Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Función económica de la educación

4,166 views

Published on

Algunas iniciativas como éstas se dieron a conocer con diversos nombres: economía social, economía solidaria, empresas comunitarias, tercer sector, etc. Cada una de estas denominaciones corresponde a diferentes modalidades organizativas de micro emprendimientos de ámbito local: redes cooperativas, mutualistas o asociativas de producción, de ahorro y crédito, de ayuda mutua, fondos de inversión social.

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Función económica de la educación

  1. 1. EDUCACIÒN Y DESARROLLO CULTURAL DE MONTERREY MAESTRÍA EN EDUCACIÓN MATERIA: PANORÁMICA DE LA SOCIOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN TEMA # 6 La Función Económica de la Educación NOMBRE DE LA ALUMNA: ARACELI GUAJARDO AGUILAR MAESTRO: LIC. LUIS GABRIEL SÁENZ MOLAR CHINA, N. L., 23 DE FEBRERO DE 2012
  2. 2. INTRODUCCIÓN La mayoría de los estudios de México sobre las relaciones entre el sistema educativo y la estructura económica se han centrado principalmente en el análisis de dos tipos de relaciones, dejando de lado un conjunto más amplio y fundamental de relaciones entre estas dos dimensiones. Las dos relaciones que han recibido atención prioritaria, sobre todo a partir de 1945, son: a) las existentes entre el aumento en el gasto público en educación y las tasas de crecimiento económico en los países industrializados avanzados, y b) las relaciones entre los ingresos del individuo y su nivel educativo. Sin embargo, el énfasis históricamente otorgado a estos dos tipos de relaciones significa el reduccionismo de un conjunto amplio, complejo e integrado, de relaciones entre los sistemas educativo y productivo a unas simples relaciones económicas. Asimismo, es común reducir la producción intelectual sobre esta problemática a la teoría de la economía neoclásica sobre el funcionamiento del mercado de trabajo, o a la teoría del capital humano, o de contrastar estas dos teorías con algunas críticas "radicales".
  3. 3. LA FUNCIÓN ECONÓMICA DE LA EDUCACIÓN El conjunto de relaciones entre estos dos sistemas sobrepasa ampliamente las dimensiones puramente económicas y pertenece al ámbito mas general de la economía política, puesto que se refiere a las relaciones más sistemáticas entre las instituciones educativas y el conjunto de relaciones sociales de producción, distribución, intercambio y consumo. Por tanto, el estudio de estas relaciones conduce al análisis del conocimiento científico y tecnológico en cuanto a la forma particular que asume en una sociedad determinada (sociología del conocimiento); sus mecanismos de generación y distribución social y el papel específico desempeñado por el sistema educativo; sus efectos sobre la estructura y volumen del empleo, la calidad del trabajo, los requerimientos de calificación de la fuerza laboral, y sobre la organización y división del trabajo. El estudio de las relaciones entre el sistema educativo y la estructura económica conforma entonces una parte central del estudio de la economía política, y abarca el análisis de las interacciones complejas entre el modelo general de desarrollo socioeconómico dominante y la naturaleza de las respuestas que asuma el sistema educativo. En términos generales, esta concepción implica el análisis de cada modo de producción material (o sistema de producción) como modo de producción y de adquisición de conocimientos. Cada modo de producción define las cuestiones básicas de la economía; qué producir, cómo producir, cuánto, para quién. La solución de estas necesidades es asimismo peculiar y específica a cada modo de producción. La respuesta a las necesidades de qué y cómo producir, determina las opciones tecnológicas tomadas, el papel del conocimiento científico y tecnológico en la producción, las formas de organización y división del trabajo, y por tanto, los requerimientos de fuerza laboral y su perfil de calificación. De la manera específica como en cada modo de producción se definan las dimensiones anteriores, dependerá un conjunto de dimensiones sociales y educativas centrales; el surgimiento de clases o grupos sociales diferenciados entre pensantes, creadores,
  4. 4. planificadores, diseñadores, etc., y simples ejecutantes de la producción; el patrón de generación y distribución social del conocimiento científico y tecnológico; el grado de igualdad social de acceso y de aprovechamiento de las oportunidades educativas; el tipo de relaciones entre opciones tecnológicas, división del trabajo, y calificación laboral, etcétera. El análisis histórico de las diversas formas asumidas por la división del trabajo bajo el modo de producción capitalista, demuestra un fenómeno de particular importancia para comprender el conjunto de actuales relaciones del sistema educativo el sistema productivo. El proceso histórico de transformación del sistema de producción artesanal en la forma de producción manufacturera, implicó una ruptura fundamental en las formas de adquisición y de transmisión del conocimiento. Mientras que bajo el sistema de producción artesanal el conocimiento necesario para el trabajo se aprendía directamente en el trabajo a través de la experiencia, y bajo la supervisión directa del maestro artesano, y por tanto no existía la acreditación educativa previa al trabajo; bajo el sistema manufacturero capitalista se impulsó decididamente el concepto de la necesidad de la escolaridad obligatoria y se inició la práctica de exigir de la fuerza laboral alguna acreditación formal de su nivel de escolaridad como requisito para el empleo. La articulación entre el desarrollo económico, la educación y el empleo es planteada en esta teoría de la siguiente manera: a mayor nivel educativo corresponde una mayor calificación laboral, la cual redunda en un aumento sostenido de la productividad y del progreso técnico. La consiguiente expansión del desarrollo económico genera más oportunidades de empleo, lo cual mejora la distribución del ingreso y el tamaño del mercado interno, necesarios para un mayor crecimiento económico. El mayor nivel educativo de la fuerza laboral está además directamente relacionado con la disminución de las tasas de crecimiento de la población, reduciendo así el desfase entre oferta y demanda de trabajo.
  5. 5. CONCLUSIONES Cabe señalar que en el contexto de las políticas de ajustes estructurales impulsadas a partir de la década de los años 80, comenzaron a formularse, tanto en Norteamérica como en Europa y América Latina, propuestas económicas alternativas tendientes a la promoción del auto-empleo así como a mantener la perspectiva del trabajo como mecanismo de integración y cohesión social fundamental. Estas iniciativas se dieron a conocer con diversos nombres: economía social, economía solidaria, empresas comunitarias, tercer sector, etc. Cada una de estas denominaciones corresponde a diferentes modalidades organizativas de micro emprendimientos de ámbito local: redes cooperativas, mutualistas o asociativas de producción, de ahorro y crédito, de ayuda mutua, fondos de inversión social.

×