Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Investigaciones Matrízticas y Patriarcales: Diálogos 1INVESTIGACIONES MATRÍZTICAS Y PATRIARCALES: AMOR, EMOCIÓN, YINVESTIG...
Investigaciones Matrízticas y Patriarcales: Diálogos 2AMOR, CULTURAS MATRÍZTICAS Y NEO-MATRÍZTICAS:Humberto Maturana1y Ado...
Investigaciones Matrízticas y Patriarcales: Diálogos 3Existió una cultura matríztica (de matriz), no matriarcal, desde uno...
Investigaciones Matrízticas y Patriarcales: Diálogos 4cultura neo matrística, un modo de vida que rompe con el patriarcado...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

INVESTIGACIONES MATRÍZTICAS Y PATRIARCALES: AMOR, EMOCIÓN, Y BIOLOGÍA EN LA CONSTITUCIÓN DE LO SOCIAL _ Dr. Humberto Maturana – Dr. Adolfo Vásquez Rocca _ Conversaciones

1,271 views

Published on

INVESTIGACIONES MATRÍZTICAS Y PATRIARCALES: AMOR, EMOCIÓN, Y BIOLOGÍA EN LA CONSTITUCIÓN DE LO SOCIAL
Dr. Humberto Maturana – Dr. Adolfo Vásquez Rocca [Conversaciones ]
AMOR, CULTURAS MATRÍZTICAS Y NEO-MATRÍZTICAS:
– El amor es la emoción que funda lo social: sin la aceptación del otro en la convivencia no hay fenómeno social. Y hubo una cultura Matríztica que funcionó bajo esos principios: sin dominación de un sexo sobre el otro y sin guerras. Podernos intentar una convivencia basada en la colaboración, en la conciencia ecológica y en la responsabilidad social.

INVESTIGACIONES MATRÍZTICAS Y PATRIARCALES: AMOR, EMOCIÓN, Y BIOLOGÍA EN LA CONSTITUCIÓN DE LO SOCIAL _ Dr. Humberto Maturana – Dr. Adolfo Vásquez Rocca _ Conversaciones

  1. 1. Investigaciones Matrízticas y Patriarcales: Diálogos 1INVESTIGACIONES MATRÍZTICAS Y PATRIARCALES: AMOR, EMOCIÓN, YINVESTIGACIONES MATRÍZTICAS Y PATRIARCALES: AMOR, EMOCIÓN, YBIOLOGÍA EN LA CONSTITUCIÓN DE LO SOCIALBIOLOGÍA EN LA CONSTITUCIÓN DE LO SOCIALDr. Humberto Maturana – Dr. Adolfo Vásquez Rocca [Conversaciones 2012 – 2013]Dr. Humberto Maturana – Dr. Adolfo Vásquez Rocca [Conversaciones 2012 – 2013]“Los humanos somos fruto de la cooperación para laconservación, no de la lucha por la supervivencia:bioevolutivamente somos porque amamos”.H. Maturana
  2. 2. Investigaciones Matrízticas y Patriarcales: Diálogos 2AMOR, CULTURAS MATRÍZTICAS Y NEO-MATRÍZTICAS:Humberto Maturana1y Adolfo Vásquez Rocca2– El amor es la emoción que funda lo social: sin la aceptación del otro en la convivencia no hayfenómeno social. Y hubo una cultura Matríztica que funcionó bajo esos principios: sin dominación de unsexo sobre el otro y sin guerras.Ahora bien, acaso proponemos retornar a aquella cultura de hace 8 mil años:Por cierto que no, es imposible. Pero sí podernos intentar una convivencia basada en el respeto, en lacolaboración, en la conciencia ecológica y en la responsabilidad social. Y el camino para lograrlo es lademocracia.Los grandes valores, los grandes ideales de justicia, paz, armonía, fraternidad, igualdad han nacido dela biología del amor y son los fundamentos de la vida en la infancia. Yo pienso que estos valores sonpropios de la experiencia de la educación basada en la cultura matrística que recibe el niño en suinfancia, fundada en el respeto, la cooperación, la legitimidad del otro, en la participación, en elcompartir, en la resolución de los conflictos a través de la conversación. En la vida adulta debemosnegar todos estos valores, pues encontramos una cultura opuesta: la cultura patriarcal, fundada en lacompetencia, en la apariencia, en la negación del otro, en la lucha, en la guerra, en la mentira. Y esesta contradicción la que genera la pérdida de esos valores de paz, armonía, fraternidad y justicia. Almismo tiempo, el hecho de vivir añorándolos, el hecho de que podamos imaginar una sociedad basadaen una convivencia fundada en el respeto y en la justicia nos hace querer recuperarlos. El gran errorque se comete es pretender que coincidan o coexistan en condiciones culturales que se nieganmutuamente.1 Humberto Maturana ha tenido desde pequeño una conexión con lo que podríamos llamar la cultura Matríztica porquesu madre fue feminista, fue cofundadora del Movimiento de Emancipación Femenina en la década del 30.“Maturana cuenta que cuando niño vivía en una mediagua. Que su madre era asistente social y que en los momentos enque las cosas mejoraron se cambiaron junto a su abuela a un cité. Dice que si hubiera nacido en estos tiempos, su suertehubiera sido muy distinta a la que en definitiva tuvo: convertirse en médico de la Universidad de Chile, neurofisiólogodel University College de Londres, doctor en Biología de la Universidad de Harvard, autor de decenas de libros, entreellos clásicos como El árbol del conocimiento y El sentido de lo humano.Dice que esa suerte se llama educación gratuita. Y también salud gratuita: “Me enfermé del pulmón y la medicinapública me mantuvo gratis un año en el hospital y un año en el sanatorio... ¡Yo se lo debo todo a este país! ¡Todo! Sin lamedicina pública, yo no me mejoro; sin la educación pública yo no puedo llegar a la universidad; sin la universidadgratuita... Y ahora resulta que me entrevistan porque soy una persona ‘tan importante’ y si me preguntan a qué se lodebo, les digo: al país, a Chile”. – “El juicio de Maturana”, En Revista Qué Pasa?, 30 de agosto de 2012.2 Doctor en Filosofía por Universidad Complutense de Madrid, Profesor Asociado al Grupo Theoria – Proyecto europeode Investigaciones de Postgrado –UCM. Eastern Mediterranean University - Academia.edu. Académico Investigadorde la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, Universidad Andrés Bello. –Investigador Asociado y Profesor adjuntode la Escuela Matríztica de Santiago –dirigida por el Dr. Humberto Maturana. Consultor Experto del Consejo Nacionalde Ciencia.
  3. 3. Investigaciones Matrízticas y Patriarcales: Diálogos 3Existió una cultura matríztica (de matriz), no matriarcal, desde unos 8 mil años hasta 5 mil años a. de C.Recientes hallazgos arqueológicos indican que en Europa, en la zona del Danubio y en los Balcanes,se desarrolló una sociedad matrística. No era una sociedad en que las mujeres dominaran a loshombres, sino una cultura en que hombre y mujer eran copartícipes de la existencia, no eranoponentes. Había complementariedad. Las relaciones entre los sexos no eran de dominación ni desubordinación. Se vivía de la agricultura, pero sin apropiación de la tierra, que pertenecía a lacomunidad. Los arqueólogos han encontrado poblados que no muestran signos de guerra, no tienenfortificaciones, ni armas como adornos o decorados. Encontraron, en cambio, signos estéticos de lavida, de lo natural. Las imágenes de culto son femeninas o híbridos de mujeres y animales. En ellos, nohay sugerencias de manipulación del mundo, sino de armonía de la existencia. Los signos indican quese vivía la vida como un aspecto de una dinámica cíclica de nacimiento y de muerte. No se considerabaa la muerte una tragedia, sino una pérdida natural. Era una cultura que no estaba centrada en lasjerarquías, ni en el control de la sexualidad de la mujer.Hoy vivimos una cultura patriarcal centrada en la dominación del hombre sobre la mujer, en el controlde la sexualidad femenina y de la procreación humana y animal, en las jerarquías, en la guerra. Elhombre es el pater, el patriarca del cual se habla en la Biblia. Yo pienso y propongo que la culturapatriarcal se origina fuera de Europa, en Asia Central, al surgir el pastoreo con la exclusión del lobo desu alimento natural que eran los mismos animales migratorios de que dependía también el hombre. Alaparecer la apropiación, al excluir al lobo, se comienza a luchar contra él. Y así aparece la primeradinámica que dio origen a la enemistad. Después, el enemigo ya no es el lobo, sino cualquier otro alque se excluya para apropiarse de algo. En la cultura matrística, la emoción fundamental era el amor.Con la defensa del ganado cambian las emociones. Se pierde la confianza en la dinámica de lo naturaly se comienza a vivir el miedo y el control.Al producirse el encuentro entre ambas culturas, la patriarcal somete a la matrística. Pero ésta nodesaparece del todo. Permanece en la relación materno-infantil. Ésa es la razón de que hoy vivamosuna cultura matrística en la infancia y una cultura patriarcal en la vida adulta, lo que significa vivir lomasculino y lo femenino en conflicto permanente.Éste es el motivo de que los problemas de nuestra cultura sean de contradicción entre los valores de lainfancia y los de la vida adulta. Es vivir lo masculino y lo femenino como si fueran intrínsecamenteopuestos. Esto indica que nuestra cultura surge de contradicciones y se mantiene aún encontradicciones.No tiene sentido retomar a una cultura de hace 8 mil años. Ciertamente es imposible. Pero yo piensoque sí puede generarse una cultura que no esté centrada en la guerra, en la competencia, en la lucha,en la imagen, en la negación mutua, sino en el respeto, en la colaboración, en la conciencia ecológica yen la responsabilidad social. Eso sí es posible. En este sentido creo que la democracia es una forma de
  4. 4. Investigaciones Matrízticas y Patriarcales: Diálogos 4cultura neo matrística, un modo de vida que rompe con el patriarcado, pues se fundamenta en elrespeto, en la colaboración, en mirar al otro como un legítimo otro en el espacio de convivencia. Es unacultura que puede solucionar los conflictos no a través de la lucha, sino en la conversación, laconspiración, en un proyectar de un quehacer juntos, que es por lo demás lo que constituye laconstitución de cualquier país, que es un proyecto de convivencia.Por esto, la democracia como cultura neo-matríztica debe estar centrada en la armonía de la existencia,no en la lucha. Esto implica también romper la tradición patriarcal de negación y subordinación de lamujer, lo que al mismo tiempo libera al hombre de ser el dominador y explotador de la mujer. Estotambién es una trampa en la que los hombres están atrapados: dominar a los hombres y luchar contraellas.La lucha no pertenece a la democracia. La lucha constituye al enemigo. En la lucha hay vencedores yvencidos. Pero el enemigo no desaparece. El derrotado tolera al vencedor en la espera de unaoportunidad de revancha. La tolerancia es una negación del otro suspendida temporalmente. Lasvictorias que no exterminan al enemigo preparan la guerra siguiente. El secreto para lograr la armoníaestá: en el respeto del otro como legítimo otro en la convivencia y en el respeto por el mundo natural,en términos de tomar esa conciencia ecológica que nos haga ver claro que la destrucción de nuestrohábitat significa también nuestra propia destrucción.® INVESTIGACIONES MATRÍZTICAS Y PATRIARCALES: AMOR, EMOCIÓN, Y BIOLOGÍA EN LACONSTITUCIÓN DE LO SOCIALDr. Humberto Maturana – Dr. Adolfo Vásquez Rocca [Conversaciones 2012 – 2013]

×