Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Equipos de Protección Individual II: uso y mantenimiento

1,495 views

Published on

Los Equipos de Protección Individual (EPI) son elementos ampliamente utilizados en el sistema de PRL de las empresas en cumplimiento del deber de protección que tiene el empresario respecto de los trabajadores. El título de la miniguía está compuesto por dos números; el primero responde a preguntas referidas a aspectos generales y a la selección y entrega de los EPI. El segundo, al uso y mantenimiento de los mismos.

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Equipos de Protección Individual II: uso y mantenimiento

  1. 1. AT-0165/2014 Equipos de Protección Individual (II) Uso y mantenimiento
  2. 2. Ficha técnica Justificación Contacto Colección de miniguías de PRL de COEPA número 10: Equipos de Protección Individual II: uso y mantenimiento Fecha de publicación: 07/15 Fecha de última revisión(versión): 07/15(v1.0) Contenido y diseño: Samuel Andreu Sevilla, Arturo Jiménez Rodríguez y Javier Soria Quiles - Área de Responsabilidad Social Empresarial de COEPA Los Equipos de Protección Individual (EPI) son elementos ampliamente utilizados en el sistema de PRL de las empresas en cumplimiento del deber de protección que tiene el empresario respecto de los trabajadores. El título de la miniguía está compuesto por dos números; el primero responde a preguntas referidas a aspectos generales y a la selección y entrega de los EPI. El segundo, al uso y mantenimiento de los mismos. Pregúntanos las dudas que tengas sobre esta publicación: @COEPA_PRL; prl@coepa.es
  3. 3. [1] El empresario debe velar por el correcto uso que los trabajadores hacen de los EPI. Particularmente, deben asegurar que se siga escrupulosamente las instrucciones facilitadas por los fabricantes de los equipos. Específicamente, se debe prestar atención a la correcta colocación del equipo, ya que es fundamental para poder alcanzar los máximos niveles de protección para los que fueron diseñados los EPI. Además, se deben considerar las condiciones particulares en las que el EPI vaya a ser usado y que habrán sido objeto de evaluación a la hora de seleccionar un equipo. El EPI debe ser llevado durante todo el tiempo que el trabajador se encuentre expuesto al riesgo, tal y como estará especificado en la planificación de medidas preventivas resultante de la evaluación de los riesgos existentes en la empresa. Para ello, se tendrá en cuenta la gravedad del riesgo, el tiempo o frecuencia de exposición al riesgo, las condiciones del puesto de trabajo, las prestaciones del propio equipo y los riesgos adicionales derivados de la propia utilización del equipo que no hayan podido evitarse. Salvo en casos particulares excepcionales, los EPI sólo pueden utilizarse para los usos previstos. Los EPI están destinados, en principio, a un uso personal. Si las circunstancias exigen la utilización de un equipo por varias personas, se deben adoptar las medidas necesarias para que ello no origine ningún problema de salud o de higiene a los diferentes usuarios. Es importante que el empresario asegure que los trabajadores reciban información y formación adecuada y comprensible respecto de las cuestiones tratadas en los párrafos anteriores. Uso y mantenimiento de Equipos de protección individual ¿Qué debe tener en cuenta el empresario respecto al uso de EPI? RESUMEN: En el uso de los EPI se debe… Asegurar que se sigan las instrucciones del fabricante de los equipos Prestar atención a su correcta colocación Considerar las condiciones particulares de uso Asegurar que sean usados durante todo el tiempo que dure la exposición al riesgo Establecer los usos adecuados Asegurar el estado higiénico de los EPI que excepcionalmente vayan a ser usados por varios trabajadores Y velar por la transmisión de este conocimiento de forma adecuada y comprensible mediante acciones de formación (teórica y práctica) e información
  4. 4. [2] El empresario debe velar por el correcto mantenimiento de los EPI. En el caso de detectarse alguna deficiencia irreparable en los mismos debe sustituirlos inmediatamente por equipos nuevos y asegurar que los equipos anteriores sean desechados de tal forma que no sean usados por confusión por los trabajadores. El mantenimiento de los EPI debe contemplar: La revisión periódica, si procede, del EPI por empresas externas. La correcta limpieza y desinfección de los equipos. A este respecto, los trabajadores pueden, salvo que haya legislación específica que indique lo contrario, hacerse cargo de las labores de limpieza de sus equipos. En este caso, el empresario debe asegurar que ésta se realiza conforme al protocolo establecido y siempre siguiendo las instrucciones del fabricante. Este hecho debe quedar reflejado por escrito y formar parte documental del sistema de prevención de riesgos de la empresa. La inspección periódica de los EPI, que permite detectar equipos deficientes. En determinados EPI es posible la reparación o sustitución de piezas deterioradas. Estas operaciones deben realizarse siguiendo las instrucciones del fabricante y pueden requerir de empresas especializadas para realizarlas. El control de la fecha de caducidad de los equipos. Los EPI deben ser retirados, independientemente de si han sido usados o no, al cumplirse la fecha especificada por el fabricante de los equipos. El almacenamiento adecuado de los EPI, que se debe llevar a cabo siguiendo las indicaciones contenidas en las instrucciones del equipo. Es muy recomendable establecer un procedimiento que recoja el uso y el mantenimiento adecuado para cada tipo de EPI, en el que se refleje información sobre los apartados anteriores. Finalmente, puede ser una buena práctica designar una persona responsable de supervisar que el uso y el mantenimiento de los EPI se lleven a cabo conforme a lo establecido legalmente. Esta designación debe quedar documentada. ¿Qué debe tener en cuenta el empresario respecto al mantenimiento de EPI? RESUMEN: En el mantenimiento de los EPI se debe… Realizar, cuando proceda, la revisión periódica por empresas externas. Proceder a la limpieza y desinfección de los equipos. Inspeccionar periódicamente los equipos. Controlar la fecha de caducidad. Almacenar los EPI según establezca el fabricante. Para lo cual es muy recomendable: Establecer un procedimiento que comprenda el uso y el mantenimiento para cada EPI. Designar un responsable de supervisar el cumplimiento del procedimiento.
  5. 5. [3] Los trabajadores deben, con arreglo a su formación y siguiendo las instrucciones del empresario: Utilizar y cuidar correctamente los EPI. Colocar los equipos después de su utilización en el lugar indicado para ello. Informar de inmediato a su superior jerárquico directo de cualquier defecto, anomalía o daño apreciado en el equipo utilizado que, a su juicio, pueda entrañar una pérdida de su eficacia protectora. . Los trabajadores y los EPI Modelo de procedimiento sugerido en la Guía técnica para la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual. INSHT. ¿Y en el caso de que un trabajador se niegue a usar los EPI? La empresa podría amonestar verbalmente o por escrito, sancionar o incluso despedir al trabajador que no cumpla con sus obligaciones legales en materia de seguridad laboral. Este proceso debería ser progresivo, salvo situaciones de extrema gravedad, debiendo primero advertir al trabajador de forma verbal; después, por escrito. Si finalmente persiste en desobedecer las normas preventivas establecidas, podría ser sancionado e incluso despedido procedentemente. Es muy importante que el empresario pueda demostrar de manera documental la reiteración por parte del trabajador en el incumplimiento de las normas establecidas, por lo que sería imprescindible archivar el historial de amonestaciones del trabajador o trabajadores que incumplan sus obligaciones en materia de seguridad y salud.
  6. 6. Resumen del proceso de selección, entrega, uso y mantenimiento de EPI Riesgo sin control Sí FIN Sí Evaluación de Riesgos Se estima un riesgo en la empresa Se proponen medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo Se propone hacer uso de medidas de protección colectiva Se propone hacer uso de EPI ¿Se evita o se limita suficientemente el riesgo estimado? No ¿Se evita o se limita suficientemente el riesgo estimado? ¿Se evita o se limita suficientemente el riesgo estimado? Sí No No Especificar las partes del cuerpo a proteger y el tipo de EPI a utilizar Tener en cuenta:  Naturaleza y magnitud de los riesgos  Condiciones del trabajador Definir las características que debe reunir el EPI Compararlas con las de los EPI en el mercado Atender especialmente:  Existencia de marcado CE  Instrucciones en español  Normas armonizadas Adquirir el EPI Intentar comprobar, previamente a su adquisición definitiva, su adaptación real al trabajo Consulta y participación de los trabajadores  Informar sobre los riesgos contra los que protege el EPI, las ocasiones en las que debe utilizarse y la forma correcta de utilizarlo y mantenerlo  Información preferentemente por escrito  Manual a disposición del trabajador  Contenido comprensible y asimilado por los trabajadores Informar y formar a los trabajadores Entregar el EPI  Registrar documentalmente la entrega  Gratuita para los trabajadores Velar por el uso correcto del EPI  Asegurar que se sigan las instrucciones del fabricante del equipo  Prestar atención a su correcta colocación  Considerar las condiciones particulares de uso  Asegurar que sea usado durante todo el tiempo que dure la exposición al riesgo  Establecer los usos adecuados  Asegurar el estado higiénico del EPI que excepcionalmente vaya a ser usado por varios trabajadores Velar por el correcto mantenimiento del EPI  Realizar, cuando proceda, la revisión periódica por empresas externas  Proceder a la limpieza y desinfección del equipo  Inspeccionar periódicamente el equipo  Controlar la fecha de caducidad  Almacenar el EPI según establezca el fabricante
  7. 7. La elaboración de los contenidos del presente documento se ha realizado con fines divulgativos y por ello, adaptados a tal fin. En cualquier caso, siempre es recomendable realizar una lectura completa de los textos legales de referencia, que son los que tienen auténtica validez legal. La colección de miniguías de PRL de COEPA tiene como objetivo proporcionar respuestas concretas a temas relevantes en el ámbito de la PRL. Si deseas ampliar el contenido de este número puedes acudir a los recursos citados a continuación: Fuentes: Guía técnica para la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual. 1999. INSHT. Portal EPI. INSHT. Referencias legales: Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales. Real Decreto 773/1997, de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual. Real Decreto 1407/1992, de 20 de noviembre, por el que se regulan las condiciones para la comercialización y libre circulación intracomunitaria de los equipos de protección individual. Servicio de asesoramiento en PRL de COEPA (con la financiación de la Fundación para la Prevención de los Riesgos Laborales): ¿Quieres saber más? Infórmate: 965 13 14 00
  8. 8. AT-0165/2014

×