Título de la comunicación
- 1 -
EL ROL DEL CURADOR DE CONTENIDOS EN EDUCACIÓN Y SU
APLICACIÓN EN EL AULA UNIVERSITARIA
Con...
Título de la comunicación
- 2 -
poca credibilidad del medio digital, pero, superado ya este escollo, hoy en día
nos encont...
Título de la comunicación
- 3 -
Esta carencia del alumnado para saber filtrar y manejar esos contenidos es una
de las nece...
Título de la comunicación
- 4 -
2. Tiene que estar al día de las tendencias, iniciativas y nuevos proyectos
recurrentes en...
Título de la comunicación
- 5 -
4. Share:
1) Publicación digital en la plataforma de curación
2) Participar activamente en...
Título de la comunicación
- 6 -
2) Destilación: Destilación es el acto de compilar información en un
formato más simple, r...
Título de la comunicación
- 7 -
utilizado como fuente de recursos visuales, como imágenes, plantillas,
infografías, etc.
-...
Título de la comunicación
- 8 -
ningún caso conocían las técnicas de filtrado y almacenaje de la información ni
le daban u...
Título de la comunicación
- 9 -
§ Evolución en el uso de las herramientas tic y de curación de
contenidos a lo largo del ...
Título de la comunicación
- 10 -
- -- (2011) “The 5 models of content curation”. URL:
http://www.rohitbhargava.com/2011/03...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Bp tic -_el_rol_del_curador_de_contenidos_en_educacion_y_su_aplicacion_en_el_aula_universitaria

120 views

Published on

El rol del curador de contenidos en la educación.

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Bp tic -_el_rol_del_curador_de_contenidos_en_educacion_y_su_aplicacion_en_el_aula_universitaria

  1. 1. Título de la comunicación - 1 - EL ROL DEL CURADOR DE CONTENIDOS EN EDUCACIÓN Y SU APLICACIÓN EN EL AULA UNIVERSITARIA Concepción Torres Begines Universidad de Málaga contorbeg@uma.es Para citar este trabajo Torres Begines, C. (2014). El rol del curador de contenidos en educación y su aplicación en el aula universitaria. En Gómez, E. R.; Ríos, J.M. y Sánchez, J. (Coords.). Buenas prácticas con TIC en la educación. Una visión desde Iberoamérica. Málaga: Universidad de Málaga y Centro Universitario de los Valles, Universidad de Guadalajara. Palabras clave: Curador de contenidos, infoxicación, tic, buenos usos, redes sociales Resumen: Esta comunicación defiende la inclusión del rol del curador de contenidos en el ámbito de la educación. Para ello, se llama la atención en primer lugar sobre el problema de la infoxicación académica, presente en profesorado y alumnado a partes iguales. La introducción de una formación en el tema en cada una de las materias impartidas y dedicada sobre todo a la curación de contenidos en el área de conocimiento que se está trabajando en clase dará unos resultados muy satisfactorios. Para demostrarlo, se ofrecen algunos conceptos y herramientas que fueron presentados en una clase de Literatura Infantil en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga, donde esta labor destacó por sus buenos resultados y su aceptación entre el alumnado participante. Frente al recurso tradicional del manual, hoy en día Internet se ha convertido en la principal fuente de conocimiento académico (Serrano – Puche,2014): “La proliferación de pantallas –y con ellas la multiplicación del consumo informativo– está desplazando y reduciendo la importancia que tradicionalmente ha tenido el libro impreso en la adquisición y generación de conocimiento”. Hace un tiempo se podría haber pensado que el problema era la
  2. 2. Título de la comunicación - 2 - poca credibilidad del medio digital, pero, superado ya este escollo, hoy en día nos encontramos con otro: la sobreabundancia de información. Pensemos en el proceso de investigación realizado para cualquier trabajo. Primer paso: encontrar un tema. Hoy en día las redes sociales son una fuente inagotable de ideas que se publican, se comparten y se marcan como favorito para leerlas más tarde cuando se tenga un momento, aunque ese momento en muchos casos no llegue nunca. Segundo paso: buscar unas bases teóricas en estudios que previamente se hayan realizado sobre el tema elegido. Aquí el abanico se abre aún más y encontramos varios enfoques y especializaciones sobre nuestro tema. Esto unido a que en cada una de las páginas visitadas encontramos toda una red de enlaces encadenados que nos abren las puertas de un mundo hasta ahora desconocido. Las preguntas habrán empezado a surgir casi desde el primer momento, pero, ahora que tenemos todas las fuentes de información se nos abre la gran pregunta: ¿son todas igual de fiables? ¿son todas necesarias? ¿por cuál me decanto? Según una encuesta realizada en siete países diferentes (Australia, Brasil, China, Francia, Indonesia, Japón y Estados Unidos), y cuyos resultados recogió el periódico El País en 2010, nos sentimos abrumados por la cantidad de información que cada día nos llega a través del correo electrónico, redes sociales y buscadores. Algunos datos son significativos: el 60 % de los adultos cree que se comparte demasiada información y al 90 % le gustaría que la gente reflexionara antes de compartir contenidos en la red. Este problema, bautizado como “nube tóxica de datos” (Shenk, 1997), “torrente mediático” (Gitlin, 2005), “infoxicación” (Cornella, 2008), “infopolución” (Bray, 2008), “diluvio de información” (Gleick, 2011); “infoglut” (Andrejevic, 2013), es para muchos especialistas uno de los males que el uso de internet ha traído consigo. Para Ramón Archano (2011), es "solo un aperitivo de lo que va a ir llegando". Buscar información supone un gasto de tiempo (se invierte al menos una hora al día en la búsqueda y filtración), de dinero (20 € es lo que cobra un empleado medio a la hora) y un coste de oportunidad (se produce una pérdida de información que la competencia puede aprovechar). Este tema se torna aún más preocupante cuando nos adentramos en el mundo académico. Actualmente, los alumnos viven conectados a las redes sociales y a internet, moviéndose a sus anchas por el mundo virtual, pero no sabiendo muchas veces como filtrar esa información que reciben o eligiendo las fuentes más populares, pero no por ello las más fiables. No hay profesor que no se haya encontrado con un trabajo de investigación que es más bien un amasijo de citas de páginas web y entradas de Wikipedia.
  3. 3. Título de la comunicación - 3 - Esta carencia del alumnado para saber filtrar y manejar esos contenidos es una de las necesidades que hay actualmente en el mundo educativo y es labor del docente enseñarles a usar filtros, recursos disponibles sobre la materia en concreto y abrirles, en fin, un mundo de posibilidades más allá de los simples mensajes, fotos y comentarios en las redes sociales o las masivas búsquedas en Google. Pero para conseguir este objetivo es necesaria una formación seria no solo del alumno, sino del propio profesor, quien debe adquirir las destrezas necesarias para realizar sus propias búsquedas efectivas, lo que le permitirá llevarlas a cabo centrándose en la materia concreta que quiera presentar ante la clase. Un profesor “infoxicado” provocará un alumnado “infoxicado”. La gran pregunta es: ¿cómo se consigue todo esto? La solución la encontramos en el mismo medio que nos da el problema: las nuevas tecnologías. Herramientas como Twitter, Storify, Pinterest, Scoop.it, Delicious, etc. nos ofrecen la opción de ejercer de curadores de contenido o content curator, concepto que debe ser entendido como la persona que busca, recopila, filtra y comparte información de interés. Su labor está unida a la doble variable que todo usuario de la red sufre: 1) cantidad de información disponible, 2) tiempo para analizarla (Serrano – Puche, 2014): dado que la tecnología permite enviar más información en menos tiempo y hay más agentes que emiten hacia los receptores potenciales, el “ancho de banda” de información que recibe la gente no para de crecer. Sin embargo, paralelamente cada vez más disminuye la cantidad de tiempo que uno puede dedicar a cada información que recibe. A esto hay que unir la velocidad a la que se renuevan los contenidos en la red, lo que nos ha creado una necesidad de llevar a cabo una lectura breve del contenido que nos permita saber si nos es útil o no (Serrano – Puche,2014): “la Red es un entorno que por sus propias características fomenta más bien una lectura somera, un pensamiento distraído y apresurado”. Frente a la idea de que a mayor cantidad de información recopilada, mejores resultados, el curador de contenidos ofrece una selección contrastada y reelaborada. Por tanto, su misión no es crear información, sino seleccionarla y filtrarla según su propio criterio para luego compartirla a través de redes sociales y comunidades de aprendizaje. Para ello, según Valera (cifr. Mena Muñoz, 2014), el curador de contenidos debe tener las siguientes cualidades: 1. Debe conocer a su audiencia, a aquellos que le siguen
  4. 4. Título de la comunicación - 4 - 2. Tiene que estar al día de las tendencias, iniciativas y nuevos proyectos recurrentes en su nicho de mercado específico 3. Ha de realizar un seguimiento importante a los artículos, charlas, entrevistas, vídeos y conversaciones que se generen en internet para saber los temas del momento y nutrirse de los “trending topics” del día 4. Distinguir y saber elegir bien entre lo que no vale nada y lo que sí 5. Monitorizar los actos, acciones o eventos relacionados con su tema 6. Reconocer las informaciones reales, contrastadas y rigurosas de aquellas que son solo ruido o rumor 7. Sentir curiosidad por nuevos aspectos de su tema de acción 8. Conseguir transmitir a los seguidores que tiene un criterio profesional de calidad 9. Ha de convertirse en una fuente creíble a través de su trabajo 10.No debe defraudar a sus seguidores o hacerles ver que están perdiendo su tiempo Por su parte, Javier Guallar y Javier Leiva – Aguilera, autores de la primera obra en español sobre el tema, El content curator (2013), han dividido las funciones de curador de contenidos en cuatro (las 4 S), convirtiéndose en un clásico a la hora de definir el concepto y su misión: 1. Search (Búsqueda): Buscar fuentes y contenidos de interés. 2. Select (Selección): Seleccionar. 3. Sense Making (Caracterización): darle un sello personal a nuestra selección, reelaborar el contenido. 4. Share (Difusión): Compartir. Siguiendo la infografía realizada por Regina Torres, podríamos desglosar el método de la siguiente manera (cifr. Mesa,2014): 1. Search: 1) Elaboración de un listado de términos de uso común 2) Búsqueda de fuentes personales y documentales 3) Monitorización: creación de alertas, RSS y redes sociales 2. Select: 1) Ofrecer el máximo valor en el mínimo espacio posible 2) Hacer una criba y seleccionar lo verdaderamente relevante 3) La gente quiere menos contenido, no más (Rosenbaum) 3. Sense Making: 1) Aportar nuestro sello distintivo 2) Marca de la casa 3) Fusión de los contenidos 4) Reelaboración 5) Valor añadido
  5. 5. Título de la comunicación - 5 - 4. Share: 1) Publicación digital en la plataforma de curación 2) Participar activamente en la conversación 3) Recopilar observaciones y sugerencias 4) Fortalecer vinculación con el target La labor del curador de contenidos no es, por tanto, la simple recopilación de datos, sino su revalorización y difusión entre un público específico interesado en un tema concreto. Jerod Morris, Director de Contenidos de Copyblogger Media, propone cuatro criterios a la hora de curar contenidos, los cuales quedan resumidos con las siglas en inglés ROAR (rugido, en su traducción al español) (Morris,2014): 1) Read: que lo hayas leído. Imprescindible leer el contenido que vas a compartir. Muchas veces nos quedamos en el título y resulta que no se corresponde con lo que buscábamos. 2) Original: que sea original. Lo que la curación de contenidos busca es la calidad de la información y los distintos enfoques desde los que se puede ver un mismo concepto. La cantidad de veces que se ha compartido la información no tiene que ser proporcional a la calidad del contenido. Por eso, vuelve al punto 1. 3) Applicable: que sea útil. Esencial en la curación de contenidos. Antes señalábamos que el rol del curador aparece por la cantidad de información y la falta de tiempo para analizarla con el que cuentan los usuarios. En la sociedad de lo inmediato, se busca que todo tenga una aplicación práctica y concreta para el tema que estamos trabajando. 4) Reputable: que sea de una fuente solvente. Aunque la difusión cuantitativa que ha tenido no sea necesariamente significativa, si lo es que venga de una fuente relevante, ya sea una revista, un especialista, etc. Una vez que hemos desgranado el concepto de curador de contenidos, hay que preguntarse sobre los métodos y las herramientas con las que se puede llevar a cabo esta labor. Para responder a esta cuestión, nos centraremos en la clasificación dada por Rohit Bhargava en 2011 y que se ha convertido en el modelo que los estudios posteriores han seguido. Según este experto en marketing (responsable de la nomenclatura content curator) hay cinco modelos de curación de contenidos (Bhargava,2011): 1) Agregación: La agregación es el acto de compilar la información más relevante sobre un determinado tema en un solo lugar.
  6. 6. Título de la comunicación - 6 - 2) Destilación: Destilación es el acto de compilar información en un formato más simple, resaltando sólo las ideas más importantes o relevantes a compartir. 3) Elevación: Se trata de identificar una tendencia dentro de los mensajes diarios que se publican en Internet. Suelen compartirse en 140 caracteres, imágenes desde el móvil o en redes sociales. 4) Mashup: Cuándo se comparten en una sola pieza múltiples puntos de vista sobre un tema en particular estamos haciendo un mashup de información. Un buen ejemplo de ello sería el tipo de actividad que se lleva a cabo cada día en Wikipedia. 5) Cronología: Una cronología es una forma de curación de contenidos que reúne información histórica organizada sobre una base de tiempo, para mostrar la evolución de un concepto o de un tema en particular. Este es un modelo emergente, donde más y más líderes de pensamiento seguirán compartiendo sus conceptos. Con la cronología de curación de contenidos se contribuye a la discusión sobre un tema, mencionando a otros que han pensado profundamente acerca de determinados contenidos que convergen en un concepto similar. Dentro de esta tipología podemos agrupar las herramientas que se usan en la curación de contenidos. Actualmente existen muchas, lo que nos posibilita la búsqueda de información según lo que otros han curado previamente o la creación de nuestras propias ordenaciones de contenidos. Aunque hay extensas listas de recursos, nos centraremos en seis herramientas que hemos utilizado en el aula: - Delicious: la red social de los marcadores en la que cada usuario puede añadir, etiquetar o votar por contenidos interesantes. Facilita la búsqueda dentro de un tema determinado con la ventaja de que ha sido revisado antes y etiquetado por otra persona. Para nosotros, Delicious supone el primer paso en la búsqueda y filtración de contenidos. En su uso en el aula, una posibilidad es ofrecerle a los alumnos que hagan búsquedas de contenido a través de esta plataforma en lugar de Google o Wikipedia y analizar las diferencias cualitativas que encuentran. - Diigo: posibilita la opción de crear un grupo en el que compartir información entre los distintos miembros. En su uso en el aula, lo utilizamos como medio para compartir contenidos sobre la asignatura, haciendo que los alumnos compartieran un número mínimo de recursos y fomentando su participación en las redes sociales. - Pinterest: funciona como un conjunto de tableros en los que se puede “pinear” el contenido deseado. Su principal característica es que tiene una fuerte carga visual, lo que lo hace muy atractivo. Es el recurso de curación de contenidos en auge. En su uso en el aula, puede ser
  7. 7. Título de la comunicación - 7 - utilizado como fuente de recursos visuales, como imágenes, plantillas, infografías, etc. - Scoop.it: su funcionamiento se basa en una serie de cajones en los que la información se puede agrupar bajo un título común. En nuestro caso, lo utilizamos para agrupar información antes de su fase de elaboración y presentación ante el alumnado. - Twitter: Evan Williams (2011), fundador de varias exitosas compañías de internet, propone además el uso de las redes sociales como Twitter, la cual nos presenta posibilidades como las listas de suscripción, marcar favoritos, la opción de retwittear con menciones exclusivas a personas a las que les interesa esta información en concreto y las recomendaciones de la red social siguiendo las preferencias del usuario. - Storify: al igual que Scoop.it, su utilidad es la de almacenamiento ordenado de la información, aunque en este caso se presenta como si fuera una historia, lo que le da una apariencia más dinámica y atractiva. Nuestro proyecto en el aula comenzó por la ausencia de una formación sobre herramientas TIC a la que se enfrentaba el alumnado, siéndole en muchos casos sobreentendida por el uso que hacen de redes sociales y programas informáticos. Sin embargo, ya en los primeros días se detectó un uso muy básico y poco productivo de los recursos presentes en Internet. En cuanto a las innovaciones informáticas, la mayoría presentaba como principal habilidad el uso de la pizarra electrónica, gracias a un curso que recibieron durante su formación previa. Tras hacerlos conscientes de la necesidad de adquirir hábitos virtuales para tratar con lo que se han venido a llamar “nativos digitales”, tomamos entre todos la determinación de incluir un tema dedicado a las herramientas TIC dentro del aula, centrado sobre todo en el aula de Educación Infantil, área específica en el que los alumnos participarían, pero buscando la creación de un entorno personal de aprendizaje al que poder recurrir fuera cual fuera la tarea que tuvieran que llevar a cabo. Una vez acordada la reforma del programa de la asignatura, se introdujo a los alumnos en el tema con la definición del Entorno Personal de Aprendizaje y la necesidad de creación de uno propio. A continuación, se pasó al uso de aplicaciones informáticas como Prezi, el cual muchos conocían, aunque no habían hecho uso de él. El problema surgió cuando se les presentó un pequeño proyecto de investigación en el que debían buscar información en internet. Tras una breve encuesta, las principales fuentes que usaban eran Google y Wikipedia, además de algunos blogs y entradas ofrecidas por los buscadores más populares. En
  8. 8. Título de la comunicación - 8 - ningún caso conocían las técnicas de filtrado y almacenaje de la información ni le daban un uso académico a las redes sociales, las cuales quedaban relegadas a su uso más social, como compartir fotos con amigos y estar informados sobre las últimas noticias de interés general a través de las alertas de los principales periódicos del país. Una vez localizado el problema, se llevaron a cabo diferentes acciones que para fomentar el redescubrimiento del mundo digital como una inmensa fuente de información en la que hay que zambullirse con un método de búsqueda y selección, siendo capaces de distinguir entre las fuentes de información más fiables para nuestro trabajo. Las medidas fueron las siguientes: En primer lugar, se propuso el análisis de una cuenta de Twitter de su elección que estuviera relacionada con el campo de estudio de la asignatura (la literatura infantil), lo que les dotó de una visión crítica respecto a la información que se compartía en la red social, al tiempo que caían en la cuenta de la importancia de tener peso profesional en las redes sociales, descubriendo multitud de instituciones y páginas en las que encontrar recursos prácticos para el aula. En segundo lugar, se propuso agrupar los recursos encontrados en un grupo de Diigo compartido por toda la clase, creándose así un banco de recursos sobre Literatura Infantil que resultó muy útil para los trabajos que se fueron realizando a lo largo del curso. Esto limitó la búsqueda a recursos que habían sido recopilados y analizados por los propios compañeros, por lo que supuso un primer filtro en la curación de contenidos que estábamos llevando a cabo en el aula. En tercer lugar, se les animó a ordenar los contenidos de forma cronológica, afianzando el uso de Storify. Para ello se propuso, a raíz del tema que se estaba tratando, dedicado a la Historia de la Literatura Infantil, que eligieran a uno de entre una lista de autores significativos en este campo de estudio y expusieran ante el resto de la clase sus hallazgos en la red siguiendo las pautas dadas con anterioridad. Al utilizar la aplicación Storify la exposición se hacía a modo de historia, por lo que resultaba mucho más atractiva y obligaba a hacer una ordenación cronológica, aspecto que enlazaba con la presentación del tema de Historia. Los resultados de las actividades de curación de contenidos fueron muy positivos, pudiendo resumirse en los siguientes puntos: § Buena aceptación de las actividades por parte del alumnado § Reconocimiento de las propias deficiencias en la búsqueda de contenidos apropiados para la investigación
  9. 9. Título de la comunicación - 9 - § Evolución en el uso de las herramientas tic y de curación de contenidos a lo largo del curso § Aplicación de las herramientas propuestas en todas las tareas de investigación de la asignatura, adaptando cada alumno los recursos ofrecidos a su propio trabajo § Aplicación en otras asignaturas de las herramientas de curación de contenidos propuestas § Aplicación de las herramientas de curación de contenidos propuestas en el futuro profesional con la presentación de variantes como un Diario del aula dirigido a los padres A modo de conclusión, y en vista de los buenos resultados y la aceptación por parte del alumnado, podemos concluir que es imprescindible una buena formación del alumnado en materia de curación de contenidos, ya que esto no solamente les da los medios para encontrar fuentes más fiables, sino que contribuye a la creación y ampliación de su Entorno Personal de Aprendizaje. A esto hay que unir la necesidad de una formación continuada en la que ir incorporando nuevos conocimientos que se adapten a las necesidades de la sociedad actual, la cual, como hemos ido viendo a lo largo de este análisis, se encuentra en continuo cambio. Esta fluidez de los contenidos presentados hacen que una buena formación del profesorado sea la base de la formación de los alumnos, ya que si este no está formado, no podrá darle nunca a sus alumnos la formación necesaria. Con esta comunicación, hemos pretendido llamar la atención sobre la necesidad de una formación del docente como curador de contenidos, lo que le permitirá una actualización constante de su Entorno Personal de Aprendizaje, fomentando la innovación y la aplicación de los nuevos medios en el aula. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS: - Archano, R. (2011) “Infoxicación o el problema del exceso de información” en Papeles de inteligencia. URL: http://papelesdeinteligencia.com/infoxicacion-o-el-problema-del-exceso- de-informacion - Bhargava, R. (2009) “Manifesto for the content curator: the next big social media job in the future?”. URL: http://www.rohitbhargava.com/2009/09/manifesto-for-the-content-curator- the-next-big-social-media-job-of-the-future-.html
  10. 10. Título de la comunicación - 10 - - -- (2011) “The 5 models of content curation”. URL: http://www.rohitbhargava.com/2011/03/the-5-models-of-content- curation.html - E.P. (2012). “Exceso de información: un problema global”. Madrid: El País. - Guallar, J., Leiva-Aguilera, J. (2013) El content curator. Guía básica para el nuevo profesional de internet. Barcelona: Ed. UOC, Colección El profesional de la información, n. 24 - Mena Muñoz, S. (2014) “Herramientas contra la infoxicación en los social media: los content curator. Ámbitos Comunicación. URL: http://ambitoscomunicacion.com/2014/herramientas-contra-la- infoxicacion-en-los-social-media-los-content-curators/ - Mesa, E. (2014) “Curadores de contenidos. Buscadores de información en el caos de la web”. Revista UNIR. URL: http://revista.unir.net/3420- curadores-de-contenido-buscadores-de-informacion-en-el-caos-de-la- web - Morris, J. (2014) “The 5 W’s of Link Curation”. Copyblogger. URL: http://www.copyblogger.com/lede-link-curation/# - Serrano – Puche, J. (2014) “Por una dieta digital. Hábitos mediáticos saludables contra la obesidad informativa”. Ámbitos Comunicación. URL: http://ambitoscomunicacion.com/2014/por-una-dieta-digital-habitos- mediaticos-saludables-contra-la-obesidad-informativa/ - Williams, E. (2011) “Las redes sociales ayudan a filtrar el exceso de información en internet”. Marketing Directo. URL: http://www.marketingdirecto.com/actualidad/social-media-marketing/las- redes-sociales-ayudan-a-filtrar-el-exceso-de-informacion-en-internet/

×