Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Poemas lírica del barroco

8,334 views

Published on

En este documento encontramos los comentarios de los poemas encontrados en los exámenes de algunos de nuestros compañeros.

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Poemas lírica del barroco

  1. 1. Mientras por competir con tu cabello, de Luis de Góngora Mientras por competir con tu cabello oro bruñido al sol relumbra en vano; mientras con menosprecio en medio el llano mira tu blanca frente el lilio bello; mientras a cada labio, por cogello, siguen más ojos que al clavel temprano, y mientras triunfa con desdén lozano del luciente cristal tu gentil cuello, goza cuello, cabello, labio y frente, antes que lo que fue en tu edad dorada oro, lilio, clavel, cristal luciente, no sólo en plata o víola troncada se vuelva, mas tú y ello juntamente en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada. Tema y argumento El tema principal del poema es la belleza femenina y la fugacidad de esta. Podemos dividir el poema en dos partes: los dos primeros cuartetos hablan sobre la belleza femenina y la idealización de sus rasgos, tópico “descriptio puellae”. Los dos tercetos tratan sobre el paso del tiempo, “tempus fugit”, y la fugacidad de la belleza, y recomienda aprovechar el tiempo y la belleza, “carpe diem”, porque la muerte llega temprano y acabamos convirtiéndonos “en nada”. Métrica Se trata de una composición de 14 versos divididos en 4 estrofas de versos endecasílabos (arte mayor). El poeta consigue este número de sílabas haciendo uso de las sinalefas: “bruñido al”, “relumbra en”, “menosprecio en”… Por lo que respecta a su rima se puede observar que es consonante, ya que en ambos cuartetos el v.1 rima con el v.4 en -ello y el v.2 rima con el v. 3 en -ano. Por otro lado, en los tercetos hay una rima encadenada en - ente y -ada. Su esquema métrico es: 11A 11B 11B 11A 11A 11B 11B 11A 11C 11D 11C 11D 11C 11D. Así que podemos afirmar que este poema es un soneto. Figuras retóricas Dentro de esta composición literaria se aprecia una gran diversidad de recursos como: la anáfora al inicio de los dos cuartetos al emplear el mismo término “mientras” para empezar ambos versos; la metáfora cuando Góngora identifica el cabello rubio y brillante de la dama con el “oro bruñido al sol” o la blancura de la frente de la dama con “el lilio bello”; el epíteto al añadir un adjetivo innecesario en “luciente cristal”; el asíndeton es usado dos veces en enumeraciones como la del último verso: “en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada”.
  2. 2. Desmayarse, atreverse, estar furioso, de Lope de Vega Desmayarse, atreverse, estar furioso, áspero, tierno, liberal, esquivo, alentado, mortal, difunto, vivo, leal, traidor, cobarde y animoso; no hallar fuera del bien centro y reposo, mostrarse alegre, triste, humilde, altivo, enojado, valiente, fugitivo, satisfecho, ofendido, receloso; huir el rostro al claro desengaño, beber veneno por licor süave, olvidar el provecho, amar el daño; creer que un cielo en un infierno cabe, dar la vida y el alma a un desengaño; esto es amor, quien lo probó lo sabe. Tema y argumento El tema principal de este poema es la descripción del amor según Lope de Vega, una visión realista, nada idealizada y algo contradictoria. En la primera parte el autor explica los sentimientos o estados de ánimo que provoca el amor en los enamorados, tanto positivos como negativos. En los tercetos explica que el amor, aunque uno no quiera, es dañino y que a pesar de saberlo, sucumbimos a él. Métrica Es una composición formada por 14 versos divididos en dos cuartetos y dos tercetos de versos endecasílabos (arte mayor). El autor emplea varias sinalefas para lograr este número de sílabas. “desmayarse atreverse”, “cobarde y”, “satisfecho ofendido”, etc. Y también utiliza una diéresis en la palabra “süave”para deshacer el diptongo y así tener una sílaba más. El v.1 rima con el v.4 en -oso, el v.2 rima con el v.3 en -ivo, esta rima se repite en siguiente cuarteto. En cambio en los tercetos riman el primer verso con el tercero y el quinto en -año y el segundo con el cuarto y el sexto en -ave/-abe. Por lo tanto,la rima es consonante. Su esquema métrico es: 11A 11B 11B 11A 11A 11B 11B 11A 11C 11D 11C 11D 11C 11D. Es un soneto. Figuras retóricas En este soneto el poeta ha empleado diversas figuras retóricas. Para empezar, se podría decir que gran parte del poema es una antítesis ya que encontramos palabras opuestas en toda la composición: “difunto /vivo”, “leal / traidor”, “alegre / triste”,”cielo / infierno”… También podemos observar en los dos cuartetos enumeraciones de los efectos del amor “desmayarse, atreverse, estar furioso” y asíndeton, al no emplear conjunciones. En el verso 10 hay una metáfora al identificar el amor con un “beber veneno”,ambos te hacen daño y te acaban matando. El último terceto es una paradoja ya que el autor sabe que va a sufrir y, aunque no quiere, no puede evitar el amor, porque como él dice “esto es amor”.
  3. 3. Cerrar podrá mis ojos la postrera, de Francisco de Quevedo Cerrar podrá mis ojos la postrera sombra que me llevare el blanco día , y podrá desatar esta alma mía ora a su afán ansioso lisonjera; mas no, de esotra parte, en la ribera, dejará la memoria, en donde ardía: nadar sabe mi llama el agua fría, y perder el respeto a la ley severa. Alma a quien todo un dios prisión ha sido, venas que humor a tanto fuego han dado, medulas que han gloriosamente ardido su cuerpo dejará, no su cuidado; serán ceniza, mas tendrán sentido; polvo serán, mas polvo enamorado. Tema y argumento El tema de este poema es el amor más allá de la muerte. En los dos primeros cuartetos el autor describe cómo la muerte podrá acabar con él físicamente, pero en los tercetos nos explica que aunque muera,él seguirá amando, que aunque su cuerpo se convierta en polvo, este será “polvo enamorado”. Métrica Este poema está formado por 14 versos divididos en dos cuartetos y dos tercetos, por lo tanto, se trata de un soneto. Todos los versos son endecasílabos (arte mayor). El poeta consigue este número de sílabas con sinalefas como: “llevare el”, “esta alma”, etc. Tiene una rima consonante en -era, -ia, -ido y -ado. Su esquema métrico es: 11A 11B 11B 11A 11A 11B 11B 11A 11C 11D 11C 11D 11C 11D. Figuras retóricas Encontramos varias figuras literarias en esta composición, como por ejemplo la antítesis del verso 2 “sombra que me llevare el blanco día” al contraponer sombra y blanco. Hay varios hipérbatons como en el verso 1, que ordenado sería “la postrera sombra podrá cerrar mis ojos”. En este mismo verso hay una metáfora cuando identifica la muerte con “la postrera sombra”. En el verso 4 en “afán ansioso” vemos un epíteto, pues el adjetivo es innecesario.
  4. 4. Hombres necios que acusáis, de Sor Juana Inés de la Cruz Hombres necios que acusáis a la mujer, sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis; si con ansia sin igual solicitáis su desdén, por qué queréis que obren bien si las incitáis al mal? Combatís su resistencia y luego, con gravedad, decís que fue liviandad lo que hizo la diligencia. Parecer quiere el denuedo de vuestro parecer loco, al niño que pone el coco y luego le tiene miedo. Queréis, con presunción necia, hallar a la que buscáis para prentendida, Thais, y en la posesión, Lucrecia. ¿Qué humor puede ser más raro que el que, falto de consejo, él mismo empaña el espejo y siente que no esté claro? Con el favor y el desdén tenéis condición igual, quejándoos, si os tratan mal, burlándoos, si os quieren bien. Opinión, ninguna gana, pues la que más se recata, si no os admite, es ingrata, y si os admite, es liviana. Siempre tan necios andáis que, con desigual nivel, a una culpáis por cruel y a otra tan fácil culpáis. ¿Pues como ha de estar templada la que vuestro amor pretende?, ¿si la que es ingrata ofende, y la que es fácil enfada? Mas, entre el enfado y la pena que vuestro gusto refiere, bien haya la que no os quiere y quejaos en hora buena. Dan vuestras amantes penas a sus libertades alas, y después de hacerlas malas las queréis hallar muy buenas. ¿Cuál mayor culpa ha tenido en una pasión errada: la que cae de rogada, o el que ruega de caído? ¿O cuál es de más culpar, aunque cualquiera mal haga; la que peca por la paga o el que paga por pecar? ¿Pues, para qué os espantáis de la culpa que tenéis? Queredlas cual las hacéis o hacedlas cual las buscáis. Dejad de solicitar, y después, con más razón, acusaréis la afición de la que os fuere a rogar. Bien con muchas armas fundo que lidia vuestra arrogancia, pues en promesa e instancia juntáis diablo, carne y mundo.
  5. 5. Tema y argumento El tema principal de esta composición es la crítica a los hombres machistas de la época y a su incongruencia. En una primera parte explica cómo los hombres que son necios atacan a las mujeres y no las tratan bien; en una segunda parte se centra en cómo estos hombres roban la honra a las mujeres y cómo, a la vez, estas son repudiadas por ellos mismos; en la tercera y última parte aconseja a los hombres cómo comportarse con las mujeres. Métrica El poema está compuesto por 17 estrofas de 4 versos octosílabos (arte menor) cada una. El poeta consigue este número de sílabas gracias a sinalefas como “que acusáis”, “no esté”, “que obren”, etc. Y también sumando una sílaba en los versos que terminan en palabra aguda (versos 4, 8, 10 por ejemplo). En cada estrofa la rima es consonante y siempre rima el primer verso con el cuarto y el segundo con el tercero, en la primera exactamente con los sonidos -ais y -on, estos van cambiando en cada estrofa. Su esquema métrico sería: 8a8b8b8a 8c8d8d8c 8e8f8f8e… Así que se trata de un conjunto de 17 redondillas. Figuras literarias En el poema podemos encontrar varias figuras estilísticas. En la segunda estrofa hay una antítesis ya que contrapone dos contrarios como son el bien y el mal, “por qué queréis que obren bien / si las incitáis al mal?”. En la séptima estrofa,concretamente en el tercer y cuarto verso,observamos un paralelismo porque repite la estructura: V + conj + pron + V + adv. En todo el poema abundan las interrogaciones retóricas, varias estrofas enteras lo son, como la estrofa 6, la 10 o la 13. Por último, cabe comentar que el poema es un apóstrofe a los hombres necios, como se indica en el primer verso de la composición: “Hombres necios que acusáis...”.

×