La dominación europea del mundo y sus consecuencias

82,850 views

Published on

En esta presentación abordamos la unidad 6 de nuestro temario. En ella descubrimos como los europeos se lanzaron en el siglo XIX a una carrera colonial en la que ocuparían grandes extensiones de África, Asia y Oceanía. Fruto de esta competición, surgirían tensiones que desembocaron en el estallido de la I Guerra Mundial

Published in: Education
1 Comment
7 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
82,850
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
14,247
Actions
Shares
0
Downloads
690
Comments
1
Likes
7
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La dominación europea del mundo y sus consecuencias

  1. 1. 6. La dominación europea del mundo y sus consecuencias <ul><li>Concepto y causas del </li></ul><ul><li>imperialismo. </li></ul><ul><li>2. Áreas de expansión. </li></ul><ul><li>3. Los grandes imperios </li></ul><ul><li>coloniales. Administración y resistencia. </li></ul><ul><li>4. Las rivalidades </li></ul><ul><li>imperialistas y la </li></ul><ul><li>“ paz armada”. </li></ul>
  2. 2. Mis presentaciones tienen tan solo una finalidad didáctica y sin ánimo de lucro y están disponibles en Internet para todo aquel que las encuentre útiles. Salvo en casos excepcionales, no cito las fuentes escritas ni audiovisuales que utilizo, por razones de economía de espacio y tiempo, ni requiero que se cite lo que yo elaboro. Sin embargo, si algún autor reconoce sus textos o imágenes en mis trabajos y considera que debe ser citado, no tiene más que ponerse en contacto conmigo e incluiré su nombre donde sea necesario. Gracias y disfruten de la Historia… Prof. Oscar González García – IES Los Sauces Benavente
  3. 3. 1. Concepto y causas del imperialismo. Antes de hablar de imperialismo , debemos referirnos a otro concepto que le precede: el colonialismo . Suele aludir a las primeras fases de la expansión europea, durante los siglos XVI, XVII y XVIII , principalmente protagonizadas por españoles y portugueses. Las metrópolis controlaron una serie de territorios, explotados económicamente, que alentaron relaciones de subordinación con los pueblos autóctonos de la zona, a los que impusieron sus estructuras y formas de vida, es decir, los emigrantes creaban sociedades paralelas similares a las europeas. En la 1ª mitad del siglo XIX el mundo asiste a la crisis del antiguo colonialismo expresada en la pérdida de las colonias americanas de Gran Bretaña y España. Tras este episodio, principalmente a partir del último tercio del siglo XIX, las potencias europeas y algunas extraeuropeas (USA y más tarde Japón) desarrollaron una política de expansión colonial acelerada, que recibe la denominación de imperialismo. Tendía a la formación de grandes imperios y constituyó una constante fuente de conflictos que desembocaron en la 1ª Guerra Mundial .
  4. 4. El concepto de imperialismo , tiene fuertes connotaciones nacionalistas : los estados que lo practicaron pretendían la conquista sistemática de la mayor cantidad posible de territorios con el objetivo de alcanzar el rango de potencias mundiales. No buscaban tanto la transformación cultural de estas zonas como su control político, económico y militar. La tendencia a crear imperios de ultramar se incrementó entre 1880 y 1914 , ya que en este periodo las potencias europeas se repartieron África y Oceanía y ejercieron, además, influencia sobre China. Países sin ninguna tradición colonial anterior como Alemania, Italia, Bélgica, Estados Unidos y Japón, también adquirieron territorios. Se han distinguido numerosas causas para explicar aquel fenómeno.
  5. 5. Causas demográficas En el período comprendido entre 1850 y 1900 la población europea pasó de 300 a 450 millones de almas. Las penosas condiciones de vida de la clase trabajadora en los países industrializados animó a muchos a buscar mejores perspectivas de vida en los territorios que iban ocupándose. Este incremento demográfico también afectó a potencias asiáticas como Japón y continuó en ascenso hasta 1914. Parte de esa población fue absorbida por los territorios coloniales a través de una persistente inmigración que en ocasiones llegó a alterar de manera sustancial la composición étnica de extensas áreas. Los avances médicos, como el uso de la quinina, contribuyeron en gran medida a estas migraciones, ya que permitieron combatir con éxito enfermedades endémicas como el cólera, tifus o el paludismo que hasta entonces habían hecho inhabitables para el hombre blanco extensos territorios.
  6. 6. Causas económicas Fueron fruto de la expansión del capitalismo industrial y se fundamentaron en: La búsqueda de nuevos territorios donde invertir el exceso de capitales acumulados. La exploración y conquista de zonas donde conseguir materias primas y energéticas abundantes y baratas. A las colonias se les asignó el papel de abastecer a las industrias metropolitanas. El control de espacios donde establecer mercados que asegurasen en régimen de monopolio la colocación de los productos industriales. La utilización de una mano de obra no cualificada pero barata y dócil (en ocasiones esclava), que redujo los costes de extracción de las materias primas y contribuyó al éxito de la agricultura de plantación.
  7. 7. Causas políticas Los estados adoptaron una política de prestigio en un intento de atraerse a las masas populares y desarrollaron una acción diplomática dirigida por fuertes personalidades ( Bismarck , Chamberlain , Leopoldo de Bélgica) quienes, apoyadas en gran medida por la prensa y otros medios, propugnaron desde una postura chovinista la formación y consolidación de extensos dominios coloniales. Además las potencias ambicionaban alcanzar la hegemonía colonial mediante el control comercial y militar de las rutas marítimas y terrestres, al tiempo que obstaculizaban por todos los medios la expansión de sus rivales. Esta política alimentó incontables episodios de tensión y conflicto que constituyeron el preludio de la Primera Guerra Mundial.
  8. 8. Causas científicas y técnicas A lo largo del siglo XIX se irá completando el proceso de exploración del planeta iniciado en el siglo XV. Muestra de ello fue el fomento de estudios geográficos, geofísicos y geológicos. Además, desde mediados de siglo una serie de autores (Julio Verne, Kipling) alentaron la curiosidad y la aventura a través de sus obras. Las sociedades geográficas alcanzaron una enorme importancia y contibuyeron a propagar esa afición mediante conferencias y congresos. También organizaron expediciones de carácter antropológico y biológico que sirvieron para crear nuevas rutas . Los grandes ríos africanos como el Nilo, Níger, Congo o Zambeze, fueron explorados por periodistas (Stanley), misioneros (Livingstone) o aventureros. Se penetró en Asia llegando al Himalaya, se atravesó Siberia y el desierto australiano y, finalmente (ya en el siglo XX), fueron alcanzados el Polo Norte (Peary) y el Polo Sur (Amundsen). Las tesis darwinistas, con sus presupuestos sobre la evolución de las especies, fueron extrapoladas al campo social con el fin de justificar e l predominio de los más aptos (los blancos) sobre los menos aptos. La superioridad técnica se hizo abrumadora en el campo militar (armas de fuego, transporte masivo y rápido, esmerada organización, etc.), procurando una ventaja a los conquistadores que palió con creces su inferioridad numérica .    
  9. 9. Causas ideológicas Desde posiciones nacionalistas y chovinistas se desarrollaron teorías racistas que justificaban e impulsaban la expansión territorial, con o sin el consentimiento de los pueblos autóctonos. En sus formas más moderadas el racismo se disfrazó en ocasiones de un paternalismo que sostenía la necesidad del hombre blanco de “rescatar del atraso” a las poblaciones autóctonas mediante la instrucción y la educación . En esa labor destacó la actividad misionera de las iglesias cristianas anglicana, católica y protestante, que causó gran impacto en las poblaciones indígenas que poseían una mentalidad totalmente ajena a la occidental. En todas esas posiciones subyacía una ideología de carácter etnocentrista que ensalzaba la cultura europea y occidental y descalificaba al resto, considerado bárbaro, salvaje y primitivo.
  10. 10. 2. Áreas de expansión. La India Mediterráneo África China y área del Pacífico Norteamérica
  11. 11. La India británica: El Imperio británico fue el más extenso de todos; comenzó a formarse en el siglo XVIII, alcanzando su madurez durante el largo reinado de Victoria I (1837-1901), impulsado por la acción de sus ministros Disraeli y Chamberlain . Hasta entonces había controlado fundamentalmente territorios costeros o islas con claras aspiraciones comerciales o estratégicas. La India fue sin duda el dominio más importante. Se trataba de una colonia de explotación administrada desde 1777 por la Compañía de las Indias Orientales . Se convirtió en la principal suministradora de materias primas (algodón, té, etc.). La construcción del canal de Suez agilizó de manera notable las relaciones con la metrópoli. Para mantenerla protegida de los territorios coloniales de otras potencias Gran Bretaña creó en torno a ella una serie de estados tapón , como Beluchistán (en el actual Pakistán) o Afganistán y Birmania . A raíz de la sublevación de los cipayos (1857), soldados indios al servicio de Gran Bretaña, la Corona tomó directamente el gobierno de la India que había estado dirigido por la citada Cía. de las Indias Orientales.
  12. 13. China y el área del Pacífico: La presencia europea en Asia experimentó un importante impulso tras la apertura del Canal de Suez (1869). Las colonias comerciales dieron paso entonces al dominio efectivo del territorio, lo que supuso un verdadero reparto territorial. Japón, Siam y China se mantuvieron como Estados independientes, pero no pudieron sustraerse a la influencia imperialista: Japón se convertía en un imperio colonial al estilo occidental, mientras China era obligada a firmar tratados comerciales desfavorables. Tras discretos tratos comerciales con los británicos en el XVIII, China vio en el XIX como aquellos pretendían introducir en su territorio el opio cultivado en la India. Las autoridades chinas intentaron impedirlo, estallando la Primera Guerra del Opio (1839-1842), que culminaría con la victoria inglesa. El emperador chino hubo de firmar el Tratado de Nanking , por el que se obligaba a China al libre comercio -el del opio incluido- con Inglaterra, a través de cinco puertos (el más importante de ellos Cantón) así como a la cesión de la isla de Hong Kong durante 150 años.
  13. 14. Este conflicto y su resolución a favor de la potencia imperialista británica facilitó la irrupción en el escenario de otras potencias como Estados Unidos, Francia y Rusia que forzaron a China a la firma de diversos convenios que han recibido la denominación de “Tratados Desiguales” . Como consecuencia de ellos, en 1860 China se vio apremiada a abrir otros once puertos al comercio exterior con el correspondiente menoscabo de su soberanía. La impotencia china para conservar su independencia frente a las potencias imperialistas se acentuó aún más tras la derrota frente a Japón (1894-1895), que le costó importantes pérdidas territoriales (Formosa).
  14. 15. <ul><li>Otras potencias europeas también se extenderían por Asia y el Pacífico: </li></ul><ul><li>El imperio ruso se extendió hacia el este: sometió a la población de Asia central y colonizó Siberia hasta el Pacífico. </li></ul><ul><li>Los Países Bajos ocuparon la actual Indonesia. </li></ul><ul><li>Francia desembarco en 1858 en Indochina: la excusa fue la defensa de los misioneros católicos establecidos en el área, donde permanecería independiente el reino de Siam como estado tapón entre posesiones británicas y francesas. </li></ul>
  15. 16. Las Carolinas y las Marianas pasaron a Alemania. En 1885 Nueva Guinea fue dividida en tres áreas: Holandesa, británica y alemana. En 1898 Filipinas y Hawai pasaron a ser posesión de EE. UU. En Australia y Nueva Zelanda, los británicos crearon colonias desde finales del siglo XVIII. La población nativa fue aniquilada progresivamente. Pronto se convertirían en estados autónomos dentro del Imperio británico.
  16. 17. El Mediterráneo no europeo: En las riberas oriental y meridional del Mediterráneo existían, a principios del XIX, una serie de estados islámicos bajo la soberanía o influencia del Imperio turco , constantemente debilitado por la presión de las grandes potencias europeas. Sólo conservó su independencia por la rivalidad entre europeos, y porque Gran Bretaña era partidaria de mantener el Estado otomano para frenar el expansionismo ruso.
  17. 18. El norte de África, por su proximidad con Europa, era especialmente propicio para el comercio y la emigración de los europeos. Inglaterra , por su parte, tenía enormes intereses en la zona, pues poseía enclaves en la ruta hacia la India (Gibraltar, Malta, Chipre), y habían realizado importantes inversiones en el canal de Suez. En 1830 , Francia iniciaría la ocupación de Argelia , consolidada en 1847 con la gran afluencia de emigrantes franceses, y convertida en centro neurálgico de su imperio africano. Posteriormente, en 1881 , conquistó Túnez y en 1905 estableció un protectorado en Marruecos con la oposición de Alemania, provocando dos crisis que a punto estuvieron de desembocar en un conflicto bélico de carácter internacional.
  18. 19. En Egipto , Francia y Gran Bretaña rivalizaron por el control del Canal de Suez y el fértil Valle del Nilo. El apoyo británico a Francia en la cuestión de Marruecos llevó a los galos a renunciar a Egipto, que finalmente fue controlado por los ingleses en 1882 . Por su parte, Italia , también rivalizó con Francia por el control de Túnez, y se apoderó de la actual Líbia en 1912 . En 1906 se celebró la Conferencia de Algeciras entre numerosas potencias que lograron aliviar transitoriamente el riesgo de conflicto. Se admitió la formal independencia de Marruecos bajo la tutela francesa. En correspondencia se permitió el libre comercio a todas las potencias. España consiguió mantener sus aspiraciones sobre norte de la cordillera del Rif. En 1911 tendría lugar el segundo altercado, que avivaría la llama de odio existente entre Alemania y Francia.
  19. 20. El reparto del África subsahariana: En África, Inglaterra logró el dominio del continente estableciendo una línea británica de Sur a Norte . Avanzó desde el sur (El Cabo) intentando enlazar con el Sudán y Egipto. El empresario Cecil Rhodes se anexionó los territorios que llevan su nombre (Rodesia), hoy repartidos entre Zimbabwe y Zambia. En esta progresión hacia el norte, los ingleses chocarán con los bóers , pobladores de origen holandés establecidos en Transvaal y Orange así como con la población zulú. Con sus conquistas impidió que Portugal pudiera progresar de Oeste a Este y unir sus colonias de Angola y Mozambique. La expansión se completó, alcanzando otras zonas del continente, con la incorporación de Nigeria , parte de Somalia (1884), Kenia y Uganda .
  20. 21. Francia , por su parte, intentaría dominar la línea Oeste-Este del continente africano y, desde Argelia, fue dominando la mayor parte del África del norte y central, extendiéndose hasta Sudán, donde, en 1898 , chocaron con los ingleses en el territorio denominado Fashoda . Allí, los británicos pretendían la construcción de un ferrocarril que uniese parte de sus respectivas colonias africanas. Para abrir camino y defender sus posiciones los franceses enviaron desde el Oeste un ejército al mando del comandante Marchand , mientras que los británicos hicieron lo propio con tropas incorporadas desde Egipto al mando del general Kitchener . La retirada de los franceses ante la inferioridad numérica de sus tropas permitió a los británicos controlar la región de Sudán , consiguiendo con ello el dominio casi ininterrumpido de los territorios que enlazaban el norte y el sur de África.
  21. 22. A la rivalidad anglo-francesa, se añadiría la acción de Leopoldo II de Bélgica, que había enviado al explorador Stanley a reconocer la zona del Congo. Además, Alemania, que en un principio no se sintió atraída por colonizar, comenzó a sentir la necesidad al ver el crecimiento de las demás potencias. En 1885, Bismarck propuso la celebración de una Conferencia Internacional en Berlín, a la que asistieron los países europeos y EE. UU. En ella se reconocía a Leopoldo II el dominio exclusivo del Congo belga, frente a las ambiciones francesas y alemanas sobre parte de esa colonia, y se dictaron los principios para ocupar los demás territorios africanos: dominar completamente una zona y la notificación diplomática a los otros países.
  22. 24. Tras la Guerra de Secesión (1861-1865) iniciaron su expansión colonial con la compra de Alaska a Rusia y la guerra con España (1898), que le confirió el dominio del Caribe (Puerto Rico) y la influencia sobre Cuba . En Asia arrebató Filipinas a España. Sin embargo, gran parte de la acción imperialista de USA se concentró en la conquista de los enormes territorios situados al Oeste de las primigenias 13 Colonias. El proceso alcanzó su máximo apogeo en el período comprendido entre 1860 y 1890, concluyendo con la derrota de la resistencia aborigen. No obstante el imperialismo norteamericano se fundamentó no tanto en la ocupación de territorios fuera su ámbito geográfico como en el control económico que ejerció sobre todo el continente americano.
  23. 25. LOS GRANDES IMPERIOS COLONIALES: ADMINISTRACIÓN Y RESISTENCIA ORGANIZACIÓN DE LOS IMPERIOS COLONIALES Varió según las circunstancias y el lugar, adoptando diversas variantes: desde las relaciones diplomáticas a la simple conquista acompañada del exterminio . El uso que se dió a los territorios sojuzgados también varió. Hubo diferentes formas de dominación y organización colonial : COLONIAS DE ADMINISTRACIÓN DIRECTA PROTECTORADOS TERRITORIOS METROPOLITANOS DOMINIOS CONCESIONES
  24. 26. Las colonias de administración directa: Territorios que por el derecho de conquista habían caído en la órbita de la metrópoli. Ésta imponía sus funcionarios y sus instituciones, organizando la administración. Fueron las más extendidas. Protectorados Territorios donde se respetaba el gobierno indígena responsable de la actividad interior del área, mientras la política exterior y militar era gestionada por la metrópoli. En la práctica, al seguir las directrices marcadas por ésta, los protectorados quedaban sujetos a la soberanía de la potencia con la que habían pactado. Fue un modelo utilizado por Francia ( Marruecos ) y G. Bretaña ( Birmania ).
  25. 27. Dominios Territorios con mayoría de colonos respecto a la población indígena que consiguieron un amplio autogobierno limitado por un gobernador metropolitano. Fueron los casos de Canadá , Australia y Nueva Zelanda respecto de Gran Bretaña. Concesiones Territorios cedidos o alquilados por estados independientes a la metrópoli, codiciados por su interés estratégico o comercial. Fue el caso de China que, tras la llamada Guerra del Opio, hubo de ceder algunos de sus puertos (Hong Kong) a Gran Bretaña. Territorios metropolitanos Considerados como una prolongación de la metrópoli . Fue el caso de Argelia con respecto a Francia.
  26. 28. Resistencia al imperialismo Pese a la superioridad técnica y militar de los colonizadores, la penetración en determinados territorios no estuvo exenta de conflictos con sus habitantes; en algunos casos supusieron un auténtico descalabro militar para los ejércitos imperialistas. Ya hemos hablado de la Guerra del Opio en China y de la revuelta de los Cipayos en India, pero se darían otros episodios de resistencia armada a los europeos: Los zulúes Eran una etnia que poseía un imperio militar en África, al este de la colonia británica de El Cabo. Se enfrentaron tanto a boers como a británicos, obteniendo algunas victorias, pero fueron finalmente sometidos. Los bóxers Chinos que practicaban artes marciales que se sublevaron contra los occidentales en 1900. Durante 55 días lograron asediar las embajadas extranjeras Establecidas en Pekín hasta que intervino una fuerza militar internacional. Los indios norteamericanos Se enfrentaron a los Colonos en la 2 ª mitad del XIX. sobresalieron cheye- nes, apaches y sioux que, a pesar de ob- tener algunas victo- rias, serían practica- mente aniquilados.
  27. 29. La oposición al imperialismo en las metrópolis En el seno de las potencias imperialistas se alzaron voces que desautorizaron la política expansionista de sus gobiernos. Esta oposición arrancó a finales de siglo XIX para hacerse más fuerte ya en el XX. Generalmente fueron las formaciones políticas y los intelectuales de izquierda los que denunciaron los excesos cometidos sobre los pueblos sometidos y su posterior explotación. Significativa fue la labor de la Segunda Internacional , que en el Congreso de Stuttgart (1907) denunció la política imperialista. Lenin en su obra &quot; El Imperialismo, fase superior del capitalismo &quot; apoyaba la alianza entre los movimientos de independencia de las colonias y la clase trabajadora de las metrópolis a fin de realizar la revolución. Otras conciencias que criticaron esa política fueron las de algunos misioneros , testigos de primera línea de la actuación imperialista.
  28. 30. 4. Las rivalidades imperialistas y la “Paz Armada” <ul><li>La Europa de Bismarck (1872-1890): </li></ul><ul><li>Tras la unificación alemana, el auge de los nacionalismos y la competencia por la expansión imperialista , complicaron las relaciones existentes entre las grandes potencias. El canciller alemán, Otto Von Bismarck , inició una política de pactos diplomáticos que obedecían a ciertos principios: </li></ul><ul><li>La búsqueda del predominio alemán en la Europa continental. </li></ul><ul><li>El aislamiento de los enemigos de Alemania, especialmente de Francia. </li></ul><ul><li>Serían 3 los llamados “Sistemas Bismarckianos: </li></ul>
  29. 31. Liga de los Tres Emperadores (1873): Entre Austria, Rusia y Alemania (Italia se uniría al año siguiente). Disuelta por la incompatibilidad entre Austria y Rusia por sus intereses en los Balcanes. Dúplice Alianza (1879): Entre Alemania y Austria. Italia se uniría también, en 1882 , al sentirse perjudicada por la incorporación de Túnez a Francia. Se formaría así la Triple Alianza . Pacto del Mediterráneo (1887): Favorecido por Bismarck, se trató de una alianza entre Austria, Italia y Gran Bretaña, para evitar la expansión de Francia en la zona. LIGA DE LOS TRES EMPERADORES AUSTRIA RUSIA ALEMANIA DÚPLICE ALIANZA AUSTRIA ALEMANIA 1882 ITALIA TRIPLE ALIANZA PACTO DEL MEDITERRÁNEO ITALIA AUSTRIA GRAN BRETAÑA
  30. 32. La “Paz Armada” (1890-1914): En 1890 un nuevo Kaiser accede al trono del imperio alemán: Guillermo II. La fuerte personalidad del nuevo soberano precipitó la caída de Bismarck. Guillermo II emprendió una política expansionista, inició un programa de inversión en armamento y flota e intervino en todos los conflictos que se daban en ultramar para obtener beneficios en los repartos de las áreas coloniales. La actitud alemana suscitaría recelos de los demás estados europeos, que iniciarían políticas paralelas de rearme y alianzas.
  31. 33. El alejamiento de Rusia respecto a Alemania y Austria, la llevaría a un acercamiento con Francia, con la que firmó una alianza en 1892 . A su vez Francia , pactó con Italia un nuevo reparto de los territorios del norte de África en 1902 , lo que suponía un debilitamiento de la Triple Alianza. Inglaterra , superaría sus rivalidades coloniales con Francia , con la que firmó en 1904 una Entente Cordial . A ella se sumaría Rusia en 1907 , formándose así la Triple Entente , que se enfrentaría al bloque alemán en la I Guerra Mundial. RUSIA FRANCIA 1892 FRANCIA ITALIA 1902 TRIPLE ENTENTE 1907 FRANCIA INGLATERRA RUSIA
  32. 34. Rivalidades territoriales en el continente: la cuestión de los Balcanes. En los Balcanes, la decadencia del Imperio Turco había generado nuevos Estados y había incitado al avance de Austria-Hungría, potencia que, apoyada por Alemania, se anexionó, en 1908 , Bosnia-Herzegovina , anexión que muy pronto encontraría resistencia en los pequeños Estados coaligados en la Liga Balcánica (Serbia, Bulgaria, Grecia y Montenegro) de 1912 , respaldada por Rusia. Los países de la Liga Balcánica ampliaron sus fronteras a costa de Turquía en la guerra que tuvo lugar dicho año (I Guerra Balcánica), pero en 1913 se enfrentaron entre ellos (II Guerra Balcánica), con victoria de Serbia que se convirtió en un serio rival de las pretensiones expansionistas austriacas. La visita a Sarajevo , capital de Bosnia, del heredero a la corona austro-húngara en 1914 , se enmarcaba en un ambiente de exaltado nacionalismo antiaustriaco. Entonces se produjo un atentado, aquel día 28 de junio, en el que resultaron asesinados Francisco Fernando y su mujer Sofía, lo que inició un conflicto entre Austria y Serbia, a la que se consideró responsable. El juego de alianzas y la diplomacia de bloques extenderían rápidamente la contienda al resto de Europa.

×