Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

02. In Medio Orbe. Prólogo del Alcalde de Sanlúcar de Barrameda

26 views

Published on

Prólogo del libro In Medio Orbe. La Primera Vuelta al Mundo, un proyecto universal de Víctor Mora Escobar, Alcalde de Sanlúcar de Barrameda

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

02. In Medio Orbe. Prólogo del Alcalde de Sanlúcar de Barrameda

  1. 1. 8 // I N T R O D U C C I Ó N . L A P R I M E R A V U E LTA A L M U N D O , U N P R O Y E C T O U N I V E R S A L N INTRODUCCIÓN LA PRIMERA VUELTA AL MUNDO, UN PROYECTO UNIVERSAL VÍCTOR MORA ESCOBAR Alcalde de Sanlúcar de Barrameda o resulta difícil, en una mañana clara de casi final de verano, al contemplar la conversión del Guadalquivir en mar, a los pies de San- lúcar de Barrameda, por un lado, al regazo de Doñana, por otro, imaginar a aquellos marineros que viajaban en los cinco navíos que componían la flotilla que se encontraba justamente en ese mismo lugar hace casi 500 años, anhelantes de aventuras y riquezas, y expectantes ante el ma- yúsculo reto que emprendían y que, aunque no lo supieran, rubricaría la mayor hazaña marítima de la historia, al tiempo que la comprobación empí- rica de la redondez de la Tierra. La desembocadura del Río Grande, en la tierra que fue de Tartessos y Argantonio, en las proximida- des de la Gades romana, del templo de Hércules, tradicionalmente vinculada a la mítica Atlántida, había servido ya de partida de no pocas expedi- ciones que, promovidas por la Corona, se dirigían hacia el mundo mágico e ignoto que se abría tras la mar, aventuras repletas de marineros llegados de todas partes con ansias de riquezas y hallar “cosas admirables”, que dirá Antonio Pigafetta. No podrá acaso el visitante sino imaginar el en- tonces crepitar de la madera de los barcos, los gritos de los marineros más vocingleros en las labores del desatraco, las velas golpeadas por el viento, el agua rompiéndose contra los cascos de las embarcaciones. Cinco siglos después, el final del río que fluye entre Doñana y Sanlúcar de Ba- rrameda se prepara para recordar la mayor gesta marítima de la historia. La época de los viajes a través de todos los grandes mares del planeta, en la que el hombre toma conciencia de estar capa- citado para emprender los retos más ambiciosos, se nos antoja hoy muy alejada de nuestra tecno- logía presente, que hace que el trayecto que du- rante casi tres años recorrieron aquellos marinos pueda ahora hacerse con celeridad. La aventura de la expedición que inicialmente diri- gió Fernando Magallanes, y que concluyó al mando del marino español Juan Sebastián de Elcano, nos abre, además, una plétora de oportunidades para, aprovechando las muchas connotaciones del viaje de hace cinco siglos, emprender proyectos confor- mes a cuantas necesidades económicas, culturales, investigadoras, antropológicas se concitan hoy en día; unir mundos de muy diversa idiosincrasia des- de el punto de vista de la concordia y el empeño común en pos del conocimiento y la cultura; rendir homenaje a quienes abrieron sendas impensables en campos como el comercio o las rutas maríti- mas; infundir el espíritu renacentista de creencia en el hombre como motor de un mundo más justo y avanzado, como mecanismo para engrandecer el conocimiento en tantas materias.
  2. 2. V Í C T O R M O R A E S C O B A R // 9 < Mapamundi de Lopo Homem, con participación de Pedro y Jorge Reinel, fechado en 1519, del llamado Atlas Miller. Una visión sintética del mundo el mismo año de la partida del viaje de Magallanes-Elcano. Sanlúcar no quiere en modo alguno dejar pasar esta oportunidad. Nuestra pretensión, más allá de recordar y difundir la hazaña protagonizada por la nao Victoria y su capitán Juan Sebastián Elcano, es relanzar la estrecha relación de Sanlú- car con el acontecimiento, a la vez que propulsar, desde diversas perspectivas, un futuro modelo de ciudad. Desde esta premisa, se quiere que la Conmemoración comporte la llegada de nuevos proyectos económicos; de empresas que traba- jen especialmente en la innovación, que impulsen nuevos sectores productivos; que se recuperen espacios culturales; que se mejoren las infraes- tructuras; que se promuevan las nuevas tecno- logías; que se incida en el respeto ambiental en cada una de las actuaciones futuras... Desde el Ayuntamiento se trabaja para que este proyecto se materialice de aquí a 2019-2022 y para ello busca contar con el mayor apoyo posi- ble de la sociedad sanluqueña. Pretende la Con- memoración de la Primera Circunnavegación, además, que la provincia de Cádiz continúe sien- do un referente histórico de primer orden. Desde el punto de vista de las relaciones internaciona- les, el entendimiento con las naciones iberoame- ricanas debe ser reforzado durante los próximos años. Sanlúcar entiende que la celebración de la Conmemoración debe tratarse como “un asunto de Estado”, como también lo fue en 2012 y en los años previos, el Segundo Centenario de la Pro- clamación de la Constitución de Cádiz, es decir, que se ha de dispensar, por parte de todas las administraciones, el más firme compromiso in- dependientemente de que el gobierno sea, en cualesquiera de las instituciones, de una u otra fuerza política, algo que en modo alguno ha de comportar merma en el apoyo que debe prestar- se a esta efeméride. Desde el Ayuntamiento se trabaja para que este proyecto se materialice de aquí a 2019-2022 y para ello busca contar con el mayor apoyo posible de la sociedad sanluqueña. A todo este apoyo institucional hemos de unir aquel procedente de la iniciativa privada que, al tiempo de mostrar su respaldo al espíritu de este proyecto internacional, puede indagar en nuevos caminos para ampliar sus iniciativas co- merciales más allá de unos límites geográficos ya extinguidos gracias a la nueva amplitud de las nuevas tecnologías. Empresas de muy diversos ámbitos, conjuntamente con el apoyo de fun- daciones, obras sociales de distintas entidades,
  3. 3. 1 0 // I N T R O D U C C I Ó N . L A P R I M E R A V U E LTA A L M U N D O , U N P R O Y E C T O U N I V E R S A L respaldan, con sus aportaciones de diferente na- turaleza, este proyecto. Nos hallamos, así pues, en el inicio de un apasionante reto que, como el espíritu renacentista que unió al ser humano de siglos pasados en la creencia del hombre como motor de la historia y de su futuro, concitará si- nergias conforme al nuevo humanismo en el siglo XXI, entendiendo tal como la reafirmación de la apuesta por los nuevos hombres y mujeres que conviven a principios de la presente centuria, que presenta con el mayor crecimiento exponencial de la tecnología de toda la historia, impulsora de los cambios más importantes vividos por el ser humano hasta el día de hoy. El proyecto de la Vuelta al Mundo es una iniciati- va pública, estatal, auspiciada por la Corona (esto es, por el Estado) e impulsada directamente por el rey-emperador, Carlos V, en la que participa asimismo la iniciativa privada, como es el caso (que puede servir de ejemplo) del empresario Cristóbal de Haro, promotor de la iniciativa y per- sona que respalda a Magallanes a la hora de po- ner en pie el Viaje. Es un proyecto de marcado ca- rácter internacional, pues en el mismo participan portugueses, como el mismo Magallanes, espa- ñoles, como el propio Elcano, e italianos, como el cronista de la expedición, Antonio Pigafetta (por citar algunos casos significativos), de modo que no es sólo un proyecto paneuropeo (auspiciado por España y lanzado al mundo desde Andalu- cía) por el interés que suscita en las Cortes euro- peas de la época (es de recordar al respecto que Pigafetta manda copias de su Crónica del Viaje a los reyes de Portugal e Inglaterra, a la regente de Francia, al Papa y al Gran Maestre de la Orden de Malta), sino que la propia dotación de las embar- caciones es reflejo de este carácter plurinacional y paneuropeo, protagonista en este primer epi- sodio de la Mundialización del Planeta. En lo que atañe a Sanlúcar de Barrameda, esta época convierte a la ciudad en el “Cosmódromo” de la Modernidad, el eje entre las costas de Huel- va (donde está Palos, base del primer Viaje Co- lombino), la ciudad de Sevilla (donde desde 1503 se establece la Casa de Contratación) y la ciudad y Bahía de Cádiz: un verdadero “perímetro este- lar” de cara a las navegaciones atlánticas y oceá- nicas en general que a lo largo de los siglos XVI y XVII vendrían a romper las barreras del aisla- miento entre el Nuevo y el Viejo Mundo, todo ello canalizado en buena medida, como sabemos, a través del Golfo de Cádiz, y en su vértice, de ese “Cabo Cañaveral”, de ese “Baikonur” que sería Sanlúcar de Barrameda. Ello además marcaría para siempre los ritmos vitales de la ciudad. Su población adquiriría un marcado carácter cosmopolita, con presencia de ingleses (baste mencionar la iglesia de San Jorge, de 1517, fundada por orden del rey inglés Enrique VIII... con anterioridad al Cisma), franceses, italia- nos, flamencos, muchos de ellos al servicio de la Casa Ducal de Medina Sidonia, sí, pero también atraídos al calor del comercio con el Nuevo Mun- do, de las navegaciones, de la Mundialización de la que la I Vuelta al Mundo sería uno de los capí- tulos iniciales de mayor peso. El comercio crearía una gran riqueza, permitiría, mejor dicho, el flujo de una gran riqueza, que dejaría huella monu- mental y patrimonial de hondo arraigo en la ciu- dad: aún hoy existe una enorme desproporción (en positivo) entre la riqueza patrimonial de la ciudad y su demografía (actual e histórica). En este sentido no sólo es de destacar el Patri- monio Histórico Monumental civil y militar (pala- cios, como el del Medina Sidonia, castillos como el de Santiago...), sino el religioso: los monumen- tos religiosos, aún en activo como tales o recon- vertidos en espacios ya sea culturales (iglesia de La Merced, convento de La Victoria) o bode- gueros (iglesia de los jesuitas o de La Compañía, convento de San Agustín, convento de Santo Domingo...) dan testimonio aún hoy de la riqueza del Patrimonio eclesiástico de la localidad, que guarda toda relación con el hecho de ser San- lúcar -durante mucho tiempo- el punto de em- barque hacia América y Asia de los religiosos y religiosas de las diferentes órdenes que zarpaban desde aquí hacia sus respectivos destinos en el ámbito americano y oriental. Esta pluralidad de presencias encuentra su reflejo en múltiples ele- mentos sanluqueños aún hoy, así como, si quere- mos señalarlo, en el aspecto, en la fisonomía de
  4. 4. V Í C T O R M O R A E S C O B A R // 1 1 “Los días 26 y 27 de septiembre de 2016 se celebró en Sanlúcar de Barrameda, en el Castillo de Santiago, organizado por el Ayuntamiento de la ciudad con la colaboración de varias entidades de la misma el I Congreso Internacional sobre la I Vuelta al Mundo, que reunió a un notable y numeroso elenco de especialistas en torno a la Circunnavegación. ” la ciudad, con tantos y tantos ejemplos patrimo- niales que parecen señalar el rastro de una suerte de “carga genética” cultural específica, bien inte- grada en el contexto de la región, pero dotada de una notable singularidad, algo nada extraño a los entornos portuarios y que se hace vivo es- pecialmente en un caso como el sanluqueño, tan propenso a la mezcla, a la pluralidad, a la riqueza cultural desde la Protohistoria. Los días 26 y 27 de septiembre de 2016 se celebró en Sanlúcar de Barrameda, en el Castillo de San- tiago, organizado por el Ayuntamiento de la ciu- dad con la colaboración de varias entidades de la misma (como el Ateneo, el Círculo de Artesanos, la Fundación Puerta de América, la asociación de Amigos del Libro “Luis de Eguílaz” y Officia y con la participación de centenares de ciudadanos que asistieron a las sesiones del mismo) el I Congreso Internacional sobre la I Vuelta al Mundo, que reu- nió a un notable y numeroso elenco de especialis- tas en torno a la Circunnavegación. Las conferencias y mesas redondas del Congreso se desarrollaron el lunes 26 en horario de mañana y tarde y el martes 27 en horario de mañana; el acceso a las mismas fue libre y gratuito, contando como espacio de su desarrollo con el Aula Maior del Castillo de Santiago, uno de los espacios de más relevancia simbólica de dicho monumento histórico sanluqueño; entre las entidades de in- vestigación que participaron se contaron las Uni- versidades de Viena, de Sevilla y de Cádiz, y el Archivo Histórico de Euskadi, siendo una veinte- na de investigadores quienes dieron cuenta a los asistentes a este Congreso de los contenidos de sus intervenciones acerca de diferentes aspectos relacionados con la I Vuelta al Mundo y la Sanlú- car del siglo XVI, buscando aunar investigación y difusión en relación con este hito esencial de la Historia, pues no podemos pasar por alto que estamos inmersos en el proceso de la conme- moración de los Quinientos años de una de las gestas más importantes de la historia: la Primera Vuelta al mundo. Los primeros navegantes que realizaron tal hazaña salieron de nuestro puerto y volvieron tres años después exhaustos, pero cargados de novedades y noticias, con una visión del mundo hasta entonces desconocida. Es, sin duda alguna, uno de los momentos estelares de la historia de la Humanidad, y en el que tuvimos un protagonismo, como nexo de la Vieja Europa con los nuevos continentes, que debemos recor- dar y reivindicar. Ahora, como hace Quinientos años, un grupo de mujeres y hombres ha emprendido un largo ca- mino para conmemorar esta efeméride con ilu- sión y tanto empeño por avanzar como tuvieron aquellos navegantes, con la historia, la música y la cultura como herramientas. Y los primeros pa- sos ya van dado sus frutos… Es el inicio de una navegación en la que todos los sanluqueños quieren participar, un viaje hacia el progreso de nuestra tierra que necesita de la con- tribución de todos. Sanlúcar 2019-2022 avanza con el empuje de una ciudad que quiere y sabrá demostrar su capacidad ante los retos que depa- ra el futuro.

×