de experiencia en terreno vinculados a la temática DEL.El presente documento se ha estructurado en tres partes:La primera parte, Lineamientos didácticos para una Pedagogía de Formación en DEL: el Métodotiene como objetivo presentar algunos aportes teóricos que desde la pedagogía y desde laconcepción del aprendizaje se estima pueden aportar a formular y a enriquecer una didáctica DEL.La segunda parte, Profesión Formador en DEL, plantea qué significado tiene ser formador deformadores DEL; como gestor de oportunidades y facilitador de aprendizajes y experiencias.Y la tercera, desde el modelo y la didáctica, intenta estructurar un ejemplo genérico deplanificación de un proceso formativo en DEL, orientado a la gestión del conocimiento, la relaciónaprendizaje situado y experiencia, el aprendizaje colaborativo desde un enfoque de desarrollo decompetencias.“Toda experiencia cognoscitiva involucra al que conoce de una manera personal, enraizada en suestructura biológica, donde toda experiencia de certidumbre es un fenómeno individual ciego alacto cognoscitivo del otro, en una soledad que sólo se trasciende en un mundo en que se crea conél.” (Maturana, Varela, op.cit)) 5
  6. 6. 1. Lineamientos didácticos para una Pedagogía de Formación en DEL: Desde elMétodoDesde una perspectiva pedagógica tradicional la formación de formadores es concebida como unespacio para entregar teorías, metodologías y técnicas para darle al futuro formador las herramientasnecesarias que aplicará en la implementación de situaciones de aprendizaje.En la propuesta que aquí se elabora en cambio, la formación en DEL se presenta como unespacio dinamizador de dialogo e intercambio educativo, en el cual el objetivo a lograr es la co-construcción de aprendizajes y de vivencias de un sentido pedagógico y didáctico que permitan lareflexión conjunta de racionalidades y representaciones cognitivas, afectivas y prácticas que laspersonan tienen acerca del Desarrollo Económico Local , de lo que es conocer, de lo que esperanconocer y sobre todo de lo que esperan aprender desde esta perspectiva.1.1 La pedagogía de adultosLa formación en DEL tiene como destinarios personas adultas en situación de aprendizaje, es decirpersonas que a lo largo de sus vidas han construido y elaborado conocimientos y experiencias,que aunque no sean específicas a la temática DEL, marcan de manera importante susaproximaciones al proceso formativo.El bagaje personal de conocimientos y experiencias construido a lo largo de los años, hace que el“alumno adulto” haya ido desarrollando sus propias ideas y prejuicios acerca de lo que debe o noaprender. Tal condición muchas veces, es guiada por sus propias motivaciones (autoestima,curiosidad, satisfacción de conocer y/o concluir una tarea) y potenciada en positivo o negativo, porla relación que establece con el Formador (ya sea por respeto (o no) generalmente subjetivo de suconocimiento y expertiz, al estilo de comunicación más o menos eficaz entre ambos, a laintegración con el grupo de pares, etc.).Estas motivaciones lo llevan a seleccionar, a abrirse o cerrarse frente a los diferentes aprendizajespropuestos y muchas veces también, a desarrollar importante resistencia al cambio.4La pedagogía de adultos también llamada Andragogía,5 considera que un adulto en situación deaprendizaje es un ser que busca realzar su persona cambiando algo en su comportamiento, en suvaloración cognitiva y/o en su actuar. Por lo cual, un adulto aprenderá mas fácilmente y mejoraquello que le resulte significativo para el logro de este objetivo y si se siente valorado, motivado aaprender y respetado en sus conocimientos y opiniones.Por otro lado, es importante considerar que el adulto generalmente se involucra en un procesoformativo por propia iniciativa y que estará dispuesto a esforzarse y participar activamente en éste,4Educación para adultos: Más allá de la retórica ( 2005)5Para ahondar concepto de Andragogía, ver Knowles, 2000 6
  7. 7. sólo si percibe que su tiempo está bien utilizado. Debe por lo tanto, entender rápidamente lautilidad del proceso de aprendizaje en el que se ha comprometido.Por lo mismo, su postura frente al formador y a su elección curricular (planificación educativa)será siempre crítica y exigente.Algunas de las características del proceso educativo en adultos pueden resumirse en los siguientespuntos (ver Mackie, en Torrado 2002)  El alumno adulto debe estar motivado para aprender  Al planificar un proceso formativo se deben considerar que no todas las personas aprenden igual existen diferentes estilos de aprendizaje6  Los nuevos conocimientos deben considerar el conocimiento, las experiencias y las aptitudes que poseen las personas  El adulto requiere probar su conocimiento, por lo cual es importante ofrecerle oportunidades para practicarlo  Los personas adultas requieren ser protagonistas, participantes activos en su proceso de aprendizaje  El material que se utiliza para reforzar los aprendizajes debe ser organizado y tener una secuencia clara1.2 Aportes al currículum para una formación en DEL desde las teorías del aprendizajeSi bien los elementos de la formación de adultos aquí planteados dan una primera aproximación acomo debería enfrentarse una didáctica DEL, desde una perspectiva más amplia es importante darespacio también a otros elementos de reflexión pedagógica, que pueden aportar significativamentea los lineamientos de una didáctica en este ámbito.1.2.1 Concepto de aprendizaje como co-construcción socialLa gran influencia que para la educación de adultos ha tenido la teoría del aprendizaje desde lossociocostructivistas, puede cobrar validez también en la estructuración de una didáctica DEL.En palabras simples, esta teoría plantea que la cognición humana posee una naturaleza activa yconstructora y que por lo tanto, el conocimiento no es un objeto que se transmite de un sujeto aotro, sino que es un conjunto de aprendizajes, contenidos, y reflexiones organizados que seconstruyen, renuevan, actualizan y verifican en la acción y en la interacción con un entorno6 Para profundizar este argumento pueden verse: Modelo de Kolb, PNL -programación neuro linguistica-Bandler yGrindler, Inteligencias Múltiples (Gadner) entre otros. 7
  8. 8. social.7 Y que cada sujeto es único en este proceso por lo cual, debe ser visto como persona conuna historia y una cultura específica.Se parte del supuesto que el conocimiento es un producto social, fruto de la colaboración dediferentes agentes que intervienen desde diferentes perspectivas y donde un experto tiene unafunción específica como facilitador de la interacción; la que para ser efectiva no debe serexcluyente ni vertical, sino colaborativa a la construcción del nuevo conocimiento.En esta lógica, la interacción entre un experto y un novato en una situación o conocimientodeterminado, permite co-construir aprendizajes cualitativa y cuantitativamente superiores a losconocimientos previos, es decir permite lograr una superación cognitiva, objetivo básico en todoproceso formativo.Ya Freire (1970), postulaba que la formación en adultos posee como característica esencial unacorresponsabilidad en el cambio que se opera durante el proceso formativo, ya que eleducador/formador no tiene como objetivo enseñar sino co-construir los aprendizajes, los objetivosy las metas con el grupo de aprendices (participantes de la formación). Desde esta perspectiva decolaboración formativa, identificar, compartir materiales y recursos es responsabilidad no sólo delos formadores sino de todos los que participan de la formación.Esta propuesta, nos abre una visión más coherente hacia una didáctica DEL, ya que la vision decorresponsabilidad del proceso formativo permite ver a la personas en formación como partes deun sistema, como sujetos que participan o se espera deberían participar con todas suscaracterísticas y sus saberes en el proceso de cambio que los involucra, donde todas sus“elaboraciones” cognitivas, prácticas y afectivas influyen e interactúan con el proceso en acción ycon los otros con los cuales se relaciona.En este sentido, el ambiente de aprendizaje propuesto desde la teoría socio-constructivista, es unambiente que promueve la colaboración permitiendo compartir, debatir y abrir la posibilidad aque todos puedan confrontar sus interpretaciones con la intención de agregar valor a lo que yasaben, para crear algo nuevo, a través de un proceso colectivo estructurado, lo que permite laapropiación del conocimiento y por ende su multiplicación.Para una didáctica DEL este debería ser un objetivo de base, ya que” el conocimiento compartidohace sabio al colectivo”. (Ver Rullani op.cit))7 Esta visión proviene del enfoque socio-constructivista Vigotskiano, que plantea que el aprendizaje es siempre situadoy se da en interacción entre un “experto” y un “novato”, en una situación o conocimiento determinada”. Para ahondarVer Behares y Erramouspe 1999, en Gonzales e Ize de Marenco (comps.) 1999). 8
  9. 9. 1.2.2 Formación basada en el modelo de CompetenciasCuando se enfrenta una formación desde una perspectiva diversa a aquella basada en el paradigmacartesiano que insiste en lo intelectual en desmedro del conocimiento del hacer y de lo afectivo, elsaber humano ya no es más un saber fraccionado. Desde esta perspectiva un importante aporte alcurrículum DEL, se presenta desde el modelo de aprendizaje basado en Competencias.El objetivo principal del enfoque de formación basado en Competencias, es que el acceso alconocimiento por parte de los que aprenden, no consiste en la sola adquisición de aprendizajescognitivos (del ámbito del saber racional), sino que abarca también la potenciación y/o desarrollode una serie de competencias, capacidades y destrezas, en función de los perfiles personales y de loscorrespondientes perfiles profesionales de los sujetos que participan de un proceso de formación.El concepto de Competencia debe ser entendido en términos de su complejidad como un procesocrítico, la OCDE8 por ejemplo, la define como “la capacidad de responder a las demandas yllevar a cabo tareas de forma adecuada. Cada competencia se construye a través de la combinaciónde habilidades cognitivas y prácticas, conocimiento (incluyendo el conocimiento tácito),motivación, valores, actitudes, emociones y otros componentes sociales y de conducta”.Bacarat y Graziano ( cit. en Tobón, 2006), la presentan como “un saber hacer razonado para hacerfrente a la incertidumbre en un mundo cambiante en lo social, lo político y lo laboral, dentro de unasociedad globalizada y en continuo cambio”.Para otros autores, “la noción de competencia implica a su vez, la práctica activa de losconocimientos en problemas auténticos, en sintonía con los requerimientos, los vínculos y losrecursos del contexto y la capacidad de remodular los saberes en el momento de enfrentarsituaciones nuevas.”9Desde esta perspectiva, la competencia se adquiere integrando, confrontando y articulando elconocimiento en la acción circunscrita a situaciones reales....permitiendo la solución de problemasespecíficos. 10El denominador común a estos procesos podría identificarse como “la sensibilidad a los contextosy la capacidad de transformar los conocimientos en decisiones y acciones prácticas, a través de unainterpretación de los saberes y la búsqueda de soluciones estudiadas como respuestas a la medida”(Resnick, Wirt cit. en Cisotto 2011).8 En Delgado Ana María (2005)9 Ver Cisotto 2011, en todas las citas de esta autora, se ha realizado una traducción libre del italiano al español.10 Circunscribir aprendizajes a situaciones reales es generar estrategias de “aprendizaje situado” lo que aporta a latransferencia cognitiva. Este enfoque del aprendizaje depende de las metas de enseñanza y sus resultados, tiene muchautilidad en la enseñanza de adultos porque posibilita que el sujeto se conduzca por sí mismo tomando decisiones enactividades cooperativas con sus pares incrementando el aprendizaje activo (Braun y Cervellini, 2004)www.conedsup.unsl.edu.ar 9
  10. 10. Si bien, un modelo de aprendizaje basado en formación de Competencias es una apuesta didácticacompleja mucho más exhaustiva para el formador, que un modelo de formación basado en latransmisión lineal o vertical del conocimiento ( tanto desde el punto de vista de la planificación,como de la concepción estratégica y didáctica); el valor que aporta a una didáctica DEL esenorme, ya que una persona que desarrolla sus competencias, es una persona que se deja guiar porla naturaleza interrogativa de los problemas y desarrolla un saber situado, lo que le permite desdeuna perspectiva de SABERES:11Saber conocerConocer y buscar comprender los fundamentos de análisis DEL, desde el propio campoprofesional, Identificar requerimientos en base al conocimiento adquirido,- Diseñar estrategias deintervención no repetitivas y por tanto creativas…Saber hacerSaber aplicar, adaptar, imaginar procesos prácticos individuales y colectivos. Poseer habilidad parael diseño de actividades considerando su propio campo profesional pero teniendo las herramientaspara poder integrarlo con las diferentes ópticas y la visión de la multidiciplinareidad que requiere elterritorio Desarrollar la habilidad en la resolución de tareas y trabajo de equipos. Identificación yfortalecimiento de liderazgos entre otros.Saber serPoseer sentido ético, responsabilidad, compromiso con el rol ejercido. Valoración de las situacionesdiferenciales. Valoración y respeto por el conocimiento y el aporte de otros, etc.De aquí deriva la importancia de planificar y realizar los procesos formativos en lo posiblevinculados a un contexto o a un circuito de situaciones reales, lo que aporta significativamente a latransferencia de los aspectos teóricos a la situación práctica, permitiendo la solución de problemasespecíficos desde la generalización o extrapolación de conocimientos y experiencias aproblemáticas nuevas, haciendo uso no solamente del recuerdo mnemónico y teórico sino tambiéndel recuerdo de la acción logrado a través de una interacción con una realidad concreta. Permite a su vez, la construcción de un sentido de responsabilidad y compromiso con las accionesrealizadas, es decir aprender a autogestionar los saberes conscientemente (del saber, del hacer y delser).11 Ver Tobón, 2006 10
  11. 11. En este enfoque, un aspecto relevante que no debe perderse de vista es el hecho que formar enCompetencias no depende del Formador. Las Competencias son del sujeto que está siendo parte delproceso formativo y será él/ella el susceptible o no a desarrollarlas o potenciarlas. Que el procesoformativo no debe tener como objeto de conocimiento las competencias a formar, sino que éstasdeben considerarse saberes transversales que puedan atravesar el proceso formativo en sutotalidad.12Un enfoque de Competencias tiene el valor de “ocuparse genuinamente de generar aprendizajessignificativos y duraderos (es decir útiles y aplicables), para integrar teoría y práctica (es decir elsaber, el querer y el poder hacer en el mundo) y...para generar un aprendizaje reflexivo (sé quehago, como lo hago y si lo hago bien conforme a determinados estándares o normas)” (Coronado2009, pag.52).1.2.3 ¿Cómo lograr la autogestión autónoma de los saberes?Tanto desde los aportes de la teoría socio constructivista como del enfoque de formación basado enCompetencias, el aprendizaje es visto como un fenómeno activo donde los sujetos tienenoportunidad de tomar decisiones por sí mismos, tales decisiones están circunscritas a accionesreales que facilitan el aprender a aplicar dicho conocimiento, lo que hace más fácil el poderposteriormente transferirlo a otras realidades.Pero, ¿Qué mecanismos permiten a un sujeto tomar conciencia de lo que sabe, de lo que puedehacer, y de las necesidades de conocimiento o práctica que requiere para potenciar las acciones quedebe abordar en la solución de un problema específico? Más aún, ¿Qué procesos se activan en lapersona para que sepa como repetir las actuaciones que le han llevado al éxito, o para no hacer lasmismas equivocaciones que lo han llevado al fracaso?Si bien, este es un objetivo elevado de un proceso formativo, vale la pena otorgarle un espacio dereflexión dada la importancia que puede tener en un contexto formativo DEL.El desarrollo local como se ha planteado inicialmente, requiere que los actores locales se adapteny sepan enfrentar los grandes procesos de transformación que implica el desarrollo, que aprendan aenfrentar situaciones nuevas, lo que implica hacer un uso inteligente y adaptativo de lo que se sabey de lo que se ha aprendido.En otras palabras, las personas que se ocupan de DEL requieren “Aprender a Aprender”, es deciraprender a adecuar los saberes a las necesidades de una tarea, pudiendo modificarconscientemente el modo de proceder, si la tarea o el problema así lo requieren.12 Nota de la autora: Un reflexión importante a este respecto es no caer en la elaboración de listados interminables decompetencias a formar, especies de taxonomías que definen perfiles de salida para un proceso de formación, lo quehace improbable su consecución y confusa la formación y hace que ésta pueda perder sin quererlo, su sentido original. 11
  12. 12. Significa hacer propias y conscientes las estrategias de aprendizaje, eligiendo las más eficaces paracontrolar y guiar el propio proceso de formación y lograr así alcanzar el objetivo de “aprender aaprender” para toda la vida.Esta eficiencia en las prestaciones, corresponde a un conocimiento de tipo estratégico, que si bienes propio de las personas expertas, puede también ser promovido desde procesos formativosconscientes de su importancia.El dialogo reflexivo y los requerimientos de tipo interpretativo que el Formador propone durante lasolución de un problema, son estrategias fundamentales para estimular a las personas areflexionar acerca de qué mecanismos del saber, del hacer y del ser, están utilizando y cómo se vadando la adecuación de dichas actuaciones al fin o meta propuesta (primero como proyección,luego en el actuar y por último en la evaluación).Las personas deben ir siendo incentivadas a hacer preguntas más que a formular respuestas, aconstruir explicaciones alternativas a aquellas respuestas dadas por el formador, a admitir la propiaignorancia (esta opción es legítima también desde el rol del formador) de manera de requerir buscarrespuestas desde más de una fuente de información.Esta estrategia de autorregulación, permite a la persona controlar su aprendizaje y el porqué de susacciones, desde la planeación hasta los resultados, incidiendo directamente en la clarificación de losprocesos de causalidad (sabe por qué y cómo logra un determinado resultado), lo que le permitevolver a realizar procedimientos y planificar conscientemente los procesos y acciones para alcanzaruna meta determinada.Flavell (1978), considera tres variables que intervienen en el desarrollo de este conocimientoestratégico13:  La persona: Como ser cognitivo, capaz de conocerse y regularse en lo que tiene de operatividad su propio pensamiento.  La tarea: Que ofrece situaciones variadas en la que sus propias características, sus dificultades dan acceso a diferentes modos de realizarla, de conocer las operaciones y estrategias que se ponen en juego y a hacer posible su mejor dominio en función del conocimiento de la misma.  La estrategia: Que se hace parte del modo de pensar y de la eficacia del propio pensamiento sobrepasando el simple nivel de aprender contenidos, extendiéndose al funcionamiento personal. Hace al individuo consciente de sus posibilidades y limitaciones en cuanto a competencias cognitivas, sociales y afectivas.13 Este conocimiento es el llamado “Conocimiento Metacognitivo” y es esencial para lograr el objetivo de la gestiónautónoma de los saberes. 12
  13. 13. La formación vista desde esta perspectiva, debería generar espacios de interacción participativa, dediscusión colectiva, de estrategias que permitan analizar y plantear la búsqueda de solucionesdiversas a un mismo problema, como diría Gardner (cit. en Cisotto 2011) que permita “abrir lamente” y por lo tanto, preparar a las personas a hacer un uso flexible de sus saberes y a tomarconciencia que siempre es posible seguir aprendiendo.1.3 Otros aportes a la reflexión“Un territorio que busca su desarrollo debe, entre otras cosas generar flujos positivos de relaciones,adoptar la interacción entre agentes y actores institucionales como forma habitual de proceder ytrabajar en el fortalecimiento de la concertación de actores locales...”14 “...El verdadero desarrollo es principalmente un proceso de activación y canalización de fuerzassociales, de avance en la capacidad asociativa, de ejercicio de la iniciativa y de la inventiva....Seproduce desarrollo cuando en la sociedad se manifiesta una energía capaz de canalizar, de formaconvergente fuerzas que estaban latentes y dispersas” ( Celso Furtado, en Bosier 2011)En otras palabras, es fundamental comprender el vínculo entre cohesión de un territorio,crecimiento y desarrollo y la importancia en ello de que existan procesos de dialogo social que“permitan el surgimiento de una sinergia cognitiva del consenso y sobre todo del poder, sin cuyaacumulación social toda propuesta de cambio es sólo una propuesta de gabinete” (Bosier 2011)Desde esta perspectiva, la formación en DEL debería considerar la importancia de educar aldialogo, entendido como “la creación de un proceso de aprendizaje y conocimiento que implicainevitablemente una reflexión de experiencias compartidas” 15 y por ende también deproblematización de la realidad.Esta premisa implica que el dialogo es más que solamente comunicar, es construir con un otro, enuna mediación compartida hacia un conocimiento acordado, una posición de apertura que requieresaber escuchar y estar abierto a lo que el otro comparte, lo que implica a su vez, una toma deconsciencia de que es muy difícil que entre dos personas adultas que se confrontan, el dialogo estéexento de conflicto.Es en esta dialéctica dialogo/conflicto, donde van aflorando y haciéndose conocidas las diferentesposiciones y van surgiendo también las polarizaciones y las “ problemáticas sociales y políticasque se manifiestan en la manera en que un grupo específico de agentes reacciona frente al cambio”(Bianchi, Miller 2000)16 .14 Alburquerque, Costamagna, Ferraro, 200815 Freire, Macedo , 200816 En Boscherini, Poma comp.(2000) 13
  14. 14. En este sentido, la capacidad de dialogo y las características y las peculiaridades relacionales deun territorio, las resistencias al cambio, los conflictos de intereses y las reglas que lo caracterizan(Ostrom, en Vitale, 2008), son fundamentales de conocer para leer las dinámicas de desarrollo deun territorio determinado.Desde esta perspectiva, la reflexión sobre la dialéctica dialogo/conflicto ofrece la posibilidad deconsiderar en una didáctica DEL, estrategias de investigación acción17 que aporten al diagnósticodel territorio desde sus diferentes características, entre las cuales aquellas que permitan profundizaracerca de cómo se producen las dinámicas de interrelación entre los diferentes actores y agenteslocales, estrategias que ayuden a generar dinámicas de dialogo y colaboración, estrategias quepermitan conocer y manejar técnicas de resolución de conflictos, métodos de negociación,metodologías para identificar liderazgos y para fomentar competencias asociativas, entre otras.Es evidente que los aportes pedagógicos aquí descritos no logran ser exhaustivos a una mirada deelaboración de una didáctica DEL, lo vasto del argumento y su complejidad no lo permiten.No obstante la selección de argumentos aquí expuesta, pretende llevar a los lectores a comprenderlo importante que pueden ser los aportes pedagógicos y didácticos en una planificación formativaque actúa como soporte al logro de los objetivos que promueve el DELTodo acto formativo si cumple su objetivo esencial, debe generar un impacto en las personasformadas y en este caso se agrega el hecho de que tal impacto debería poder proyectarse tambiéna la acción que las personas desarrollen en el territorio, ya sea como formadores locales, comoagentes de fomento o como actores involucrados en el proceso de transformación que implica elDEL.“Una teoría de la educación es una teoría política, el sentido de que deriva de una serie dedecisiones relativas a la distribución del poder dentro de la sociedad” 1817 En el capítulo 3 ver definición de investigación acción participativa.18 J. Bruner (1988) Desarrollo cognitivo y educación. Ed. Morata 14
  15. 15. 2. Profesión Formador DELPartiendo de la base que toda práctica educativa tiene como objetivo la propia superación y quepresupone un objetivo a lograr, se utilizará el adjetivo Formador para describir a la persona quetiene la tarea de guiar y facilitar dicha práctica educativa.Dada la complejidad y diversidad de los contextos en los cuales podrá desempeñar su rol eleducador/formador DEL debería poseer algunas competencias básicas (las que si no están presentesdeben formarse).Lo primero es comprender que para ejercer el rol de Formador no basta tener sólo competenciasacadémicas, sino que es necesario poseer la capacidad de organizar situaciones de aprendizajesignificativas, de construir ambientes que permitan el dialogo educativo y participativo,considerando el perfil de las personas a quienes está dirigido el esfuerzo formativo.Es cierto, que la expertiz en DEL es requerida, la que idealmente debe ser tanto teórica comopráctica, ya que no es posible “enseñar” lo que no se conoce o lo que no se ha practicado.Pero a esto es necesario agregar (o desarrollar) una serie de competencias o saberes integrados:resumidos en el planteamiento de Ruiz Bueno (en Coronado, 2009). i. El saber (epistemológico, disciplinar, pedagógico, político, antropológico…) ii. El saber hacer (que da sentido y articula sus prácticas de formación) iii. El saber estar (adaptarse al contexto y a sus demandas) iv. El hacer saber (tiene que ver con la capacidad de innovar, investigar reflexionar, decidir) v. El saber desaprender (deshacerse de concepciones obstaculizadoras, modalidades de trabajo obsoletas y de resistencias al cambio) 15
  16. 16. Estos saberes pueden esquematizarse también desde una perspectiva disciplinar, apelando alconocimiento del contexto donde se desarrolla el acto formativo, y a las áreas en las cuales elFormador debería tener o formar competencias: Basado en El portafolio del educador AA.VV en Panciroli 2007 16
  17. 17. 2.1 Rol del Formador DELMás que ponerse en un rol de Educador/Experto el formador DEL debería saber poner suconocimiento y experiencia a disposición de las personas que está formando, como un facilitador,un comunicador generoso de su expertiz, un generador de dialogo educativo. Entendiendo que elrol de facilitador no significa abandonar la dirección del proceso formativo ni la autoridad que suexpertiz le concede, sino que significa ayudar al que aprende a construir saberes y a apropiarse deellos. Facilitándoles el ser parte, el involucrarse en la proyección de su formación, y en eldesarrollo de su capacidad crítica, para tomar parte en ella, en vez de limitarse a seguirlaciegamente. (Ver Freire, Macedo, 2008),Freire (2004) planteaba en este sentido, que conocer no es adivinar y que la información es unmomento fundamental del acto del conocimiento, por lo que el formador DEL debería ser capaz deestablecer una auténtica comunicación en el acto educativo, generando un proceso de intercambio,con la voluntad de compartir experiencias y conocimiento en forma consciente. Provocando unabúsqueda común de co- construcción de nuevos aprendizajes que permitan unir la propia expertiz alos conocimientos y experiencias de los adultos que participan del proceso de formación.Debería estar abierto a la participación, lo que requiere estar dispuesto al análisis crítico de lassituaciones planteadas pero también al aporte de soluciones constructivas desde las diferentesmiradas del grupo.Debería ser capaz de establecer un clima igualitario y de convivencia en que participantes yformador constituyan un ambiente de respeto mutuo, estableciendo un clima de relaciones einteracción en que quede claro que los participantes son adultos con experiencias, pero condiferentes niveles de conocimiento, por lo que la formación se vuelva válida e importante.Este delicado equilibrio debe ser llevado evitando la confrontación y la comparación, respetandolos ritmos de aprendizaje, el equilibrio entre el logro de metas y la autonomía y propuestas de losparticipantes, favoreciendo la discusión, las decisiones frente a las diferentes situaciones deaprendizaje y las modalidades para enfrentarlas autónomamente.En cualquier caso, el Formador en el ámbito DEL debería partir de la base que desde su rol deFacilitador debería intentar:  Comprender las exigencias de los destinatarios de la formación (Perfil , contexto territorial si fuera el caso de una formación específica)  Realizar un diagnóstico las necesidades formativas del grupo a formar  Planificar una propuesta formativa coherente con el perfil, las necesidades formativas, los objetivos, los tiempos, los recursos y las metas requeridas para la formación 17
  18. 18.  Acordar/negociar algunas metas, objetivos, materiales, contenidos con el grupo destinatario de la formación Incentivar la participación de los participantes del proceso formativo para complementar la planificación con recursos materiales, experiencias, casos, bibliografía, etc. Reinterpretar el proceso formativo a partir de las contribuciones sin olvidar nunca que en la educación de adultos no se parte jamás de cero y que si se hace una formación in situ, es decir en un territorio especifico, existe un conocimiento localizado vinculado a las experiencias de quienes operan y viven el contexto. Que su rol del Formador DEL no consiste en transmitir conocimientos y experiencias personales, sino generar una dinámica de formación interactiva, participativa y significativa que ponga en sinergia su conocimiento y expertiz con el de las personas que participan del proceso formativo; Que como Formador debe entregar herramientas del saber, del actuar y del ser para permitir a la persona que interactúan con él/ella, contar con herramientas concretas para aportar desde su rol y su condición (Formador local, policy maker, agente promotor Del, actor, etc.) a fomentar, estimular y apoyar iniciativas DEL en un territorio determinado. 18
  19. 19. 3. Propuesta preliminar de estrategias para una formación a la medidaSobre la base del enfoque didáctico presentado es posible delinear un programa de formación DELcon dos características esenciales: por un lado, un programa interactivo y, por otro, posible de seradaptado a las necesidades de los interesados.  Modalidad interactiva:Valora los conocimientos y las competencias de los participantes y se basa en un intercambio deopiniones, visiones, conocimientos, habilidades y experiencias, de todos los que participan delproceso. Eventualmente enriquecida con testimonios externos.Crea una instancia formativa como espacio de dialogo donde personas con distintas experienciasintercambian sus conocimientos, a partir de la interacción con estrategias estimulantes quepermitan crear un clima dinámico que fomente la creación de nuevos aprendizajes.En este contexto, el Formador DEL opera como facilitador del proceso, guiando los aprendizajes,señalando los temas críticos que deben ser enfrentados y analizados de manera colectiva;estimulando la participación de todos los que se han integrado en el proceso de formación, yapoyando la sistematización y la construcción del conocimiento a través de la vivencia deexperiencias individuales y el enriquecimiento grupal.El enfoque para alcanzar estos objetivos se basa en desarrollo de Competencias del Saber Conocer,Saber Hacer y Saber Ser.  Orientación teórico práctica:El programa de formación, debería orientarse al desarrollo de competencias destinadas a la gestiónde iniciativas concretas y al uso de conocimientos y herramientas de trabajo, contemplando larealización de ejercicios o prácticas que permitan a los participantes experimentar su aplicación.Como se ha señalado anteriormente, la experimentación directa es una modalidad que potencia laeficacia de los procesos de aprendizaje. “Aprender y hacer deben ser consideradas accionesinseparables posibles de traducir en una coherencia entre el saber qué (know what) y el sabercómo (know how)”19. Es importante planificar y realizar los procesos formativos en lo posiblevinculados a un contexto o a un circuito de situaciones reales, lo que aporta significativamente a latransferencia de los aspectos teóricos a la situación práctica, permitiendo la solución de problemasespecíficos desde la generalización o extrapolación de conocimiento y experiencias a problemáticasnuevas, haciendo uso no sólo del recuerdo mnémonico y teórico, sino del recuerdo de la acciónlogrado a través de una interacción con una realidad concreta.19 Blakey, Spence (1990) 19
  20. 20. La experiencia práctica puede simularse en aula, mediante la reconstrucción de situacionessimilares a las que se viven en los procesos de promoción de la actividad DEL (por ejemplo elanálisis de casos de estudio), o ser vivida en terreno en observación o interacción con proyectosDEL en curso.La organización de un itinerario formativo tiene que adaptarse a las necesidades de las distintaspersonas involucradas.Es importante la socialización de la propuesta formativa incentivando a los participantes a proponertemáticas, generar preguntas y a manifestar sus intereses, antes, durante y después del procesoformativo.3.1 Principales Aspectos didácticos de una oferta de formación DEL: Estructurametodológica teórico/prácticaDesde la Teoría20:Análisis de los fundamentos teóricos que explican los fenómenos relacionados con el DEL con unenfoque multidisciplario, flexible y coherente con los requerimientos de los participantes delproceso formativo.Desde la práctica:Ejemplo de estrategias didácticas21  Visitas a terreno: Permiten el reconocimiento de experiencias similares a la propia realidad, crean espacios de cercanía que facilitan el diálogo y el intercambio de experiencia entre los que participan en las visitas; despiertan el interés y la creatividad en la búsqueda de soluciones originales a los problemas que se enfrentan localmente22  Talleres grupales: Permiten que un conjunto de personas que comparten un interés común y se vinculan de forma voluntaria a un proceso de aprendizaje colectivo, sin elementos de jerarquía, trabajen con un objetivo de aprendizaje a través del intercambio de conocimientos y de una práctica reflexiva desde sus diferentes experiencias. 2320 Para revisar materiales didácticos y documentos de interés www.conectadel.org21 La estrategia es ante todo una guía de acción en el sentido que la orienta en función de la obtención de los resultadosproyectados desde la planificación.22 Dini, Pérez, Pérez, Vega (2007)23 Ídem(22) 20
  21. 21.  Estrategias lúdicas: La actividad lúdica como metodología de desarrollo de habilidades y competencias, permite enfrentar desafíos cognitivos poniendo atención a la representación afectiva y cultural de éstos, ya que provocan y estimulan una expresión libre del actuar, que no siempre las personas se permiten aplicar en una situación didáctica formal, para no distanciarse de su rol adulto y/o profesional, en cuanto a la manifestación del deber ser. 24  Testimonios: Encuentro con actores protagonistas de experiencias similares. A menudo el testimonio directo de personas que han participado en acciones de integración productiva resulta útil para estimular el interés y la participación de los actores locales, especialmente si se puede contar con la intervención de sujetos pertenecientes al mismo ámbito institucional o productivo.25  Construcción de información y sistematización de las prácticas : Estudios de Caso Consiste en la sistematización escrita o en formato multimedia de prácticas DEL, permite el análisis de una situación problemática real o hipotética, con el fin de conocer experiencias DEL como buenas prácticas, o como prácticas de reflexión que posibitan determinar causa/efecto, realizar diagnósticos, plantear posibles soluciones e intervenciones entre otros objetivos.  Mapas conceptuales: Material didáctico basado en un enfoque constructivista del aprendizaje permite sistematizar, evidenciar conceptos significativos y sus relaciones (no necesariamente jerárquicas) en un esquema visual atractivo. En forma muy simple el mapa conceptual es una representación gráfica de un conjunto de conceptos y sus relaciones sobre un dominio específico de conocimiento. Conceptos: Cada una de ellos se presenta escrito encerrado en un óvalo, rectángulo u otra figura geométrica. Conectores: La conexión o relación entre dos ideas se representa por medio de una línea inclinada, vertical u horizontal, continúa o punteada, llamada conector o línea ramal que une ambas ideas. (Se debe considerar que la persona que elabora un mapa conceptual debe siempre poder explicar la relación de los conceptos vinculados a un conector)24 Ídem (22)25 Ídem (22) 21
  22. 22.  Investigación acción participativa integrada en la estrategia territorial (IAP)26 La IAP puede ser desarrollada por investigadores, miembros de una comunidad o red, y/o formadores junto al colectivo en formación, con el objetivo de mejorar la situación de los participantes (actores) de un proceso DEL. Permite la creación de espacios de dialogo y co-generación de conocimientos, de estrategias orientadas al cambio, de empoderamiento de los actores, ya que el proceso es conocido por todos, pertenece a todos y permite la identificación, interpretación de problemáticas DEL en forma colaborativa. El planteamiento general de la IAP debe responder a las siguientes preguntas: ¿Quién la hace? –Se refiere a la constitución del equipo investigador - ¿Para quién y para qué se hace? – Implica los objetivos y qué efectos tendrán sobre la comunidad, el proceso de negociación de la demanda- ¿Por qué? ¿Cómo? y ¿Cuándo?- implican la elaboración de un proyecto de investigación que defina cuáles son los objetivos que se persiguen, cuál va a ser la metodología seguida y en qué fases y tiempos se va a desarrollar La IAP es una estrategia de gran relevancia para la formación en DEL, ya que permite obtener resultados fiables y útiles para mejorar situaciones colectivas concretas, para formar a las personas en la acción, en la reflexión y en la aplicación de conocimientos y herramientas pedagógicas y en el trabajo colaborativo.La utilización de estas estrategias y muchas otras posibles, varía según los intereses reales quecada grupo de participantes tiene respecto al programa de formación.Lo que sí es claro, es que un programa formativo DEL, debería considerar tanto una formaciónteórica como práctica que contemple acciones y estrategias posibles de adaptar a los diferentesniveles de actuación y responsabilidad de las personas que forman parte del proceso formativo.(Formadores locales, policy- makers, empresarios, líderes comunitarios, técnicos de fomento,facilitadores etc.) y a los requerimientos de los territorios en los cuales actúa.Por último hay que tener presente que adoptar un modelo de formación de estas característicasrequiere dar un tiempo importante al proceso, desde la planificación, a la formación misma como alseguimiento, lo que no siempre es posible dadas las dinámicas reales, los tiempos de losparticipantes, los recursos económicos, etc.Una opción para poder realizarla sin “apuros” es ir intercalando formación en aula, trabajo enterreno individual y por equipos y seguimiento a distancia, creando comunidades de aprendizajeque permitan trabajar en red, actualizando los diferentes procesos formativos y contribuyendo a laformulación y puesta en marcha de otros, convirtiéndola así en un proceso rico de intercambios,innovación y conocimientos compartidos que permita su multiplicación y uso por parte de todosaquellos que se ocupan de DEL.26 Para mayor información Martí Joel. La investigación acción participativa. Estructura y fasesOtra opción de profundización en Rahman A., Fals Borda O. (1989) La situación actual y las perspectivas de la IAP enel mundo. Análisis Político, Nª5 Universidad Nacional de Colombia. 22
  23. 23. ConclusionesAl centro de la reflexión desarrollada en esta propuesta, pueden destacarse algunoscuestionamientos que permiten definir más claramente el rol y la importancia de la formación enDEL.A lo largo del documento se ha puesto en evidencia que para que exista DEL, los territorios debenser capaces de enfrentar las transformaciones que el desarrollo conlleva, conscientes de los desafíosque significa construir un entorno innovador que estimule el cambio, que permita crear e incorporarnuevas prácticas y nuevos conocimientos, resolver problemas, transformar procesos, que impulseiniciativas de desarrollo y que facilite la creación de sinergias colectivas que le den sustentabilidaden el tiempo.Esta “cultura de desarrollo económico local” no nace necesariamente en forma espontánea yrequiere más que la sola voluntad de algunos sujetos; requiere también, de una reflexión en queparticipen todos los actores comprometidos y necesarios de comprometer en el proceso y por endede una toma de conciencia colectiva que facilite la maduración y actuación de los objetivos y metasde su propio desarrollo.En este sentido, sería interesante pensar en la formación en DEL como un factor clave al internodel debate acerca de las Políticas de Desarrollo Económico Local. Esto significa situarla comofactor de promoción permanente del DEL y como mecanismo favorecedor de su sustentabilidad.Para avanzar en esta perspectiva, valdría la pena interrogarse acerca del espectro de objetivos quepersigue la Formación en DEL, dando respuesta a las siguientes preguntas:La formación en DEL ¿Debería considerarse una acción formativa puntual o un proceso deformación continua que mantenga una cultura DEL, en las personas “formadas en DEL”? 27¿Debería enfocarse prioritariamente a la formación episódica para algunos actores relevantes(Formadores, policy makers, líderes empresariales, etc.) o, generar también propuestas queenfaticen su función promotora del fortalecimiento de otras modalidades de formación, másmasivas que consideren diferentes niveles de actuación en el territorio? 28Cada una de estas miradas requiere énfasis diversos en la propuesta formativa a desarrollar, por locual la reflexión queda abierta.27 Bajo un enfoque de promoción de una “cultura DEL” la labor del Observatorio de ConectaDEL puede representarun aporte fundamental en esta dirección.28 Un ejemplo de este enfoque puede ser revisado en las políticas de Educación de la Región Emilia Romagna,Assesorato Scuola, Formazione Professionale Università, Ricerca, Lavoro, las que han elaborado una propuestacurricular de formación profesional luego de un debate que ha integrado las visiones de los Entes locales, el sistemaescolar y formativo y las asociaciones empresariales y sindicales. 23
  24. 24. Bibliografía de referenciaAlburquerque F. y Dini M. (2008) Guía de aprendizaje sobre integración productiva ydesarrollo económico territorial. Washington DC, USA Banco Interamericano de Desarrollo.Alburquerque F., Costamagna P., y Ferraro C. (2008) Desarrollo económico local,descentralización y democracia: Ideas para un cambio. Buenos Aires, Argentina UNSAM editaBianchi P. Miller L. (2008) Innovación, acción colectiva y crecimiento endógeno: Un ensayo sobrelas instituciones y el cambio estructural, en Boscherini F., Poma L. (2008 comp) Territorio,conocimiento y competitividad de empresas. El rol de las instituciones en el espacio global BsAs, Argentina/ Madrid, España Miño y Dávila editoresBlakey E., Spence, S. (1990) Developing Metacognition. ERIC Digest on line. ERIC Clearinghouseon Information Resources Syracuse NY. Retrieved 19 January 2002, from the World Wide Web.http//wwwed.gov/databases/ERIC_Digest//ed327218.htmlBosier S. (2011) Decodificando el desarrollo del siglo XXI: subjetividad, complejidad, sinapsis,sinergía, recursividad, liderazgo y anclaje territorial en Curbello, Parrilli, Alburquerque (2011, Coord.) Territorios Innovadores y competitivos. Madrid, España ORKESTRA Institutode competitividad Fundación DEUSTO Marcial PonsCisotto, L. (2011) Psicopedagogia e didattica. Processi di insegnamento e di apprendimento.Roma, Italia Carocci editoriCoronado M. (2009) Competencias docentes. Ampliación, enriquecimiento y consolidación dela práctica profesional. Buenos Aires, Argentina, noveduc edicionesDini M., Pérez P.R., Pérez R. Vega M.A (2007) Lineamientos metodológicos para la promociónde la articulación productiva bajo un enfoque de desarrollo humano. Cuaderno de formación HDTconsultoríasDelgado A.M. (coord. 2005) Competencias y diseño de la evaluación continua en el espacioeuropeo de educación superior. Programa de estudio y análisis. Número de referencia EA 2005-0054Flavell, J.H. (1978) Metacognitive development. En J.M. Scandura&C.J. Brainerd (eds.)Structural/process models of complex human behavior. Sfthoff&Noordhoff, Netherlands.Freire P. (1970) Pedagogía de los oprimidos .consultado en Traducción italiana La pedagogíadegli oppressi (2011) Torino Italia, edizione Gruppo Abele 24
  25. 25. Freire P., Macedo D. (2008) Cultura, lingua, razza. Un dialogo. Collana vicino/lontano/4 UdineItalia, Forum. Editore universitaria udineseFreire (2004) Pedagogía de la autonomiahttp://webdelprofesor.ula.ve/nucleotachira/oscarg/materias/epistemologia/lecturas/freire.pdfKnowles, M (2000) Quando l’adulto impara. Pedagogia e Andragogia. Milano Italia ed. FrancoAngeliMaturana H., Varela F. (1984) El árbol del conocimiento: Bases biológicas del entendimientohumano. Santiago, Chile ed. DebateMartí J. (s/f ) La investigación acción participativa. Estructura y faseshttp://www.investigacioncualitativa.es/Paginas/Articulos/Metodosytecnicas/Marti.pdfPanciroli Ch. (2007) E-learning e formazioni degli insegnanti. Bergamo, Italia edizioni juniorRullani (2005) La fabbrica dell’immateriale. Produrre valore con la conoscenza. Roma, Italia,Carocci editoriOCDE (2005) Educación de adultos. Más allá de la retórica. Editorial Fondo de CulturaeconómicaTorrado, N (dic.2002) La educación de adultos. Cuaderno de investigación, número18Tobón, S (2006) Formación basada en competencias. Pensamiento complejo, diseño curriculary didáctica. Bogotá, Colombia ICOE edicionesVitale T. (2008) Conflitti e panacee. Insegnare lo sviluppo locale en Borghi V., Chicchi F. (2008(acura di) Le istituzioni dello sviluppo. Questioni e prospestive a confronto. Sociologia del lavoroNª19(1fascicolo anno 2008) 25

×