6.límites de nuestra comunidad moral

79 views

Published on

Acerca de los derechos de los animales. ¿Debemos ampliar las fronteras de nuestra comunidad moral?

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

6.límites de nuestra comunidad moral

  1. 1. Los límites de nuestra comunidad moral Historia (y prehistoria) de nuestra conciencia ecológica
  2. 2. Rituales de los cazadores prehistóricos ● La muerte del animal al que se da caza constituye, en sí misma, todo un ritual. ● Los huesos, especialmente el cráneo, se entierran ceremoniosamente. ● En ese acto ritual se adivina la creencia en algún tipo de divinidad, de dios, entendido como "Señor de los animales" que vela para que el cazador mate tan solo en la medida en que le es necesario para alimentarse, y que el alimento no se desperdicie.
  3. 3. El “señor de los animales”, caverna de Trois-Frères (12000- 10000 a. C.)
  4. 4. ● Probablemente se creyera que los huesos contienen el "alma" o la "vida" del animal y que el Señor de las fieras hará crecer una carne nueva en aquellos huesos que los paleocazadores enterraban cuidadosamente. "La creencia de que el animal puede renacer a partir de sus huesos aparece en un número considerable de culturas. De ahí la prohibición de romper los huesos de los animales cuya carne se acaba de consumir. Es ésta una idea propia de las civilizaciones de cazadores y pastores, pero que ha sobrevivido en las religiones y las mitologías más complejas. Un ejemplo bien conocido es el de los machos cabríos de Tor, degollados y comidos durante la tarde, pero resucitados por el dios a la mañana siguiente a partir de sus huesos.” (Mircea Eliade, Historia de las ideas y creencias religiosas, p. 39)
  5. 5. El Iomante de los Ainu
  6. 6. Como un hijo “El oso es generalmente capturado cuando es cachorro, a finales de invierno. Una de las mujeres lo cría de sus pechos como si fuese un chiquillo. Se acostumbra a la compañía humana. Puede verse al osezno entrar en la cabaña, poner una pata en el borde del pote de mijo, levantar la tapa, y comerse dos puñados del contenido. Pueden transcurrir uno, dos o tres años, durante los cuales es tratado como un niño mimado. Cuando se hace fuerte generalmente se construye una jaula de madera. Finalmente llega el momento de la ceremonia, ordinariamente en septiembre u octubre. La fiesta es llamada Iomante, lo cual significa Fiesta de despedida. Es el momento de un dolor casi intolerable para la mujer que ha criado el oso.”
  7. 7. Un mensajero espiritual “Solo la más imperativa responsabilidad espiritual puede inducir a un acto semejante, y se toman minuciosas precauciones por temor a que el oso interprete erróneamente el ritual. Los Ainus creen, como tantos otros pueblos cazadores, que las almas de los animales muertos, después de una estancia en el otro mundo, regresan a la tierra en los cuerpos de otros animales. Y puesto que la vida misma depende del éxito de la caza, es importante que los animales quieran regresar a la tierra. Esta creencia explica muchos de los ritos llevados a cabo sobre un animal que ha sido muerto. En la Ceremonia del Oso de los Ainus este motivo es evidente. Tienden a preparar un animal que tendrá que servir especialmente como emisario vocal y entusiasta. El animal estará encargado de contradecir el vil rumor propagado en el mundo de los espíritus por otros animales, que han hecho creer que la vida sobre la tierra no es más que una cosa miserable que termina rápidamente en cuanto un cazador humano los mata y se los come. Y así, los hombres hablan largamente al espíritu del oso sagrado, recordándole cuan profundamente lo están honrando. Le dicen que debe visitar a su padre y a su madre con alegría. Las mujeres han preparado tortas y pasteles que acompañarán al oso al mundo de los espíritus y le permitirán invitar a las divinidades a una gran fiesta” (Edwar Weyer, Jr “Pueblos primitivos de hoy”)
  8. 8. Siglo XX: Gallinas ponederas ● Una gallina tarda aproximadamente unas 34 horas en poner un huevo. Así que para satisfacer la demanda, millones de gallinas son utilizadas por la industria del huevo cada año. ● Echemos un vistazo a la vida y muerte de la gallina ponedera.
  9. 9. ● Los polluelos nacen en grandes incubadoras como esta:
  10. 10. ● Nunca verán a sus madres.
  11. 11. ● Poco después del nacimiento, separan a los machos de las hembras.
  12. 12. ● A los machos los echan en bolsas de basura para que se ahoguen... o los muelen vivos.
  13. 13. ● A los polluelos hembra les cortan la punta de sus picos con una cuchilla caliente. ● Entre cinco y 11 gallinas son hacinadas en diminutas jaulas de alambre en “batería”. ● En promedio, cada gallina tiene menos espacio para vivir que el tamaño de una hoja de papel. ● A menudo, las jaulas son apiladas una encima de la otra… ● ...lo que permite que la orina y las heces caigan hacia abajo sobre las aves en las jaulas inferiores.
  14. 14. ● Después de unos dos años, aquellas que han sobrevivido son enviadas al matadero.
  15. 15. Nuestra tradicional forma de tratar a los animales ● ¿Carácter excepcional o único de la naturaleza humana? ¿Origen sobrenatural de nuestra especie? ● El derecho a explotar a los demás seres vivos a nuestro antojo. ● El ser humano como centro del universo moral: al ser humano le pertenecen todos los rasgos moralmente importantes de este mundo. ● La naturaleza en sí misma no tiene ningún valor intrínseco y, por ello, la destrucción de plantas y animales por parte del ser humano no puede censurarse (no es algo malo o al menos no lo es mientras no haga daño, indirectamente, al ser humano).
  16. 16. Los primeros libros de la Biblia “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sojuzgadla y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”. (Génesis, I)
  17. 17. El diluvio ● Un castigo para el ser humano que sufren todas las criaturas. ● Después del diluvio, Dios se dirige a Noé y a su familia: “El temor y el miedo de vosotros estarán sobre cada animal de la tierra, y sobre toda ave de los cielos, en todo lo que se mueva sobre la tierra, y en todos los peces del mar, en vuestra mano son entregados”. ● Actuar de tal modo que cause miedo y pavor a todo lo que se mueva en la tierra no es impropio sino que, en realidad, es actuar según el mandato de Dios.
  18. 18. Pensadores cristianos ● San Pablo: “¿Tiene Dios cuidado de los bueyes?”. ● San Agustín: “abstenerse de matar animales y destrozar plantas es el colmo de la superstición”. ● Santo Tomás: En su clasificación de los pecados, Tomás sólo tiene en cuenta los pecados contra Dios, nosotros mismos o nuestros vecinos. La conclusión a la que llega Tomás de Aquino es que no existe la posibilidad de pecar contra los animales no humanos o contra el mundo natural
  19. 19. Aristóteles ● Consideraba la naturaleza como una jerarquía en la que los que tienen menos poder de razonamiento existen por el bien de los que tienen más: “Las plantas existen por el bien de los animales, y las bestias por el bien del hombre: los animales domésticos por su uso y comida, los salvajes (o, en cualquier caso, la mayoría de ellos) por la comida y otros accesorios de la vida, tales como el vestido y diversas herramientas. Puesto que la naturaleza no puede hacer nada en vano o sin ningún fin, es innegablemente cierto que ha creado a todos los animales por el bien del hombre”.
  20. 20. Scala naturae
  21. 21. El alma de los animales ● Para Aristóteles, como también para Aquino, todos los seres vivos tienen un alma: la diferencia entre los animales y el ser humano no es que este tenga alma y aquellos no. Se trata de una diferencia entre almas (entre capacidades).
  22. 22. La posición de Descartes ● Descartes abriría un abismo insalvable entre los seres humanos y los animales: solamente el ser humano tiene un alma, los animales son máquinas, autómatas carentes de alma. ● Toda la materia funciona como una máquina en la que el movimiento de unas partes viene determinado por el movimiento de las otras. ● El ser humano es el único ser sobre la tierra que además de tener un cuerpo material tiene también un alma o mente de naturaleza inmaterial.
  23. 23. ● Esta teoría supondría un apoyo adicional a la idea de ascendencia cristiana de que no podemos pecar contra los animales o, dicho de un modo menos religioso, que los animales no son dignos de respeto moral o que no tenemos obligación moral alguna hacia ellos. ● Expuesto en términos un tanto simplistas el fondo de la cuestión sería como sigue: ● 1) Solamente el alma es digna de respeto; ● 2) Ni los animales ni las plantas tienen alma, luego ● 3) ni los animales ni las plantas son dignos de respeto.
  24. 24. El hombre no es una isla espiritual: de Darwin a Bentham ● Una de las implicaciones filosóficas más contundentes de la teoría de la evolución es que el ser humano no puede ser considerado como una "isla espiritual o sobrenatural" en un mar de cosas materiales o naturales. ● El origen del ser humano es perfectamente explicable mediante recursos naturales: su origen es tan natural como el de los otros seres vivos que pueblan la Tierra. ● Pero entonces, si estamos naturalmente hermanados con el resto de criaturas vivientes que pueblan la tierra, ¿qué es lo que justifica que consideremos al ser humano como el único ser que merece respeto? O dicho de otro modo, ¿por qué no deberíamos tener obligaciones morales hacia el resto de los seres vivos?
  25. 25. ● El filósofo inglés Jeremy Bentham dejó escrito: "Llegará el día en que se reconozca que el número de piernas, la vellosidad de la piel, o la terminación del os sacrum, sean igualmente insuficientes para abandonar a un ser sensible al mismo destino [el de verse explotado, esclavizado]: ¿Qué más ha de ser lo que trace la linea insuperable? ¿Es la facultad de razonar, o quizás la facultad para el discurso? Sin embargo, un caballo o un perro adulto es, más allá de toda comparación, un animal más racional y más comunicativo que un niño de un día, o de una semana, o de incluso un mes. Pero incluso suponiendo que fuese de otra forma, ¿qué importaría? la cuestión no es: ¿pueden razonar? ni tampoco: ¿pueden hablar? sino: ¿Pueden sentir el sufrimiento?"
  26. 26. El debate ● ¿Qué es lo que hace tan especial al ser humano que ha de ser considerado como el único ser al que tiene sentido respetar moralmente? ● Ya no podemos, asumiendo las conclusiones de la teoría de la evolución, argumentar que la diferencia se basa en una diferencia sobrenatural (todas las capacidades del ser humano, como indicaba Darwin en El origen del hombre, han resultado de un un proceso de evolución natural). ● Pero entonces, ¿dónde estriba la diferencia?
  27. 27. Capacidades y derechos ● La diferencia entre los seres humanos y los demás animales es una diferencia de capacidades. ● Una capacidad especial del ser humano es su capacidad racional y, aunque esta capacidad haya podido tener un origen natural (aunque haya evolucionado por medio de la selección natural), lo cierto es que esta capacidad permite al ser humano elegir libremente qué camino seguir en la vida. ● Esta capacidad de elegir libre o autónomamente es lo que nos obliga (esta es, más o menos, la opinión de Kant) a tener una especial consideración hacia el ser humano que no tendríamos hacia cualquier otro animal. ● Para esta linea de razonamiento lo importante no es el origen de nuestra capacidad (que provenga de un don divino o que sea el resultado de la evolución natural) sino la capacidad misma.
  28. 28. En esencia: ● Que podamos elegir libremente nuestro futuro nos hace merecedores de respeto (exige a los demás seres racionales que respeten nuestra libertad de elección). ● Y solamente el ser humano es libre y racional, por lo que solamente el ser humano merece respeto moral.
  29. 29. Pero… ● ¿Puede bastarnos este criterio, el de la racionalidad y la libertad, para establecer un criterio de admisión válido en la comunidad moral? ● ¿Solamente aquellos seres que sean libres y racionales pueden formar parte de dicha comunidad?
  30. 30. El argumento de los casos marginales ● ¿Qué ocurre con aquellos casos en los que estamos inequívocamente ante un ser humano y, sin embargo, no lo estamos ante un ser libre y racional? ● Pensemos en un bebé de tres meses. Evidentemente se trata de un ejemplar de ser humano pero, ¿es un ser libre y racional? ● O pensemos en el caso de una persona que sufra una grave discapacidad intelectual que le impida, de hecho, conducir su vida autónomamente. ¿Se trata de un ser libre?
  31. 31. ● Pocos se atreverían a defender que ni el bebé ni la persona con discapacidad merecen respeto. ● Los bebés y las personas con graves discapacidades intelectuales forman parte de nuestra comunidad moral (son seres que merecen nuestro cuidado y respeto) a pesar de que puedan no ser libres o racionales. ● La formula del bien: B = Rl + Cv
  32. 32. Agentes y pacientes morales ● Agentes morales: personas capaces de comprender sus obligaciones morales para con el resto de miembros de la comunidad moral. ● Pacientes morales (seres humanos que, como los bebés de tres meses, merecen nuestro cuidado).
  33. 33. Ampliando los limites de nuestra comunidad moral ● Si no existe un criterio único y absoluto con el que guiarnos a la hora de seleccionar a los miembros de la comunidad moral (puesto que es difícil establecer un criterio que convenza a todos y que pueda ser satisfecho por todos aquellos que queremos que formen parte de dicha comunidad), deberemos establecer diferentes criterios atendiendo a diferentes clases de capacidad. ● Al final del texto citado más arriba, Bentham pone el dedo en la llaga: si, por ejemplo, establecemos que el derecho a no ser torturado o maltratado es un derecho exlusivo del ser humano porque solamente el ser humano puede razonar, tendremos dificultades a la hora de defender que un caballo puede ser torturado y un bebe de pocos días no.
  34. 34. ● Así, deberíamos darle el derecho a expresarse libremente a todo ser capaz de hacerlo; ● Deberíamos otorgar el derecho al voto a todo aquel que tenga la madurez política suficiente para hacerlo responsablemente. ● Pero también deberíamos respetar el derecho de los bebés a no ser maltratados. Los bebés no tienen capacidades racionales, pero tienen la capacidad de sufrir. No son, todavía, agentes morales cuyas decisiones merezcan respeto; son pacientes morales que merecen ser cuidados. ● Pero si admitimos en nuestra comunidad moral a los pacientes morales humanos, ¿qué razones hay para no admitir también a los pacientes morales no humanos, esto es, a todos los seres capaces de sentir el sufrimiento?
  35. 35. Epílogo ● Temple Grandin, Arne Naess, Aldo Leopold.

×