Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Estudio seguimiento vía satélite de juveniles de tortuga boba

1,230 views

Published on

http://cienciagandia.webs.upv.es/2015/03/viaja-con-la-tortuga-lola/
Investigadores del Campus de Gandia liderados por Eduardo Belda realizan un proyecto de marcado y seguimiento vía satélite para estudiar el comportamiento, uso del hábitat y supervivencia de ejemplares criados en cautividad y ejemplares rehabilitados de tortuga boba (Caretta caretta). El estudio se realiza en colaboración con la Generalitat Valenciana, la Universitat de València, el Oceanogràfic y la ONG Xaloc.
Las tortugas bobas se marcan con transmisores por satélite para realizar un seguimiento de sus movimientos tras su suelta en el mar. El primer ejemplar que ha sido liberado es Lola, una tortuga boba juvenil rehabilitada en el Arca del Mar. Este seguimiento está patrocinado por el Acuario de Sevilla.El estudio continúa con el seguimiento de los movimientos de varios juveniles de tortuga boba nacidos en 2014 procedentes de un nido de tortuga boba encontrado en la playa de San Juan (Alicante). El nido, con 130 huevos, fue trasladado por investigadores de la Unidad de Zoología Marina de la Universitat de València a una playa protegida en el Saler donde fue custodiado por voluntarios de la ONG Xaloc, y una parte de los huevos se incubaron el el ARCA del Mar en el Oceanogràfic de Valencia. Finalmente, eclosionaron 103 huevos y las pequeñas tortugas se han cuidado durante este año en el ARCA para aumentar sus probabilidades de supervivencia.Investigadores del Campus de Gandia amplían así el proyecto iniciado con Lola y ya están estudiando las migraciones de estos juveniles mediante el seguimiento vía satélite de varios de los ejemplares liberados el pasado día 14 de septiembre del 2015 en la playa del Carabassi (Elx). En total se liberaron 23 tortugas de las cuales ocho fueron marcadas con un transmisor vía satélite como el de Lola. Los nombres de las tortugas se eligieron por sorteo entre las propuestas realizadas por las decenas de asistentes al acto.
Su suelta se produce en estos momentos debido a varios factores claves. Entre ellos que es la época en la que las tortugas eclosionan de los huevos, han alcanzado un tamaño que les va a permitir tener mayores probabilidades de supervivencia y a que la temperatura del agua es óptima en esta época del año.
El seguimiento de Lola y los 8 nuevos ejemplares se puede ver en el mapa “Tortuga Lola y sus amigas” que hay al inicio de esta entrada. Más información sobre este y otros proyectos científicos similares de todo el mundo en la web www.seaturtle.org.
Si estás interesado en patrocinar a una de las tortugas participantes en el proyecto, ponte en contacto con nosotros (ebelda@dca.upv.es) y averigua cómo hacerlo.

Published in: Science
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Estudio seguimiento vía satélite de juveniles de tortuga boba

  1. 1. INFORME DEL ESTUDIO DE SEGUIMIENTO VíA SATÉLITE DE JUVENILES DE TORTUGA BOBA http://cienciagandia.webs.upv.es/2015/03/viaja-con-la-tortuga-lola/ Investigadores participantes: S. Abalo, J.L. Crespo, JA Esteban, J. Eymar, J. Tomás, O. Revuelta, J. Pelegrí. Trabajo dirigido por Eduardo Belda Pérez del Campus de Gandia (UPV). Marcaje con terminales satelitales Se marcaron ocho tortugas bobas procedentes de la puesta de 2014 encontrada en la playa de San Juan (Alicante) y criadas en el ARCA. Tres de las tortugas marcadas (ID número 29, 2 y 3) proceden de incubadora y el resto (ID números 83, 88, 89, 80 y 85) del nido trasladado a la playa de la Punta (El Saler, Valencia). Se emplearon marcas tipo “Seaturtle-TT” de DesertStar S.L, de 21-26 g. El seguimiento de las marcas se realizó empleando el sistema de satélites ARGOS (http://www.argos-system.org). Las marcas se anclaron al caparazón de las tortugas usando una base acrílica (Technovit 6091) sobre la que pegamos dos bandas de neopreno de 7 x 0.8 cm y 5mm de grosor. La marca se adhirió a esta base usando silicona de acuarios. El método es una modificación del propuesto por Mansfield et al 2012 (Mar. Ecol. Prog. Ser. 457, 181-192). El peso total de la marca más el anclaje osciló entre 35 y 43 g, y el peso de las tortugas marcadas fue de 490-970 g (media 726 g; Tabla 1). El peso añadido medio representó el 5.6% del peso de la tortuga (rango entre el 4 y el 8%). Las tortugas se liberaron en la playa del Carabassi (Elx, Alicante; 38.234o N, 0.513 W) a 17km al sur de la playa de puesta el 14/09/2015. Argos ID Nombre_ID Peso (g) LRC (cm) ARC (cm) Origen Marca (tag) fecha última posición Fecha último mensaje 144459 Sali_83 970,6 17,5 13.9 Playa 39,5 (26) 20/11/2015 20/11/2015 144460 Daniel_88 854,2 15,8 12.4 Playa 40,4 (26) 20/11/2015 20/11/2015 144462 Espaikel_89 867,1 16,3 13.4 Playa 37 (26) 07/10/2015 07/10/2015 144463 Maya_80 718,3 15,3 12.7 Playa 38,5 (26) 27/10/2015 27/10/2015 144464 Contxi_85 716.8 15,1 12.5 Playa 38,3 (21) 06/11/2015 06/11/2015 144465 Samy_29 700,4 15 11.4 Incub. 36,3 (21) 07/10/2015 26/10/2015 144466 Lusi_2 489,9 13,6 10.4 Incub. 43,2 (21) 04/10/2015 18/10/2015 144467 Carla_3 496,2 13,3 10.8 Incub. 35,7 (21) 25/09/2015 25/09/2015 Tabla 1. Datos del marcado con terminales vía satélite de las tortugas bobas nacidas en 2014 en la Comunidad Valenciana usadas en el presente estudio. Las tortugas se liberaron en una playa de Elx, Alicante () el 14/09/2015. Todas las tortugas se marcaron en el ARCA el 11/09/2015y se mantuvieron en el ARCA para que se adaptarán al peso antes de su suelta. LRC = longitud recta del caparazón; ARC = ancho recto máximo del caparazón; marca (tag) = peso añadido total (peso del emisor).
  2. 2. Supervivencia de las tortugas en el primer mes En los programas de gestión de especies amenazadas, sobre todo en aquellos que incluyen la reintroducción de ejemplares mantenidos en centros de recuperación a su medio natural, es fundamental conocer el éxito de la reintroducción. El éxito a corto plazo se puede evaluar estimando la supervivencia de los ejemplares reintroducidos. Para esto los datos de seguimiento por satélite nos proporcionan una información única. Aunque es cierto que no podemos estimar la mortalidad, ya que no podemos discriminar entre mortalidad y perdida o mal funcionamiento de los emisores, sí que podemos evaluar la supervivencia aparente mínima ya que las transmisiones y localizaciones recibidas por satélite nos indican que la tortuga sigue viva. En este sentido tenemos en cuenta que esta especie al morir se hunde por lo que el emisor deja de poder ser localizado por el sistema de satélites ARGOS. La probabilidad de que el emisor se pierda o deje de funcionar aumenta con el paso del tiempo, además de que no todos los días se obtienen mensajes del emisor. Por eso hemos centrado nuestra estima de supervivencia en los primeros 30 días tras la reintroducción y hemos empleado modelos de estima de probabilidad de supervivencia en los que se analiza por separado la probabilidad de supervivencia y la probabilidad de que el emisor sea detectado por los satélites (probabilidad de “captura”) asumiendo que la tortuga esté viva. Para ello hemos empleado el software MARK 7.1. La estima de supervivencia obtenida es supervivencia aparente. Esto implica que representa un valor mínimo (la supervivencia puede ser mayor, pero puede que la tortuga haya perdido la marca). La probabilidad diaria estimada de “captura” si la tortuga estaba viva fue de 0.85 (error estándar = 0.02). Tras el primer mes, al menos 4 de las 8 tortugas (50%) continuaban proporcionando localizaciones y seis emisores continuaban comunicando con el satélite. Esto nos da una tasa de supervivencia mínima de entre el 50 y el 75%. Los modelos de captura-recaptura para estimar la supervivencia, nos dieron una probabilidad de supervivencia diaria estimada de 0.986 ± 0.008 (IC 95% = Intervalo de confianza al 95%: 0,95-0,99). Si extrapolamos estos datos a la supervivencia en el primer mes, la probabilidad media fue de al menos 0,66 (IC al 95%: 0,62- 0,87). Este rango de valores está por encima del rango observado si no se considera la probabilidad de “captura”. No conocemos de momento datos de otros programas similares en cuanto a supervivencia por lo que es difícil evaluar de forma comparada el éxito, pero a tenor de los resultados podemos considerar que la tasas de supervivencia observada es alta y mayor de lo que esperábamos a priori. Movimientos y dispersión espacial de las tortugas En total durante el periodo analizado (14/09/2015-20/11/2015) se han obtenido 1050 localizaciones además de 220 transmisiones sin geolocalización. Se han seguido sus movimientos vía satélite por un periodo que osciló entre los 11 y 67 días (media= 38 días; desviación estándar = 22 días). A fecha de hoy, veinte de noviembre de 2015, todavía hay dos emisores transmitiendo posición (ID 83 y 88; Tabla 1). El número de días transmitiendo mensajes presenta una relación negativa con el peso de la tortuga al liberarla (Fig. 1). En estos 67 días han viajado un total acumulado de 5.864 km (rango 175-2.261 km; Fig. 2). La velocidad media ha sido de 2,4 km/hora (estimada sólo empelando localizaciones de calidad tipo 1,2, o 3).
  3. 3. Fig. 1. Relación entre el peso de las tortugas al liberarse y el número de días que transmitieron mensajes. Las tortugas no han seguido un patrón de dispersión uniforme como se puede observar en la Fig. 2. Podemos diferenciar al menos dos tipos de patrones de dispersión distintos de movimientos: 1. dispersión tipo 1 (n = 5; IDs 80, 85, 29, 2 y 3), tras estar unos días relativamente cerca de la zona de puesta se han desplazado hasta el sur, en muchos casos navegando en zonas neríticas, relativamente cercanas a la costa. Algunos ejemplares han podido seguirse hasta la zona del mar de Alborán, en la costa del Cabo de Gata (Almería) y desde allí han cruzado hasta las costas de África. 2. dispersión tipo 2 (n = 3; ID 83, 88, y 89), se han desplazado en dirección E, o NE y tras alcanzar zonas oceánicas se han desplazado hacia el norte llegando hasta casi los 39º latitud Norte o bien se han establecido en los alrededores de las islas de Ibiza y Formentera (Fig. 4). Estos patrones de movimiento no se corresponden con el origen de las tortugas (playa o incubadora) pero sí que puede que estén relacionados con el peso. Las tortugas con mayor peso al liberarlas han mostrado el comportamiento de dispersión tipo 2, en tanto que las tortugas más pequeñas en general el tipo 1. Es posible que las tortugas más grandes hayan podido superar la fuerza de las corrientes, que en los primeros días tras su liberación iban en dirección hacia la costa, y se hayan dirigido a mar abierto, en tanto que las tortugas de menor tamaño al parecer no han podido o no han querido superar estas corrientes. En cualquier caso no han sido desplazamientos siguiendo una única dirección ni siempre de forma pasiva con la corriente ya que en numerosas ocasiones los desplazamientos observados no eran a favor de la corriente superficial dominante (véanse por ejemplo los “tracks” de las tortugas ID_80, Fig. 5 e ID_83 Fig 6). Por tanto no se trata de una dispersión pasiva únicamente. Un número elevado de las localizaciones han sido sobre la plataforma continental, en contra de lo que cabría esperar en estas etapas juveniles (252 a profundidad ≤ 50 m, para localizaciones de calidad tipo 1,2, y 3, n = 263). Esto probablemente en parte se debe a ese patrón dispersión siguiendo la línea de la costa aunque no podemos descartar otras posibilidades. Así por ejemplo, la tortuga ID_83, una de las que continúa emitiendo ha permanecido la mayor parte en zona nerítica, cerca de las islas de Ibiza y Formentera (Fig. 6), aunque presenta el patrón de dispersión tipo 2. El uso de áreas neríticas podría suponer un riesgo elevado de interacción con pesquerías. 0 10 20 30 40 50 60 70 0 200 400 600 800 1000 1200 diastransmitiendo Peso de la tortuga (g)
  4. 4. Fig. 2. Rutas de dispersión de las 8 tortugas obtenidas mediante seguimiento vía satélite en el periodo 14/09/2015 al 20/11/2015. Las flechas indican la dirección de las corrientes a 19/11/2015
  5. 5. Fig. 3. Rutas de disperión de las 8 tortugas seguidas via satélite cuyo peso era inferiror a los 800g en el periodo 14/09/2015 al 20/11/2015. Las flechas indican la dirección de las corrientes a 17/09/2015
  6. 6. Fig. 4. Rutas de disperión de las 8 tortugas seguidas via satélite cuyo peso era superior a los 800g en el periodo 14/09/2015 al 20/11/2015. Las flechas indican la dirección de las corrientes a 17/09/2015
  7. 7. Fig. 5. Movimientos de la tortuga ID_80. Las corrientes hacen referencia al día 17/09/2015. Puede observarse en las primeras semanas la tortuga se desplaza varias veces desde la zona de liberación hacia el mar menor y retorna hacia el norte, para finalmente desplazarse en dirección SW siguiendo la costa.
  8. 8. Fig. 6. Movimientos de la tortuga ID_83. Las corrientes hacen referencia al día 17/09/2015. Puede observarse como el área ocupada incluye tanto ambientes neríticos como oceánicos. Agradecimientos Los mapas de dispersión se han realizado con el programa Maptool de SEATURTLE.ORG. www.seaturtle.org). Las pruebas para el marcado de las tortugas se realizaron en el ARCA del Mar del Oceanogràfic de Valencia, Generalitat Valenciana. Agradecer al personal del Oceanogràfic y del ARCA, en especial a Jose Luis Crespo y Jose Antonio Esteban la ayuda prestada. Los trabajos han contado con la autorización de la Generalitat Valenciana. Gran parte de este trabajo se ha podido realizar por el enorme entusiasmo y dedicación de Juan Eymar, de Carles Gago y de la gente de Xaloc. Pilar Sánchez, Sandra Barrancos y Silvia Medina de la UPV nos han prestado una valiosa ayuda para poder llevar a cabo este estudio.

×