Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

5.huella ecológica

66 views

Published on

De Carl Sagan al problema de la huella ecológica: ¿estamos cuidando de ese "puntito azul pálido"?

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

5.huella ecológica

  1. 1. Nuestra huella ecológica
  2. 2. “¿Mi receta para la felicidad? Encuentra algo más grande que tú y dedica tu vida a ello.” (Daniel Dennett)
  3. 3. Ese “punto azul pálido” (la Tierra a 6.000 millones de kilómetros)
  4. 4. La reflexión de Carl Sagan ● https://www.youtube.com/watch?v=898Z8M51Io4
  5. 5. ● “Desde este lejano punto de vista, la Tierra puede no parecer muy interesante. Pero para nosotros es diferente. Considera de nuevo ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestra casa. Eso somos nosotros. Todas las personas que has amado, conocido, de las que alguna vez oíste hablar, todos los seres humanos que han existido, han vivido en él. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de ideologías, doctrinas económicas y religiones seguras de sí mismas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada niño esperanzado, cada inventor y explorador, cada profesor de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie ha vivido ahí —en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol.
  6. 6. ● La Tierra es un escenario muy pequeño en la vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades cometidas por los habitantes de una esquina de este píxel sobre los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina. Cuán frecuentes sus malentendidos, cuán ávidos están de matarse los unos a los otros, cómo de fervientes son sus odios. Nuestras posturas, nuestra importancia imaginaria, la ilusión de que ocupamos una posición privilegiada en el Universo... Todo eso es desafiado por este punto de luz pálida. Nuestro planeta es un solitario grano en la gran y envolvente penumbra cósmica. En nuestra oscuridad —en toda esta vastedad—, no hay ni un indicio de que vaya a llegar ayuda desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.
  7. 7. ● La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, por el momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad, y formadora del carácter. Tal vez no hay mejor demostración de la locura de la soberbia humana que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amable y compasivamente, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que siempre hemos conocido.”
  8. 8. ¿Qué es nuestra huella ecológica? ● La huella ecológica mide la superficie necesaria para producir los recursos consumidos por un ciudadano medio de una determinada comunidad, así como la necesaria para absorber los residuos que genera.
  9. 9. La capacidad de sustentación del medio ambiente “Factores como la abundancia de caza, calidad de suelos, pluviosidad y extensión de bosques disponibles para la producción de energía, fijan el límite superior a la cantidad de energía que se puede extraer de un determinado medio ambiente con una tecnología concreta de producción energética. El límite superior de la producción energética fija, a su vez, otro límite máximo al número de seres humanos que pueden vivir en este medio ambiente. Este límite superior de la población se denomina capacidad de sustentación, de mantenimiento o de soporte del medio (…) Uno de los principios básicos del análisis ecológico afirma que las comunidades de organismos no se adaptan a las condiciones medias de sus hábitats, sino a las condiciones mínimas para el mantenimiento de la vida” (Harris, Introducción a al antropología general, 320).
  10. 10. ● Es decir, las comunidades de organismos que han tenido éxito, que han sido capaces de sobrevivir a lo largo de los siglos, lo han hecho gracias a su tendencia a explotar mínimamente sus hábitats, es decir, a su decisión de “subproducir” o a producir por debajo de lo que el medio puede soportar. ● La sobreexplotación de recursos garantiza un crecimiento vertiginoso pero mina las posibilidades de mantener altas tasas de población durante un período indefinido de tiempo, es decir, acaba con la capacidad de sustentación del medioambiente.
  11. 11. ● De nuevo Harris: “Como todos los modos de producción (en realidad, todos los modos de cualquier tipo de actividad) dependen de recursos finitos, la expansión no puede continuar indefinidamente. La continuación del crecimiento de la producción sin límites provocará, antes o después, que la producción se venga abajo y se reduzca a cero (320)”.
  12. 12. El límite de los rendimientos decrecientes ● Cuando se sobrepasa la capacidad de sustentación, la producción empezará a disminuir como consecuencia de los daños irreversibles al ambiente. Ese límite se conoce como punto de los rendimientos decrecientes. “Sin embargo, cuando se rebasa el punto de los rendimientos decrecientes, la producción puede mantenerse estable o incluso continuar creciendo, aun cuando se produzca menos por unidad de esfuerzo debido a la creciente escasez o empobrecimiento de uno o más factores ambientales.” (ibid.) ● Ese es el momento en el que hay que plantearse que se llega a un punto crítico: si cada vez necesito invertir más esfuerzo en extraer cada vez menos recursos, eso significa que estamos destruyendo la capacidad de sustentación del medio cada vez más deprisa.
  13. 13. La isla de plástico (1.400.000 km2) ● https://www.youtube.com/watch?v=M-UnMZRYEKU
  14. 14. Un problema de justicia social: Basureros tecnológicos ● http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-documental/do
  15. 15. Calculando nuestra huella ecológica ● ¿Cómo calculamos nuestra huella ecológica? Sumando (en hectáreas, por ejemplo) todas las superficies productivas y dividiéndo el número de hectáreas entre los habitantes del área. Así obtenemos la huella ecológica per cápita. ● Con estos datos sabremos si esa comunidad es sostenible o no: si su ritmo de consumo produce una huella mayor que el territorio disponible, entonces tenemos “déficit ecológico”, es decir, consumimos más tierra de la que disponemos.
  16. 16. Rousseau versus Smith ● Rousseau (s. XVIII) en su Discurso sobre la desigualdad compara la vida del “buen salvaje” con la civilización moderna. ● En la idea de Rousseau del estado original de los seres humanos, la tierra estaba abandonada a “su fertilidad natural” y estaba cubierta por “inmensos bosques cuyos árboles no se veían jamás mutilados por el hacha”. Estas condiciones proporcionaban “por doquier sustento y cobijo para toda especie de animal”. ● Por lo que se refiere al buen salvaje:
  17. 17. “Lo veo saciar su hambre en el primer roble, calmar su sed en el primer arroyo y encontrar su lecho al pie del árbol que le proporcionó el almuerzo; de este modo, todas sus necesidades se ven satisfechas.”
  18. 18. ● Rousseau atribuye el abandono de esta idílica situación a la institución de la propiedad privada, que nos permitió acumular más de lo que necesitábamos y, en consecuencia, comparar nuestras posesiones con las de los otros, y desear superarlos en riqueza. ● En esta multiplicación de nuestras necesidades Rousseau veía la fuente no sólo de la desigualdad sino también del odio, la disensión civil, la esclavitud, la delincuencia, la guerra, el engaño y todos los demás males de la vida moderna.
  19. 19. ● Su contemporáneo Adam Smith, adoptó una postura muy distinta a propósito del deseo de acumular posesiones. ● En Theory of Moral Sentiments defendió la multiplicación de necesidades y el deseo de acumular posesiones. ● Fue ese deseo, pensaba, de acumular más y más lo que llevó a nuestros antepasados a desarrollar las artes y las ciencias de modos que...
  20. 20. “han alterado por completo la faz de la Tierra, han transformado los ásperos bosques de la naturaleza en llanuras agradables y fértiles, y han hecho del no surcado y estéril océano una fuente de subsistencia (…) Los ricos (…) son llevados por una mano invisible a realizar casi la misma distribución de las necesidades de la vida que que hubiera sido hecha de haber estado la tierra dividida en porciones iguales entre todos sus habitantes, y así, sin pretenderlo, sin saberlo, hacer progresar los intereses de la sociedad y lograr medios para la multiplicación de la especie.”
  21. 21. ● El mundo ha seguido a Smith, no a Rousseau. ● ¿Por qué seguimos todavía a Smith en lugar de a Rousseau? ● Resulta significativo que Smith no defendiera la acumulación de posesiones basándose en que ésta es el camino hacia la felicidad. Por el contrario, Smith creía que esta creencia era un “engaño”. A propósito de las grandes casa y posesiones a las que aspiramos Smith dice: “Si consideramos la verdadera satisfacción que estas cosas son capaces de proporcionar (…) siempre veremos que es en alto grado despreciable e insignificante. Pero raramente la vemos bajo esta luz abstracta y filosófica.” ● Por el contrario, cuando pensamos en los “placeres de la riqueza y la grandeza”, se nos aparecen: “como algo grandioso, bello y noble, cuya consecución bien merece todos los esfuerzos y las ansiedades que estamos tan dispuestos a dedicarles”
  22. 22. Smith da en el clavo ● Aunque nos engañemos al imaginar que la riqueza nos satisfará verdaderamente el engaños es afortunado, pues… “...es este engaño el que despierta y mantiene en continuo movimiento la industria de la humanidad” ● De modo que el padre del pensamiento económico moderno admitió que nuestra forma de sociedad surgió de la voluntad de satisfacer deseos vanos que, incluso si pudieramos satisfacerlos, ¡no proporcionarían ninguna satisfacción verdadera!
  23. 23. ● Hoy, sin embargo, resulta dudoso que una mayor “multiplicación de la especie” sea deseable, y pocas personas preferirían la transformación de más bosques en “agradables llanuras”. ● Debemos plantar cara a la visión de la naturaleza que subyace al pensamiento económico de Adam Smith...
  24. 24. ...Por y desde “ese punto azul pálido”

×