Successfully reported this slideshow.
Your SlideShare is downloading. ×

Rosario en iconos (occidental).pdf

Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Loading in …3
×

Check these out next

1 of 76 Ad

Rosario en iconos (occidental).pdf

Download to read offline

El Santo Rosario, esa humilde oración que con tan gran afecto rezamos cada día millones de cristianos, es, sin duda, la oración por excelencia de la Santísima Virgen María. Ella, incluso, en varias de sus apariciones, nos ha pedido su rezo diario por nosotros mismos y por las necesidades del mundo entero.

Los diferentes Misterios del Santo Rosario nos conducen hasta donde ella quiere llevarnos, hasta la contemplación de su amado Hijo y Señor Nuestro, Jesucristo. Porque ella quiere ser camino que nos conduzca hasta su Amor. Ella es Madre.

El Santo Rosario, esa humilde oración que con tan gran afecto rezamos cada día millones de cristianos, es, sin duda, la oración por excelencia de la Santísima Virgen María. Ella, incluso, en varias de sus apariciones, nos ha pedido su rezo diario por nosotros mismos y por las necesidades del mundo entero.

Los diferentes Misterios del Santo Rosario nos conducen hasta donde ella quiere llevarnos, hasta la contemplación de su amado Hijo y Señor Nuestro, Jesucristo. Porque ella quiere ser camino que nos conduzca hasta su Amor. Ella es Madre.

Advertisement
Advertisement

More Related Content

Recently uploaded (20)

Advertisement

Rosario en iconos (occidental).pdf

  1. 1. Rosario en iconos
  2. 2. 1. Hacer el signo de la cruz y rezar el símbolo de los apóstoles o el acto de contrición 2. Rezar el Padrenuestro 3. Rezar 3 Avemarías y Gloria 4. Anunciar el primer misterio. Rezar el Padrenuestro 5. Rezar 10 Avemarías, Gloria y Jaculatorias 6. Anunciar el segundo misterio Rezar el Padrenuestro 7. Rezar 10 Avemarías, Gloria y Jaculatorias 8. Anunciar el tercer misterio. Rezar el Padrenuestro 9. Rezar 10 Avemarías, Gloria y Jaculatorias 10. Anunciar el cuarto misterio. Rezar el Padrenuestro 11. Rezar 10 Avemarías, Gloria y Jaculatorias 12. Anunciar el quinto misterio. Rezar el Padrenuestro 13. Rezar 10 Avemarías, Gloria y Jaculatorias Como rezar el Rosario
  3. 3. Por la señal (✝) de la Santa Cruz de nuestros enemigos (✝) líbranos, Señor (✝) Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
  4. 4. Símbolo de los apóstoles Creo en Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.
  5. 5. Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. R. El pan nuestro de cada día dánosle hoy; perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén. Dios Te Salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre Jesús. R. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.
  6. 6. Jaculatorias V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. R. Como era en un principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén. V. María Madre de gracia, Madre de misericordia. R. En la vida y en la muerte, ampáranos gran Señora. No te olvides de nosotros en aquella última hora. Oh Jesús mío, perdona nuestras deudas, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia.
  7. 7. Jaculatorias V. Sagrado corazón de Jesús. R. En voz confió. V. Dulce corazón de María. R. Se la salvación del alma mía. V. Bendito San José. R. Aumenta nuestra fe y protégenos.
  8. 8. Misterios Gozosos Lunes y Sábados
  9. 9. Primer Misterio La anunciación del Angel a la Virgen María
  10. 10. Y habiendo entrado el Ángel a donde ella estaba, le dijo: Salve llena de gracia, el Señor es contigo. Ella se turbó al oír estas palabras, preguntándose qué podría significar aquel saludo. El Ángel le dijo: Tranquilízate, María, que Dios te ha concedido su favor. Pues, mira, vas a concebir, darás a luz un hijo y pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará hijo del Altísimo y el Señor Dios le dará el trono de David su antepasado; reinará para siempre en la casa de Jacob y su reinado no tendrá fin. Lucas 1, 28-S.S.
  11. 11. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  12. 12. Segundo Misterio La visita de la Virgen a Santa Isabel
  13. 13. En cuanto oyó Isabel el saludo de María, la criatura dio un salto en su vientre. Llena del Espíritu Santo, dijo Isabel con fuerte voz: ¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre. ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Lucas 1,41-42
  14. 14. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  15. 15. Tercer Misterio El nacimiento de Jesús
  16. 16. Y dió a luz a su hijo primogénito y envolvióle en pañales, y recostóle en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada. Lucas 2,7
  17. 17. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  18. 18. Cuarto Misterio La presentación del Niño Jesús en el Templo
  19. 19. Cumplido asimismo el tiempo de la purificación de la madre, según la ley de Moises, llevaron al niño a Jerusalén, para presentarle al Señor. Lucas 2, 22-23
  20. 20. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  21. 21. Quinto Misterio El Niño perdido y hallado en el Templo
  22. 22. Cuando Jesús cumplió doce años subieron a las fiestas, según la costumbre, y cuando éstas terminaron, al volverse ellos, el niño Jesús se quedó en Jerusalén sin que sus padres lo supieran. Estos, creyendo que iba en la caravana, al terminar la primera jornada se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; y, como no lo encontraban, volvieron a Jerusalén en su busca. A los tres días lo encontraron, por fin, en el templo, sentado entre los maestros escuchándolos y haciéndoles preguntas. Lucas 2, 42-47
  23. 23. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  24. 24. Misterios Luminosos Jueves
  25. 25. Primer Misterio El bautismo de Jesús en el Jordán
  26. 26. Vino Jesús de Galilea al Jordán y se presentó a Juan para ser bautizado por él. Juan se oponía diciendo: Yo soy quien debe ser por ti bautizado, ¿y vienes tú a mí? Pero Jesús le respondió: Déjame obrar ahora, pues conviene que cumplamos toda justicia. Entonces Juan se lo permitió. Bautizado Jesús, salió pues del agua; y he aquí que se abrieron los cielos, y vio al Espíritu de Dios decender como paloma y venir sobre él, mientras una voz del cielo decía:«Este es mi hijo amado, en quien tengo mis complacencias». Marcos 16, 1-7
  27. 27. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  28. 28. Segundo Misterio La autorevelación de Jesús en las bodas de Caná
  29. 29. Al tercer día hubo una boda en Caná de Galilea, y estaba allí la madre de Jesús. Fue invitado también Jesús con sus discípulos a la boda. No tenían vino, porque el vino de la boda se había acabado. En esto dijo la madre de Jesús a éste: No tienen vino. Díjole Jesús: Mujer, ¿que nos va a ti y a mí? No es aún llegada mi hora. Dijo la madre a los servidores: Haced lo que Él os diga. Había allí seis tinajas de piedra para las purificaciones de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres metretas. Díjoles Jesús: Llenad las tinajas de agua. Las llenaron hasta el borde, y El les dijo: sacad ahora y llevad al maestresala. Se lo llevaron, y luego que el maestresala probó el agua convertida en vino- él no sabía de dónde venía, pero lo sabían los servidores, que habían sacado el agua-, llamó al novio y le dijo: Todos sirven primero el vino bueno, y cuando están ya bebidos el peor; pero tú has guardado hasta ahora el vino mejor. Juan 2, 1-10
  30. 30. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  31. 31. Tercer Misterio El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión
  32. 32. Después que Juan fue preso vino Jesús a Galilea y diciendo: Cumplido es el tiempo, y el reino de Dios está cerca; arrepentíos y creed en el Evangelio. Marcos, 1, 14-15
  33. 33. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  34. 34. Cuarto Misterio La Transfiguración
  35. 35. Pasados seis días, tomó Jesús a Pedro, a Santiago y a Juan, y los condujo solos a un monte alto y apartado y se transfiguró ante ellos. Sus vestidos se volvieron resplandecientes, muy blancos, como no los puede blanquear un lavandero sobre la tierra. Y se les aparecieron Elías y Moisés, que hablaban con Jesús. Marcos, 9, 2-4
  36. 36. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  37. 37. Quinto Misterio La institución de la eucaristía
  38. 38. Mientras comían, tomó pan, y bendiciendolo, lo partió, se lo dio y dijo: Tomad, éste es mi cuerpo. Tomando el cáliz, después de dar gracias, se lo entregó, y bebieron de él todos. Y les dijo: Esta es mi sangre de la alianza, que es derramada por muchos. Marcos 14, 22-25
  39. 39. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  40. 40. Misterios Dolorosos Martes y Viernes
  41. 41. Primer Misterio La oración de Jesucristo en el huerto
  42. 42. Al llegar al sitio, les dijo: orad para que no entréis en tentación. Se apartó de ellos, alejándose como a un tiro de piedra, y se puso a orar diciendo: Padre, si quieres, aparta de mí este cáliz; pero, que no se haga mi voluntad sino la tuya. Se le apareció un ángel del cielo, que lo animaba. Lleno de angustia oraba con más instancia; y sudó como gruesas gotas de sangre, que corrían hasta la tierra. Lucas 22, 40-44
  43. 43. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  44. 44. Segundo Misterio La flagelación
  45. 45. Entonces tomó Pilato a Jesús y lo mandó a azotar. Juan 19, 1
  46. 46. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  47. 47. Tercer Misterio La coronación de espinas
  48. 48. Entonces los soldados del gobernador, tomando a Jesús, lo condujeron al pretorio, y, reuniendo en torno a Él a toda la cohorte, y despojándole de sus vestiduras, le echaron encima una clámide de púrpura, y tejiendo una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza, y en la mano una caña; (…) Mateo 27, 27-29
  49. 49. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  50. 50. Cuarto Misterio Jesús con la cruz a cuestas
  51. 51. Tomaron, pues, a Jesús, que llevando su cruz, salió al sitio llamado Calvario, que en hebreo se dice Gólgota. Juan 19, 17
  52. 52. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  53. 53. Quinto Misterio La crucifixión y muerte de Jesucristo
  54. 54. Era ya como la hora de sexta, y las tinieblas cubrieron toda la tierra hasta la hora de nona, oscureciose el sol y el velo del templo se rasgó por medio. Jesús, dando una gran voz, dijo: Padre en tus manos entrego mi espíritu; y diciendo esto, expiró. Lucas 23, 44-46
  55. 55. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  56. 56. Misterios Gloriosos Miercoles y Domingo
  57. 57. Primer Misterio La resurrección
  58. 58. Pasado el sábado, María Magdalena, y María la de Santiago, y Salomé compraron aromas para ir a ungirle. Muy de madrugada, el primer día después del sábado, en cuanto salió el sol, vinieron al monumento. Se decían entre sí: ¿Quién nos removerá la piedra de la entrada del monumento? Y mirando, vieron que la piedra estaba removida; era muy grande. Entrando en el monumento, vieron a un joven sentado a la derecha, vestido de una túnica blanca, y quedaron sobrecogidas de espanto. El les dijo: No os asustéis. Buscabais a Jesús Nazareno, el crucificado, no está aquí; mirad el sitio en que le pusieron. Pero id a decir a los discípulos y a Pedro que os precederá a Galilea: allí le veréis, como os ha dicho. Marcos 16, 1-7
  59. 59. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  60. 60. Segundo Misterio La ascensión de Jesucristo al cielo
  61. 61. El Señor Jesús, despues de haber hablado con ellos, fue levantado a los cielos y está sentado a la diestra de Dios. Marcos 16, 19
  62. 62. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  63. 63. Tercer Misterio La venida del Espíritu Santo
  64. 64. Al cumplirse el día de Pentecostés, estando todos juntos en un lugar, se produjo de repente un ruido proveniente del cielo como el de un viento que sopla impetuosamente, que invadió toda la casa en que residían. Aparecieron, como divididas, lenguas de fuego, que se posaron sobre cada uno de ellos, quedando todos llenos del Espíritu Santo; y comenzaron a hablar en lenguas extrañas, según el Espíritu les otorgaba expresarse. Hechos de los Apóstoles 2, 1-4
  65. 65. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  66. 66. Cuarto Misterio La asunción de la Virgen María al cielo
  67. 67. En esto apareció un gran prodigio en el cielo: una mujer vestida de sol, y la luna debajo de sus pies, y en su cabeza una corona de doce estrellas (…) Apocalipsis 12, 1
  68. 68. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  69. 69. Quinto Misterio La coronación de Nuestra Señora
  70. 70. Tú eres la gloria de Jerusalén, tú la honra de nuestra nación. Porque te has portado con varonil esfuerzo y has tenido un corazón constante. Judith 15, 10-11
  71. 71. Padre Nuestro Ave María x 10 Gloria
  72. 72. Dios te salve reina y madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a ti llamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra. Vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.
  73. 73. Señor, ten piedad de nosotros. Jesucristo, ten piedad de nosotros. Señor, ten piedad de nosotros. Jesucristo, óyenos. Jesucristo, escúchanos, Dios Padre celestial, ten piedad de nosotros. Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros. Santísima Trinidad, que eres un solo Dios, ten piedad de nosotros. Santa María, ruega por nosotros (*) Santa Madre de Dios, (*) Santa Virgen de las Vírgenes, Madre de Jesucristo, Madre de la divina gracia, Madre purísima, Madre castísima, Madre Virgen, Madre Incorrupta, Madre Inmaculada, Madre Amable, Madre Admirable, Madre del Buen Consejo, Madre del Creador, Madre del Salvador, Virgen prudentísima, Virgen digna de veneración, Virgen digna de alabanza, Virgen Poderosa, Virgen Clemente, Virgen Fiel, Espejo de Justicia, Trono de la eterna sabiduría, Causa de nuestra alegría, Vaso espiritual, Vaso de honor, Vaso de insigne devoción, Rosa Mística, Torre de David, Torre de marfil, Casa de oro, Arca de la Alianza, Puerta del cielo, Estrella de la mañana, Salud de los enfermos, Refugio de los pecadores, Consoladora de los Afligidos, Auxilio de los cristianos, Reina de los Ángeles, Reina de los Patriarcas, Reina de los Profetas, Reina de los Apóstoles, Reina de los Mártires, Reina de los Confesores, Reina de las Vírgenes, Reina de todos los Santos, Reina concebida sin pecado original, Reina llevada al cielo, Reina del Santo Rosario, Reina de la Paz. v/. Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo. r/ . Perdónanos, Señor. v/. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. r/. Escúchanos, Señor. v/. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros. Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios; no desprecies nuestras súplicas en nuestras necesidades; antes bien, líbranos de todos los peligros, Virgen Gloriosa y Bendita. v/. Ruega por nosotros , Santa Madre de Dios. r/. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Letanías lauretanas
  74. 74. ¡Oh Dios!, tú único Hijo nos ha conseguido con su muerte y resurrección los bienes de la salvación eterna: concédenos que, venerando estos misterios en el Santo Rosario de la Virgen María, imitemos aquello que contienen y obtengamos aquello que prometen. Por Jesucristo nuestro Señor. R: Amén.
  75. 75. V. Oremos por nuestro Sumo Pontifice N. Padre nuestro, Ave María y Gloria. Oremos por los fieles difuntos. V. Dales Señor, el descanso eterno. R.Y que brille para ellos la luz perpetua. V. Descansen en paz. R. Amén.
  76. 76. Preces finales V. Reina del Sacratísimo Rosario. R. Ruega por nosotros. V. Con su descendencia pia. R. Nos bendiga la Virgen María. V. Oh María sin pecado concebida. R. Ruega por nosotros que recurrimos a Vos. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. R: Amén.

×