Cetelem Observador auto europeo 2012

1,739 views

Published on

Cetelem auto europeo 2012: El coche eléctrico y los europeos

Published in: Economy & Finance
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,739
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
25
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cetelem Observador auto europeo 2012

  1. 1. EL COCHE ELÉCTRICO Y LOS EUROPEOS Análisis de los principales países europeosZoom España: Análisis del mercado español del automóvil La corriente fluye
  2. 2. trico y los eléc eu che ro p o c eoEl s
  3. 3. Electricidad en el aire…En 1936, Raoul Dufy demostró con “La Fée Électricité”, (una inmensa pintura de 624 m2), que esta energía tenía el poder dehacernos soñar. Cien años antes, un primer vehículo en miniatura construido por Thomas Davenport, demostró que podíamos utilizarlatambién para desplazarnos. Hoy en día, electricidad rima con realidad y motricidad y goza además de unas perspectivas con todos losindicadores “en verde”.Ha pasado mucho tiempo desde que el precio del barril de crudo oscilaba entre los 20$ y los 30$. Tras la breve calma registrada enlos precios del “oro negro” desde el vertiginoso ascenso experimentado en 2008, los precios del petróleo han vuelto a alcanzar altascotas, rozando a menudo la barrera simbólica de los 100$. Un incremento en los precios de los carburantes que, en la delicadasituación económica actual, acarrea sus correspondientes problemas para el poder adquisitivo de los europeos. La desaparición delpetróleo, ya sea a medio o largo plazo, suscita entre los especialistas ciertas disputas, no sólo sobre el acontecimiento en sí, sino másaún sobre su advenimiento. La perspectiva del “peak oil” (o el descenso de la producción de petróleo) podría allanar el camino a losvehículos de propulsión y a las energías alternativas para el automóvil.Al mismo tiempo, la presión del calentamiento climático nos obliga a reducir considerablemente y de manera rápida las emisiones degases de efecto invernadero. En muchos países se esperan para los próximos años, nuevas medidas de refuerzo de las restriccionesen materia de medio ambiente. Incluso los países más «contaminantes» se han puesto a ello, no solo por convicciones políticas sinotambién económicas, y prueba de esto son las acciones emprendidas por Estados Unidos y China respectivamente.Poco a poco, el coche eléctrico se va instalando en un panorama económico mundial «eco-compatible», sobre todo el europeo. O,mejor dicho, vuelve a instalarse, ya que su introducción a principios de los 90 en algunos países como Francia fue un fracaso.El voluntarismo, tanto político como industrial, no ha convencido especialmente hasta ahora. Las soluciones técnicas son todavíademasiado misteriosas. Pero esta vez sí, las profundas transformaciones energéticas, económicas y técnicas en los prototiposparecen garantizar un futuro más prometedor.Naturalmente, para su edición de 2012, El Observador Cetelem del Automóvil ha optado por la vía de lo eléctrico proponiendo unavisión de 360º de lo que constituye toda una revolución. Una revolución técnica sobre la autonomía de los vehículos, las modalidadesde recarga y las singularidades que caracterizan al vehículo eléctrico. También una revolución medioambiental, gracias a la llegada deuna tecnología que debería contribuir activamente a reducir las emisiones de contaminantes «globales», responsables del calenta-miento climático, pero también «locales», aquellos que determinan la calidad del aire que respiramos.Una revolución de los hábitos de consumo y de la ciudadanía, ya que los conductores encuentran en el automóvil eléctrico unamanera excelente para conjugar una compra «comprometida» con el placer de conducir. Una revolución o, como mínimo, unaevolución significativa, sobre todo en el caso de los concesionarios que deberán demostrar una pedagogía suficiente para facilitar laaceptación de esta nueva ecuación económica y tecnológica que se ofrece al consumidor.Nuestro estudio lo pone de manifiesto: los europeos están preparados para esta revolución. Tienen muy buena imagen de lamisma, atisban sin inquietud la verdadera ruptura que va a suponer la efervescencia de estos vehículos. Sin embargo, este éxitopotencial no podrá materializarse a no ser que todos pisemos a fondo para disfrutar de este extraordinario «despegue». ¡Un grandesafío!Les deseamos a todos un buen viaje hacia la meta eléctrica.Un cordial saludoEl Observador Cetelem Metodología Los análisis económicos y de mercado así como las previsiones se han llevado a cabo en colaboración con el Gabinete de estudios y consultoría BIPE (www.bipe.com). Los estudios de campo de los consumidores fueron realizados por TNS Sofres en septiembre de 2011). En total, han participado 6.000 europeos, muestra representativa de la población total, a quienes se ha preguntado en un nuevo perímetro de estudio formado por diez países. De hecho, es la primera vez que Rusia y Turquía entran a formar parte del antiguo perímetro, uniéndose así a Alemania, Bélgica, España, Francia, Italia, Polonia, Portugal y Reino Unido. Para enriquecer este estudio, también se han realizado entrevistas a expertos del sector, las cuales han corrido a cargo de BIPE. Por último, para señalar la entrada en esta nueva era, comentar el evento que Cetelem Francia organizó el 5 de octubre de 2011, con la colaboración de TNS Sofres, TBWA y BIPE, realizando una prueba de vehículos eléctricos «a escala natural» con 50 ciudadanos franceses.
  4. 4. Síntesisuna nueva relación con el automóvil Hacia 1 Los Europeos y el coche eléctrico: la corriente fluye Un coche lo bastante seductor… El coche eléctrico se encuentra a la orden del día. Desde hace algunos años acapara todas las miradas en los salones del automóvil y aun así, paradojas de la vida, sigue siendo una realidad virtual. Los conductores europeos, sea cual sea su país de origen, no han podido probarlos nunca. Sin embargo, esta virtualidad se va desvaneciendo poco a poco. Los primeros modelos se encuentran por fin a la venta en los distintos segmentos. Mientras, los europeos esperan el ansiado momento de poder conducir estos vehículos con la vista en un horizonte que se anuncia bastante prometedor, sus ideas “a priori” sobre la utilidad de estos automóviles son bastante claras: el 71% de las personas encuestadas afirma estar interesada en los vehículos eléctricos. El atractivo reside en algo más que en la novedad; los turcos y los rusos muestran un entusiasmo destacable (93% y 87% respectivamente). En el caso concreto de España, un 76% de los encuestados manifiestan su interés por este tipo de vehícu- los, situándose junto a los italianos, en un 4º lugar en el ranking, por detrás de los portugueses. Pero como veremos a continuación, este porcentaje disminuye según avanzamos en términos de compras reales. En términos generales, ¿está interesado en un vehículo 100% eléctrico? (en %) Sí No 13 7 24 24 18 40 35 39 46 44 71 % 87 93 76 76 82 60 65 61 54 56 29 % DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR Media de 10 países Fuente : Observador Cetelem …como para comprarlo La curiosidad y el interés de los conductores son por tanto una realidad. ¿Pero están realmente dispues- tos a comprar estos coches?... La respuesta es afirmativa para el 57% de la media de europeos en- cuestados, lo que en principio significa que, uno de cada dos europeos está dispuesto a comprar un vehículo eléctrico antes de su difusión al público general e incluso sin haberlo probado antes. No obstante, la intención de compra de los europeos en conjunto, encierra disparidades bastante claras. Mientras que turcos y rusos se muestran de nuevo, más a favor (82% y 76% respectivamente), franceses, españoles y sobre todo ingleses, hacen gala de un verdadero escepticismo. La mayoría de los consumidores de estos tres países no tienen intención de realizar la compra de este tipo de vehículos en los próximos meses.202
  5. 5. ¿Tiene intención de comprar en los próximos meses un vehículo 100% eléctrico? (En % de interesados) Sí No No lo sé 3 5 3 3 4 7 12 7 10 8 37 % 20 10 27 23 45 44 43 52 VENTA 47 60 76 82 70 7057 % 52 53 50 43 41 30 6% DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR Fuente : Observador Cetelem Media de 10 países El precio, un problema clave En un contexto de crisis que parece, como mínimo, mantenerse si no aumentar, el poder adquisitivo constituye una preo- cupación fundamental para los europeos. Los gastos asociados al transporte tienen un gran peso en el presupuesto del hogar y las concesiones no suelen hacerse en la partida del automóvil. ¡Sí a los móviles, no a la movilidad! A menudo se considera al automóvil un lujo desmesurado, prueba de ello es el éxito de los vehículos “low-cost”. ¿Pueden el argumento ecológico y la novedad tecnológica justificar un precio de venta medio del vehículo eléctrico muy superior a su equivalente térmico? La respuesta es negativa para casi uno de cada dos europeos (49%). A este respecto, los británicos son los más reticentes a rascarse los bolsillos. Los turcos, por su parte, siguen estando bastante motivados, también en el tema financiero. Si hablamos de esfuerzo económico, los europeos estarían como mucho dispuestos a pagar un 30% de lo que cuesta un vehículo térmico. Una cifra bastante alejada de los precios anunciados y, por tanto, de la realidad del mercado. Los costes de utilización más bajos de un vehículo eléctrico no permiten franquear la barrera que supone su precio. En un concesionario, el consumidor rara vez razona en términos de «coste total derivado de la propiedad». Frente a un vehículo que quiere comprar piensa sobre todo en el importe que deberá desembolsar. La evaluación de los futuros gastos de utilización, no solo es difícil, sino que suele posponerse. ¿Cuál sería el máximo esfuerzo económico que estaría dispuesto a asumir para adquirir un vehículo eléctrico en lugar de su versión térmica? (en %) Ningún esfuerzo Entre un 1 y un 9% Entre un 10 y un 30% Más de un 30% económico adicional adicional adicional 5% 19 % 27 % 49 % Media de 10 países 03
  6. 6. Síntesis El alquiler de la batería: consecuencia del parón comercial Así pues, para sortear este obstáculo se buscan soluciones, y si, somos conscientes de que el elevado coste del vehículo eléctrico, se debe en gran parte al de la batería. En este sentido, surge de manera evidente una solución milagro: alquilar la batería. Alquilarla por un importe mensual determinado permitiría mantener un precio de compra competitivo con respecto a los modelos térmicos equivalentes. Cuando se pregunta a los europeos sobre este tema parecen mostrarse menos dubitativos. El 63% declara no estar interesado en este sistema. Rusos e italianos son los más receptivos a la idea (47%) mientras que pola- cos, turcos, españoles y franceses expresan con rotundidad su rechazo. ¿Cuáles son los motivos aparentes?... Son muchos y variados. Algunos de ellos están relacionados con el sentido de la propiedad. Otros destacan la falta de información y por tanto de transparencia del sistema de alquiler. En mayor medida y paradójicamente, la batería como solución tecnológica que sufre un déficit de fiabilidad el cual penaliza cualquier solución, si está aislada comercialmente. Para reducir los costes de adquisición de un vehículo eléctrico, algunos fabricantes han propuesto alquilar la batería. ¿Estaría interesado en esta solución? (en %) Interesado No interesado 59 53 60 53 63 70 69 63 77 72 63 % 41 47 40 47 37 30 32 37 28 23 37 % DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR Media de 10 países Fuente : Observador Cetelem El coche eléctrico, 2 una realidad limpia Buenas noticias para el medio ambiente El «coche que permite respirar», tal y como lo define un encuestado, es el que se lleva todas las papeletas cuan- do se pregunta a los europeos sobre el tema de la ecología. Para ellos, pasarse al eléctrico es contribuir a salvar el planeta… Esta afirmación la comparten la mayoría de los europeos. El 84% dice estar convencido de los beneficios del vehículo eléctrico como la «mejor solución del futuro para el medio ambiente». A este respecto, los británicos se encuentran entre los menos entusiastas y a pesar de ello, un 72% de sus comentarios apunta en este sentido. Por su parte, rusos, turcos y portugueses mantienen las posturas más optimistas y solo entre el 6 y 8% de ellos estima que el eléctrico no es la solución más apropiada en este sector (frente a un 16% de media en los diez países). Los españoles con un 89%, son los siguientes en el ranking en cuanto al convencimiento de los bene- ficios que la compra de este tipo de vehículos puede suponer en materia de beneficio ecológico.04
  7. 7. En el sector del automóvil, ¿cree que el vehículo eléctrico es la mejor soluciónde futuro para el medio ambiente?(en %) Sí No 16 % 6 11 13 8 8 16 25 23 25 28 84 % 89 84 87 92 94 92 75 77 75 72 Media de 10 países DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR Fuente : Observador CetelemEl papel fundamental de los “Estados y gobiernos de los países”La mayoría de los europeos piensa que la ecología es, en sentido literal y figurado, un asunto de Estado.Como es lógico, están de acuerdo en que el Estado debe apoyar el desarrollo del coche eléctrico, un invento virtuoso desdeel punto de vista medioambiental.El 84% de los encuestados opina que es legítimo que los poderes públicos se esfuercen en acelerar el desarrollo de estesector. Alemanes y británicos son relativamente moderados mientras que los turcos se muestran más intervencionistas.Cabe destacar que ocho países de los diez estudiados por el Observador Cetelem han puesto en marcha políticas de fo-mento para la adquisición de vehículos eléctricos.No obstante, el 64% de los europeos considera que los Estados pueden hacer más. Italianos y polacos se reafirmanen este sentido coincidiendo en un porcentaje del 80%, un resultado lógico después de todo para países en los que apenasexisten objetivos nacionales sobre esta cuestión.En el caso de los españoles un 73% considera que los gobernantes del país pueden “hacer mas”, situándosepor debajo de los vecinos italianos y polacos, pero por encima de la media europea de los países analizados.¿Diría que los poderes públicos se esfuerzan lo suficiente paraapoyar el sector del automóvil eléctrico?(en %) Sí, mucho Sí, bastante No, poco No, en absoluto 14 % 10 4 9 12 16 14 17 11 23 20 11 50 % 49 50 54 57 53 44 59 54 57 58 27 % 31 32 25 26 32 41 22 24 15 17 8 5 5 5 5 5 7 4 9 9% Media de 10 países DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR 05
  8. 8. Síntesis Un coche más nuclear que térmico Los europeos no obstante, son conscientes de que «la electricidad no es necesariamente ecológica» y tras el accidente de Fukushima era el momento idoneo de plantearse la pregunta de si un vehículo que funcione con electricidad de origen nuclear podía seguir manteniendo su imagen de «vehículo limpio». Entre un país y otro, el “mix” energético varía sensiblemente. En Europa, la energía nuclear y el “carbón/ petróleo” participan a partes casi iguales en su producción, (28% y 30% respectivamente), seguidas del gas natural y las energías renovables (24% y 18% respectivamente). Pero las opciones para el futuro son diversas. En Alemania, el abandono de las energías nucleares está pro- gramado, mientras que en Francia, país líder en este sector, esta energía ha avivado el debate y se perfila como tema central de las próximas elecciones presidenciales. En este contexto, el 60% de los europeos considera que es preferible utilizar un vehículo 100% eléc- trico (nuclear) que un vehículo térmico clásico. Desde el punto de vista ecológico, ¿diría que…? (en %) Es preferible utilizar un vehículo Es preferible utilizar un vehículo 100% térmico clásico (gasolina, diesel) que eléctrico (nuclear) que un vehículo un vehículo 100% eléctrico (nuclear) térmico clásico (gasolina, diesel) 48 52 55 54 60 57 59 56 60 % 40 % 75 80 52 48 45 46 40 43 41 44 25 20 DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR Media de 10 países Fuente : Observador Cetelem Energía nuclear y vehículo eléctrico: un mismo destino Esta conexión subliminal entre la energía nuclear y el automóvil eléctrico se confirma también en el sentimiento de los europeos con respecto a la evolución de ambos sectores. Una ligera mayoría considera que comparten un mismo destino. El 52% piensa que si se abandonan las energias nucleares el coche eléctrico sufrirá las consecuencias. El des- marque de Alemania provoca que solo el 43% de los habitantes de este país comparta esta opinión, mientras que un 54% de los franceses la considera totalmente cierta. En el caso de los españoles, las opiniones están divididas al 50%. En su opinión, ¿la reapertura del debate sobre la energía nuclear pone en tela de juicio al coche eléctrico? (en %) Sí No 23 46 50 46 52 53 47 52 57 57 48 % 63% 77 54 50 54 48 53 48 43 43 47 52 % 37% DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR06 Media de 10 países Fuente : Observador Cetelem
  9. 9. 3 Inconvenientes, pero también ventajas Trayectos realmente cortos Si hay un aspecto en el que el vehículo térmico sale bien parado es sin duda el de la autonomía. Un litro de gasolina sirve para recorrer 25 km respecto a los 0,4 km de su equivalente eléctrico. Los europeos no son ingenieros pero sí, plenamente conscientes de esta desventaja. El 55% de los eu- ropeos no tiene intención de comprar un coche eléctrico si la autonomía no supera al menos, los 250 km. Respecto a esta cuestión, alemanes y franceses se han puesto de acuerdo por una vez y se muestran claramente como los más exigentes (70% y 71%), seguidos de los españoles donde un 60% de los encuestados, afirma que no comprará un vehículo eléctrico si no tiene una autonomía de más de 250 Km. Técnicamente esta barrera es superable, pero pocos de los vehículos que están en el mercado podrían pretender superarla en condiciones de utilización «normales». Resulta paradójico que el 82% de los europeos hace menos de 100 km al día y un 45% de ellos recorre diariamente menos de 30 km. Por tanto, en teoría, la autonomía no debería suponer un problema para estos conductores. Pero solo en teoría. El esfuerzo pedagógico de los fabricantes para generar confianza no ha dado sus frutos, el salto tecnológico no permite proyectar unas salidas vacacionales sin preocupaciones, y el 74% de los europeos sigue considerando insuficiente la vida útil de las baterías. ¿A partir de qué nivel de autonomía estaría dispuesto a comprar un vehículo 100% eléctrico? (en %) Menos de 100 km Entre 101 y 250 km Más de 250 km 39 39 45 46 55 % 59 60 58 61 70 71 km 21 28 24 30 21 12 28 27 23 % 21 20 40 31 27 19 24 9 13 9 15 22 % DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR Media de 10 países Fuente : Observador Cetelem 07
  10. 10. Síntesis Recargar la confianza La batería, núcleo central del vehículo, se encuentra en el punto de mira de los interrogantes sobre el coche eléctrico. Un tercio de los europeos desconoce completamente el tiempo necesario para recar- garla. Sin embargo, la mitad se suma a las voces que reclaman una batería completamente recargable en menos de 2 horas. Una quimera dado que, en función de la potencia suministrada y el tipo de toma, en la actualidad son necesarias entre 7 h 30 min y 11 horas para una recarga del 100%. Por tanto, si la autonomía constituye un problema, la instalación masiva de puntos de recarga rápida podría servir para dar confianza a los conductores. El 90% de ellos los reivindica, de los cuales un 59% llega a afirmar que son indispensables. Los consumidores españoles aunque con menor exigencia, coinciden en términos generales con la media europea. La instalación de puntos de recarga rápida en la vía pública es… (en %) Indispensable Importante No demasiado importante Inútil 2 2 2 2 1 5 5 4 2 3 4 11 6% 6 7 8 5 14 8 23 4% 29 29 32 30 38 45 33 28 70 67 73 61 65 56 52 53 44 49 59 % DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR Media de 10 países Fuente : Observador Cetelem 4 “Probarlo es quererlo” Una prueba que cambia todo o casi todo Ejemplo Francia: El 5 de octubre de 2011, 50 ciudadanos franceses probaron alrededor de treinta vehículos eléctricos du- rante un trayecto de 70 km aproximadamente. Una gran oportunidad, que les permitió poder realizar una comparación entre sus ideas previas sobre el coche eléctrico, con la realidad. No cabe duda de que el experimento fue concluyente: un 70% consideró el coche eléctrico más agradable que un vehículo térmico idéntico pero con la misma sensación de seguridad. «Me esperaba un vehículo sin potencia, sin aceleración, sin velocidad, sin nada y, al contrario, ¡es fantástico!», frase que resume la opinión general de los conductores «eléctricos» que han participado en esta jornada.08
  11. 11. Un silencio que se notaEjemplo Francia:Con respecto a la ausencia de ruido, aspecto que supone una ruptura importante con los vehículos tradicio-nales, los «participantes» declaran que es a la vez menos estresante y bueno para el medio ambiente.Retomando el análisis global de los países participantes en el estudio, los europeos comparten plenamenteesta opinión incluso, sin haber tenido la oportunidad de probar un coche eléctrico: • El 94% de los europeos considera que es un punto positivo para el entorno acústico, dado que esta «contaminación» urbana es una lacra importante, porcentaje que coincide plena- mente con el de los españoles. • Un 73% de la media Europea considera que también servirá para eliminar una fuente de estrés, factor que parece ser más importante para los españoles, dado que el porcentaje se eleva a un 81%.El silencio del vehículo eléctrico será…(en % «completamente de acuerdo» y «bastante de acuerdo») Media DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR 10 países Peligroso para los peatones 67 % 67 % 43 % 70 % 41 % 45 % 48 % 68 % 41 % 42 % 53 % Menos estresante para 61 % 65 % 81 % 69 % 76 % 73 % 84 % 56 % 80 % 82 % 73 % la conducción Bueno para el 87 % 94 % 94 % 95 % 94 % 94 % 98 % 90 % 96 % 96 % 94 % entorno acústico Un elemento nuevo 81 % 88 % 85 % 86 % 81 % 81 % 77 % 84 % 82 % 85 % 83 % al que habrá que adaptarseUn mantenimiento muy sencilloSi bien los europeos se proyectan de forma positiva en lo que a la conducción de un coche eléctrico respecta, aúnconsideran más sencillo su mantenimiento y la tecnología les da la razón: Un motor eléctrico está fabricado con uncentenar de piezas frente a las miles que integran un motor térmico. Además, el 69% de los europeos piensa quese darán facilidades para el mantenimiento.Por otro lado hay que señalar que aunque los europeos son conscientes de que el precio de compra de un vehículoeléctrico será más alto que el de su equivalente térmico, al menos en un primer momento, consideran que loscostes de utilización de un vehículo eléctrico serán mucho menores.Un optimismo que está basado principalmente en dos factores: 1. La disminución del precio de los «100 km recorridos» (el consumo de electricidad es menos costoso que el del carburante), 2. Pero también la disminución de los costes de mantenimiento del vehículo. En consecuencia, el 64% de los europeos piensa que a la larga utilizar un vehículo eléctrico les permitirá ahorrar, en consonancia con los españoles con porcentaje del 65% 09
  12. 12. Síntesis ¿Cree que el vehículo eléctrico permite reducir los costes de utilización (es decir, mantenimiento, consumo…) en comparación con su homólogo térmico? (en %) Sí, Sí, No, No, No lo sé por supuesto probablemente probablemente no seguro que no 6 6 14 15 15 14 19 19 4 5 14 % 3 1 0 6 3 8 3 9 5 27 17 18 4% 19 22 35 47 52 18 % 51 47 41 45 47 43 46 34 46 % 42 18 22 11 11 14 12 18 % DE ES FR IT PL PT UK TR Media de 10 países Fuente : Observador Cetelem 5 Un reto para las marcas y los profesionales Expectativas de fidelización variables Las innumerables virtudes intrínsecas del coche eléctrico apuntan a que será también un excelente vector de valorización comercial si se utiliza en el momento oportuno. La relación entre clientes y fabricantes debería por tanto vivir una segunda juventud. El 87% de los europeos piensa que la com- pra de un coche eléctrico reforzará su apego exclusivo a la marca de su vehículo actual. La mitad de los turcos, alemanes y polacos opina también en este sentido. Expectativas de evolución en los concesionarios En cambio, esta fidelidad corre el riesgo de ser más relativa por lo que respecta a la red de distribui- dores. Un europeo de cada dos duda de que la red actual sea capaz de garantizar el mantenimiento correcto de los vehículos eléctricos en un futuro inmediato. Portugueses y británicos son los más escép- ticos (82 y 74%), mientras que alemanes y rusos confían a priori en sus talleres (75 y 68%). Para dar carpetazo a esta duda, la red deberá comprometerse a realizar un esfuerzo importante en materia de formación del personal técnico y, sin duda, de reestructuración a fondo de los concesionarios.10
  13. 13. EL VEHÍCULO ELÉCTRICOVISTO POR LOS CONSUMIDORES 1.1. Los europeos y el coche eléctrico: la corriente fluye p. 12 1.2. El vehículo eléctrico: ¡probarlo es quererlo! p. 15
  14. 14. El vehículo eléctrico visto por los consumidores 1.1. Los europeos y el coche eléctrico: la corriente fluye Antes de entrar en los “entresijos” técnicos del vehículo eléctrico, el Observador Cetelem ha querido medir los intereses “a priori” de los consumidores europeos por una tecnología que se espera sea revolucionaria; tras recorrer un siglo en vehículos térmicos ¿los europeos dan la importancia suficiente a los medios de transporte eléctricos? ¿Cuáles son para ellos las ventajas de estos nuevos automóviles? ¿Y sus puntos débiles? ¿Están listos para franquear los obstáculos? Son muchas las preguntas por responder. ¿Qué piensa el consumidor? Una tecnología que sugiere… Dejando al margen los aspectos técnicos, medioambientales o económicos del vehículo eléctrico, los europeos han sido seducidos en su mayoría por la revolución eléctrica. El 71% de los encuestados se declara interesado por este tipo de vehículos. Los rusos y los turcos hacen gala de un entusiasmo notable por esta tecnología. No cabe duda de que se sienten aún atraídos por lo que parece ser una verdadera novedad (en torno al 90% de los interesados), seguidos de los portugueses, italianos y españoles, donde alrededor de un 80% de los encuestados ha manifestado su interés. Por el contrario en Francia y Reino Unido, donde el vehículo eléctrico es ya una realidad más concreta, son los países que registran un mayor número de escépticos (menos del 60% de interesados). En términos generales, ¿le interesan los vehículos 100% eléctricos? (en %) Sí No 7 13 18 24 24 29 35 39 40 44 46 93 87 82 71 65 61 54 56 BE ES FR IT PT UK TR Media Fuente : Observador Cetelem 10 países12
  15. 15. … Una imagen positivaEl vehículo eléctrico goza de una buena imagen: siete de cada diez europeos opina que este coche es ante todo«ecológico» (70%), siendo en este sentido donde los españoles con un 80% destacan claramentepor encima de la media europea, seguidos de los italianos y portugueses con un 76%.Solamente los turcos lo consideran más «económico» que «ecológico» (un 67% vs 48%).Para el resto, la ventaja financiera ocupa el segundo lugar con un 53% de menciones, muy por delante del carácter«moderno» (29%), «silencioso» (19%) y «fiable» (6%) del vehículo eléctrico.Por último señalar que son muchos los europeos que piensan que su uso resultará más económico que el de suequivalente térmico.Las ventajas del vehículo eléctrico(en % des intéressés) Media DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR de 10 paísesEs ecológico 66 % 73 % 80 % 69 % 78 % 66 % 78 % 74 % 70 % 48 % 70 %Es económico 48 % 48 % 44 % 51 % 36 % 49 % 64 % 68 % 51 % 67 % 53 %Es moderno 28 % 27 % 22 % 27 % 31 % 37 % 18 % 20 % 34 % 40 % 29 %es el futuroEs silencioso 19 % 24 % 22 % 23 % 18 % 25 % 14 % 6% 19 % 18 % 19 %Es fiable 13 % 3% 4% 2% 4% 5% 2% 11 % 6% 8% 6% Fuente : Observador Cetelem Compradores potenciales Prácticamente el 60% de los europeos encuestados prevé adquirir un vehículo eléctrico en el futuro. Pero aunque una ligera mayoría de europeos muestra una intención positiva, hay que señalar que el vehículo eléctrico presenta claras diferencias entre los países que han participado en nuestra encuesta: Los países que se encuentran por encima de la media en cuanto a su intención de compra, son Turquía y Rusia, con un 82% y un 76% respectivamente. Si analizamos el caso contrario, es decir aquellos que no son partidarios a realizar a priori la compra de este tipo de vehículos, los británicos son los menos receptivos, sólo un 30% de ellos, declara su intención de compra. Los españoles (41%) y los franceses (43%) ocupan el 2º y 3º puesto respectivamente. ¿Prevé adquirir un vehículo 100% eléctrico? (en % de interesados) Oui Non Je ne sais pas 3 7 5 3 7 4 8 12 10 6 20 37 27 23 45 44 43 52 47 60 82 57 76 70 70 52 50 53 41 43 30 DE BE ES FR IT PT UK RU TR Media 10 países Fuente : Observador Cetelem 13
  16. 16. El vehículo eléctrico visto por los consumidores ¿Qué piensa el consumidor? El precio y la autonomía: los principales puntos débiles El hecho de que casi un 40% de los europeos no se declare “a priori “interesado en un vehículo eléctrico se debe a que esta tecnología, por revolucionaria que sea, presenta ciertos puntos débiles con respecto a la tecnología térmica… No es ninguna sorpresa que la principal razón de este desinterés sea lo costoso de esta tecnología, con un 41% de menciones de media en los diez países. No solo el coche eléctrico es considerado «dema- siado caro» sino que además «la autonomía no es suficiente» para el 37% de los encuestados. Para algunos países como Alemania, España, Francia, Rusia o Turquía, la autonomía es el prin- cipal problema por delante de coste del producto (esto puede deberse a que la tecnología eléc- trica no está lista para conceder más autonomía por lo que puede parecer demasiado cara). En definitiva, el 16% de los europeos dice no tener confianza, aunque los porcentajes más elevados se han registrado en Rusia (25%), Polonia (24%) y Turquía (23%), países en los que la tecnología eléctrica necesita todavía cierto rodaje. Italianos (19%) y españoles (18%), son los siguientes en el ranking en cuanto a la desconfianza. Los motivos del desinterés por el vehículo eléctrico (en % de interesados) Media DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR 10 países Es demasiado caro 40 % 43 % 39 % 47 % 38 % 52 % 42 % 34 % 23 % 20 % 41 % La autonomía no 49 % 42 % 41 % 50 % 37 % 6% 39 % 34 % 30 % 30 % 37 % es suficiente No tengo confianza 11 % 17 % 18 % 10 % 19 % 24 % 18 % 12 % 25 % 23 % 16 % Requiere mucho 13 % 14 % 11 % 12 % 10 % 9% 11 % 28 % 39 % 18 % 15 % tiempo de recarga No tengo con qué 14 % 10 % 15 % 12 % 13 % 17 % 10 % 11 % 3 % 15 % 12 % recargar la batería Es menos potente que un vehículo 13 % 11 % 15 % 6% 9% 13 % 9% 12 % 19 % 23 % 12 % térmico Es peligroso 2% 1% 1% 2% 0% 1% 3% 2% 3% 5% 2% (batería…) Fuente : Observador Cetelem14
  17. 17. 1.2. El vehículo eléctrico: ¡probarlo es quererlo! Caso práctico realizado en Francia El pasado 5 de octubre de 2011, el Observador Cetelem Francia realizó un caso práctico con 50 ciudadanos franceses, seleccionados por TNS Sofres, brindando la oportunidad de probar el automóvil eléctrico en condiciones reales. Se puso a disposición de los participantes, una treintena de coches para recorrer un trayecto de 70 km. Previamente a la prueba del vehículo, se les suministró un cuestionario, el cual se volvió a realizar después de la fase de rodaje para poder analizar cómo la experiencia de conducir un vehículo eléc- trico podía transformar sus expectativas. Buenas sorpresas con la conducción… En su opinión, comparándola con la En su opinión, comparándola con la conducción de un vehículo térmico, la estética de un vehículo térmico, la estética conducción de uno eléctrico es: de uno eléctrico es: (en %) (en %) Más agradable Prácticamente idéntica Menos agradable 13 9 38 70 66 75 30 17 21 16 Antes del rodaje Después del rodaje Antes del rodaje Después del rodaje Fuente : Observador Cetelem Fuente : Observador CetelemDespués de haber probado los vehículos, el 70% de los agradable de conducir que su homólogo térmico.conductores considera que el coche eléctrico es más Antes de esta prueba solo lo pensaba el 33%. …y un balance de la seguridad algo menos favorable 5 11 En su opinión, en comparación con un vehículo térmico ¿se sentiría en un vehículo eléctrico…? (en %) 84 81 Más seguro Igual de seguro Menos seguro 9 11 Fuente : Observador Cetelem Antes del rodaje Después del rodaje 15
  18. 18. El vehículo eléctrico visto por los consumidores El silencio: por fin una comodidad más que un peligro… El coche eléctrico será naturalmente silencioso. Como conductor, usted considera esto como algo: (en %) Antes del rodaje Después del rodaje 55 59 49 45 34 27 Peligroso Un elemento Un punto para los peatones nuevo al que habrá muy positivo para el que adaptarse entorno acústico Fuente : Observador Cetelem …aunque se hace patente la necesidad de «sonorizar» el exterior del vehículo ¿Cree que sería razonable «sonorizar» artificialmente el vehículo? (en %) En el interior del coche para escuchar el motor En el exterior del coche para que los peatones lo detecten Sí No 28 27 83 81 72 73 17 19 Antes del rodaje Después del rodaje Antes del rodaje Después del rodaje Fuente : Observador Cetelem Fuente : Observador Cetelem El vehículo eléctrico: potencial en alquiler 21 28 ¿Estaría interesado a priori en utilizar un vehículo eléctrico mediante un sistema de alquiler? (en %) Sí No 79 72 Fuente : Observador Cetelem Antes del rodaje Después del rodaje16
  19. 19. EL VEHÍCULO ELÉCTRICODESDE UNA PERSPECTIVATÉCNICA 2.1. El vehículo eléctrico: ¿cómo funciona? p. 18 2.2. La autonomía de la batería: un reto crucial p. 19 2.3. Recargar un coche eléctrico: muchas preguntas, pocas respuestas p. 22 2.4. Conducir un vehículo eléctrico: un auténtico placer p. 28 2.5. El vehículo eléctrico: entre la simplicidad del motor y la complejidad de la batería p. 30
  20. 20. El vehículo eléctrico desde una perspectiva técnica 2. . 1 El vehículo eléctrico: ¿cómo funciona? Si la llegada del vehículo eléctrico se proclama como un auténtico punto de inflexión en la historia del automóvil es porque, desde una perspectiva técnica, es muy diferente a un vehículo térmico. Aclaración El tándem motor eléctrico/batería es la obra maestra del coche eléctrico: existen tres soluciones eléc- tricas que se diferencian por su cadena de tracción (completamente eléctrica, híbrida recargable o con prolongador de autonomía). Teniendo como única fuente de energía la electricidad, los apelativo “plug-in hybrid”; para 2012 está previsto el lanza- vehículos 100% eléctricos funcionan con baterías recar- miento de una versión híbrida recargable del Toyota Prius) gables similares a las que ya conocemos por nuestros y con los vehículos eléctricos de autonomía prolongada (o ordenadores portátiles, nuestros teléfonos inalámbricos, “range extender”, representados por el Chevrolet Volt). El etc. Esta batería sirve para almacenar la electricidad y range extender se asemeja más a un vehículo 100% transmitirla hasta un motor eléctrico directamente enla- eléctrico en su funcionamiento, en la medida en que, al zado con las ruedas. contrario de lo que ocurre con el vehículo híbrido recar- La propulsión eléctrica puede estar asistida por un motor gable, es solo el motor eléctrico el que mueve las ruedas, térmico (gasolina o diesel) tal y como ocurre con los mientras que el motor térmico sirve simplemente para vehículos híbridos recargables (también conocidos con el recargar la batería cuando la anterior se agota. Un coche eléctrico, varios coches eléctricos: ilustración del principio de funcionamiento Vehículo híbrido Vehículo eléctrico de Vehículo eléctrico recargable (VHR) autonomía prolongada Motor gasolina o diesel Recuperación Recuperación Recuperación de energía en de energía en de energía en la frenada la frenada la frenada Generador Motor gasolina eléctrico o diesel Motor eléctrico Motor de combustión Batería El interés de combinar motores térmicos y eléctricos es dar respuesta a uno de los problemas a los que tiene que hacer frente el vehículo 100% eléctrico: la autonomía.18
  21. 21. 2.2. La autonomía de la batería: “un reto crucial” Aclaración “El todo eléctrico” todavía genera dudas sobre el tema de la batería (autonomía, red de recarga): el miedo a quedarse parado constituye un freno indiscutible sobre todo para aquellos consumidores que realizan desplazamientos largos. La cantidad de energía que se puede almacenar en una La autonomía de un vehículo eléctrico completamente batería de tamaño razonable es bastante inferior que la cargado es por tanto mucho menor que la de un vehí- contenida en un depósito de gasolina del mismo tamaño. culo térmico con el depósito lleno tal y como muestra el Así pues, un litro de gasolina permite que un coche se gráfico siguiente. desplace 25 km mientras que un kilogramo cargado de las mejores baterías de iones de litio actuales, permiten una autonomía de tan solo 0,4 km. Comparación entre las autonomías de distintos tipos de motor (en km) Autonomía eléctrica Autonomía térmica Vehículo térmico 1 000 Vehículo híbrido 30 970 recargable Vehículo eléctrico 400de autonomía prolongada Vehículo eléctrico 160 0 200 400 600 800 1 000 1 200 Fuente: BIPE, según los fabricantes Cabe destacar que las cifras se calculan en ciclos normali- declaraciones, a un 20% de los conductores europeos. Así, zados (como el New European Driving Cycle o NEDC en los vehículos cuyo consumo anunciado es de 13 kWh/100 Europa, que es un perfil de trayecto que permite estanda- km utilizan en realidad unos 20 kWh/100 km. rizar la homologación de vehículos) que no tienen en cuenta el estilo de conducción −más o menos agresivo− de un Además, si en los vehículos térmicos la calefacción conductor en condiciones reales. procede de una simple recuperación del calor recuperado de la combustión del carburante, en el caso de los vehí- Se calcula que la autonomía real puede reducirse entre un culos eléctricos su activación consume una gran cantidad 15 y 40% para aquellos conductores que practican una de electricidad pudiendo reducir la autonomía entre un 20 y conducción «deportiva» y que representaría, según las un 25% cuando bajan las temperaturas. En cualquier caso, 19
  22. 22. El vehículo eléctrico desde una perspectiva técnica hoy en día el sector automovilístico ha desarrollado recorre menos de 100 km un día normal entre sistemas de bombas de calor de calefacción y climatización semana mientras que el 45% recorre a diario que son capaces de reducir el consumo eléctrico con el menos de 30 km. mismo suministro. No obstante, existen ciertas disparidades entre países con En resumen, en condiciones reales de rodaje, la dos casos extremos: Italia, donde la pasión por el automóvil autonomía de un vehículo eléctrico puede combinada con una peor calidad de la red de transportes descender a los 80-110 km. públicos obliga al 40% de los conductores a recorrer más de 100 km al día; y Alemania, España y Reino Unido donde La pregunta entonces sería, ¿es esto un problema? En más del 55% recorre menos de 30 km al día. Europa el 82% de los conductores habituales Kilometraje recorrido un día normal entre semana - Solo vehículos de uso personal (en %) Menos de 16 km Entre 16 y 30 km Entre 31 y 50 km Entre 51 y 100 km Más de 100 km 8 10 11 18 15 15 16 18 20 23 16 15 41 19 16 20 20 23 19 19 19 20 14 22 16 18 18 20 22 19 21 26 36 31 26 29 29 28 25 33 29 18 29 21 24 19 15 18 19 17 8 9 10 DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR Media 10 países Fuente : Observador Cetelem20
  23. 23. ¿Qué piensa el consumidor? La autonomía en el día a día: necesidades teóricas y necesidades psicológicas En teoría, la mayoría de las necesidades cotidianas en materia de movilidad podrían cubrirse con un vehículo 100% eléctrico. Sin embargo la aceptabilidad social no forma parte de la ecuación dado que el paradigma del «coche-navaja suiza» −que sirve tanto para hacer 1 km y comprar el pan cada mañana como para ir de vacaciones una vez al año a 1000 km de casa− es muy potente. Lo que existe pues, es una necesidad de polivalencia. Y también una necesidad de seguridad psicológica para el miedo a quedarse parado: si las distancias recorridas un día normal entre semana son en su mayoría compatibles con los niveles de autonomía garantizados para las baterías, es completamente legítimo que los conductores teman verse en situaciones extraordinarias que les obliguen a recorrer más kilómetros de lo habitual o a estar más tiempo de lo normal en el coche (huelgas, nieve…). Así pues, el 55% de los europeos se declara dispuesto a pasarse al eléctrico con la condición de que la batería ofrezca una autonomía superior a 250 km. Es curioso que en Alemania este porcentaje sea del 70% cuando, como ya hemos dicho anteriormente, en este país la distancia media recorrida diariamente es la más baja. Por el contrario, en Italia, donde los conductores que realizan a diario trayectos más largos son en proporción más numerosos, solo un 46% exige una autonomía más fuerte. El ranking de los tres países más exigentes en cuanto a la autonomía, lo ocupan por este orden Francia (71%), Alemania (70%),y Turquia (61%). Los españoles ocupan el cuarto lugar con un 60%. ¿A partir de qué nivel de autonomía estaría dispuesto a adquirir un vehículo 100% eléctrico? (en %) Menos de 100 km Entre 101 y 250 km Más de 250 km 39 39 45 45 59 58 55 60 61 70 71 21 28 24 30 12 23 21 27 28 21 20 40 33 31 25 27 19 22 13 15 9 9 DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR Moy. 10 pays Fuente : Observador CetelemEn la actualidad, existen distintas soluciones al alcance del • otra solución consistiría en alquilar puntualmente unconductor que quiera realizar puntualmente largos vehículo térmico para realizar trayectos de larga distancia;trayectos en coche: • por último, existen soluciones de recarga rápida o de• los vehículos híbridos recargables y los vehículos eléc- sustitución automática de las baterías (quick drop). Podríantricos de autonomía prolongada son una solución especial- ser una solución a estos problemas ya que permitenmente elegante dado que su comportamiento es el mismo recargar en solo unos minutos.que el de los coches eléctricos en distancias cortas y comoel de los vehículos térmicos en trayectos más largos: 21
  24. 24. El vehículo eléctrico desde una perspectiva técnica Recargar un coche eléctrico: 2.3. muchas preguntas, pocas respuestas ¿Cuáles serán las soluciones y las modalidades de recarga que se ofreceran a los conductores cuando el coche eléctrico llegue a nuestras carreteras?: • ¿Recarga a domicilio? • ¿En el lugar de trabajo? • ¿En la vía pública? Es evidente que no podemos hablar del problema de la autonomía y del coche eléctrico en general sin hablar de las condiciones de recarga. ¿Qué piensa el consumidor? ¿Cuánto tiempo se necesita para recargar la batería?: Un europeo de cada tres no sabe la respuesta. ¿Qué tiempo de recarga tiene una batería? ¡Buena pregunta para los europeos! De hecho, uno de cada tres consumidores europeos se declara incapaz de evaluar el tiempo necesario para recargar completamente un coche eléctrico, siendo muy pocas las diferencias entre los países analizados. Solo los rusos se sienten más informados con solo un 11% de No contesta. Entre los dos tercios restantes que se pronuncian, la mayoría piensa que hacen falta entre dos y ocho horas para hacer una carga completa de energía. Los rusos se muestran un poco más optimistas que el resto de sus vecinos puesto que son dos veces más los que creen que la recarga durará menos de dos horas (un 31% frente a un 15% de media sobre diez países). En conjunto, no obstante, esta evaluación pone de relieve que los europeos son plenamente conscientes de que el coche eléctrico va a modificar nuestra relación con el automóvil. En su opinión, ¿qué tiempo de recarga (carga completa) tiene una batería? (en %) Menos de 2 h Entre 2 y 8 h Más de 8 h NSP 11 30 34 33 37 37 11 33 34 42 42 39 17 14 15 8 18 15 12 10 47 20 29 36 45 27 39 32 36 34 41 31 29 31 21 19 17 12 13 15 8 11 10 5 DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR Media 10 países Fuente : Observador Cetelem22
  25. 25. Un vehículo eléctrico puede recargarse en diferentes de suministro que tenga el enchufe. En un enchufetipos de enchufes regulados. En Europa es posible doméstico harán falta entre 7 y 11 horas para unarecargarlo en enchufes eléctricos de 220 voltios y 16 o recarga del 100% de una batería de 24 kWh.32 amperios. El tiempo de carga depende de la potenciaTiempo necesario para una recarga al 100% según el tipo de enchufe(hipótesis: batería de 24 kWh)(en horas) 10,9 7,5 1,1 0,56 Enchufe Enchufe Enchufe Recarga rápida doméstico específico a comercial domicilio reforzadoFuente: BIPE según prensa especializadaAsí mismo, cabe destacar que la empresa de movilidadBetter Place ha desarrollado un sistema de talleres quepermite cambiar automáticamente una batería vacía decualquier vehículo por otra llena en cuestión de minutos. 23
  26. 26. El vehículo eléctrico desde una perspectiva técnica ¿Qué piensa el consumidor? La duración de la carga: un posible freno al desarrollo del vehículo eléctrico Si bien el consumidor europeo evalúa con bastante acierto el tiempo de recarga necesario, no se muestra tan dispuesto a pasarse al «todo eléctrico». Esto se debe sin duda a que ha comprendido adecuadamente que con el vehículo eléctrico es probable que se vea obligado a modificar sus costumbres. De hecho, casi uno de cada dos europeos, considera que el tiempo máximo de recarga no debería superar las dos horas, mientras que un 13% no prevé adquirir un vehículo eléctrico si hacen falta más de 30 minutos para «tenerlo lleno». Portugueses y españoles se presentan como los europeos más exigentes, con un 67 y un 62% de individuos que reclaman un tiempo inferior a dos horas para decidir pasarse al eléctrico. Por el contrario, rusos y británicos figuran entre los menos sensibles a la cuestión del tiempo de recarga, con dos tercios de la población que aceptarían un tiempo de recarga superior a dos horas (frente a un 51% de media de los diez países). ¿Cuál debería ser el tiempo máximo de recarga completa de la batería para que se planteara comprar un vehículo eléctrico? (en %) Menos de 30 min Entre 30 min y 2 h Entre 2 y 8 h Más de 8 h 2 7 5 6 8 11 13 14 11 16 25 31 32 40 42 40 40 48 42 51 51 30 44 43 36 42 38 36 31 35 36 27 25 19 23 15 13 14 13 10 10 8 8 9 DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR Media 10 países Fuente : Observador Cetelem24
  27. 27. En vista del tiempo de carga que necesita un vehículo equivale al tiempo de recarga. Los enchufes de recargaeléctrico en los enchufes más habituales, esto es, los rápida estarían instalados en la vía pública y tendríanenchufes domésticos, la mayoría de los usuarios recar- sobre todo la función psicológica de dar confianza algarán el coche en su domicilio, durante la noche, o bien conductor frente a quedarse parado. Si se consigueen su lugar de trabajo durante la jornada laboral. Los desarrollar la solución de los “quick props”, las estacionesenchufes de recarga acelerada (22 kW, 1 h) se utilizarían de recarga se instalarán como las áreas de serviciomás bien en los aparcamientos públicos y centros comer- actuales, sobre todo en áreas de autopistas.ciales en los que el tiempo de estacionamiento medio ¿Qué piensa el consumidor? El 90% de los europeos reclama puntos de recarga en la vía pública Para que el vehículo eléctrico tenga oportunidad de desarrollarse, el sector deberá guiar al consumidor con el fin de que la ruptura no sea demasiado traumática. Esta orientación comporta la instalación de puntos de recarga rápida sobre la red viaria, de hecho, las cifras hablan por sí solas: un 90% de los europeos reivindica este tipo de infraestructura, de los cuales un 59% considera que es «indispensable». El miedo a quedarse parado en seco está muy presente en el consumidor y todavía hoy existen dudas respecto al impacto de la recarga rápida en la vida útil de las baterías que será imperativo disipar, por lo menos en un primer momento, para dar confianza a los futuros conductores eléctricos. Italianos, portugueses, rusos y turcos son, en este punto, los más exigentes. Los españoles se sitúan en consonancia con la media, sin destacar en su posicionamiento en uno u otro sentido. Los británicos, que habíamos señalado como los menos sensibles al tema del tiempo de recarga, estiman en un 11% que estos puntos de recarga son «inútiles» (frente a un 4% de media en diez países). La instalación de puntos de recarga rápida en la vía pública es… (en %) Indispensable Importante No muy importante Inútil 2 1 2 2 1 5 5 4 4 4 2 2 3 4 6 8 5 11 6 7 14 26 8 23 29 29 30 31 32 38 45 33 28 70 73 66 67 61 59 56 52 53 44 DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR Media 10 países Fuente : Observador Cetelem 25
  28. 28. El vehículo eléctrico desde una perspectiva técnica Con esta misma lógica, los europeos parecen también Pero esta tecnología, la cual exige unas fuertes inversiones seducidos por el concepto de recarga rápida, tipo “quick tanto en materia logística como financiera, no se va a props”, que permita sustituir en cuestión de minutos una implantar por el momento en los países europeos encues- batería vacía por una cargada: el 84% se declara «muy tados. interesado» o «bastante interesado» en esta solución milagro. Los españoles están por encima de la Por ahora, deberán contentarse con soluciones de recarga media con un 86%. a domicilio o en el trabajo teniendo en cualquier caso, la seguridad de poder realizar una carga completa en la red viaria… Si hubiese un servicio de sustitución de las baterías vacías por otras llenas en pocos minutos en estaciones de servicio, ¿estaría…? (en %) Interesado No interesado 9 5 9 17 14 19 19 26 25 16 91 95 91 86 83 86 81 81 74 75 84 DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR Media 10 países Fuente : Observador Cetelem26
  29. 29. ¿Qué piensa el consumidor?La recarga en el domicilio no asusta a los europeosEl 70% de los europeos considera que no es peligroso recargar un vehículo eléctrico en su domicilio.Los turcos (63%), españoles (60%) y rusos (58%) expresan no obstante cierta reticencia mientras quesus vecinos alemanes y belgas se encuentran entre los más confiados.¿Esta confianza es el reflejo de una comunicación efectiva por parte de los instaladores de material eléctrico quegarantizan soluciones adaptadas y conformes con las normas de seguridad? O bien, dando una explicación unpoco menos optimista, ¿es que el consumidor europeo se refugia simplemente en ilusiones inconscientespensando que puede enchufar su vehículo eléctrico en la misma toma que el frigorífico?Recargar un vehículo eléctrico en casa es peligroso(en %) De acuerdo En desacuerdo 60 58 63 70 68 70 74 74 73 78 80 40 42 37 30 32 30 26 26 27 22 20 DE ES FR IT PL PT UK RU TR MediaFuente : Observador Cetelem 10 países 27
  30. 30. El vehículo eléctrico desde una perspectiva técnica Muchas son las dudas respecto a la recarga, pero algunas cando incendios. Así pues, abogan por la instalación de están en proceso de resolverse: una toma específica reforzada, pero más cara que, según • La normalización de los enchufes de recarga en términos sus detractores, inflaría aún más el coste de un vehículo de seguridad y de protocolo de comunicación toma-vehí- considerado ya de por sí caro de adquirir; culo es el escenario de un cruento combate entre fabri- • La instalación de tomas eléctricas en los garajes y en los cantes y electricistas europeos, americanos y japoneses aparcamientos de copropietarios es una cuestión funda- que intentan imponer sus propios estándares. Por tanto, en mental: en Francia, la aprobación en junta general de lo relativo a la seguridad y las velocidades de carga es copropietarios acaba de ser validada por el Ministerio de urgente aclarar la situación e implantar ciertas normas por Medio Ambiente que también ha instaurado un «derecho lo menos dentro de la Unión Europea. De ello depende el de toma eléctrica» para los arrendatarios; correcto desarrollo y difusión del vehículo eléctrico. • A pesar de los progresos hechos en las baterías, aún es • La posibilidad de recargar con enchufes domésticos difícil saber si pueden soportar sin tener daños, una recarga normales no está demasiado clara. rápida con una frecuencia de uso más o menos elevada, Los electricistas se pronuncian en contra de la utilización de una operación que sigue siendo problemática para la estos enchufes que no han sido diseñados para soportar química de la batería. esa potencia noche tras noche y podrían fundirse, provo- 2.4. Conducir un coche eléctrico: un auténtico placer El coche eléctrico ha cargado durante mucho tiempo con el “San Benito” de vehículo lento y poco reactivo. Esta imagen, derivada de los vehículos de la antigua generación los cuales utilizaban baterías de plomo o níquel ha dejado de ser válida en la actualidad. Es suficiente con conducir el Tesla Roadster (0-100 km/h en 3,7 s) para darse cuenta inmediatamente. De hecho, las baterías de litio modernas tienen una potencia específica cada vez más alta. Además, el motor eléctrico permite conseguir un acoplamiento muy elevado incluso con pocas revoluciones, gracias a la ausencia de la transmisión, lo que concede a los vehículos eléctricos, incluso a los de gama media, una buena aceleración y conducción en ciudad Otra característica del vehículo eléctrico es evidente- a gran velocidad solo se escucha el rodamiento de las mente la ausencia de ruido, sobre todo a baja velocidad. ruedas por la calzada por encima del leve silbido del En parada, el silencio es total y motor eléctrico y del rozamiento del aire.28
  31. 31. ¿Qué piensa el consumidor? El vehículo eléctrico: menos contaminación acústica Algunos consideran peligroso el silencio del vehículo eléctrico. Varias marcas han desarrollado incluso genera- dores de ruido para instalarlos en los coches y señalizar su presencia en entornos urbanos. Después de un siglo de motores térmicos «de explosión», nuestras sociedades se han acostumbrado a moverse por la calzada «poniendo la oreja». ¿Cuántos de nosotros cruzamos la calle mirando efectivamente a ambos lados de la carre- tera? Así pues, más de un europeo de cada dos piensa que el silencio será peligroso para los peatones (53%) con ciertas disparidades entre los países: franceses, británicos, belgas y alemanes están realmente preocupados por este tema. Por otra parte, son también estos mismos países los que figuran como menos convencidos de las mejoras asociadas a este silencio: menos del 70% piensa que el silencio será «menos estresante para la conducción» mientras que la media europea es del 73%. El silencio es un elemento nuevo al que los conductores tendrán que adaptarse pero es una ventaja para el vehículo eléctrico ya que el 94% de los europeos considera que hará disminuir la contaminación acústica. El “stress”, característica que está muy presente en el modo de vida de los españoles, hace que el 81% de los encuestados, (por encima de la media con un 73%) considere que el silencio es un factor positivo para reducir la tensión que produce el conducir por ciudades españolas.El silencio del vehículo eléctrico será…(% «completamente de acuerdo» y «más bien de acuerdo») Media DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR 10 países Positivo para el 87 % 94 % 94 % 95 % 94 % 94 % 98 % 90 % 96 % 96 % 94 % entorno acústico Un elemento nuevo al que habrá que 81 % 88 % 85 % 86 % 81 % 81 % 77 % 84 % 82 % 85 % 83 % adaptarse Menos estresante 61 % 65 % 81 % 69 % 76 % 73 % 84 % 56 % 80 % 82 % 73 % para la conducción Peligroso para los 67 % 67 % 43 % 70 % 41 % 45 % 48 % 68 % 41 % 42 % 53 % peatonesFuente : Observador Cetelem 29
  32. 32. El vehículo eléctrico desde una perspectiva técnica 2.5. El vehículo eléctrico: entre la simplicidad del motor y la complejidad de la batería Un vehículo térmico tiene un motor complejo y un depósito sencillísimo; todo lo contrario que un coche eléctrico. Ante la complejidad de los motores térmicos actuales (fabricados con miles de piezas) el motor eléctrico es en comparación, increíblemente simple (necesita como máximo aproximadamente, alre- dedor de unas cien piezas). Por otra parte, como el vehículo eléctrico no posee ningún módulo de transmisión (en el peor de los casos una caja muy sencilla), las necesidades de mantenimiento se reducen muchísimo por contraposi- ción a los vehículos de gasolina o diesel tradicionales. ¿Qué piensa el consumidor? Mantenimiento del vehículo eléctrico: una partida de gastos en la que los europeos pretenden ahorrar Los europeos no se equivocan: casi un 70% están convencidos, de que la tecnología eléctrica llevará asociado un mantenimiento mucho más sencillo. Los más confiados a este respecto son los turcos que, en un 83% consideran que el mantenimiento del coche eléctrico será mucho más cómodo que el de un vehículo térmico clásico. Una convicción que comparten también rusos, polacos y españoles (72%). Por el contrario, los belgas (64%), británicos (63%) y sobre todo los alemanes (57%) son mucho menos optimistas que sus vecinos en lo que respecta a la facilidad del mantenimiento de un coche eléctrico. El vehículo eléctrico será más fácil de mantener que su equivalente térmico (en %) De acuerdo En desacuerdo 17 28 30 28 32 28 31 36 33 37 43 83 72 70 72 68 72 69 64 67 63 57 DE BE ES FR IT PL PT UK RU TR Media 10 países Fuente : Observador Cetelem30

×