Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Grupo Gruma

329 views

Published on

Proyecto para la materia de Tratados Comerciales Internacionales I

Published in: Career
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Grupo Gruma

  1. 1. ESCUELA BANCARIA Y COMERCIAL Tratados Comerciales Internacionales I “Proyecto Grupo GRUMA” Elaborado por: Alan Guillermo Arcos Navarro Rosalía Rodríguez Tapia Johana Herrera Ortega Alexandra Medel Villanueva Profesor: Tulio Alberto Radamés Favela Cuenca TOLUCA, MÉX MAYO 2016
  2. 2. ENGLISH ABSTRACT This project will be presenting information about Grupo GRUMA, how this company was growth by the entrance of the NAFTA, we will give information and numbers about how GRUMA become the largest tortilla production company in the world mainly exporting to the neighboring country United States, also including the import of the corn at a lower cost. INTRODUCCION El atraso de nuestro sector agropecuario es previo a la apertura y al TLC y su situación sería peor sin ese tratado. Desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte las dos empresas más grandes de la industria del maíz en México (MASECA y MINSA) han sido los únicos beneficiados de los cupos de importación del grano libres de arancel contemplados en el TLCAN (4.5 millones de toneladas por año), les han servido no solo para tener inventarios sino para presionar a los productores nacionales y comprarles su maíz a precios hasta 20% más bajo que los mercados. Los grandes perjudicados por esta decisión fueron los dieciocho millones de campesinos que vieron caer los precios en un 45%. México es actualmente el tercer mercado más importante para la venta de productos agrícolas, casi un 90% de las exportaciones mexicanas se destinan al país del norte y un 75% de las importaciones vienen de allí. Las estadísticas disponibles apuntan a que el TLC cumplió con su papel en el campo. De acuerdo al Capítulo VII de acuerdo agrícola promueve la liberalización total del comercio del sector agropecuario y forestal en la región. Entre todos los acuerdos comerciales internacionales, los compromisos para la agricultura, establecidos en este tratado entre México y Estados Unidos son los más radicales, pues incluyen la liberalización de todo el comercio agrícola en un plazo determinado. Esta apertura comercial incremento en los tres países los empleos, es difícil calcular cuántos empleos se han creado en nuestro país como consecuencia, ya que los factores de la economía inciden unos sobre otros de manera dinámica y constante. Lo más importante es que millones de consumidores mexicanos han resultado beneficiados al tener a su alcance una variedad de productos y servicios innovadores que son más baratos y que tienen una mejor calidad.
  3. 3. Historia de GRUMA Todo inició en 1949 con un joven entusiasta, emprendedor, visionario y con una gran sensibilidad comercial. Don Roberto González Barrera en un viaje a Reynosa Tamaulipas encontró un artefacto rústico con el que se molía nixtamal seco, era un molino que producía 18 toneladas mensuales de harina de maíz para hacer tortillas, tuvo una gran corazonada, y desde que lo tuvo en sus manos sintió que esto podría ser una gran industria, llevó una prueba de esto a su padre; un hombre de trabajo ingeniero e investigador nato Don Roberto M. González Gutiérrez y juntos lograron dar un salto tecnológico de cinco mil años en la industria de la tortilla y revolucionar por completo la manera en que tradicionalmente se hacían las tortillas en México. En los años 50’s nace la marca MASECA que surge de los conceptos Masa-Seca es decir, harina de maíz deshidratada; se perfecciono la calidad de la harina de maíz nixtamalizada, así como su proceso de producción, derivando en una mejor calidad de la tortilla. Esta década de experimentación y resultó decisiva para lograr un producto que fuera aceptado por los clientes quienes deseaban obtener una tortilla con color, consistencia y sabor óptimos. En los 60’s MASECA empieza a posicionarse como sinónimo de calidad, pero también como un producto básico de la alimentación de los mexicanos. En los 70’s comienza la internacionalización, echan a andar operaciones en Costa Rica con la producción y comercialización de tortillas empacadas y llevan a cabo el primer gran esfuerzo de distribución masiva. La incursión en Costa Rica significa grandes aprendizajes: - Desarrollo de máquinas de alta velocidad - Enriquecer la tortilla con proteína de soya - Comprobar que la tortilla se podía producir, empacar, preservar y distribuir sin perder sus propiedades. - Crearon infraestructura capaz de cubrir gran cantidad de rutas de distribución Actualmente, en Costa Rica se prueban muchos de los productos de GRUMA que han tenido éxito en México y en todo el mundo. Por eso, esta nación es considerada la escuela de GRUMA. A mediados de esta década, llegaron a Estados Unidos y adquirieron la planta Mission Foods en California. El aprendizaje de GRUMA en este país y su éxito subsecuente en el
  4. 4. mercado más desarrollado del mundo, llevaría a la empresa a madurar y a acelerar, aún más, el avance de la tecnología. En los 80’s como parte de la estrategia de expansión en el mercado internacional del grupo GRUMA, adquirieron 10 plantas en Estados Unidos. Construyeron el primer molino de harina de maíz en Edimburgo, Texas, dando nacimiento a Azteca Milling, una subsidiaria que fructificaría el crecimiento significativo de las ventas de harina para la industria de la tortilla en Estados Unidos. Y en este proceso de internacionalización de la empresa adquirieron Guerrero, marca de amplio arraigo en el sur de California. Para finales de la década, se consolidaron como una compañía internacional, y para estos años, los ejecutivos estaban ya al nivel de los altos estándares de desempeño de los directivos de las compañías estadounidenses transnacionales. En 1994 realizaron su oferta pública inicial de acciones de GRUMA en la Bolsa Mexicana de Valores. GRUMA Corp, filial de GRUMA S.A.B. de C.V. en Estados Unidos, inauguró en California su planta diseñada especialmente para cumplir con las más altas especificaciones en materia de sustentabilidad y cuidado del medio ambiente, por lo que su construcción obtuvo el certificado “Leed Oro” (Leadership in Energy and Environmental Design, Liderazgo en Diseño Energético y Ambiental), que otorga el gobierno estadounidense. Con esta planta aseguramos el uso eficiente de energía, agua y desperdicios, así como una reducción de las emisiones contaminantes, tanto en las áreas industriales como administrativas de las nuevas instalaciones donde hay paneles solares y sistemas ahorradores de agua y energía. 1 EL TLCAN Y EL MAÍZ Los pocos beneficiados del TLCAN han sido los agroindustriales de la cerveza y la tequila, los productores y empacadores de hortalizas y frutas tropicales de exportación, los importadores de carnes y granos (Maseca y Minsa) y la industria refresquera. Maseca y Minsa, en particular, se han beneficiado ampliamente desde 1994, cuando el presidente Carlos Salinas suspendió el cobro de aranceles, permitiendo que estas importaran grandes cantidades de maíz. En 2011 México importó 8.7 millones de toneladas de maíz, o sea la mitad de la oferta total del grano. Si bien ese fue el año del desastre climático que afectó las cosechas, principalmente en el noroeste, la dependencia alimentaria ha tendido a crecer desde la liberalización del maíz: se importó 39% de la oferta nacional en promedio en 2009-2011. 1 Anónimo. (Sin fecha). GRUMA, una empresa con gran visión de negocios. Mayo 9, 2016, de GRUMA Sitio web: https://www.gruma.com/es/somos-gruma/historia.aspx
  5. 5. Tan sólo entre 2005 y 2010, la tasa de incremento anual de las importaciones de maíz blanco fue de 40.5%. Por otra parte, el promedio anual de producción entre 2009 y 2011 fue de 20.2 millones de toneladas de maíz (principalmente blanco), cuando en 1990 fue de 14.6 millones. Logro nada despreciable en el contexto del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). En 1990, 20 millones de toneladas hubieran satisfecho la demanda interna de una población de 83.9 millones, pero en 2010 los habitantes sumaban ya 112 millones. La producción nacional actual se logró con base en el crecimiento de los rendimientos en las tierras de riego, mientras que la superficie sembrada total se mantuvo alrededor de 7.8 millones de hectáreas. Algunos especialistas anti-TLCAN defensores de la exclusión del maíz en el capítulo agropecuario auguraban el desplome de la agricultura maicera una vez entrado el vigor este tratado. La estrategia para lograr la eficiencia y competitividad en la agricultura fue el programa de “modernización para el campo mexicano”, que lanzó en 1990 el entonces presidente Carlos Salinas. Su instrumentación fue bastante compleja. En un momento en que aún se cuestionaba la legitimidad electoral del gobierno, no se podía ignorar al campesinado organizado, cuya mayoría había sido un pilar de los sucesivos gobiernos (del PRI). Salinas debía construir los acuerdos con los grupos organizados para realizar los cambios institucionales necesarios para lograr las reformas de la política agrícola: el fin de apoyos a la producción y comercialización con recursos públicos –crédito, asistencia técnica, precios de garantía, empresas paraestatales específicas- y las reformas a las leyes que regían la propiedad social – el Artículo 27 constitucional-. Reformas que antecedían las condiciones de la firma del TLCAN. Y como es de esperarse este proceso no estuvo libre de tensiones, Para mitigarlas, el gobierno promovió una política de concertación que apoyaba proyectos productivos de grupos de productores organizados, pero fueron acciones muchas veces específicas y para actores focalizados, lo cual dividió y mantuvo a productores y organizaciones en una situación de fragmentación e incertidumbre. Finalmente, se lanzaron los grandes programas para el campo que definirían los recursos al sector –a manera de transición-. Fueron resultado del proceso de negociación para tener un consenso, o por lo menos fragmentar la oposición al modelo global: el Programa de Apoyos Directos al Campo (Procampo); el Programa Nacional de Solidaridad (Pronasol) y el Programa de Certificación de Derechos Ejidales y Solares Urbanos (Procede). El año 1993 fue clave, se negociaba el capítulo agropecuario para el TLCAN, a pesar del reclamo de importantes sectores del campesinado organizado y de la sociedad civil en contra de su inclusión en el Tratado. Para la agroindustria y los grandes productores pecuarios, incorporar al maíz y granos en general era clave para abaratar los insumos que utilizaban. Obviamente, este sector concordaba con la posición oficial, en particular de la
  6. 6. entonces llamada Secretaría de Comercio y Fomento Industrial (Secofi), que estaba al frente de las negociaciones. Se logró, no obstante, calificar tres cultivos como sensibles a la liberalización inmediata: maíz, frijol y leche en polvo. Un periodo de 15 años fue otorgado al maíz, con una cuota de importación libre de arancel para el promedio histórico de importación, y una tarifa que comenzó en 215 pesos por tonelada y disminuiría progresivamente hasta liberar totalmente en 2008. Irónicamente, las organizaciones campesinas, algunas como la Confederación Nacional Campesina (CNC), pilar histórico del PRI, y otras más independientes como Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas (UNORCA), fueron marginadas incluso antes de que terminara el sexenio de Salinas. El juego del poder se inclinó hacia otros intereses, los del sector empresarial de agricultores y de la agroindustria. Pese a todos los acontecimientos que se estaban suscitando la agricultura campesina no abandonó el cultivo, pero difícilmente tenía los medios para mantenerse en el mercado nacional, salvo experiencias excepcionales y regionales. Se cultivaba para obtener el maíz para autoconsumo; para forraje del ganado, que era más rentable, y para los mercados locales y regionales, cuando había excedente. Estas estrategias explican por qué no disminuyeron radicalmente la superficie del cultivo y la producción en temporal. La geografía del maíz y la estructura de la oferta habían cambiado radicalmente. CONCLUSIÓN  Johana Herrera: Actualmente Grupo Maseca (Gruma) es una empresa que se dedica a la producción, venta, comercialización y distribución de harina de maíz y de trigo, tortillas de maíz y trigo y sus derivados de maíz a nivel nacional e internacional, de hecho es la empresa líder de esta rama en México y una de las más grandes en el mundo. Se define a sí misma como una empresa de alimentos, líder en la producción de harina de maíz y tortillas a nivel mundial. Es la empresa de alimentos más globalizada de México, líder en la producción de harina de maíz y tortillas a nivel mundial.

×