Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

ORACIÓN SEGÚN LA ACTITUD DEL HABLANTE (ejercicios y soluciones)

Related Books

Free with a 30 day trial from Scribd

See all

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Be the first to comment

ORACIÓN SEGÚN LA ACTITUD DEL HABLANTE (ejercicios y soluciones)

  1. 1. ANALIZAR LAS ACTITUDES DEL HABLANTE Ejercicios propuestos por los alumnos IES. ARRIGORRIAGA
  2. 2. VIEJOS AMIGOS Antonio ya tenía 54 años y no estaba como para correr, aun que tenía que llegar a la estación de Abando para coger el tren de las 4:16 como todos los días, para llegar puntual al trabajo. Nunca había llegado tarde y no quería romper el hábito. Dejó atrás la calle Hurtado de Amézaga , llegó a la estación y al ver que le sobraban 2 minutos en su reloj “Armitron”, que siempre llevaba con él, suspiró de tranquilidad y se tranquilizó un poco. Tenía su canoso pelo alborotado y un poco sudoroso, las gafas mal colocadas y el abrigo lleno de arrugas por la carrera que se había pegado. Cuando fue a meter el creditrans en la máquina de control, vio como su tren salía. Miró su “Armitron”. 4:16. ¡Se le había pasado! Tremendamente cabreado, no le quedaba otra que esperar al tren de las 4:24. Cuando el tren llego, se subió maldiciendo todo lo que veía y se sentó mirando al suelo con frustración al lado de un señor de aproximadamente su edad, con un sombrero marrón y barba blanca. --‐¿Eres Antonio?--‐ preguntó al de un rato. Antonio lo miró con intriga y le respondió con otra pregunta: --‐¿Cómo sabes mi nombre? --‐Soy Sergio, el que se sentaba al lado tuyo en clase, en secundaria. --‐¡Sergio! ¿Cómo te va la vida? ¿Conseguiste al final el título de abogado? --‐Al final no me lo saqué porque no me daba la nota. ¡Ojala me hubiese preparado más, como tú! Pero bueno, ahora me especializo en hostelería. --‐¡Bueno ni tan mal! yo lo conseguí con algún esfuerzo. --‐Sigues dándote esos aires de grandeza, veo que no has perdido las viejas costumbres, ¿eh?.--‐ Los dos rieron gratamente durante unos segundos. --‐ ¡Vente a tomar un café conmigo y cuéntame cómo te va!--‐ Propuso Antonio olvidando por un momento su trabajo. --‐Quizás en otro momento podamos vernos con más tiempo y hablar de todo un poco.-‐ Respondió Sergio, haciéndole ver, que tenía que abandonar el tren en la próxima estación. Tras despedirse, Antonio cayó en la cuenta de su retraso, y al igual que antes del encuentro con su amigo, tuvo que correr de nuevo hasta la oficina. Mikel Riobóo
  3. 3. ENTRE TRENES ANDA EL JUEGO En el tren de Orduña a Bilbao de las ocho de la mañana viajan dos amigos que se dirigen a la universidad en su primer día de clase. Cuando el tren para en Arrigorriaga un ex compañero de estos, se monta en ese mismo tren. Jon y Kepa vienen absortos en su conversación y no caen en la cuenta de que Andoni ha entrado en el tren. Así que es que es éste último quien se acerca a saludar. - ¡Jon,Kepa! ¡Cuánto tiempo! ¿Qué es de vosotros? Los dos amigos se giraron sorprendidos. - ¡Ahí va! ¿Eres tu Andoni? - Eso dicen. ¡Que! ¿A dónde vais tan temprano? - A la universidad -contestó Jon-. - ¿A la de Deusto? - ¡Sí! - ¡No fastidies, yo también! - ¡Qué casualidad! ¿Y qué vas a estudiar? Igual estamos en la misma clase. - ¡Ojalá! Yo voy a estudiar historia. - Pues nosotros no. Estudiamos filología vasca. De todas formas dame tu número de teléfono y estamos en contacto. - ¡Si ya hemos llegado! -Dijo Kepa-. - ¡Qué corto se me ha hecho el viaje! -comentó Andoni-. Asier sánchez
  4. 4. REENCUENTRO Son las 8:02 de la mañana. Para Maialen es un martes normal y corriente. Es profesora de primaria y tiene que coger el tren de las 8:29 para poder llegar a tiempo a clase. Mientras espera en el andén de la estación de su pueblo, una mujer se le acerca vestida de barrendera. - Mujer (Idoia): ¡Dios mío! ¡Maialen! (Los amigos vienen y van Abraza a Maialen) Maialen está totalmente descolocada y también un poco dormida. No sabía quién era aquella mujer. - Mujer (Idoia): ¿No te acuerdas de mí? Soy yo… ¡Idoia! ¡Tu mejor amiga de la escuela! Maialen sigue asombrada. - Maialen: Idoia… Idoia… ¡Idoia Hernández! (Consigue reconocerla) ¡Madre mía, cuánto has cambiado! Se vuelven a abrazar. - Idoia: ¡Tú has sido la que ha dado el cambiazo! ¿No crees? - Maialen: No sé decirte… Y dime, ¿qué tal te va todo? - Idoia: Pues la verdad, bastante bien. Trabajo en una empresa de limpieza. No gano mucho, pero me apaño con lo que consigo. ¿Y tú, qué tal? - Maialen: Muy bien. Trabajo de profesora en la escuela de Basauri. Y a veces, me vuelvo loca con tantos niños. Ojalá no fueran tan petardos… - Idoia: ¡Y te quejarás! Mira yo que trabajo tengo, y no me quejo. Que viendo como están ahora las cosas… ya me gustaría a mi estar en un puesto de trabajo como en el tuyo... - Maialen: Quizás si hubieras estudiado algo más cuando te tocaba, ahora tendrías un trabajo mejor. Pero es mejor tener algo que nada. El tren está a punto de efectuar su salida. - Idoia: Tienes razón. Sube al tren. Que no quiero que llegues tarde por mi culpa. Maialen se acerca hacia la puerta del tren y se da la vuelta para despedirse. - Maialen: Ya nos veremos otro día. ¿Vale? - Idoia: ¡Perfecto! ¡Ya estaremos en otro momento! El tren efectúa su salida y Idoia sigue barriendo el suelo de la estación. Xabier Aresti
  5. 5. REENCUENTRO EN EL METRO Dos amigos que hacía tiempo que no se veían se encontraron en el metro y comenzaron a hablar: -Gorka: ¡Hola María! ¿Qué es de tu vida? +María: ¡Cuánto tiempo Gorka! Pues aquí ando, acaban de contratarme para dar clases de canto en una escuela. ¿Y tú qué? -Gorka: Pues yo no he encontrado trabajo, pero me alegro de que tú hayas tenido suerte. Con lo mal que está la cosa… ¡Ojalá se arregle esto y tengamos todos trabajo! +María: Tal vez haya trabajo en la escuela donde yo trabajo. Vete a preguntar, no pierdas el tiempo. -Gorka: ¡Muchísimas gracias María! ¡Ojalá tenga suerte! ¡Hasta otro día! Te dejo que esta es mi parada. ¿La tuya no es la siguiente? +María: Si, es la siguiente. ¡Adiós! Espero que nos volvamos a encontrar. ANE IBARRONDO
  6. 6. PRIMER VIAJE EN AVIÓN Tina entró con paso decidido pero nerviosa, sabiendo que en unas horas su vida cambiaría por completo. Se sentó al lado de un joven de cabellos largos y mantuvieron una agradable conversación: T: ¿Puedo sentarme aquí? R: ¡Claro, siéntate! Me llamo Raúl y tú ¡cómo te llamas? T: Soy Tina, encantada. R: Veo que estas un poco nerviosa ¿a qué se debe eso? T: Digamos que tengo un poco de miedo a los aviones… R:¡No me digas que tienes aerofobia! Tranquila se pasará rápido. T: Ojala… R: Quizá quieras beber algo, toma compré esta botella al llegar al aeropuerto. T:¡Muchas gracias! Tenía bastante sed, la verdad… R: Ponte el cinturón estamos despegando. El avión empezó a despegar y tina aterrorizada se abrazó a Raúl. Se quedaron varios minutos agarrados, había un silencio incómodo y Raúl para romper el hielo dijo: R: ¡Bueno! ¿por qué has elegido viajar a China? T: No lo he elegido. Viajo para buscar a mi padre, nos abandonó cuando yo tenía dos años y ahora le estoy buscando, tengo una pista, es una carta y proviene de China. R: ¡Una aventurera! ¿Y nadie te acompaña a esta increíble búsqueda? T: No, siempre he sido una chica solitaria… R: Deja que te ayude, siempre se me han dado bien los retos. T: No gracias. Se arreglármelas sola. Tina y Raúl siguieron el viaje callados sin decir nada, sin pensar que en el futuro se volverían a ver y todo cambiaría para ellos pero eso ya es otra historia. Estíbaliz Ramos
  7. 7. DIÁLOGO EN UN TREN Van dos personas en un tren, en un día soleado. -Hola me llamo María ¿Y tú? -Hola! Me llamo Verónica. Encantada de conocerte. ¿A dónde vas? M: Voy a Bilbao y tal vez vaya a las fiestas de Basauri más tarde ¿Y tú? V: A casa. M: ¡Pues ven conmigo de fiestas! V: ¡Ojalá pudiera...! M: ¿Qué te pasa pues? V: Tengo que cuidar de mi perro. M: Jo, chica! Pero no le va a pasar nada! Venga....Ven! V: Bueno, vale... ¿A qué hora? M: ¡Estupendo! Pues...no sé ¿a las 19:00h te viene bien? V: Sí, ¡perfecto! ¿Dónde? M: ¿En la estación de Abando? V: Vale, pues allí te veo. ¡Adiós!. M: Adiós. LAURA TERÁN QUIÑONES 3.B
  8. 8. CONVERSACIÓN EN UN TREN En el trayecto del tren, que une Ugao con Bilbao dos viejos amigos de toda la vida coinciden:Aitor y Andoni. Aitor vive en Ugao y Andoni vive actualmente en Arrigorriaga, después de que tuviese que abandonar su antiguo domicilio por causa de unos vecinos molestos y una comunidad de locos. Coincidieron cuando fueron a comprar los billetes, pero no se dieron cuenta de la presencia el uno del otro. Los dos estaban en el mismo vagón. Aitor se encuentra en una esquina whatsapeando y Andoni se encuentra en la otra escuchando E.T.S. De repente a Aitor le suena el móvil y resulta que era Andoni, su amigo, y le pregunta dónde está. -ANDONI: ¡Aitor, viejo amigo! ¿Por dónde andas? -AITOR: Pues aquí en el tren que se dirige a Bilbao-responde Aitor-ANDONI-¿Sí? Qué casualidad, yo también! Ahora te veo. Los dos amigos se acercan y se disponen a realizar un diálogo cara a cara. -AITOR: ¡Andoni! ¡Cuánto tiempo sin verte! -ANDONI: ¡Aitor! ¿Qué tal andas? -AITOR: Bien, estudiando para la carrera de abogado. -AITOR: ¿Y tú a qué tal andas? -ANDONI: Bien, tirando poco a poco. -ANDONI: ¿Aitor, tienes novia? -AITOR: Sí -ANDONI: Bien, me alegro. Yo de momento no tengo. -AITOR: Ojalá encuentres a alguien. Te deseo mucha suerte. -ANDONI: Muchas gracias. Yo creo que pronto llegara. Aitor asiente con la cabeza y añade: -Quedemos un día en mi casa para echar unas viciadas y a cenar. -ANDONI: Que ganas tengo de que llegue ese día. Aitor añade: -Venga pues -ANDONI: Agur AITOR SAN JOSÉ
  9. 9. VIAJE A LONDRES El año pasado, se hizo un concurso en todo España, había que escribir una historia sobre una enfermedad y al ganador le daban 500€ y un viaje a Londres, hotel incluido. La ganadora fue Jone, y hoy se iba a Londres. Estaba muy nerviosa porque era la primera vez que subía a un avión, y además iba sola. En el avión se sentó un chico joven a su lado y empezaron a hablar. C: ¡Hola! ¿Hacia dónde viajas? ¿No irás a Londres, verdad? J: SÍ, el año pasado gané un concurso, y uno de los premios fue este viaje. C: ¡Qué suerte! Ojalá me hubiese tocado un premio tan guay a mí también. J: Quizás no este año, pero si comienzas a participar en concursos, tal vez ganes. C: No creo que gane nada, pero lo intentaré. J: Cállate. No seas negativo. C: No lo seré, gracias por todo esto. J: No es nada, gracias a ti, hasta luego. El avión aterrizó y todos los pasajeros se bajaron, se despidieron y cada uno fue hacia su hotel. LEIRE BASAGOITI
  10. 10. CONVERSACIÓN EN EL COCHE Un niño al salir del colegió va al coche donde le espera su padre: - ¡Hola, papa! - ¡Hola hijo!, ¿Qué tal el examen de castellano? - Bueno… Quizás apruebe. - ¿Qué quiere decir eso? ¡Debes sacar buenas notas! - ¡Ojala! Me estoy esforzando mucho. - Ya estamos llegando, ¡mira, tu amigo Quique! - Papa ese no es Quique. - ¿Estás seguro? - Si - Yo iré a trabajar, cuando vuelva espero verte estudiando ¡y que no te pille con el móvil!. - Vale - ¡Adiós! - ¡Adiós! El niño se baja del coche mientras su padre se va a ir a trabajar. ITSASO PAREDES
  11. 11. Conversación a primera hora Siete de la mañana. Sergio entra por la puerta del metro; aturdido y medio dormido. No había dormido mucho porque la noche anterior tuvo una cena con sus suegros, y se había alargado demasiado. Cogió el metro en la estación de Abando, con la intención de bajarse en Baracaldo. Tres paradas más tarde, entró una mujer que le recordaba mucho a una amiga de la infancia. Era alta morena y muy bella. Entonces Sergio preguntó:  ¿ Sonia ?  ¡SERGIO, cuánto tiempo sin verte! ¿Qué tal estás? La verdad es que bien, supongo.¿y a tí, cómo te va? Bien, cuando terminé la carrera me contrataron como administrador. Ahora trabajo en una oficina del BEC. ¿y tu, acabaste la carrera? Sí, ahora trabajo como enfermera en Basurto, pero he pensado en abrir una farmacia en el casco viejo. Mmmm, no lo hagas. Te lo digo por experiencia. ¿Pues? Mis hermanos abrieron una cerrajería allí. Quizás la cierren, porque las cosas no les van bien ¡Qué pena!.... Bueno ésta es mi parada. Ojalá qué a tus hermanos y a ti os vaya bien. A ti también te deseo lo mejor. Adiós Sergio se quedó mirándola por la ventanilla. No había visto a aquella mujer desde hacía mucho tiempo, ¡y no la había invitado ni a comer! Sonia se desplazaba lentamente. Cuando el metro se puso en marcha, Sonia se dio la vuelta y le guiñó el ojo. En el asiento donde se había sentado Sonia yacía un papelito. Era su número de teléfono. Sergio sonrió          ARITZ ZABALA
  12. 12. TRENES Abando, 07:45… Jon entra en el vagón para dirigirse a Laudio como hace todos los días para ir al trabajo, al instituto en el que ejerce como profesor de filosofía. Cuando se sienta en un asiento de los que se pliegan, los que están de tres en tres colocados, ve una cara conocida. Para su sorpresa, es Joxetxo, el profesor con el que compartió departamento hace años en el instituto de Galdakao. - ¡Hombre Joxetxo!. ¿Qué haces tu por aquí a estas horas? - ¡Ostras, Jon!. ¡Cuánto tiempo sin vernos!. ¡Y aquí tiene que ser!. ¡En el tren!. ¡Manda dos…! - Pues sí, ¡mira que casualidad!. Y bueno, ¿Qué tal andas? - Muy bien, en Orduña, ¿Y tú qué tal? - ¿En Orduña?, pues yo no tan bién. En Laudio. - Pues, cerca nos ha tocado - Pues la verdad es que si. - ¿Qué será de aquel bar? ¡Cómo pasa el tiempo!. Todavía me acuerdo cuando estábamos en Galdakao, ¡qué tiempos aquellos!. Daría lo que fuera por repetirlo. - El pincho con el zurito del Bartoleku a media mañana, todavía se me hace la boca agua al pensar en aquella tortilla. - Tienes razón, ni me acordaba lo que era aquello… Ya que lo dices, me gustaría volver a aquel bar, un día tenemos que ir, ¿Qué te parece? -¡Perfecto! - ¡Pues, si!. ¡Mira que no ha pasado tiempo ni nada! Ojalá se pudiera volver atrás en el tiempo y dar clase juntos. Porque, que sepas , que de todos los compañeros que he tenido has sido el más profesional , y lo que importa, un gran amigo de verdad. No sé si encontraré otro como tú. - ¡Muchísimas gracias, José! Bueno, esta es mi parada, creo que te tengo que dejar aquí, a no ser que vengas conmigo. ¡No estaría mal! - Bueno Jontxu, pues un día de estos te llamo y hablamos sobre lo del Bartoloeku, ¿Te parece? - ¡Genial! - Bueno, ¡Adiós! - ¡Hasta otra! ASIER MARÍN
  13. 13. EN EL TREN Me subo al tren y me siento en un asiento libre. De repente la señora de al lado me empieza a hablar, obviamente sobre el tiempo: -¡Madre mía, qué calor! -Dice mientras agita un gran abanico. -¿Calor? Si hace un frío que pela… -A mí lo que más me molesta es la humedad. -Comenta una chica que está justo enfrente.- ¡Sobre todo porque se me queda el pelo fatal! -Pues a mí no.- Respondo yo.- La humedad no es problema para mí. -Ojalá hiciera buen tiempo todos los días… -Murmura la señora. -Ya, hoy hace demasiado frío. -¿Otra vez con el frío? ¡Si hace calor! -Vaya a la calle a que le dé el aire. -Le aconsejo. La mujer cierra el abanico y dice: -¡Tranquila, que me bajo en esta parada! En cuanto se va la chica que ha hablado antes me dice: -¡Si es que estas señoras de hoy en día no hay quien las comprenda con la menopausia y todo eso! -¡Ya te digo! -Mi abuela está igual, que si tengo frío, que si tengo calor… ¡Es estresante! -Pues la verdad es que a mí ya me estaba empezando a molestar la señora con el abanico. ¡Uy! ¡Esta es mi parada! -¡Oh! Puede que nos veamos otro día. ¡Hasta otra! -¡Adiós! Saray García
  14. 14. CHARLANDO EN EL COCHE Como cada mañana Karmele y su padre montan en el coche para ir al Instituto. Son muy dormilones por lo que a veces pasa lo que ha pasado hoy, que se han dormido. Los dos montan en el coche muy nerviosos, porque la profesora de ella es muy estricta y le hará copiar seguramente. KARMELE: ¡Venga aita, corre, que vamos a llegar tarde! PADRE: Si no hubieras estado tanto tiempo peinándote nos hubiera dado tiempo. KARMELE: ¡Menos hablar, y acelera! PADRE: ¿Has cogido el cuaderno de inglés? KARMELE: ¡Ahí va, se me ha olvidado! Ojala no los coja porque no quiero volver a sacar otro cero… PADRE: ¿Cómo? ¿En qué más has sacado un cero? KARMELE: Quizás en matemáticas, pero aún no lo sé, es que hice muy mal el examen. PADRE: Anda bájate que ya hemos llegado. A la tarde estaré en casa todo el día, y quiero que vengas a casa pronto, así que no te enrolles. KARMELE: Tranquilo aita. ¡Agur! KARMELE FELIPE
  15. 15. ANALIZAR LAS ACTITUDES DEL HABLANTE SOLUCIONES IES. ARRIGORRIAGA
  16. 16. VIEJOS AMIGOS Antonio ya tenía 54 años y no estaba como para correr, aun que tenía que llegar a la estación de Abando para coger el tren de las 4:16 como todos los días, para llegar puntual al trabajo. Nunca había llegado tarde y no quería romper el hábito. Dejó atrás la calle Hurtado de Amézaga , llegó a la estación y al ver que le sobraban 2 minutos en su reloj “Armitron”, que siempre llevaba con él, suspiró de tranquilidad y se tranquilizo un poco. Tenía su canoso pelo alborotado y un poco sudoroso, las gafas mal colocadas y el abrigo lleno de arrugas por la carrera que se había pegado. Cuando fue a meter el creditrans en la máquina de control, vio como su tren salía. Miró su “Armitron”. 4:16. ¡Se le había pasado! Tremendamente cabreado, no le quedaba otra que esperar al tren de las 4:24. Cuando el tren llego, se subió maldiciendo todo lo que veía y se sentó mirando al suelo con frustración al lado de un señor de aproximadamente su edad, con un sombrero marrón y barba blanca. -­­¿Eres Antonio?-­­ preguntó al de un rato. Antonio lo miró con intriga y le respondió con otra pregunta: -­­¿Cómo sabes mi nombre? -­­Soy Sergio, el que se sentaba al lado tuyo en clase, en secundaria. -­­¡Sergio! ¿cómo te va la vida? ¿Conseguiste al final el título de abogado? -­­Al final no me lo saqué porque no me daba la nota. ¡Ojala me hubiese preparado más, como tú! Pero bueno, ahora me especializo en hostelería. -­­¡Bueno ni tan mal! yo lo conseguí con algún esfuerzo. -­­Sigues dándote esos aires de grandeza, veo que no has perdido las viejas costumbres, ¿eh?.-­ Los dos rieron gratamente durante unos segundos. -­­ ¡Vente a tomar un café conmigo y cuéntame como te va!-­ Propuso Antonio olvidando por un momento su trabajo. -­­Quizás en otro momento podamos vernos con más tiempo y hablar de todo un poco.-­ Respondió Sergio, haciéndole ver, que tenía que abandonar el tren en la próxima estación. Tras despedirse, Antonio cayó en la cuenta de su retraso, y al igual que antes del encuentro con su amigo, tuvo que correr de nuevo hasta la oficina. LEYENDA: Rojo = enunciativa afirmativa Azul = enunciativa negativa Verde = interrogativa total Naranja = interrogativa parcial Morado = exclamativa Marrón = desiderativa Gris = imperativa Amarillo = dubitativa Mikel Riobóo
  17. 17. ENTRE TRENES ANDA EL JUEGO En el tren de Orduña a Bilbao de las ocho de la mañana viajan dos amigos que se dirigen a la universidad en su primer día de clase. Cuando el tren para en Arrigorriaga un ex compañero de estos, se monta en ese mismo tren. Jon y Kepa vienen absortos en su conversación y no caen en la cuenta de que Andoni ha entrado en el tren. Así que es que es éste último quien se acerca a saludar. - ¡Jon,Kepa! ¡Cuánto tiempo! ¿Qué es de vosotros? Los dos amigos se giraron sorprendidos. - ¡Ahí va! ¿Eres tu Andoni? - Eso dicen. ¡Que! ¿a dónde vais tan temprano? - A la universidad -contestó Jon-. - ¿A la de Deusto? - ¡Sí! - ¡No fastidies, yo también! - ¡Qué casualidad! ¿Y qué vas a estudiar? Igual estamos en la misma clase. - ¡Ojalá! Yo voy a estudiar historia. - Pues nosotros no. Estudiamos filología vasca. De todas formas dame tu número de teléfono y estamos en contacto. - ¡Si ya hemos llegado! -Dijo Kepa-. - ¡Qué corto se me ha hecho el viaje! -comentó Andoni-. ASIER SÁNCHEZ Enunciativa afirmativa Enunciativa negativa Interrogativa total Interrogativa parcial Exclamativa Dubitativa Desiderativa Exhortativa
  18. 18. REENCUENTRO Son las 8:02 de la mañana. Para Maialen es un Martes normal y corriente. Es profesora de primaria y tiene que coger el tren de las 8:29 para poder llegar a tiempo a clase. Mientras espera en el andén de la estación de su pueblo, una mujer se le acerca vestida de barrendera. - Mujer (Idoia): ¡Dios mío! ¡Maialen! (Los amigos vienen y van Abraza a Maialen) Maialen esta totalmente descolocada y también un poco dormida. No sabía quién era aquella mujer. - Mujer (Idoia): ¿No te acuerdas de mí? Soy yo… ¡Idoia! ¡Tu mejor amiga de la escuela! Maialen sigue asombrada. - Maialen: Idoia… Idoia… ¡Idoia Hernández! (Consigue reconocerla) ¡Madre mía, cuánto has cambiado! Se vuelven a abrazar. - Idoia: ¡Tú has sido la que ha dado el cambiazo! ¿No crees? - Maialen: No sé decirte… Y dime, ¿qué tal te va todo? - Idoia: Pues la verdad, bastante bien. Trabajo en una empresa de limpieza. No gano mucho, pero me apaño con lo que consigo. ¿Y tú, qué tal? - Maialen: Muy bien. Trabajo de profesora en la escuela de Basauri. Y a veces, me vuelvo loca con tantos niños. Ojalá no fueran tan petardos… - Idoia: ¡Y te quejarás! Mira yo que trabajo tengo, y no me quejo. Que viendo como están ahora las cosas… ya me gustaría a mi estar en un puesto de trabajo como en el tuyo... - Maialen: Quizás si hubieras estudiado algo más cuando te tocaba, ahora tendrías un trabajo mejor. Pero es mejor tener algo que nada. El tren está a punto de efectuar su salida. - Idoia: Tienes razón. Sube al tren. Que no quiero que llegues tarde por mi culpa. Maialen se acerca hacia la puerta del tren y se da la vuelta para despedirse. - Maialen: Ya nos veremos otro día. ¿Vale? - Idoia: ¡Perfecto! ¡Ya estaremos en otro momento! El tren efectua su salida y Idoia sigue barriendo el suelo de la estación. Xabier Aresti - Enunciativa afirmativa - Enunciativa negativa - Interrogativa total - Interrogativa parcial - Exclamativa - Desiderativa - Imperativa - Dubitativa
  19. 19. REENCUENTRO EN EL METRO Dos amigos que hacía tiempo que no se veían se encontraron en el metro y comenzaron a hablar: -Gorka: ¡Hola María! ¿Qué es de tu vida? +María: ¡Cuánto tiempo Gorka! Pues aquí ando, acaban de contratarme para dar clases de canto en una escuela. ¿Y tú que? -Gorka: Pues yo no he encontrado trabajo, pero me alegro de que tú hayas tenido suerte. Con lo mal que esta la cosa… ¡Ojalá se arregle esto y tengamos todos trabajo! +María: Tal vez haya trabajo en la escuela donde yo trabajo. Vete a preguntar, no pierdas el tiempo. -Gorka: ¡Muchísimas gracias María! ¡Ojalá tenga suerte! ¡Hasta otro día! Te dejo que esta es mi parada. ¿La tuya no es la siguiente? +María: Si, es la siguiente. ¡Adiós! Espero que nos volvamos a encontrar. ANE IBARRONDO Enunciativo afirmativo. Enunciativo negativo. Interrogativo total. Interrogativo parcial. Exclamativa. Desiderativa. Imperativa. Dubitativa.
  20. 20. PRIMER VIAJE EN AVIÓN Tina entró con paso decidido pero nerviosa, sabiendo que en unas horas su vida cambiaría por completo. Se sentó al lado de un joven de cabellos largos y mantuvieron una agradable conversación: T: ¿Puedo sentarme aquí? R: ¡Claro, siéntate! Me llamo Raúl y tú ¿cómo te llamas? T: Soy Tina, encantada. R: Veo que estas un poco nerviosa ¿a qué se debe eso? T: Digamos que tengo un poco de miedo a los aviones… R: ¡No me digas que tienes aerofobia! Tranquila se pasará rápido. T: Ojala… R: Quizá quieras beber algo, toma compré esta botella al llegar al aeropuerto. T:¡Muchas gracias! Tenía bastante sed, la verdad… R: Ponte el cinturón estamos despegando. El avión empezó a despegar y tina aterrorizada se abrazó a Raúl. Se quedaron varios minutos agarrados, había un silencio incómodo y Raúl para romper el hielo dijo: R: ¡Bueno! ¿Por qué has elegido viajar a China? T: No lo he elegido. Viajo para buscar a mi padre, nos abandonó cuando yo tenía dos años y ahora le estoy buscando, tengo una pista, es una carta y proviene de China. R: ¡Una aventurera! ¿Y nadie te acompaña a esta increíble búsqueda? T: No, siempre he sido una chica solitaria… R: Deja que te ayude, siempre se se me han dado bien los retos. T: No gracias. Se arreglármelas sola. Tina y Raúl siguieron el viaje callados sin decir nada, sin pensar que en el futuro se volverían a ver y todo cambiaría para ellos pero eso ya es otra historia.         enunciativa afirmativa. enunciativa negativa. interrogativa total. interrogativa parcial. exclamativa. desiderativa imperativa. dubitativa. Estíbaliz Ramos
  21. 21. DIÁLOGO EN UN TREN Van dos personas en un tren, en un día soleado. -Hola me llamo María ¿Y tú? -Hola! Me llamo Verónica. Encantada de conocerte. ¿A dónde vas? M: Voy a Bilbao y tal vez vaya a las fiestas de Basauri más tarde ¿Y tú? V: A casa. M:¡Pues ven conmigo de fiestas! V:¡Ojalá pudiera...! M:¿Qué te pasa pues? V: Tengo que cuidar de mi perro. M: Jo,chica!Pero no le va a pasar nada!Venga....Ven! V: Bueno vale...A qué hora? M: ¡Estupendo! Pues...no sé, ¿a las 19:00h te viene bien? V: Sí, ¡perfecto! ¿Dónde? M: ¿En la estación de Abando? V:Vale,pues allí te veo! Adiós. M: Adiós. Enunciativa Dubitativa Interrogativa Imperativa Exclamativa Desiderativa LAURA TERÁN QUIÑONES
  22. 22. CONVERSACION EN UN TREN En el trayecto del tren, que une Ugao con Bilbao dos viejos amigos de toda la vida coinciden: Aitor y Andoni. Aitor vive en Ugao y Andoni vive actualmente en Arrigorriaga, después de que tuviese que abandonar su antiguo domicilio por causa de unos vecinos molestos y una comunidad de locos. Coincidieron cuando fueron a comprar los billetes, pero no se dieron cuenta de la presencia el uno del otro. Los dos estaban en el mismo vagón. Aitor se encuentra en una esquina whatsapeando y Andoni se encuentra en la otra escuchando E.T.S. De repente a Aitor le suena el móvil y resulta que era Andoni, su amigo, y le pregunta dónde está. -ANDONI: ¡Aitor, viejo amigo! ¿Por dónde andas? -AITOR: Pues aquí en el tren que se dirige a Bilbao-responde Aitor-ANDONI-¿Sí? Qué casualidad, yo también! Ahora te veo. Los dos amigos se acercan y se disponen a realizar un diálogo cara a cara. -AITOR: ¡Andoni! ¡Cuánto tiempo sin verte! -ANDONI: ¡Aitor! ¿Qué tal andas? -AITOR: Bien, estudiando para la carrera de abogado. -AITOR: ¿Y tú a que tal andas? -ANDONI: Bien, tirando poco a poco. -ANDONI: ¿Aitor, tienes novia? -AITOR: Sí -ANDONI: Bien, me alegro. Yo de momento no tengo. -AITOR: Ojalá encuentres a alguien. Te deseo mucha suerte. -ANDONI: Muchas gracias. Yo creo que pronto llegara. Aitor asiente con la cabeza y añade: -Quedemos un día en mi casa para echar unas viciadas y a cenar. -ANDONI: Que ganas tengo de que llegue ese día. Aitor añade: -Venga pues -ANDONI: Agur ENUNCIATIVA NEGATIVA IMPERATIVA EXCLAMATIVA DESIDERATIVA DUBITATIVA TOTAL/PARCIAL AITOR SAN JOSÉ
  23. 23. VIAJE A LONDRES El año pasado, se hizo un concurso en todo España, había que escribir una historia sobre una enfermedad y al ganador le daban 500€ y un viaje a Londres, hotel incluido. La ganadora fue Jone, y hoy se iba a Londres. Estaba muy nerviosa porque era la primera vez que subía a un avión, y además iba sola. En el avión se sentó un chico joven a su lado y empezaron a hablar. C: ¡Hola ! ¿Hacia dónde viajas? ¿No irás a Londres, verdad? J: SÍ, el año pasado gané un concurso, y uno de los premios fue este viaje. C: ¡Qué suerte ! Ojalá me hubiese tocado un premio tan guay a mí también. J: Quizás no este año, pero si comienzas a participar en concursos, tal vez ganes. C: No creo que gane nada, pero lo intentaré. J: Cállate. No seas negativo. C: No lo seré, gracias por todo esto. J: No es nada, gracias a ti, hasta luego. El avión aterrizó y todos los pasajeros se bajaron, se despidieron y cada uno fue hacia su hotel. LEIRE BASAGOITI - Enunciativo afirmativo. - Exclamativo. - Enunciativo negativo. - Desiderativo. - Interrogativo total. - Imperativo. - Interrogativo parcial. - Duditativo.
  24. 24. CONVERSACIONES EN EL COCHE Un niño al salir del colegió va al coche donde le espera su padre: - ¡Hola, papa! - ¡Hola hijo!, ¿Qué tal el examen de castellano? - Bueno… Quizás apruebe. - ¿Qué quiere decir eso? ¡Debes sacar buenas notas! - ¡Ojala! Me estoy esforzando mucho. - Ya estamos llegando, ¡mira, tu amigo Quique! - Papa ese no es Quique. - ¿Estás seguro? - Si - Yo iré a trabajar, cuando vuelva espero verte estudiando ¡y que no te pille con el móvil!. - Vale - ¡Adiós! - ¡Adiós! El niño se baja del coche mientras su padre se va a ir a trabajar. ITSASO PAREDES Enunciativas: Afrm. Interrogativas:Total Neg. Parcial Exclamativas Desiderativas Imperativas Dudativas
  25. 25. Conversación a primera hora Siete de la mañana. Sergio entra por la puerta del metro; aturdido y medio dormido. No había dormido mucho porque la noche anterior tuvo una cena con sus suegros, y se había alargado demasiado. Cogió el metro en la estación de Abando, con la intención de bajarse en Baracaldo. Tres paradas mas tarde, entró una mujer que le recordaba mucho a una amiga de la infancia. Era alta morena y muy bella. Entonces Sergio preguntó:  ¿ Sonia ?  ¡SERGIO, cuánto tiempo sin verte!  ¿Qué tal estás?  La verdad es que bien, supongo.¿y a tí, cómo te va?  Bien, cuando terminé la carrera me contrataron como administrador. Ahora trabajo en una oficina del BEC. ¿y tu, acabaste la carrera?  Sí, ahora trabajo como enfermera en Basurto, pero he pensado en abrir una farmacia en el casco viejo.  Mmmm, no lo hagas. Te lo digo por experiencia.  ¿Pues?  Mis hermanos abrieron una cerrajería allí. Quizás la cierren, porque las cosas no les van bien  ¡Que pena!.... Bueno ésta es mi parada. Ójala qué a tus hermanos y a tí os vaya bien.  A ti támbien te deseo lo mejor. Adiós Sergio se quedó mirándola por la ventanilla. No había visto a aquella mujer desde hacía mucho tiempo , ¡y no la había invitado ni a comer! Sonia se desplazaba lentamente. Cuando el metro se puso en marcha, Sonia se dio la vuelta y le guiñó el ojo. En el asiento donde se había sentado Sonia yacía un papelito. Era su numero de teléfono. Sergio sonrió ARITZ ZABALA rojo-enunciativa- a verde- enunciativa-n azul-exclamativa marron- interrogativa -p gris-desiderativa salmon-interrogativa-t violeta-dubitativa imperativa-naranja
  26. 26. TRENES Abando, 07:45… Jon entra en el vagón para dirigirse a Laudio como hace todos los días para ir al trabajo, al instituto en el que ejerce como profesor de filosofía. Cuando se sienta en un asiento de los que se pliegan, los que están de tres en tres colocados, ve una cara conocida. Para su sorpresa, es Joxetxo, el profesor con el que compartió departamento hace años en el instituto de Galdakao. - ¡Hombre Joxetxo!. ¿Qué haces tu por aquí a estas horas? - ¡Ostras, Jon!. ¡Cuánto tiempo sin vernos!. ¡Y aquí tiene que ser!. ¡En el tren!. ¡Manda dos…! - Pues si, ¡mira que casualidad!. Y bueno, ¿Qué tal andas? - Muy bien, en Orduña, ¿Y tú que tal? - ¿En Orduña?, pues yo no tan bién. En Laudio. - Pues, cerca nos ha tocado - Pues la verdad es que si. - ¿Qué será de aquel bar? ¡Cómo pasa el tiempo!. Todavía me acuerdo cuando estábamos en Galdakao, ¡qué tiempos aquellos!. Daría lo que fuera por repetirlo. - El pincho con el zurito del Bartoleku a media mañana, todavía se me hace la boca agua al pensar en aquella tortilla. - Tienes razón, ni me acordaba lo que era aquello… Ya que lo dices, me gustaría volver a aquel bar, un día tenemos que ir, ¿Qué te parece? -¡Perfecto! - ¡Pues, si!. ¡Mira que no ha pasado tiempo ni nada! Ojalá se pudiera volver atrás en el tiempo y dar clase juntos. Porque, que sepas , que de todos los compañeros que he tenido has sido el más profesional , y lo que importa, un gran amigo de verdad. No sé si encontraré otro como tú. - ¡Muchísimas gracias, José! Bueno, esta es mi parada, creo que te tengo que dejar aquí, a no ser que vengas conmigo. ¡No estaría mal! - Bueno Jontxu, pues un día de estos te llamo y hablamos sobre lo del Bartoloeku, ¿Te parece? - ¡Genial! - Bueno, ¡Adiós! - ¡Hasta otra! Interrogativa total Interrogativa parcial Enunciativa afirmativa Enunciativa negativa Exclamativa Desiderativa Dubitativa Exhortativa Asier Marín Etxebarria
  27. 27. EN EL TREN Me subo al tren y me siento en un asiento libre. De repente la señora de al lado me empieza a hablar, obviamente sobre el tiempo: -¡Madre mía, qué calor! -Dice mientras agita un gran abanico. -¿Calor? Si hace un frío que pela… -A mi lo que más me molesta es la humedad. -Comenta una chica que está justo enfrente.- ¡Sobre todo porque se me queda el pelo fatal! -Pues a mi no.- Respondo yo.- La humedad no es problema para mí. -Ojalá hiciera buen tiempo todos los días… -Murmura la señora. -Ya, hoy hace demasiado frío. -¿Otra vez con el frío? ¡Si hace calor! -Vaya a la calle a que le de el aire. -Le aconsejó. La mujer cierra el abanico y dice: -¡Tranquila, que me bajo en esta parada! En cuanto se va la chica que ha hablado antes me dice: -¡Si es que estas señoras de hoy en día no hay quien las comprenda con la menopausia y todo eso! -¡Ya te digo! -Mi abuela está igual, que si tengo frío, que si tengo calor… ¡Es estresante! -Pues la verdad es que a mi ya me estaba empezando a molestar la señora con el abanico. ¡Uy! ¡Esta es mi parada! -¡Oh! Puede que nos veamos otro día. ¡Hasta otra! -¡Adiós! Saray García Enunciativo afirmativo Enunciativo negativo Interrogativo total Interrogativo parcial Exclamativo Desiderativo Imperativo Dubitativo
  28. 28. CHARLANDO EN EL COCHE Como cada mañana Karmele y su padre montan en el coche para ir al Instituto. Son muy dormilones por lo que a veces pasa lo que ha pasado hoy, que se han dormido. Los dos montan en el coche muy nerviosos, porque la profesora de ella es muy estricta y le hará copiar seguramente. KARMELE: ¡Venga aita, corre, que vamos a llegar tarde! PADRE: Si no hubieras estado tanto tiempo peinándote nos hubiera dado tiempo. KARMELE: ¡Menos hablar, y acelera! PADRE: ¿Has cogido el cuaderno de inglés? KARMELE: ¡Ahí va, se me ha olvidado! Ojala no los coja porque no quiero volver a sacar otro cero… PADRE: ¿Cómo? ¿En que más has sacado un cero? KARMELE: Quizás en matemáticas, pero aun no lo sé, es que hice muy mal el examen. PADRE: Anda bájate que ya hemos llegado. A la tarde estaré en casa todo el día, y quiero que vengas a casa pronto, así que no te enrolles. KARMELE: Tranquilo aita. ¡agur! KARMELE FELIPE ENUNCIATIVA AFIRMATIVA ENUNCIATIVA NEGATIVA IMPERATIVO INTERROGATIVA TOTAL INTERROGATIVA PARCIAL EXCLAMATIVA DUBITATIVA DESIDERATIVA

×