Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
TRIDUO AL CORAZÓN SANTO DE
LA VIRGEN MARÍA
"La Virgen María nos enseña el significado de vivir
en el Espíritu Santo y qué ...
La fiesta del Santísimo Corazón de María se celebró
al principio el 20 de octubre, día en que
posteriormente se celebró el...
Salutación a María
Te saludamos, María, hija de Dios Padre,
Te saludamos, María, madre de Dios Hijo,
Te saludamos, María, ...
La divina misericordia reina tan perfectamente en el
Corazón de María, madre del salvador, que recibe el
nombre de reina y...
Ella manifiesta esta gran misericordia hacia los hombres
con beneficios innumerables pues conoce más
claramente las miseri...
Y no te contentes con hacer obras de misericordia sino
practícalas bien, con pureza de intención, es decir, para
agradar a...
1. ¿En mi experiencia cristiana, de qué forma he vivido la
misericordia de Dios y como la he expresado a los demás,
según ...
SEGUNDO DÍA (6 DE FEBRERO)
CONTEMPLAR EL CORAZÓN DE MARÍA ES VIVIR LA MISMA
VIDA DE DIOS
Palabras de san Juan Eudes
EL COR...
En efecto, la vida de Dios está en el conocimiento de
sí mismo y de sus divinas perfecciones y en el amor
que se tiene a s...
Una interior y del todo oculta en Dios, solo visible a
los ojos de Dios. Otra exterior y visible que apareció
en su cuerpo...
1.  ¿De qué forma construyo mis relaciones, para que estas
sean transformadas en el fuego del amor de Dios y no tengan
otr...
TERCER DÍA (7 DE FEBRERO)
ADORAR A JESÚS EN EL ADMIRABLE CORAZÓN DE MARÍA
Palabras de san Juan Eudes
EL CORAZÓN DE MARÍA, ...
Este amor divino la transformó en Dios desde este
mundo pues mientras estuvo en él no tuvo sino un
espíritu, un corazón, u...
1.  Para san Juan Eudes, el Corazón de María es fiel imagen de
la vida y el reinado de Jesús: ¿Qué debo formar en mi vida
...
Triduo al Corazón Santo de María
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Triduo al Corazón Santo de María

284 views

Published on

Triduo al Corazón Santo de María

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Triduo al Corazón Santo de María

  1. 1. TRIDUO AL CORAZÓN SANTO DE LA VIRGEN MARÍA "La Virgen María nos enseña el significado de vivir en el Espíritu Santo y qué significa acoger la novedad de Dios en nuestra vida. Ella concibió a Jesús por obra del Espíritu, y cada cristiano, cada uno de nosotros, está llamado a acoger la Palabra de Dios, a acoger a Jesús dentro de sí y llevarlo luego a todos". Papa Francisco San Juan Eudes no concibe una vivencia plena de la vida cristiana sin la Virgen María, para el santo francés ella es modelo fundamental para la formación de Jesús en los cristianos, concretamente en tres aspectos: 1. Su amor de madre, 2. Su cualidad de discípula, 3. Su virtud de oración. El punto central de la admiración y amor del padre Eudes hacia la Virgen María es su maternidad. Jesús ha entregado a la humanidad su propia madre, con el propósito de que sea ella quien instruya el camino de la santidad, enseñándonos la importancia de acrecentar el amor a Dios y al prójimo, de modo que, nuestros pensamientos y actos se orienten únicamente para gloria de Dios. El padre Eudes comprende que la vida de María es un evangelio viviente, pues todo lo que ella es refleja la vida de Jesús. Ella es discípula porque constantemente nos invita a ser testigos de la obra del Señor. Sin embargo, aprender a amar, a vivir misericordiosamente y a ser testigo de la palabra de Jesús, requiere del acompañamiento y la inspiración de la oración. María nos enseña a orar, porque desde el momento de la Encarnación, su corazón contemplaba a la Palabra que estaba en silencio.   
  2. 2. La fiesta del Santísimo Corazón de María se celebró al principio el 20 de octubre, día en que posteriormente se celebró el Corazón de Jesús. A partir de 1647 san Juan Eudes la colocó el 08 de febrero porque, por una parte, en esta época del año litúrgico es más fácil celebrar una octava, y, por otra parte, porque después del relato de los misterios de la santa infancia de Nuestro Señor, san Lucas hace el elogio del Corazón de María: “María conservaba todas estas cosas meditándolas en su corazón”. (Lc 2, 19). Escogió el día ocho ya que san Juan Eudes se propuso y aconseja consagrar a María el ocho de cada mes, en recuerdo de su natividad el ocho de septiembre y de su inmaculada concepción el ocho de diciembre. También recomendaba a los fieles recitar el Oficio Parvo de la Infancia de María el día ocho de cada mes. (Cfr. O.C. XI, 149; XII, 04).  PRIMER DÍA (5 DE FEBRERO) EL CORAZÓN DE MARÍA ES IMAGEN VIVIENTE DE LA DIVINA MISERICORDIA Inicio: En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
  3. 3. Salutación a María Te saludamos, María, hija de Dios Padre, Te saludamos, María, madre de Dios Hijo, Te saludamos, María, esposa del Espíritu Santo, Te saludamos, María, templo de la Divinidad, Te saludamos, María, lirio en el que resplandece la luz indeficiente de la Trinidad. Te saludamos, María, rosa esplendorosa de encanto celestial. Te saludamos, María, Virgen de las vírgenes, Virgen fiel, de la que quiso nacer y alimentarse el rey de los cielos.  Te saludamos, María, Reina de los mártires; tu alma fue traspasada por una espada de dolor. Te saludamos, María, Soberana del universo; todo poder te ha sido dado en el cielo y en la tierra. Te saludamos, María, Reina de mi corazón, mi Madre, mi vida, mi alegría y mi más dulce esperanza. Te saludamos, María, Madre digna de amor. Te saludamos, María, Madre admirable. Te saludamos, María, Madre de misericordia.  Tú eres la llena de gracia, el Señor está contigo; bendita tú entre las mujeres; y bendito Jesús, el fruto de tu vientre. Y bendito tu esposo José, y bendito tu padre Joaquín, y bendita tu madre Ana;  y bendito tu hijo Juan, y bendito tu ángel Gabriel, y bendito el Padre Eterno que te escogió, y bendito el Hijo que te amó, y bendito el Espíritu Santo que contigo se desposó. Y benditos por siempre los que te bendicen y te aman. Amén. (O.C. VIII, 468-469)
  4. 4. La divina misericordia reina tan perfectamente en el Corazón de María, madre del salvador, que recibe el nombre de reina y madre de misericordia. Esa compasiva María de tal modo se ganó el Corazón de la divina misericordia que le fueron dadas las llaves de todos los tesoros y fue constituida dueña de ellos. Al respecto así habla san Bernardo: Se llama reina de misericordia porque ella abre los abismos y tesoros de la divina misericordia a quien quiere, cuando quiere y en la forma que quiere. La divina misericordia reina tan plenamente en su Co- razón y lo colma de tan grande compasión a los peca- dores y necesitados que san Agustín le habla así: Tú eres la única esperanza de los pecadores, se entiende, después de Dios. Y san Bernardo añade: Hijitos míos queridos, por esta escalera los pecadores suben al cielo; ella es mi gran confianza, es el objeto de mi esperanza. Otro Padre antiguo, que vivía hace más de setecientos años, declara: Buena y misericordiosa Virgen, pon los ojos de tu benignidad en tus pobres servidores; tú en quien, después de Dios, hemos puesto toda nuestra esperanza; tú que eres, después de Dios, nuestra vida, nuestra gloria y en cierto modo nuestro ser y nuestra subsistencia. ¿Quieres saber de qué manera la divina misericordia vive y reina en el Corazón de la madre de misericordia? Escuchemos a san Buenaventura: “Grande ha sido la misericordia de María hacia los menesterosos mientras vivía en este destierro; pero mayor aún es la misericordia de María hacia los necesitados ahora que reina felizmente en el cielo.  PALABRAS DE SAN JUAN EUDES CORAZÓN DE MARÍA, IMPRIME EN NOSOTROS EL DON DE LA MISERICORDIA
  5. 5. Ella manifiesta esta gran misericordia hacia los hombres con beneficios innumerables pues conoce más claramente las miserias sin número que afligen a los hombres. Ella no va en búsqueda de méritos pasados. Por pura caridad escucha las oraciones de cada uno y abre a todos el seno de su clemencia. Alivia las necesidades y urgencias de todos con el afecto y ternura de su corazón incomparable”. Si quieres, hermano querido, sentir los efectos de la misericordia sin par que reina en este Corazón benignísimo, empieza por reconocer que eres abismo de carencias, que tienes necesidad inmensa del socorro de esta Madre de misericordia y que eres infinitamente indigno de él. En segundo lugar, invócalo muy confiadamente en tus necesidades. En tercer lugar, si quieres que tenga un Corazón lleno de compasión hacia ti, ten tú mismo un corazón lleno de benignidad a tus hermanos; dedícate gustosamente, según el poder que Dios te dé, a las obras de misericordia que son siete corporales y siete espirituales. Si no estás en capacidad de hacer todo esto, ten al menos la voluntad de practicarlo y ora a Dios que la dé a los que pueden hacerlo. Testimonia a tu prójimo que sufres de corazón por no poder asistirlo en sus necesidades como lo quisieras hacer si estuvieras en capacidad de hacerlo.
  6. 6. Y no te contentes con hacer obras de misericordia sino practícalas bien, con pureza de intención, es decir, para agradar a Dios y para su sola gloria; hazlo con disposiciones santas: bondad, afabilidad, dulzura, alegría y presteza. Dios ama al que da con alegría, dice la santa Palabra (2 Cor 9, 7). El que da prontamente da dos veces. Y también: no de- mores la ayuda al angustiado (Sir 4, 3). Si Dios te da facultad de hacer el bien hoy a quien te pide no lo retardes para mañana (Prov 3, 28). No esperes que te pidan. Adelántate a las necesidades de los hermanos, así como Dios toma a menudo la iniciativa y te concede gracias diversas que no le habías pedido y que no esperabas. Madre de misericordia, alcánzanos por favor esta gracia e imprime en nuestros corazones una participación en los sentimientos benignísimos de la increíble misericordia de que estás colmada. (San Juan Eudes, O.C. VII, 10-18)  
  7. 7. 1. ¿En mi experiencia cristiana, de qué forma he vivido la misericordia de Dios y como la he expresado a los demás, según la enseñanza de san Juan Eudes? 2. Para san Juan Eudes, las virtudes del Corazón de María son las mismas virtudes del Corazón de Jesús. ¿Cómo estoy perfilando mi vida espiritual, para formar en mí las virtudes de este Gran Corazón y unirme a él plenamente?   Démonos a Jesús, Hijo de María, y roguémosle nos llene de afecto filial hacia esta sagrada Madre. Ofrezcámonos a María, Madre de Jesús, rogándole que ejerza en esta comunidad el poder que sobre ella ha recibido para conducirla y animarla en todo, y para hacer vivir y reinar en ella la voluntad de Dios y el Espíritu de su Hijo. Amén R./ Amén.   Oración final Para meditar
  8. 8. SEGUNDO DÍA (6 DE FEBRERO) CONTEMPLAR EL CORAZÓN DE MARÍA ES VIVIR LA MISMA VIDA DE DIOS Palabras de san Juan Eudes EL CORAZÓN DE LA GLORIOSA VIRGEN, IMAGEN DE LA VIDA DE DIOS Inicio: En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. Salutación a la Santísima Virgen María. Pag. 4 La vista y la vida de un alma cristiana no son sino una misma realidad. Ver y vivir en el cristianismo, en lenguaje de Dios, se identifican, pues la fe, que es la luz y la vista del justo, es también su vida según estas palabras divinas: El justo vive de la fe (Ro 1, 17). La vida eterna consiste en conocer a Dios como nos lo enseña Jesús, cuando hablando de su Padre nos dice: conocerte a ti, solo Dios verdadero, es la vida eterna (Jn 17, 3).
  9. 9. En efecto, la vida de Dios está en el conocimiento de sí mismo y de sus divinas perfecciones y en el amor que se tiene a sí mismo; así la vida de los hijos de Dios consiste en conocer y amar a Dios. Los que conocen a Dios por la luz de la fe y lo aman con amor sobrenatural, viven de la vida de Dios y Dios está viviente en ellos. Él es la vida de sus corazones y de sus almas. “Lo que el alma es para nuestro cuerpo lo es Dios para nuestra alma; la vida de nuestro cuerpo es nuestra alma y la vida de nuestra alma es Dios”. Dios vive siempre en el Corazón de la santa Virgen y este Corazón vive siempre en Dios y de la vida de Dios, de manera más excelente que en todos los demás corazones. La vida de Dios consiste en el muy sublime y claro conocimiento que tiene de sí mismo mediante su ilimitada sabiduría, y en el amor infinito que se profesa a sí mismo. El Corazón de la preciosísima Virgen está más lleno de la sabiduría y del amor de Dios que los demás corazones. Por consiguiente, expresa y representa con mayor perfección en sí la vida de Dios que los demás corazones. Hay dos clases de vidas: la interior solo conocida de sí mismo, y otra vida exterior y visible que tiene en la humanidad de su Hijo, en sus santos, especialmente mientras están en la tierra, y en todas las criaturas vivientes. Así tiene dos clases de vida en el Corazón de la Madre de Dios. 
  10. 10. Una interior y del todo oculta en Dios, solo visible a los ojos de Dios. Otra exterior y visible que apareció en su cuerpo y en sus acciones exteriores, originada en su Corazón. Estas dos vidas son del todo santas y divinas y dignas de honor eterno. Añadamos a esto que Dios no es solamente vida sino fuente de vida, y de todas las vidas naturales y sobrenaturales de todo lo que vive. Así el Corazón de la Madre de vida no solo ha vivido siempre de la vida de Dios por participación en grado eminentísimo que no tiene parangón, sino que además es principio de vida y de varias vidas muy excelentes como ya lo dijimos. Así pues, este Corazón admirable es expresión perfecta y compendio maravilloso de la vida de Dios. ¿Quieres, querido lector, vivir esa vida? Esfuérzate con esmero por conocer y amar a Dios y a su Hijo Jesucristo Nuestro Señor. Ella consiste en ese conocimiento y en ese amor. Si tienes mucho conocimiento y amor de Dios, tienes mucha vida; si en ti son escasos, tienes poca vida; si careces totalmente de ella, estás muerto. Hay otros en los que él no solo está vivo, sino que vive y reina en ellos. ¿De qué corazones se trata? Son los que han hecho morir en sí mismos el amor propio y la propia voluntad, y solo buscan en este mundo y en el otro agradar a Dios y que esté contento de todo lo que hacen, y ponen su entera satisfacción y su gozo en seguir en todo y por doquier su adorabilísima voluntad. Así es el Corazón virginal de la reina del cielo. (San Juan Eudes, O.C. VII, 67-71)
  11. 11. 1.  ¿De qué forma construyo mis relaciones, para que estas sean transformadas en el fuego del amor de Dios y no tengan otro propósito sino glorificarlo y amarlo perfectamente? 2. El padre Eudes asegura que María no tenía sentimientos, ni actitudes diferentes a las de su Hijo. ¿Estoy viviendo un verdadero crecimiento para reflejar con mis sentimientos y actos la vida de Jesús en María y de María en Jesús?   Dios Todopoderoso, que hiciste del Corazón de María Virgen tu digna mansión y trono de toda virtud, concédenos por su intercesión llevar en nosotros su semejanza para que, cumpliendo siempre sus designios, seamos conformes a tu propio corazón. Amén. R./ Amén.   Oración final Para Meditar
  12. 12. TERCER DÍA (7 DE FEBRERO) ADORAR A JESÚS EN EL ADMIRABLE CORAZÓN DE MARÍA Palabras de san Juan Eudes EL CORAZÓN DE MARÍA, IMAGEN PERFECTA DE FELICIDAD Inicio: En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. Salutación a María Pag. 4 Es preciso saber que es propio del amor, especialmente del amor sobrenatural y divino, transformar al amante en la cosa amada, como el fuego cambia el hierro en fuego, dejándole su naturaleza y esencia de hierro, y lo reviste de las propiedades y perfecciones del hierro. Es cierto que nunca hubo ni habrá jamás amor semejante al que ardió siempre en el Corazón virginal de María.
  13. 13. Este amor divino la transformó en Dios desde este mundo pues mientras estuvo en él no tuvo sino un espíritu, un corazón, una voluntad y un amor con Dios. Amó solo lo que él ama, aborreció solo lo que él abomina; no tenía otros intereses que sus intereses; ni otra gloria y honor que su honor y su gloria; ni otros contentos que los suyos; ni otra felicidad que la suya. Así su gloria y su felicidad estuvieron siempre en su Corazón. Todas las ignominias y dolores que padeció en la tierra, en especial durante la pasión de su Hijo, no pudieron arrebatarle esa gloria y felicidad. Por el contrario, se las acrecentaron. ¿Ignoras que el Espíritu Santo, hablando del día de la pasión del Hijo de Dios, dice que es el día de la felicidad de su Corazón? (Cant 3, 11). Haz de saber que la Madre de Jesús no tenía sentimientos distintos de los de su Hijo. Además, ella conocía muy bien que nada hay en el mundo que dé más gloria y contento a Dios que los sufrimientos y humillaciones soportados por su amor. Como su Hijo llama a su afrentosa y cruel pasión su gloria y su felicidad, y como ella ponía su honor y delicia en lo que honra y agrada a Dios, su mayor gloria y su perfecta alegría estaban en las mayores ignominias y en las más angustiantes aflicciones.
  14. 14. 1.  Para san Juan Eudes, el Corazón de María es fiel imagen de la vida y el reinado de Jesús: ¿Qué debo formar en mi vida cristiana para ser una imagen auténtica de la vida y el Reinado de Jesús a ejemplo de María?   María, Madre de Jesús, te venero y admiro en la vida santa que disfrutaste al lado de Jesús, el hijo de Dios, tu hijo. Bendita seas por la gloria y alabanza que le diste durante su vida terrena. Que por tu intercesión se me conceda vivir en alabanza continua a tu hijo, Jesús. Y tú, Jesús, vive de lleno en mi espíritu y en mi corazón. Que yo, como María, cumpla los deseos de tu corazón. Amén. R/ Amén. ¿Quieres poseer la auténtica gloria y felicidad? Ten en cuenta que es preciso renunciar por entero a la gloria fantasiosa y a los falsos placeres del mundo y no querer honor distinto del honor de Dios, ni otro contento que su contento, y poner toda tu gloria y felicidad en servirlo y amarlo perfectamente. Si lo amas de veras de todo corazón y más que a ti mismo, como debes hacer-lo, el divino amor te transformará en Dios, pues no tendrás otra voluntad que la voluntad de Dios, ni otros intereses que los suyos, ni otra gloria que su gloria, ni otras satisfacciones que las suyas. (San Juan Eudes, O.C. VII, 79-82) Para meditar Oración final Director: P. Álvaro Duarte Torres, CJM Diseño y compilación: Jorge Luis Baquero Barbosa Email: espiritualidad.eudista@gmail.com Facebook: Espiritualidad Eudista Unidad CJM

×