EL CAMBIO CLIMATICO A LA LUZ DE LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA<br />Ante la realización de la Cumbre Mundial, que se rea...
El cambio climatico a la luz de la doctrina social de la iglesia
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

El cambio climatico a la luz de la doctrina social de la iglesia

863 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
863
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
11
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El cambio climatico a la luz de la doctrina social de la iglesia

  1. 1. EL CAMBIO CLIMATICO A LA LUZ DE LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA<br />Ante la realización de la Cumbre Mundial, que se realizó en Cancún, sobre “El Calentamiento Global, los cristianos, debemos asumir una posición critica desde un referente de fe, ya que estamos ante un problema que afecta el Proyecto de Amor de Dios. Esta es la razón y el horizonte profundo desde el que el creyente ha de entrar en relación con la naturaleza que fue destinada a encontrar la plenitud en Cristo en cuanto que Él, con su muerte y resurrección nos entregó el equilibrio de la Nueva Creación.<br />En este contexto salvador, el Papa Benedicto XVI nos dice: “La naturaleza es expresión de un proyecto de amor y verdad. Ella nos precede y nos ha sido dada por Dios como ámbito de vida. Nos habla del Creador y de su amor a la humanidad. Fue destinada a encontrar la plenitud en Cristo al final de los tiempos” (CV 48)<br />Esta dimensión teológica también aparece en el mensaje de la jornada de la paz del presente año: “Si quieres promover la Paz, protege la Creación”. El respeto a lo que ha sido creado tiene gran importancia, puesto que la creación es el comienzo y fundamento de todas las obras de Dios y su salvaguardia se ha hecho hoy esencial para la convivencia pacifica de la humanidad. En efecto, aunque es cierto que, a causa de la crueldad del hombre con el hombre, hay muchas amenazas a la paz y al autentico desarrollo integral humano –guerras, conflictos internacionales y regionales, atentados terroristas y violaciones a los derechos humanos-, no son menos preocupantes los peligros causados por el descuido, e incluso por el abuso que se hace de la tierra y de los bienes naturales que Dios nos ha dado. Por ese motivo, es indispensable que la humanidad renueve y refuerce “esa alianza entre ser humano y medio ambiente que ha de ser reflejo del amor creador de Dios, del cual procedemos y hacia el cual caminamos” (jornada de la paz 2008).<br />El calentamiento global depende de un consumo indiscriminado elevadísimo, y no del número de habitantes de la tierra. De hecho, la contaminación es particularmente crítica, intensa y devastadora precisamente en las regiones de gran desarrollo, que generalmente tienen índices mínimos de natalidad. Si queremos encontrar soluciones eficaces ante la lapidación del patrimonio ecológico, tenemos que centrar la atención en las autenticas causas. Entre ellas la DOCTRINA Social de la Iglesia, señala los frecuentes prejuicios que el hombre actual tiene frente a la naturaleza, la ideología del consumismo, el empobrecimiento de muchos países y la devastación provocada por las guerras.<br />Oremos pues al Dios Creador para que nos ayude a respetar la naturaleza, con esta oración de John Carlisle:<br />Benditos Tesoros<br />Señor, ayúdanos a aprovechar, el viento, el agua, el sol<br />Y todas las fuentes energéticas disponibles y renovables<br />Enséñanos a conservar, preservar y utilizar<br />Prudentemente los benditos tesoros<br />De nuestro exuberante planeta.<br />Ayúdanos a compartir tu abundancia, a no desperdiciarla,<br />Ni a ponerla en peligro, para nuestros descendientes<br />O nuestros vecinos de otras naciones.<br />Tu que eres vida, energía y bendición<br />Enséñanos a venerar y a respetar tu delicado mundo<br /> Amén.<br />

×