Graffiti como protesta social, política y de identidad

9,017 views

Published on

Paulina Islas Jiménez

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
9,017
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
49
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Graffiti como protesta social, política y de identidad

  1. 1. GRAFFITI COMO PROTESTA SOCIAL, POLÍTICA Y DE IDENTIDAD.Se le llama así a varias formas de inscripción o pintura, generalmente sobremobiliario urbano.“El "grafito" es una pintada particular, y su plural correspondiente es "grafitos." ”(Real Academia de la Lengua Española.)“El graffiti es sólo una expresión más, el graffiti como tal es vandalismo, no puedeser considerado creación artística porque en ese momento pierde su porpiosentido, la apertura de lugares, bardas y muros donde es permitido talmanifestación diluye su verdadero sentido, puede ser que haya evolucionado, losconflictos entre puristas y progresistas por estas expresiones son manifiestas,aludirán que así nace todo concepto de arte puede ser, pero no por ello debeconsiderarse como arte las expresiones de inconformidad que recurren a lesionarel patrimonio privado y más aún público que es de todos.” (Arquitecto Roberto Shimizu yEugenio Echeverría.)La palabra en el graffiti es el sonido de la voz que no puede desprenderse engrito, ésta, como una totalidad busca reconocimiento imperativo de ser, de
  2. 2. penetrar en el público y sensibilizar al lector por medio del trazo denunciador dela pena.“El graffiti convierte o transforma en una realidad la idea de Lautremont de que lapoesía debe ser hecha por todos.” (Román Mazzilli.)De esta manera, el graffiti, aún siendo una actividad clandestina, anónima,contiene a su vez, una expresión artística digna, con un gran valor histórico,artístico o estético que enriquecen el contenido social, popular que es su fininicial. De hecho, el concepto de graffiti lo señala como hecho irreverente,público, escritos con tono satírico. Incluso se han denominado voces vandálicasque se hacen visibles por medio de elementos gráficos, pictóricos, tanto debrocha como de spray.“Aunque su encarnación contemporánea se originó en los Estados Unidos hacetres décadas, el arte del graffiti puede ser encontrado en las áreas urbanas decasi cualquier país. Actualmente, los mensajes y dibujos pintados con aerosol enlas paredes, murales y otros espacios han tenido una cobertura extensa tanto pormedios ciudadanos como tradicionales. Lentamente ganan reconocimientocomo un arte controversial, a la par del surgimiento de otras formas de expresiónurbana como los esténciles, los carteles, las pegatinas y las técnicas mixtas.En los espacios públicos, el arte callejero (o arte urbano) representa la voz de lacomunidad, de los grupos marginales, y de los jóvenes que se esfuerzan por serescuchados, muchas veces en desafío con la noción de la propiedad privada.América Latina no es la excepción. Una parte del arte callejero latinoamericanodifiere del creado por el movimiento de hip-hop, por su enfoque en el mensajepolítico y las historias de lucha que apelan directamente a quien observa.A través del lente de los bloggers, los usuarios de Flickr y sus comunidades, ycontribuidores de YouTube, les ofrecemos un tour en línea del arte de las callesque comunica secretos y pasiones en cada vuelta a la esquina.” (Issa Villarreal.)
  3. 3. La historia y el contenido del graffiti son amplios. Su origen puede ser tanto dereferencia urbana-artística, como elemento cultural, siendo la pintura rupestre sumás lejana referencia, y luego la Antigua Roma, tanto en el decorado de lasparedes enteras de las casas como lo referido a las inscripciones obscenas ypaganas dejadas en las residencias lujosas romanas, y desde allí entonces ya se leatribuye un contenido crítico a la opulencia, por otra parte, las catacumbasfueron escenarios para dejar inscritos en las paredes de símbolos religiosos comoel pez, que permitían la identificación de un sentimiento colectivo; losmusulmanes igualmente decoraban las paredes con inscripciones del Corán.“Podría decirse que el graffitero latinoamericano como artista se ajusta a larealidad de la que forma parte y que el artista latinoamericano posee
  4. 4. condiciones particulares que inciden en su obra, la realidad cotidiana lo golpeacon tal fuerza que le impide aislarse dentro de los problemas de la cultura; ejerceesas denominaciones implícitas en el artista.” (Marta Traba.)En este sentido, el graffiti expresa colectivamente lo que colectivamente sequiere expresar. Sin embargo, de todos los contenidos del graffiti, el de reclamo ysimbolización crítica social, es decir, la crítica a la vida cotidiana, al sentimientocompartido de los problemas que aquejan a la mayoría, un estudianteuniversitario, en entrevista bajo anonimato dice: lo que hago es cantar lo que yano puedo aguantar más, mis graffitis son platos para el que tiene hambre de decirlas cosas y no puede.“Lo están gritando, siempre que pueden lo andan pintando por las paredes.” (JoanManuel Serrat.)América Latina a partir de la década de los setenta abate en su desesperadalucha de reclamos político sociales, haciendo del graffiti el elemento integradorde una posición ideológica común del pueblo que elige esta manera para gritarcon la palabra en la pared como lo señala el epígrafe.Por último señalar el carácter efímero del graffiti ya que las piezas tienen una vidalimitada (lo que tarda alguien en borrarlas o el deterioro de la pintura). Estecarácter temporal es el que lleva a los escritores a perpetuarlo por medio defotografías (todo escritor que se tercie dispone de un álbum personal con sus fotosarchivadas y un “black book” con sus bocetos), lo que ha permitido, con eltiempo, la proliferación de revistas monotemáticas tanto impresas como digitales(Internet).
  5. 5. http://www.valladolidwebmusical.org/graffiti/historia/08filosofia.htmlhttp://es.globalvoicesonline.org/2010/02/01/graffiti-y-arte-urbano-voces-de-las-calles-latinoamericanas-i/http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/18841/2/articulo19.pdf

×