Successfully reported this slideshow.

Agricultura hacker

1,211 views

Published on

La agricultura, en sus primeros tiempos, estaba controlada por los dueños de la tierra. Posteriormente pasó a estar controlada por los dueños de las industrias que transformaban los productos agríıcolas en bienes de consumo masivo. Ahora el control está en manos de los
titulares de los derechos de propiedad intelectual de las especies cultivadas.
¿Cuales son las consecuencias? ¿Podemos cambiar el modelo actual hacia otro libre de las limitaciones y dependencias impuestas por las
leyes de propiedad intelectual?

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Agricultura hacker

  1. 1. Agricultura hacker ´ Angel V´zquez Hern´ndez a aHacia una agricultura libre del control de la propiedad intelectual Resumen La agricultura, en sus primeros tiempos, estaba controlada por losdue˜os de la tierra. Posteriormente pas´ a estar controlada por los n odue˜os de las industrias que transformaban los productos agr´ n ıcolasen bienes de consumo masivo. Ahora el control est´ en manos de los atitulares de los derechos de propiedad intelectual de las especies cul-tivadas. ¿Cuales son las consecuencias? ¿Podemos cambiar el modelo actualhacia otro libre de las limitaciones y dependencias impuestas por lasleyes de propiedad intelectual? ´ Angel V´zquez Hern´ndez a a En Zafra (Badajoz), 2 de agosto de 2011 1
  2. 2. ´Indice1. La importancia de la biodiversidad agr´ ıcola 32. ¿Quien controla la biodiversidad agr´ ıcola? 5 2.1. Las empresas biotecnol´gicas . . . . . . . . . . . . . . . . o . . . 5 2.2. Los Objetivos del Milenio y las empresas biotecnol´gicas o . . . 6 2.3. El Gobierno de Espa˜a y las empresas biotecnol´gicas . . n o . . . 7 2.4. El banco internacional de germoplasma . . . . . . . . . . . . . 8 2.5. Geslive . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103. Algunos ejemplos de la problem´tica de la ”propiedad a in- telectual”de los genes 13 3.1. El caso del frijol amarillo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13 3.2. El caso del arroz basmati . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13 3.3. El caso del maiz mejicano que Dupont patent´ . . . . . . . o . . 14 3.4. El caso Nadorcott . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14 3.5. El caso stevia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14 3.6. El expolio de las comunidades ind´ ıgenas . . . . . . . . . . . . 15 3.7. El caso Percy Schmeiser contra Monsanto . . . . . . . . . . . . 16 3.8. Si el polen entra en tu parcela tu pagar´s las consecuencias a . . 16 3.9. El fracaso del algod´n indio . . . . . . . . . . . . . . . . . o . . 16 3.10. El fracaso de la soja transg´nica . . . . . . . . . . . . . . . e . . 174. Agricultura hacker 18 4.1. Bancos de semillas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18 4.2. Red de Semillas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20 4.3. Huertos urbanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20 4.4. General Public License for Plant Germplasm . . . . . . . . . . 205. Conclusiones 24 2
  3. 3. 1. La importancia de la biodiversidad agr´ ıco- la Hay dos tipos de variedades agr´ ıcolas: Las variedades convencionales, obtenidas mediante t´cnicas de labora- e torio, con una alta uniformidad gen´tica para optimizar su rentabilidad e y obtener una calidad estandarizada. Las variedades tradicionales, obtenidas mediante t´cnicas de hibridaci´n e o y selecci´n al alcance de la mayor´ de los agricultores, con una alta o ıa variabilidad gen´tica. Suelen estar adaptadas a las condiciones de cul- e tivo locales.Las variedades convencionales, cuyo cultivo suele estar regulado por alg´nutipo de licencia o patente relativa a la propiedad intelectual de su c´di- ogo gen´tico, son en realidad modificaciones de las variedades tradicionales, eque suelen ser libres (sus genes no est´n regulados bajo ninguna forma de a”propiedad intelectual”), y que han sido desarrolladas por peque˜os agricul- ntores durante siglos mediante t´cnicas tradicionales. De aqu´ se deducen e ıvarias conclusiones: Los genes (en lo sucesivo el germoplasma) de las variedades tradi- cionales, independientemente de que se cultiven en mayor o menor cantidad, son un recurso econ´mico equivalente a cualquier desarrollo o tecnol´gico, puesto que son la base de la que se parte para la obtenci´n o o de nuevas variedades agr´ıcolas. Los recursos fitogen´ticos son una herencia com´n de la humanidad e u que hay que conservar y deben estar libremente disponibles para su uti- lizaci´n, en beneficio de las generaciones presentes y las futuras, tal y o como reconoce la FAO en su resoluci´n 4/89. o El mismo documento de la FAO reconoce la enorme contribuci´n apor- o tada por los agricultores de todas las regiones a la conservaci´n y el o desarrollo de los recursos fitogen´ticos, que constituyen la base de la e producci´n vegetal en el mundo entero y proporcionan el fundamento o del concepto de derechos del agricultor. Pero la FAO reconoce tambi´n que los recursos fitogen´ticos son indis- e epensables para el mejoramiento gen´tico de las plantas cultivadas, pero no se ehan investigado suficientemente y existe el peligro de que disminuyan y sepierdan. De hecho recientes estudios de la FAO llaman la atenci´n sobre la o 3
  4. 4. alarmante disminuci´n de la biodiversidad agr´ o ıcola en todo el mundo, calcu-lando que puede haberse perdido entre 1900 y 2000 el 75% de la biodiversidadagr´ ıcola. En vista de todo esto la FAO, en su ya citada resoluci´n 4/89, dedica oparte del texto a los derechos del agricultor : Suscribe el concepto de derechos del agricultor (derechos del agricultorsignifica los derechos que provienen de la contribuci´n pasada, presente y ofutura de los agricultores a la conservaci´n, mejora y disponibilidad de los orecursos fitogen´ticos, particularmente de los centros de origen/diversidad. eEsos derechos se confieren a la comunidad internacional, como depositariapara las generaciones presentes y futuras de agricultores, con el fin de asegu-rar que esos agricultores se beneficien plenamente y contin´en contribuyendo, uy velen por el cumplimiento de los objetivos generales del Compromiso Inter-nacional), a fin de: a) asegurar que la necesidad de conservaci´n sea reconocida univer- o salmente y que se disponga de fondos suficientes para ese fin; b) asistir a los agricultores y las comunidades de agricultores de todas las regiones del mundo, especialmente en la zona de origen/diversidad de recursos fitogen´ticos y de la biosfera natural; e c) permitir a los agricultores, sus comunidades y pa´ses en todas las ı regiones participar plenamente de los beneficios que se deriven, en el presente y en el futuro, del uso mejorado de los recursos fitogen´ticos e mediante el mejoramiento gen´tico y otros m´todos cient´ficos. e e ı Sin embargo no parece que se est´ cumpliendo esta resoluci´n de la FAO. e oDe hecho, en Espa˜a, Red de Semillas viene denunciando desde hace tiem- npo el incumplimiento, por parte del Gobierno de Espa˜a, de los compro- nmisos adquiridos al firmar en 2004 el Tratado Internacional de Recursos Fi-togen´ticos. La Ley 30/2006, de 26 de julio, de semillas y plantas de vivero ey de recursos fitogen´ticos (BOE n´m. 178 de 26-07-2006), en su art´ e u ıculo51, reconoce los derechos de los agricultores tal y como lo hace la resoluci´n o4/89 de la FAO, pero sin que tal reconocimiento se haya plasmado en hechosreales. Concretamente lo que dice el art´ ıculo 51 de la ley de semillas es lo si-guiente: Art´culo 51. Derechos de los agricultores. ı Reglamentariamente se establecer´n los mecanismos para proteger y pro- amover los derechos de los agricultores y, en particular, deber´n establecerse alas medidas pertinentes para participar en la distribuci´n de los beneficios que o 4
  5. 5. se deriven de la utilizaci´n de los recursos fitogen´ticos para la alimentaci´n o e oy la agricultura. Las Administraciones p´blicas, en el ´mbito de sus competencias, deber´n u a aestablecer, para promover el uso y conservaci´n de los recursos gen´ticos en o epeligro de desaparici´n, medidas encaminadas a: o 1. Facilitar a los agricultores la conservaci´n, utilizaci´n y comercializaci´n o o o de las semillas y plantas de vivero conservadas en sus fincas, de varie- dades locales en peligro de desaparici´n, en cantidades limitadas y de o acuerdo con la legislaci´n sobre semillas y plantas de vivero. o 2. La protecci´n, la conservaci´n y el desarrollo de los conocimientos o o tradicionales de inter´s para los recursos fitogen´ticos para la alimentaci´n e e o y la agricultura. Pero, salvo en unos pocos casos que rozan lo anecd´tico, no se est´n o atomando medidas en este sentido, por lo que la biodiversidad agr´ ıcola siguedisminuyendo de manera alarmante. El desarrollo de nuevas variedades con-vencionales (no libres) no compensa de ninguna forma la p´rdida de varieda- edes tradicionales (libres), y concentra la cada vez mas escasa biodiversidadagr´ ıcola en manos privadas, de forma que lo que una vez fue patrimoniogen´tico com´n est´ siendo privatizado silenciosamente, y pasando a ser con- e u atrolado por un reducido n´mero de empresas (ninguna de ellas, por cierto, uespa˜ola). n La resoluci´n 4/89 de la FAO ped´ que los derechos sobre los recursos o ıagen´ticos recayesen sobre la comunidad internacional, pero en realidad lo eque est´ ocurriendo es que est´n recayendo sobre un reducido n´mero de a a uempresas privadas que podr´ llegar a controlar, v´ leyes de ”propiedad ıan ıaintelectual”la producci´n mundial de alimentos. o2. ¿Quien controla la biodiversidad agr´ ıcola?2.1. Las empresas biotecnol´gicas o Veamos algunos datos: Cuatro empresas controlan casi la mitad de las ventas mundiales de la industria de semillas: Dupont (USA), Monsanto (USA), Syngenta (Suiza) y Limagrain (Francia). Si le a˜adimos otras seis empresas (Land n o’Lakes (USA), KWS AG (Alemania), Bayer Crop Science (Alemania), Sakata (Jap´n), DLF-Trifolium (Dinamarca) y Takii (Jap´n)) estare- o o mos hablando de casi el setenta por ciento del mercado de semillas. 5
  6. 6. Tres empresas norteamericanas (Cargill, Bunge y ADM) controlan casi el noventa por ciento del mercado mundial de cereales. Estas mismas tres empresas controlan toda la producci´n mundial de maiz. o El setenta y cinco por ciento de la producci´n de agroqu´ o ımicos est´ en a manos de seis empresas: BASF (Alemania), Bayer (Alemania), Dow (USA), Dupont (USA), Monsanto (USA) y Syngenta (Suiza), que al mismo tiempo son los miembros del Council for Biotechnology Infor- mation. Cuatro empresas (Monsanto (USA), Syngenta (Suiza), Bayer (Alema- nia) y Novartis (Suiza)) controlan la totalidad de las semillas transg´nicas. e ¿En qu´ consiste el control ejercido por dichas empresas? Sencillo: tienen elos derechos de propiedad intelectual sobre los genes de dichas semillas o,al menos, sobre parte de esos genes. Las formas legales (patentes, licencias,etc) dependen de la legislaci´n de cada pa´ al igual que los sistemas legales o ıs,empleados en la defensa de dichos derechos. El hecho es que, de una u otraforma, un pu˜ado de empresas controla la agricultura mundial gracias a que nposeen los derechos legales sobre los genes de los cultivos.2.2. Los Objetivos del Milenio y las empresas biotec- nol´gicas o Los Objetivos del Milenio son ocho metas que la ONU se propuso con-seguir antes del a˜o 2015. Para conseguir cumplir con semejante empresa nBan Ki Moon, actual Secretario General de la ONU, reclut´ un equipo de oexpertos y puso al frente a dos destacados personajes de la pol´ ıtica interna-cional: Jose Luis Rodr´ıguez Zapatero (Presidente del Gobierno de Espa˜a) ny Paul Kagame (Presidente de Ruanda, presunto genocida y sospechoso dedirigir el contrabando de colt´n con el benepl´cito de la ONU). a a El primero de los Objetivos del Milenio es el de erradicar la pobreza ex-trema y el hambre. El hombre elegido para conseguirlo fue Akin Adesina,vicepresidente de Alliance for a Green Revolution in Africa (AGRA), orga-nizaci´n financiada por la Fundaci´n Rockefeller y por la Fundaci´n Bill y o o oMelinda Gates. Tanto los Rockefeller como la Fundaci´n Gates son conocidos opor sus inversiones en Monsanto, conexi´n que hace dudar de las afirmaciones ode que AGRA vaya a apostar por la agricultura ecol´gica y las variedades otradicionales. Un ejemplo: CNFA trabaja en los proyectos de AGRA, y est´ patrocinada apor la CropLife Foundation. Seg´n consta en la propia web de CropLife, esta uentidad tiene un departamento de investigaci´n llamado CPRI, patrocinado o 6
  7. 7. por CropLife America, CropLife International, Arysta Life Science, Chemtu-ra, United Phosphorus, Monsanto, Dow AgroSciences, Syngenta, ISKBiosciences, BASF, AMVAC, Gowan, Valent, Cheminova, Bayer Crop-Sciences, Dupont, Nufarm, y FMC (en negrita algunas de las mas bri-llantes estrellas de esta constelaci´n de empresas con grandes intereses en el odesarrollo y explotaci´n de cultivos transg´nicos). La propia CropLife Foun- o edation ha llegado a premiar a Akin Adesina por su labor de comunicaci´n opara el avance de lo que la CropLife llama agricultura moderna.2.3. El Gobierno de Espa˜ a y las empresas biotec- n nol´gicas o Como ya se ha dicho anteriormente el Gobierno de Espa˜a no se ha pre- nocupado de la p´rdida de biodiversidad asociada a la desaparici´n de varie- e odades tradicionales. Sin embargo su sensibilidad respecto a los intereses delas industrias biotecnol´gicas es bastante apreciable. o Llama la atenci´n, por ejemplo, el que el Ministerio de Ciencia e Inno- ovaci´n est´ en manos de Cristina Garmendia, antigua portavoz de ASEBIO, o ehecho que fue interpretado por los peri´dicos como una concesi´n al lobby o ode los transg´nicos, aspecto que nunca ha sido suficientemente desmentido. e Pero el principal valedor del lobby de los transg´nicos no ha sido Cristina eGarmendia, sino Josep Puxeu, Secretario de Estado de Medio Rural y Aguadesde 2008, del que gracias a Wikileaks sabemos que lleg´ a pedir al Gobierno ode los Estados Unidos que presionase a Europa para que aceptase el cultivodel maiz transg´nico MON 810, de Monsanto. De hecho parece ser que la edesaparici´n del Ministerio de Medio Ambiente dentro de el de Agricultura ofue valorado por los Estados Unidos como positivo para la aceptaci´n de ola agricultura biotecnol´gica, pero la petici´n de ayuda por parte de Puxeu o oconsituye toda una declaraci´n de principios. o Monsanto no fue la unica beneficiada por estas gestiones. En otro cable ´emitido por la embajada se hace alusi´n a los apoyos que recibirian dos ovariedades de maiz de Syngenta: MIR 604 y Bt11. En el mismo cable en el que el embajador norteamericano comunicaba asu gobierno la petici´n de Puxeu se hace menci´n al caracter estrat´gico de o o eEspa˜a para la introducci´n del cultivo de transg´nicos en Europa, especial- n o emente del MON 810 de Monsanto, destacando tambi´n la importancia del esector porcino espa˜ol (y el enorme consumo de maiz que esto representa). Es nen este punto donde la trama se vuelve especialmente peligrosa, ya que Mon-santo ha solicitado ante la OMPI la concesi´n de una patente sobre la carne ode los cerdos alimentados con piensos elaborados con cultivos transg´nicos, e 7
  8. 8. cuesti´n que incluso ha sido motivo de discusi´n en el Parlamento Europeo, o opero que en Espa˜a ha pasado desapercibida. n2.4. El banco internacional de germoplasma El a˜o 2008 se inaugur´ la B´veda Global de Semillas de Svalbarg (Norue- n o oga), un banco mundial de germoplasma donde cualquier empresa u organismopublico puede almacenar muestras de semillas indefinidamente gracias a las ´bajas temperaturas del Artico. Al frente de esta gigantesca reserva gen´tica se ehalla una entidad conocida como el Global Crop Diversity Trust, financiadacon aportaciones de diversos estados, fundaciones y empresas. Una revisi´n de los donantes que sostienen el proyecto nos muestra que ouna parte importante del presupuesto procede de las industrias biotecnol´gi- ocas y sus principales inversores: Fundaci´n Bill y Melinda Gates: 29.911.740 d´lares USA. o o Lillian Goldman Charitable Trust: 1.000.000 d´lares USA. o Dupont/Pioneer Hi-bred: 1.000.000 d´lares USA. o Syngenta AG: 1.000.000 d´lares USA. o Rockefeller Foundation: 305.000 d´lares USA. o Syngenta Foundation: 246.732 d´lares USA. o International Seed Federation: 30.000 d´lares USA. o Solo contando con estas aportaciones se alcanzan los 33.493.472 d´lares oUSA, aproximadamente un 21 % del presupuesto total del proyecto. Revisemos ahora las aportaciones de estados que cuentan con las empresasbiotecnol´gicas mas importantes del mundo: o USA (Dupont, Monsanto, Land O’Lakes, Cargill, Bunge, ADM, Dow): 19.500.000 d´lares USA. o Alemania (KWS AG, Bayer Crop Science, BASF): 10.200.000 d´lares o USA. Suiza (Syngenta, Novartis): 10.936.554 d´lares USA. o 8
  9. 9. Estas aportaciones suman otros 40.636.554 d´lares USA, aproximada- omente un 25,4 % del presupuesto total, que sumados al 21 % de las empresasbiotecnol´gicas suman un 46,4 %, lo cual da una idea de la influencia que oel lobby biotecnol´gico puede ejercer sobre los recursos fitogen´ticos deposi- o etados en la c´pula de Svalbarg, bien directamente o bien a trav´s de los u egobiernos de sus respectivos pa´ıses. ¿Y el resto de la financiaci´n de donde viene? Entre los dem´s donantes o afiguran varios pa´ de la Commonwealth: ıses Reino Unido: 19.468.582 d´lares USA. o Australia: 13.047.051 d´lares USA. o Canad´: 7.031.850 d´lares USA. a o Irlanda: 4.144.250 d´lares USA. o Entre estos cuatro donantes suman 43.691.733 d´lares USA, aproximada- omente un 27,3 % del total del presupuesto. Destaca tambi´n algunos pa´ n´rdicos: e ıses o Noruega: 18.362.438 d´lares USA. o Suecia: 12.324.715 d´lares USA. o Entre ambos suman un total de 30.687.153 d´lares USA, un 19,2 % aproxi- omadamente del total. Dos pa´ del sur de Europa que han contribuido: ıses Espa˜a: 2.629.650 d´lares USA. n o Italia: 989.096 d´lares USA. o Suman 3.618.746 d´lares USA, apenas un 2,3 % del presupuesto total de ola c´pula. u Otros pa´ que tambi´n han puesto su grano de arena: ıses e India: 50.000 d´lares USA. o Colombia: 35.802 d´lares USA. o Brasil: 30.000 d´lares USA. o Egipto: 25.000 d´lares USA. o Etiopia: 25.000 d´lares USA. o 9
  10. 10. Eslovaquia: 20.000 d´lares USA. o Este grupo de peque˜os contribuyentes suma 185.802 d´lares USA, ape- n onas un testimonial 0,11 % del total. Entre el resto de los contribuyentes hay de todo, desde fundaciones carita-tivas hasta organismos estatales, cuya posici´n en caso de discusi´n es dif´ o o ıcilde preveer. ¿Por qu´ es importante todo esto? El destino del germoplasma deposi- etado en la c´pula de Svalbarg es el de servir para el desarrollo de futuras uvariedades de cultivo ¿Pero ser´n libres esas variedades? Es de esperar que alas empresas biotecnol´gicas intenten hacerse con los derechos de explotaci´n o ode esas futuras variedades agr´ ıcolas. Como ejemplo de lo que podr´ estar ocurriendo con el germoplasma de- ıapositado en Svalbarg puede contarse la historia denunciada por Seed SaversExchange (SSE) a prop´sito de ciertas maniobras realizadas por Lillian Gold- oman Charitable Trust (que, recordemos, ha invertido 1.000.000 d´lares USA, ola misma cantidad que Dupont o Syngenta, y un poco mas que lo invertidopor Italia): seg´n SSE variedades tradicionales, hasta ahora libres, podr´ u ıanterminar siendo patentadas por las empresas que controlan las instalacionesde Svalbarg.2.5. Geslive Geslive AIE, seg´n su web, es una asociaci´n de distintas empresas cuyo u oobjetivo es ”la gesti´n, protecci´n y defensa de los derechos sobre tales va- o oriedades, en inter´s exclusivo de sus socios y clientes y bajo los m´s estrictos e aprincipios de neutralidad, independencia y confidencialidad”. Tiene potestad para la gesti´n y defensa de los derechos sobre mas 1500 o variedades vegetales y 100 marcas registradas. El cat´logo de Geslive incluye variedades de: albaricoquero, alfalfa, al- a mendro, avena, cebada, fresa, garbanzo, judia, maiz, manzano, melo- cotonero, peral, tomate, trigo blando, trigo duro, triticale, veza co- mun, ciruelo, nectarina, nogal, guisante, olivo, portainjertos, mandari- no, clavel, achicoria, arroz, uva, ajo, gypsophila, cerezo, peral, aran- dano, frambueso y mora. Controla actualmente 4.500 licencias. Creada en 1996, ha conseguido que los royalties recibidos por socios y clientes hayan crecido a un ritmo medio del 20 % anual durante los ultimos diez a˜os. ´ n 10
  11. 11. Las inspecciones se extienden a mas de 1000 explotaciones y entidades, en campos y mercados. Actualmente mantiene mas de 200 procedimientos legales por diversas violaciones de los derechos de sus representados.Podr´ıamos comparar a Geslive con entidades gestoras de derechos de autorcomo la SGAE o CEDRO, pero dedicada a la propiedad intelectual de lainformaci´n gen´tica. o e Actualmente los socios de Geslive son los siguientes: SEMILLAS FITO S.A. ˜ MONSANTO AGRICULTURA ESPANA S.L. LIMAGRAIN IBERICA S.A. KOIPESOL SEMILLAS S.A. VIVEROS ORERO S.A. INSTITUT DE RECERCA Y TECNOLOG´ AGROALIMENTARIES ¸ IA (IRTA) VIVEROS CERTIPLANT S.L. MONDIAL FRUIT SELECTION SELECCION PLANTAS SEVILLA S.L. PROSEME SEMILLAS S.L. SAATEN UNION GMBH INEASA EUROPEPINIERES S.C.E.A. PLANTAS DE NAVARRA S.A. Y, como clientes y colaboradores, en su web se muestra la siguiente lista: CSIC SYNGENTA SEEDS ANOVE 11
  12. 12. BARBERET BLANC S.A.HILVERDA KOOIJ B.V.SELECTA KLEMM GMBHS.N.C. STAR FRUITSDANZIGER FLOWER FARMINTERNATIONAL PLANT SELECTIONNADORCOTT PROTECTION S.A.R.L.INRA MAROCDRISCOLL EUROPEAN GENETICS B.V.COT INTERNATIONALGRAPA COMPANY LIMITEDAROAGROVEGETAL S.A.WEST SELECT B.V.RUSTICAS DEL GUADALQUIVIR S.L.AUSTIN ORCHARDS L.T.D.GENETICA Y GESTION S.C.SEMILLAS CERTIFICADAS CASTELLSPSB PRODUCCION VEGETALINOTALISAGRO SELECTIONS S.A.R.L.CENTRO DE INVESTIGACION Y TECNOLOG´ AGRARIA DE ´ IA ´ARAGON (CITA)S.A.R.L. INNOVARRAGT IBERICA S.L.U. 12
  13. 13. RAGT SEMENCES RAGT SEEDS LTD. VIVEROS ATANASIO NARANJO S.L. VIVEROS MARIANO SORIA S.L. ´ NAKTUINBOUW - SERVICIO DE INSPECCION PARA LA HOR- TICULTURA DE LOS PAISES BAJOS Los abogados de Geslive realizan una defensa de los derechos de sus sociosy clientes que llega hasta las ultimas consecuencias, consiguiendo penas de ´prisi´n si es preciso. o3. Algunos ejemplos de la problem´tica de la a ”propiedad intelectual”de los genes3.1. El caso del frijol amarillo Esta surrealista historia comez´ en el estado de Sinaloa, M´xico, donde o elos agricultores llevaban generaciones y generaciones cultivando una variedadtradicional de frijol amarillo. En 1994 el norteamericano Larry Proctor com-pr´ una bolsa de estos frijoles y comenz´ a cultivarlos en los USA, solicitando o osu patente en 1996, y consigui´ndola en 1999 con el nombre de frijol Enola. ePosteriormente Proctor denunci´ a los agricultores mejicanos por violaci´n o ode patente. Estudios gen´ticos dieron finalmente la raz´n a los mejicanos, e opero no antes de que se desencadenase una batalla judicial a cuenta de laautor´ del frijol. ıa3.2. El caso del arroz basmati En 1997 la compa˜´ RiceTec de Texas patent´ una variedad de arroz nıa obasmati, asegur´ndose legalmente los derechos comerciales sobre las posibles acombinaciones de 22 variedades de arroz basmati originales de la India, loque de inmediato provoc´ la protesta del pa´ asi´tico por representar un o ıs aclaro expolio de su biodiversidad agr´ ıcola. 13
  14. 14. 3.3. El caso del maiz mejicano que Dupont patent´ o Dupont patent´ una variedad de maiz rico en grasas que era, en reali- odad, originario de Mexico. Tras el aviso de Greenpeace y las reclamacionesrealizadas por el gobierno mejicano se retir´ la patente. No deja de ser ex- otra˜o, en todo caso, que siendo el maiz una planta de origen sudamericano, nactualmente su cultivo est´ en manos de Cargill, Bunge y ADM. e3.4. El caso Nadorcott La mandarina Afourer se cultiva en Levante desde hace a˜os. Al princi- npio el cultivo era libre, pero el 22 de agosto de 1995 la empresa NadorcottProtection SARL solicit´ el t´ o ıtulo de variedad vegetal, public´ndose dicha so- alicitud en febrero de 1996, momento en el que (de acuerdo con el Reglamento2100/94 de la Uni´n Europea) nacieron los derechos de la citada empresa osobre la citada mandarina, que desde entonces es mas conocida como Nador-cott. La concesi´n se hizo efectiva el 4 de octubre de 2004, fecha a partir de ola cual el cultivo y comercializaci´n de la mandarina solo pueden realizarse ocon licencia de Nadorcott Protection SARL. Geslive, entre cuyos clientes y colaboradores figura Nadorcott ProtectionSARL, inici´ el mismo 2004 una campa˜a de reclamaci´n del pago de patentes o n oa los cultivadores de la hasta hac´ poco mandarina Afourer, lo que provoc´ la ıa oreacci´n inmediata de los agricultores. o Desde entonces la discusi´n ha sido continua. Una de las cuestiones mas ooscuras es la de la validez de la patente, ya que seg´n sostiene AVA-ASAJA ula variedad Afourer era libre a principios de los a˜os ochenta. De ser cierta la nafirmaci´n de AVA-ASAJA una empresa se habr´ apropiado por v´ admin- o ıa ıaistrativa de lo que antes era patrimonio de todos, a saber: el c´digo gen´tico o ede una variedad agr´ ıcola.3.5. El caso stevia El cultivo de la stevia podr´ ser el pr´ximo gran negocio de las multina- ıa ocionales biotecnol´gicas. Para comprender su importancia hace falta retro- oceder algunos a˜os atr´s, a la ´poca en que comenz´ la explotaci´n comercial n a e o ode edulcorantes como el aspartamo. El aspartamo es un edulcorante de 150 a 200 veces mas dulce que la sac-arosa (el az´car utilizado habitualmente en cocina). Fue descubierto en 1965 uy fue comercializado por Monsanto entre los a˜os 1985 y 2000, a˜o en que n nvendi´ las empresas que se dedicaban al negocio del aspartamo ¿Por qu´ raz´n o e o 14
  15. 15. Monsanto abandon´ la producci´n de aspartamo? Podr´ ser porque el as- o o ıapartamo va a ser sustituido en breve por la stevia. La stevia es una planta consumida desde tiempos inmemoriales por losguaran´ un pueblo ind´ ıes, ıgena de Paraguay, y descubierta para la ciencia mod-erna hace apenas un siglo por Mois´s Bertoni. De la stevia puede obtenerse eun extracto que es 300 veces mas dulce que la sacarosa. Pero por el momentono est´ permitida en Europa la venta de stevia como edulcorante por motivos asanitarios, a pesar de que es un producto que se consume desde hace siglosen Am´rica del Sur, y que actualmente su consumo est´ permitido en USA e ay Jap´n. En Europa la European Stevia Association (EUSTAS) lleva a˜os o npidiendo la legalizaci´n del consumo de stevia, y en Espa˜a Josep Pamies o nse dedica a su cultivo, liderando la ”Dulce Revoluci´n” y exponi´ndose a los o eproblemas legales que dicha actividad le puede ocasionar. Sin embargo Coca Cola y Cargill han solicitado las patentes de la rebianao rebaudiosid,un derivado de la stevia, mientras Danone tiene lista una gamade productos edulcorados con la misma sustancia. Todo parece indicar que elconsumo de stevia, en sus variedades patentadas, ser´ legalizado en Europa, ateniendo el control de su explotaci´n comercial empresas como Coca Cola, oCargill y Danone, pero impidiendo el cultivo y comercio de las variedadestradicionales, como las que cultiva Josep Pamies.3.6. El expolio de las comunidades ind´ ıgenas Las comunidades ind´ ıgenas de Am´rica vienen denunciando desde hace etiempo que se est´n solicitando patentes desde paises desarrollados sobre acultivos tradicionales andinos. Algunos ejemplos: Ayahuasca, patentada por Loren Miller (USA), patente actualmente revocada. Quinoa Apelawa, cultivada de forma tradicional por la comunidad apelawa junto al lago Titicaca, en Bolivia, patentada por la Universidad de Co- lorado en 1994. La fuerte campa˜a en contra hizo que la citada univer- n sidad renunciase a la patente en 1998. Yac´n, un cultivo tradicional peruano que ha sido patentado en Jap´n. o o Frijol nu˜a, cultivo andino afectado por la patente sobre el frijol palo- n mero concedida a una empresa estadounidense. Maca, cultivo peruano patentado en USA. 15
  16. 16. 3.7. El caso Percy Schmeiser contra Monsanto El caso de Percy Schmeiser contra Monsanto se ha convertido en todo uncl´sico. Todo el problema se debe a la presencia, en las tierras de Schmeiser, ade colza transg´nica resistente al herbicida glifosato (comercializado en aque- ellos tiempos como Round Up por la empresa Monsanto). Monsanto llev´ a olos tribunales a Percy Schmeiser por cultivar, sin la debida licencia, plantascon genes patentados. Seg´n Monsanto Percy Schmeiser es un delincuente que ha violado los uderechos de la empresa sobre la patente de la colza transg´nica. Seg´n Schmei- e user la colza apareci´ en sus tierras debido a que el polen lleg´ desde otras o oparcelas vecinas que si que la cultivaban, negando la responsabilidad de queel polen transg´nico llegase hasta su propiedad. Los tribunales dieron la raz´n e oa Monsanto, pero Schmeiser se convirti´ en un s´ o ımbolo de la lucha contra lostransg´nicos, ya que puso en evidencia el hecho de que si, accidentalmente, eel polen trang´nico llegase accidentalmente a una parcela, Monsanto podr´ e ıaexigir responsabilidades al due˜o de la parcela contaminada, y no al rev´s. n e3.8. Si el polen entra en tu parcela tu pagar´s las con- a secuencias En Espa˜a ya se han dado casos en los que ha aparecido en una parcela nmaiz transg´nico. En algunos casos esto ha ocasionado la p´rdida del ca- e er´cter de cultivo ecol´gico de la cosecha correspondiente y el consiguiente a operjuicio econ´mico para el due˜o de la parcela, considerado responsable de o nla contaminaci´n de su cultivo. En algun casos, incluso, estos episodios han oprovocado la desaparici´n de una variedad tradicional al estar contaminada ocon genes patentados. Las administraciones p´blicas, sin embargo, niegan que existan problemas ude coexistencia entre agricultura ecol´gica y transg´nicos. o e3.9. El fracaso del algod´n indio o En 2010 se public´ el libro ’Alimentos m´s sostenibles: Las semillas transg´nicas o a een la agricultura ecol´gica’, escrito por Mertxe de Renobales Scheiffer y pre- omiado por la Junta General del Principado de Asturias y la Sociedad Interna-cional de Bio´tica (SIBI). Para convencer sobre las bondades de los cultivos etrang´nicos se habla (p´gina 51) de los aspectos que han sido presuntamente e amejorados en estos organismos, y que debido a las restricciones impuestaspor la Uni´n Europea en el viejo continente se reducen b´sicamente a dos: o ala resistencia a insectos y la tolerancia a herbicidas. 16
  17. 17. La resistencia a insectos se ha intentado a partir de la incoporaci´n a ociertas variedades agr´ ıcolas de un gen procedente de la bacteria Bacillusthurigiensis, capaz de generar una prote´ t´xica para ciertos insectos con- ına osiderados como plaga. Estas variedades transg´nicas son conocidas como Bt, epor el nombre de la bacteria de la que procede el gen. Estar´ bien si afec- ıatase a los insectos diana (taladro del ma´ enrollador de la col, taladro del ız,algod´n, escarabajo de la patata o escarabajo de la ra´ del ma´ por ejem- o ız ız,plo) y no a otros (mariposa monarca, por ejemplo), pero la realidad es quela experiencia del cultivo de algod´n Bt en la India ha resultado un fraca- oso: no solo no se logr´ reducir el consumo de pesticidas para luchar contra olos par´sitos del algod´n, sino que las pr´cticas comerciales abusivas de los a o adistribuidores de las semillas transg´nicas llevaron a la ruina y al suicidio a emuchos agricultores. ¿Hasta que punto es seguro que los insectos diana no van a desarrollartolerancia a la prote´ Bt? No debe haber demasiadas garant´ cuando en ına ıasel mismo trabajo de la se˜ora Renobales (p´ginas 76 y 77) se dice que es n arazonable pensar que el uso generalizado de la prote´na Bt para control de ıinsectos diana inducir´ al desarrollo de la resistencia a esta prote´na en las a ıespecies de insectos expuestos a ella, lo mismo que ha sucedido en el pasadocon los insecticidas qu´micos. ı Y a continuaci´n se dan medidas para retrasar (no para impedir, ya que ohablamos de algo inevitable) la aparici´n de plagas de insectos resistentes a ola prote´ Bt. Esto es obligatorio para el agricultor, y la empresa comercia- ınalizadora de la semilla trang´nica debe establecer un programa de seguimiento. e3.10. El fracaso de la soja transg´nica e La otra presunta ventaja de los transg´nicos, seg´n Renobales, es su toler- e uancia a cierto herbicida, el glifosato (p´gina 55), del que hasta el a˜o 2000 la a nempresa Monsanto dispuso de su patente en exclusiva (es mas conocido comoRoundUp). Se supone que el glifosato es mejor que otros herbicidas porque esletal para las ”malas hierbas”pero poco agresivo para los dem´s seres vivos: aeste herbicida es muy efectivo contra muchas especies de malas hierbas dehoja ancha y afecta a una v´a metab´lica que no est´ presente en los seres ı o ahumanos ni en muchos animales, que es la que sintetiza los amino´cidos aarom´ticos (esenciales en las personas). a En el trabajo de la se˜ora Renobales se admite la posibilidad de que nlos genes que producen la resistencia al glifosato pasen a especies locales(p´gina 79), dando lugar a un h´ a ıbrido imposible de eliminar mediante dichoherbicida. La soluci´n propuesta por Renobales es la siguiente: el control ode estos h´bridos se consigue aplicando un herbicida diferente, pudiendo ser ı 17
  18. 18. m´s dif´cil unicamente cuando est´n en ecosistemas en los que se aplica el a ı ´ eherbicida que tolera el cultivo transg´nico. e Llama poderosamente la atenci´n que la se˜ora Renobales no mencione o ncomo ejemplo el caso del amaranto, especie silvestre que, al recibir polenprocedente de los campos de cultivo de colza transg´nica en USA, ha dado elugar a una variedad resistente al glifosato y que est´ invadiendo los campos ade colza de los Estados Unidos. Como m´todo de lucha contra el amaranto transg´nico se est´ comen- e e azando a utilizar el herbicida paraquat (de uso muy criticado), y la empresaSyngenta (fabricante del paraquat) incluso tiene una web para dirigir la gue-rra contra el amaranto y otras amenazas a pesar de que se supon´ que noıaiba a hacer falta utilizar herbicidas convencionales. Quiz´ la colza Bt no era atan buena idea despu´s de todo, por lo que algunos agricultores est´n aban- e adonando ya su cultivo antes de que sea tarde. La iron´ es que el amaranto ıaes un cultivo precolombino que cay´ en desgracia hasta ser casi abandonado, oy ahora est´ derrotando a los modernos cultivos trang´nicos: se dir´ que la a e ıapachamama se est´ vengando. a El caso del amaranto no es unico: ya se ha encontrado otra especie en ´Malasia, llamada pasto pata de ganso que ha desarrollado tolerancia al gli-fosato. Mas negocio para Syngenta y su paraquat. No es muy aventurado suponer que, si ya ha ocurrido en dos continentes,en cuanto se generalice el cultivo de transg´nicos en Europa se activar´ la e abomba de relojer´ y, tarde o temprano, tendremos una especie silvestre re- ıasistente al glifosato. En el mejor de los casos ser´ algo parecido al amaranto, aque al menos se pueda comer.4. Agricultura hacker4.1. Bancos de semillas Con el objetivo de luchar contra la p´rdida de biodiversidad agr´ e ıcola sehan creado, por parte de las administraciones p´blica, bancos de germoplas- uma asociados a centros de investigaci´n agraria. Sin embargo estos centros osuelen funcionar seg´n una filosof´ en la que pesa demasiado el concepto de u ıapropiedad intelectual. Esta filosof´ no solo se aplica a las variedades desa- ıarrolladas en estos centros de investigaci´n, sino que tambi´n se aplica a las o evariedades tradicionales de las que se parte, y dado que no es posible asignarlos derechos sobre estas variedades a una persona concreta se asignan a supa´ de origen, tal y como establece el Tratado Internacional de Recursos ısFitogen´ticos para la Alimentaci´n y la Agricultura, firmado por Espa˜a en e o n 18
  19. 19. 2002 y ratificado en 2004, y adoptado por la FAO en su resoluci´n 3/2001. o En general las ideas expresadas en el Tratado Internacional de RecursosFitogen´ticos para la Alimentaci´n y la Agricultura recuerdan mucho a la e oResoluci´n 4/89 de la FAO, pero mientras que en el texto de la FAO se ocitaba expresamente a la comunidad internacional como depositaria de losderechos de las generaciones presentes y futuras de agricultores, en el Tratadose hace menci´n a la soberan´ de los estados sobre sus recursos fitogen´ticos. o ıa eEl matiz salta a la vista en cuanto se comparan los documentos redactadosen distintas ´pocas: e Extracto del 25° periodo de sesiones de La Conferencia de La FAO, Roma, 11-29 de noviembre de 1989. LA CONFERENCIA, Reconociendo que : Los recursos fitogen´ticos son una herencia com´ n de la humanidad e u que hay que conservar y deben estar libremente disponibles para su uti- lizaci´n, en beneficio de las generaciones presentes y las futuras,... o Extracto del 260 periodo de sesiones de la Conferencia de la FAO, Roma, 9-27 de noviembre 1991. LA CONFERENCIA, Reconociendo que : el concepto de herencia de la humanidad, tal como se aplica en el Compromiso Internacional sobre Recursos Fitogen´ticos, e est´ sujeto a la soberan´ absoluta de los Estados sobre sus a ıa recursos fitogen´ticos,... e De esta forma tan sutil se pas´ de un modelo en el que los recursos fi- otogen´ticos eran patrimonio de la Humanidad a otro en el que los mismos erecursos son patrimonio de los diferentes estados. Es la doctrina divulgadapor la OMPI (Organizaci´n Mundial de la Propiedad Intelectual), seg´n la o ucual todo recurso debe tener un due˜o que lo proteja, incluyendo recursos ngen´ticos, conocimientos tradicionales y folclore. A partir de esa idea se es- etablece un mercado que regula el intercambio de recursos, pero como ya se hacomprobado en casos como el del frijol amarillo, el arroz basmati o el maiz deDupont existe un alto riesgo de que este sistema se convierta en una v´ para ıaque los pa´ mas desarrollados (especialmente aquellos que cuentan con un ısessector biotecnol´gico fuerte) se apropien por v´ administrativa de los recur- o ıasos fitogen´ticos de los pa´ menos desarrollados (o, por citar un ejemplo e ısesrelativo a conocimientos tradicionales, cabe citar las protestas del gobiernode la India al enterarse de que los USA estaban patentando el yoga). 19
  20. 20. 4.2. Red de Semillas Si bien desde las administraciones p´blicas se observa una deriva hacia uun sistema de gesti´n de recursos fitogen´ticos que tiende a su parcelaci´n o e oy privatizaci´n desde el lado de los peque˜os agricultores se ha generado un o nmovimiento de resistencia a escala global. Aqu´ y all´ peque˜os agricultores ı a nse esfuerzan por conservar las variedades tradicionales que sus predecesoresles han legado, y lejos de parcelar dichos recursos utilizan el intercambio desemillas como estrategia de supervivencia. En realidad dicho intercambio nose limita solo a las semillas, sino que se extiende tambi´n a las t´cnicas de e ecultivo e incluso a la gastronom´ ıa. Estas redes de intercambio de semillas est´n dando lugar a un tejido aasociativo lo suficientemente fuerte como para hacerse visibles y reclamar losderechos del agricultor tal y como est´n reconocidos en la resoluci´n 4/89 a ode la FAO, en el Tratado Internacional de Recursos Fitogen´ticos para la eAlimentaci´n y la Agricultura o en la Ley de semillas y plantas de vivero oy de recursos fitogen´ticos. En Espa˜a estos colectivos se agrupan en Red e nde Semillas, mientras que a nivel internacional este movimiento da lugar agrupos como V´ Campesina. ıa4.3. Huertos urbanos A medio camino entre el proindustrial modelo defendido por las admin-istraciones p´blicas y el movimiento de las redes de intercambio de semillas ualgunos ayuntamientos est´n organizando huertos urbanos que, sin animo a ´de lucro, intentan gestionar los recursos humanos, fitogen´ticos y naturales edisponibles para intentar conservar la riqueza cultural y la biodiversidad lo-cal. Como ejemplo digno de menci´n puede citarse el trabajo realizado por oCarolina Punset como concejala de agricultura de Altea.4.4. General Public License for Plant Germplasm General Public License para Germoplasma Vegetal Una propuesta de Tom Michaels Professor Agricultura Vegetal University of Guelph V1.2, 6 de Octubre de 1999 Texto presentado en la 1999 BIC Conference,Calgary AB [Nota: esta p´gina se publica como un registro hist´rico. El texto no ha a ocambiado respecto al original, pero el c´digo de html y la informaci´n de o ocontacto han sido actualizados. Mi afiliaci´n desde el octubre de 2003 es el oDepartamento de la Ciencia Hort´ ıcola, la Universidad de Minnesota] 20
  21. 21. Sumario Propongo un nuevo acuerdo de intercambio de germoplasma llamado Ge-neral Public License for Plant Germplasm (GPLPG) como un mecanismopara promover el libre intercambio de germoplasma vegetal. El GPLPG puedecoexistir con protocolos de liberaci´n corrientes, sistemas de certificaci´n de o osemilla, y mecanismos de protecci´n de propiedad intelectuales como derechos ode criadores de planta, protecci´n de variedad de planta y patentes de planta. oEl rasgo fundamental del acuerdo GPLPG es que cualquier cultivo que uncriador libere que incorpore cualquier germoplasma obtenido bajo GPLPG,debe ser igualmente puesto a disposici´n a otros criadores bajo GPLPG, y osin ninguna restricci´n adicional, para el uso en su programa de cr´ o ıa. Antecedentes Los criadores de planta de sector p´blico y los genetistas tradicionalmente ucooperan en el avance del arte y la ciencia de la cr´ de planta y libremente ıaintercambian germoplasma vegetal. Muchos organismos p´blicos tienen una uhistoria de liberar competitivos, localmente adaptados cultivos autopoliniza-dos, cosechas cl´nicamente propagadas y de polinizaci´n cruzada a trav´s o o ede sistemas de distribuci´n proveyendo y promocionando el acceso p´blico a o ueste germoplasma vegetal mejorado. Durante los 20 a˜os pasados, la protec- nci´n de propiedad intelectual aplicada al germoplasma vegetal en la forma de oderechos de criadores de planta y protecci´n de variedad de planta detuvo el oderecho de otros de usar las muestras aut´nticas de germoplasma protegido een programas de cr´ subsecuentes. En particular, pero no exclusivamente, ıadebido al advenimiento de avances gen´ticos moleculares que permiten a ais- elamiento y transferencia de genes nuevos, y la oportunidad de obtener m´s asecuencia de genes nueva exclusiva y propiedad de germoplasma y protecci´n, oel modo de pensar de la comunidad de cr´ de planta de sector p´blico se ha ıa uhecho cada vez m´s privatizador. a Esta atm´sfera privatizadora es hostil a la cooperaci´n y al intercambio li- o obre de germoplasma, y puede dificultar los esfuerzos de mejora de cosecha delsector p´blico en lo venidero por las restricciones a los flujos de informaci´n u oy de germoplasma. Un nuevo tipo del mecanismo de intercambio de germo-plasma es necesario para promover el intercambio libre y continuado de ideasy germoplasma. Tal mecanismo permitir´ que el sector p´blico continuase ıa usu trabajo de mejora del genotipo de especies de plantas econ´micamente oimportantes sin miedo a que estas mejoras, realizadas con ´nimo del bien ap´blico bien, ser´n asignadas como la parte de germoplasma patentado de u aotro y excluidas del uso sin restricci´n en otros programas de cr´ o ıa. La comunidad de desarrollo de software nos provee de un modelo potencial 21
  22. 22. para el intercambio de germoplasma en su proyecto GNU (GNU’s Not Unix). Los programadores iniciaron el proyecto GNU en 1983 en respuesta almodo de pensar cada vez m´s privativo de la comunidad de desarrollo de asoftware. Aquellos responsables del proyecto tuvieron la intenci´n de reju- ovenecer el esp´ıritu cooperativo en la comunidad de desarrolladores y quitarlos obst´culos a la cooperaci´n impuesta por los due˜os del software propie- a o ntario. El software GNU es libremente distribuido bajo la General Public License(GPL). Es ”libre” en el sentido que los usuarios tienen la libertad de teneracceso, redistribuir y modificar el software GNU. Los distribuidores puedencobrar unos honorarios del acto f´ ısico de reproducci´n y distribuci´n del o osoftware, pero pueden no cobrar unos derechos. Alguien que redistribuye elsoftware GNU, con o sin la modificaci´n, tambi´n debe transmitir al siguiente o eusuario la libertad de acceso, redistribuci´n y modificaci´n. El software GNU o oes licenciado por el autor y los t´rminos de distribuci´n son a˜adidos lo que e o nda el derecho de usar, modificar, y redistribuir el c´digo del programa o ocualquier programa sacado de ello, pero s´lo si los t´rminos de distribuci´n o e ono son alterados. Propuesta Propongo una General Public License for Plant Germplasm (GPLPG).Por este nuevo mecanismo de liberaci´n espero alimentar el esp´ o ıritu coope-rativo en la comunidad de cr´ de planta p´blica a pesar de oportunidades ıa ucrecientes y presiones para criadores para obtener la protecci´n patentada y orestringir el acceso a su nuevo germoplasma. El GPLPG puede coexistir conprotocolos de liberaci´n corrientes como sistemas de certificaci´n de semilla, o oas´ como mecanismos de protecci´n de propiedad intelectuales como derechos ı ode criadores de planta, protecci´n de variedad de planta y patentes de planta. oEl GPLPG puede ser previsto como un Acuerdo de Transferencia de Mate-riales (MTA) que acompa˜a la transferencia de germoplasma de un criador nal otro. Este MTA especificar´ que el germoplasma ha sido designado como ıaGPLPG y que usando este germoplasma en un programa de cruce, el criadorque recibe el germoplasma reconoce que cualquier cultivo obtenido comple-tamente o en parte de la planta de germoplasma GPL debe ser igualmentepuesto a disposici´n a otros bajo GPLPG y sin restricci´n adicional para el o ouso en programas de cr´ subsecuentes. ıa T´rminos y Condiciones de la General Public License for Plant eGermplasm 1. Usted puede designar como GPLPG cualquier germoplasma para el cual usted sea el criador y para el que no haya ninguna obligaciones que no pueden estar satisfechas simult´neamente bajo los t´rminos y a e 22
  23. 23. las condiciones de la Licencia de GPLPG. Cada unidad de germoplas- ma vegetal GPL intercambiado debe ser acompa˜ada por su nombre n e informaci´n de contacto as´ como avisos que informan al recipiente o ı sobre los t´rminos y las condiciones de la GPLPG germoplasma, y co- e mo ver una copia de esta Licencia. Usted tambi´n debe depositar una e muestra de germoplasma que usted libera como GPLPG en su colecci´n o de recursos de genes de planta nacional u otra en p´blico accesible. u2. Usted puede cobrar unos honorarios del acto f´ ısico de reproducci´n y o distribuci´n del germoplasma, as´ como cargar unos derechos a un ter- o ı cero para el derecho de reproducir y distribuir su germoplasma vegetal GPL no modificado.3. Usted puede cruzar la germoplasma vegetal GPL original con otro ger- moplasma y seleccionar el nuevo germoplasma que resulta de la re- combinaci´n, modificar gen´ticamente modificar el germoplasma GPL o e por transformaci´n, mutaci´n u otros medios, o seleccionar variantes o o generadas de forma natual del germoplasma GPL original, creando as´ germoplasma unico que est´ basado en todo o en parte en germo- ı ´ a plasma GPL preexistente. Usted puede liberar y distribuir esta planta modificada y el nuevo germoplasma de modo que: al crear germoplasma unico que est´ basado en todo o en parte ´ a en germoplasma GPL preexistent usted consiente en aceptar los t´rminos y condiciones de la liberaci´n bajo GPLPG. e o usted designa como GPLPG cualquier germoplasma vegetal nuevo que usted libera y distribuye que est´ basado totalmente o en parte e en germoplasma GPL preexistente. Los otros pueden modificar el germoplasma GPL que usted libera y su germoplasma modificado y nuevo puede ser liberado y distribuido sin imposici´n por usted o de algunas otras restricciones adem´s de aquellos especificados en a esta Licencia. usted incluye con cada unidad de la distribuci´n de germoplasma o el nombre del germoplasma GPL original usado, la naturaleza de las modificaciones hechas al germoplasma original incluyendo la informaci´n de raza conocida de ser usada en una cruz, el a˜o en el o n cual la selecci´n final fue hecha, as´ como la informaci´n GPLPG o ı o especificada en la secci´n 1 encima. o4. Usted no puede liberar y distribuir el nuevo germoplasma basado total- mente o en parte en la germoplasma GPL excepto como expresamente proporcionado bajo esta Licencia. 23
  24. 24. 5. Si usted no puede distribuir germoplasma modificado para satisfacer simult´neamente sus obligaciones bajo esta Licencia y alguna otra obli- a gaci´n pertinente, entonces como una consecuencia usted no puede dis- o tribuir el germoplasma en absoluto. Por ejemplo, si una licencia de patente para una secuencia de genes nueva introducida en el germoplas- ma GPL no permitiera la modificaci´n adicional seguida de la liberaci´n o o sin restricci´n de este germoplasma modificado por todos aquellos que o reciben la semilla aut´ntica directamente o indirectamente por usted, e entonces el unico modo de satisfacer ambas obligaciones ser´ abste- ´ ıa nerse completamente de la distribuci´n del germoplasma. o Nota: el germoplasma de la planta aut´ntica es germoplasma obtenido edirectamente del criador, colecci´n de recursos de genes de planta donde lo ohaya depositado, o comprado con una designaci´n apropiada y generalmente oaceptada de tipo verdadero como la semilla certificada. Por favor, env´ sus comentarios y sugerencias a: ıen Professor Tom Michaels Department of Horticultural Science University of Minnesota michaels@umn.edu ´ Ultima revisi´n 14 July 2010 o5. Conclusiones Nadie discute actualmente la importancia de la biodiversidad agr´ ıcola,tanto para su cultivo sin modificar como para la obtenci´n de nuevas va- oriedades vegetales. Cuanto mayor sea el cat´logo de recursos fitogen´ticos a edisponible con mayor seguridad estar´ garantizada nuestra alimentaci´n. a o El modelo de gesti´n de esos recursos fitogen´ticos, en cambio, si que se o ediscute, existiendo dos grandes tendencias opuestas: Los recursos fitogen´ticos son una herencia com´n de la Humanidad, e u por lo que no debe haber restricciones a su libre uso, intercambio y mejora. Los recursos fitogen´ticos son propiedad de sus creadores o, en caso de e que no pueda atribuirse una autor´ definida, a sus pa´ ıa ıses de origen, que tienen plena potestad para su gesti´n. o 24
  25. 25. Entre ambas tendencias se han situado todas las propuestas de gesti´n oconocidas, con un predominio de la segunda (la que considera los recursosfitogen´ticos como una propiedad de sus creadores o de sus pa´ de origen) e ısessobre la primera (que considera los citados recursos como un patrimoniocom´n de la Humanidad que debe ser compartido sin restricciones). El re- usultado ha sido la conversi´n de los recursos fitogen´ticos en un mercado o eregulado por leyes de propiedad intelectual y que favorece especialmente alos pa´ mas industrializados, siendo los pa´ menos desarrollados v´ ıses ıses ıcti-mas del expolio de sus recursos fitogen´ticos por parte de los pa´ e ıses masdesarrollados. Las exigencias de una producci´n agr´ o ıcola estandarizada (que favorece alas industrias pero da lugar a ecosistemas altamente vulnerables por su escasabiodiversidad), adem´s, arrincona a los pocos agricultores que se dedican al acultivo de variedades tradicionales (altamente adaptadas a las condicioneslocales y muy resistentes gracias a su alta diversidad gen´tica), generando un eacelerado proceso de desaparici´n de las variedades tradicionales. Este prob- olema no est´ siendo debidamente tratado por las administraciones p´blicas, a umas atentos a las necesidades de las grandes empresas biotecnol´gicas que oa las de los peque˜os agricultores y al mantenimiento de los recursos fito- ngen´ticos. e La creciente privatizaci´n de los derechos sobre los recursos fitogen´ticos, o esumado a la desaparici´n de la biodiversidad libre, est´ dando como resulta- o ado que buena parte de la producci´n mundial de alimentos est´ ya en manos o ede un reducido n´mero de empresas asentadas en un grupo de pa´ u ıses a´n umas reducido, destacando USA, Suiza y Alemania. El poder del lobby delas empresas biotecnol´gicas asentadas en estos pa´ tiene capacidad sufi- o ısesciente como para influir en la pol´ ıtica de la mayor´ de los pa´ del planeta, ıa ısesllegando incluso a intervenir en los planes de la ONU sobre los Objetivosdel Milenio o en la pol´ ıtica de la Uni´n Europea sobre cultivos transg´nicos, o eas´ como en la gesti´n de un banco internacional de germoplasma gracias a ı osus importantes donaciones y las de sus pa´ de origen. ıses Existen, sin embargo, alternativas basadas en la protecci´n de las varie- odades tradicionales, el fomento del intercambio de semillas, el reforzamientode estas redes de intercambio desde las administraciones p´blicas (princi- upalmente desde los ayuntamientos, que pueden actuar como nodos creandohuertos urbanos) y, sobre todo, mediante la protecci´n de las variedades otradicionales liber´ndolas a trav´s de licencias libres como la GPLPG al mis- a emo tiempo, claro, que se lucha seriamente contra la corrupci´n generada a otodos los niveles por el actual sistema de propiedad intelectual de los recursosfitogen´ticos. e 25
  26. 26. ´ ”Agricultura hacker“, es una obra publicada por Angel V´zquez Hern´ndez bajo una a aLicencia Creative Commons Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 Es-pa˜a.This license is acceptable for Free Cultural Works. n Usted es libre de: Copiar, distribuir y comunicar p´blicamente la obra. u Hacer obras derivadas.Bajo las condiciones siguientes: Reconocimiento. Debe reconocer los cr´ditos de la obra de la manera especificada e por el autor o el licenciador (pero no de una manera que sugiera que tiene su apoyo o apoyan el uso que hace de su obra). Compartir bajo la misma licencia. Si transforma o modifica esta obra para crear una obra derivada, s´lo puede distribuir la obra resultante bajo la misma o licencia, una similar o una compatible. Al reutilizar o distribuir la obra, tiene que dejar bien claro los t´rminos de la licencia e de esta obra. Alguna de estas condiciones puede no aplicarse si se obtiene el permiso del titular de los derechos de autor Nada en esta licencia menoscaba o restringe los derechos morales del autor. Los derechos derivados de usos leg´ ıtimos u otras limitaciones reconocidas por ley no se ven afectados por lo anterior.Esto es un resumen legible por humanos del texto legal (la licencia completa) disponible en los idiomas siguientes: Catal´n, Castellano, Euskera y Gallego. a 26

×