Cartelera Social
                            Los docentes y el sistema educativo
Ideas preliminares
Ciertamente en materia...
debemos ser cautos con los gastos, y recursos que se inviertan, pues ellos deben dar
los máximos réditos.
Por citar alguna...
Me permitiré hacer un breve paréntesis en esta exposición, a efectos de contar una
anécdota personal, una experiencia pers...
Pero bueno, la contundencia de los hechos rompe los ojos, y al menos en lo personal
no veo otra solución. Debemos avanzar,...
producir retrocesos en el alumnado mucho mayores que eventualmente algunos
aspectos positivos aislados que puedan alcanzar...
controlando un vuelto, yendo a y viniendo de una institución bancaria o de un cajero
automático para así llevar dinero, o ...
mi médico me manda exámenes de laboratorio, debo ir personalmente en ayunas o en
las condiciones indicadas a realizarme lo...
a los procedimientos actualmente establecidos. Podrán decir por ejemplo: “No me
compliquen, estoy acostumbrado a recibir m...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Los docentes y el sistema educativo: En América Latina es imperioso modernizar la educación introduciendo tecnología digital, si es que queremos medianamente conservar y mejorar nuestro nivel de desarrollo

1,812 views

Published on

Debemos insistir en la modernización de nuestro sistema educativo, y hoy día ello inevitablemente pasa por el uso de las tecnologías de la información y de la comunicación.
El uso de buenas plataformas educativas y posiblemente también de lenguajes de autor, actualmente se torna imprescindible en el sector educación.

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,812
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
29
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los docentes y el sistema educativo: En América Latina es imperioso modernizar la educación introduciendo tecnología digital, si es que queremos medianamente conservar y mejorar nuestro nivel de desarrollo

  1. 1. Cartelera Social Los docentes y el sistema educativo Ideas preliminares Ciertamente en materia educativa no todo debe esperarse del Estado o de las jerarquías de los establecimientos educativos, así que los docentes, actuando como grupos organizados o aún incidiendo a nivel individual, pueden llegar a ser piezas fundamentales, pueden llegar a ser factor de cambio y de progreso. Ahora claro, para tener este tipo de incidencia en un sentido positivo, es necesario que los docentes tengan una buena formación tanto en cultura general como en metodologías educativas y en pedagogía, y además y por encima de todo, deben saber situarse según la institución en la que trabajen, y según la realidad social en la que se encuentre inmerso su alumnado. Ya se sabe que el nivel de los recursos asignados a la educación y a la investigación educativa varían de un país a otro, aún en un área geográfica relativamente homogénea como podría ser Europa, o como podría ser América Latina. Obviamente los resultados que se obtienen en uno y otro caso son diferentes. En Europa por ejemplo, es notorio que Francia da un apoyo mucho más sustantivo y coherente que España en materia de educación, lo cual evidentemente se refleja en los resultados educativos. Y en América del Sur también hay diferencias entre países. Y estas diferencias se agrandan si comparamos a un país de Sudamérica con por ejemplo EEUU. No está mal que los docentes latinoamericanos conozcan las realidades educativas de países del Primer Mundo, de países desarrollados de América del Norte y de Europa, pero atención con deslumbrarnos con estas experiencias pues ellas no son fáciles de transplantar. Y en muchos casos las mayores dificultades para concretar una transferencia no se encuentran en el plano pedagógico, sino en materia de financiamiento y aún en materia de dirección educativa. Los países centrales en muchos casos invierten en infraestructura educativa a lo grande, mejorando la misma aún antes de tener adecuadamente preparado a los docentes y al alumnado. Así se pretende ubicar a profesores y estudiantes en un ambiente enriquecido que a breve plazo favorezca su desarrollo individual. Obviamente esto podría ser muy bueno también en América Ibérica desde el punto de vista estrictamente pedagógico, aunque por cierto no lo podemos pagar, porque nuestros recursos son escasos, y porque si lo hiciéramos sería en base a endeudamiento externo el cual luego hay que amortizar; y estas amortizaciones y el propio servicio global de esta deuda, que se agregaría a la contraída por otras razones, nos haría caer en una espiral muy difícil de eludir o de revertir. En materia educativa, y también en muchas otras áreas, 1 / 8 - Autor: Juan Carlos Anselmi Elissalde Digimundo al servicio de la comunidad, Digimundo atendiendo necesidades de los usuarios
  2. 2. debemos ser cautos con los gastos, y recursos que se inviertan, pues ellos deben dar los máximos réditos. Por citar algunas cifras ilustrativas, podemos señalar que las universidades estadounidenses mucho están invirtiendo en infraestructura informática, aunque claro, con notorias diferencias entre ellas. Los centros terciarios de estudio menos avanzados de EEUU disponen por ejemplo de una terminal cada diez alumnos, pero hay muchas que ya disponen de un equipo conectado en red cada cuatro alumnos, cada tres alumnos, o cada dos alumnos. Y por cierto, hay universidades estadounidenses de avanzada que alcanzan y superan la cifra de un equipo en red por alumno. Pero por otra parte, la realidad latinoamericana es muy diferente de la estadounidense o de la europea, y ya se sabe que muchos técnicos y que incluso muchos docentes emigran buscando mejores condiciones económicas a nivel personal. Por lo tanto nuestros países corren el riesgo de formar recursos humanos para la exportación, perdiendo así lo invertido en cuanto país. Pero además hay otro factor limitante adicional, y es el nivel socioeconómico de docentes y de estudiantes. En EEUU el nivel de uso de tecnología en los hogares es apabullante, pues casi todos disponen por ejemplo de teléfono y de televisor color, y un buen porcentaje también tiene al menos una computadora en el hogar con conexión a Internet. Indudablemente en América Latina esta realidad es diferente, pues los señalados guarismos son bastante inferiores a los del Primer Mundo, a los del Mundo Desarrollado. En Uruguay por ejemplo, y a pesar de que desde hace unos años se está desarrollando el llamado Plan Ceibal que pretende proveer una computadora portátil con conexión a Internet a cada estudiante registrado en la educación pública (primaria y secundaria), existen hoy día numerosos maestros y numerosos docentes que no tienen computadora en sus casas, ni portátil ni fija, y que en el mejor de los casos apenas si escasamente saben manejarse con el ratón y con el correo electrónico; y cuando a estos docentes alguien les pregunta por las carpetas y por los archivos, ellos suelen afirmar que sabían que esas cosas existían, pero que nunca lograron entender muy bien en qué se diferenciaban, y para qué servían. Frente a esta realidad corresponde preguntarse: ¿Si buena parte del cuerpo docente de un país está muy deficientemente preparado en cuanto a tecnología digital, corresponderá plantearse un ambicioso programa de introducción de la informática en la enseñanza primaria y en la enseñanza secundaria, con intensión incluso de llegar a tener un computador por alumno? ¿No se correrá el riesgo de que esos computadores se utilicen para sacar fotos, para hacer videos, y para poca cosa más? Pero por otra parte, en países latinoamericanos, y en Uruguay en particular, existen muchos estudiantes que provienen de contextos sociales críticos pues viven en asentamientos, y allí tal vez no tienen electricidad, ni saneamiento, ni condiciones mínimas para estudiar tranquilamente, y esto sin duda es también un importante factor limitante. 2 / 8 - Autor: Juan Carlos Anselmi Elissalde Digimundo al servicio de la comunidad, Digimundo atendiendo necesidades de los usuarios
  3. 3. Me permitiré hacer un breve paréntesis en esta exposición, a efectos de contar una anécdota personal, una experiencia personal que de casualidad me tocó vivir, y que obviamente me impactó. Por cierto concurro asiduamente a un club deportivo, y hace algunos años ese establecimiento abrió sus puestas los días domingo en un horario limitado, para que niños y adolescentes de los asentamientos allí concurrieran a hacer deporte y a disfrutar de la piscina. Claro, con buen tino los directivos del citado establecimiento no discriminaron sectores diferentes en vestuarios y duchas, así que los socios regulares allí se mezclaban con la población invitada. Los sectores críticos son marginados en tantos aspectos, que faltaría más que aún en un simpático programa de esparcimiento también se los discriminara y aislara. Muy bien, dentro de este contexto y en determinado momento fui a ducharme en el club, y un muchacho de unos veinte años me pidió que le abriera y regulara la ducha. Por cierto accedí a su pedido, y mientras tanto le fui haciendo preguntas, y me confesó que en su hogar él y su familia siempre se bañaban en una tina, y que era la primera vez que veía esos caños en la pared y que no sabía bien como utilizarlos. Claro, pensemos un poco, los bebes no nacen teniendo este conocimiento, y tal es así que sus madres o sus familiares deben regularle la ducha o bañarlos de otra forma en los primeros años de vida. Por cierto, luego ellos aprenden, porque observan una y otra vez cómo hacen las personas mayores esta regulación en las canillas de agua caliente y fría, y porque además se les enseña, y porque además maduran en cuanto a sus habilidades psicomotoras, y también en cuanto a sus capacidades de abstracción y de síntesis y de elaboración de estrategias. Obviamente por repetición, y por ensayo y error, finalmente aprenden. Pero bueno, quienes no han tenido la suerte de nacer y vivir en hogares relativamente bien equipados, naturalmente tienen enormes factores limitantes. ¿En esos ambientes con tantas carencias, es que corresponde y es útil introducir elementos de alta tecnología, como pueden ser teléfonos celulares o computadoras portátiles? ¿En estos casos no estaríamos causando una verdadera conmoción que en muchos aspectos podría ser perjudicial? ¿Por qué he contado esta historia? ¿A dónde pretendo llegar con este enfoque, con este hilo conductor? Lamentablemente hay ciertos grupos humanos que apenas si tienen para comer, y que incluso viven a la intemperie o en construcciones muy precarias y con techos que se llueven. Por cierto a esta población primero debemos solucionarles los problemas básicos, y luego podrá venir la etapa educativa y de capacitación laboral. Los países dependientes tienen limitantes muy diversas, así que desde el vamos debemos acostumbrarnos a pensar que vivimos en una sociedad fragmentada, y si hacemos esfuerzos en cuanto a mejorar la educación o en cuanto a introducir tecnología en el sector educativo o en otros sectores socio-productivos, al menos en una primera etapa, al menos al inicio, el resultado será de aumentar la brecha, de fracturar aún más los grupos sociales, marginando aún más a los ya marginados. 3 / 8 - Autor: Juan Carlos Anselmi Elissalde Digimundo al servicio de la comunidad, Digimundo atendiendo necesidades de los usuarios
  4. 4. Pero bueno, la contundencia de los hechos rompe los ojos, y al menos en lo personal no veo otra solución. Debemos avanzar, y debido a nuestras limitantes es imposible llegar a todos por igual. No podemos dar la espalda a la modernización educativa porque ello sería condenar al país a un permanente y angustioso subdesarrollo, pero por problema de recursos humanos, materiales, y financieros, y aún por problemas culturales del alumnado, al menos en los países de América Latina no hay otra que avanzar creando una educación de elite para el mayor porcentaje de población que se pueda, y una educación de segunda clase a la que podrán acceder y completar los educandos provenientes de la clase media baja. Y en cuanto a los sectores más pobres y con más problemas, bueno, trataremos de integrarlos de alguna forma a esa educación de segunda clase, a pesar de saber que la deserción será enorme. Estrategia de introducción de la tecnología digital en la educación Obviamente el énfasis no puede estar puesto en un apresurado equipamiento. En este sentido debemos ser cautos, y no dar satisfacción a los vendedores de equipos, que con tal de concretar una venta son capaces de pintarnos panoramas idílicos. También en ciertos casos habrá que calmar a la propia dirección de los establecimientos educativos. Claro, la tecnología educativa viste, la tecnología educativa da prestigio y puede ser mencionada en la propaganda comercial. De todas maneras, la calidad educativa de un determinado establecimiento no se obtiene por sus instalaciones edilicias o por su equipamiento de laboratorio. Estos elementos ayudan, pero a condición que la labor docente se desarrolle a niveles de excelencia. En este sentido la verdadera prueba de fuego no radica tanto en los porcentajes de repetición y de calificación, pues ellos podrían estar sesgados, sino en el éxito que obtengan los ex alumnos en sus futuros estudios, en sus emprendimientos profesionales, y en el desarrollo de sus actividades laborales. Al plantearse una mejora en la calidad de la enseñanza, al plantearse la introducción de equipamiento educativo, el énfasis debe estar puesto en la capacitación docente y en las metodologías de uso de las nuevas herramientas. Una vez avanzada esta etapa aunque sea en estadios iniciales, es que tendrá sentido pensar en el equipamiento requerido y en los objetivos educativos que deban y puedan ser planteados. Y por cierto, en los estadios preliminares no estaría nada mal plantear experiencias piloto o programas limitados de prueba. En resumen, para pensar seriamente en un importante programa de modernización educativa, no hay otra que obtener al menos un reducido número de educadores de elite, muy bien formados en el país y/o en el exterior en las modernas técnicas de apoyo a la enseñanza, y con ellos formar un grupo de análisis, de reflexión, y de elaboración de propuestas. Una potencialmente buena metodología educativa, si es mal manejada a nivel docente, y si con ella logra frustrarse a los estudiantes más que formarlos, puede 4 / 8 - Autor: Juan Carlos Anselmi Elissalde Digimundo al servicio de la comunidad, Digimundo atendiendo necesidades de los usuarios
  5. 5. producir retrocesos en el alumnado mucho mayores que eventualmente algunos aspectos positivos aislados que puedan alcanzarse. Ya es hora de ponerle los pantalones largos a la informática educativa, pues los equipamientos y los logicales ya han logrado alcanzar una etapa de maduración no despreciable. Pero este desarrollo no debe ir de la mano de una mala copia que pueda hacerse de experiencias foráneas, sino de un auténtico desarrollo nacional o regional. En materia de pedagogía educativa y en materia de edumática, es muy importante obtener una capacidad endógena de investigación, desarrollo, e implementación. Y lejos de ser un lujo, una aproximación de este tipo puede dar a los países latinoamericanos un interesante plus, a la par de también generar competencia en cuanto a posibles asesoramientos internacionales. Desde hace doce milenios la humanidad viene avanzando cada vez más gracias a la introducción y el mejoramiento de tecnología apropiada, y esto en los distintos ámbitos. Por cierto el sector educativo no es la excepción en cuanto a esto. Obviamente la tecnología digital abre nuevas y muy interesantes posibilidades, en materia educativa y también en otros aspectos. La informática como ciencia, y también por cierto los productos informáticos interactivos y muy amigables con los usuarios, pueden dar un impulso muy interesante en el hacer educativo. Pero la educación no es una isla, y la informática tiene una muy importante ductilidad en cuanto a su aplicación a distintos sectores y a distintas actividades. Así que bueno sería plantearse un proyecto país en el cual el enfoque en cuanto al uso tecnológico sea holístico, sea integral y abarcativo. Cierto, el rendimiento docente y el aprendizaje de los educandos puede potenciarse con el uso de tecnologías y metodologías adecuadas, pero para que ello no quede encapsulado en el sector educación, el uso tecnológico también debe extenderse en otros rubros. La tecnología digital debe entrar con fuerza en el sector estatal. ¿Tiene sentido acaso estudiar biología básica con apoyo de un moderno sistema experto, obtener luego un diploma de grado y postgrado en el área salud y con medalla de oro, y tener durante la actividad profesional que hacer una larga e incómoda cola de espera frente a una administración estatal para tal o cual trámite? No hay otra que ir introduciendo la tecnología digital, con o sin inteligencia artificial agregada, en muchísimos aspectos burocráticos y cotidianos; ello no es un lujo, y hoy día sin duda es una imperiosa necesidad. El Gobierno Digital, la Administración Digital, deben ser realidad y bien pronto, y si se puede en forma contemporánea con la Edumática. Y por cierto la tecnología digital también debe introducirse agresivamente en el sector finanzas y en el propio uso del dinero digital, del dinero telemático y nominativo, siguiendo así todas o algunas de las recomendaciones planteadas por el Centro de Estudios Joan Bardina ( sitio web http://www.bardina.org/ ). Y esto es imprescindible. Buena parte de nuestro tiempo la pasamos contando dinero, dando cambio o 5 / 8 - Autor: Juan Carlos Anselmi Elissalde Digimundo al servicio de la comunidad, Digimundo atendiendo necesidades de los usuarios
  6. 6. controlando un vuelto, yendo a y viniendo de una institución bancaria o de un cajero automático para así llevar dinero, o para así ir a buscar dinero, y todavía con el riesgo de que en esas idas y venidas nos asalten, nos quiten esos recursos dinerarios, y encima por ahí nos peguen un tiro, o nos empujen escaleras abajo. La población humana del planeta crece y crece, y encima indudablemente hay algún tipo de deterioro del medio ambiente, del medio natural. Ello plantea a nuestra especie importantes desafíos, en el sentido elemental de al menos poder alimentar correctamente a toda esta población, y también en el sentido de poder brindar a las personas aunque más no sean condiciones mínimas de abrigo, vivienda, sanidad, esparcimiento. No podemos quedarnos en las chiquitas. Debemos mejorar nuestra eficiencia en muchos aspectos, también en el sector educativo, pero también sin duda en aspectos burocráticos y financieros. El hombre como especie ha alcanzado logros notables en materia por ejemplo de la conquista del espacio exterior. E incluso varios astronautas estadounidenses pusieron sus pies sobre la Luna hace algunos años. Y frente a estos logros, mantenemos rutinas burocráticas propias del Imperio Napoleónico del siglo XVIII. Y vuelvo a hacer aquí un paréntesis para relatar una anécdota personal. Hice mis estudios de maestría y de doctorado en Francia, así que en ese país viví unos cuantos años. Y a mi regreso a Uruguay traje algunos efectos personales que requerían un trámite de Aduana. Muy bien, por cierto fui e inicie el expediente correspondiente en una oficina en el Puerto de Montevideo, y allí firmé unos cuantos formularios, los cuales abotonaron en una carpeta, le pusieron una banda de seguridad, un número de expediente, unos cuantos tampones, y me devolvieron todo el legajo. Y la verdad no entendí porqué me devolvían el legajo, pues lo que yo pensaba es que el expediente se iba a quedar en esa oficina, para luego cumplir cierto trámite burocrático, hasta que finalmente se me autorizara el retiro de la mercadería que se encontraba en un contenedor. Entonces la funcionaria me explicó que mi expediente debía pasar por unas veinte oficinas diferentes, y que por supuesto estaba previsto un correo interno para llevar el legajo de una oficina a otra. Pero claro, si yo prefería que se usara ese procedimiento, y como el correo interno funcionaba solamente una vez por día, tendría una resolución favorable o desfavorable para mi trámite en unos cuarenta o cincuenta días hábiles. Ahora bien, a los despachantes de aduana y a los propios interesados se les entregaba en mano los expedientes, y ellos podían ir llevándolos de una oficina a otra, y así, disponiendo tal vez de unas seis a ocho horas repartidas en dos mañanas, podría obtenerse resolución para el expediente, y el retiro inmediato de la mercadería. Con esta pintoresca historia quiero poner énfasis que las administraciones públicas y aún las privadas manejan aún procedimientos burocráticos muy alejados de las posibilidades actuales de los ordenadores, pues obviamente procesos como el recién detallado no ocurren únicamente en la Aduana de Uruguay. En el área de la salud por ejemplo, en lo personal me atiendo en una institución privada, pero claro, cuando 6 / 8 - Autor: Juan Carlos Anselmi Elissalde Digimundo al servicio de la comunidad, Digimundo atendiendo necesidades de los usuarios
  7. 7. mi médico me manda exámenes de laboratorio, debo ir personalmente en ayunas o en las condiciones indicadas a realizarme los análisis, pero unos días después debo ir a buscar los resultados, que en mi presencia imprimen con un ordenador, me lo entregan, y así luego puedo yo llevar ese papelito a mi médico. Y si extravío ese inofensivo certificado, claro, como lo descargan del ordenador de mostrador en cuarenta y ocho horas, tengo que seguir todo un procedimiento de resultado incierto, que parece haber sido escrito por François-Marie Arouet (Voltaire) en alguna de sus obras de mordaz crítica social. Así que si el examen no es muy complejo ni agresivo, en situaciones de extravío como la indicada, más vale repetirlo que andar tratando de lograr un duplicado. Por cierto, estoy convencido que conviene aplicar tecnología de punta en muchas situaciones educativas, porque ello de una manera o de otra redundará en un mejor nivel y manejo de la educación. Pero no por desarrollar tecnologías tan novedosas y modernas, dejemos de lado otros aspectos que por cotidianos y frecuentes no nos damos cuenta de los absurdos que contienen, y de lo sencillo y práctico que sería modernizarlos. Y ya para terminar este segundo desvío, remato que en líneas generales lo que complica es el soporte papel para la información, para los libros, incluso para el dinero, pues los papeles pueden ser fácilmente procesados por los humanos con apoyo de su vista y de su inteligencia, aunque ello complica considerablemente algún tipo de procesamiento automático a través de máquinas. ¿Cómo democratizar y popularizar el uso de la tecnología digital? Interesante pregunta. Sugestiva interrogante. Bueno, la primera idea podría ser educar, educar, y educar, y popularizar el uso del ordenador en todos los niveles de la enseñanza. Y esta estrategia no está del todo errada, y sin duda podría ser una buena cosa, para un país central, y también para un país periférico De todas formas, no creo que ello sea lo único que pueda hacerse. Veamos, el teléfono es una tecnología de comunicación que se ha integrado bastante bien a nuestra vida cotidiana. Ciertamente lo utilizamos durante nuestra etapa de estudiante, y también lo utilizamos para muchas cosas más, en nuestras relaciones familiares, en nuestras actividades laborales y profesionales, etcétera, etcétera. Con los ordenadores habría que lograr algo similar. Por cierto en lo personal veo muy interesantes posibilidades para aplicar la informática en el sector educativo, pero también observo trascendentes oportunidades para concretar trámites, para hacer pagos, para evitar desplazamientos, etcétera. Claro, no nos olvidemos que no todo el mundo tiene acceso a Internet, y que no todo el mundo sabe usar una computadora, aunque sea en forma superficial. Y esto realmente plantea un problema. Muy posiblemente este tipo de gente quiera aferrarse 7 / 8 - Autor: Juan Carlos Anselmi Elissalde Digimundo al servicio de la comunidad, Digimundo atendiendo necesidades de los usuarios
  8. 8. a los procedimientos actualmente establecidos. Podrán decir por ejemplo: “No me compliquen, estoy acostumbrado a recibir mi factura en mi casa, y a pagarla luego en el supermercado; no me van a convencer diciéndome que hay otros procedimientos más cómodos y ágiles y seguros; deseo seguir de esta forma, y punto”. Muy bien, no hay otra cuando se piense en modernización y en economía burocrática para las empresas, que dar la opción al usuario de pagar por el viejo sistema o por el nuevo, o de hacer un trámite por el viejo sistema presencial o por el nuevo sistema vía Internet. Y como elemento ordenador y en apoyo del nuevo método, hay que trasladar al usuario el ahorro que haga la empresa por el uso de la nueva tecnología y de la nueva metodología. Lo que se quiere decir con esto es que el usuario que opte por el nuevo sistema pagará menos que el que permanezca en el viejo sistema. Así, si se desea continuar recibiendo la factura impresa en el domicilio, perderá un descuento. Así, si el propio usuario solicita la factura impresa en un local, perderá un descuento un poco menor que en el caso anterior. Así, si el propio usuario paga la factura en algún lado con cheque o con dinero efectivo, perderá un determinado descuento. Pero si el usuario paga la factura a través de un procedimiento automático, y si recibe la factura electrónica con el detalle en un buzón electrónico o por algún otro procedimiento virtual, retiene el máximo descuento. Con este sistema es de esperar que con el correr del tiempo un número importante de usuarios adhiera al procedimiento que le resulta más económico, que además será el más ágil y seguro y moderno. Y si alguien no tiene acceso a Internet o no sabe manejarse con Internet, bueno, o tendrá que perder ese descuento, o deberá pedirle a un familiar, tal vez un hijo o un nieto, a que le haga la gauchada. Y listo. La mejor manera de democratizar y popularizar el uso de las computadoras, es introducirlo en la educación, pero también y paralelamente, hacer que el uso directo o indirecto de un ordenador sea algo útil, cotidiano, frecuente, y que además otorgue un plus, y que además provea un beneficio monetario a quienes procedan de esta forma. El dinero es el gran ordenador de nuestra vida social y de nuestros intercambios, y por tanto debemos usarlo inteligentemente para el propio beneficio societario. Probablemente con una estrategia integral de este tipo será que lograremos producir gente mejor organizada, informada, eficiente, productiva, y con real y versátil capacidad para solucionar problemas. Que algunos por desidia, por comodidad, por inercia, por incapacidad, no podrán o no querrán sumarse al grupo de avanzada. Ciertamente así será tal vez en unos cuantos casos, pero entonces o bien que ellos paguen más por este servicio extra (o que se beneficien con menores descuentos), o bien que deleguen este asuntillo en una persona de confianza que sepa manejarse con los ordenadores y con Internet. 8 / 8 - Autor: Juan Carlos Anselmi Elissalde Digimundo al servicio de la comunidad, Digimundo atendiendo necesidades de los usuarios

×