Refugios (clifton)

377 views

Published on

Published in: Lifestyle
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
377
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Refugios (clifton)

  1. 1. LOS REFUGIOS SON INUTILES HASTA QUE SE REDUCE SU NECESIDAD Merritt Clifton Editorial de Animal People, noviembre de 2003. "Vivimos en un remoto y abandonado rincón del infierno, pobres y sumidos en una profunda depresión," alguien se lamenta a nosotros casi a diario. "Nunca hemos tenido esterilizaciones ni vacunaciones gratuitas o baratas para nuestras mascotas, por no hablar de un programa «esterilizar y soltar» para gatos y perros callejeros. La gente envenena y dispara con impunidad a perros y a gatos. El cazador de perros vende carne de perro, cuero de perro, pieles de gato y animales vivos para laboratorios. Millones de animales están en urgente necesidad. Por favor, ayúdenos a financiar un refugio para albergar a cien de ellos". Tales súplicas son desgarradoras, pero bajo tales circunstancias, el financiamiento y funcionamiento de un refugio no tiene sentido, es inútil, y probablemente solamente reacomode la miseria en ese lugar particular del infierno de olor acre, atestado y con animales muertos de hambre. Ninguna comunidad humana, en ningún lugar, debe ni siquiera pensar en fundar un refugio a menos que reciba el terreno en regalo o herencia, y el dinero necesario para construir y mantener el refugio sin divertir los recursos para la esterilización, vacunación y educación pública. Más adelante, si tienen éxito la esterilización, vacunación y educación pública, el abrir refugios adecuados en lugares convenientes pudiera valer la pena. Pero hasta que no se aprecie una reducción marcada en el número de perros y gatos sin hogar, y hasta que el público no demuestre simpatía y tolerancia crecientes hacia ellos, tiene poco sentido invertir fondos en los refugios. Afortunadamente, dar prioridad a la esterilización, vacunación y educación pública es la manera menos costosa de empezar. La educación pública puede comenzar con tan poco como un voluntario que comparta sus conocimientos verbalmente. Proporcionar esterilización y vacunación de bajo costo o gratuita requiere pagar a veterinarios, lo cual hace necesario recolectar dinero, pero no requiere la construcción o compra de una clínica, ya sea fija o móvil, hasta que existan fondos disponibles. Con excepción de la contratación de veterinarios, la inversión más útil en el programa de esterilización y de vacunación es, generalmente, la transportación de los animales hacia y desde los lugares donde se encuentran los veterinarios, en donde haya ancianos, discapacitados y personas pobres que no tengan transporte propio. Si no se dispone de voluntarios con vehículos, se pueden alquilar furgonetas según se necesiten. La captura de perros y gatos callejeros para la esterilización y vacunación se puede hacer con voluntarios en caso de necesidad. Todo este trabajo debe hacerse antes de pensar en construir refugios, porque aunque los amantes de los animales no puedan permitirse la esterilización y vacunación, o no sean suficientemente responsables para realizarlas, aún son necesarias. Ignorar esto es como hacer caso omiso del fuego en la casa del vecino porque se sabe que él fuma en la cama. El vecino podrá ser educado en un comportamiento más responsable, pero de cualquiera manera el fuego debe ser extinguido.   55
  2. 2. Si la esterilización y la vacunación se promueven correctamente, y la educación pública es acertada, una comunidad nunca necesitará de refugios convencionales para el control de animales. El enfoque más acertado que haya conocido Animal People para prevenir superpoblaciones de perros y gatos en áreas pobres y alejadas es "Sin matanza, ni refugio" iniciado en Costa Rica por Alex Valverde, médico veterinario; Gerardo Vicente, médico veterinario y Christine Crawford, fundadora del proyecto McKee. Hemos cavilado tanto sobre esto, que recientemente invitamos al Dr. Vicente para que hablara en la Conferencia Asia for Animals, en Hong-Kong, y después para dar un viaje por la India como conferencista. Vicente, al igual que Valverde, es ex presidente del Consejo de Veterinarios de Costa Rica. Desde sus conocimientos de salud pública, y con esa perspectiva, Vicente acentúa el hecho de nada puede ser logrado sin el apoyo de la comunidad. La opinión pública debe entender el proyecto contra la superpoblación de animales de compañía, y debe sentirse inspirada a cooperar con él. Esto excluye actitudes y retóricas que culpan al público, y que persisten también entre muchos protectores de animales, especialmente los que mantienen refugios que perciben como bastiones contra un mundo cruel e insensible al cual no quisieran pertenecer. Vicente precisa orgulloso que Costa Rica no tiene ningún refugio animal, que ha cerrado los que tuvo alguna vez, y que no los desea ni necesita más. Como Vicente explica, cualquier tipo de refugio consume gran cantidad de dinero en su construcción y funcionamiento. Aún en los Estados Unidos, un gasto de dos mil millones de dólares al año, consumidos por los refugios para animales entre inversión pública y de organizaciones no lucrativas, no cubren las necesidades de refugio para todas las comunidades. De hecho, después de más de 125 años de iniciada la construcción de refugios, la mitad de los condados rurales de los Estados Unidos no tienen ningún refugio, ni público ni privado, y se ha demostrado que es inútil la construcción de edificios para refugios, porque no es posible proveer suficiente espacio para tener todos los perros y gatos sin hogar mientras se reproduzcan libremente y se alimenten intencionalmente. Tampoco es posible reducir el número de perros y gatos matando el exceso. En los Estados Unidos se demostró ampliamente ese error durante el siglo XX, donde probablemente se capturaron y mataron más perros y gatos en los refugios, que la suma de todos los perros y gatos que fueron comidos en Asia. Solamente en los últimos doce años disminuyó la matanza en los refugios de los Estados Unidos por debajo de ese volumen espantoso. No importa cuántos perros y gatos se maten, el resto fértil se encargará de criar rápidamente hasta volver a tener la máxima capacidad del hábitat. " Las áreas pobres, las áreas rurales, y los países en desarrollo", acentúa Vicente, "no pueden permitirse repetir los errores de los países ricos. Los refugios de animales siempre se convertirán en mataderos", precisa Vicente, "si la reproducción de perros y gatos no es controlada previamente a la construcción de los refugios". Si se controla la población, que debe ser siempre la prioridad, los relativamente pocos animales que requieran cuidado especial podrían ser albergados eficientemente en las ciudades, y no sólo en las mayores, en refugios administrados por sociedades humanitarias no lucrativas, en hogares adoptivos y otros albergues. Esto es especialmente verdad en áreas alejadas y rurales, donde la distancia para viajar hasta un refugio central tiende a convierte en un incentivo para abandonar los animales en otro lugar.   56
  3. 3. En lugar de gastar dinero en mantener refugios en comunidades que carecen de concentración de donantes y personas dispuestas a adoptar, que hagan los refugios económicamente viables, los protectores de animales necesitan establecer redes que permitan recoger cualquier animal que pueda ser adoptado, con un esfuerzo razonable, después de ser capturado por la organización de control animal del gobierno, para ser entregado al hogar adoptivo más apropiado. La oficina que coordine esta tarea no necesita tener más que un escritorio, un teléfono, conexión a Internet, conocimientos técnicos para asegurarse de que el hogar adoptivo esté equipado para proporcionar una atención de calidad, y la capacidad de recolectar fondos para ayudar a los voluntarios a cubrir sus gastos, incluyendo los gastos de esterilización y vacunación inmediata a todos los animales recogidos. Las adopciones se pueden lograr de cuatro maneras diferentes sin necesidad de tener un refugio: • Usando los programas de adopción de las súper tiendas de mascotas, por ejemplo: PETSMART y Petco, dondequiera que existan. • Organizando frecuentemente eventos de adopción en lugares públicos concurridos. • Publicando fotos de los animales en sitios Web para anunciar la disponibilidad de animales. • En sociedad con algún centro de adopción grande en una gran ciudad, que pueda colocar perritos y gatitos. Actualmente, muchos refugios en las grandes ciudades de los Estados Unidos, Canadá y Europa occidental tienen escasez de animales altamente adoptables, aunque todavía ninguna escasez general. Sin embargo, protectores de animales en lugares alejados y rurales, junto a otros en distintas partes del mundo, todavía están recibiendo un número enormes de perritos y gatitos de pequeña edad, y de perros de pequeño tamaño. Transferir estos animales a centros de adopción, en intercambio con fondos para esterilización, conviene a ambos y permite a los centros de adopción competir con éxito por su "cuota de mercado" contra las tiendas de animales de compañía que venden animales no esterilizados y no vacunados. Cuando y cómo construir un refugio. Después de una esterilización y vacunación exitosas, cuando se esté aplicando un programa de educación, se puede comenzar a abrir refugios como centros adopción. Un centro de la adopción es un refugio con un surtido de animales, aunque los más exitosos se parecen más a boutiques de moda que a refugios convencionales. Se debe exhibir una cantidad relativamente pequeña de perros y gatos adoptables, en un lugar conveniente, donde fácilmente atraigan la atención esos animales felices y sanos. Y mientras esperan por la adopción pueden recibir cualquier tipo de entrenamiento conveniente para vivir en un hogar. El centro de adopción no se debe utilizar para cuidados a largo plazo, ni para una gran cantidad de animales, porque ofrecer muchos animales tiende a impedir la decisión de adoptivos potenciales. Si los animales no pueden ser colocados rápidamente, no deben dejarse en un centro de adopción. La idea de un centro de adopción es ayudar a reducir el número de animales en custodia, y ayudar a ocupar vacantes, con animales esterilizados y vacunados. Los animales que no se adopten rápidamente, deben regresar nuevamente a los centros de cuidado.   57
  4. 4. Un programa acertado de adopción --o cualquier buen programa de refugio-- no puede operar desde aburridos pasillos infestados de jaulas de cemento y acero, apestosas, ruidosas y cercanas al basurero de la ciudad. La colocación de animales para adopción en buenos hogares requiere tratarlos como si valieran. Trate a los animales como si valieran y la gente los deseará. La manera como las organizaciones humanitarias tratan a los animales será percibida, por defecto, como el estándar comunitario del cuidado a los animales de compañía. Hay que comprender que los perros y los gatos no se vuelven locos por estar en un refugio demasiado tiempo. Se vuelven locos porque científicos desequilibrados, cuyo único objetivo fue volver locos a perros y gatos, no pudieron diseñar ningún instrumento más apropiado para ello que los refugios tradicionales. La perrera típica con piso de cemento, paredes de barrotes y techo de zinc es una atrocidad, un diseño básico nos viene de las cuadras de caballos de la edad media, donde se guardaban a las jaurías de caza. Los perros necesitan compañeros compatibles, espacio para correr, seguridad para no ser observados por perros extraños, aire libre y luz. Muchos tienen el impulso de cavar, especialmente cuando están nerviosos. Dar a un animal lo que necesita es una manera muy fácil de mantenerlos felices y sanos. Prive a un perro de cualquiera de estas cosas y pronto lo tendrá enfermo y desesperado. Si se enseña a una comunidad a privar a los perros de sus necesidades, se tendrá una comunidad con de perros inadaptados que serán entregados a los refugios o tirados a las calles. Los gatos necesitan trepar y prefieren el silencio. No hay animal más fácil de cuidar que un gato. Incluso los grandes monos en los parques zoológicos tienen gatos como animales de compañía, y aún los tuvo el oso grizzli, ya desaparecido. Desafortunadamente, los grandes monos y el oso parecen tener un mejor sentido de lo que necesita un gato que muchos directores de refugios. GENTE ANIMAL visita frecuentemente sociedades humanitarias llenas de gatos nerviosos, aterrorizados, moqueando y con ojos llorosos, a veces confinados a celdas estilo laboratorio, del tamaño de un horno microonda, que tienen que estar oyendo durante veinticuatro horas al día los ladridos de perros enloquecidos. Si los egipcios antiguos tenían razón en decir que los seres humanos deben comparecer frente a un gato el día del juicio final, algunos directores de refugios tendrán que pasar una eternidad muy caliente. Si se mantiene a perros y gatos en instalaciones que parecen cárceles, con olores de fosa maura y sonidos infernales, los perros y gatos en varias millas alrededor serán tratados como almas condenadas, porque el refugio está enviando el mensaje de que la comunidad humana considera justo ese tratamiento. Trate a perros y gatos como invitados de honor y la comunidad se acercará a ese estándar. Finalmente, después que una comunidad haya alcanzado una esterilización y vacunación eficaces, así como programas de educación humanitaria e instalaciones para adopción que exponen a los animales más fácilmente adoptables, y cuando se obtengan recursos adicionales, es que se puede comenzar un santuario para los relativamente pocos animales que no pueden ser adoptados, cuando el resto de los componentes del sistema "sin matanza" están funcionando correctamente. La gente se deshace de los animales de compañía por diversas razones. No importa si pensamos que no son razones válidas, es un hecho que debemos aceptar. Muchos se dan por vencido, no porque no sean amantes de los animales, sino porque están desesperados: han perdido el trabajo, el hogar, el animal ha mordido o arañado a un niño, el esposo odia al   58
  5. 5. animal, el propietario está amenazando con el desahucio o quien se encargaba del animal ha fallecido. Si la gente sabe que su animal va a encontrar otro hogar o un santuario que se ocupe de él, traerán al animal a la red de adopción y cuidado. El animal no terminará siendo abandonado con la esperanza equívoca de que tendrá una mejor oportunidad que si se lleva a un refugio que rutinariamente mate a los no adoptables. Es grato tener agencias de control que puedan responder inmediatamente a las quejas de fastidio por parte de animales y que actúen como agencias de perros y gatos perdidos. De igual manera, las agencias de un servicio humanitario completo, pueden proporcionar cuidado veterinario de emergencia, educar a las personas, rescatar animales e investigar quejas sobre crueldad. Todos estos servicios bajo un mismo techo. Sin embargo, no serían estas agencias las que terminarán con la superpoblación de perros y gatos.   59

×