Guía examen extraordinario_clrii_2013 - copia

1,771 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Guía examen extraordinario_clrii_2013 - copia

  1. 1. Guía para el examen extraordinario de: Comprensión Lectora y redacción II Profra: Norma Angélica Morales González La siguiente guía tiene como propósito que desarrolles algunos de los ejercicios de clase destinados a la identificación de los elementos estructurales de la lectura, así como el desarrollo de habilidades de comprensión y análisis de textos. a. Realiza una lectura comprensiva delos textos que se reproduce a continuación y desarrolla cada uno de los temas que se proponen al final de los mismos. Análisis de textos. ANTE LA LEY Franz Kafka Ante la ley hay un guardián. Un campesino se presenta frente a este guardián y solicita que le permita entrar en la Ley. Pero el guardián contesta que por ahora no puede dejarlo entrar. El hombre reflexiona y pregunta si más tarde lo dejarán entrar. -Es posible -dice el portero- pero no ahora. La puerta que da a la Ley está abierta, como de costumbre; cuando el guardián se hace a un lado, el hombre se inclina para espiar. El guardián lo ve, se ríe y le dice: -Si tan grande es tu deseo, haz la prueba de entrar a pesar de mi prohibición. Pero recuerda que soy poderoso. Y sólo soy el último de los guardianes. Entre salón y salón también hay guardianes, cada uno más poderoso que el anterior. Ya el tercer guardián es tan terrible que no puedo soportar su aspecto. El campesino no había previsto estas dificultades; la Ley debería ser siempre accesible para todos, piensa él, pero al fijarse en el guardián, con su abrigo de pieles, su nariz grande y aguileña, su barba larga de tártaro, rala y negra, decide que le conviene más esperar. El guardián le da un banquito y le permite sentarse a un costado de la puerta. Allí espera días y años. Intenta infinitas veces entrar y fatiga al guardián con sus súplicas. Con frecuencia el guardián conversa brevemente con él, le hace preguntas sobre su país y sobre muchas otras cosas; pero son preguntas indiferentes, como las de los grandes señores, y para terminar, siempre le repite que no puede dejarlo entrar. El hombre, que se ha provisto de muchas cosas para el viaje, sacrifica todo, por valioso que sea, para sobornar al guardián. Este acepta todo, en efecto, pero le dice: -Lo acepto sólo para que no creas que has omitido algún esfuerzo. Durante esos largos años, el hombre observa casi continuamente al guardián: se olvida de los otros y le parece que este es el único obstáculo que lo separa de la Ley. Maldice su mala suerte, durante los primeros años temerariamente y en voz alta; más tarde, a medida que envejece, sólo murmura para si. Retorna a la infancia, y como en su larga contemplación del guardián ha llegado a conocer hasta las pulgas de su cuello de piel, también suplica a las pulgas que lo ayuden y convenzan al guardián.
  2. 2. Finalmente su vista se debilita, y ya no sabe si realmente hay menos luz o si sólo lo engañan sus ojos. Pero en medio de la oscuridad distingue un resplandor, que surge inextinguible de la puerta de la Ley. Ya le queda poco tiempo de vida. Antes de morir, todas las experiencias de esos largos años se confunden en su mente en una sola pregunta, que hasta ahora no ha formulado. Hace señas al guardián para que se acerque, ya que el rigor de la muerte comienza a endurecer su cuerpo. El guardián se ve obligado a agacharse mucho para hablar con él, porque la disparidad de estaturas entre ambos ha aumentado bastante con el tiempo, para desmedro del campesino. -¿Qué quieres saber ahora? -pregunta el guardián- Eres insaciable. -Todos se esfuerzan por llegar a la Ley -dice el hombre- ¿Cómo es posible entonces que durante tantos años nadie más que yo pretendiera entrar? El guardián comprende que el hombre está por morir, y para que sus desfallecientes sentidos perciban sus palabras, le dice al oído con voz atronadora: -Nadie podía pretenderlo porque esta entrada era solamente para ti. Ahora voy a cerrarla. Fuente: Kafka, Franz. Ante la Ley. Cuentos Cortos http://teecuento.wordpress.com/2009/10/29/ante-la-ley-franz-kafka/#more-1210 Consultado el 10 de junio del 2013 La gran aguafiestas La ciencia muchas veces se nos presenta como la Gran Dadora, la que hace posible lo imposible. Nos ha permitido volar como las aves, bajar a las profundidades marinas, curar infecciones antes mortales, observar lo invisible… Parecería que no hay límites para su poder. Pero con bastante frecuencia la ciencia resulta ser, más que benefactora dadivosa, una gran aguafiestas. Y es que, a diferencia del voluntarismo, esa forma de pensamiento mágico que promete que las cosas ocurrirán sólo porque las deseamos, la ciencia suele revelar las muchas maneras en que la naturaleza no se ajusta a nuestros anhelos. Nos muestra, por ejemplo, que no podemos causar —ni tampoco, por desgracia, evitar— fenómenos naturales como los terremotos o los huracanes. Tampoco curar muchas enfermedades, como el sida, el mal de Alzheimer, la diabetes y ni siquiera el catarro… La ciencia también ha demostrado que no podemos, aunque imaginarlo sea sencillo, viajar al pasado, ni movernos más rápido que la luz, ni volvernos inmortales. No podemos tampoco, aunque nunca deja de haber quien lo intente, sacar energía de la nada. La naturaleza impone sus límites como el más avaro de los contadores, y no permite obtener de un sistema más energía que la que éste originalmente contiene. Por ello, sin importar lo que avancen la ciencia y la tecnología que deriva de ella, será siempre imposible fabricar máquinas de movimiento perpetuo. Y ni siquiera podemos aprovechar la energía disponible en forma total: muchas de las limitaciones de la naturaleza provienen de la segunda ley de la termodinámica, que afirma que "la cantidad de entropía de cualquier sistema aislado termodinámicamente tiende a
  3. 3. incrementarse con el tiempo". En otras palabras, el desorden de un sistema aislado siempre se incrementa, y la energía utilizable se transforma en calor (la forma de energía más desordenada y menos utilizable). Si nos atenemos a la imagen que se presenta en caricaturas, películas y novelas, un científico es una especie de inventor que, con sólo concentrarse y trabajar lo suficiente, puede producir máquinas que hagan cualquier cosa. Pero en el mundo real, el logro de los científicos muchas veces consiste precisamente en descubrir los límites: en revelarnos lo queno se puede lograr en este universo. Antes que el engaño de creer que el mundo se acomodará siempre a nuestros deseos —que todo es posible—, los científicos prefieren desengañarse, aun a riesgo de pasar por aguafiestas. El primer compromiso de la ciencia es, ante todo, con la realidad. Comentarios: mbonfil@servidor.unam.mx Bonfil. Martín. La Ciencia mal usada. Consultado el 12 de marzo de 2013 de: http://www.comoves.unam.mx/numeros/ojodemosca/143 Ejercicios y temas a desarrollar: 1. Tipo de texto 2. Tipos de narradores que se expresan en el texto 3. Identificación del planteamiento, nudo, clímax y desenlace 4. Identificación de palabras clave 5. Identificación de personajes (principales, secundarios y ambientales) 6. Descripción del ambiente en el que se desarrolla la historia 7. Identificación de patrones gráficos 8. Identificación de las ideas principales y secundarias por párrafo 9. Identificación de la idea central del texto 10. Identificación del autor y fuente de información 11. Mensaje del texto 12. Elabora una ficha de lectura considerando: tema, fuente, tipo de texto, palabras clave, idea principal por párrafo, idea central, interpretación y glosario 13. Estudia los temas de interpretación e inferencia Argumentación. b. Realiza una lectura comprensiva del texto que se reproduce a continuación y desarrolla cada uno de los temas que se proponen al final de la misma. Tabaco Martín Bonfil. Ojo de mosca. ¿Cómo ves?. Revista de divulgación científica. UNAM Recuperado de: http://www.comoves.unam.mx/archivo/ojomosca/ojomosca_128.html
  4. 4. El conocimiento científico sirve, entre otras cosas, para tomar decisiones informadas y con alta probabilidad de resultar acertadas. La ciencia, consecuencia natural —aunque no inevitable— del desarrollo cerebral de nuestra especie, es una herramienta de supervivencia. Pero la naturaleza humana no es sólo racional; hay otros factores que participan en las decisiones que tomamos cada día, y que a veces nos llevan a realizar acciones que van en contra de toda lógica… y de nuestro propio bienestar. Un buen ejemplo es el tabaquismo. Las plantas del género Nicotiana ya eran cultivadas por los antiguos habitantes de América hace unos 6 000. Su uso se popularizó en el mundo a partir de 1559, cuando el francés Jean Nicot (a quien la planta y su componente activo deben su nombre) envió hojas de tabaco a la reina Catalina de Medici como remedio para sus dolores de cabeza. Actualmente se calcula que unos 1 220 millones de personas fuman en el mundo. La evidencia científica de que este hábito es dañino es apabullante. Se sabe, gracias a investigaciones de la década de 1950, y confirmadas en los años 80, que el consumo de tabaco causa una serie de enfermedades: destaca el cáncer de pulmón, pero también están el enfisema, el riesgo de ataques cardiacos y obstrucción coronaria, la arterioesclerosis y el muy agresivo cáncer de boca y garganta. Estos efectos se deben principalmente a sustancias que se forman durante la combustión del tabaco, entre ellas agentes cancerígenos como benzopireno, acroleína y nitrosaminas, pero se sabe que la planta, por sus características particulares, puede incluso acumular compuestos radiactivos como plomo-210 y polonio-210 en cantidades que ponen en riesgo la salud. ¿Por qué, entonces, hay tantos fumadores? En parte porque la nicotina tiene efectos estimulantes: acelera el corazón, aumenta la atención y reduce el tiempo de reacción. En las neuronas cerebrales hay moléculas receptoras para un neurotransmisor llamado acetilcolina, que producen los efectos mencionados. La nicotina se une a esos mismos receptores y permite obtener la respuesta estimulante a voluntad (y fumar es una excelente vía de administración: desde los pulmones la nicotina pasa a la sangre y tarda sólo 10 segundos en llegar al cerebro). Además, la nicotina promueve la liberación de endorfinas y dopamina, que producen sensación de placer y contribuyen a causar adicción (reforzada por las campañas de las compañías tabacaleras, diseñadas para asociar el tabaquismo con valores como la belleza o el atractivo sexual). Cada año hay en el mundo unos cinco millones de muertes debidas al tabaco, 70% de ellas en países en desarrollo. Sabiendo todo esto, ¿por qué sigue habiendo fumadores? Queda claro que el conocimiento científico no basta para cambiar la conducta, aun cuando la vida esté de por medio. Ejercicios y temas a desarrollar: 1. Tipo de texto 2. Identificación del párrafo introductorio, de desarrollo y de conclusión 3. Identificación de palabras clave 4. Identificación de patrones gráficos 5. Identificación de las ideas principales y secundarias por párrafo 6. Identificación de la idea central del texto 7. Identificación del autor y fuente de información 8. Identificación de la justificación del tema
  5. 5. 9. Identificación de relaciones causa efecto 10. Identificación de la problemática expuesta 11. Identificación de la hipótesis 12. Identificación de los elementos argumentativos en la lectura 13. Identificación de la fuente de información 14. Elaboración de una ficha de lectura considerando: tema, fuente, tipo de texto, palabras clave, idea principal por párrafo, idea central, interpretación y glosario 14. Realiza los mismos ejercicios con la lectura del primer capítulo del libro: “Ética para Amador” de Fernando Savater. La evaluación de la materia en periodo extraordinario puede ser de la siguiente manera: Modalidad 1: Examen de comprensión lectora al 100% Modalidad 2. Examen de comprensión lectora al 60% Resolución de esta Guía 20% Análisis literarios de ambos textos (El cartero de Neruda y Ética para Amador) 20%. **NOTA IMPORTANTE: Para que proceda esta modalidad de evaluación, se debe entregar la guía y el análisis de las dos obras en conjunto, en caso de entregar sólo alguno de estos trabajos se anulará la posibilidad de acreditar bajo esta modalidad y se considerará el examen escrito al 100% Los análisis literarios deben contener. a) Ficha bibliográfica de cada obra b) Descripción de las partes del textos considerando:  Argumento o síntesis
  6. 6.  Descripción los personajes principales, secundarios y ambientales  Descripción delos diferentes escenarios  Descripción de contexto histórico que encierra la obra  Tipos de narradores que se expresan en la obra  Planteamiento  Nudo  Clímax  Desenlace  Conclusiones  Ficha de análisis de texto El desarrollo de la guía y los análisis literarios se deben presentar el día del examen, a computadora (Arial 12, interlineado 1.5 e impreso en tinta negra) con carátula y en un sólo engargolado. **Si tienes alguna duda, puedes acudir a la escuela en el horario de clase para recibir asesoría sobre estos trabajos.

×