"El problema social y de salud de las Enfermedades Raras:          transitando de la invisibilidad a la visibilidad"      ...
IntroducciónLa temática de la enfermedad rara es extremadamente sensible. Por lo general, lasenfermedades raras son patolo...
Centro Nacional de Recursos del Genoma en Santa Fe (Estados Unidos), descubrióque cada persona evaluada en el estudio, alb...
juego en casi la mitad de los casos” (5), es entendible que la dinámica familiar sufrecambios dramáticos y que el núcleo f...
mientras los ingresos se reducen drásticamente, los gastos se                  multiplicanexponencialmente de acuerdo a la...
A medida que el tiempo pasa y la familia va conociendo las dinámicas para exigir   del estado y de los intermediarios el c...
A propósito hay que decir que el paciente de enfermedad rara y su familia, terminansiendo expertos en su patología, la may...
Las Asociaciones de pacientes son agentes increíbles de cambio en términos delograr unificar las iniciativas y las voces e...
El tema es, que se estigmatiza al paciente de Enfermedad Rara, como“empobrecedor” del sistema de salud, cuando en realidad...
5. Urge la necesidad de diseñar y poner en marcha un nuevo modelo de atención      integral biopsicosocial, ya que el util...
6. FEDER, Federación Española de Enfermedades Raras. “Estudio sobre   situación de Necesidades Sociosanitarias de las pers...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

El Problema Social y de Salud de las Enfermedades Raras

14,878 views

Published on

Published in: News & Politics
  • ola me gustaria saber como me pueden ayudar tengo un familiar con paraoplejia espatica...y ningun medico nos da solucion
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

El Problema Social y de Salud de las Enfermedades Raras

  1. 1. "El problema social y de salud de las Enfermedades Raras: transitando de la invisibilidad a la visibilidad" “Mi hijo tiene una enfermedad huérfana, pero mi hijo no es huérfano. Tiene una madre y una familia, nació en un país donde la Constitución le da el derecho a la salud, que es un derecho fundamental. Tenemos que luchar por los niños y los adultos con estas enfermedades. La unión hace la fuerza” Janeth Agudelo, Colombiana, madre de niño con Síndrome de Optiz Autor Chaves Restrepo, Angela Patricia Odontóloga Universidad del Bosque Estudiante de último año de Ciencias de la Información de la Universidad del Quindío. Madre de Lucia Turriago, quien sufrió de Leucodistrofia Metacromática (enfermedad rara), por diez años. Presidenta de la Asociación Colombiana de Enfermedades Raras Presidenta de la Fundación Laes para las Leucodistrofias acr@fundacionlaes.org presidencia@acercolombia.orgResumenLa presencia de una Enfermedad Rara (ER) constituye un problema social y de salud. Secalcula que existen actualmente entre cinco mil y ocho mil enfermedades raras diferentes, queafectan a entre un 6 % y un 8 % de la población en algún momento de su vida. Aunque lasenfermedades raras se caracterizan por la baja prevalencia de cada una de ellas, la cifra totalde afectados por dichas enfermedades en Colombia, según este porcentaje, podría ser de tresmillones ochocientos mil colombianos.Sumado a su baja prevalencia, su especificidad, su diversidad, su origen genético, sudispersión geográfica, su heterogeneidad, las hace enfermedades carentes de un abordajeintegral efectivo (medico, científico, técnico, social y político), tanto para los pacientes comopara las familias y cuidadores.Por estas razones, estas enfermedades exigen un enfoque global, basado en esfuerzosespeciales y combinados de todos los actores involucrados en el tema y un acercamiento a lasituación mediante un paradigma nuevo de trabajo biopsicosocial, el cual apenas se estáempezando a definir a nivel mundial y que aún no se vislumbra en Colombia.Este artículo tiene como propósito hacer visible la problemática de las Enfermedades Raras(Ers) y el difícil camino que los pacientes y las familias deben recorrer cuando descubren quealgún miembro en su núcleo más estrecho, sufre de una Enfermedad Rara. No pretende ser untratado exhaustivo, más sí una introducción para el público común, teniendo en cuenta losaspectos tocados por estas enfermedades. De otra parte aporta conocimiento relacionado conel estado actual de las Ers en Colombia.Palabras claveColombia, Enfermedades raras, enfermedades huérfanas.
  2. 2. IntroducciónLa temática de la enfermedad rara es extremadamente sensible. Por lo general, lasenfermedades raras son patologías debilitantes con el paso del tiempo ypotencialmente mortales: “el 50% de los afectados por enfermedades raras tienen unpronóstico vital de riesgo. El 65% son graves y altamente incapacitantes. La mayoríade ellas son de carácter genético (80%), aunque no exclusivamente todas. Dos decada tres enfermedades aparecen antes de los dos años de vida” (6). Lasenfermedades raras suponen alrededor del 20 por ciento en la mortalidad infantil y el10 por ciento de las hospitalizaciones pediátricasEn general, las personas afectadas por ERs y sus familias, encuentran todo tipo deinconvenientes e incluso son mucho más frágiles desde los puntos de vistapsicológico, social, económico y cultural. Así mismo son una población invisible quedebe combatir diariamente por no naufragar, sobrellevando los estragos de laenfermedad, además de luchar por sus derechos a la información, a la inclusión, alreconocimiento y por supuesto, a servicios sociales y de salud dignos.Personalmente, experimenté de primera mano la convivencia con una Enfermedadrara por diez años, la Leucodistrofia Metacromática, una enfermedad con unaincidencia de 1:40.000 personas. Esta enfermedad fue sufrida por mi hija menor,quien falleció tempranamente a sus doce años.Ese tiempo posibilitó la experiencia de un estudio acerca de la patología y en generalde la problemática de las Enfermedades Raras en otros países, además deexperimentarla diariamente en carne propia. De ese tiempo surgió la necesidadimperiosa de que el conocimiento adquirido durante la convivencia con estaenfermedad sirviera para ayudar a otros en la misma necesidad.Además de la experiencia personal, la información plasmada en este escrito esproducto de las revisiones de literatura sobre la problemática social y de salud de lasERs y de la experiencia como presidenta de asociaciones dedicadas a trabajar conestas patologías, así como de las diversas conclusiones establecidas en los recientesForos de Enfermedades Huérfanas realizados en el primer bimestre del año 2011 enColombia.En realidad Ser Raro no es tan RaroUna enfermedad rara es “Una enfermedad que aparece poco frecuentemente oraramente en la población”. Para ser considerada como rara, cada enfermedadespecífica solo puede afectar a un número limitado de la población total, definido enEuropa como menos de 1 de entre 2.000 ciudadanos (EC Regulation on OrphanMedicinal Products). Existen otros aspectos de la definición que deben subrayarse, enese sentido. En un intento por caracterizar la problemática común a todas las ER, laUE incorpora además en su definición aspectos que se relacionan con la calidad devida, la discapacidad y la carga de enfermedad (3).A pesar de la rareza de cada enfermedad por separado, al tomar en conjunto lasincidencias de las seis mil a ocho mil enfermedades Raras, podemos concluir queunas tres millones ochocientas mil personas en Colombia tienen una enfermedad rara.Estadísticamente hablando, cada uno de nosotros es portador de 6 a 8 anormalidadesgenéticas, que son, generalmente recesivas en su transmisión. Así mismo, un estudiopara detectar la existencia de mutaciones genéticas realizado por Investigadores del
  3. 3. Centro Nacional de Recursos del Genoma en Santa Fe (Estados Unidos), descubrióque cada persona evaluada en el estudio, albergaba entre dos y tres mutaciones deenfermedad infantil grave. Aunque los científicos afirman que sus datos sonpreliminares, ponen sobre la mesa que todo el mundo debería tener acceso a pruebasgenéticas antes de concebir y no sólo en casos y enfermedades seleccionadas.Por último, es muy raro el caso en el cual, en una familia, no se haya presentado, sepresente, o aparezca en el futuro una enfermedad rara. Así que de alguna manera,aunque las enfermedades son raras, muchos son los afectados por estas y al final,cualquier familia, en alguna generación, se verá afectada tarde o temprano por una Er.Vivir con una enfermedad raraVivir con una enfermedad rara plantea retos extenuantes tanto al paciente como a lafamilia. El impacto psicológico, las altas demandas de estas enfermedades, la ausenciade cura, el desconocimiento generalizado acerca del diagnóstico o los posiblestratamientos, la falta de integralidad en la atención, los altos costos que genera mantenerla calidad de vida, son factores que golpean duramente al paciente, a la familia, al sistemade salud y a la sociedad en general.El primer problema comienza con el diagnostico. Debido a la poca prevalencia deestas enfermedades, los médicos en atención primaria e inclusive los especialistas nose encuentran debidamente entrenados para diagnosticar la enfermedad rarasubyacente a síntomas que pueden ser comunes a otras patologías, o que no puedencorrelacionarse fácilmente. La mayoría de las veces el proceso de diagnóstico es largoy poco certero. Al no recibir diagnóstico, se obtienen resultados indeseados como elno recibir atención adecuada para la enfermedad, acoger tratamientos erróneos,aparición de nuevos casos de la enfermedad en una misma familia y la muerteprematura.El diagnostico, una vez que se halla, no es comunicado adecuadamente. No existengrupos interdisciplinarios, ni presencia de psicólogos o trabajadores socialesentrenados que ayuden a paliar el dolor de saber que el hijo o familiar padece unaenfermedad rara y que morirá pronto debido a ella.Generalmente en el pasillo de un hospital o en el consultorio particular del especialistase recibe la terrible noticia, sin más información que la que el médico tenga a bien dar,muchas veces sin el debido conocimiento o información, pues el médico en sus añosde ejercicio profesional, apenas habrá visto uno o dos casos parecidos.Esto es especialmente crítico en este momento y en todos los demás que sepresentarán durante el periodo de vida del enfermo con los diversos especialistas,pues la calidad de la atención en salud se mide en su mayor proporción en la relaciónentre médico paciente. La relación entre usuario y sistema de salud se personifica enun escenario muy concreto: el consultorio del médico.Teniendo en cuenta que 2 de cada 3 Enfermedades raras tiene una aparición precoz(5)antes de los dos años de vida, la manera de comunicar el diagnóstico y manejar lainformación que se dará a los padres cobra una relevancia altísima.El vuelco de 180 gradosDado que las enfermedades raras son “graves o muy graves, crónicas, a menudodegenerativas y que ponen en peligro la vida;”(5) y que: “El pronóstico vital está en
  4. 4. juego en casi la mitad de los casos” (5), es entendible que la dinámica familiar sufrecambios dramáticos y que el núcleo familiar se verá obligado enfrentar diversosdesafíos que buscarán desestabilizar la estructura llevada hasta el momento: • Desafíos a nivel emocional Además de luchar con los retos cotidianos, la familia tendrá que generar competencias emocionales para lidiar con el diagnóstico y manifestación de la enfermedad. Preguntas sobre la muerte, el por qué a mí, que pasará en el futuro, el dolor profundo, la soledad de sentirse raro, el aislamiento, obliga a generar nuevos paradigmas y roles para adaptarse a una nueva forma de vida mientras se convive con la Er y una vez el ser querido parte definitivamente. La Er es terriblemente dolorosa en términos de carga psicológica y social: el sufrimiento de los pacientes de Ers y su núcleo familiar se agrava por la desesperación psicológica del padecimiento crónico y degenerativo del paciente, que la mayoría de las veces es un niño, la falta de cura y la ausencia de ayuda práctica para la vida diaria. La incertidumbre termina poniendo la “vida en vilo”, mientras algo sucede. Se pone en espera toda la dinámica de las relaciones. Todo lo demás en la vida debe esperar mientras el problema del enfermo se resuelve. Así mismo las necesidades de toda la familia se sujetan a las necesidades de la persona enferma, no importa el precio que se deba pagar. La familia necesita acompañamiento y apertura de espacios donde exprese libremente sus angustias, miedos o preocupaciones y donde pueda encontrar lo más rápido posible orientación para solucionar los requerimientos de toda índole que la enfermedad pueda traer. Así mismo recibir información responsable y dosificada acerca de la enfermedad, su evolución natural, su cuidado diario y las posibilidades de diagnóstico, cura o tratamiento. • Desafíos a nivel económico La presencia de la enfermedad rara, cambia completamente las condiciones financieras de quienes habían llevado una vida normal hasta el momento, sea cual sea su condición social. Se producen reducciones en las jornadas laborales o hasta la pérdida total de la capacidad de trabajar. No hay apoyo o adaptación a puestos de trabajo, y tanto las personas enfermas como las familias, enfrentan la incomprensión de un sistema productivo que está hecho para personas “normales”. No hay estabilidad laboral. Ya que la calidad de vida de los pacientes de enfermedades raras está comprometida en algunos casos por la pérdida o ausencia de desarrollo motor, sensorial o intelectual, y perdida en la autonomía (1 de cada 3 casos)(5), el núcleo familiar cambiará completamente sus roles, obligando a alguno de los miembros de la casa a encerrarse a cuidar de la persona en estado de dependencia, máxime si esta es un niño, siendo la madre quien en la mayoría de los casos debe asumir este rol, con la consecuente pérdida de oportunidades laborales, la perdida de disfrute del ocio y del tiempo libre. Pero además de esto, ya que el Sistema social y de salud no cubre adecuadamente las necesidades de estas patologías, hay restricciones económicas al aumentarse los gastos por las altas demandas en cuanto a los medicamentos, procedimientos, desplazamientos, copagos, hospitalizaciones, adecuaciones al hogar debidas a la discapacidad, etc. Quiere decir esto que
  5. 5. mientras los ingresos se reducen drásticamente, los gastos se multiplicanexponencialmente de acuerdo a las demandas de la enfermedad.Empiezan entonces a verse las diferencias entre pacientes de Ers pobres ypacientes ricos, pacientes ignorantes y pacientes instruidos. La calidad de vida queel enfermo y la familia alcancen, dependerá efectivamente de los recursos tantoseconómicos como de conocimiento con que cuente la familia.• Desafíos a nivel socialLo primero que una familia con Er pierde, es la integración. La integración tanto desu propio núcleo interno (debido a la perdida de la comunicación, la excesivaatención sobre la persona enferma, la falta de tiempo y el cansancio extremoproducido por las demandas de la enfermedad), como la integración de la familiacon otros miembros como hermanos, suegros , padres, primos, amigos etc.Las restricciones y el temor a lo desconocido que la enfermedad impone, cierra lapuerta a los actores, que no saben cómo abordar la problemática y comoacercarse mutuamente de manera asertiva. Esto repercute negativamente en ladinámica familiar y social y la mayoría de las familias se sienten discriminadas endiferentes ámbitos, dando una valoración a su situación personal bastante baja,tanto más, cuanto más difíciles son las condiciones socioeconómicas en las queviven:“También tuve que afrontar el abandono de mi familia y quedé completamente sola creo quese apartaron porque creían que si estaban con nosotros, nos íbamos a convertir en una cargaeconómica y ninguno estaba dispuesto a echarse una responsabilidad, sino que lo sano eraalejarse, no solo ellos sino también los amigos ..solos por completo una discriminaciónterrible.. Con decirle que algunos dizque “mejores amigos”, se pasaban al andén del frentepara no dar el saludo porque con el hecho de dar el saludo se sentían comprometidos.”Emilse, colombiana, mama de Santi, quien sufre Leucodistrofia Metacromática• La lucha burocrática para obtener serviciosLa primera lucha con el sistema de salud se da en el consultorio médico. La faltade información, la poca sensibilización, la ausencia de coordinación y deprotocolos aumentan las situaciones de estrés y conflicto, rompiendo lacomunicación entre médico y paciente.Según la base de datos Orphanet, de las miles de enfermedades raras conocidas yque es posible identificar clínicamente, solo 250 tienen un código en la actualClasificación Internacional de Enfermedades (décima versión). Es necesaria unaclasificación y codificación apropiadas de todas las enfermedades raras paradarles la visibilidad y el reconocimiento necesarios en los sistemas sanitariosnacionales.Debido a que algunas de estas enfermedades producen un alto grado dedependencia y de carga social, económica y de salud, se genera dificultad paraimplementar actuaciones específicas orientadas a estas enfermedades por partedel Sistema, quien las ve como una carga. Así mismo se genera poco interés delsector productivo biofarmaceútico para la investigación y desarrollo demedicamentos; no hay entonces, tratamientos disponibles o están en fase deexperimentación. En el área preventiva es difícil determinar los factores de riesgoque permitan una prevención primaria.
  6. 6. A medida que el tiempo pasa y la familia va conociendo las dinámicas para exigir del estado y de los intermediarios el cumplimiento de sus derechos de acceso a un servicio de salud oportuno, los sentimientos de frustración hacia las personas y las instituciones son generalizados, sobre todo en personas con grandes necesidades de apoyo no cubiertas o con dificultades para acceder a diagnóstico y tratamiento adecuado. Son personas frecuentemente sometidas a periodos largos de espera en las Unidades de Urgencia, en los consultorios, frente al escritorio de un empleado de las aseguradoras, personas con falta de sueño, obligadas a generar conocimiento técnico relacionado con las patologías, personas forzadas a renunciar a logros personales, al uso de su tiempo libre, etc. A la incertidumbre, el miedo y el dolor y la situación opresora de la enfermedad rara, se suma la opresión de un sistema social y de salud que no tiene ninguna solución, que no está pensado para el enfermo ni su familia, un sistema que excluye. Entre menor sea el nivel social, económico y de educación del paciente, menor será su acceso a una calidad de vida digna y a un servicio de salud acorde a sus necesidades. Y no solo por el nivel de ingresos, sino por el elevado nivel de conocimiento e información que se requiere de la patología, de la dinámica de las enfermedades raras, del entorno legislativo y del funcionamiento burocrático de las instituciones prestadoras del servicio para hacer cumplir el derecho a la salud.Pobre atención y tratamientoLas Ers tiene una elevada complejidad etiológica, diagnóstica y pronostica y exigen unmanejo y seguimiento multidisciplinar.Si no se conoce el diagnóstico, el tratamiento es inadecuado. A su vez, cuando seconoce el diagnostico, se constatan dificultades específicas para acceder a losmedicamentos, procedimientos, elementos que se precisan para seguir con unaadecuada calidad de vida.De la misma manera, se evidencian dificultades específicas para acceder a productosy servicios que estén más allá de los cubiertos por el sistema de salud (medicamentoshuérfanos, terapias avanzadas, elementos o recursos más allá de los farmacológicos).El tratamiento adecuado a muchas personas requiere de la adquisición de estosrecursos no financiados, por lo que se hace necesario contemplar el reembolso de losmismos. Para ello, es indispensable una regulación normativa que garantice el accesocomo derecho fundamental, así como medidas eficaces para que esa cobertura sehaga efectiva.Así mismo, entre más baja sea la prevalencia de la enfermedad, menos información yconocimiento hay por parte de los médicos, así que la información sobre terapias,tratamientos o medicamentos es nula. Los tratamientos en su mayoría estánenfocados solamente a los síntomas de la enfermedad. Esto se debe lógicamente a laausencia de tratamientos eficaces, pero también a la ausencia de conocimiento sobrela patología, a la excesiva especialización de la medicina y ausencia de gruposinterdisciplinarios de trabajo, así como a la descoordinación entre especialistas,servicios sociales, servicios de salud y educativos, la ausencia de datosepidemiológicos y la dispersión geográfica de estas enfermedades lo que hace difícilsu estudio y abordaje.
  7. 7. A propósito hay que decir que el paciente de enfermedad rara y su familia, terminansiendo expertos en su patología, la mayoría de los casos, más que el médico tratante.Esto debido a la proliferación de la información en Internet, de la que el pacienteaprende a ser un consumidor educado. Es posible que los pacientes de enfermedadesraras sean la muestra más significativa del concepto de “empowered patient”,refiriéndose al paciente que está comprometido e involucrado seriamente con elconocimiento y tratamiento de su enfermedad o el de su ser querido, situación que losmédicos no están muchas veces en condiciones de aceptar.Por esta razón , se ha propuesto un nuevo modelo de atención para las Ers en suconjunto, el cual debe “un auténtico espacio sociosanitario que oriente y en lo posiblemejore los diferentes problemas y consecuencias derivadas de estasenfermedades .Por otra parte, el modelo debe tener en cuenta la pluralidad yheterogeneidad de las ER, además de la realidad administrativa de nuestro país,facilitando la gestión de las ER, reforzando los programas de coordinación y laspolíticas de equidad interterritorial. Debe entender y atender la complejidad de lasituación de las personas con problemática sanitaria y social asociada situando en elcentro a la persona, sus necesidades y el entorno social en el que vive.” (1)Este modelo por supuesto requiere un cambio de cultura teniendo en cuenta que nosolamente es importante la atención clínica que de por sí es deficiente, sino que sedebe contemplar los aspectos sociales, psicológicos, poblacionales y elempoderamiento de los pacientes con Ers.Acceso a los medicamentos huérfanosEl acceso a los medicamentos ha resultado ser uno de los mayores dolores de cabezade los familiares y pacientes, así como del sector salud, pues el alto costo de losmismos y su poca o casi nula presencia obstruyen el tratamiento de las enfermedades.Se trata de medicamentos para muy pocos pacientes y son aquellos en los cuales noestán interesadas ordinariamente las casas comerciales.El medicamento huérfano está orientado expresamente a diagnosticar, prevenir otratar enfermedades poco frecuentes. Sin embargo, en España, solo un 10% de las almenos 6.000 enfermedades raras dispone de algún tratamiento eficaz.(5)Transitando de la invisibilidad a la visibilidadLas razones por las que las enfermedades raras en su conjunto han sido ignoradasdurante tanto tiempo se comprenden mejor hoy en día. Claramente, su bajaprevalencia, su diversidad, su heterogeneidad, su dispersión geográfica, su caráctergenético hace imposible desarrollar una política nacional de salud pública específicapara cada enfermedad rara. La difusión en los medios acerca de las enfermedadesraras, tiene que ver la mayoría de las veces con el deseo de satisfacer la curiosidadde lo inusual, lo bizarro, lo deformante.Debido a la poca prevalencia de estas enfermedades hay pocos enfermos por cadauna de las patologías lo que hace que estos sean invisibles para el sistema de salud ypara la comunidad en general. Teniendo en cuenta todas estas características, son lospropios pacientes y sus familias quienes emprenden movimientos asociativos con el finde ayudarse mutuamente y en últimas, buscar el reconocimiento de su derecho a laigualdad de atención y a la oportunidad de recibir apoyo para mantener un equilibriodesde los puntos de vista emocional, social y económico.
  8. 8. Las Asociaciones de pacientes son agentes increíbles de cambio en términos delograr unificar las iniciativas y las voces en torno a sus posibilidades y susnecesidades. Las asociaciones son coproductores de salud, promotoras de lainvestigación, difusión y sensibilización acerca de las enfermedades raras, productorasde conocimiento y de apoyo social y psicológico a los afectados rompiendo lasensación de aislamiento geográfico, sensitivo y de rareza.Aún hay mucho trabajo por hacer. La visibilidad en los países desarrollados estácreciendo, pero en Latinoamérica sigue siendo poco lo que se está haciendo paralograr ser visibles. La comunidad de Ers debe ser empoderada en términos departicipación comunitaria y política y debe sentirse identificada como una solacomunidad que tiene sus propias características, sus propias necesidades y suspropias proposiciones. Debe lograr identidad y fuerza.Las enfermedades Raras en ColombiaEn Colombia, como en muchos otros lugares del mundo, las Ers carecen de visibilidad,de abordaje interdisciplinario y están abandonadas por el sistema de salud.Actualmente, no hay estudios epidemiológicos sobre las Ers en Colombia, ni datosfiables o registros sobre carga poblacional. El poco conocimiento existente sobreestas enfermedades en Colombia se encuentra fraccionado y disperso (entre lasasociaciones de pacientes, institutos científicos, hospitales, especialistas, grupos detrabajo por patología, etc.) y por lo tanto es insuficiente. No hay registros consolidados,bases de datos o centros de referencia que permitan la concentración e integración deinformación relativa a la producción de literatura científica nacional e internacional,prevalencia e historia natural de estas enfermedades, mucho menos al acceso atratamientos, atención especializada, terapias de avanzada o medicamentos.Para el Estado Colombiano, las Enfermedades raras no han sido prioridad de laspolíticas públicas, pues aunque la constitución nacional establece la salud comoderecho fundamental, existe el problema del desconocimiento y a su vez el conflictoentre prestar servicios de calidad y disponibilidad inmediata así como acceso amplio yademás mantener los costos del sistema dentro de límites aceptables.En cuanto a los medicamentos huérfanos, se están importando medicamentos que noson vitalicios o que pueden ser reemplazados por otros incluidos dentro del planobligatorio de salud. El estado colombiano está pagando el recobro de medicamentosimportados hasta un 150 por ciento más caros. Esto es particularmente dañino paralos pacientes y lógicamente para el sistema de salud.La mayoría de los exámenes diagnósticos, tratamientos y medicamentos para estasenfermedades no están cubiertos por los planes obligatorios de salud (POS) y serequiere recurrir al mecanismo de tutela para posteriormente hacer recobro al Fondode Solidaridad y Garantía (FOSYGA) de los gastos causados. Mediante lainterposición de la tutela y a través del fallo de un Juez, se pueden solicitar losmedicamentos, elementos, exámenes o tratamientos que están siendo negados porlas aseguradoras y obtenerlos, obligando así a las EPS a asumirlos.Inicialmente, el mecanismo funcionó como una opción para financiar situaciones fueradel común, sin embargo, se ha ido aumentando el número de interposiciones de esterecurso y por ende también el monto de las cuentas recobradas al FOSYGA con unimpacto sobre la sostenibilidad financiera del sistema.
  9. 9. El tema es, que se estigmatiza al paciente de Enfermedad Rara, como“empobrecedor” del sistema de salud, cuando en realidad la sostenibilidad financieraestá real y seriamente amenazada debido a las inconsistencias e irregularidades enla gestión de las políticas de la salud, al hecho de que aún no se unifique el planObligatorio de salud (POS, al diseño del sistema para dar prelación a incentivosfinancieros a los intermediadores sobre los resultados de salud, a la deficiencia en laDirección del sistema para orientar su funcionamiento y defender el bien común, alincompleto sistema de información con deficiencias en las bases de datos de afiliación,a la falta de información oportuna y confiable sobre los resultados de salud y por últimolas demoras en el flujo de fondos por prácticas oportunistas de los diversos actores(FOSYGA, entes territoriales, EPS, etc.)Dentro de este contexto surge la Ley 1392 del 2 de Julio de 2010 “Ley deEnfermedades Huérfanas” la cual empieza por hacer visibles a los más de tresmillones y medio de colombianos y sus familias, que pertenecen a este colectivosocial. A partir de la sanción de la Ley, las diferentes asociaciones han estadotrabajando en Colombia para su reglamentación. Si se pudiera ponerla en práctica, sepodrían crear redes y centros de Referencia y orientación para pacientes, podríaincentivarse la investigación en conjunto con otros países mediante cooperacióninternacional, se fortalecerían las asociaciones de pacientes, podría darsecapacitación a los médicos sobre el tema y podría acelerarse el proceso del registronacional de pacientes con ERs, el cual es urgente para tomar medidas sanitarias parael colectivo.Sin embargo el escollo más grande está en la financiación y aunque la posición delgobierno es clara en cuanto a que no hay dinero, el colectivo de Asociaciones siguedefendiendo los derechos de los pacientes con Ers a la igualdad, a la oportunidad, alrespeto a la vida digna y el derecho fundamental a la salud. Esto, impulsando eltrabajo de la reglamentación, la difusión a través de Foros nacionales y la creación delreciente observatorio Interinstitucional de Enfermedades huérfanas.Conclusiones 1. Los pacientes de enfermedades raras y sus familias son pacientes huérfanos del Sistema de Salud, sin tratamiento, sin atención, sin visibilidad y por lo tanto podría pensarse, sin esperanza. Sin embargo en este panorama desolador todavía hay muchas cosas que pueden y deben hacerse: 2. Es imperativa la definición de la cobertura y financiación de estas enfermedades dentro del marco de la constitución y las leyes. 3. La reglamentación de la ley 1392 “Ley de Enfermedades huérfanas” debe seguir adelante en aras de desarrollar las políticas públicas que incluyan la creación de centros o redes de referencia, la regulación del mercado de los medicamentos huérfanos, la creación o mejora de sistemas de financiación, la implantación de centros o redes de referencia concentradoras del conocimiento acerca de estas patologías, cuidados sociales, beneficios y el fortalecimiento de las asociaciones y redes de pacientes. 4. Debe fomentarse la investigación biomédica, sea básica, clínica o epidemiológica y aumentar el conocimiento existente, que está lejos de ser bueno para los pacientes que sufren ERs.
  10. 10. 5. Urge la necesidad de diseñar y poner en marcha un nuevo modelo de atención integral biopsicosocial, ya que el utilizado por el Sistema de Salud en Colombia no es aplicable a las enfermedades raras. Ni siquiera los planes de manejo para enfermedades crónicas resultan útiles sino se tienen en cuenta las necesidades específicas de este colectivo En el diseño de los modelos, guías y protocolos debe incluirse a las Asociaciones, ya que el punto de vista de los pacientes es determinante ya que son ellos, en ultimas, los que conviven diariamente con la patología y los que tienen la información y el conocimiento de primera mano sobre el impacto social y en salud. 6. Es necesario introducir en los currículos de formación universitaria de pregrado en medicina y ciencias afines (enfermería, terapias, psicología) la cátedra sobre la aproximación global a las Ers. La formación especializada y la formación continua deben tener también esta aproximación. 7. Es vital fortalecer las Asociaciones de pacientes, abriéndoles espacios que tengan la misma relevancia e importancia de los espacios científicos y académicos. Ellas están reemplazando al sistema de salud prestando servicios sociales que le corresponderían al Estado y realizando el proceso de control Político en la construcción de Democracia. 8. La comunidad de Ers debe fortalecer su identidad , su participación comunitaria y su influencia política.Bibliografía 1. AVELLANEDA, A.; IZQUIERDO, M.; TORRENT-FARNELL, J. y RAMON,J.R. “Enfermedades raras: enfermedades crónicas que requieren un nuevo enfoque sociosanitario”. Anales Sis San Navarra [online]. 2007, vol.30, n.2 [citado 2011-03-20], pp. 177-190. Disponible en: <http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137- 6272007000300002&lng=es&nrm=iso>. ISSN 1137-6627. doi: 10.4321/S1137-66272007000300002 2. COMITÉ ESPAÑOL DE REPRESENTANTES DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD. ”Salud pública y discapacidad: Planteamientos y propuestas del sector social de la discapacidad articulado en torno al CERMI ante la futura Ley estatal de Salud Pública”. 1ª ed. Marzo de 2010. 3. DECISIÓN Nº 1295/1999/CE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO DE 29 DE ABRIL DE 1999. Diario Oficial de las Comunidades Europeas L 155/1. 1999. 4. DIÉGUEZ, Alexa. “La importancia de la solidaridad con los afectados por Enfermedades RARAS”. Madrid. Diciembre de 2010. Disponible en: http://www.dineroysalud.es/REVISTA/articulos/GestionNoticias_1588_DYS_2005.asp 5. EURORDIS, “Enfermedades raras: El conocimiento de esta prioridad de la salud pública” .Diciembre de 2005.
  11. 11. 6. FEDER, Federación Española de Enfermedades Raras. “Estudio sobre situación de Necesidades Sociosanitarias de las personas con Enfermedades Raras en España” Estudio ENSERio. Octubre de 2009.7. MINISTERIO DE SANIDAD Y POLÍTICA SOCIAL. “Estrategia en Enfermedades Raras del Sistema Nacional de Salud”. Ed. Ltda. España, 2009.

×