Dr. Adolfo Vásquez Rocca          Sloterdijk y Nietzsche                        1                      SLOTERDIJK Y NIETZS...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca              Sloterdijk y Nietzsche                        2Citar:   –     VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo,...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca        Sloterdijk y Nietzsche                   3                                     -1 -En la f...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca          Sloterdijk y Nietzsche                        4Sloterdijk. Bajo esta perspectiva, el mis...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca          Sloterdijk y Nietzsche                 5autorrecursivamente”; “los hombres con mecanismo...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca        Sloterdijk y Nietzsche                   6Sin embargo, costará remontar niveles tan altos ...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca       Sloterdijk y Nietzsche                  7                                    -2-El hombre e...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca            Sloterdijk y Nietzsche                       8mediante programas de autodeterminación ...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca           Sloterdijk y Nietzsche                    9lineal; una y otra vez, abarca la dinámica d...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca                    Sloterdijk y Nietzsche                                   10                   ...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca                    Sloterdijk y Nietzsche                     11Estas indicaciones dejan en claro...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca       Sloterdijk y Nietzsche                  12los seres humanos son “animales bajo influjo” per...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca         Sloterdijk y Nietzsche                    13El Humanismo como palabra y proyecto tiene si...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca       Sloterdijk y Nietzsche                  14anteriores, en los que, gracias a un íntimo entra...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca        Sloterdijk y Nietzsche                    15se rehúsen explícitamente a ejercitar el poder...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca            Sloterdijk y Nietzsche                          16Dr. Adolfo Vásquez Rocca    Doctor e...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca               Sloterdijk y Nietzsche                           17Observaciones Filosóficas - Nº 5...
Dr. Adolfo Vásquez Rocca            Sloterdijk y Nietzsche                      18Enero-Junio.2009 (I) pp. 381-393. http:/...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Adolfo vasquez rocca 'sloterdijk y nietzsche; de las antropotecnias al discurso del posthumanismo y el advenimiento del super hombre'

462 views

Published on

3 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Documentos

    “PETER SLOTERDIJK: EXPERIMENTOS CON UNO MISMO, ENSAYOS DE INTOXICACIÓN VOLUNTARIA Y CONSTITUCIÓN PSICO-INMUNITARIA DE LA NATURALEZA HUMANA”. PDF

    Dr. Adolfo Vásquez Rocca


    REFERENCIA:

    Este 'paper' es parte del Proyecto de Investigación 2012 “Sloterdijk; Esferas, Antropología de las comunicaciones, concierto de transferencias e historia de la fascinación de proximidad”. Desarrollado a través del Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC) y el Grupo THEORIA – Proyecto europeo de Investigaciones de Postgrado –UCM. –Eastern Mediterranean University – Academia.edu.

    Base de Datos Investigación PETER SLOTERDIJK – Revista Observaciones Filosóficas:
    Url. http://www.observacionesfilosoficas.net/indexpetersloterdijk.htm



    - Investigador Responsable: Adolfo Vásquez Rocca PHD.
    Doctor en Filosofía. Profesor Asociado al Grupo Theoria – Proyecto europeo de Investigaciones de Postgrado –UCM. Universidad Complutense de Madrid.
    Eastern Mediterranean University - Academia.edu.
    Académico Investigador de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado UNAB. –Investigador Asociado y Profesor adjunto de la Escuela Matríztica de Santiago.



    Título:
    “Peter Sloterdijk: Experimentos con uno mismo, ensayos de intoxicación voluntaria y constitución psico-inmunitaria de la naturaleza humana”


    Resumen – Abstract

    Se indaga en torno a la intoxicación voluntaria, dentro de un programa general encaminado a la experimentación con el propio cuerpo, método que encuentra sus fundamentos en la idea de la medicina romántica donde, según Sloterdijk, los efectos de las dosis en el hombre sano y el enfermo se reflejaban de manera especular. Es aquí donde se origina una ambiciosa semiótica de la medicación farmacológica, no sólo del endomorfinismo de la especulación, sino también de mecanismos endocrinos o quimioéticos.
    Sloterdijk se refiere a un proceso de intoxicación voluntaria en referencia al creador de la homeopatía, Samuel Hahnemann, como inventor de una micropolítica de la subjetividad. De la misma manera que el homeópata, según Hahnemann, debe intoxicarse a sí mismo antes de poder dar consejo alguno, el teórico político debe estar dispuesto a arriesgar su identidad en la práctica.
    Sloterdijk al referirse a este tipo de “experimentos con uno mismo”, no piensa en un experimento de vivisección en las propias carnes, ni tampoco en la psicosis romántica del psicoanálisis, sino que más bien hace referencia, a un fenómeno perteneciente a la historia de la medicina moderna, el movimiento homeopático, que se remonta a hace más de doscientos años y cuya eficacia se verifica en tratamientos terapéuticos -con propuestas médicas adecuadas- capaces de tratar la neurosis moderna. Se examina y discute la convicción heterodoxa de que el médico estaría obligado a intoxicarse a sí mismo con todo lo que él más tarde iba a prescribir a los enfermos. De esta reflexión procede el concepto de experimento con uno mismo: quien quiera ser médico necesita previamente ser cobaya, esto es ser su propio conejillos de Indias.
    El autor valioso y útil es el que se contamina él mismo con las materias con las que trabaja, sustancias de alto contenido tóxico, este planteamiento no ha cambiado. Kafka, Musil, Broch, Burroughs todos los grandes del siglo XX, también han sido maestros del pensamiento peligroso.

    Como Citar:

    VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, “Peter Sloterdijk: Experimentos con uno mismo, ensayos de intoxicación voluntaria y constitución psico-inmunitaria de la naturaleza humana”, Artículo –paper– Proyecto de Investigación – CNIC – Consejo de Ciencia – THEORIA – UCM+Madrid. En Revista Observaciones Filosóficas, ISSN 0718-3712, Sección Documentos:
    URL:
    http://www.observacionesfilosoficas.net/download/Peter-sloterdijk-experimentos-con-uno-mismo.pdf
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA PHD.


    ZYGMUNT BAUMAN: MODERNIDAD LÍQUIDA Y GLOBALIZACION; SUS PARIAS Y SUS DESCONTENTOS. NUEVOS POBRES Y ESTÉTICA DEL CONSUMO POR ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA PH.D.

    Entrevista: 'FILOSOFÍA COMO TEORÍA ERÓTICA. ENTREVISTA A ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA'. Entrevista en 'ALCANCES' Vol.I, Nº 1, año 2010 – Revista de Filosofía – de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UNIVERSIDAD DE CHILE.


    VÁSQUEZ ROCCA, ADOLFO, «POSTMODERNIDAD Y ARTE: 'LA CRISIS DE LAS VANGUARDIAS ARTÍSTICAS Y EL DEBATE MODERNIDAD-POSTMODERNIDAD'», En Revista Arte, Individuo y Sociedad. Revista Científica de la Facultad de Bellas Artes, UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID – Año 2005 – Vol. 17.ISSN 1131-5598 pp.133 – 154,

    'GEORGES PERÈC; LA VIDA, ARTE COMBINATORIA E INSTRUCCIONES DE USO' _ POR ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA PH.D.




    'ZYGMUNT BAUMAN: MODERNIDAD LÍQUIDA Y GLOBALIZACION; SUS PARIAS Y SUS DESCONTENTOS. NUEVOS POBRES Y ESTÉTICA DEL CONSUMO' _ POR ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA PH.D.


    Y En Transversales:



    PODRÍA 'LICUAR' LAS RELIGIONES Op. ct. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA PH.D.

    'ZYGMUNT BAUMAN: VIDAS DESPERDICIADAS: LA MODERNIDAD, SUS PARIAS Y SUS DESCONTENTOS
    LA POSTMODERNIDAD Y

    DR. ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA: “SLOTERDIJK; PSICOPOLÍTICA, GLOBALIZACIÓN Y MUNDO INTERIOR DEL CAPITAL”


    VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, 'SLOTERDIJK; PSICOPOLÍTICA, GLOBALIZACIÓN Y MUNDO INTERIOR DEL CAPITAL', En ARQCHILE.CL ©, Portal Latinoamericano de Arquitectura, ISSN 0718-431X, Concepción, ISSN  0718-431X,  Nº 16 - Agosto - Septiembre,   

    VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, 'SLOTERDIJK; PSICOPOLÍTICA, DE LAS MEMORIAS DEL SUBSUELO A LA POSTHISTORIA' En EIKASIA, Revista de Filosofía, Nº 36 - 2011, ISSN 1885-5679 - Oviedo,  España, pp.7 - 22.


    VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, 'PROUST Y DELEUZE; SIGNOS, TIEMPO RECOBRADO Y MEMORIA INVOLUNTARIA', En Almiar MARGEN CERO, Revista Fundadora de la ASOCIACIÓN DE REVISTAS DIGITALES DE ESPAÑA - Nº 40 / 2008.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Vásquez Rocca, Adolfo, 'Sloterdijk 'Normas para el Parque humano'; De la carta sobre el humanismo a las antropotecnias y el discurso del pos-thumanismo', En
    Revista Observaciones Filosóficas - Nº 5 / 2007 | ISSN 0718-3712
    http://www.observacionesfilosoficas.net/petersloterdijkdelasnormas.html
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
462
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
9
Comments
3
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Adolfo vasquez rocca 'sloterdijk y nietzsche; de las antropotecnias al discurso del posthumanismo y el advenimiento del super hombre'

  1. 1. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 1 SLOTERDIJK Y NIETZSCHE;DE LAS ANTROPOTECNIAS AL DISCURSO DEL POSTHUMANISMO Y EL ADVENIMIENTO DEL SUPER-HOMBRE Adolfo Vásquez Rocca Doctor en Filosofía Pontificia Universidad Católica de Valparaíso - Universidad Complutense de Madrid
  2. 2. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 2Citar: – VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, "Sloterdijk Normas para el Parque humano; De la carta sobre el humanismo a las antropotecnias y el discurso del posthumanismo", En Revista Observaciones Filosóficas - Nº 5 / 2007 | ISSN 0718-3712 http://www.observacionesfilosoficas.net/petersloterdijkdelasnormas.html – VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, “Peter Sloterdijk y Nietzsche; De las antropotecnias al discurso del posthumanismo y el advenimiento del super-hombre”, En Psikeba: Revista de Psicoanálisis y Estudios Culturales, ISSN 1850-339X, Buenos Aires, Nº. 3, 2006 http://www.psikeba.com.ar/articulos/AVRsloterdijk-nietzsche.htm
  3. 3. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 3 -1 -En la filosofía de Sloterdijk se puede encontrar una multiplicidad deescenificaciones en las que intervienen los actores por excelencia de lahistoria: el hombre, la divinidad, los animales, las fuerzas de la naturaleza,los artefactos tecnológicos; todo en escenarios tan dispares como hordas,polis, burbujas, globos, espumas, cosmos; en estados de cosas tan disímilescomo el sueño, la vigilia, la subjetividad, el estado narcótico, el líquidoamniótico, el jardín del Edén, etc. Ante esto se pueden distinguir dosgrandes líneas narrativas que en su filosofía se articulan para dar cuenta dela caducidad del humanismo –la última gran filosofía de la historia– y deladvenimiento de una nueva era posthumanista, desestructurando lossupuestos fundamentales del humanismo, a saber: la estricta distinción entrenaturaleza y cultura; y la dicotomía sujeto y objeto, diversificando losplanteamientos y unidades de sentido histórico. Para esto, Sloterdijk realizauna suerte de historia natural de la especie junto a una historia espiritual dela criatura, relatos que se fundamentan en la tesis nietzscheana según lacual el hombre es un efecto de programaciones y adiestramientos. Así,ciencia zoológica y ciencia pneumática se constituyen en la historia de losprocesos antropotécnicos capaz de introducir en la escena de la teoríaaquello con lo que el hombre convive –y ha convivido– cotidianamente, asaber: signos, señales, símbolos, máquinas, herramientas, animales,plantas, virus, bacterias, textos, obras de arte, museos, prótesis,intervenciones quirúrgicas, fármacos; a esto se debe sumar la irrupción delos artefactos tecnológicos en la determinación de la vida humana. Lahistoria de esta cohabitación con elementos cuyo estatuto ontológico no hasido suficientemente aclarado es el desafío de la misma filosofía de
  4. 4. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 4Sloterdijk. Bajo esta perspectiva, el mismo estatuto ontológico del hombre noestá claro; en este sentido, Sloterdijk entiende al hombre como una derivabiotecnológica asubjetiva que vive hoy un momento decisivo en términos depolítica de la especie.Describir históricamente en qué ha consistido esta convivencia reciénadvertida con inquilinos desconocidos que han habitado por siglos ennuestras propias casas, es por lo pronto, la primera tarea del pensamientoposthumanista sloterdijkiano: una especie de sabiduría cotidiana de loindistinto e incierto, una cosmología ecológica de la complejidad. Estacomplejidad consiste en la constatación de una contaminación recíprocaentre hombres y artefactos, mediante la cual los caracteres de unos setransfieren a los del otro por contagio. La invención de la inteligencia artificialy el descubrimiento del genoma humano constituyen el mayoracontecimiento cognitivo desde el establecimiento parmenídeo de losprimeros principios del pensamiento y la pregunta socrática por el qué dealgo. En este sentido, el artefacto inteligente y el hombre programado son,en uno de sus aspectos fundamentales, dos bombas de tiempo ubicadas a labase de las certezas metafísicas de la humanidad.Según Sloterdijk la prueba de que la metafísica clásica, basada en lacombinación de una ontología monovalente (el Ser es, el No-Ser no es) yuna lógica bivalente (lo que es verdadero no es falso, lo que es falso no esverdadero, tertium non datur) lleva a la incapacidad absoluta para describiren términos ontológicamente adecuados fenómenos culturales”. El bastoconjunto de estos fenómenos se puede explicar sucintamente a partir defórmulas aparentemente paradojales, pero que no constituyen unacontradicción si nos situamos en la conquista del tertium datur. Así,entonces: “las máquinas funcionan con logos: sistematizando
  5. 5. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 5autorrecursivamente”; “los hombres con mecanismos programados biológicay culturalmente: vinculando linealmente”. De este modo, hay espíritu en lamateria y materia en el espíritu.Si se acepta lo anterior, no sólo máquinas y artefactos, sino también sereshumanos requieren para ser concebidos lo que Sloterdijk llama “unaontología que sea al menos bivalente, así como una lógica trivalente, esdecir un instrumental cognitivo capaz de articular que hay negacionesafirmadas y afirmaciones negadas realmente-existentes, que hay nadas queson entes y entes que son nada”. Este instrumento cognitivo permitiría darcuenta del hombre en el actual escenario de una creciente complejidad.Sincronía, inmediatez y enlaces en sus múltiples versiones, dan lugar a unnuevo modo de ser en el tiempo y de habitar en el espacio, que exige, paraser tematizado, una conceptualización a la altura de su complejidad.En este sentido, se hace necesario desarrollar un pensamiento ecológicoque supere el dualismo entre lo natural y lo artificial propio de la concepciónhumanista del mundo, ciega ante la unidad casi indistinta de un únicoentorno natural y tecnológico. Así, pues, una ecología filosófica vendría aconstituir, en grandes escalas, una nueva cosmología, que consistiría enestudiar las relaciones de las diversas entidades en el escenario del cosmosa partir de criterios polivalentes. De este modo, si se remontara la crecientecomplejidad del mundo actual, el cosmos pasaría a ser el ámbito para laconformación de una multiplicidad de nuevos espacios habitables, quefundarían ante todo una nueva política de la cohabitabilidad entre entidadesseparadas antes por la supuesta pureza o impureza de su naturaleza: entrehombres y máquinas.
  6. 6. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 6Sin embargo, costará remontar niveles tan altos de complejidad. El mundocomo hábitat de la especie humana se presenta hoy bajo la forma de unahiperesfera conectada en red. La misma necesidad de anteponer la palabra“hiper” a una serie de conceptos revela que éstos son tiempos exacerbados,a saber: la edad del paroxismo de la complejidad. Ante este estado de cosasni siquiera el “hiper” da basto para describir en una medida adecuada laactual forma del mundo. Con todo, se requiere una hiperpolítica a la altura deun mundo hipercomplejo ante la presencia de huérfanas multitudes deindividuos sin un horizonte de cosas en común más que el éxito personal.Para Sloterdijk, el gran relato sobre lo que quisiera denominar aquí, a modode título del texto primario de la época, “Hombres yuxtapuestos o la orfandaddel género humano”, se sitúa en el reconocimiento cómico y dramático delactual estatuto híbrido del hombre como espécimen biocultural. Habrá quedar cuenta de la unidad de la evolución humana desde sus escenificadosorígenes. Para ello, Sloterdijk elabora su ensayo sobre lo que él denominahiperpolítica, con el fin de mostrar claramente el suceso antropológicofundamental: la creación del hombre por parte del hombre. Un relato en elque intervienen Nietzsche y Sloterdijk por un lado y Heidegger -por otro-como dos mentalidades confrontadas en una radical ruptura entre épocas ysensibilidades.
  7. 7. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 7 -2-El hombre es el animal que se predice, los propios hombres anuncianhombres venideros. Esta fórmula hace patente que la autoproducción de lacondición humana no debe ser entendida de manera solipsista. Por elcontrario los hombres tienen noticia de lo que pueden ser mediante unacorriente continua de presagios, designaciones y proclamaciones. Loshombres anuncian a otros hombres, hablan de las posibilidades del hombrepor venir. Quien corresponde a la invitación del discurso sobre las máseminentes posibilidades humanas va a parar al centro del proceso dehumanización. Al dimensionar la importancia de tales discursos, losindividuos experimentan el impulso de, no sólo ser oyentes de la palabra,sino convertirse en sus autores. Desde siempre la humanización ha sido unsuceso en el que predicadores eminentes proponían a sus semejantesmodelos de humanidad, historias ejemplares de los antepasados, los héroes,los santos, los artistas. A esa fuerza demiúrgica de la lengua cabe llamarlapromesa, a la ciencia en la que se profiere le corresponde el nombre deprofecía y el carácter que por ello asume no puede ser otro que el de losdiscursos escatológicos.El hombre tiene que ser prometido al hombre antes de someter a prueba, ensí mismo, lo que puede ser. El que no ha oído nunca las historias de losdioses, héroes, santos, profetas y artistas es muy difícil que quiera o puedaser un dios, héroe, santo, profeta o artista. El discurso ha de habersereferido a “grandes hombres”, en tercera persona, antes de que un individuopueda dar en la ocurrencia de ser él mismo uno de semejantes sujetos.Nos hemos acostumbrado a caracterizar el movimiento de ideas de lostiempos modernos como relevo de la determinación cristiana del hombre
  8. 8. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 8mediante programas de autodeterminación mundana o humanista. Estoencuentra un apoyo en el hecho de que, a partir del siglo XVIII, la disciplinade la antropología nace como una nueva forma de antropodicea. En ellacomienza “el” hombre a tomarse a sí mismo de manera empírica y ainvestigar su forma de ser inspirado en su “propia” revelación. En eso seexpresa, a la vez, un nuevo ethos que no desea otra cosa sino que elhombre se tome a sí mismo humanamente a todo trance. Imagen ysemejanza de Dios se va convirtiendo, cada vez más, en una idea molestadel parvulario ideológico de la especie. De ahora en adelante, el adulto delos tiempos modernos se contenta con querer ser igual que los mejoresejemplares de su propia especie, siempre y cuando éstos no vayan a serimágenes de Dios, sino sólo hombres. La antropología es la ciencia de lacondescendencia del hombre para con la mera humanidad -unacondescendencia, por supuesto, segura de sí y que, en el fondo, ya sabecomo tiene que tomar el hombre al hombre-. Así está la antropologíaobstinada, de antemano, en ser humana, demasiado humana. Anuncia ypromueve una evolución al final de la cual Nietzsche podrá decir quenosotros -los hombres- nos hemos cansados de ser hombres, que estamoshartos del hombre.Lo que Nietzsche tenía ante los ojos, en su visión de la época iniciada de losúltimos hombres, en la aparente decadencia irresistible del hombre desde laantigua elevación maníaca a la mediocridad autosatisfecha, universal,semidepresiva. Los últimos hombres son aquellos que celebran elabaratamiento del hombre mediante los hombres como su realización.¿Quién podría negar que la época de los medios de comunicación haconducido a un triunfo de la vitalidad atontada, regida por el modelo deindefinición deportiva-musical? El último humano: el transeúnte ante unmicrófono. Pese a todo, el proceso de la civilización no es una decadencia
  9. 9. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 9lineal; una y otra vez, abarca la dinámica de la vida más que la meraconsunción de fuerzas iniciales maníacas hasta la estupefacción lineal. Acualquier europeo atento le salta a los ojos la línea descendente que primeromarca el paso de Dios a hombre y luego de hombre a mamarracho. Perotambién hombres modernos pueden tener un ascendente maníaco, que seeleva mientras el espíritu de la época decae. Para Nietzsche, el aserto “Diosestá muerto” anuncia el desafío de que los hombres pueden aprender, segúnEcce homo, a producir sus entusiasmos en régimen de propiaadministración. La palabra superhombre es una cifra para el tránsito de lamanía a la época de su reproducción artificial.
  10. 10. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 10 -3-Sloterdijk, a propósito de la reproducción artificial -en su polémica Normaspara el Parque Humano, una respuesta a la Carta sobre el Humanismo1reclama una revisión genético-técnica de la humanidad. En su planteamientoconstata que "las fantasías de selección biopolítica han tomado el relevo delas utopías de justicia", de allí que Sloterdijk al destacar los medios yposibilidades que ofrece la biotecnología, sugiera formular un códigoantropotécnico, dejando abierta la posibilidad a una antropotecnología en laque pueda cambiarse el fatalismo del nacimiento por un nacimientoopcional y una selección prenatal. Reviviendo con ello los fantasmas de lostotalitarismos del siglo XX, con sus sueños eugenésicos y ambiciones depoder y control en la selección de seres humanos. Esta nueva ingenieríasocial busca cimentarse en una antropología de cuño neo-darwinista,compatible con cualquier racismo revivido, encontrando sus primerosantecedentes en Platón donde los discursos educativos sobre la comunidadhumana parecen apuntar a un parque zoológico.La polémica ha seguido propagándose en parte por la reconocidaagresividad de los términos “ganaderos” utilizados por Sloterdijk, que enAlemania suscitan siniestros recuerdos eugenésicos, pero en parte tambiénpor una coincidencia temporal de la que Sloterdijk era seguramenteconsciente: la era de la información parece haberse completado muyrecientemente con la era de la biotecnología, con los alimentos transgénicos,la fecundación artificial y la elaboración del “mapa” del genoma humano, conla clonación de animales y quizá, en un futuro próximo, con la “repetición”-programada- de seres humanos.1 SLOTERDIJK, Peter, Normas para el parque humano, Ediciones Siruela, Madrid, 2000. / Conferencia pronunciada en el Castillo de Elmau, Baviera, en julio de 1999 y publicada en Die Zeit ese mismo año.
  11. 11. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 11Estas indicaciones dejan en claro que con la pregunta-por-el-humanismo sealude a algo más que a la conjetura bucólica de que el acto de leer educa.Aquí se halla en juego una definición del ser humano de cara a su franquezabiológica, y a su ambivalencia moral. Pero por sobre todo, esta preguntasobre cómo podrá entonces el ser humano convertirse en un ser humanoreal o verdadero, será formulada a partir de ahora de modo ineludible comouna pregunta por los medios, por aquello por cuyo intermedio los sereshumanos mismos se orientan y forman hacia lo que pueden ser y llegan aser. Se trata, como se habrá advertido, de uno de los alcances de laMeditación sobre la técnica, en particular de la sentencia según la cual “Elhombre, quiera o no, tiene que hacerse a sí mismo, autofabricarse”. ParaOrtega el hombre es un ser técnico, esto es, contra natura, puesto quemientras el animal trabaja para satisfacer sus necesidades, el hombre lohace en cambio para adquirir una sobrenaturaleza, poniendo a su disposiciónaquello que, biológicamente hablando, le es por completo superfluo. Latécnica es, en sí antropógena, pero no deja por ello de ser un lujo a sualcance, es decir al alcance del hombre que ella misma ha engendrado. Yademás un lujo exclusivo del hombre, ya que es la técnica el criterio dedemarcación respecto a la animalidad de la que el hombre zoológicamenteproviene. Como lo señala Ortega “las necesidades humanas sonobjetivamente superfluas y sólo se convierten en necesidades para quiennecesita el bienestar y para quien vivir es, esencialmente, vivir bien”2.El fenómeno humanista gana atención hoy sobre todo porque recuerda –aunde modo velado y confuso– que en la alta cultura, los seres humanos soncautivados constantemente y al mismo tiempo por dos fuerzas formativas,que llamaremos influjos inhibitorio y desinhibitorio. El convencimiento de que2 ORTEGA Y GASSET, José, Meditación de la técnica, Espasa – Calpe, Madrid, 1965, p. 28
  12. 12. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 12los seres humanos son “animales bajo influjo” pertenece al credo delhumanismo, así como el de que consecuentemente es imprescindible llegara descubrir el modo correcto de influir sobre ellos. La etiqueta Humanismorecuerda –con falsa inocencia– la perpetua batalla en torno al hombre, quese ratifica como una lucha entre las tendencias bestializantes y lasdomesticadoras.En este sentido el fascismo era, para Heidegger, la síntesis del humanismo ydel bestialismo, es decir, la coincidencia paradojal de inhibición ydesinhibición.Frente a tan enormes condenas e inversiones ronda de nuevo la preguntapor el fundamento de la domesticación y la educación humana, y si losontológicos juegos pastoriles de Heidegger –que ya en su tiempo sonaronraros y chocantes– parecen hoy algo del todo anacrónico, conservan almenos el mérito, a pesar de su precariedad y su torpe carácter inusitado, dehaber articulado la pregunta de la época: ¿qué puede domesticar aún hoy alhombre, si el humanismo naufraga en tanto que escuela domesticadorahumana? ¿Qué puede aún domesticar al hombre, si hasta el día de hoy susesfuerzos de automoderación lo han llevado en gran medida precisamente asu toma del poder sobre todo ente? ¿Qué puede domesticar al hombre sihasta aquí en todos los experimentos de educación de la especie humanaquedó poco claro hacia quién o hacia qué educaban los educadores? ¿O nohabrá que dejar de lado definitivamente la idea de una formulacióncompetente de la pregunta sobre el cuidado y formación del hombre en elmarco de la mera domesticación?
  13. 13. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 13El Humanismo como palabra y proyecto tiene siempre un opuesto, laBarbarie. Es fácil de entender que precisamente aquellas épocas que hanhecho sus principales experiencias a partir de un potencial de barbarieliberado excesivamente en las relaciones interhumanas, sean asimismoaquellas en las que el llamado al Humanismo suele sonar más alto yperentorio. Quien hoy se pregunta por el futuro del humanitarismo y de losmedios de humanización, quiere saber en el fondo si quedan esperanzas dedominar las tendencias actuales que apuntan a la caída en el salvajismo[Verwilderung] del hombre.La sospecha de Nietzsche contra toda cultura humanística irrumpe pararevelar el secreto de la domesticación de la humanidad. Quiere nombrar porsu nombre a los hasta hoy detentadores del monopolio de la crianza –elsacerdote y el maestro, que se presentan a sí mismos como amigos delhombre–, revelar su función silenciosa, y desencadenar una lucha, nueva enla historia mundial, entre diversos programas de crianza y de educación.Este es el conflicto básico que Nietzsche postula para el futuro: la lucha entrelos pequeños criadores y los grandes criadores del hombre –se podríatambién decir, entre humanistas y superhumanistas, amigos del hombre, yamigos del superhombre. El emblema del superhombre no representa en lasreflexiones de Nietzsche el sueño de una rápida desinhibición o una evasiónen lo bestial, como imaginaron los malos lectores con botas de los años ‘30.Tampoco encierra dicha expresión la idea de una regresión del hombre alestado anterior a las épocas del animal doméstico o el animal de iglesia.Cuando Nietzsche habla de superhombre, es para referirse a una época muypor encima del presente. Él nos da la medida de procesos milenarios
  14. 14. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 14anteriores, en los que, gracias a un íntimo entramado de crianza,domesticación y educación, se consumó la producción humana, en unmovimiento que por cierto supo hacerse profundamente invisible y que ocultóel proyecto de domesticación que tenía como objeto bajo la máscara de laescuela.Por debajo del luminoso horizonte de la escolar domesticación humana,Nietzsche –que ha leído con similar atención a Darwin y el apóstol Pablo–cree descubrir un horizonte más sombrío. Barrunta el espacio en quecomenzarán pronto inevitables luchas por los derechos de la crianzahumana, y en este espacio se muestra el otro rostro, el rostro velado delclaro. Cuando Zaratustra cruza la ciudad en la que todo se ha vueltopequeño, descubre el resultado de una política de buena crianza hastaentonces exitosa e incuestionada: le parece que, con la ayuda de una unióndestinada de ética y genética, los hombres se las han arreglado para criarseen su pequeñez. Ellos mismos se han sometido a la domesticación, y hanhecho una elección de buena crianza poniéndose en camino hacia unasociabilidad de animales domésticos. De este reconocimiento surge la propiacrítica zaratustriana del humanismo como rechazo de la falsa inocencia conque se envuelve el buen hombre moderno. No es de hecho nada inocenteque los hombres críen a los hombres en el sentido de la inocencia. Lasospecha de Nietzsche contra toda cultura humanística irrumpe para revelarel secreto de la domesticación de la humanidad.Es la marca característica de la era técnica y antropotécnica que cada vezmás pasen al lado activo o subjetivo de la selección, aun sin tener que serarrastrados al papel de selector de un modo voluntario. Respecto a esto hayque dejar algo en claro: hay un malestar en el poder de elección, y prontoconstituirá una opción a favor de la inocencia el hecho de que los hombres
  15. 15. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 15se rehúsen explícitamente a ejercitar el poder de selección que hanalcanzado de modo fáctico. Ahora bien, dado que los rechazos o renunciassuelen naufragar por su propia esterilidad, ocurrirá con seguridad en el futuroque el juego se encarará activamente y se formulará un código de lasantropotécnicas. Por su efecto retrospectivo, un código tal cambiaría tambiénel significado del humanismo clásico, pues con él se publicaría y registraríaque la humanitas no sólo implica la amistad del hombre con el hombre, sinotambién –y de modo crecientemente explícito– que el ser humano representael más alto poder para el ser humano.Adolfo Vásquez Rocca PH. D.
  16. 16. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 16Dr. Adolfo Vásquez Rocca Doctor en Filosofía por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Postgrado Universidad Complutense de Madrid, Departamento de Filosofía IV. Profesor de Postgrado del Instituto de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Profesor de Antropología y Estética en el Departamento de Artes y Humanidades de la Universidad Andrés Bello UNAB. – En octubre de 2006 y 2007 es invitado por la Fundación Hombre y Mundo y la UNAM a dictar un Ciclo de Conferencias en México. – Miembro del Consejo Editorial Internacional de la Fundación Ética Mundial de México. Director del Consejo Consultivo Internacional de Konvergencias, Revista de Filosofía y Culturas en Diálogo, Argentina. Miembro del Conselho Editorial da Humanidades em Revista, Universidade Regional do Noroeste do Estado do Rio Grande do Sul, Brasil y del Cuerpo Editorial de Sophia – Revista de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador– . Director de Revista Observaciones Filosóficas. Profesor visitante en la Maestría en Filosofía de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Consultor Académico Carrera de Filosofía y Teología, Universidad Cristiana de Chile UCCH – Profesor visitante Florida Christian University USA y Profesor Asociado al Grupo Theoria –Proyecto europeo de Investigaciones de Postgrado– UCM. Académico Investigador de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, Universidad Andrés Bello. Artista conceptual. Ha publicado el Libro: Peter Sloterdijk; Esferas, helada cósmica y políticas de climatización, Colección Novatores, Nº 28, Editorial de la Institución Alfons el Magnànim (IAM), Valencia, España, 2008.BIBLIOGRAFÍASAFRANSKI, Rüdiger Un maestro de Alemania: Martin Heidegger y su tiempo- TusquetsEditores, 2003.SLOTERDIJK, Peter, Normas para el parque humano, Ediciones Siruela, Madrid, 2000.SLOTERDIJK, Peter, El Desprecio de las Masas, Editorial Pre-textos, Valencia, 2002.SLOTERDIJK, Peter, “El hombre auto-operable”, en revista Sileno, Madrid, 2001.VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, "Sloterdijk Normas para el Parque humano; De la carta sobreel humanismo a las antropotecnias y el discurso del pos-thumanismo", En Revista
  17. 17. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 17Observaciones Filosóficas - Nº 5 / 2007 | ISSN 0718-3712 – PUCVhttp://www.observacionesfilosoficas.net/petersloterdijkdelasnormas.htmlVÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, “Peter Sloterdijk: Normas y disturbios en el parque humano ola crisis del humanismo como utopía y escuela de domesticación”, En UNIVERSITAS ©Revista de Filosofía, Derecho y Política, Nº 8, 2008, pp. 105-119. Universidad Carlos IIIde Madrid.http://universitas.idhbc.es/n08/08-06.pdfVÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, "Sloterdijk, Agamben y Nietzsche: Biopolítica, posthumanismoy Biopoder" En Revista Observaciones Filosóficas - / 2009 - ISSN 0718-3712http://www.observacionesfilosoficas.net/sloterdijkagambenynietzsche.htmVÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, "Sloterdijk, Habermas y Heidegger; Humanismo,posthumanismo y debate en torno al Parque Humano", En EIKASIA, Revista de Filosofía,Nº 26 - 2009, ISSN 1885-5679 - Oviedo, España, pp. 1-22http://www.revistadefilosofia.com/26-01.pdfVÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, "Sloterdijk, Agamben y Nietzsche: Biopolítica, posthumanismoy Biopoder" En NÓMADAS, Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas - UniversidadComplutense de Madrid, Nº 23 | Julio-Diciembre.2009 (I) pp. 291-302http://www.ucm.es/info/nomadas/23/avrocca.pdfVÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, "Heidegger y Sloterdijk: La política como plástica del ser,nacionalsocialismo privado y crítica del imaginario filoagrario" En NÓMADAS, RevistaCrítica de Ciencias Sociales y Jurídicas - Universidad Complutense de Madrid, Nº 21 |
  18. 18. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Sloterdijk y Nietzsche 18Enero-Junio.2009 (I) pp. 381-393. http://www.ucm.es/info/nomadas/21/avrocca.pdfPontificia Universidad Católica de ValparaísoUniversidad Andrés Bello UNABUniversidad Complutense de MadridTlf. (56) 32 - 2333475 | E-mail: adolfovrocca@gmail.com

×