Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
sociedad / cultura74 FIN DE SEMANA 24 Y 25 DE SEPTIEMBRE DE 2016
EL DÍA DE VALLADOLID
ARTE DEL CLASICISMO AL MODERNISMO
JA...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

El día de valladolid Lo importante en la venta digital es la venta - Andres Macario

321 views

Published on

Artículo de Andrés Macario publicado en El día de valladolid - Lo importante en la venta digital es la venta.

Published in: Marketing
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

El día de valladolid Lo importante en la venta digital es la venta - Andres Macario

  1. 1. sociedad / cultura74 FIN DE SEMANA 24 Y 25 DE SEPTIEMBRE DE 2016 EL DÍA DE VALLADOLID ARTE DEL CLASICISMO AL MODERNISMO JAVIER VILLAHIZÁN (SPC) jvillahizan@serviciosdeprensa.com No es un cuadro fácil de encon- trar ni de ver fuera de su habi- tual casa, el museo d’Orsay. Rara vez suele salir de su París natal, y tan solo ha abandonado la ciudad del Sena en cinco ocasiones en el último siglo. Sin embargo, esta vez es diferente, y el emblemático lien- zo de Pierre-Auguste Renoir (Limo- ges, 1841- Cagnes-sur-Mer, 1919) Bal du Moulin de la Galette (1876) podrá verse hasta el próximo 8 de enero en la Fundación Mapfre de Barcelona, en la Casa Garriga y No- gués. La ocasión lo merece y como tal, el famoso óleo del merendero de Montmartre donde parece que la fiesta no acaba nunca se despla- za hasta la ciudad Condal junto a otras 39 piezas del pintor impresio- nista para describir uno de sus uni- versos artísticos: las mujeres. El autor de Limoges exhibe en Renoir entre mujeres.Del ideal mo- derno al ideal clásico un conjunto de obras procedentes de los cen- tros d’Orsay y de l’Orangeria, en donde presenta la evolución de la trayectoria del creador desde un nuevo punto de vista, aquel que es- tá basado en las distintas interpre- taciones que realiza el artista sobre la figura de la mujer. En la muestra, la Fundación po- neenvalorlasdistintasvisionespo- liédricas que realiza el pintor fran- cés sobre el universo femenino, ta- les como la modernidad de la mujer, su maternidad, su visión más intimista, su voluptuosidad o su encanto expresivo. Por esta ra- zón, los pasillos de la Casa Garriga y Nogués se llenan de imágenes maternales, desnudos integrados en la naturaleza o fiestas a la luz de las farolas repletas de señoras. Son amigas, amantes, esposas, modelos, muchachas de la calle, actrices, grandes burguesas... Ni que decir tiene que Renoir se rodeó de mujeres en vida y reflejó a través del pincel la delicadeza, la sensibi- lidad, pero también la belleza y la voluptuosidad de ese universo. De hecho, durante los comien- zos del impresionismo, con un gran componente de luz, color y de falta de representación exacta de sus formas, la mujer fue un te- ma recurrente como asunto prin- cipal de inspiración y eterno obje- to de seducción. Sin embargo, el autor, tras un viaje a Italia, decide evolucionar hacia un estilo más veneciano y to- ma como referencia a Rafael, In- gres, Tiziano yVerones. Es enton- ces, a partir de los 80, cuando dota a sus desnudos de cierta sensuali- dad y clasicismo, como en el caso de Femme nue dans un paysage (1883), realizado al año siguiente de su regreso transalpino. En este cuadro, al igual que en otros de esa misma etapa, el fran- cés realiza una fusión entre mujer y naturaleza. No en vano, Renoir siempre fue un amante y un inves- tigador de este género de pintura al aire libre. Pero no es hasta el nacimiento de su hijo Pierre, en 1885, cuando se interesa por las escenas femeni- nas más relacionadas con la mater- nidad y la infancia. Es en este con- texto cuando el genio se preocupa por entornos íntimos, familiares y atemporales. Un claro ejemplo de ello es Maternité, en donde mues- tra a su mujer, Aline, amamantan- do a su hijo, o Femme nue couchée. Posteriormente, el autor con 78 años vuelve al desnudo al aire libre con Les baigneuses, una obra en plena tensión entre el clasicismo y la modernidad. CON SUS COETÁNEOS. Pero Re- noir no se encuentra solo en este viaje a Barcelona, le acompañan otros 30 lienzos realizados por au- tores coetáneos de la talla deVan Gogh, Cézanne, Degàs o Picasso, juntoatrabajosdeloscatalanesRa- mónCasas,SantiagoRusiñoloCar- les Casagemas, que pintaron los mismos escenarios de la plaza de Montmartre que el de Limoges, y cuyas obras también fueron una aportación esencial en la renova- ción de aquellos años en el pano- rama nacional. De esta forma, el visitante co- nocerádeunamaneramásintegral y global lo que supuso el arte para esta escuela de creadores asenta- dos en París en la segunda mitad del siglo XIX. Además, los amantes de la pin- tura de Renoir tendrán en breve, a mediados del próximo mes, otra cita obligada con el de Limoges en el Museo Thyssen de Madrid. El impresionista desplegará toda su creatividad en la exposición Inti- midad,una muestra que realizará un recorrido por las sensaciones táctiles y sensitivas del francés a través de sus lienzos. LAS MUJERES DE RENOIR El lienzo ‘Bal du Moulin de la Galette’. La Fundación Mapfre de Barcelona expone una retrospectiva del pintor impresionista sobre los distintos universos femeninos En la venta digital, lo importante es la venta Conforme avanza el factor digital en nuestras vidas, parece crecer la confrontación entre lo digital y lo físico. Los medios digitales co- men terreno al papel. Las comu- nicaciones online parecen ame- nazar el lenguaje; digo más, has- ta el pensamiento. Los aparatos funcionan con mayor autonomía como si quisieran prescindir de nosotros, sus dueños. Y en las ventas, el comercio online crece de manera imparable y todos em- pezamos a imaginarnos haciendo la compra en una nube vaporosa de realidad aumentada, o dismi- nuida. Según se mire. Eso si ha- cemos la compra y no mandamos a un robot con un dron a hacer- la… El punto de vista que yo pro- pongo, sin embargo, es diferente: Veamos la tecnología digital co- mo el complemento adecuado pa- ra mejorar la realidad física. En el comercio esto está demostrando ser un hecho: a los compradores nos gusta ir a la tienda física para conocer productos que podemos tocar o probarnos, y tener un con- tacto personal para aquéllos me- nos tangibles. Esto sin renunciar a las facilidades y beneficios que proporcionan los canales digita- les. Desde el punto de vista de la empresa lo que nos toca es, pre- cisamente, traducir estas prefe- rencias a la estrategia corporati- va: Lo primero importante es que sepamos vender; lo segundo, que entendamos que el contexto ha cambiado en el entorno digital. Me gusta insistir en esto por- que podemos caer en la trampa de empezar invirtiendo en tecno- logía y plataformas digitales sal- tándonos los pasos que forman la base de cualquier negocio. Estas bases que, precisamente la tec- nología, hace más universales que nunca. Vayamos al mayor de los ejemplos: la gran distribución es donde se mueve el grueso de los productos de consumo y en Esta- dos Unidos las cifras son asom- brosas. El gigante Wal-Mart, la mayor cadena de tiendas del mun- do, factura cerca de medio billón de dólares. De los billones de aquí: 486 mil millones. Le ha salido un competidor que le está dando al- gún quebradero de cabeza, aun- que probablemente también la so- lución a su futuro. El que empezó como vendedor online de libros, Amazon, ahora vende de todo, factura más de cien mil millones y, por supuesto, crece mucho más rápido que el lí- der. Amazon ha sabido aprove- char su mayor factor de diferen- ciación: ser un vendedor puro on- line, con una estrategia, basada en la gestión de datos, que es ca- paz de adaptar la oferta al usua- rio. Cuando vendes online, no to- do es etéreo, al contrario: la en- trega se vuelve un factor imprescindible de satisfacción, rápida y sin errores. Amazon se ha convertido en un líder en logís- tica capaz de entregar un amplio espectro de referencias en dos horas, según sus últimas pruebas con clientes Premium. Pero no tie- ne tiendas físicas. Wal-Mart, sin embargo, tiene la mayor distribución de tiendas del mundo. Curiosamente, un gi- gante que gana 15 mil millones de beneficio, no está sabiendo gene- rar negocio online al ritmo desea- do. Su tienda digital “sólo” factu- ra 14 mil millones (es el equivalen- te a todo el gasto de comercio electrónico en España en 2013). Una cifra que equivale a un exi- guo tres por ciento del total de facturación de la empresa, des- pués de realizar fichajes estelares e inversiones millonarias. La últi- ma, una start-up llamada Jet con un año de vida y cuatro millones de clientes. Su fundador ya ven- dió antes una compañía a Ama- zon. En estos casos parece que sale más barato comprar conoci- miento, experiencia, clientes y, sobre todo, enfoque. ¿Quién acabará liderando el mercado? A una empresa ‘brick and mortar’ (de ladrillo y mortero, como denominan los anglosajo- nes a la distribución tradicional) le cuesta moverse bajo los pará- metros de la economía digital. Pe- ro sabe vender. Conoce al cliente. Tiene a los compradores día tras día en sus miles de tiendas y dos millones de empleados sonriendo a sus clientes. Y esto se tarda dé- cadas en conseguir. La publica- ción eMarketer estima que en 2015 el eCommerce ha supuesto un 7% del total del mercado Re- tail en el mundo y que en 2020 será el 14%. La tienda física sigue siendo importante; adoptar la filo- sofía digital, también; y el talento humano crece en valor. venta digitalANDRÉS MACARIO | Director General de Vacolba

×