Siete leyes del aprendiz

2,930 views

Published on

Siete leyes del aprendiz

0 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,930
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
71
Comments
0
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Siete leyes del aprendiz

  1. 1. 2do. Congreso de Enseñanza Manual para Maestros de Enseñanza Bíblica SIETE LEYES DEL APRENDIZ Taller basado en el libro Siete Leyes del Aprendiz de Bruce Wilkinson por Juan Carlos García Cómo enseñar casi todo, prácticamente a cualquiera. Introducción Historia de Teddy Stallard Teddy Stallard era sin duda "el peor": sin interés por la escuela, descuidado, con la ropa siempre arrugada, siempre despeinado, uno de esos chicos del colegio de cara impasible, mirada inexpresiva, fría y distraída. Cuando la señorita Thompson le hablaba, Teddy siempre respondía con monosílabos. Poco atractivo, sin motivación, actitud distante, no resultaba fácil quererlo. Aunque su maestra decía que quería a todos los de la clase por igual, en su interior no era totalmente sincera. Cada vez que corregía los trabajos de Teddy experimentaba cierto placer perverso poniendo una "x" al lado de las respuestas incorrectas. Debería haberlo pensado un poco más. Tenía el dossier de Teddy y sobre él sabía más de lo que quería admitir. En el dossier estaba escrito: 1* grado: "Teddy promete en su trabajo y su actitud, pero tiene una mala situación familiar"; 2º grado: "Teddy podría dar más. La madre está muy enferma. Recibe poca ayuda de su casa"; 3* grado: "Teddy es un buen chico pero demasiado serio. Aprende lentamente. Su madre murió el curso pasado"; 4º grado: "Teddy es muy lento, pero se porta bien. Su padre muestra poco interés por él". Llegó Navidad, y los alumnos de la clase de la señorita Thompson trajeron los regalos correspondientes. Los apilaron sobre la mesa y se agolparon alrededor para ver cómo los abría. Entre los regalos estaba el de Teddy Stallard. Estaba envuelto en papel marrón y pegado con cinta adhesiva. Sobre el papel simplemente estas palabras: "Para la Srta. Thompson, de Teddy". Ella se sorprendió de que le hubiera llevado un regalo. Cuando lo abrió, apareció una pulsera recargada de piedras falsas a la cual le faltaban la mitad de las cuentas, y un frasco de perfume barato»". Los otros chicos empezaron a burlarse de los regalos de Teddy, pero la señorita Thompson tuvo por lo menos suficiente sentido común como para hacer que se callaran de inmediato poniéndose la pulsera y echándose un poco de colonia en la muñeca. Levantó la mano para que los demás chicos olieran y dijo: "¡Huele muy bien!". Y los chicos, guiados por la maestra, rápidamente coincidieron con "ahhhs" y "ohhhs". Al final del día, cuando terminó la clase, y los otros chicos se habían ido, Teddy se acercó a la mesa y dijo: «Señorita Thopmson... Señorita, huele igual que mi madre... y la pulsera de ella le queda realmente muy linda también. Me alegra que le gustaran mis regalos". Cuando Teddy se hubo ido, la señorita Thompson se arrodilló y le pidió perdón a Dios. Al día siguiente, cuando los chicos llegaron al colegio, los recibió una maestra nueva. La señorita Thompson se había convertido en otra persona. Ya no era sólo una maestra, era un ángel de Dios. Había 33 Amistad Cristiana Cuautitlán
  2. 2. 2do. Congreso de Enseñanza Manual para Maestros de Enseñanza Bíblica pasado a ser una persona empeñada en querer a sus chicos y en hacer por ellos cosas que trascendieran su presencia. Ayudaba a todos sus alumnos, pero especialmente a los más lentos, y sobre todo a Teddy Stallard. A finales del curso lectivo. Teddy había mejorado notablemente. Estaba a la altura de la mayoría de sus compañeros y hasta aventajaba a algunos. Durante mucho tiempo no supo nada de Teddy. Un día recibió una nota que decía: Querida Señorita Thompson: Quería que fuera la primera en saberlo: Voy a terminar segundo de la clase. Cariños, Teddy Stallard. Cuatro años después, llegó otra nota: Querida Señorita Thompson: Acaban de decir que soy el primer promedio de mi promoción. Quería que lo supiera antes que nadie. La universidad no fue fácil, pero me gustó. Cariños, Teddy Stallard. Y cuatro años más tarde: Querida Señorita Thompson: Ahora ya soy Theodore Stallard, médico. ¿Qué le parece? Quería que usted fuese la primera en saber que me caso el mes que viene, el 27 para ser más exacto. Quiero que venga y se siente donde se habría sentado mi madre si viviera. Usted es mi única familia ahora. Papá murió el año pasado. Cariños, Teddy Stallard. La señorita Thompson fue a la boda y se sentó donde se habría sentado la madre de Teddy. Merecía sentarse allí: había hecho por Teddy algo que él no olvidaría nunca.  ¿Quién dirías que fue el mejor maestro que tuviste? o Menciona tres características que hicieron de esa persona tu favorita. o ¿Cuán importante fue su compromiso de inducirte al aprendizaje? o ¿Qué crees que hubiera sucedido si hubiera abandonado ese compromiso?  ¿Cómo dirías que el maestro promedio describe la enseñanza en la actualidad? o ¿Que dirías si te tocara supervisar la enseñanza de nuestros hijos? Suponiendo que tú nunca hubieras ido a una escuela ¿qué dirías?  ¿Hasta qué punto consideras que tu responsabilidad como maestro induce a tus estudiantes al aprendizaje? ¿Qué pasaría si hubiese una varita mágica que pudiera cambiar tu actitud? ¿Qué pensarían tus alumnos de tu cambio La Ley del Estudiante ¡Quiero estudiar con ese profesor! El estudiante quiere aprender lo que enseñas y también cómo lo enseñas. Un profesor que haga una clase interesante. Ser estimulantes con las palabras que se usan. Con ritmo impecable. Se trata de captar la atención de nuestros alumnos. ¿Qué haces si alguien no pone atención a tu clase? ¿Qué pasaría si uno de tus niños está distraído? La Mentalidad del Estudiante Como maestros somos los responsables del aprendizaje de nuestros estudiantes. Es nuestra responsabilidad que ellos aprendan. La enseñanza no es lo que el profesor dice, más bien, es o que el 34 Amistad Cristiana Cuautitlán
  3. 3. 2do. Congreso de Enseñanza Manual para Maestros de Enseñanza Bíblica estudiante aprende, no es cubrir el material. ¿Qué significa aprender? Deuteronomio 4:1 Ahora, pues, oh Israel, oye los estatutos y decretos que yo os enseño, para que los ejecutéis, y viváis, y entréis y poseáis la tierra que Jehová el Dios de vuestros padres os da. Enseñanza y Aprendizaje Deuteronomio 5:1 Llamó Moisés a todo Israel y les dijo: Oye, Israel, los estatutos y decretos que yo pronuncio hoy en vuestros oídos; aprendedlos, y guardadlos, para ponerlos por obra. ‫ לָמַד‬lamád; raíz prim.; prop. aguijonear, i.e. (por impl.) enseñar (siendo la vara un incentivo oriental):-acostumbrar, adiestrar, aprender, diestro, domar, ensayar, enseñador, enseñar, indómito, instruir, hábil. En la Biblia, la misma palabra se usa para enseñar y aprender. Es un proceso (enseñanzaaprendizaje) que no se puede separar. Enseñar es ocuparse con entusiasmo del aprendizaje del alumno. Enseñar es inducir a otros a aprender. La enseñanza es lo que hace el profesor en el estudiante, no lo que hace delante del estudiante o las palabras que dice. ¿Cómo sabes si eres un gran profesor? Por lo que aprenden tus estudiantes. Se trata de enfocar su atención de la materia hacia el estudiante.  Los profesores (maestros) son responsables de inducir a sus estudiantes al aprendizaje. Lo cierto es que el profesor es cien por ciento responsable; pero también el alumno. A los padres: Nunca permitan que la escuela o la Iglesia interfieran con la educación de sus hijos.  Los maestros serán responsables ante Dios de su influencia. Se trata de rendir cuentas de nuestro desempeño. 2 Corintios 5:10; Santiago 3:1 Dios juzgará a los maestros de una forma más severa ya que tienen mayor responsabilidad. No nada más por la manera en que vivimos, sino por la que enseñamos también. Hebreos 13:17. Los que ocupan posiciones de autoridad serán juzgados mayormente. Porque somos responsables. Hay algunos estudiantes que te causarán más dolor. Enseña cuando experimentes gozo y enseña cuando experimentes dolor. Enseña porque Dios te ha dado una comisión y un llamado divinos. 35 Amistad Cristiana Cuautitlán
  4. 4. 2do. Congreso de Enseñanza Manual para Maestros de Enseñanza Bíblica  Los maestros son responsables porque ellos controlan el contenido, el estilo y el conferencista. o Toma control de cada palabra que dice. Puede cambiar el contenido. Puede ofrecer una lustración o aplicar un juego. Puede profundizar y hasta contar chistes. o También puede controlar la presentación y el método. Puede permanecer parado, gritar, decir suavemente las cosas, o dar conferencia o aplicar dinámicas, intercambiar ideas o hacer paneles, presentar una película o un video. o Puede tener control de sí mismo.  El profesor debe juzgar su éxito de acuerdo al éxito de sus estudiantes o No importa cuál sea tu preparación académica, ni tu experiencia. No es el género, ni la edad. No es el estado civil, ni cuánta capacidad tienes. El maestro efectivo es aquel que invierte su vida en sus estudiantes. habría que comparar el nivel que tus estudiantes tenían al principio de que los tomaras. recuerda que los profesores inducen el aprendizaje, aprender grandes cantidades de contenido. o Si debemos estudiar y prepararnos; pero nuestro enfoque debe estar en los resultados que queremos lograr con nuestros estudiantes. Cuenta lo que hace el estudiante.  Los profesores impactan más por su carácter y compromiso que por lo que comunican. ○ Es la comparación de quién es el profesor (carácter y compromiso) contra lo que dice el profesor (comunicación). El carácter siempre tiene más influencia que la comunicación. ○ Si escoges a dos de tus profesores favoritos, te darás cuenta que será por lo que pensabas de ellos que por lo que decían. Una acción vale más que mil palabras. ○ Un pastor debe tener más carácter que comunicación. Igual un maestro. ¿Es posible pecar abiertamente y al mismo tiempo enseñar? Tristemente si. Primero el carácter, luego la comunicación. La vida del comunicador debe estar en armonía con el mensaje antes de predicarlo. El carácter controlará al contenido. ○ ¿Quisieran tus estudiantes parecerse a su profesor?  Los maestros existen para servir a sus estudiantes. ○ Los maestros existen para suplir las necesidades de sus estudiantes. ○ Cuando das una clase debes preocuparte por las necesidades de tu audiencia. ○ Mi oración es que los que servimos como maestros en Amistad tengamos una clara resolución y un propósito inquebrantable de servir a los estudiantes con todo nuestro corazón, con toda nuestra mente y con toda nuestra alma. 36 Amistad Cristiana Cuautitlán
  5. 5. 2do. Congreso de Enseñanza Manual para Maestros de Enseñanza Bíblica  Los maestros que practican las siete leyes del aprendiz y del profesor, pueden llegar a ser maestros excelentes. ○ Muchos piensan que para ser profesor se requiere nacer con ese don. Los maestros excelentes no nacen, no se crean, ¡sólo se mejoran!. ○ Saca de tu mente el pensamiento de que la grandeza se logra por grands saltos de mejoramiento. La verdad es que las personas que triunfan en sus áreas lo hacen por ser perseverantes durante mucho tiempo. Las mejoras se dan paso a paso. ○ Pudieras no poseer las habilidades que se requieren para ser un maestro excelente; pero las puedes adquirir. Puedes, con esfuerzo, pasión y perseverancia lograr ser el mejor maestro. Eso es carácter. Hay profesores que pueden estar orientados hacia la materia. Si tienes un profesor así, entonces es un ERUDITO. otors se caracterizan por estar orientados a las personas, hacia el estudiante (AMIGO) y, otros, estarán más orientados hacia el estilo (COMUNICADOR). Como profesor debes enfocarte en tus fortalezas. ¿Cuáles son tus fortalezas? Es importante que hagas un balance acerca de cuál puede ser tu problema más importante en tu clase. Tus debilidades pueden convertirse en un estorbo para tu desempeño. 1. El Hablante con la materia Si la materia es tu fortaleza, entonces eres un erudito. Son más importantes los materiales, el mundo de las ideas y pensamientos que tus estudiantes. Te encanta saber las fuentes originales, el griego y demás raíces. Tus estudiantes piensan que eres muy inteligente. Si eres débil en la materia, es probable que te sientas inseguro en lo que das, con poco contenido y fuerte dependencia de las notas o de lo que está escrito. Usas los bosquejos de otros porque no estás seguro de lo que sabes. Aunque el contenido esté correcto te mostrarás inseguro. 2. El Conferencista con el estudiante Te resulta fácil relacionarte con el estudiante, pareciera que las personas son más interesantes que el contenido de tu materia. Tus estudiantes piensan que eres práctico y comunicativo. Por otro lado, si esa es tu debilidad encontrarás frías relaciones y ambientes tensos en tu salón de clase pues no habrá contacto emocional con la gente. 3. El Conferencista y el estilo No sólo debe tener sentido el mensaje, sino que debe escucharse y verse bien. ocupas mucho tiempo en preparar tu material que en desarrollarlo. Clases electrizantes y que pasan volando. Lo contrario es una clase aburrida y predecible. Pareciera que estás más interesado en el material. Los problemas en clase se dan por actitud. Si tu clase no funciona, tus estudiantes te lo van a decir. 37 Amistad Cristiana Cuautitlán
  6. 6. 2do. Congreso de Enseñanza Manual para Maestros de Enseñanza Bíblica Potenciadores del estudiante 1. Ama a tus estudiantes constante e incondicionalmente 2. Comunica el contenido pensando en las necesidades y los intereses del estudiante 3. Cambia tu estilo con regularidad, de acuerdo a las situaciones 4. Confía en tus dones y talentos, sé tu mismo 5. Observa siempre las actitudes, enfoques y acciones de tus estudiantes 6. Sobresale utilizando tus fortalezas para compensar debilidades 7. Depende del Espíritu Santo para poder enseñar de forma sobrenatural Tomado del libro Las Siete Leyes del Aprendiz Autor: Bruce Wilkinson Editorial: VIDA 38 Amistad Cristiana Cuautitlán

×