La narrativa renacentista

2,445 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,445
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
105
Actions
Shares
0
Downloads
43
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La narrativa renacentista

  1. 1. LA NARRATIVA RENACENTISTA LA NOVELA BIZANTINA Tiene como modelo la novela griega de aventuras, especialmente las Etiópicas de Heliodoro. La novela bizantina está protagonizada por una pareja de jóvenes enamorados, bellos y castos, que son separados hasta que al final se encuentran. La novela se estructura en torno al viaje. En él, los jóvenes deben enfrentarse a múltiples impedimentos, cuya función es dificultar el desenlace. Entre los impedimentos más habituales figuran piratas, tormentas, naufragios, islas y cautiverios. En España el héroe de la novela bizantina se transformará con el tiempo en peregrino (símbolo del hombre cristiano) y el viaje, en una peregrinación de carácter religioso. La novela bizantina incorporará los recursos narrativos de la novela griega de aventuras: el inicio in medias res y la interpolación de historias. Obras más importantes: Los amores de Clareo y Florisea y los trabajos de la sin ventura Isea, de Alonso Núñez de Reinoso. Selva de aventuras, de Jerónimo Contreras. El peregrino en su patria, de Lope de Vega. Los trabajos de Persiles y Sigismunda, de Cervantes. LA NOVELA PASTORIL Aunque la fuente más importante de la novela pastoril renacentista es La Arcadia, del italiano Jacopo Sannazaro, sus orígenes se hallan en los escritores griegos Teócrito (autor de los idilios) y Longo, y en el poeta latino Virgilio. La novela pastoril relaciona el ambiente bucólico con el cortesano; esa mezcla permitía en la época una lectura en clave en la que había alusiones a personas y sucesos reales que actualmente se nos escapan. Los personajes de la novela pastoril son pastores idealizados que se comportan y hablan como cortesanos y se caracterizan por su castidad. En estos relatos sobresale el protagonismo de algunos personajes femeninos. El espacio donde viven y dialogan los pastores representa el mundo ideal al que se aspira como evasión de la realidad. Constituye un espacio bucólico con los elementos propios del locus amoenus. 1
  2. 2. La novela pastoril coincide con la novela de aventuras en el comienzo in medias res y en la interpolación de historias intercaladas. En estas novelas se restringe el papel del narrador y adquiere importancia el diálogo, que puede verse interrumpido por cartas y poemas. En España la novela pastoril se inaugura con La Diana, de Jorge de Montemayor. Con posterioridad se publicaron la Segunda parte de la Diana, de Alonso Pérez; Diana enamorada, de Gaspar Gil Polo; La Galatea, de Cervantes y La Arcadia, de Lope de Vega. LA NOVELA CELESTINESCA En el siglo XVI y parte del XVII aparecen una serie de textos que siguen, en mayor o menor medida, el modelo de La Celestina. Son historias que narran amores de un marcado carácter erótico que se desarrollan con ayuda de los criados del enamorado y de una alcahueta. Ofrecen un cuadro verosímil de la sociedad de la época. Destaca La lozana andaluza, de Francisco Delicado. Esta obra narra, en forma dialogada y sin intención moralizadora, la carrera de Aldonza como prostituta y alcahueta en Roma. LA NOVELA DE CABALLERÍAS Este subgénero tuvo un extraordinario desarrollo que alcanzó su apogeo entre 1510 y 1560, con obras que seguían el modelo de la narrativa caballeresca medieval. En el período renacentista se escriben las continuaciones del Amadís –los “Amadises”y de su serie rival- los “Palmerines”- derivadas del Palmerín de Oliva. Al caballero enamorado y heroico de los relatos medievales, se suman el caballero cristiano, que lucha contra los infieles en Constantinopla, y el caballero aventurero. Estas últimas novelas son de una imaginación desbordante y pretenden, básicamente, deslumbrar a los lectores. LA NOVELA MORISCA La novela morisca evoca la vida de la frontera entre Castilla y el último reino musulmán en el siglo XV. La toponimia de estas obras es real. El más célebre de estos relatos es la Historia del Abencerraje y la hermosa Jarifa. Los dos personajes masculinos, el moro Abindarráez y el caballero cristiano Rodrigo de Narváez, presentan rasgos caballerescos. El Abencerraje propone, además, la idea de la convivencia entre moros y cristianos. 2
  3. 3. Otras novelas importantes son Guerras civiles de Granada, de Ginés Pérez de Hita, considerada la primera novela histórica europea, y la Historia de Ozmín y Daraja, relato morisco incluido en la primera parte de Guzmán de Alfarache, de Mateo Alemán. EL LAZARILLO DE TORMES Es una de las obras más importantes de la literatura española e inaugura un nuevo subgénero, el de la novela picaresca. Este tipo de narraciones adoptan la forma de relato pseudoautobiográfico de un personaje de orígenes miserables, que abandona tempranamente el medio familiar y presta servicio a varios amos. El protagonista posee un carácter picaresco, es astuto, versátil, prudente y receloso) y un acusado afán de medro. Las historias picarescas pretenden explicar un estado final de deshonor a partir de las circunstancias del pasado del protagonista. 1. Fecha y autoría Las primeras ediciones del Lazarillo están fechadas en 1554. Como posible autor de esta novela se han propuesto distintos nombres: fray Juan de Ortega, Alfonso de Valdés… 2. Fuentes La crítica literaria ha señalado en el Lazarillo la influencia formal y temática de obras como El asno de oro, de Apuleyo, o de cuentos folclóricos. 3. Estructura Lázaro, obligado desde niño a abandonar su núcleo familiar, pasa a estar al ser vicio de varios amos y desempeñar distintos oficios. La vida de Lázaro se estructura de la siguiente forma: Primer módulo (infancia): ciego-clérigo-escudero: destaca el hambre que pasa con sus tres amos. Segundo módulo (adolescencia): fraile-buldero-maestro de pintar panderos: en esta etapa, Lázaro aprende nuevas artes de engaño, profundiza en falsedad y continúa acumulando sufrimientos. Tercer módulo (juventud): capellán-alguacil-arcipreste: Lázaro se asiente y se convierte en un hombre con un trabajo remunerado. El protagonista se considera en la cumbre del éxito profesional, al que se suma su matrimonio, ya que tiene un hogar. 3
  4. 4. A diferencia de los protagonistas de los otros tipos de novela, que ya están formados desde el principio, Lázaro se va configurando como personaje a través de las peripecias que vive y sufre. Además, Lázaro está solo, ya que vive en un mundo sin amor. En general, la mujer está ausente en el Lazarillo. La novela se localiza en un espacio urbano, que facilita comportamientos irregulares. 4. Técnicas narrativas. El Lazarillo se estructura como una carta escrita por su protagonista. El narrador, Lázaro adulta, cuenta su vida a un tal “Vuestra Merced”, quien le ha pedido que le explique el “caso”; este no es otro que el triángulo amoroso que se relata al final de la novela entre el Arcipreste de San Salvador, Lázaro y su mujer. En su carta, Lázaro comienza contando sus aventuras de niño para explicar y justificar su personalidad de adulto. 5. El tiempo En la novela se producen desfases entre el tiempo que duran los hechos narrados y el tiempo que dedica Lázaro a contarlos. Indudablemente, el narrador-protagonista selecciona aquellos acontecimientos que considera importantes para la explicación del “caso”. 6. Temas Los temas fundamentales de la obra son: La honra: dependía de la consideración que los demás tuvieran de una persona y era un fenómeno típico de la época. El Lazarillo empieza y acaba con un “caso” de honra. La religión: cinco de los amos de Lázaro pertenecen al estamento eclesiástico, en general a sus estratos inferiores. En la obra de condena la explotación de los pobres por un clero envilecido e inculto. OBRA NARRATIVA DE CERVANTES LA GALATEA En 1585 se publica la primera parte de La Galatea, novela pastoril cuyo tema es el amor, presentado a través de diversos casos. La base argumental es sencilla y se localiza en un espacio limitado y en un tiempo muy breve: el amor de los pastores Elicio y Erastro por Galatea, en las riberas del río Tajo, durante diez días. A este esquema narrativo se añaden diversos elementos: relatos interpolados (casos de amor vividos por otros pastores), poemas y debates filosóficos sobre el amor. 4
  5. 5. La Galatea es una novela inacabada, con historias sin resolver, incluida la principal. Cervantes siempre prometió una segunda parte, pero no llegó a escribirla. NOVELAS EJEMPLARES Son una colección de doce relatos que, a excepción del Quijote, constituyen lo más destacado de la producción de Cervantes. Las Novelas ejemplares son realistas e idealistas, críticas y conformistas, burlescas y serias, e incorporan los estilos de otros modelos narrativos de la época (picaresco, pastoril, caballeresco) y materiales folclóricos (chistes, anécdotas, fábulas…). Los títulos más destacados son: La gitanilla, El amante liberal, Rinconete y Cortadillo, La española inglesa, El licenciado Vidriera, La fuerza de la sangre, El celoso extremeño, La ilustre fregona, Las dos doncellas, La señora Cornelia, El casamiento engañoso y El coloquio de los perros. Las Novelas ejemplares carecen de un marco común, presentan variedad de modos narrativos y una gran complejidad. Un rasgo destacado es la verosimilitud con la que se presentan los sucesos más inverosímiles y disparatados. La mayoría de los relatos cuenta una historia de amor. La amistad también suele estar presente. Otros relatos de la colección, como RInconete y Cortadillo, se centran en el mundo de los pícaros, las prostitutas y los ladrones. El coloquio de los perros y El casamiento engañoso desarrollan los temas de la hipocresía y el engaño. LOS TRABAJOS DE PERSILES Y SIGISMUNDA Esta novela bizantina se publicó póstumamente en 1617. Los protagonistas, Persiles y Sigismunda, una pareja de jóvenes y nobles amantes, realizan un largo peregrinaje por el norte de Europa, España e Italia. En el viaje se enfrentan a numerosos peligros (tempestades, naufragios, cautiverio, piratas…), que son “trabajos” de los que salen airosos; así es posible su matrimonio final, con el que se recompensa su virtud. El peregrinaje de los protagonistas del Persiles es un símbolo de la vida humana, que llega a la perfección con la intervención de Dios. DON QUIJOTE DE LA MANCHA 1. EDICIÓN La novela más célebre de la literatura española se publicó en dos partes: Primera parte: apareció en 1605, con el título El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha; consta de 52 capítulos, divididos en cuatro partes. 5
  6. 6. Segunda parte: se publica en 1615, con el título El ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha; se compone de 74 capítulos, sin división ni partes. Un año antes, en 1614, había aparecido una segunda parte del Quijote apócrifa (falsa), publicada por Alonso Fernández de Avellaneda, en la que se insultaba a Cervantes, quien respondió en el prólogo del libro de 1615. 2. FUENTES Además de los modelos narrativos anteriores (novela pastoril, bizantina, morisca, picaresca, sentimental y de caballerías), en los capítulos iniciales se percibe la influencia de una obra anónima del siglo XVI, el Entremés de los romances, sobre un campesino que se vuelve loco al leer el Romancero. 3. PRÓLOGO En el prólogo de la primera parte el autor declara que el propósito inicial de la obra es la crítica de los libros de caballerías, novelas que Cervantes consideraba que estaban mal escritas, narraban hechos inverosímiles y eran obscenas. En el Quijote Cervantes parodia la novela de caballerías para criticar este género, lo que se convierte en un ingrediente fundamental del libro. 3. ESTRUCTURA DE LA OBRA El Quijote desarrolla una acción principal en tres salidas. La primera y segunda salidas tienen lugar en la primera parte y la tercera salida, en la segunda. El esquema narrativo básico de cada salida es el siguiente: Salida de la aldea. Serie de aventuras Regreso a casa El camino desempeña un papel fundamental, pues favorece el encuentro con personas de todo tipo y condición social. Los encuentros con otros personajes originan episodios ajenos a la acción central (historias interpoladas). Estas historias interpoladas se caracterizan por su variedad formal y responden a los estilos de la narrativa anterior (novela pastoril, sentimental, morisca…). Las más destacadas aparecen en la primera parte y son las historial de Marcela y Grisóstomo (pastoril), de Cardenio y Luscinda (sentimental), la del capitán cautivo (morisca) y El curioso impertinente (novela corta). 6
  7. 7. 4. TIEMPO Y ESPACIO La narración es cronológica y lineal. Las alusiones temporales son escasas, incoherentes y disparatadas. Aunque se citan lugares, no se ofrece información detallada. En la primera parte, los protagonistas recorren La Mancha hasta Sierra Morena. Cuando se detienen, la venta se convierte en el espacio más importante. En la segunda parte, se desplazan por Aragón y Cataluña, pasan más tiempo detenidos y el espacio fundamental es el palacio de los duques, que, traman burlas para divertirse a su costa. 5. PERSONAJES Los numerosos personajes del Quijote pertenecen a todas las clases sociales, desde las más altas a las más humildes. Los protagonistas, Don Quijote y Sancho Panza, son dos figuras distintas y complementarias. Juntos recorren los caminos y se influyen mutuamente, siempre permanecen unidos por la amistad y la lealtad. Don Quijote es descrito como un hombre alto y delgado, viejo, colérico, culto y gran lector. Hidalgo rural y pobre, su locura lo lleva a convertirse en caballero. Sancho, opuesto a su amo, es bajo y gordo, prudente, analfabeto y pacífico. Dulcinea es una ficción de don Quijote, creada a partir de Aldonza Lorenzo, una aldeana basta, fuerte y fea, a la que el héroe apenas conoce. No aparece en la historia, pero don Quijote necesitaba una dama y la crea según sus ideales. 6. TEMAS Y SENTIDO DE LA OBRA La pluralidad temática del Quijote, su complejidad y su polisemia han llevado a distintas interpretaciones. Al principio fue vista como un libro cómico y satírico; después los románticos la consideraron la novela ideal y a don Quijote un símbolo del conflicto entre lo real y lo ideal. Además, también se ha visto como una obra realista, frente a la falta de realismo de la literatura anterior; obra perspectivista, por sus múltiples puntos de vista; en los últimos años se ha vuelto a hacer hincapié en su aspecto cómico-burlesco. Entre los múltiples temas del Quijote, la literatura es uno de los más importantes. El héroe enloquece cuando confunde vida y literatura. La literatura está presente, además, en diferentes facetas: Crítica literaria: en la obra se habla de literatura y se hacen juicios críticos sobre obras y teorías literarias. Lectura: en la novela se lee literatura en muchas ocasiones. 7
  8. 8. Escritura: se escribe literatura, se citan manuscritos… pero sobre todo, se intercalan e ironizan los estilos literarios de la época. 7. NARRACIÓN Y NARRADORES En la novela se distinguen un narrador básico o principal (omnisciente en tercera persona), distintos autores ficticios y varios narradores personajes. Al comienzo de la obra Cervantes dice basar la historia de don Quijote en datos que el propio autor ha recogido de los archivos de La Mancha. El documento que le servía de base termina con los acontecimientos del capítulo ocho. Cervantes explica que por casualidad se ha encontrado un manuscrito en árabe que contiene la continuación de la historia. Su autor es Cide Hamete Benengeli (segundo narrador). Cervantes dice que contrata a un morisco aljamiado para que traduzca el manuscrito árabe y, por tanto, el texto que leemos sería una traducción del original. De esta forma interviene un tercer narrador que es el traductor. Todo esto es una parodia de los pseudoautores y traductores que aparecían en los libros de caballerías. Además, los personajes cuentan relatos de distintos tipos en los que aparecen como narradores-protagonista, narradores testigo o narradores-personaje. 8. ESTILO Y LENGUAJE El Quijote es una novela polifónica en la que aparecen distintos tipos de discurso. En el lenguaje de los protagonistas destacan los siguientes niveles y estilos: El lenguaje de don Quijote es arcaico y caballeresco aunque, cuando le conviene, recurre al lenguaje coloquial. En el habla de Sancho destacan los refranes aunque, cuando quiere imitar a su señor, utiliza un lenguaje culto y retórico. El Quijote evoca e ironiza los géneros y estilos literarios de la época: el caballeresco, el pastoril, el morisco, el picaresco… Entre las formas de expresión sobresale el diálogo, aunque también encontramos monólogos, cartas, poemas… todo ello presidido por el humor y la ironía. 8

×