LA TORMENTA PERFECTAgr     1
LA TORMENTA PERFECTAGUATEMALALA TORMENTA PERFECTAImpacto del cambio climático y lacrisis económica en la niñez y laadolesc...
LA TORMENTA PERFECTAÍndicePRESENTACIÓN ......................................................................................
LA TORMENTA PERFECTALos datos utilizados en este documento han sido recopilados de diversas fuentes nacionales yextranjera...
LA TORMENTA PERFECTAPRESENTACIÓNEn Guatemala, tanto los efectos del cambio climático como los de la crisis económico-finan...
LA TORMENTA PERFECTAINTRODUCCIÓNSon muchos los hogares guatemaltecos que están padeciendo en su vida diaria lasconsecuenci...
LA TORMENTA PERFECTA – Impacto del cambio climático y la crisis económica en la niñez y la adolescencia1. Panorama de la n...
LA TORMENTA PERFECTAEn Guatemala, el hambre está relacionada con la dificultad en el acceso a los alimentos. Segúnel Progr...
LA TORMENTA PERFECTAEn el ámbito educativo se han logrado importantes avances, como la tasa neta deescolarización en prima...
LA TORMENTA PERFECTA2009 fue el año más violento de la historia de la República, alcanzando una tasa de homicidiosde 47 (6...
LA TORMENTA PERFECTA – Impacto del cambio climático y la crisis económica en la niñez y la adolescencia2. Impacto del camb...
LA TORMENTA PERFECTA                                 Gráfica 4.    Escolaridad de niños y niñas de 7 a 17 años de edad ben...
LA TORMENTA PERFECTA       2.1 Cambio climáticoVariabilidad en el régimen de lluvias, incremento de las temperaturas, inun...
LA TORMENTA PERFECTA13.5% del PIB (Banguat, 2010e) y emplea al 29.2% de la población (Encovi, 2006), estáseriamente afecta...
LA TORMENTA PERFECTAdeterioro es mayor, lo que tiene incidencia en la cantidad de turistas que llegan a Guatemalacon el pr...
LA TORMENTA PERFECTAimpiden el crecimiento adecuado. La desnutrición, por su parte, produce un descensoimportante en las d...
LA TORMENTA PERFECTA         2.2 Crisis económico-financieraAunque esta crisis comenzó a manifestarse a nivel global a fin...
LA TORMENTA PERFECTALas finanzas públicas experimentan los efectos de la crisis de manera contundente. Para el año2009, se...
LA TORMENTA PERFECTA                                      Gráfica 5.                Precios internacionales del petróleo, ...
LA TORMENTA PERFECTAprograma de transferencias condicionadas, “Mi Familia Progresa”, como el programa dealimentación escol...
LA TORMENTA PERFECTA     Algunos efectos de la crisis económica y financiera en     Guatemala     -    Incremento del núme...
LA TORMENTA PERFECTAencuentro trabajo, tampoco consigo en el campo porque la gente ya no siembra maíz. Un díadecidí irme a...
LA TORMENTA PERFECTAIntervenir cuando hay empleos en riesgo es siempre menos costoso que hacerlo cuando éstosya se perdier...
LA TORMENTA PERFECTA           2.4 RemesasHablar del impacto de la crisis económica en las y los guatemaltecos es ampliar ...
LA TORMENTA PERFECTAencuentran, en muchos casos, sin empleo y, por lo tanto, con escasa disponibilidad para seguirenviándo...
LA TORMENTA PERFECTA3. Consecuencias en la niñez   y la adolescenciaLa combinación de los efectos del cambio climático y l...
LA TORMENTA PERFECTALa crisis económica también ha contribuido a aumentar la presión sobre los recursosmedioambientales, j...
LA TORMENTA PERFECTAEsta adaptación a la crisis por parte de los hogares con población más vulnerable —la cual,como se ha ...
LA TORMENTA PERFECTA – Impacto del cambio climático y la crisis económica en la niñez y la adolescencia                   ...
LA TORMENTA PERFECTA – Impacto del cambio climático y la crisis económica en la niñez y la adolescencia       3.1 Cambio c...
LA TORMENTA PERFECTAAunque es un fenómeno histórico, esta práctica se está extendiendo a familias que, conanterioridad a l...
LA TORMENTA PERFECTAel 90% «tiene acceso a una red de agua dentro de la vivienda o, al menos, dentro del terreno».Este aún...
LA TORMENTA PERFECTAla inseguridad alimentaria de estos hogares» del altiplano, ya que «no contarán con la opciónde recurr...
LA TORMENTA PERFECTArequerimientos calóricos mínimos del guatemalteco medio (2,173 kilocalorías por día porpersona)» (Banc...
LA TORMENTA PERFECTAEsta limitada variedad en el patrón de consumo de los alimentos contribuye a aumentar los yaelevados í...
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
La tormenta perfecta
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La tormenta perfecta

752 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La tormenta perfecta

  1. 1. LA TORMENTA PERFECTAgr 1
  2. 2. LA TORMENTA PERFECTAGUATEMALALA TORMENTA PERFECTAImpacto del cambio climático y lacrisis económica en la niñez y laadolescencia© Fondo de las Naciones Unidas parala Infancia, UNICEFOficina de UNICEF en Guatemala13 calle, 8-44, edificio Edyma Plaza,Nivel 2, zona 10Ciudad de Guatemala, GuatemalaAño 2010Primera ediciónCon información actualizada a octubrede 2010Adriano González-RegueralRepresentanteParisa NabiliOficial de ComunicaciónDocumento elaborado por:Aridane HernándezTexto revisado por:Iván YeroviJulián DuarteGonzalo ArteagaJonathan MenkosRicardo SteinDiseño y diagramación:Rolando ChewsEdición:Isabel AguilarFotografía de portada:Laboratorio de Medios 2009 2
  3. 3. LA TORMENTA PERFECTAÍndicePRESENTACIÓN ....................................................................................................... 5 INTRODUCCIÓN ....................................................................................................... 6 1.  Panorama de la niñez ......................................................................................... 7 y la adolescencia pre-crisis ........................................................................................ 7 2.  Impacto del cambio climático............................................................................. 11 y la crisis económico-financiera ................................................................................ 11  2.1  Cambio climático ....................................................................................... 13  2.2  Crisis económico-financiera ......................................................................... 17  2.3  Crisis de empleo ........................................................................................ 21  2.4  Remesas................................................................................................... 24 3.  Consecuencias en la niñez ................................................................................. 26 y la adolescencia.................................................................................................... 26  3.1  Cambio climático ....................................................................................... 30  3.2  Cambios en la dieta .................................................................................... 32  3.3  Salud ....................................................................................................... 36  3.4  Formación de parejas ................................................................................. 39  3.5  Abandono escolar ...................................................................................... 41  3.6  Trabajo infantil .......................................................................................... 44  3.7  Migración .................................................................................................. 47  3.8  Negocios ilícitos ......................................................................................... 48  3.9  Explotación y violencia ................................................................................ 50  3.10  Víctimas colaterales de la violencia ............................................................... 51 4. De la preocupación ............................................................................................. 54 a la acción ............................................................................................................ 54 Referencias bibliográficas ........................................................................................ 59 Listado de siglas y acrónimos .................................................................................. 64  3
  4. 4. LA TORMENTA PERFECTALos datos utilizados en este documento han sido recopilados de diversas fuentes nacionales yextranjeras. Se trata de un documento vivo que se actualiza con periodicidad y puedeconsultarse en la siguiente dirección de Internet: www.unicef.org/guatemalaCualquier comentario sobre la «tormenta perfecta» la puede realizar en la página ‘web’ o a ladirección electrónica: guatemalacity@unicef.org ©UNICEF/Guatemala2010/JRChewsKlée 4
  5. 5. LA TORMENTA PERFECTAPRESENTACIÓNEn Guatemala, tanto los efectos del cambio climático como los de la crisis económico-financiera mundial han provocado una «tormenta perfecta» que tiene consecuencias sobre lasituación de la niñez y la adolescencia de múltiples maneras y que puede condicionar elalcance pleno de sus potencialidades. En este documento se encontrarán datos, cifras ytestimonios de personas que están sufriendo los embates de estos dos fenómenos que, si bientuvieron su origen fuera de esta República, tienen grandes consecuencias en su interior.La «tormenta perfecta» derivada del alza de los precios, las difíciles circunstancias económico-financieras, el cambio climático y la pérdida de oportunidades de empleo, tiene consecuenciasen la población del país, algunas de las cuales se relatan aquí. Esto ha hecho aumentar elnúmero de personas que pasan hambre, resintiéndose su salud y exponiéndolas a una mayorvulnerabilidad y abuso en un contexto de impunidad, entre otros aspectos.La suma de estas crisis aumentan las vulnerabilidades sociales, medioambientales yeconómicas, como ha quedado patente tras el paso de la tormenta Agatha por Guatemala, lacual destruyó infraestructura y arrasó miles de hectáreas de producción agrícola en veintiunode los veintidós departamentos del país. Agatha tuvo como consecuencia un impactopsicosocial significativo entre las personas que fueron más afectadas, provocando desplazadosy cifras lamentables de decenas de muertos, así como daños en infraestructura y redes decomunicación.Tras cada cifra expuesta en este documento hay personas que son parte integrante y activa dela sociedad guatemalteca, más allá de su condición social, económica, étnica y sexual. En estedocumento también se busca visibilizar la situación de la niñez y la adolescencia deGuatemala, con el fin de desarrollar respuestas adecuadas y apropiadas para todas las esferasde su vida. Con tal propósito, desde septiembre del año 2008, UNICEF ha realizado diferentesacciones para conocer las consecuencias del cambio climático y la crisis económica en niñas,niños y adolescentes mediante estudios cualitativos y encuestas cuantitativas en diferentesregiones del país.Aunque no existen soluciones mágicas, la situación de la vida de las personas puede cambiaren la medida en que se tomen las decisiones correctas que logren que el crecimientoeconómico se haga sostenible en el tiempo. Esta es la manera más eficiente y menos costosade enfrentar futuras crisis económicas, así como de asegurar un mejor desarrollo para la niñezy la adolescencia. Si no se toman las decisiones oportunas y adecuadas, la situación tambiéncambiará, pero de manera negativa.Sin dejar de preocuparnos -por los análisis, estudios…- debemos ocuparnos por mejorar lasituación de la niñez y la adolescencia de Guatemala ante las difíciles situaciones que se hanvivido y se prevén para el futuro, dadas las circunstancias en torno a los aspectos climáticos, lacrisis alimentaria y la problemática económico-financiera. 5
  6. 6. LA TORMENTA PERFECTAINTRODUCCIÓNSon muchos los hogares guatemaltecos que están padeciendo en su vida diaria lasconsecuencias directas del cambio climático y la crisis económica que se reflejan, sobre todo,en la pérdida de empleo y poder adquisitivo, lo que limita las posibilidades de abastecerse yalimentarse. Aspectos como la deserción escolar, la formación de parejas a temprana edad enhogares que no reciben remesas, arreglos en la dieta, la explotación sexual comercial, lamigración o la incorporación a negocios ilícitos, si bien no son consecuencias directas de lascrisis económica y climática, sí se han agudizado como resultado de las mismas.Los efectos del cambio climático en Guatemala se han profundizado en la última década. Si nose toman las medidas oportunas para asegurar un desarrollo compatible con el medio ambientepero, sobre todo, que cubra las necesidades de la sociedad sin poner en riesgo la seguridadalimentaria de los años venideros, es decir, la disponibilidad y acceso a los alimentos, lasituación puede agravarse Por ejemplo, las lluvias torrenciales acaecidas durante el año 2010tienen consecuencias sobre las condiciones de vida de la población, principalmente por lamagnitud de los daños y pérdidas para la población en situación de subsistencia.La pérdida de cultivos y el incremento de los precios de los alimentos se encuentran, asimismo,enmarcados en un contexto de crisis económica que está repercutiendo en las exportaciones eimportaciones, a la inversión extranjera, al turismo y a las remesas, entre otros. Todo ello tieneimpacto negativo en la recaudación fiscal de Guatemala, disminuyendo los recursos públicospara el desarrollo de niñas, niños y adolescentes, para quienes la situación antes de estosfenómenos distaba de ser la ideal.La pérdida de oportunidades de empleo —debido a la contracción de la economía y a losefectos de las crisis ambientales— afecta a la sociedad guatemalteca, orillando a muchaspersonas a realizar trabajos peligrosos o que se sitúan fuera de la ley para obtener ingresos.Todo parece indicar que la recuperación laboral será más lenta que la recuperación económicamundial.Desde ya, la prioridad ha de ser mejorar la calidad de vida de las niñas, niños y adolescentesde Guatemala. No sólo porque representan el 49% de la población total del país, sino porque eldesarrollo social y económico se juega ahora. En este sentido, si no se toman decisionesoportunas, los efectos de la crisis económica sobre la niñez y la adolescencia guatemaltecastraerán consigo una mayor brecha social, sobre todo entre la población indígena rural,especialmente las mujeres.Las políticas y programas deberán ayudar a minimizar el impacto de ambas problemáticas,privilegiando la protección social que garantice el cumplimiento de las necesidades básicas delas personas en mayor desventaja. La recuperación económica será frágil si no trae consigo,como mínimo, el fortalecimiento con rostro humano del tejido social. 6
  7. 7. LA TORMENTA PERFECTA – Impacto del cambio climático y la crisis económica en la niñez y la adolescencia1. Panorama de la niñez y la adolescencia pre-crisisDespués de varios años de crecimiento económico con valores superiores al 3% del productointerno bruto (PIB) y de relativa estabilidad macroeconómica (FMI, 2010), se produjeron tímidosavances en la mejoría de las condiciones de vida de la población. A partir del año 2007, el alzade los precios de los alimentos y el combustible, la crisis económico-financiera mundial, elcambio climático y, de manera más reciente, el deterioro del empleo, han contribuido aaumentar el número de personas que están en situación de pobreza y que pasan hambre enGuatemala. Gráfica 1. Crecimiento económico anual como porcentaje del PIB 7 6 6.3% 5 5.4% 4 3 3.9% 3.6% 3.2% 3.3% 3.3% 2 2.5% 2.5% 1 0 0.6% 1999‐ 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010* 2001Fuente: Fondo Monetario Internacional (FMI, 2010).* Proyección de crecimiento para 2010 según el Banco de Guatemala (Banguat, 2010d).Entre los años 2000 y 2006, caracterizados por el crecimiento económico, la tasa de pobrezageneral disminuyó en cinco puntos porcentuales, pasando del 56 al 51%. Esta cifra no permitever en su magnitud las grandes disparidades existentes en el país, donde la pobreza entre lapoblación indígena y rural era del 71.9%, según la Encuesta nacional de condiciones de vida(Encovi, 2006). En lo que respecta a la niñez y la adolescencia, el 59.2% vive en condicionesde pobreza y, de este porcentaje, el 19.2% es extremadamente pobre (Encovi, 2006).Además, la pobreza contribuye al aumento del hambre en Guatemala, donde el principalproblema es la desnutrición crónica (baja estatura para la edad), que afecta al 49.8% de lapoblación menor de cinco años de edad, según Nutrition Update 2010 (Usaid, 2010), 0.5% másrespecto al año 2002. Para el Banco Mundial (2009), la desnutrición crónica es «el únicoindicador que no ha mejorado, y en el que Guatemala desgraciadamente tiene uno de lospeores indicadores del mundo». 7
  8. 8. LA TORMENTA PERFECTAEn Guatemala, el hambre está relacionada con la dificultad en el acceso a los alimentos. Segúnel Programa Mundial de Alimentos (PMA, 2008), «las familias del medio rural adquieren más deun 80% de sus alimentos en el mercado y el 20% proviene de la producción propia», por lo queel aumento en los precios les dificulta el acceso a ellos ya que, además, este grupo depoblación tiene escasas posibilidades de aumentar o diversificar sus ingresos.En el ámbito rural, la situación alimentaria y nutricional ha empeorado desde finales del año2007 debido al aumento del costo de los alimentos y la crisis económica y climática. En muchasfamilias, el limitado acceso a alimentos les obliga a consumirlos en menor cantidad y calidad o,en algunos casos, espaciar las comidas, incluso por varios días.El 20.5% de la población no tiene acceso a los servicios públicos de salud, según la Encovi(2006). En lo que respecta a la mortalidad infantil, ésta ha descendido de manera paulatina yconstante a lo largo de los años; sin embargo, aún existe una brecha importante entre el áreaurbana y la rural.Según la Ensmi (2008/09), la tasa de mortalidad infantil nacional es de 34 por cada mil nacidosvivos: esta cifra es inferior en el área urbana (27) y superior en el área rural (38). Para la regiónde Petén, en el norte del país, esta tasa es de 43 por cada mil nacidos vivos, cercana al tripledel área metropolitana (16), lo que evidencia una vez más las grandes disparidades del país enámbitos vitales para el desarrollo. Gráfica 2. Tasa de mortalidad infantil 90 80 70 60 50 Urbano 40 Rural 30 Nacional 20 10 0 1987 1995 1998/99 2002 2008/09Fuente: elaboración propia con base en la Ensmi (2008/09).Tanto el limitado acceso a los servicios de salud, como la falta de información básica sobresalud reproductiva y sexual, inciden en la alta tasa de fecundidad de Guatemala, que se sitúaen 3.6 hijas e hijos por mujer en edad fértil, según la Ensmi (2008/09). Otro de los factores queexplica esta tasa de fecundidad es la educación ya que, entre las mujeres sin estudios, la tasase sitúa en 5.2 hijas e hijos, frente a los 2.3 en mujeres con educación secundaria y superior(Ensmi, 2009). 8
  9. 9. LA TORMENTA PERFECTAEn el ámbito educativo se han logrado importantes avances, como la tasa neta deescolarización en primaria, que ha «aumentado casi el 25% desde principios de los añosnoventa, hasta alcanzar el 96.3% en 2007» (Icefi, 2009). Para el año 2009, según el Ministeriode Educación (Mineduc), esta tasa neta de escolarización en primaria (niñas y niños entre 7 y12 años) alcanzó el 98.3%.Un análisis de las tasas educativaspromedio en los diferentes grupos dela población nos da una idea de losgrandes desafíos existentes en el país:«Un guatemalteco no-indígena delárea urbana tiene como promedio unnivel de alfabetismo comparable con elpromedio de Brasil (97%). La tasa dealfabetismo de la mujer indígena delárea rural es 30% más bajo,comparable a la de Burundi (68%)»(Icefi, 2009).El bajo rendimiento en los niveleseducativos que presenta Guatemala sedeben a factores estructurales como la ©UNICEF/Guatemala2010/JRChewsKléepobreza extrema, el nivel de ingresofamiliar, la educación de los padres, ladistancia de los centros educativos o el acceso a servicios básicos (USAID/AED/Icefi, 2007).Por su parte, entre la población indígena escolar, los principales problemas que se encuentranpara su ingreso y permanencia en la escuela son el rezago escolar, la sobre edad, elausentismo y la deserción escolar, así como «otras causas de carácter cultural, social yeconómico» en las que «la pobreza es, sin lugar a dudas, el factor determinante que explica elabandono de las aulas por parte de la niña» (UNICEF, 2007b). Para el Banco Mundial (2009),«los problemas de salud y la falta de interés son las principales razones para el abandono entrelos estudiantes de primaria».La productividad laboral es baja en comparación con otros países del entorno, debido, en parte,al bajo nivel educativo y a las consecuencias de la desnutrición. Asimismo, la tendenciahistórica al trabajo infantil es alta y va en aumento debido, muchas veces, a la necesidad decontribuir al sustento del hogar, agravado en períodos de crisis económica y por los efectos delcambio climático. Con frecuencia, estas situaciones llevan a la migración temporal opermanente a otras partes del país e, incluso, al extranjero.Durante el siglo XXI la población guatemalteca residente fuera del país ha aumentado demanera constante. De esta manera, para el año 2003, el 10.5% de la población vivía fuera (1273 658); este porcentaje ha llegado, en 2009, al 11.3% (1 590 832). Asimismo, la entrada deremesas ha seguido la misma tendencia positiva durante todos estos años hasta que, en 2009,descendió un 9.3% respecto al año 2008. Ello, como consecuencia de la crisis económica y lapérdida de empleo, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM/UNICEF,2009).Desde la firma de los Acuerdos de paz, los hechos delictivos han ido en aumento en todo elpaís. En 1996, año de dicha firma, la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes era de 40,es decir 3619 homicidios. Aunque esta tasa se redujo durante tres años consecutivos, llegandoen 1999 a 26 (2655 homicidios), desde entonces se ha incrementado cada año. De esa cuenta,en 2008 se llegó a 46 por cada cien mil habitantes (un total de 6292 homicidios). Por su parte, 9
  10. 10. LA TORMENTA PERFECTA2009 fue el año más violento de la historia de la República, alcanzando una tasa de homicidiosde 47 (6498 muertes violentas, según la Policía Nacional Civil, PNC). «Del total de víctimas,720 fueron mujeres y 510 niños» (OACNUDH, 2010). Gráfica 3. Homicidios en Guatemala (1995-2009). 7000 6498 5885 6292 6000 5781 5338 5000 4507 4237 4000 3998 3619 3631 3260 3310 3230 3000 2904 2655 2000 1000 0 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009Fuente: elaboración propia con base a PNUD (2007), PDH (2009) y OACNUDH (2010).En 2006, se cometieron 5885 homicidios de acuerdo con la misma organización policial. En eseaño, el costo de la violencia en Guatemala ascendió a Q. 17 900.4 millones (USD 2386millones), representando el 7.3% del PIB. Esto supone «más del doble del valor de los dañosque causó al país la tormenta Stan en octubre del año 2005, y a más del doble de los recursosasignados a los ministerios de Salud, Educación y Agricultura para el año 2006», según elPrograma de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, 2006).Según el Banco Mundial (2009), «la frecuente impunidad y la exclusión social, un sistema dejusticia ineficaz y una juventud que enfrenta el problema de tomar decisiones con incentivosnegativos, son algunos de los factores que contribuyen a una mayor actividad delictiva».Durante estos años también se han producido avances importantes en el marco normativo delpaís, como la implementación de la Ley de adopciones, aprobada en 2007, así como la entradaen vigencia del Convenio de La Haya sobre protección del niño y cooperación internacional conrelación a la adopción internacional. Con ello se puso fin a un período negro de la historia deGuatemala: en un lapso de diez años, entre 1997 y 2007, 25 198 niñas y niños fueronentregados en adopción internacional (UNICEF, 2008), sin garantías que aseguraran susderechos. Sin embargo, el persistente clima de impunidad —en el que más del 98% de loscrímenes y delitos quedan impunes, según la Comisión Internacional Contra la Impunidad enGuatemala (Cicig)— dificulta una implementación efectiva de dichas leyes. 10
  11. 11. LA TORMENTA PERFECTA – Impacto del cambio climático y la crisis económica en la niñez y la adolescencia2. Impacto del cambio climático y la crisis económico-financieraGuatemala se ha visto impactada de manera severa por los efectos del cambio climático y de lacrisis económica y financiera, sufriendo transformaciones sustanciales en las condiciones devida de su población, especialmente de la niñez y la adolescencia, grupos que con anterioridada estas crisis se encontraban ya en una situación particularmente preocupante.Debido al aumento de los precios de los alimentos y los combustibles, gran cantidad de familiasse vieron incapacitadas para asegurar su abastecimiento regular de muchos productos básicos,como el maíz y el frijol. Esta situación tiene como consecuencia un empeoramiento en lasituación nutricional de niñas, niños y adolescentes de dichas familias y puede condicionar sudesarrollo físico e intelectual.Los altos niveles de inequidad, la urbanización noplanificada, la discriminación por género y etnia,la insuficiencia de acciones orientadas demanera específica a la agricultura y al desarrollorural, el abandono escolar y el hambre, así comolos efectos de los embates climatológicos, sonalgunas de las razones por las que más de unade cada dos niñas, niños y adolescentes enGuatemala sufría condiciones de pobreza desdeantes de la crisis.La crisis económico-financiera mundial continúaimpactando en Guatemala, tanto en el sectorpúblico como el privado, trayendo comoconsecuencia un aumento en la ya de por sí altabrecha social.Las dos crisis analizadas en el presente ©UNICEF/Guatemala2010/JRChewsKléedocumento han aumentado el número deguatemaltecos y guatemaltecas que están ensituación de desempleo, tanto dentro como fuera del país.Las remesas, uno de los motores de la economía nacional (11.08% del PIB en 2009, según elBanguat), también cayeron durante ese año debido al impacto de la crisis económica sobre losguatemaltecos que se encontraban viviendo y trabajando fuera del territorio y que enviabanperiódicamente una suma económica a sus familias en el país. El descenso alcanzó el -9.3%,por lo que algunos hogares que reciben remesas se han visto en la necesidad de buscarestrategias para complementar los ingresos forzando, en ocasiones, a sus hijas e hijos aemplearse o ausentarse de la escuela. En efecto, según la encuesta realizada porOIM/UNICEF en 2009, el 8.7% de niñas y niños de entre siete y diecisiete años de edad queviven en hogares que reciben remesas desertaron del sistema educativo sobre un total de 1247 048 personas. 11
  12. 12. LA TORMENTA PERFECTA Gráfica 4. Escolaridad de niños y niñas de 7 a 17 años de edad beneficiarias de remesas (2009) 550,773; (44.17%) 1,200,000 524,180; (42.03%) 1,074,953; (86.2%) 1,000,000 172,095; (13.8%) 800,000 No inscritos 108,514; (8.7%) 82,727; (6.63%) 89,368; (7.17%) 54,178; (4.34%) 54,336; (4.36%) 600,000 Inscritos  400,000 Deserción Escolar 200,000 0 Total Niñas NiñosFuente: OIM/UNICEF (2009).Además, las crisis analizadas inciden en la alimentación, especialmente de las familias máspobres. Se come menos y de menor calidad. Al escasear la alimentación, los niveles dedesnutrición aumentan. Los cambios en el consumo alimenticio repercuten la ingesta de carneroja, pollo y lácteos que, en su mayoría, suelen estar ausentes de la dieta, incluso desde antesde la crisis, circunstancia que en la actualidad se ha agravado. El grupo más damnificadodentro de la población son las mujeres, especialmente aquellas que tienen varios hijos e hijas,ya que son las más afectadas por la falta de comida (pues suelen ser las últimas en comer) eingieren alimentos en menor cantidad.La escasa alimentación daña también a las mujeres adolescentes, las más vulnerables frente alas crisis. Según la Red Humanitaria, tras el periodo de sequía que padeció Guatemala duranteel año 2009, de entre la población femenina entre diez y diecinueve años consultada en elcorredor seco del país, el 24.8% presentaba cuadros de desnutrición aguda, observándose laexistencia de «una correlación directa entre el grupo de edad y la ocurrencia de desnutriciónaguda. Así, el grupo de mujeres más jóvenes presentan mayor probabilidad de desnutriciónaguda» (Red Humanitaria, 2009).Esta situación probablemente se ha agravado aún más tras el paso de Agatha y la erupción delvolcán Pacaya, «descapitalizando a los hogares afectados, lo que reduce su capacidad derespuesta y adaptación para futuros shocks» (MFEWS/USAID, 2010) y aumentando lavulnerabilidad ante próximos fenómenos atmosféricos. A este respecto, según el BancoMundial (2009), «las condiciones particulares de los pobres –su falta de ahorros y de otrosmedios para compensar una pérdida inesperada- los hace particularmente susceptibles ovulnerables». 12
  13. 13. LA TORMENTA PERFECTA 2.1 Cambio climáticoVariabilidad en el régimen de lluvias, incremento de las temperaturas, inundaciones… Todas,evidencias de que el cambio climático está impactando de manera cotidiana el desarrollosocial, cultural, económico y medioambiental del país, condicionando negativamente lasoportunidades de desarrollo de niñas, niños y adolescentes, más aún si no se cuenta conplanes y acciones que lo prevengan.Según el Banco Mundial (2009), las personas que «viven muy cerca de la línea de la pobrezaextrema, fácilmente pueden caer del otro lado sólo con un pequeño embate provocado por undesastre natural» y que, además, «les toma mucho más tiempo recuperarse de una crisis, porlo que es mejor tratar de contar con estrategias de prevención que ayuden a mitigar los efectosde la crisis desde un primer momento». Ello se torna especialmente preocupante enGuatemala, uno de los diez países más vulnerables a desastres naturales, según la EstrategiaInternacional para la Reducción de Desastres (UNISDR, 2009).Para Oxfam (2010) «la pobreza, más que cualquier otro factor, determina la vulnerabilidadfrente al cambio climático y limita la capacitad de adaptación. La combinación del acceso a y elcontrol de la tierra, el dinero, los créditos, la información, la atención sanitaria, la movilidadpersonal y la educación determina la capacidad de supervivencia y de recuperación frente adesastres». ¿Qué es el cambio climático? Es la modificación del «clima atribuida directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad del clima observada durante períodos de tiempo comparables», según la Convención marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático.Según el Gobierno de Guatemala (2010b), entre mayo y septiembre del año 2010 la poblaciónafectada por los diferentes eventos climáticos que azotaron Guatemala ascendió a 911 043(3.9% de la población total de Guatemala) personas, el 75% debido a la tormenta Agatha y a laerupción del volcán Pacaya. Los daños y pérdidas ocasionados en 2010 por el acumulado deeventos ascienden a 1,553.3 millones de dólares, equivalente a casi el 25% del monto delpresupuesto de egresos de la Nación.Los efectos del cambio climático tienen un fuerte impacto en la economía guatemalteca. Laagricultura, una de las principales actividades económicas legales del país, que representa el 13
  14. 14. LA TORMENTA PERFECTA13.5% del PIB (Banguat, 2010e) y emplea al 29.2% de la población (Encovi, 2006), estáseriamente afectada. Se trata, además, de un sector muy vulnerable a cualquier cambio detemperatura o fenómeno atmosférico, como sequías, olas de calor o tormentas.Según el Sistema Mesoamericano de Alerta Temprana para la Seguridad Alimentaria(MFEWS/USAID, 2010), el paso de la tormenta Agatha provocó pérdidas y daños en laproducción de hortalizas, papa, café y otros cultivos, lo que «afectará la generación de ingresospor una reducción en los volúmenes comercializados y también por una menor demanda demano de obra no calificada, fuente importante de ingresos en los hogares más pobres».Cuando una cosecha se pierde, muchas familias quedan sin alimentación y sin empleo.Además, al darse menos cosechas, los precios de los alimentos aumentarán, por lo que habrásectores sociales que estarán impedidos económicamente para poder comprar determinadosalimentos, como frijol o maíz, lo que podría aumentar el número de personas que pasanhambre.Para Oxfam (2010) a nivel mundial, «las poblaciones que dependen de la agricultura sonparticularmente vulnerables al cambio climático, debido a que sus actividades son sensibles alclima y debido a la marginalización económica en la que se encuentran». Ello, además «seagrava en el caso de las mujeres debido a las desigualdades de género y debido a losimpactos de la emigración de la población masculina en respuesta a los choques climáticos y lapérdida de cosechas».Según el Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) en elboletín climático 1-2010, los acumulados de precipitación en 2009 disminuyeron en un 33% encomparación con 2008, debido a la sequía que azotó, sobre todo, al corredor seco. Estoprovocó daños en los suelos y en la vegetación, lo que causa serios problemas de retención deagua en periodos de lluvias y produciéndose deslaves con lluvias torrencialesLa calidad del agua se ve afectada, tanto por elefecto del cambio climático como por accioneshumanas irresponsables. La contaminación deríos y lagos (como en el caso del lago de Atitlán),así como la degradación de zonas de captaciónde agua, son situaciones que se están agravandocomo consecuencia de los vertidos y su escasaprotección, tanto por parte del Estado como de laciudadanía.La Laguna del Tigre, en el departamento dePetén, que contiene la reserva de agua dulce másgrande de Centroamérica, también estáamenazada por su escasa conservación.El deterioro de la calidad del agua tiene un efectodirecto y perjudicial para la salud, higiene ysaneamiento ambiental, impactando en lanutrición de niñas y niños, especialmente los demenor edad.El rico patrimonio histórico y cultural deGuatemala también padece las consecuencias delas alteraciones en el clima. No sólo aumentan los ©UNICEF/Guatemala2010/JRChewsKléecostos para su conservación, sino que su ritmo de 14
  15. 15. LA TORMENTA PERFECTAdeterioro es mayor, lo que tiene incidencia en la cantidad de turistas que llegan a Guatemalacon el propósito de conocer el país. El ingreso de divisas por turismo y, sobre todo, el númerode empleos —formales e informales— se reducen. Sólo en el año 2009, el ingreso de divisaspor turismo y viajes descendió un 9.63% respecto a 2008 asociado a la crisis económica. Lejosde mejorar, durante el primer semestre del año 2010 estas divisas se redujeron un 3.99% conrespecto al mismo período del año 2009, según Banguat.Por otro lado, algunas regiones del país podrían beneficiarse del cambio climático, ya que elaumento de la temperatura puede repercutir de manera positiva en ciertos cultivos, aunque alargo plazo también podría suscitar efectos negativos, como la aparición de nuevas plagas yenfermedades, o menor cantidad de agua potable, particularmente en el denominado corredorseco, ya que «las altas temperaturas facilitan la existencia de insectos y enfermedades en lasplantas, agravando el riesgo de la pérdida de las plantaciones. Los cambios en la precipitaciónafectan directamente la humedad del suelo y por lo tanto, la producción de alimentos» (Cepal,2010).El cambio climático tiene, igualmente, efectos sobre la salud. Aparecen más casos por estrésdel calor, malaria, dengue, cólera, enfermedades respiratorias y otras relacionadas con lavariabilidad en las precipitaciones, la disponibilidad de agua potable y la calidad del aire. Parahacer frente a un deterioro de la salubridad y a una mayor demanda de servicios, el Estadodeberá aumentar el gasto destinado a la salud, el cual, en la actualidad, representa el yaaltamente insuficiente 1% del PIB.Además, podría aumentar la movilidad humana. Habrá zonas del país donde será difícilsobrevivir, sea porque no se puede cultivar, o porque la temperatura y eventos climatológicos lodesaconsejen. Con ello se espera un incremento de la migración del área rural a las zonasurbanas, ocasionada por la búsqueda tanto de nuevas fuentes de trabajo como de lugaresdonde vivir, aumentado el número de asentamientos urbanos y periurbanos precarios.Los casos por diarrea pueden incrementarse. De ser así, continuaría una tendencia histórica enGuatemala, aunque ésta se podría ver agravada. Desde el año 1987, con datos de la Ensmi, elporcentaje de niñas y niños menores de cinco años de edad que han tenido diarrea durante lasdos semanas previas a la encuesta, según las madres, ha aumentado, pasando de 16.7%, enaquel año, a 22.5% para el periodo 2008-2009 (Ensmi, 2009). Según Acción contra el Hambre, tras la tormenta Agatha los casos de niños y niñas con enfermedades diarreicas agudas (EDAS) aumentaron un 300%, lo cual evidencia «el impacto de la contaminación generalizada de pozos debido al traslado de los contenidos de las letrinas y sedimentos por las inundaciones» (Acción contra el Hambre, 2010). Asimismo, también aumentaron las infecciones respiratorias agudas (IRAS). Esto incide directamente en el estado nutricional de la población, especialmente©UNICEF/Guatemala2010/JRChewsKlée de las y los menores de cinco años. La diarrea y la desnutrición forman un círculo vicioso que incide en el desarrollo de niñasy niños. La diarrea y otras infecciones provocan pérdida de peso, dañan los intestinos e 15
  16. 16. LA TORMENTA PERFECTAimpiden el crecimiento adecuado. La desnutrición, por su parte, produce un descensoimportante en las defensas del organismo, lo cual provoca una mayor propensión a contraerinfecciones. La falta de acceso a agua potable y saneamiento básico agrava este cicloperverso, incrementando el riesgo de enfermedades infecciosas, más aún en aquellos lugaresen donde hay acumulación de agua contaminada.Los efectos de las alteraciones en el patrón del clima serán más intensos en aquellos lugaresen donde la deforestación es más severa. Tradicionalmente, los bosques han sidoconsiderados como productores de madera y leña, pero también contribuyen «a regular elclima, inundaciones, enfermedades y el agua; ofrecen recreación y educación; y apoyan laformación de suelos, así como la producción primaria y reciclaje de nutrientes» (IARNA, 2009).Tienen, por consiguiente, un papel fundamental en la conservación medioambiental.De hecho, la tala de árboles en las áreas rurales ha aumentado a un ritmo superior a sureforestación. Los desprendimientos de tierra, por ejemplo, son más constantes allí donde haypoca cantidad de árboles. En muchas comunidades, la tala de árboles obedece a la necesidadde conseguir leña para los hogares. Aunque la tala se realice por adultos, los niños y losadolescentes suelen trabajar acarreando la leña hasta la cabecera municipal para su venta oconsumo, lo que les impide asistir de manera regular a la escuela y, además, frena sudesarrollo físico deseable.Un bajo nivel de adaptación al cambio climático aumenta el riesgo de pérdida de las cosechas,contribuye a la disminución del empleo y, por ende, genera sensibles dificultades paraencontrar la senda del desarrollo sostenible. Cabe recordar que si la agricultura se reduce, lasarcas públicas se resienten. De esta manera, el Estado debe hacer frente a más gastosderivados de sequías, inundaciones, epidemias, olas de calor o pérdidas en la infraestructura,entre otros, pero cuenta con menos recursos económicos para hacerlo. ¿En qué me afecta el cambio climático?  Aumento de la temperatura. Algunas regiones del país tendrán más días de calor extremo y otras de frío extremo.  Variabilidad en los regímenes de lluvia. La temporada de lluvias en el país puede padecer cambios; en algunas zonas lloverá con más fuerza.  Aumento en el nivel del mar, especialmente en la costa sur de Guatemala. Mayor probabilidad de padecer eventos climáticos extremos como lluvias intensas, inundaciones y deslizamientos de tierra.  Contaminación de ríos y lagos. 16
  17. 17. LA TORMENTA PERFECTA 2.2 Crisis económico-financieraAunque esta crisis comenzó a manifestarse a nivel global a finales del año 2007, fecha en laque afectó a Guatemala en el alza de los precios de los combustibles y los alimentos, no fuesino hasta 2009 cuando tuvo su mayor impacto en todos los sectores del país, especialmenteen la población más vulnerable. Las exportaciones, las remesas, la inversión extranjera directay el turismo se vieron duramente dañados, reduciéndose de manera considerable.Mientras que en 2008 la economía guatemalteca experimentó un crecimiento del PIB del 3.3%,para el año 2009 lo hizo un 0.6% (Banguat, 2010), alcanzando los 193 949 millones dequetzales. El ritmo inflacionario disminuyó del 9.4% en 2008 al -0.28% en 2009. Junto a ello, laentrada de remesas cayó un 9.3% respecto al año 2008. Todo ello pudo contribuir a undeterioro en la situación de la niñez y la adolescencia del país, segmentos poblacionales que, sibien no sintieron mayores beneficios durante los años de bonanza económica, sí estánpadeciendo las consecuencias más graves de la crisis. Tabla 1. Guatemala: principales indicadores económicos Tasa Indicador 2007 2008 2009 2010 (Proyección)Inflación 8.75 9.4 -0.28 4.6Crecimiento económico 6.3 3.3 0.6 2.5Remesas (variación interanual) 14.4 4.5 -9.3 3.5Déficit fiscal (como porcentaje del 1.4 1.6 3.2 3.1PIB)Déficit en cuenta corriente -5.2 -4.5 -0.6 -3.3Ingresos tributarios (variación 15.8 5.8 -4.9 6.49interanual)Valor FOB de las exportaciones 14.7 12.2 -6.6 5.7totales (tasa de variación)Valor CIF de las importaciones 13.9 7.2 -20.8 10.3totales (tasa de variación)Fuente: elaboración propia con datos del Banguat, el FMI y el Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin). 17
  18. 18. LA TORMENTA PERFECTALas finanzas públicas experimentan los efectos de la crisis de manera contundente. Para el año2009, se aprobó un presupuesto de 49 723.1 millones de quetzales (Asíes, 2008), con base enuna expectativa de recaudación de impuestos que no se logró cumplir. Además, los ingresostributarios en el país se redujeron un 4.9% respecto a 2008 (Minfin, 2010). Sin embargo, para elaño 2010, según el proyecto de presupuestos, la variación esperada en los ingresos tributarioses del 6.49% con respecto al cierre de 2009 (30 525 millones de quetzales).El Estado, ante la dificultad de cumplir con sus compromisos financieros debido a la caída en larecaudación tributaria, recurrió al endeudamiento y a la contención del gasto público. Comoresultado, el déficit fiscal aumentó hasta el 3.2% del PIB, 9 920.6 millones de quetzales, de loscuales el 44.2% se sufragó mediante financiamiento interno bruto, el 41.4% con financiamientoexterno y el restante 14.3% con recursos de caja. ¿Qué es el PIB? El producto interno bruto es el resultado de la suma monetaria de los bienes y servicios producidos en Guatemala y transados en un año determinado. El PIB sumó 193 949 millones de quetzales en 2009, creciendo un 0.6% respecto a 2008.También se redujo el consumo interno debido a que, por una parte, hay más personas sinempleo que, cuentan con menos recursos económicos. Por otro lado, los precios siguen altos,por lo que no todas las personas tienen un acceso adecuado, especialmente a los alimentosbásicos.Las personas que viven en situación de pobreza extrema dedican la totalidad de supresupuesto para abastecerse de los alimentos básicos. Cualquier aumento en los preciostiene un mayor impacto en la situación de estas personas, lo que incide en el aumento de labrecha de pobreza.Jesús Alvarado, indígena achí, de cincuenta años, vive en Rabinal (municipio de BajaVerapaz); relata el impacto de la crisis en su familia de la siguiente manera: «Las cosechas yano son las mismas y comprar maíz o frijol sale muy caro. En 2008 subió a cinco quetzales lalibra y no baja. Por eso, mi esposa muchas veces mezcla el maíz con maicillo para que abundela masa para hacer tortillas».El aumento en el costo de los productos está asociado con los precios internacionales de loscarburantes y de los alimentos de mayor consumo en Guatemala, como el maíz, arroz y frijol.Según el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la mayor parte de las familias depende delmercado para adquirir sus bienes y el aumento de precios de la canasta básica puede causarun incremento del número de personas viviendo en condiciones de pobreza (PMA, 2008). 18
  19. 19. LA TORMENTA PERFECTA Gráfica 5. Precios internacionales del petróleo, el maíz y el trigo 100 90 80 70 60 Petróleo 50 Maíz 40 Trigo 30 20 10 0 2006 2007 2008 2009 2010* 2011*Fuente: Banguat (2010).* Proyección.Tal como se desprende de la gráfica anterior, aunque en 2009 hubo una disminución de losprecios internacionales del petróleo, el maíz y el trigo, durante el año 2010 el costo de estosproductos ha vuelto a aumentar, según lo había previsto el Banco de Guatemala (Banguat,2010). De acuerdo con este organismo, el precio del petróleo para este último año se ubicaríaen 84.6 dólares el barril, superior en 37% respecto del precio promedio de 2009. En el caso delmaíz, el incremento sería de un 19.4% en 2010, hasta llegar a los 8 dólares por quintal; por suparte, el trigo tendría un precio promedio de 9.5 dólares el quintal, aumentando un 8% respectoa 2009. Para el año 2011, se prevé que los precios seguirán incrementándose, según elBanguat.El análisis del Presupuesto de ingresos y egresos de la nación 2009 permite conocer lacantidad de recursos ejecutados para mejorar las condiciones de vida de la niñez y laadolescencia en el país. Según un estudio del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales,elaborado para UNICEF (Icefi, 2009b), el gasto público destinado a niñez y adolescenciaascendió a 17 753.3 millones de quetzales, «lo que representa el 35.7% del presupuesto totalde egresos». De este monto, el 49.6% se refiere a gasto relacionado con programas dirigidosespecíficamente a este grupo de población.El 46.3% de la inversión pública nacional en niñez y adolescencia, según el Icefi, se destina aeducación, otro 20.7% a vivienda y servicios comunitarios, «donde los programas deabastecimiento de agua juegan un papel significativo». La protección social equivale al 18.9%del presupuesto destinado a niñez y adolescencia, teniendo «un rol importante tanto el 19
  20. 20. LA TORMENTA PERFECTAprograma de transferencias condicionadas, “Mi Familia Progresa”, como el programa dealimentación escolar».El Icefi hace un análisis de la inversión pública en niñez y adolescencia por persona para estegrupo de edad con base al presupuesto. De esta manera, «el gasto destinado a educación seaproxima a los Q1,200.00, en contraste con los Q239.7 destinados a Salud. Por su parte,protección social y Vivienda y Servicios Comunitarios registran gastos por habitante (de 0 a 17años cumplidos) entre los Q490.0 y los Q540.0, respectivamente» (sic).De acuerdo con cifras del Banguat establecidas con información al mes de abril, en 2010 laeconomía guatemalteca puede llegar a crecer entre el 1.7 y el 2.5%. No obstante, la poblacióntardará mucho más tiempo en recuperarse de los efectos de la crisis económica, especialmenteen los ámbitos vinculados con el desarrollo de la niñez y la adolescencia, sobre todo si no seincrementa la inversión social destinada a este grupo de edad. Además, «dicha estimación noincluye el posible efecto derivado de la erupción del Volcán de Pacaya [sic] y de la tormentatropical Agatha» (Banguat, 2010b), que ha provocado daños y pérdidas en el sector público yprivado por valor de 7 855.7 millones de quetzales (Gobierno de Guatemala, 2010), teniendo unimpacto total sobre el PIB del 2.6%. Sin embargo, para el segundo semestre, Banguat haajustado su proyección a un crecimiento esperado entre el 2.0% a 2.8%.Para el año 2010, la carga tributaria se mantiene baja, al igual que el año precedente. Por ello,el Estado tiene que recompensar el espacio fiscal con deuda pública. En este aspecto, para elaño 2009, la recaudación representó el 10.4% del PIB, porcentaje que la ubica como una de lasmás bajas de la región (Minfin, 2010). Este porcentaje está compuesto principalmente por loque se recauda a partir de impuestos indirectos, ya que el «sistema de tributación directa,relacionado con la renta es, en cambio, muy débil y representa menos del 30% de larecaudación tributaria. Además, las exenciones y los gastos deducibles, junto con elestablecimiento de regímenes alternativos, han hecho del impuesto sobre la renta un impuestocomplejo y poco efectivo» (Icefi, 2009).Las estimaciones contemplan que, para el 2010 la carga tributaria sufrirá un ligero retroceso,rondando el 10.2% del PIB (Minfin, 2010b). En lo que respecta a la deuda pública, para estemismo año se plantea la emisión de bonos del tesoro por valor de 4500 millones de quetzales,mientras que la contratación de deuda pública externa supone el desembolso de,aproximadamente, 6700 millones de quetzales. Para finales del año 2010, la deuda públicapodría pasar del 23.6%, en el año 2009, al 26.5%.En lo que respecta a la reforma fiscal, en el momento de finalizar este documento aún seencontraban en el Congreso de la República las iniciativas de ley que contemplan lamodernización del sistema tributario indirecto y aduanero, el fortalecimiento del CódigoTributario, algunos cambios a la imposición directa y la modernización del marco legaladuanero, entre otras. 20
  21. 21. LA TORMENTA PERFECTA Algunos efectos de la crisis económica y financiera en Guatemala - Incremento del número de personas que pasan hambre - Menos exportaciones - Menos remesas - Más violencia - Mayor inseguridad alimentaria - Más demanda en servicios públicos de educación y salud - Menor presupuesto público - Más presión sobre los recursos medioambientales - Aumento de los negocios ilícitos 2.3 Crisis de empleoComo consecuencia de la crisis económica-financiera y el cambio climático, se ha generadouna crisis laboral de gran impacto que tiene como resultado la pérdida de oportunidades deempleo de guatemaltecos y guatemaltecas, tanto dentro como fuera del país. En Guatemala,miles de personas han perdido sus puestos de trabajo y, con ello, una entrada importante derecursos económicos para el hogar, cuando no la única entrada de dinero. La pérdida deoportunidades de empleo de quienes viven fuera del país también repercute, ya que se reduceel envío de remesas para algunas familias.La carencia de un sistema de protección social público queprovea un seguro de desempleo, la pérdida de puestos detrabajo y la disminución en la disponibilidad de recursoseconómicos en el hogar obligan a las familias a adoptarestrategias, sea para complementar ingresos, o sea parareducir costes, lo que incide en la situación de niñas, niños yadolescentes. Entre otros, aumentan el trabajo infantil, laviolencia y la explotación sexual. En algunos casos, setermina aceptando empleos de alto riesgo y que, enocasiones, están mal remunerados. «Yo le ayudo a mi papá a buscar chatarra y botes en elbasurero porque eso nos da para comer», dice WilliamSantos, de diez años, quien vive junto a su familia en elcaserío Pueblo Nuevo, en el municipio de Olintepeque(departamento de Quetzaltenango). William afirma quediariamente logra juntar un costal de pedazos de hierro y latasque recoge entre la basura y que luego vende en un comercio. ©UNICEF/Guatemala2008/JRChewsKléeSu padre, Víctor Santos, observa atento el trabajo de su hijoen el vertedero de desechos. «Yo no sé la letra y sin eso no 21
  22. 22. LA TORMENTA PERFECTAencuentro trabajo, tampoco consigo en el campo porque la gente ya no siembra maíz. Un díadecidí irme al basurero y aprendí a ganar dinero buscando latas de aluminio, cobre y bronceque luego vendo», expresa Santos.«Cada día hay más gente en el basurero y desde principios de 2009 la competencia es fuerteporque mucha gente fue despedida de su trabajo y ahora busca cómo ganar unos centavos.Llegan albañiles, agricultores… y ahora me cuesta más juntar latas», agrega Víctor Santos.La creación de empleos a nivel mundial será más lenta que la recuperación económica, ya quelas empresas tardarán en volver a contratar mano de obra. En el caso de Guatemala, esto seevidencia, por ejemplo, en la tasa de variación de las exportaciones totales, que se redujo en elaño 2009 un 6.6%, con respecto a 2008 (Banguat, 2010d). Aunque en 2010 las exportacionesvuelvan a valores positivos (5.7%, según el Banguat), todavía no se recupera el valor de losaños precedentes de crecimiento económico. Es por ello que hasta que la demanda de EstadosUnidos —país receptor «del 50% de las exportaciones» (Icefi, 2010) guatemaltecas— no seafiance, el empleo en Guatemala seguirá estancado, según diferentes análisis. Gráfica 6. Valor FOB de las exportaciones totales (tasa de variación) 14.70% 15.00% 12.90% 12.20% 11.70% 12.20% 11.20% 10.00% 8.80% 7.10% 6.90% 5.70% 5.00% 0.00% ‐1.40% ‐3.40% ‐5.00% ‐6.60% ‐10.00% 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010*Fuente: Banco de Guatemala (Banguat, 2010c).* Proyección. 22
  23. 23. LA TORMENTA PERFECTAIntervenir cuando hay empleos en riesgo es siempre menos costoso que hacerlo cuando éstosya se perdieron. En algunos países de la zona euro, como Alemania, se ha recurrido a lajornada reducida como medida de protección laboral (FMI, 2009); ello, bajo la perspectiva delEstado y las empresas, en el sentido de que es mejor mantener a los trabajadores de planta yesperar tiempos mejores que pagar indemnizaciones por despido y luego, tras contratar nuevopersonal, invertir en su formación.Por otro lado, el desempleo originado por los efectos de los fenómenos climatológicos en elsector de la agricultura podría ser utilizado por el crimen organizado para apropiarse de tierrasy expulsar a sus propietarios, lo que crea un entorno propicio para la delincuencia, en uncontexto marcado por la impunidad. Sirva como dato que los daños y pérdidas generadosdurante la temporada de lluvias en el sector de la agricultura, ganadería y pesca ascienden a862.6 millones de quetzales (Gobierno de Guatemala, 2010b). A lo que hay que agregar que«la delincuencia es un obstáculo para los negocios y la generación de empleo» (BancoMundial, 2009).La baja cualificación de la mano de obra limita el crecimiento económico y productivo deGuatemala. Ello se debe tanto a un bajo nivel educativo como a las consecuencias de ladesnutrición crónica en los primeros años de vida. En su conjunto, esto limita el acceso atrabajos mejor remunerados y con buenas prestaciones y puede inducir a muchas personas aaceptar empleos en actividades ilícitas ligadas, en más de una ocasión, a conductas criminaleso violentas, lo que incide en sectores clave para el desarrollo del país, como salud, educación,economía, trabajo y agricultura. 23
  24. 24. LA TORMENTA PERFECTA 2.4 RemesasHablar del impacto de la crisis económica en las y los guatemaltecos es ampliar la fronterageográfica. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), 1 590 832guatemaltecos residen en el extranjero y envían remesas a sus hogares en Guatemala concierta periodicidad. De los 4 386 678 guatemaltecas y guatemaltecos que se benefician de lasremesas, el 39% tiene menos de dieciocho años de edad (OIM/UNICEF, 2009).Las remesas representaron el 11.08% del PIB guatemalteco en 2009, suponiendo un descensodel 9.3% respecto al año 2008, según datos del Banco de Guatemala. No obstante, en losprimeros nueve meses de 2010 se revirtió esta tendencia negativa, pues aumentó la entrada deremesas entre enero y septiembre en un 4.5%, en comparación con el mismo período de 2009,lo que ha llevado al Banguat a estimar un crecimiento del 3.5% para el año 2010 (Banguat,2010). Gráfica 7. Ingreso de divisas por remesas (tasa de variación) 35 30 25 20 33.4 15 21.1 21 10 17.3 14.4 5 4.5 3.5 0 ‐5 ‐9.3 ‐10 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010*Fuente: Banguat (2010c).* Proyección.En otros períodos de crisis económica, las remesas han jugado un papel crucial, aumentandoel consumo y reactivando la economía, sobre todo en crisis nacionales. En el caso de lasactuales dificultades financieras, el colapso se originó en Estados Unidos, país de dondeprocede la mayoría de las remesas (95.8%, según OIM/Unicef 2009) y cuyos emisores se 24
  25. 25. LA TORMENTA PERFECTAencuentran, en muchos casos, sin empleo y, por lo tanto, con escasa disponibilidad para seguirenviándolas.En Estados Unidos, el desempleo tiene un impacto desigual entre sectores y tipos detrabajador. Según el Departamento de Trabajo de ese país, el desempleo en latinos llegó al11.9% en hombres y al 12% en mujeres, según datos de septiembre de 2010 (tasas similares alas registradas en el mismo mes de 2009: 12.6 y 11.6%, respectivamente).Para medir el impacto de la crisis económica en hogares que reciben remesas, en junio de2009, OIM y UNICEF (2009) realizaron una encuesta que permitió conocer la situación de laniñez y la adolescencia de estas familias. A la pregunta sobre la situación económica en elhogar, el 61.9% de las personas encuestadas la consideraron «regular», mientras que el 10.5%la calificó como «mala». El 21.4% consideró la situación económica del hogar como «buena».El 65.8% de los hogares encuestados afirmó que están afectados por la crisis económica. Deeste porcentaje, el 73.3% dice contar con menos recursos, en comparación con 2008. Para el23.8%, la situación del hogar es la misma que en 2008 y para un 2.5% la situación habíamejorado.Las causas de esta reducción en los ingresos se deben, según los propios encuestados, a queestaban recibiendo menos remesas (37.3%), los salarios eran inferiores a los percibidosdurante el año 2008 (28%), y/o a la pérdida de empleo (15.3%). En muchos hogares se da unacombinación entre las diferentes respuestas, dado que la problemática no se debe a una solacausa. Gráfica 8. Causas de disminución de ingresos en hogares con menores de 17 años Están recibiendo menos remesas  (37.34%) Salarios inferiores a los percibidos  en el año 2008 (28.02%) Perdida de empleo de alguno de  los miembros del hogar (15.32%) Muerte de algún miembro del  hogar (4.93%) Abandono del jefe del hogar  (3.67%) Otros (10.72%)Fuente: Encuesta Remesas 2009, niñez y adolescencia (OIM/UNICEF, 2009). 25
  26. 26. LA TORMENTA PERFECTA3. Consecuencias en la niñez y la adolescenciaLa combinación de los efectos del cambio climático y la crisis económica están haciendo mellaen la situación de la niñez y la adolescencia de Guatemala, grupos que ya estaban viviendouna crisis histórica y silente en los ámbitos clave para su desarrollo, como el alimenticio, eleducativo, o la desprotección frente al abuso y la violencia.Las dificultades históricas que han afectado el desarrollo y bienestar de muchas generacionesen el país se han profundizado debido a los embates de las crisis económicas recurrentes.Durante el año 2008, el incremento del 11.4% en los precios de los alimentos pudo haberaumentado la cifra de pobreza en Guatemala, pasando del 51%, en 2006, al 56% para el año2008; es decir, hubo un retroceso a los niveles de 2000, según el Programa Mundial deAlimentos (PMA, 2008).Aunque durante 2009 los precios aumentaron en un porcentaje menor a la media histórica, ladifícil situación económica por la que atraviesan muchas familias hace que el acceso a diversosalimentos se vea obstaculizado. Para el año 2010, de acuerdo con la proyección del FMI, losprecios de los alimentos aumentarán un 3.3%, cifra inferior a la proyectada por el Banguat, queestima alrededor del 5%. Cabe anotar, no obstante, ambas proyecciones no tuvieron cuenta losefectos que sobre la producción han ocasionado la tormenta Agatha y la erupción del volcánPacaya (mayo de 2010), así como otras lluvias intensas y tormentas tropicales. Estos hechospodrían incidir en el aumento de los precios, debido a una menor producción; en efecto, deacuerdo con el Gobierno de Guatemala (2010), se reportaron pérdidas en la agricultura porvalor de 595.01 millones de quetzales. Gráfica 9. Variación en los precios de los alimentos 12.0% 11.4% 10.0% 9.0% 9.1% 8.1% 8.0% 7.6% 6.6% 6.8% 6.0% 5.6% 4.0% 3.3% 2.0% 1.9% 0.0%Fuente: FMI (2010).* Proyección. 26
  27. 27. LA TORMENTA PERFECTALa crisis económica también ha contribuido a aumentar la presión sobre los recursosmedioambientales, justo cuando los efectos del cambio climático comienzan a ser consideradoscomo el gran desafío a nivel mundial. El desarrollo de actividades que contaminan ríos y lagos,que aumentan la desforestación, la agricultura no sostenible o la construcción indiscriminada,afectan la sustentabilidad climática. Según la Cepal (2010), de acuerdo a la temperatura anualy la precipitación acumulada histórica (22,6ºC y 1738,7 mm, respectivamente, proyectaaplicando un modelo un probable «aumento de la temperatura media anual de 1,55ºC y unadisminución de la precipitación acumulada de 27,23 mm con relación a los valores medioshistóricos».Durante el año 2009, la situación de régimen irregular en las lluvias, consecuencia de losefectos del cambio climático, provocó pérdidas en las cosechas, lo que pudo contribuir alaumento de los niveles de pobreza, especialmente entre la población rural, donde alcanzabaantes de la crisis al 75.7% de la niñez y adolescencia (16.5% por encima de la media nacionalpara este grupo de edad, según Encovi 2006). Debido a ello, la mayoría de personas quetrabajan en la agricultura se encontraron en una situación de alta vulnerabilidad alimentaria ynutricional.Según una evaluación rápida realizada tras el paso de la tormenta Agatha por Acción contra elHambre (2010) en sesenta y dos comunidades de siete municipios ubicados en losdepartamentos de Escuintla, Suchitepéquez, Retalhuleu y San Marcos, estableció que, entrelos pequeños productores un «área dañada de 1662 hectáreas en los cultivos de plátano y ladistribución del daño está en el 79% de las comunidades, se estiman pérdidas totales en el90% del área dañada». En el conjunto del país, las pérdidas y daños causados por Agatha enla agricultura, ganadería y pesca ascendieron a 672.4 millones de quetzales, lo que da una ideade la severidad de esta tormenta (Gobierno de Guatemala, 2010), a lo que habría que sumar190.2 millones de quetzales más por otras tormentas y lluvias intensas.Todo ello merma las oportunidades de empleo de muchas personas, quienes no encuentranotra fuente de ingresos por trabajo, ya que el mercado laboral se ha reducido al ser duramenteimpactado por la crisis en todo el mundo. Como resultado, muchas familias optan por emplear asus hijos e hijas o, en casos extremos, los abocan al abandono del hogar como manera dereducir los gastos. Aumentan, además, las uniones a temprana edad y el embarazo enadolescentes en los hogares donde no se reciben remesas, en un contexto marcado por el altoíndice de impunidad (98%, según Cicig) de los crímenes cometidos contra la niñez y laadolescencia.Por su parte, la disminución de la cantidad de comida que efectúan muchas familias comoestrategia para adaptarse a la crisis económica no sólo no es recomendable sino que, además,tiene repercusiones negativas para la salud. Según un informe de la Red Humanitaria (2009), el«77.5% de los hogares encuestados [en el corredor seco] tienen en promedio reservas para 8semanas en vez de las 24 de reserva mantenidas en período normal», lo que los deja en unasituación de vulnerabilidad ante otros fenómenos, aumentando el hambre.Para hacer frente a esta situación, muchas familias se ven obligadas a emigrar, ya sea a otraszonas del país o al extranjero, como manera de complementar los ingresos que disminuyendebido a la crisis climatológica y económica. Por ejemplo, según el estudio cualitativo llevado acabo por UNICEF, en el municipio de Chisec (Alta Verapaz), adolescentes entre trece y catorceaños de edad migran a fincas cercanas para trabajar en labores agrícolas, cobrando menos delsalario agrícola legal (cincuenta y seis quetzales diarios) y llegando a pasar varios días —incluso semanas— fuera de su hogar y sin contacto con sus familiares. 27
  28. 28. LA TORMENTA PERFECTAEsta adaptación a la crisis por parte de los hogares con población más vulnerable —la cual,como se ha visto, está especialmente relacionada con el desarrollo de la niñez y laadolescencia— tiene una incidencia negativa, ya que aumenta el riesgo de disminuir el accesoa los derechos básicos como salud, educación, protección contra la violencia, el abuso o laexplotación sexual comercial.De esta manera, las familias más perjudicadas por el impacto de la crisis económica y elcambio climático no utilizan una única estrategia de adaptación sino que, tal como sedesprende de varios estudios, adoptan una serie de ellas. Cuestión de derechos Artículo 32 de la Convención sobre los derechos del niño (CDN): «Los Estados Partes reconocen el derecho del niño a estar protegido contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecer su educación, o que sea nocivo para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social». Artículo 80 de la Ley de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia (ley PINA): «La protección integral de los niños, niñas y adolescentes deberá realizarse a nivel social, económico y jurídico». 28
  29. 29. LA TORMENTA PERFECTA – Impacto del cambio climático y la crisis económica en la niñez y la adolescencia 29
  30. 30. LA TORMENTA PERFECTA – Impacto del cambio climático y la crisis económica en la niñez y la adolescencia 3.1 Cambio climáticoInundaciones, erosión del suelo, deslizamiento de tierras, desertificación, menor acceso a aguapotable y aumento de las enfermedades son sólo algunas de las consecuencias que el cambioclimático puede tener sobre la niñez y la adolescencia de Guatemala, especialmente en elámbito rural. Según CEPAL (2010), «un ligero aumento en las temperaturas conlleva unimpacto negativo hacia la agricultura guatemalteca. De igual manera, un incremento en laprecipitación acumulada anual de 10 mm implica una disminución en la renta de la tierra porhectárea de aproximadamente 2 dólares».En 2009, debido al cambio climático y al fenómeno «El Niño», Guatemala presencióirregularidades en las lluvias, lo que trajo como consecuencia la pérdida de muchas cosechas yun aumento en los casos de desnutrición crónica en niñas y niños menores de cinco años,especialmente en los departamentos queintegran el denominado corredor seco:Baja Verapaz, El Progreso, Zacapa,Chiquimula, Jutiapa y Jalapa.«El maíz y el frijol, junto a el sorgo [sic] yla yuca, son los cuatro cultivos quesufrieron pérdidas de más del 50%debido a la sequía que azotó el país en2009», según un informe de la RedHumanitaria del año 2009. De esacuenta, las familias que se dedicaban a laagricultura no sólo vieron sus ingresos ©UNICEF/Guatemala2010/JRChewsKléedisminuidos de manera drástica, sino quetambién vieron limitada su alimentaciónya que, entre los pequeños y medianos agricultores, los cultivos se destinan mayormente alautoconsumo y, de haber excedente, a la venta, asegura la Red Humanitaria.Junto a ello, a nivel mundial «los cultivos principales de subsistencia están alcanzando loslímites de viabilidad por intervalos de temperatura; las pautas erráticas de las precipitaciones yde las estaciones alteran los ciclos agrícolas y convierten la alimentación de muchas familiasen una lucha continua» (Oxfam, 2009).En cambio, para el año 2010, la irrupción de la tormenta Agatha generó grandes daños en lamayoría de los departamentos del país (Gobierno de Guatemala, 2010). La situación se vioagravada por la erupción del volcán Pacaya, el cual arrojó millares de metros cúbicos de arenavolcánica, provocando, entre otros, el cierre durante cinco días del aeropuerto internacional LaAurora, en la ciudad de Guatemala, con las consecuentes pérdidas económicas.Jaime Martínez tiene trece años de edad y vive en San Juan Ermita (municipio deldepartamento de Chiquimula). Realiza labores agrícolas por las cuales recibe diez quetzales aldía: «me voy desde la mañana con mi machete a limpiar las matas de maíz y frijol y regreso enla tarde. Este trabajo me cansa pero tengo que hacerlo para llevar a casa algo para comer»,dice. «Mi mamá nos da tortillas con frijol, pero a veces no alcanza y nos tenemos que hacer loslocos cuando nos chillan las tripas», agrega Jaime.Lejos de ser un caso puntual el que protagoniza Jaime, las familias acuestan a sus hijas e hijosmás temprano para que no pidan cena debido a la escasez en la disponibilidad de alimentos. 30
  31. 31. LA TORMENTA PERFECTAAunque es un fenómeno histórico, esta práctica se está extendiendo a familias que, conanterioridad a la crisis, tenían suficiente disponibilidad para el acceso a los alimentos. Comopodrá colegirse, esta costumbre se torna perjudicial para el desarrollo de la niñez, pues afectasu salud y disminuye el rendimiento escolar, en un país como Guatemala donde, los años deescolaridad promedio se sitúa en 4.8 años (UNICEF, 2008) con datos del Censo 2002.No sólo la agricultura se resiente por los efectos del cambio climático, también la avicultura,que se redujo en un 67% en 2009 en el corredor seco (Red Humanitaria, 2009). La pérdida deaves por parte de las familias «disminuye la capacidad de respuesta ante futuros eventosadversos», asegura el informe. La disminución de la cantidad de animales es clave pues éstosconstituyen un activo que se vende cuando se agrava la situación de crisis.Según la Red Humanitaria, para el 25.6% de los hogares el principal problema generado por lasequía era la pérdida de empleo; para un 16.2%, la falta de lluvias; el 16.1% aseguró que lacrisis en que vive se debe al incremento del precio de los alimentos, mientras que para el12.5% el principal obstáculo era la pérdida de las cosechas. «Estos elementos estánrelacionados con la capacidad actual y a futuro de acceso a alimentos, que para los hogares espercibido como uno de los principales riesgos», advierte el informe. Gráfica 10. Principales problemas y riesgos ocasionados por la sequía de 2009 en el corredor seco Pérdida de empleo (25.6%) Falta de lluvias  (16.2%) Aumento de los precios de los  alimentos (16.1%) Pérdida de cosechas (12.5%) Otros (14.7%)Fuente: Red Humanitaria (2009).El cambio climático también tiene consecuencias en el acceso al agua para consumo humano,sobre todo en el área rural donde, según el Instituto de Agricultura, Recursos Naturales yAmbiente de la Universidad Rafael Landívar (IARNA, 2009), para el año 2006, «más del 30%equivalente a 498.191 hogares, debían acarrear agua desde un chorro público o privado, unpozo o un río, lago o manantial». En el lado opuesto están los hogares urbanos, de los cuales 31
  32. 32. LA TORMENTA PERFECTAel 90% «tiene acceso a una red de agua dentro de la vivienda o, al menos, dentro del terreno».Este aún incompleto acceso al agua puede verse limitado tanto por los fenómenos atmosféricoscomo por la deforestación y la urbanización no planificada.La falta de acceso adecuado al agua puede provocar la aparición de varias enfermedades.Debe subrayarse, en este sentido, que el 21% de los hogares del área rural y el 10% de losubicados en el área urbana no contaban, en 2006, con servicios mejorados de saneamiento(IARNA, 2009). El IARNA también advierte que «más del 50% de los hogares de las áreasurbanas en los departamentos de Alta Verapaz, Baja Verapaz, Sololá, Totonicapán y Petén noposeen condiciones sanitarias mínimas».El daño causado por la tormenta Agatha en los sistemas de agua y saneamiento, así como laacumulación de agua contaminada, favorecen «el aumento en la incidencia de enfermedades,como las diarreicas, respiratorias, cutáneas y el dengue y la malaria, en menoscabo del estadode salud y nutrición de la población afectada, especialmente en niños y niñas menores de 5años» (MFEWS/USAID, 2010).Como resultado de todo ello, las familias adoptan diferentes estrategias para enfrentar losefectos del cambio climático mediante la búsqueda de otras fuentes de ingreso más allá de laagricultura o la acuicultura. 3.2 Cambios en la dietaUna de las consecuencias de las crisis referidas en el presente documento, estima que loshogares se ven obligados a realizar cambios en la dieta, con el propósito de aprovechar demejor manera los recursos —económicos y/o alimenticios— con los que cuentan, consumiendomenos alimentos y, además, de menor calidad.En Guatemala, estos cambios en el patrón alimenticio se deben, entre otros al aumento de losprecios de los alimentos que forman parte de la dieta básica del país, como el maíz, el cual enparte está siendo importado. Este grano es también el principal cultivo de subsistencia entre lospequeños y medianos agricultores, quienes se vieron severamente impactados por losfenómenos climáticos del año 2009 que tuvieron como consecuencia la pérdida o disminuciónde las cosechas.«Los fuertes vientos y las copiosas lluvias ocasionadas por Agatha causaron daños y pérdidasen los cultivos por inundaciones, desborde de ríos y deslaves» (MFEWS/USAID, 2010), a loque habría que sumar los efectos de la erupción del volcán Pacaya. Ambos fenómenosocurrieron entre el 25 y el 30 de mayo de 2010, período en el cual la mayoría de los hogarespobres de Guatemala enfrentaba la temporada anual de escasez de alimentos y, porconsiguiente, se encontraba dependiendo del mercado para su alimentación.En temporada normal, la primera cosecha se recoge durante el mes de agosto. Ello propiciabauna reducción en la dependencia de los mercados en las familias más pobres. En la actualidad,en la costa sur y en el oriente de Guatemala, algunas cosechas se retrasaron hasta el mes deoctubre, por lo que «los hogares seguirán dependientes de la compra hasta entonces»(MFEWS/USAID, 2010).Por su parte, en el altiplano, según el Sistema Mesoamericano de Alerta Temprana paraSeguridad Alimentaria (MFEWS, por sus siglas en inglés), debido a sus características, «laopción de resiembra es poco viable» (MFEWS/USAID, 2010). Por este motivo, los hogares máspobres dependen casi únicamente de los mercados para obtener sus alimentos, ya que nocuentan con reservas de comida. Así las cosas, a partir de octubre de 2010 «podría agudizarse 32
  33. 33. LA TORMENTA PERFECTAla inseguridad alimentaria de estos hogares» del altiplano, ya que «no contarán con la opciónde recurrir a sus cosechas a final de año para acceder a sus alimentos», según MFEWS.Como consecuencia del menor acceso a los alimentos, se incide en el patrón cultural históricosegún el cual, a la hora de la comida, suele ser que, en primer lugar, coma el padre, luego loshijos varones, más tarde las hijas y, por último y en caso de que haya sobrado algo de comida,la madre.No sólo se come menos, sino que de peor calidad. La crisis económica ha producido cambiosen el consumo de alimentos debido al aumento en el precio de éstos. Ello coincide, además,con un descenso del poder adquisitivo de la mayoría de consumidores. Igualmente, disminuyeel número de comidas y aumenta el número de días sin comer. Esto tiene impacto significativoen los niveles proteínicos-energéticos, donde no se llega a cubrir las «necesidades promediode energía de la población» (SNU, 2003), tal como se expresa en la siguiente gráfica. Gráfica 11. Nivel de suficiencia energética 2750 2650 2550 Suficiente 2450 2350 2250 Insuficiente 2150 2050 1950 1850 Critico 1750 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007Fuente: datos FAOSTAT.Efectivamente, si se observa el nivel de suficiencia energética, la población guatemalteca viveen niveles de insuficiencia energética, especialmente desde 1994 hasta la fecha, cuando latendencia se agrava. Esto se «debe a factores naturales adversos que han azotado la regióncentroamericana, principalmente las lluvias huracanadas en 1997 y 1998 y las sequías de losveranos de 1999, 2000 y 2001» (SNU, 2003), así como a la pérdida de oportunidades deempleo.Si proyectamos esta gráfica a la actualidad, probablemente encontraríamos otra caída similar ala producida entre 1994 y 2001 ya que, para el año 2009, se sumaría la sequía originada por elcambio climático y la falta de acceso a los alimentos y, para el año 2010, los efectos de latormenta Agatha y la erupción del volcán Pacaya, entre otros fenómenos climatológicos.Además, «se ha tornado más caro comprar los productos alimenticios que proveen los 33
  34. 34. LA TORMENTA PERFECTArequerimientos calóricos mínimos del guatemalteco medio (2,173 kilocalorías por día porpersona)» (Banco Mundial, 2009).Por su parte, los alimentos de origen animal están limitados en la dieta de la mayoría de lapoblación. Respecto a la canasta básica de alimentos, el estudio cualitativo de percepciónrealizado por UNICEF advierte que ha habido un descenso importante en la ingesta de carneroja, pollo y lácteos, así como de los granos debido al alto costo de los mismos.En el departamento de San Marcos, en los municipios de Comitancillo e Ixchiguán, laspersonas consultadas en el referido estudio cualitativo indicaron que si antes consumían unavez por semana carne roja (res) o carne blanca (pollo), ahora lo hacen una o dos veces pormes. Espacian los tiempos de comida porque compran alimentos básicos en menor cantidad yen menos ocasiones.En estos municipios, como en otros muchos del país, la compra de alimentos se limita a maíz,café, azúcar y sal, además de verduras y hierbas. La compra de carne o de otro productosimilar se realiza de manera eventual. En Comitancillo, además, ha disminuido la adquisiciónde productos básicos como el arroz, papas, huevos y leche, con el objetivo de incrementar lacompra de maíz, café, sal y tomate.En el altiplano, uno de los cultivos más afectados por la tormenta Agatha fue la papa, quereportó un aumento del 54% la semana siguiente al paso de las lluvias torrenciales, por lo quemuchas familias vieron imposibilitada su compra. De esta manera, y no sólo en esta región delpaís, se espera que los efectos de las intensas lluvias impulsen un aumento de la canastabásica de alimentos, que hasta el mes de septiembre de 2010 representaba una variacióninteranual del 3.55%, llegando a 2,030.10 quetzales (página ‘web’ del INE). Es decir, un hogarpromedio guatemalteco (5.38 miembros) necesita 67.6 quetzales diarios para alimentarse, apesar de que el salario mínimo por día es de 56 quetzales. ¿Qué es la canasta básica? «Es el mínimo alimentario que debe satisfacer por lo menos las necesidades energéticas y proteínicas de un hogar», según el Instituto Nacional de Estadística (INE). En Guatemala, una familia de 5.38 personas necesitó 2030.10 quetzales en septiembre de 2010 para comprar los alimentos básicos.Cuando los productos son de origen local, los precios son generalmente menores. Por ejemplo,en el municipio de Rabinal (del departamento de Baja Verapaz), la población indígena y ruraltiene como base de su alimentación diaria el frijol, tortillas de maíz, arroz, café, azúcar, pepita,ayote tierno, tomate, cebolla y pinol, entre otros productos que proceden del lugar, por lo que elprecio es inferior. 34
  35. 35. LA TORMENTA PERFECTAEsta limitada variedad en el patrón de consumo de los alimentos contribuye a aumentar los yaelevados índices de desnutrición en niñas y niños menores de cinco años de edad, quienes noconsumen la cantidad ni calidad adecuada de proteínas y micronutrientes de origen animal.Una alimentación deficitaria durante los primeros años de vida determina el desarrollo físico eintelectual, lo que se traduce en un bajo rendimiento educativo y, más tarde, en una bajaproductividad laboral.La situación de restricción en las comidas es paliada, en parte, gracias a las ayudas que loshogares están recibiendo, sea mediante alimentos o transferencias monetarias condicionadas.En este sentido, el 30% de los hogares consultados (436) por la Red Humanitaria (2009) en elcorredor seco indicó que ha recibido dicha clase de transferencias, lo que les ha «permitidomejorar temporalmente la disponibilidad de alimentos dentro del hogar».Por su parte, del 1 104 736 hogares que se benefician de remesas, el 49.2% ha hecho cambiosen sus gastos para hacer frente a la disminución de los ingresos económicos, según laencuesta realizada por OIM y UNICEF (2009). Entre estos hogares, el 85.3% de las personasencuestadas compra actualmente productos más baratos; el 78.8% ha dejado de consumirdeterminados productos; el 67.16% compran menos cantidad de alimentos. Otro 50.9% hadisminuido la compra de ropa y calzado. El 3% de estos hogares han traslado a sus hijos ehijas a escuelas públicas. Muchos hogares han realizado varios de estos cambios, como seobserva en la siguiente gráfica. Gráfica 12. Hogares que han realizado cambios en sus gastos Sustitución de productos más baratos  (85.32%) Ha dejado de consumir productos  (78.77%) Menor cantidad de alimentos (leche,  carnes, etc) (67.16%) Disminución de compra de ropa y  calzado (50.93%) Utilización de transporte público  (13.74%) No asisten a cines y restaurantes  (26.21%) Se quitaron los sevicios de cable e  internet (5.19%) Trasladaron a los niños a escuelas  públicas (2.95%) Utilización de hospitales públicos  (14.57%) Otros (2.98%)Fuente: OIM/UNICEF (2009). 35

×