Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Nación, Estado, Ciudadanos y          Fuerzas Armadas    Instituciones políticas en la ecuación del     Poder en la estruc...
La situación política que actualmente sobrelleva Venezuela ha puestoen evidencia, entre otras insuficiencias, la existenci...
recíprocas entre los funcionarios del Estado y los ciudadanos, también, sonconsecuencia de la dinámica histórica y del arr...
Estado venezolano utilizó la herramienta instituida para su Seguridad yDefensa; ejerce legal y legítimamente su capacidad ...
micm45@gmail.com@MICarratu
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

56117888 micm-para-impacto cna-instituciones-politicas-en-la-ecuacion-del-poder-en-la-estructura-de-defensa-de-la-nacion

969 views

Published on

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

56117888 micm-para-impacto cna-instituciones-politicas-en-la-ecuacion-del-poder-en-la-estructura-de-defensa-de-la-nacion

  1. 1. Nación, Estado, Ciudadanos y Fuerzas Armadas Instituciones políticas en la ecuación del Poder en la estructura de Defensa de la Nación.ImpactoCNA.-Por El Vicealmirante Mario Iván Carratú Molina.-22 mayo 2011.-http://impactocna.com/2011/05/22/vicealmirante-carratu-nacion-estado-ciudadanos-y-fuerzas-armadas/
  2. 2. La situación política que actualmente sobrelleva Venezuela ha puestoen evidencia, entre otras insuficiencias, la existencia de una “crisisinstitucional” que podría calificarse como recesiva en el sistema políticonacional (lo político como estructura, proceso y resultado) desde comienzosdel siglo XX. Situación esta que muestra la debilidad y fragilidad que existeen la estructura institucional del Estado, específicamente en lo que respectaa la seguridad de los ciudadanos. El ciudadano, pieza clave y fundamental para conformar una Nación,constituir un Estado y darse una forma de gobierno para su bienestarcomún, demanda a sus funcionarios instituidos, como mínimo, cuatro gruposde instituciones políticas: a) Instituciones que articulen las decisionespolíticas vinculando los intereses comunes con el bien colectivo, b)Instituciones que apliquen las decisiones políticas, c) Instituciones queregulen y normen la aplicación de las decisiones políticas, y d) Institucionespara refuerzo y cumplimiento de las decisiones políticas. El interés colectivo no es otro que el de disponer de un entramadoinstitucional compuesto e integrado por funcionarios (jueces, operadores deservicios públicos, funcionarios civiles, cuerpos armados militares y, deseguridad) que sean elegidos o seleccionados tomando primariamente susvalores éticos, morales, poseedores de reconocida capacidad profesionalpara ejercer la función pública del Estado a todos los niveles, que a su vez,conciban y ejecuten funciones de gobierno con virtud ciudadana. Las instituciones, desde la perspectiva del poder político y delgobierno que lo ejerce constitucionalmente, se constituyen en la esferapública desde el cual los ciudadanos, organizados como nación libre,canalizan, regulan y orientan su actividad política para satisfacer susintereses comunes y colectivos. Uno de ellos, sin parangón, lo constituye lanecesidad de sentirse y estar seguros. Tarea esta que corresponde a quiengobierna en su nombre y bajo juramento constitucional, al mismo tiempocomo, Presidente de la Republica, Jefe del Poder Ejecutivo, y por si fuerapoca cosa, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Son, también las instituciones, patrones formales, informales,temporales o permanentes que cumplen funciones de regulación social entrelos diferentes actores sociales, individuales o colectivos; ellas preexistenpara reducir la imprevisibilidad e incertidumbre que pueda surgir en lacomunidad política derivada de las diferentes categorías de intereses,desigualdades y ambiciones de Poder entre individuos, en una Nación, yotros conflictos que en ella coexistan. Las “reglas del juego”, para que las instituciones funcionen armónica yequilibradamente, son creadas en la “Constitución Política” de la Nación;ellas imprimen y delimitan la amplitud y profundidad de las relaciones
  3. 3. recíprocas entre los funcionarios del Estado y los ciudadanos, también, sonconsecuencia de la dinámica histórica y del arraigo político, cultural, socialque consiente y sustenta la conciencia colectiva. Mucho se ha escrito, especulado, opinado y debatido sobre lasdecisiones políticas (leyes orgánicas, sectoriales o por decretos) todasanticonstitucionales, en lo concerniente a la seguridad de los venezolanos,concretamente las referidas a los cambalaches totalitarios, que bajo unaNueva Doctrina y Pensamiento Militar, se han venido aceptando comodecisiones políticas ilegales e ilegítimas que hacen cada vez menos segura ala Nación y por consiguiente a sus ciudadanos. Sorprende la poca visión que sobre el aspecto seguridad de quienesgeneran una matriz política y de importante impacto público, cuyaargumentación podría ser interesada o estar equivocada, (no entraremosdisquisición alguna para evaluar su intencionalidad en este artículo) perodefinitivamente desfasadas conceptualmente de lo que en un mundoglobalizado podrían significar las amenazas multifactoriales ymultidimensionales orientadas hacia la: a) penetración ideológica, b)conversión religiosa, c) transformación social, d) desmonte productivo, e)retroceso tecnológico, d) depredación de la salud colectiva, y penetraciónmilitar. Estos aspectos son solo ejemplos de factores de seguridad a tener encuenta, tanto o más que el de exclusividad militar, que nos obliga,necesariamente, a una ruptura de los paradigmas militaristas oantimilitaristas que son proyectados comunicacionalmente (interesados lamayoría) pero que atávicamente se expresan divergidos de una fehacienterealidad, así mismo, dejan de focalizar la verdadera amenaza que se ciernesobre los venezolanos, y los objetivos ya consolidados o próximos a seralcanzados, (sin ser utópico) que nos aproxima a alguna forma dedespotismo y dominación social, religiosa, económica o militar. El Estado, el Ciudadano y las Fuerzas Armadas son institucionespolíticas vinculadas entre sí por la necesidad de “Seguridad y Defensa” de laNación, que además, han vigorizado la estructura institucional en Venezuelafacilitando la transición democrática, que luego de algunos contratiempos,funcionó hasta el 3 y 4 de febrero de 1992. A partir de allí, la ecuaciónpolítica se desequilibra al romperse el acuerdo colectivo que cohesionabasocialmente a los ciudadanos. Se profanaron las reglas del juego, sectariamente señalado y sostenidoen la actualidad como un error político de exclusividad militar. El ejemplo más ostensible de esta vinculación en Venezuela se verificaen la segunda mitad del siglo XX, (1958-1992) cuando por vez primera el
  4. 4. Estado venezolano utilizó la herramienta instituida para su Seguridad yDefensa; ejerce legal y legítimamente su capacidad coactiva (fuerza, poder yautoridad) para anular la conspiración que el Partido Comunista Venezolano(PCV) había iniciado desde 1952; se reagrupan posteriormente, en 1958, conotros grupos conspirativos de izquierda, a partir de entonces, por la vía de laviolencia armada, fijan a Venezuela como objetivo militar. Era igualmenteVenezuela un objetivo político y energético de la Unión Soviética una vezconvertida Cuba en la cabeza de playa comunista en América. En 1992 se rompe el equilibrio institucional, no como casi todo elmundo afirma, causado por los cuartelazos militares de febrero y noviembre;mal podrían considerarse estos, por si solos, como los factores que (rebeldesinfiltrados en combinación con golpistas civiles militaristas) trasladaron a lascorrientes radicales de izquierda al Poder de la mano Hugo Chávez Frías,recordemos que la rebelión militar fue derrotada por los factoresdemocráticos de entonces, no así, el complot cívico-militar que continuóoperando amparado y apoyado por importantes figuras (auto denominadosnotables y los progresistas radicales de toda la vida democrática nacional)del ámbito político, económico, empresarial, medios, académico y militar dela Nación. Esta denegada experiencia, desgajó el equilibrio y el vínculoinstitucional que precariamente existía en Venezuela, hoy es evidente quepreexistía, como objetivo primario, la dislocación institucional entre elEstado, el Ciudadano y las Fuerzas Armadas para acabar con la república.Hecho supremamente comprobado y sufrido. En el presente político nacional debemos interpretar las decisiones quese han venido tomando y las que puedan continuarse, no son dirigidas a losmilitares per se, por el contrario, son arreglos muy bien concebidos paraconcretar ilegítimamente el dominio y control ciudadano y la desaparición dela institución militar, pensar de otra manera, sería residir en el extrañomundo de las fantasías. Para todos los lectores, la exigencia perenne será la de trabajar, exigiry respetar las instituciones del Estado, pero más, mucho más, no aceptarbajo ninguna circunstancia a burócratas que en funciones de gobierno violenla constitución, que además, no sean capaces y por encima de todo, noconsentir sean tomadas decisiones políticas que acrecienten nuestrainseguridad y en cambio favorezcan las amenazas de cualquier tipo,externas e internas, de hacerlo aceptamos negociar políticamente lalibertad, la paz y la vida.Mario Iván Carratú Molina
  5. 5. micm45@gmail.com@MICarratu

×