Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
S/?
ÍNDICE
Pág.
INTRODUCCIÓN 3
1. IMPORTANCIA DEL USO DE MATERIALES RADIACTIVOS 4
1.1. Beneficios del uso de materiales ra...
INTRODUCCIÓN
Los materiales radiactivos que dejan de ser
útiles al hombre se convierten en desechos, que
es preciso manten...
Con el propósito de tener una visión clara
sobre la gestión de desechos radiactivos en
México, en este trabajo se hace una...
empleados son el ' 8 F. ''C. 3N y el 'O y se
producen con ciclotrón. Todos ellos son de
vida media ultracorta (minutos). S...
bastante versátiles en sus aplicaciones. Esto es,
pueden usarse en radiotrazadores, en la
obtención de imágenes o en radio...
pueden causar enfermedades al ser
humano y algunos animales. Esta
tecnología hace más seguros a los
alimentos y aumenta su...
1.3. Generación de desechos radiactivos
como producto de las aplicaciones
nucleares
Los materiales radiactivos que dejan d...
el núcleo, tales como barras de control o
fuentes de neutrones.
. c;estión del combustible gastado. -
Adicionalmente a los...
2.1. Aspectos generales de un sistema
nacional para la gestión de desechos
radiactivos
Durante los últimos aíios el tema d...
Principio 8: Dependencia recíproca entre la
producción y la gestión de desechos
radiactivos.
Se deberá tener debidamente e...
algunas décadas, con una variedad básicos, las características y el proceso
amplia en sitios, tipos y cantidades de de sel...
de radionúclidos debida a procesos
graduales naturales del repositorio y a la
ocurrencia de eventos de baja
probabilidad e...
básicamente el resultado de operaciones de
mantenimiento.
Los desechos radiactivos húmedos son de dos
tipos; a) Concentrad...
- 30 287.2
2
217.3
ao
162.7
177.6
11l - 118 113.1 113.6
> 1
> 72.9
97.3
69.4
50-
1989 1991 1993 1995 1997 1999 2001
Año
14...
deberán de ser almacenados hasta su
decaimiento conforme lo establece la
normativa, o bien trasladados a un centro de
trat...
que se utiliza para investigación, entrenamiento
y producción de radisótopos de vida media
corta para aplicaciones médicas...
Tabla 3. Estimación del volumen de desechos radiactivos de nivel bajo e intermedio proyectados al
año 2035, generados en M...
uranatos, varilla contaminada con
escombros contaminados, aceites
contaminados con uranio y filtros
contaminados. En la Ta...
3.5. Políticas y regulaciones vigentes Gestión de I)esechos Radiactivos ante el OIEA
en 1997.
Dentro del marco jurídico na...
b)
e)
definitivo para los desechos
radiactivos de nivel bajo.
• La recuperación de los desechos
radiactivos inhumados en e...
mundial y con el riesgo de adquirir cáncer o
bien, otras repercusiones genéticas producidas
por la radiación ionizante.
nu...
gubernamentales relacionados con la
producción de energía nucleoeléctrica y la
necesaria gestión de desechos radiactivos,
...
de respuesta. Por consiguiente, la participación
objetiva e informada de la sociedad civil en la
toma de decisiones, es un...
NOM-06-NIJCL-1996. "Criterios para la
Aplicación de los Límites Anuales de
Incorporación para Grupos Críticos del
Público"...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La Gestión de los Desechos Radioactivos en México

529 views

Published on

Autor: Lydia C. Paredes Gutierrez

Published in: Engineering
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La Gestión de los Desechos Radioactivos en México

  1. 1. S/? ÍNDICE Pág. INTRODUCCIÓN 3 1. IMPORTANCIA DEL USO DE MATERIALES RADIACTIVOS 4 1.1. Beneficios del uso de materiales radiactivos en diversos campos de la actividad humana. 4 1.2. Aplicaciones de los materiales radiactivos. 4 1.2.1. Medicina 4 1.2.2. Investigacióii científica 5 1.2.3. Industria 6 1.3. Generación de desechos radiactivos conio producto de las aplicaciones nucleares. 8 2. GESTION DE DESECHOS RADIACTIVOS 9 2.1. Aspectos generales de un sistema nacional para la gestión de desechos radiactivos, 10 2.2. Principios fundamentales. 10 2.3. Clasificación de los desechos radiactivos. 11 2.4. Sistenias para la disposición de desechos radiactivos. 11 2.5. Selección de sitios para la disposición final. 13 3. SITUACION ACTUAL EN MEXICO 13 3.1. Generadores de desechos radiactivos y sus volúmenes anuales. 13 3. 1. 1. Central Nucleoeléctrica de Laguna Verde. 13 3.1.2. Aplicaciones en medicina, industria e investigación. 15 3.1.3. Planta de tratamiento de desechos radiactivos del ININ. 17 3.2. Volúmenes de desechos radiactivos proyectados al 2035. 17 3.3. Almacenes temporales para desechos radiactivos existentes. 18 3.3.1. Alniacenes de la CLV 18 3.3.2. CADER 18 3.3.3. Confinamiento de Peña Blanca, Chih. 19 3.3.4. Confinamiento de La Piedrera, Chih. y San Felipe, B.C. 19 3.4. Necesidad de un almacén definitivo para desechos radiactivos en el país. 19 3.5. Políticas y regulaciones vigentes. 20 3.6. Responsabilidad del Estado. 20 3.7. Importancia de considerar la opinión pública. 21 4. CONCLUSIONES 23 S. AGRADECIMIENTOS 24 6. REFERENCIAS 24 La (;esr,ó,i de los l)esecl,o,s' Radiactivos en j léxico / Lydia (.'. f'a,'ecles Gutiérrez 2
  2. 2. INTRODUCCIÓN Los materiales radiactivos que dejan de ser útiles al hombre se convierten en desechos, que es preciso mantener aislados del ambiente humano en tanto que sus niveles de radiactividad sean potencialmente nocivos. La radiactividad y por tanto la radiotoxicidad de estos desechos, disminuyen con el tiempo y dependen del periodo de semidesintegración de los radionúclidos y de sus descendientes contenidos en estos desechos, los cuales oscilan entre un año o miles de años. Por eso la protección radiológica frente a las radiaciones debe perdurar por mucho tiempo. Cada año se generan en países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). aproximadamente 300 millones de toneladas de desechos tóxicos de todos tipos, pero únicamente el 1% de éstos es radiactivo [1]. Los desechos radiactivos han recibido más atención y han causado mayor preocupación del público, en comparación con otros tipos de desechos igual de tóxicos o de un potencial peligroso mayor. Además éstos han sido ampliamente estudiados a través de gran número de tópicos científicos, técnicos, políticos, financieros, sociales, legales y éticos, con lo cual se ha generado un soporte sólido en la gestión de los desechos radiactivos. Actualmente, la energía nuclear está contribuyendo substancialmente a cubrir las demandas de energía de muchos países industrializados. Los reactores nucleares proveen el 17% de la electricidad del mundo utilizando 435 centrales nucleares, que reúnen una experiencia acumulada de más de 10,000 años-reactor de operación comercial, de las cuales 350 centrales están localizadas en países de la OCDE y representan el 24% de la producción total de electricidad de este gnipo de países, quienes han acumulado más de 8,000 años-reactor de operación comercial. Con esta experiencia, se ha demostrado que la energía nuclear es una tecnología madura y que en los países OCDE es una energía segura [21. Uno de los temas claves que ha dominado el debate nuclear en años recientes, ha sido la gestión segura de los desechos radiactivos, particularmente la disposición de desechos de vida larga. Aunque existen soluciones a los problemas técnicos de la gestión de desechos radiactivos, las industrias nucleares y gobiernos en muchos países aún encuentran algunas dificultades en aplicar estas soluciones. El desarrollo de la energía nuclear debe ser seguro, aceptado ambientalmente y una fuente de energía económica. La actitud del público hacia las actividades asociadas con tal desarrollo, depende grandemente de su entendimiento de éstas y sus implicaciones. Por otra parte, la ausencia de una solución al problema de la gestión de los desechos radiactivos, arriesga el desarrollo de la industria nuclear en alguiios países. Los gobiernos y las organizaciones responsables de la gestión de desechos radiactivos tienen algunas dificultades para tener la aceptación de las comunidades locales para el establecimiento de los sitios para las instalaciones de disposicióii de desechos radiactivos. La cooperación internacional es un elemento importante en todos los programas nacionales para el establecimiento de estrategias y políticas, y para obtener el beiieficio máximo de las actividades mundiales de investigación y desarrollo. Adicionalmente, hay una conciencia creciente de que muchos problemas de contaminación tienen dimensiones internacionales debido a la posibilidad de diseminarse en grandes regiones que comprenden varios países, y en algunos casos, teiier la presencia de efectos globales debidos a emisiones locales. Muchas agencias internacionales tienen una función definida en el campo de la gestión de desechos radiactivos. Algunas están relacionadas principalmente con la colección, evaluación y diseminación de información científica y técnica, otras con el desarrollo de métodos regulatorios y normas, y algunas con la promoción de acuerdos bilaterales y multilaterales y coii proyectos y estudios de cooperación. Un aspecto muy importante que debe atenderse en el futuro son las consecuencias derivadas de las prácticas y accidentes del pasado. La (h'stión de los f)esec'/,os Radiactivos en Akxico / Lvdia ('. Pare(le.s Guti,','ez 3
  3. 3. Con el propósito de tener una visión clara sobre la gestión de desechos radiactivos en México, en este trabajo se hace una descripción de las principales aplicaciones de los materiales radiactivos, indicando los radisótopos más empleados, así como las aplicaciones más comunes donde puede haber la generación de desechos radiactivos. Además, se tratan tópicos relevantes relacionados con la gestión de desechos radiactivos y la situación de México en este campo, en lo refereiite a las principales fluentes generadoras de estos desechos, las políticas y regulaciones vigentes, la importancia de la opiñión pública y la propuesta sobre el establecimiento de un almacén definitivo de desechos radiactivos de bajo nivel en el país. 1. IMPORTANCIA DEL USO DE MATERIALES RADIACTIVOS 1.1. Beneficios del uso de materiales radiactivos en diversos campos de la actividad humana Las aplicaciones de los materiales radiactivos generan un gran beneficio a la sociedad. Entre ellas destacan la producción de electricidad, las aplicaciones en medicina, ambiente, industria, agricultura, alimentos y en investigación. Los avances del conocimiento en estas áreas, demanda la formación constante y suficiente de recursos humanos especializados en los campos científico, académico y tecnológico, lo que repercute en una mayor generación de empleos y mejor calidad de vida de la sociedad. En particular, los radisótopos ofrecen metodologías alternas, complementarias o únicas para el pronóstico, prevención, diagnóstico o tratamiento de una gran variedad de enfermedades entre las que se tienen las oncológicas, cardiovasculares, neu rológicas y otras, e impulsan áreas de investigación en los diferentes campos de la medicina. 1.2. Aplicaciones de los materiales radiactivos 1.2.1. Medicina La aplicación de materiales radiactivos en diagnóstico, terapia e investigación en el campo médico es muy importante y en algunos casos, no existen métodos alternos para el tratamiento del paciente. Dentro de los usos de los materiales radiactivos en diagnóstico con fuentes abiertas se tienen: • Procedimientos de radioanálisis in vitro que emplean estuches de radioinmunoanálisis (RIA) para diagnóstico clínico y control médico. Los radisótopos principales para RIA son el 125j 3H. 14C. 57Co y el 75Se. • Preparación de radiofármacos para aplicaciones in ViVO para diagnóstico clínico Ni terapia. Los radisótopos más empleados para diagnóstico son el 9911Tc, 1 I3mj 1321 67 Ga, 7 Se. ''i, 133 Xe, 197Hg, 201 T1 y 203Hg. En terapia se tienen 1251, 131 1, 32P, Y. °Sr. 153Sm, 145Sm, 'Re, 188Re y ¡ Sn. 7Cu, Ho 159Gd. • Investigación. Dos tecnologías muy empleadas y basadas en el uso de radisótopos en tomografia son la tomografia computarizada por emisión de fotón único (SPECT) y tomografia por emisión de positrón (PET). Las aplicaciones principales de estas tecnologías son en diagnóstico clínico y en investigación en medicina en muchos centros clínicos y de investigación de excelencia. SPECT tiene sus principales aplicaciones en diagnóstico en cardiología, oncología, neurología y medicina interna, y los radisótopos más empleados son el Nrn 201 ñ7 III 123 57 Tc, TI, Ga. In, 1 y el Co. Por otra parte, se considera que PET es la única tecnología actual que permite obtener imágenes capaces de proporcionar información cuantitativa sobre procesos bioquímicos y fisiológicos y que, en conjunto coii otras tecnologías para la obtención de imágenes, se pueden tener diagnósticos más completos. Las aplicaciones PET con mayor potencial se tienen en cardiología, oncología y neurología. Los radisótopos PET más La Gestión de los f)e,sec/,os Radiactivos en íéxico / Lvdia C. Paredes Gutiérrez 4
  4. 4. empleados son el ' 8 F. ''C. 3N y el 'O y se producen con ciclotrón. Todos ellos son de vida media ultracorta (minutos). SPECT y PET son tecnologías de aplicación clínica y de investigación muy importantes en medicina. Otros radisótopos muy usados en investigación médica son el 3H, 1251 14C. • Radioterapia. Uno de los métodos alternos o complementarios para el tratamiento del cáncer es mediante la irradiación ya sea con aceleradores de electrones que también pueden generar rayos X de energía alta, aceleradores de protones o con fluentes selladas radiactivas de actividad alta, emisoras de radiación gamma, beta o neutrones. Estas fluentes, dependiendo de las necesidades de irradiación se disponen en diferentes formas, las cuales se tienen desde irradiadores coii "Co para el tratamiento de tumores profundos, hasta pequeñas semillas de 121r, 1251 y ''Pd empleadas en braquiterapia intersticial mediante la implantación de estas semillas en los sitios de interés. Los radisótopos más empleados en estas fluentes son el boco, 137Cs, 11121r, 1251 103 1 Au, 241 Am, 145Sm. 'Yb y el cuyas vidas medias son desde 2.7 d hasta 432 a y cuya aplicación depende del tipo de tratamiento requerido. Tradicionalmente en radioterapia. las radiaciones ionizantes se han utilizado para el tratamiento del cáncer. Siii embargo en los últimos 5 años se ha impulsado fuertemente su uso en enfermedades, tales como las cardiovasculares, esto debido fundamentalmente a que la aterosclerosis que es el mecanismo principal que ocasiona el infarto al corazón, infarto cerebral y la enfermedad vascular periférica [3], se ha convertido en una enfermedad epidémica en los países desarrollados en el siglo XX y el incremento en su prevalencia cii los países en desarrollo indica que se convertirá en la causa principal de morbilidad y mortaiidad en los primeros años de este siglo [4]. La 'American Heart Association" [5] indica que aproximadamente el 41.4 % de todos las defunciones en los Estados Unidos de América se debe a enfermedades cardiovasculares. doiide el 21.5 % se debe solamente a la enferniedad coronaria del corazón, considerándola como la causa principal de morbilidad y mortalidad en el mundo occidental. La aplicación de radisótopos en el tratamiento de estas enfermedades ha dado origen a la Braquiterapia Intravascular la cual ha experimentado un gran avance y su innovación tecnológica incluye técnicas exactas de dosimetría cuantitativa, producción de nuevos radisótopos y de diferentes tipos de fuentes radiactivas, nuevos datos de dosimetría y formalismos para cálculos de dosis a distancias entre 0.5 y 1.5 mm de la fuente radiactiva en tejido, sistemas sofisticados de carga diferida a distancia, nuevas tecnologías de imágenes para la ubicación del volumen del blanco, alta exactitud para el posicionamiento del material radiactivo y la evaluación óptima de los resultados. Los radisótopos ideales para estas aplicaciones deben emitir fotones de baja energía o radiaciones beta de muy alta energía. Los radisótopos utilizados son el 12Ir, 32P, °Y, Sr, ' 88 Re, ''Re y se investigan el empleo del 91) H}3 48 55 33 68Te, Pd, y, co. Xc y Ga, asu como de otros. Otros padecimientos que se tratan con radisótopos son la artritis reumatoide con 153Sm~ lhSy y el 'Ho, así como el hipertiroidismo con 1311 y el 1251 1.2.2. Investigación científica Además de las aplicaciones clínicas y de la investigación con radisótopos en las diferentes áreas de la medicina, los radisótopos han encontrado su aplicación en una variedad muy amplia de campos científicos tales como la nutrición, genética, biología niolecular, farmacología, fisica nuclear, química nuclear, qu íiiiica ambiental, agricultura, geología y manufactura industrial. Las aplicaciones de materiales radiactivos en investigación, por lo general están iiiás involucrados en el estudio de procesos metabólicos o ambientales asociados con una gran cantidad diversa de compuestos como medicinas, pesticidas, fertilizantes y minerales, los cuales pueden tener aplicación en la medicina, agricultura, ganadería, protección ambiental y evaluación de recursos hidráulicos. Las aplicaciones en investigación son tan diversas que es dificil apreciar todas las posibilidades, además, algunos radisótopos son La (estión de los [)eseehos Radiactivos en Aíxico / Lvdia C. f'aredes (iiitiirez 5
  5. 5. bastante versátiles en sus aplicaciones. Esto es, pueden usarse en radiotrazadores, en la obtención de imágenes o en radioterapia. 1.23. Industria Las aplicaciones de los radisótopos en la industria son diversas. Entre ellas se tienen las siguientes: • Radiotrazadores. Las aplicaciones de radiotrazadores son diversas y requieren una evaluación cuidadosa. Entre ellas se incluyen la vigilancia del tratamiento de desechos municipales, el desempeño de la disposición de los desechos radiactivos, movimientos de agua subterránea, prospección de campos geotérmicos, la dispersióii y dilución de agua de enfriamiento o de efluentes gaseosos, prospección y explotación de petróleo en la industria petrolera con 140Ba, 85Kr y 22Na, marcado especial de acero con 12Ta. En la industria se utilizan para la determinación in sitié de la cantidad de una sustancia, determinación del tiempo promedio de residencia y distribución del tiempo de residencia de fluidos en vasos de reacción, la determinación del tiempo de mezclado, la detección de fugas y pérdidas de catalizadores, así como estudios de ventilación Radiografía in(lustri(íl. - Inspección de productos de acero fabricados con soldadura, tales como estnictu ras, tuberías, tanques, así como la inspección del ensamblado de partes o componentes mecánicas o eléctricas. Radisótopos más empleados: 112Ir. 137Cs y Co. Medición de magnitudes fi1icas. - Fuentes radiactivas en sistemas para la medición de: a) espesor en laminados de papel, metal, hule y plásticos: b) de densidad en materiales en una gran variedad de procesos industriales; c) de nivel en diferentes tipos de recipientes cerrados incluyendo envases de tipos diferentes de bebidas. Por lo general, los medidores de radiación en este tipo de aplicaciones se utilizan para inspección de producto terminado en líneas de producción de alta velocidad. Los radisótopos empleados son el 147Pr, t5Kr, 204Tl, 131CS, 9 Sr, 170Tm, lOñRu, 1921r, Co, 226Ra y 24 A.iii Esterilización. - La esterilización con radiación gamma o electrones, se utiliza principalmente en productos médicos desechables, materias primas para fármacos, productos de laboratorio y empacados, cosméticos, productos sanitarios y alimentos especiales para hospital. La aplicación de esta tecnología permite eliminar o reducir a niveles mínimos, las poblaciones de bacterias y vinis no obtenidos con tecnologías tradicionales. Aproximadamente el 50% de los productos niédicos desechables se esteriliza con ésta tecnología a nivel mundial, la cual presenta una tendencia creciente. Los radisótopos utilizados para irradiacióii gamma: son el 7Cs y NO Co. Irradiación de alimentos. - Las incidencias de enfermedades producidas por el consumo de alimentos afecta adversamente la salud y productividad de la población, especialmente de los países en desarrollo. La contaminación de alimentos, especialmente aquéllos de origen animal, con microorganismos como bacterias y parásitos como helmintos y protozoarios, es uno de los problemas más significativos de salud pública y una causa importante de sufrimiento humano en el mundo. De acuerdo coii la Organización Mundial de la Salud [6], las enfermedades parasitarias e infecciosas representan la causa más frecuente de defunciones en el mundo, aproximadamente el 35% en 1990, de las cuales la mayoría ocurrieron en países en desarrollo. La irradiación es una tecnología que permite desinfestar, incrementar el tiempo de preservación y esterilizar alimentos a través de la eliminación o reducción de bacterias, parásitos, insectos y sus larvas que La Gestión de los I)e.sechos Radiactivos en Iixico / Lvdia C. Paredes Gutii.i'rez 6
  6. 6. pueden causar enfermedades al ser humano y algunos animales. Esta tecnología hace más seguros a los alimentos y aumenta su resistencia a la descomposición. La irradiación elimina a los insectos, elimina o reduce a los hongos que causan la descomposición de los alimentos así como a las bacterias que generan las enfermedades, lo cual deriva en una mayor duración y mejora las condiciones de los alimentos. Dentro de los beneficios que genera esta tecnología se incluyen la eliminación del brote de esporas en tubérculos en almacenamiento mayor duración de algunas fnitas y vegetales granos y cereales en almacenamiento libres de insectos sin el uso de fumigantes: mejor descontaminación microbiológica de bacterias y hongos de especias y productos deshidratados con relación a otros métodos tradicionales va prohibidos: alta calidad de frutas tropicales ' scmitropicales debido al control de la mosca de la fruta: eliminación de parásitos y microorganismos en carnes rojas y de aves de granja, así como productos marinos entre los cuales se incluyen la trichinella sp/ra lis, escherichia coli, salmonella, 1/siena, carnpvlohacler: shi ge/la. y y/br/o, y principalmente la reducción en el uso de fumigantes con todos los beneficios que esto conlleva. La seguridad de los alimentos obtenida mediante la irradiación está soportada por mucho trabajo de investigación científica. Los radisótopos utilizados para irradiación gamma de alimentos incluyen al 137Cs y Co. Procesos industriales. - En los últimos años se ha tenido un crecimiento importante en la aplicación de las radiaciones gamma y haces de electrones en polímeros, fundamentalmente de éstos últimos. Entre estas aplicaciones se tiene: a) mejoramiento del aislamiento eléctrico de los materiales para conductores eléctricos, cables y alambres: b) vulcanización de llantas: c) mejoramiento de la calidad del plástico: d) curado de tintas, pinturas, barnices, selladores, epoxies y otros revestimientos: e) poliuretanos termoencogibles, O fabricación de espumas de polietileno: g) degradación de polímeros: Ii) mejoramiento de adhesivos: i) mejoramiento de materiales para producción de autopartes; j) tratamiento de celulosa para producción de viscosa: k) tintas para empastados; 1) gravado en envases metálicos; m) destrucción de materiales dificiles de descomponer y de alta toxicidad, y u) plásticos en general. Se tienen provectos de investigación orientados a la reducción de la contaminación ambiental, ya que se estima que pueden desarrollarse nuevos productos que tratados coii radiación, reducen en un 40% la contaminación ambiental y los tiempos de curado (secado) hasta en 1,000 veces principalmente en la industria automotriz. En la industria existe la tendencia a incrementar el empleo de la radiación gamma y haces de electrones en sus procesos, con el objeto de mejorar la calidad de los productos, reducir los tiempos de producción y la contaminación ambiental debida a la emisión de componentes orgánicos volátiles. Análisis químico elemental-. Para la determinación de trazas elementales o impu rezas en ciertos materiales, se utiliza la irradiación con neutrones generados por un reactor nuclear para activar los elementos de interés produciendo radisótopos. • Sistemas para detección de humo. - Para esta aplicación se utilizan fuentes de 241 Aiii. Puede observarse que la gama de radisótopos y de sus aplicaciones son muy amplios. La (h?,tió,I de los f)esechos Radiactivos en A kxico / Lvdia C. Paredes (.iulicrrez 7
  7. 7. 1.3. Generación de desechos radiactivos como producto de las aplicaciones nucleares Los materiales radiactivos que dejan de ser útiles al hombre se convierten en desechos, que es preciso mantener aislados del ambiente humano en tanto que sus niveles de radiactividad sean potencialmente nocivos. La radiactividad y la radiotoxicidad de estos desechos disminuyen con el tiempo y dependen del periodo de semidesintegración de los radionúclidos contenidos en estos desechos. Estos periodos oscilaii entre un aio o miles de años, razón por la cual la protección radiológica frente a las radiaciones emitidas por estos radionúclidos debe perdurar por mucho tiempo. Gran parte de las actividades que involucran el uso de radionúclidos en diversas aplicaciones, así como en la generación de energía nucleoeléctrica, resulta en la generación de desecho radiactivo. Se incluyen todos los pasos en el ciclo del combustible nuclear. También se pueden generar desechos por actividades que no son nucleares, como es el caso del procesamiento de materias primas que contienen radisótopos naturales donde, en algunas ocasiones sus desechos pueden considerarse radiactivos. Se define un desecho radiactivo para fines reglamentarios como aquel 'material que contenga o esté contaminado por radionúclidos cuyas concentraciones o niveles de radiactividad rebasen los niveles fijados por las autoridades competentes y para el que no se prevé aplicación alguna" [7,8,9]. El contenido de radionúclidos en los desechos radiactivos generados por las actividades del ciclo del combustible supera en gran escala al contenido de radionúclidos en desechos generados por otras actividades diferentes a las de este ciclo. El desecho radiactivo que se genera varía en forma, actividad y tipo de contaminación. Este puede ser sólido, líquido o gaseoso. Dentro de estos grupos hay una variedad de tipos de desechos tales como basura, fluentes radiactivas gastadas, bombas, tuberías, resinas para intercambio iónico, lodos, combustible nuclear gastado y otros más. Los niveles de actividad se tienen desde muy altos que corresponden al combustible gastado y a residuos del reprocesamiento del combustible, hasta niveles muy bajos asociados con aplicaciones de radisótopos en centros de investigación, hospitales, etc. Igualmente de aniplio es el espectro de vidas medias de los radionúclidos contenidos en los desechos radiactivos. Los radionúclidos presentes en los desechos dependen del proceso de generación y pueden incluir uranio, otros que ocurren naturalmente, transuránicos y los hechos por el hombre. Ciclo del combustible nuclear. Las principales etapas que generan desechos radiactivos en el ciclo del combustible son: • Refinación y conversión.- Este desecho resulta de la producción de uranio. Contiene concentraciones bajas de uranio y contamina principalmente por sus productos hijos, tales como el tono, radio y radón. • Fabricación de combustible.- Los desechos que se generan en esta etapa resultan de la purificación, conversión y enriquecimiento del uranio y la fabricación de los elementos combustibles. Estos desechos contienen uranio y en algunos casos, también plutonio. • (ieneración de energía eléctrica. - Los desechos generados en esta etapa resultan del tratamiento del agua de enfriamiento y sistemas de almacenamiento, descontaminación de equipo y mantenimiento rutinario de la instalación. Los desechos del reactor normalmente contienen productos de fisión y de activación. Los desechos radiactivos generados en la operación rutinaria del reactor mcl uyen ropa contaminada, residuos de la limpieza de pisos, papel y concreto. Los desechos radiactivos de los sistemas primarios de enfriamiento y del sistema ofi-gas. incluyen resinas y filtros así como equipo contaminado. Los desechos radiactivos también se generan en el reemplazo de componentes activados en La (Thstión de lo.s [)esechos J-?adiactivos en j1víxico /Lvdia ('. f'aredes (iuikrrez 8
  8. 8. el núcleo, tales como barras de control o fuentes de neutrones. . c;estión del combustible gastado. - Adicionalmente a los desechos mencionados anteriormente, las operaciones del reactor generan combustible nuclear gastado. Este material contiene uranio, productos de fisión y actínidos, y genera una cantidad de calor significante cuando se remueve del reactor. El combustible gastado puede considerarse un desecho o generar desechos cuando se reprocesa. Las operaciones de reprocesamiento generan desechos sólidos y líquidos. Los desechos sólidos tales como los encamisados de los elementos combustibles y otros residuos insolubles, se generan durante el reprocesamiento del combustible y pueden contener productos de activación así como algunos productos de fisión insolubles, uranio y plutonio. El desecho radiactivo líquido principal es la solución de ácido nítrico que contiene productos de fisión de alta actividad ' actínidos en concentraciones altas. La transportación y el almacenamiento de materiales radiactivos o desechos radiactivos y su disposición o confinamiento son parte esencial del ciclo del combustible nuclear Producción j, uso de radisótopos. La producción y uso de radisótopos en aplicaciones que no están relacionadas directamente con la producción de energía eléctrica, generan cantidades muy pequeñas de desecho radiactivo en comparación con el ciclo del combustible nuclear. Estas se indican a continuación: • Actividades de invesligacion y académicas. - Incluyen una gran variedad de actividades e instalaciones tales como reactores nucleares, aceleradores, laboratorios, hospitales, instalaciones universitarias, etc. Todas pueden generar desecho radiactivo, cuyo tipo depende del tipo de investigación realizada. y radiofármacos, así como preparaciones especiales. El tipo y volumen de desecho radiactivo producido dependen del radisótopo y su método de producción. Generalmente, el volumen de desecho radiactivo generado en estas actividades es pequeño. • Aplicaciones de radisótopos. - El empleo de radisótopos puede generar volúmenes pequeños de desecho radiactivo. El tipo y volumen de desecho radiactivo dependerá de la aplicación. Clausura de Instalaciones Nucleares. Al final de la vida útil de una instalación nuclear, deben tomarse acciones apropiadas para retirarla de servicio. Las actividades en descontaminación y desmantelamiento de la instalación nuclear y la limpieza del sitio generarán desechos radiactivos, los cuales pueden variar grandemente en tipo, actividad, tamaño y volumen. Este desecho puede consistir de materiales sólidos como equipo de proceso, materiales de constnicción y herramientas. Para reducir la cantidad de desecho radiactivo, se utiliza la descontaminación de estos materiales, donde pueden generarse desechos radiactivos líquidos. Los desechos de la clausura pueden contener el espectro completo de los radisótopos que se han generado o usado en la instalación. i)eseclios Derivados de Actividades no Nucleares. Durante varios años se ha recoiiocido que actividades industriales diferentes a las niencionadas anteriormente pueden generar desechos que en algunos casos se consideran radiactivos. Este es el caso en actividades industriales donde las materias primas que contienen radisótopos naturales se procesan en grandes cantidades, tales como la producción de fertilizantes y la extracción de petróleo y gas, donde en algunos casos, los desechos se consideran radiactivos 2. GESTIÓN DE DESECHOS RADIACTIVOS • Producción de radisó topos'. - Se incluyen los procesos de fabricación de radisótopos La Gc',tió,; de los [)esec/ios Radiactivos en A íxico / Lydia U. Paredes Gutiérrez 9
  9. 9. 2.1. Aspectos generales de un sistema nacional para la gestión de desechos radiactivos Durante los últimos aíios el tema de los desechos radiactivos ha tomado gran interés, debido a la creciente sensibilización y concientización en materia de protección y recuperación del ambiente. El objetivo de la gestión de desechos radiactivos es obrar con éstos de forma tal, que se protejan la salud humana y el ambiente, ahora y en el futuro sin imponer cargas indebidas a las generaciones futuras [1 01. Para alcanzar este objetivo se requiere establecer un Sistema Nacional de Gestión de Desechos Radiactivos, el cual deberá estar integrado principalmente por: • Definición de los principios fundamentales para la gestión de desechos radiactivos en el país. • Definición de un marco jurídico nacional para la gestión de desechos radiactivos, en el cual se incluya una política nacional, estrategias y la conformación de un sistema nacional. • Definición de responsabilidades en materia de gestión de desechos radiactivos, doiide se incluyan las correspondientes del gobieriio federal, el órgano regulador, las entidades generadoras de desechos radiactivos y de las operadoras de instalaciones de gestión de estos desechos, así como de la entidad responsable de asignar los recursos económicos. • Definición de un conjunto racional de objetivos de seguridad, protección radiológica y protección ambiental, en el cual el sistema regulador pueda establecer normas y criterios. 2.2. Principios fundamentales Se deberá garantizar que las actividades relacionadas con la gestión de los desechos radiactivos, se realicen de manera tal que no se comprometa la capacidad de satisfacer las necesidades de las generaciones presentes y futuras. Para ello, se emprenderán las medidas necesarias que permitan cumplir con los principios fundamentales para la gestión de los desechos radiactivos internacionalmente convenidos [71, presentados a continuación: Principio 1: Protección de la salud humana. La gestión de los desechos radiactivos deberá efectuarse de tal forma que se garantice un nivel aceptable de protección a la salud humana. Principio 2: Protección del medio ambiente. La gestión de desechos radiactivos deberá efectuarse de tal manera que ofrezca un nivel aceptable de protección del medio ambiente. Principio 3: Protección ¡iera de las .tronteras nacionales. La gestión de desechos radiactivos deberá efectuarse de forma que dé la seguridad de que se tengan en cuenta los posibles efectos sobre la salud humana y el medio ambiente fuera de las fronteras nacionales. Principio 4: Protección de las generaciones La gestión de desechos radiactivos deberá efectuarse de tal forma que las repercusiones previstas para la salud de las generaciones futuras no sean mayores que las que sean aceptables actualmente. Principio 5: ('aigas impuestas a las generaciones .tuturas. La gestión de desechos radiactivos deberá efectuarse de tal forma que no imponga cargas indebidas a las generaciones futuras. Principio 6: Marco jurídico nacional. La gestión de los desechos radiactivos deberá efectuarse dentro de un marco jurídico nacional apropiado que defina claramente las responsabilidades y establezca funciones reglamentadoras independientes. Principio 7: Control de la producción de desechos radiactivos. La producción de desechos radiactivos deberá mantenerse al nivel más bajo posible. La (;e.tióii de los Desechos Radiactivos en A léxico / Lvdia C. Paredes Gutiérrez 10
  10. 10. Principio 8: Dependencia recíproca entre la producción y la gestión de desechos radiactivos. Se deberá tener debidamente en cuenta la dependencia recíproca entre todas las etapas de la producción y la gestión de desechos radiactivos. Principio 9: Seguridad de las instalaciones. Durante la vida de las instalaciones de gestión de desechos radiactivos deberá velarse adecuadamente por su seguridad. Al aplicar los principios anteriores, es conveniente considerar las recomendaciones sobre el particular de organismos internacionales tales como el OIEA y la Comisión Internacional de Protección Radiológica (CIPR), así como los convenios internacionales en la materia donde México tenga compromisos vigentes. 2.3. Clasificación de los desechos radiactivos Los desechos radiactivos generados en diferentes tipos de instalaciones, aparecen en una gama muy amplia de concentraciones de material radiactivo y en una variedad de formas fisicas y químicas. Existe una gran variedad de alternativas para el tratamiento y acondicionamiento de los desechos antes de su disposición. De la misma manera, hay un gran número de alternativas para la disposición segura de estos desechos, las cuales comprenden desde la disposición geológica, hasta la disposición cerca de la superficie o su descarga directa al ambiente. Para simplificar su gestión, se ha desarrollado un gran número de esquemas para clasificar los desechos radiactivos de acuerdo a sus propiedades fisicas, químicas y radiológicas. Estos esquemas han conducido a una variedad de terminologías que difieren de país a país y aún entre instalaciones dentro de un país [111. En México los desechos radiactivos se clasifican conforme a la norma oficial mexicana NOM-004-NUCL-1994 [81, en nivel bajo (clases A, B y C), nivel intermedio, nivel alto, mixtos y jales de uranio y tono. Las instalaciones nucleares y radiactivas clasifican los desechos en función de los isótopos, actividad específica, volumen y composición química, en los términos del Reglamento General de Seguridad Radiológica (RGSR) [121. Conforme a la licencia de cada instalación y al RGSR, una instalación puede verter desechos radiactivos siempre y cuando no se rebasen los límites establecidos en la norma oficial mexicana NOM-006-NUCL- 1994[131 y los requerimientos de la NOM-028- NUCL-1996 [14]. 2.4. Sistemas para disposición de desechos radiactivos Los sistemas para la disposición de los desechos radiactivos tienen como objetivo aislar a los desechos radiactivos, de tal forma que no se tenga una exposición indebida a la radiación en el ser humano y en el ambiente ahora o en el futuro. Este objetivo puede obtenerse aislando los materiales radiactivos en un sistema de disposición el cual es localizado, diseíiado, constniido, operado y cerrado de tal forma que, cualquier riesgo potencial a la salud humana se mantiene aceptablemente bajo durante el tiempo requerido. El grado de aislamiento necesario puede obtenerse implementando diferentes métodos para la disposición de los desechos radiactivos, entre los cuales se tienen dos opciones que son la disposición cerca de la superficie y la disposición geológica profunda. • Disposición cerca de la superficie. - En la disposición cerca de la superficie, la instalación se localiza sobre o debajo de la superficie de la tierra, donde la cubierta protectora, por lo general tiene un espesor de pocos metros. La norma NOM-022/ 1 -NUCL- 1996 [151 indica espesores desde 0 hasta 30 m. En algunos casos, la cubierta tiene un espesor de algunas decenas de metros, principalmente en aquellas instalaciones de tipo caverna. Estas instalaciones están destinadas a contener desechos de nivel bajo e intermedio sin cantidades apreciables de radionúclidos de vida media larga. La disposición cerca de la superficie se ha practicado durante La (hstión de los Desechos Radiactivos en Aíxic'o / Lydia U. Paredes Giitirrez 11
  11. 11. algunas décadas, con una variedad básicos, las características y el proceso amplia en sitios, tipos y cantidades de de selección del sitio, como etapas más desechos y de instalaciones. La importantes: b) el diseño de la experiencia ha demostrado que el instalación, donde la NOM-022/2- aislamiento efectivo y seguro de los NUCL-1996 [171 establece los desechos depende del desempeño del requerimientos de diseño y c) sistema de disposición total, el cual está constnicción, operación, clausura, post- formado por tres componentes clausura y control institucional de la principales de barreras: el sitio, la instalación, donde la NOM-022/3- instalación de la disposición y la forma NUCL-1996 [18] establece los de los desechos [16]. Para la evaluación requerimientos que deben satisfacerse en de un sistema de disposición, se utilizan cada una de estas etapas. los principios de seguridad basados en regulaciones nacionales así como en . Disposición geológica profunda.- En el recomendaciones internacionales. La ciclo del combustible nuclear, un evaluación de seguridad y de impacto desecho muy importante de nivel alto y ambiental de instalaciones para la periodo lago es el combustible gastado disposición de desechos cerca de la del reactor nuclear, el cual puede superficie incluye la consideración de disponerse directamente en un impactos radiológicos durante los repositorio o someterse a periodos operacionales y después de la reprocesamiento. Debido a las grandes clausura. Los impactos potenciales cantidades de radionúclidos con vidas radiológicos posteriores a la clausura del medias grandes, estos materiales repositorio dependen de procesos requieren de tiempos para su aislamiento naturales que pueden conducir a una del ambiente muy grandes. Esto implica liberación gradual de radionúclidos a la que la protección a la radiación del ser biósfera y de eventos que pueden tener humano se requiere por periodos de impactos adversos sobre la instalación tiempo muy grandes, sobre los cuales la tales como la intnmsión humana. La exposición a la radiación debe conveniencia de un sitio dependerá de su mantenerse debajo de los valores capacidad para confinar desechos establecidos por las regulaciones radiactivos durante los periodos de nacionales y los acuerdos tiempo requeridos y de la limitación de internacionales. Actualmente, la las tasas de liberación de los disposición de estos desechos se hace en radionúclidos, así como de su capacidad formaciones geológicas estables y para limitar los impactos adversos del profundas, las cuales pueden ser sistema de disposición en el ser humano socavones de minas o perforaciones muy y en el ambiente. La disposición de profundas en formaciones geológicas desechos radiactivos sólidos de nivel para aceptar desechos sólidos bajo e intermedio se efectúa en empaquetados [191. La selección de un repositorios cerca de la superficie y se sitio apropiado para este sistema de estima un tiempo de control disposición es muy importante, ya que el gubernamental entre cincuenta años y sitio deberá tener características de pocos siglos, confinamiento natural favorables y debe ser adecuado para implementar todas las Entre los procesos más importantes para barreras de ingeniería para prevenir o el establecimiento de una instalación retardar el movimiento potencial de para el almacenamiento de los desechos radionúclidos desde el sistema de radiactivos de nivel bajo, cerca de la disposición al ambiente. Un repositorio superficie se tienen: a) la selección del geológico depende de las barreras sitio. donde la norma NOM-022/1- geológicas y de la ingeniería para brindar NUCL-1996 [15], establece los criterios una protección adecuada de la liberación La Gestión de los f)e.s'echos Radiactivos en Aícxico /Lvdia C. ['a redes Gutiérrez 12
  12. 12. de radionúclidos debida a procesos graduales naturales del repositorio y a la ocurrencia de eventos de baja probabilidad en el mismo. Este sistema de disposición parece ser la mejor solución debido al incremento anual de desechos radiactivos de nivel alto. Típicamente, un repositorio geológico se planea y construye a profundidades entre 200 in y 1000 m respecto a la superficie. En los últimos años se han definido conceptos muy importantes en áreas estratégicas en los programas de gestión de desechos radiactivos y en la disposición geológica. Se considera que los repositorios geológicos construidos a grandes profundidades en medios geológicos adecuados, son una solución segura y ética para la gestión de desechos radiactivos en el largo plazo, ya que la seguridad de éstos, no dependería de las generaciones futuras. Para reforzar el nivel de seguridad en estos repositorios, se han incluido los conceptos de reversibilidad y recuperabilidad en los programas de gestión de desechos radiactivos, lo cual incrementa el nivel de flexibilidad en los mismos, así como su habilidad para responder a cambios tecnológicos relevantes y a factores políticos que beneficien el objetivo del repositorio y la confianza de la sociedad sobre éste. La reversibilidad permite revertir o cambiar decisiones, y la recuperabilidad permite recuperar el desecho, factores que pueden ser críticos en el proceso de toma de decisiones en la implementación del repositorio bajo construcción y operación [20]. Los principios de seguridad establecidos por el órgano regulador deben cumplirse cabalmente en el establecimiento de un sistema de disposición de desechos radiactivos. 2.5. Selección de sitios para la disposición final El proceso de selección de un sitio para la disposición de desechos radiactivos, tiene como objetivo básico determinar un sitio adecuado para la disposición y demostrar que este sitio en conjunto con el diseño del repositorio y empaquetamiento de los desechos tienen las características que garantizan el aislamiento adecuado entre los radionúclidos y el ambiente durante el tiempo requerido. Las características del sitio deben brindar una barrera natural que ayude a mantener el impacto radiológico al ser humano y al ambiente dentro de los límites establecidos por el órgano regulador. En lo general, se reconoce que la mejor selección de un sitio no depende de las características geológicas únicamente: sino que es necesario considerar la ingeniería del repositorio para garantizar la seguridad total. Con el propósito de mantener las liberaciones potenciales de radionúclidos dentro de los límites establecidos, el sistema de reposición debe desarrollarse tal que, el diseño e ingeniería del repositorio sean compatibles con las características del sitio y el medio geológico que lo rodea. En lo general, el proceso de selección de un sitio comprende las etapas de planeación, exploración, concientización preliminar , caracterización y confirmación. 3. SITUACIÓN ACTUAL EN MÉXICO 3.1. Generadores de desechos radiactivos y sus volúmenes anuales 3.1.1. Central Nucleoeiéctrica de Laguna Verde La CLV consta de dos unidades de 654 MWe cada tina, las cuales están en operación comercial desde Julio de 1990 la Unidad 1 y desde Abril de 1995 la Unidad 2, las cuales generan el 5.3% de la energía eléctrica que se consume en el país. La central en su operación produce desechos radiactivos de nivel bajo y medio, así como combustible gastado. el cual se considerará como desecho radiactivo de nivel alto, cuando se declare como tal [8]. Los desechos radiactivos sólidos en la CLV se dividen en dos grandes grupos. Los desechos sólidos húmedos, qtie se generan durante el tratamiento de los desechos radiactivos líquidos y los desechos sólidos secos, que son La (;e,tió,i de los Desechos Radiactivos en Jic• f(/j(1 C. Paredes (;i(tic,,?z 13
  13. 13. básicamente el resultado de operaciones de mantenimiento. Los desechos radiactivos húmedos son de dos tipos; a) Concentrados, los cuales se mezclan con asfalto o con cemento y se depositan en bidones metálicos con capacidad de 200 L; b) Resinas y lodos, los cuales se depositan en contenedores de alta integridad (HIC 's) con capacidad de 5 m3 a los cuales se les extrae toda el agua libre. Los desechos radiactivos secos son de dos tipos; a) Secos compactables, son entre otros, ropa desechable, trapos, enseres menores, que pueden ser procesados mediante compactación en bidones de 200 L, con un compactador que reduce el volumen de 4 a 1; b) Secos no- compactables, son herramientas y partes de componentes que no pueden compactarse y que nonnalmente se depositan en bidones de 200 L. Actualmente, la producción promedio anual de desechos radiactivos de nivel bajo e intermedio de las dos unidades es de 220 m3, mientras que la generación de combustible gastado fluctúa entre 92 a 102 ensambles por cada recarga de combustible por unidad. El volumen acumulado de estos desechos, que fueron generados por las 2 unidades hasta diciembre del 2001 es de 2,643 m3, presentándose un desglose de los mismos en la Tabla 1. En las Figs. 1 y 2, se muestran los porcentajes de contenedores empleados por tipo de desecho y por tipo de contenedor. Los desechos de nivel bajo e intennedio se colectan, procesan y acondicionan en la misma central y se encuentran almacenados de manera temporal en 3 almacenes, en tanto que el combustible gastado se almacena en las albercas ex profeso localizadas en la contención secundaria de cada reactor y con capacidad para toda la vida útil de éstos. En las Figs. 3 y 4, se muestra el comportamiento de la producción anual de desechos radiactivos sólidos por unidad, observándose que se cumplió la meta programada para el 2001 de 125 ma/unidad. En el caso del porciento de reuso de los efluentes, para este año se lograron los siguientes resultados; 93.6%, 92.5% y 94.7% para la Central, U-1 y U-2 respectivamente, considerando que se tenía programado para los tres casos una meta de 85% [21,22,23]. Tabla 1. Volumen de desechos radiactivos de nivel bajo e intermedio, generados por las dos unidades de la CLV al 311X1112001 [22]. Tipo de contenedor Tipo de desecho radiactivo No. de contenedores Volumen equivalente (ma) % volumen por tipo de desecho Bidones sólidos húmedos 1,615 326 12.7 Bidones sólidos secos 6,539 1,360 51.46 HIC's Líquidos (resinas y lodos) 239 947 35.83 Total 8,393 2,643 100.00 secos 78% húmedos líquidos 19% 3% Bklones 97% HIC 3% Fig. 1. Porcentaje de contenedores empleados por tipo de Fig. 2. Porcentaje por tipo de contenedor. desecho radiactivo. tfl...&1.. .3.. l...fl --------fl...i.,.....j....... I1.n.. fT...i,..Ç' fl...Jfl...,1.._..._ 7.4
  14. 14. - 30 287.2 2 217.3 ao 162.7 177.6 11l - 118 113.1 113.6 > 1 > 72.9 97.3 69.4 50- 1989 1991 1993 1995 1997 1999 2001 Año 140- 117.9 E 120 --____ 100 99 106.9 -- - E 80 > 70.1 60 ---- 1996 1997 1998 1999 2000 2001 Año Fig. 3. Volumen anual de desechos radiactivos U- 1 La central cuenta con un edificio de tratamiento de desechos radiactivos de nivel bajo y medio, donde se colectan, procesan y acondicionan éstos. En este edificio se tiene una área de almacenamiento temporal con capacidad para un año de operación de las dos unidades. En la central se tienen programas de concientización del personal para la reducción de desechos radiactivos desde su origen, así como un programa de mejora continua de los procesos de tratamiento para aumentar el porciento de reuso de efluentes. Se analiza para el futuro, el uso de tecnologías nuevas para la reducción de volumen, que sean aceptables y probadas, como el secado y la supercompactación, con el propósito de alcanzar una mcta de producción de desechos sólidos inferior a 74 m3/año-reactor, que corresponde a la media de la World Association of Nuclear Operators (WANO) [22]. Con la aplicación de estos programas de reducción de desechos y la utilización futura de tecnologías nuevas de supercompactación, podrá extenderse la vida de los almacenes temporales de la central. 3.1.2. Aplicaciones en medicina, industria e investigación En México, la demanda de radisótopos se distribuye de la siguiente forma: el sector salud es el principal consumidor con el 89%, seguido de la industria con el 9% y 2% restante se utiliza en investigación. En el consumo comercial regular de radisótopos, como fuentes abiertas en México, Fig. 4. Volumen anual de desechos radiactivos U- 2 para diagnóstico se tienen al 9'Tc, 1311 67Ga, 201 133 . 125 131 32Tl, Xc. En terapia se tienen 1, 1, P, 90Y, 153Sm y 186Re. En la industria se tienen: 1311 82Br, 22Na, H. En investigación: 14C, 3H, 1251 y en menor porcentaje una gran variedad de radisótopos de vida media corta y producidos en el reactor TRIGA Mark III del ININ. Existen alrededor de 1,300 licencias otorgadas por la CNSNS para posesión y uso de material radiactivo en el país; presentando en los últimos años, un incremento anual del 5%. DeI orden de 120 instalaciones corresponden a radioterapia, 210 a medicina nuclear, 250 en plantas industriales, 400 de laboratorios de radioinmunoanálisis y el resto a instituciones de educación superior e investigación [24]. Medicina En Medicina Nuclear, la demanda anual de radisótopos para el marcado de moléculas en el sector público y privado con fines de estudios de diagnóstico o tratamientos de terapia se presentan en la Tabla 2 y la Fig. 5 y 6, en la que se consideran las cantidades importadas por el INJ.N y las compañías comerciales, así como las producidas en el reactor TRIGA Mark III del IN1N. En estas figuras se observa un incremento del 23% en la demanda de radisótopos y el 20 % en los estudios realizados en las áreas de medicina nuclear, en el período 1998-2001. De los radisótopos utilizados para radiofármacos se tienen el Mo/mTc, 131j 1251,67Ga, 201Tl, 153Sm, 90Sr, 188W/188Re, de los cuales en el año 2001 el Mo/Tc y 1311 representaron el 72.9% y el 15.9% de la deinanda anual nacional en medicina nuclear. L deschos generados
  15. 15. deberán de ser almacenados hasta su decaimiento conforme lo establece la normativa, o bien trasladados a un centro de tratamiento y almacenamiento para este tipo de desechos. Tabla 2. Demanda anual de radisótopos para el marcado de moléculas con fines de diagnóstico y terapia en México. Año 1998 1999 2000 2001 IDemanda anual (Ci) 1,500 1,643 1,788 1,846 frsTo. estudios (diagnóstico y terapia) 56,199 60,664 65,364 67,580 69000- 67000 ----- - 65000 - --_______ -. --- --- - - o 1 63000 - -------- -- 61000 o ~ 59000 - - -- -- - 57000 ------ ••--- -- - 55000 - - 1998 1999 2000 2001 2002* Año Fig. 5. Consunto anual de radisótopos en medicina (diagnóstico y terapia) en México. * Valores proyectados para el año 2002. Industria El empleo de radisótopos en este sector es del 9% de la actividad total en México y principalmente emplean fuentes selladas de 1921r, 137Cs, 60Co, 241Am-Be y 22Cf. En un porcentaje mucho menor se tiene el uso de fuentes abiertas como el 3H, 1311 81Br, 22Na para aplicaciones de radiotrazado. Los desechos radiactivos generados y las fuentes gastadas son enviadas al IN1N para su acondicionamiento y almacenamiento temporal en el CADER. Derivados de los acuerdos comerciales de México con los países de origen de las industrias maquiladoras, a partir de 1998 los desechos radiactivos generados por sus procesos, podrán ser dejados en México y deberán ser dispuestos igual que los desechos radiactivos de origen industrial. Los Fig. 6. Promedio anual de estudios de diagnóstico y terapia en México. volúmenes generados y el contenido de actividad es de unos cuantos milicuries al año. Investijación Se tiene una variedad amplia de radisótopos de vida media corta que se emplean en investigación y análisis de muestras, ya sea como fuentes selladas para calibración de instrumentos de medición de la radiación o bien como fuentes abiertas para proyectos de investigación científica y tecnológica, con vidas medias desde minutos hasta varios años; sin embargo, el porcentaje de actividad empleado es tan solo el 2% del total. Los desechos generados son enviados al ININ para su acondicionamiento y almacenamiento temporal en el CADER. Reactor TRIGA Mark III del ININ En el ININ se opera un reactor de investigación tipo TRIGA Mark III de 1 MW de potencia,
  16. 16. que se utiliza para investigación, entrenamiento y producción de radisótopos de vida media corta para aplicaciones médicas, industriales o de investigación. El reactor tiene una configuración de núcleo mixto, con combustibles de 20% y 70% de enriquecimiento de 235U. Anualmente se generan un promedio de 3 a 4 combustibles gastados, que se almacenan temporalmente en la alberca del reactor y acumulados a la fecha, se tiene un total de 68 combustibles gastados. Se tiene el ofrecimiento del Departamento de Energía de EUA, de recibir el combustible gastado de este reactor y cambiar la configuración del núcleo con combustible de bajo enriquecimiento, situación que no ha sido aún definida. Otros procesos que concentran radionúclidos de ori,en natural Fabricación de fertilizantes fosfatados. En la producción de ácido fosfórico y de fósforo elemental utilizado en la fabricación de fertilizantes, se generan el fosfoyeso y la escoria de fosfato como desechos del proceso. respectivamente. Estos contienen uranio y tono y sus productos de decaimiento cuya concentración es variable. Debido a las grandes cantidades de estos desechos generados en la industria del fosfato, hay interés en investigar las concentraciones de radiactividad de estos desechos. Producción de petróleo y gas. Uiio de los radisótopos solubles en petróleo y gas en los campos de extracción es el 226Ra el cual se adhiere a las tuberías de extracción de los pozos, generando tuberías contaminadas 'y lodos radiactivos cuando éstas se lavan. Eii algunos casos, se llegan a tener concentraciones de 22 'Ra hasta de 1.000 pCi g' en los lodos de lavado, lo cual crea la necesidad de disponer estos lodos y tuberías para evitar su reuso o reciclado. 3.1.3. Planta de tratamiento de desechos radiactivos del ININ actividades de recepción, recolección, transporte, acondicionamiento, tratamiento e inmovilización de los desechos radiactivos generados en las aplicaciones en medicina, industria e investigación en todo el país. Anualmente se producen 20 m3 de desechos radiactivos sólidos, 280 m3 de desechos radiactivos líquidos de nivel bajo e intermedio, de los cuales 5 m3 son de desechos mixtos orgánicos y aproximadamente 300 fuentes selladas agotadas (10 m3). Estos desechos son acondicionados en esta planta y enviados al CADER para su almacenamiento temporal [251. Los desechos radiactivos sólidos que se reciben para su gestión, son normalmente, plásticos, hules, guantes, papel, madera, objetos metálicos, objetos de vidrio, animales de laboratorio, lodos y precipitados. Los radionúclidos principales contenidos en estos 3 14 22 32 35 99 desechos son: H, C, Na, P. 5, Mo, 99I1 Tc 1311 I251 etc. Los desechos radiactivos líquidos acuosos con vida media corta (horas o días), se dejan decaer durante 10 vidas medias. Transcurrido este tiempo se analizan para corroborar que satisfacen la concentración límite de descarga al drenaje común [12,13,26,271. Los desechos con vida media larga (meses, años), se pueden tratar por evaporación, precipitación, filtración, intercambio iónico, para obtener lodos y concentrados que se inmovilizan en matrices de cemento en bidones con capacidad de 200 L. Para los desechos líquidos orgánicos, se tienen las opciones de incorporación a matrices de cemento o extracción con solventes. 3.2. Volúmenes de desechos radiactivos proyectados al 2035 Los volúmenes totales de desechos radiactivos proyectados al año 2035, generados por la operación y desmantelamiento de las 2 unidades de la CLV, así como los que tienen origen en medicina, industria e investigación se indican en la Tabla 3. El ININ cuenta con una planta de tratamiento de desechos radiactivos donde se realizan las La Gestión de los Desechos Radiactivos en Aíy.yico / Lvdia C. Paredes (intiyrrez 17
  17. 17. Tabla 3. Estimación del volumen de desechos radiactivos de nivel bajo e intermedio proyectados al año 2035, generados en México [23]. No. Origen Volumen (m3) Operación y 1 mantenimiento de Ui 8,000 y U2/CLV 2 Desmantelamiento de 6,000 Ui y U2/CLV Medicina, industria e 3,500 investigación Total 17,500 3.3. Almacenes temporales para desechos radiactivos existentes 3.3.1. Almacenes de la CLV Para el almacenamiento de los desechos radiactivos de nivel bajo e intermedio, la CLV cuenta con 3 almacenes temporales. En base al volumen anual generado en las 2 unidades, se estima que la capacidad de saturación de estos almacenes se alcanzará en 5 años. 3.3.2. C4DER El 1N1N opera el CADER, el cual está licenciado para el almacenamiento temporal de desechos radiactivos de nivel bajo y intermedio, producidos principalmente en aplicaciones de medicina, industria e investigación del país. El CADER está ubicado en el Municipio de Temascalapa, Méx., a una distancia aproximada de 60 km de la ciudad de México, sobre un área de 164,000 m2. El CADER cuenta con 3 almacenes de superficie para desechos radiactivos, una zona de 5 trincheras de 190 m de longitud y un ancho de 1.5 m, con diferentes profundidades desde 1.5 m a 2.5 m y pozos de concreto Estas trincheras fueron utilizadas desde 1970 a 1989, año en que fue suspendida la práctica de enterrar los bultos con desechos radiactivos, para cumplir con las indicaciones de la CNSNS de acuerdo a la evolución de la nonnatividad 20% 46% 34 Operación y manteniniento de Ui y U2/CLV • Desmantelamiento de UI y U2/CLV o rvdicina, industria e investigación aplicable. El almacén 1 está destinado para almacenar fuentes radiactivas selladas dentro de su contenedor original o embaladas en concreto y dentro de bidones y tiene una capacidad de 400 m3. Los almacenes II y III están destinados para almacenar desechos radiactivos sólidos con capacidades de 750 m cada uno [28,29]. El inventario actual de desechos radiactivos es; a) almacén 1, 110 m3; b) almacén II, 2,767 bidones: e) almacén III, 1,045 bidones; d) trincheras, se estima en 1,418 m 3. En base al volumen anual de desechos que recibe la instalación, se estima que la capacidad de saturación de los almacenes actuales se alcanzará en 7 años [28,29]. En el CADER no se realiza ninguna operación de acondicionamiento o tratamiento de desechos radiactivos, sino únicamente de almacenamiento, por lo que no se tienen emisiones de humo o efluentes de ninguna naturaleza. Dentro del inventario global de desechos radiactivos se tienen: fuentes radiactivas gastadas de diferentes radisótopos, sólidos compactados y no compactados, desechos biológicos contaminados (vegetales y animales), líquidos con diferentes radisótopos, líquidos gelificados, lodos residuales contaminados, cabezales de 60Co para teleterapia, piezas metálicas y equipos contaminados, minerales y jales de uranio, tierra contaminada con jales de uranio,
  18. 18. uranatos, varilla contaminada con escombros contaminados, aceites contaminados con uranio y filtros contaminados. En la Tabla 4 se presenta el inventario isotópico en el CADER y por tanto podría liberarse del control regulador. 3.4. Necesidad de un almacén definitivo para desechos radiactivos en el país 3.3.3. Confinamiento de Peña Blanca, (]l,ih. A principios de los años 70's operó una planta experimental para la producción de uranio, la cual fue cerrada. Se generaron aproximadamente 65,000 ton de jales de uranio y tierra contaminada con jales de uranio desde 1984, que se trasladaron y almacenaron de forma definitiva en un sitio en Peña Blanca. Este confinamiento se localiza en la sierra de Peña Blanca, colonia Santa Cruz del Peñol, municipio de Chihuahua, Chih. y es el único sitio de confinamiento definitivo para la disposición de materiales de esta naturaleza en el país. El área del predio incluyendo la zona de amortiguamiento es de 20 ha. 3.3.4. Confinamientos de La Piedrera, C/iih. y San Felipe, B. C. El sitio de confinamiento La Piedrera, Chih., fue designado exclusivamente para los desechos radiactivos, tales como varilla, material de proceso, escoria y tierra contaminada con Co, producidos por el accidente de ciudad Juárez. Chih. cii diciembre de 1983 y su clausura fue cii el año de 1985, Actualmente, el ININ es el responsable de la vigilancia institucional de este sitio. En el sitio de San Felipe. B.C.. se almacenó una pequeña cantidad de varilla contaminada con Co resultante del mismo accidente. Se estima que dentro 22 años, el material almacenado en estos sitios iio representará riesgo alguno para la población y el ambiente, La tecnología para el almacenamiento definitivo de los desechos radiactivos de nivel bajo, que garantice la seguridad de la población y el ambiente está disponible. Las necesidades de nuestro país hacen indispensable la construcción de este tipo de instalaciones, por lo que uno de los objetivos prioritarios del organismo responsable de la gestión de los desechos radiactivos en México, es la construcción de una instalación de este tipo, con la capacidad suficiente para recibir los desechos producidos en la industria, la medicina, la investigación y la generación de energía eléctrica por medios nucleares, conforme a la normativa aplicable con una proyección a 50 años. El sitio seleccionado para la construcción del almacén definitivo de desechos radiactivos de nivel bajo, deberá ser defendible técnicamente ante toda la normativa nacional e internacional, así como a la crítica de gnipos activistas. La caracterización de este sitio, deberá garantizar que éste puede conservar la integridad de los desechos radiactivos y la estabilidad geológica del sitio, por lo menos durante 500 años, considerando el principio de no dejar cargas a las generaciones futuras. En general, este tipo de sitios se operan por alrededor de 50 años, posteriormente se cierran y se vigilan por 10 años más y finalmente se abandonan, por consiguiente el criterio de integridad y estabilidad geológica son esenciales de analizar. Tabla 4. Inventario isotópico en el CADER [29]. H3 (1.36 Fe'55 Zn'65 Br'83 Sr-90 Sn- I 13 Cs-134 lr'192 Th-234 Ra'226 ¡JO2 C-14 C'a-45 ('0.57 (ia-65 Rb-83 Nio-99 Sc'46 Cs-137 Au'198 Hg- 203 Th-232 Am-241 Na'22 Sc'46 Fe-59 Ga-67 Kr-85 (.'d-109 1-125 ('e-141 Re'188 Pb-210 Ra-223 Am'Bc P-32 Cr-5I Ni-SO Se-75 Rb-86 Ag-i 10 1-131 Gd-i53 TI.201 Po-210 1 J-235 S-35 Nin-54 Co-60 Br-82 Y-SS 111-i 11 Ne-133 Sm-153 Tl-204 Bi-2I4 ¡J-238 La Gestión de los Desechos Radiactivos en A léxico / Lvdia C. Paredes Gutiérrez 19
  19. 19. 3.5. Políticas y regulaciones vigentes Gestión de I)esechos Radiactivos ante el OIEA en 1997. Dentro del marco jurídico nacional, las leyes y regulaciones aplicables a la gestión de desechos radiactivos son: La Ley Reglamentaria del Artículo 27 constitucional en Materia Nuclear [301, publicada en 1985, que a la letra dice: Artículo 18, fracción VII. Le confiere al Ejecutivo Federal, por conducto de la Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal (hoy Secretaría de Energía) el almacenamiento, transporte y depósito de los desechos radiactivos cualquiera que sea su origen. Artículo 50, fracción III y V. Le otorga a la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS), la facultad de revisar, evaluar y autorizar las bases para el procesamiento, acondicionamiento, vertimiento y almacenamiento de desechos radiactivos y cualquier disposición que de ellos se haga, además de la expedición, revalidación, reposición, modificación, suspensión y revocación de permisos y licencias de instalaciones radiactivas, las que incluyen las relacionadas con la gestión de desechos radiactivos. El Reglamento General de Seguridad Radiológica [12], publicado el 22 de noviembre de 1988, presenta los requerimientos e información que se debe satisfacer para obtener las autorizaciones para el tratamiento y almacenamiento de desechos radiactivos. Normas Oficiales Mexicanas. Se han aprobado 12 normas mexicanas específicas sobre la gestión de los desechos radiactivos, elaboradas por el Comité Consultivo Nacional de Normalización en Seguridad Nuclear, el cual se preside por la CNSNS. Adicionalmente, dentro de los acuerdos y tratados internacionales, se tiene la ratificación de México en la Convención Con junta de Combustible Gastado y la Seguridad en la 3.6. Responsabilidad del Estado Conforme a la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia Nuclear [301, las actividades de la industria nuclear en el país, se llevarán a cabo en los términos de los lineamientos y programas que apruebe el Ejecutivo Federal por conducto de la Secretaría de Energía, incluyendo la gestión de los desechos radiactivos producidos en el país. Como ya se ha mencionado, el objetivo de la gestión de los desechos radiactivos es obrar con éstos de forma tal, que se protejan la salud humana y el ambiente, ahora y en el futuro sin imponer cargas indebidas a las generaciones futuras. Para cumplir en gran parte, con este objetivo, se requiere definir un marco jurídico en el cual se incluya una política nacional específica, sus estrategias y la conformación de un sistema nacional para la gestión de estos desechos. Asimismo, deberán definirse los mecanismos de asignación de recursos económicos a ¡a entidad responsable de realizar esta tarea. Entre los factores más importantes que deberá incluir la política nacional para la gestión de los desechos radiactivos en México, se tienen: a) Establecer una política que sea consistente con los 9 principios establecidos por el OIEA [7], con los compromisos que potencialmente se adquieren con el ingreso de México a la Convención para la Gestión Segura de Desechos Radiactivos y con las necesidades que la situación actual de nuestro país demanda, además de asignar responsabilidades a los productores, reguladores y gestores de los desechos radiactivos en nuestro país. Esta política deberá incluir las previsiones necesarias para resolver los siguientes problemas: • La selección de un sitio y construcción de un almacén La (.estión de los I)eseclios Radiactivos en México / Lvdia ( '. Paredes Ciutirrez 20
  20. 20. b) e) definitivo para los desechos radiactivos de nivel bajo. • La recuperación de los desechos radiactivos inhumados en el CADER, así como la recuperación del predio [31]. • La vigilancia de los sitios donde se almacenan en forma definitiva los desechos radiactivos con Co y jales de uranio. • La selección de mecanismos para incentivar el retorno al país de origen de las fuentes radiactivas gastadas, a través del proveedor correspondiente, o bien incentivar el pago de un impuesto sobre el precio de la fluente radiactiva, el cual garantice su disposición final en el país al término de su vida útil. Definir una estrategia que permita hacer efectiva la política propuesta, identificando y analizando las diferentes opciones para el establecimiento de una infraestructura que permita efectuar la gestión de los desechos radiactivos de forma segura y congRuente con las necesidades reales, presentes y futuras de México. Deberán considerarse escenarios que contemplen la inclusión o creación de organismos nacionales, así como de la participación de la iniciativa privada, y durante el análisis considerar el cumplimiento con las recomendaciones dadas por el OIEA [101. La política propuesta, deberá complementarse con la estrategia para la implantación del Sistema Nacional para la Gestión de Desechos Radiactivos en México, la que preferentemente deberá ser elaborada por el organismo que se designe como responsable de la gestión de estos desechos. Designación de una entidad responsable de la gestión de los desechos radiactivos. Para ello se tienen las siguientes propuestas • Formación de un grupo pequeño altamente especializado en la SENER, cuya función exclusiva sea la coordinación de las actividades de desechos radiactivos y que contrate a empresas para la realización de las mismas. • Que la SENER delegue la facultad en alguna de las entidades del sector relacionadas con el tema como el ININ o la CFE/CLV. • Creación de una entidad paraestatal de tamaño y presupuesto adecuado, cuya función única sea la gestión de desechos radiactivos en México. Para ello, se requiere modificar el artículo 27 de la Ley Reglamentaria [301 y tener una ley de creación de esta entidad. Dado el procedimiento que hay que seguir para su aprobación, se estima un período de 3 años. En marzo de 1999. un grupo de especialistas de diferentes instituciones nacionales coordinado por la SENER, elaboró una propuesta de Política Nacional para la Gestión de Desechos Radiactivos [32], con la finalidad de contar con las bases técnicas y normativa para la planeación nacional en la materia. Las acciones y estudios tendientes a contar con dicha política, continúan en proceso. 3.7. Importancia de considerar la opinión pública No obstante los beneficios que representa el uso de la energía nuclear en la actualidad, ya sea en las aplicaciones pacíficas energéticas o las no energéticas, éste tema es altamente sensible al manejo de los medios de comunicación y a la opinión pública. El problema principal de la percepción del público en las aplicaciones de la energía nuclear, es su asociación con las aplicaciones bélicas, la contaminación radiactiva y las defunciones asociadas con los accidentes que han ocurrido en plantas de potencia a nivel La Gestión de los I)eseclios Radiactivos en A léxico / Lvdia ( '. Paredes Gutiérrez 21
  21. 21. mundial y con el riesgo de adquirir cáncer o bien, otras repercusiones genéticas producidas por la radiación ionizante. nucleoeléctrica. La situación anterior ha generado una evidente desinformación y desconfianza, frente a la cuál se ha perdido efectividad de respuesta. En la mayoría de los países, el establecimiento de programas para la selección de sitios para repositorios tropieza con dificultades. Uno de los principales obstáculos es que el sociedad no acepta el concepto de disposición final, debido a temores por la seguridad y a la desconfianza por desconocimiento de la tecnología y sus opciones. La sociedad considerará que la gestión de desechos radiactivos será segura, cuando se tomen en cuenta debidamente la tecnología, la ética, la economía, la ecología y las preocupaciones sociopolíticas: pero no antes. Para la aceptación amplia de las aplicaciones nucleares, se requiere de la confianza de la sociedad y la seguridad en la participación necesaria de las entidades gubernamentales. En este sentido, es importante proveer de información veraz y oportuna a cada una de las instancias adecuadas para lograr el objetivo. Para México, es muy importante el funcionamiento de la CLV/CFE y la gestión de los desechos radiactivos, cuenten con la confianza de la sociedad, el apoyo del Congreso y de los gobiernos estatales y municipales. En los últimos años, algunos sectores de la sociedad se han opuesto a las operaciones de la CLV y a las decisiones gubernamentales sobre la gestión de desechos radiactivos en el país. La oposición social registrada hasta la fecha, ha repercutido en la interrupción de programas de gestión y almacenamiento temporal de desechos de nivel bajo e intermedio, obstaculizando actividades en sitios de confinamiento definitivos y la implementación de una política nacional en la materia. Por otro lado, en algunos casos los medios de información nacional que cubren estos temas, no cuentan con la información técnica correcta y recurren a fuentes no gubernamentales que tienen una oposición sistemática al uso de tecnologías nucleares, principalmente en lo que respecta a la generación de energía El distanciamiento entre algunas versiones públicas y la información técnica proporcionada por las entidades gubernamentales, ha contribuido a generar un ambiente de falta de credibilidad. Estos problemas en algunas ocasiones, se han resuelto con la participación de expertos internacionales técnicamente calificados. En estos casos, la participación de expertos del OIEA han constatado y respaldado la información que las entidades técnicas nacionales generan. Por consiguiente, la participación objetiva e informada de la sociedad civil en la toma de decisiones, es un elemento fundamental para el desarrollo sostenido de las aplicaciones de la energía nuclear en México. Como parte de la solución a la problemática presentada anteriormente, se propone lo siguiente: Incrementar la confianza de la sociedad mexicana, respecto a las aplicaciones pacíficas de la energía nuclear en México, diseñando mecanismos que permitan transmitirle la información desde una perspectiva acorde con las condiciones actuales y bajo un diseño de comunicación adecuado a cada uno de los sectores de la sociedad y entidades gubernamentales, entre los que tenemos: • Funcionarios del sector gubernamental federal, estatal y municipal, así como a la comisiones legislativas competentes, relacionados con la toma de decisión de aspectos nucleares. • Medios de información nacionales más representativos. • Sociedad en general, principalmente a las comunidades vecinas a instalaciones nucleares, comunidad educativa y sociedades civiles, relacionadas con el terna. El propósito es la creación de las condiciones sociales y de opinión técnica necesarias para fortalecer vio reactivar programas La (.estión de los I)eseehos Radiacüvos en Aíixico /Lvdia C. Paredes Gutkrrez 22
  22. 22. gubernamentales relacionados con la producción de energía nucleoeléctrica y la necesaria gestión de desechos radiactivos, dentro de un ambiente de tranquilidad y continuidad operacional. 4. CONCLUSIONES Durante los últimos años el tema de los desechos radiactivos ha tenido gran interés, debido a la creciente sensibilización y concientización en materia de protección y recuperación del ambiente, así como a la necesidad de contar en México en pocos años, de un almacén definitivo coii capacidad suficiente para recibir los desechos producidos en la medicina, industria, investigación y de la generación de energía eléctrica por medios nucleares en los próximos 50 años. La responsabilidad del Estado es relevante para impulsar el establecimiento de un Sistema Nacional de Gestión de Desechos Radiactivos, donde la definición del marco jurídico nacional, la designacióii de una entidad responsable para la gestión de estos desechos, la definición de las responsabilidades de las entidades relacionadas con el tema, el mecanismo de asignación de recursos económicos a corto, mediano y largo plazo, así como las estrategias de manejo de opinión pública, son los factores claves para resolver este problema. La aceptación pública de políticas y soluciones regulatorias para la gestión de desechos radiactivos, es un requerimiento clave en México. Toda estrategia en torno a este sistema nacional, deberá partir del principio de que para la gestión de los desechos radiactivos, se deberá actuar de forma tal, que se protejan la salud humana y el ambiente, ahora y en el futuro sin imponer cargas indebidas a las generaciones futuras, mediante la aplicación estricta de la normativa aplicable. Dadas las características de alta sensibilidad que tiene el tema de la gestión de desechos radiactivos en la opinión pública, es imiv importante que en el grupo de trabajo se logre una integración de especialistas de las áreas técnica, jurídica y de comunicación durante las etapas de planeación y ejecución del plan, con el propósito de presentar estrategias de trabajo bien soportadas por todas las componentes necesarias para su presentación en los diferentes foros que se requiera. No obstante los beneficios que representa el uso de la energía nuclear en la actualidad, ya sea en las aplicaciones pacíficas energéticas o las no energéticas, éste tema es altamente sensible al manejo de los medios de comunicación y a la opinión pública. Uno de los principales obstáculos por el que la sociedad no acepta el concepto de disposición final, es el temor por la seguridad y la desconfianza por el desconocimiento de la tecnología y sus opciones. La sociedad considerará que la gestión de desechos radiactivos será segura, cuando se tomen en cuenta debidamente la tecnología, la ética, la economía, la ecología y las preocupaciones sociopoIítícas pero no antes. La credibilidad de la opinión pública es el punto central a trabajar. Es por ello, que para incrementar la confianza de la sociedad mexicana respecto a las aplicaciones pacíficas de la energía nuclear en México, se requiere diseñar mecanismos que permitan transmitir la información técnica necesaria, desde una perspectiva acorde con las condiciones actuales y bajo un diseño de comunicación adecuado a cada uno de los sectores de la sociedad y entidades gubernamentales. De tal forma que se logren las condiciones sociales y de opinión técnica necesarias para fortalecer y/o reactivar programas gubernamentales relacionados con la producción de energía nucleoeléctrica y la iiecesaria gestión de desechos radiactivos, dentro de un ambiente de tranquilidad y continuidad operacional. En algunos casos, el distanciamiento entre la información proporcionada por los medios de comunicación que cubren estos temas y las versiones técnica proporcionadas por las eiitidades gubernamentales, ha generado una evidente desinfoniiación y desconfianza en la sociedad, que ha contribuido a generar un ambiente de falta de credibilidad y efectividad La (.;('.çti(i (le los [)esechos Radiactivos ei AIxic) / Lvdia ('. i'aredes (hitirrez 23
  23. 23. de respuesta. Por consiguiente, la participación objetiva e informada de la sociedad civil en la toma de decisiones, es un elemento fundamental para el desarrollo sostenido de las aplicaciones de la energía nuclear en México. Otros factores que refuerzan la necesidad de definir una política nacional de desechos radiactivos y que requieren su atención son: • La necesidad de continuar con las actividades de disposición final de los minerales y jales de uranio, contenidos en las 14 góndolas ubicadas en el [NII, así como de los almacenados en el CADER. • La presión de la comunidad de Temascalapa, Méx., para que en el mediano plazo, se recupere el predio del CADER, trasladando los desechos radiactivos contenidos en éste, a un almacén definitivo. La población de la localidad se opone a la construcción de más almacenes superficiales para tal efecto. • Considerando los esfuerzos importantes de la CLV de reducir su producción anual de desechos radiactivos de nivel bajo e intermedio, y el espacio disponible para su almacenamiento temporal, se requerirá una definición en el corto plazo, relativa al establecimiento de un almacén definitivo en el país. Previo a la selección del sitio y la construcción del almacén definitivo de desechos radiactivos, se deberá tener el apoyo necesario de las autoridades federales, estatales y municipales, así como incluir un plan de desarrollo integral de la región donde se localizará este almacén. Es recomendable incluir en el programa de gestión de desechos radiactivos, los conceptos de reversibilidad y recuperabilidad, lo cual refuerza el nivel de seguridad en estos repositorios. incrementa el nivel de flexibilidad en los mismos y amplía su habilidad para responder a cambios tecnológicos relevantes y a factores políticos que benefician el objetivo del repositorio y la confianza de la sociedad sobre éste. S. AGRADECIMIENTOS Deseo expresar mi agradecimiento a la Gerencia de Centrales Nucleoeléctricas de Laguna Verde! CFE. al Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares y a la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias, por permitirme utilizar información propiedad de cada una de estas instituciones para la elaboración de este trabajo. La interpretación y conclusiones de tal información son responsabilidad exclusiva de la autora y no reflejan de ninguna manera la posición de las instituciones referidas sobre este tema. 6. REFERENCIAS 111 Nuclear Energy Agency, Radioactive Waste Managememit in Perspective". OECD (1996). 121 Echávarri, L. E., La Energía Nuclear y el Desarrollo Sostenido en la OCDE", XXIII Aniversario de la CNSNS. México (2002). 131 Fuster, y.. "Mechanisms of Arterial Thrombosis: Foundatiomi for Therapy". Am. Heart J., 135:S361-S366 (1998). 141 Celerniajer. D. S. ,Noiiinvasive Detection of Atherosclerosis", The New England Journal of Medicine, 339(27):20 14-2015 (1998). 11 American Heart Associatioii, "Heart and Stroke Statistical Update", (1999). 161 IAEA. "Improviiig the Safety and Quality of Food and Food Ingrediemits iii Trade by Irradiation", International Coiisultative Group on Food Irradiation (1994). 171 OIEA. Principios para la Gestión de Desechos Radiactivos", Colección Seguridad No. 111-F(1996). 181 NOM-04-MUCL- 1996, Clasificación de los Desechos Radiactivos", Diario Oficial de la Federación. México, 4 marzo (1996). 191 NOM-03 5-NUCL-2000. Límites para Considerar un Residuo Sólido como Desecho Radiactivo", Diario Oficial de la Federación, México, 19 mayo (2000). 1101 OIEA. Establecimiento de un Sistema Nacional de Gestión de Desechos Radiactivos". Colección Seguridad No. 111- S-1 (1996). 1111 IAEA, "Classification of Radioactive Waste". Safetv Series No. 111-G-1.1 (1994). 1121 Reglamento General de SegTiridad Radmológica, Diario Oficial de la Federación. México. 22 novieiiibre (1988). La (h'st,ón de los Desechos Radiactivos en A I(xico /Lvcha U. Paredes Gatiérrez 24
  24. 24. NOM-06-NIJCL-1996. "Criterios para la Aplicación de los Límites Anuales de Incorporación para Grupos Críticos del Público", Diario Oficial de la Federación. México, 4 marzo (1996). NOM-028-NUCL-1996, "Manejo de Desechos Radiactivos en Instalaciones Radiactivas que Utilizan Fuentes Abiertas", Diario Oficial de la Federación. México. 22 diciembre (1996). 1151 NOM-022/ 1 -NUCL- 1996, "Requerimientos para una Instalación para el Alniacenaniiento Definitivo de Desechos Radiactivos de Nivel Bajo cerca de la Superficie. Parte 1 Sitio", Diario Oficial de la Federación, México, 5 septiembre (1997). 1161 IAEA. "Siting of Near Surftce Disposal Facilities", Safety Series No. 11 l-G-3. 1 (1994). [17] NOM-022/2-NUCL-1996. "Requerimientos para una Instalación para el Almacenamiento Definitivo de Desechos Radiactivos de Nivel Bajo cerca de la Superficie. Parte 2 Disefio". Diario Oficial de la Federación, México, 5 septiembre (1997). [181 NOM-022/3-NTJCL- 1996. "Requerimientos para una Instalación para el Alniacenamiento Definitivo de Desechos Radiactivos de Nivel Bajo cerca de la Superficie. Parte 3 Constnicción. Operación, Clausura, Post- clausura y Control Institucional", Diario Oficial de la Federación, México. 12 marzo (1998). [191 IAEA, "Siting of Geological Disposa! Facílities", Safety Series No. 11 1-G-4. 1 (1994). [201 Nuclear Energy Agency. "Reversibility and Retrievability in Geologic Disposal of Radioactive Waste", OECD (2001). Baizabal R.. "Desechos Radiactivos de Medio y Bajo Nivel de la Central Laguna Verde". Subgerencia de Ingeniería- CFE. Anuario CFE. febrero (2000). Herrera, H.. Comunicación privada, Subgerencia de Producción. CLV/CFE (2002). Sánchez, S.. Comunicación privada. Gerencia de Ingeniería. CLVICFE (2002). Maldonado, H., Comunicación privada. Gerencia de Seguridad Radiológica. CNSNS (2002). Paredes L.. Reyes J., Jiménez J.. "Radioactive Waste Maiiagement in México". Safety of Radioactive Waste Management, IAEA-CN-78/87, Cordoba. Spain (1995). 1261 Medrano MA.. "Programa de Clasificación de Desechos Radiactivos de la CLV", informe técnico, ININ (1997). 1271 1OCFR20. "Estándares para Protección contra la Radiación", Apéndice B. 1281 Jiménez. J., et.al., "Datos de Gestión de Desechos Radiactivos en México, Informe técnico SR-98-20 (1998). [29] Reyes. J.. et. al.. "Inventario de Desechos Radiactivos del CADER", Informe téciiico, ININ, Diciembre (2001). 1301 Ley reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia Nuclear, Diario Oficial de la Federación, México, 4 febrero (1985). 1311 NOM-0 1 9-NUCL- 1996, "Requerimientos para Bultos de Desechos Radiactivos de Nivel Bajo para su Almacenamiento Definitivo cerca de la Superficie", Diario Oficial de la Federación, México, 14 agosto (1996). 1321 "Política Nacional para la Gestióii de Desechos Radiactivos". Reporte del Gnipo de Trabajo, ININ-CN SNS-CLV-SENER. abril (1999). La (iestión de los f)eseehos Rad,acvn'o.r en 1 íex,co / Lvdia C. Paredes Gi,ti,','ez 25

×