Perfil para los lideres de la iglesia

913 views

Published on

Perfil para los lideres de la iglesia

Published in: Spiritual
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
913
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
39
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Perfil para los lideres de la iglesia

  1. 1. PERFIL PARA LOS LÍDERES DE LA IGLESIA Por Samuel Evora Usado con permiso INTRODUCCIÓN La elección de nuevos líderes es algo que siempre ha preocupado desde el nivel empresarial hasta llegar a la nación. La iglesia no escapa de esta preocupación. En la historia del pueblo de Israel, cuando Moisés entendió que su fin había llegado, se ocupó en seleccionar a su sucesor bajo la dirección divina, así lo describe Nm. 27:12-23. Moisés sabía exactamente lo que la gente necesitaba, así que les dio al sabio, experimentado y confiable Josué. 1. ¿Crees que es correcto que los cristianos anhelen posiciones de liderazgo? 2. Considerando el contexto latinoamericano, ¿cuáles son los peligros de tal posibilidad? 3. ¿Tienes tu aspiración o anhelas ser líder en la iglesia? ¿Qué te ha confirmado Dios al respecto? 4. Para ti, ¿cuáles características debe tener un líder en la congregación? Es sorprendente la seriedad que le han dado al asunto. Por varios domingos han entregado a la congregación el perfil que cada uno debe tener, se proponen los candidatos y después bajo la guía del Espíritu Santo los actuales ancianos designan y dan a conocer la voluntad de Dios en el asunto. Finalmente los miembros deciden. Se percibe un balance entre el liderazgo y la congregación en la toma de decisiones importantes. La elección de líderes en la iglesia local es muy importante porque ellos han de pastorear a la congregación. Si no son dignos de tal privilegio se puede dañar la grey de Dios y causar mal testimonio al evangelio. Cosa esta que ha sucedido varias veces en la historia de la iglesia. El perfil del anciano, obispo o líder; el término no importa, debe ser conforme a lo que Pablo establece a Timoteo y Tito en sus cartas, y no seguir un patrón empresarial. Pablo le estable a Timoteo porque en él puede identificar un líder potencial para la iglesia. Veamos esto a continuación. EL LLAMADO (1 Ti. 3:1) Pablo comienza esta sección en su carta diciendo: “si alguno anhela obispado, buena obra desea”. Muchos sinónimos pudieran sustituir la palabra “anhela” como aspira, desea y ambiciona. Por las caracteristicaza de la cláusula condicional usada, Pablo da a entender que esto es posible y bueno. El asunto estaba en que había muchos falsos maestros en Éfeso que ansiaban ocupar los ministerios de liderazgo e influencia en la iglesia, pero sus vidas no demostraban la fe y la integridad en el evangelio que decían tener. Es bueno desear ser líder en la iglesia, pero es Dios quien lo establece y no los hombres. El que aspira, debe considerar además de su deseo las cualidades que Pablo menciona a continuación. No basta con desear. Hay que cumplir con el perfil que Pablo establece a Timoteo para que lo enseñe. PERFIL DETALLADO (1 Ti. 3:2-7) Para efectos prácticos, se ha dividido el perfil del líder en cinco grupos para lograr transmitir mejor las ideas que quería Pablo. Para sorpresa nuestra en este perfil no hay cualidades o virtudes espirituales. Pablo enfatiza que se debe vivir lo que se cree y no por apariencias o hipocresías o simplemente por lo que es correcto o lo que otros esperan de mí como líder.
  2. 2. 2 1.- Requisito básico (3:2a) El primer requisito se considera básico o sustento de los demás y es que el líder sea irreprensible o intachable. Esto no quiere decir que tenga que ser perfecto, sino que no se le pueda acusar por alguna cosa mala tanto dentro de la iglesia como fuera de ella. Esto tampoco implica que no haya pecado, sino que diariamente arregla su situación con Dios y con sus semejantes y está viviendo una vida ejemplar. 2.- Carácter moral (3:2b-3) Seguido a lo anterior y como un complemento está su carácter moral. Pablo describe el carácter del líder como: marido de una sola mujer, sobrio, sensato, ordenado, hospedador, apto para enseñar, no dado al vino, no violento, sino amable, apacible, no avaro. Parece una lista inalcanzable, pero cuando Pablo la establece es porque se puede tener todas estas virtudes. Por cuestiones de espacio, en esta parte solamente trataremos cinco de los aspectos que menciona Pablo, los que tienen más relevancia para el contexto latinoamericano. Cuando se dice “marido de una sola mujer” no solo se está refiriendo al estado matrimonial de un líder, sino también a su pureza sexual. Muchos casados una vez, no son hombres de una sola mujer, porque le han sido infieles a su esposa de diversas maneras. El hombre de una sola mujer es un hombre que está entregado a la que es su mujer; la ama, piensa y la desea sólo a ella, manteniendo su pereza sexual y una conducta moral en su vida. Ordenado o respetable habla de orden en su manera de llevar su vida y de pensar. Un líder prudente vivirá una vida respetable y ordenada. Su mente bien disciplinada le llevará a una vida disciplinada. No dado al vino, que no es esclavo a la adicción de tomar bebidas, sobre todo alcohólicas. El líder no debe ser alguien que está dado al exceso de la bebida. Es importante entender que esta calificación no descarta el consumo moderado de bebidas. Es cuestión de prudencia, de balance en la conducta y de las consecuencias. La violencia caracteriza a muchas personas en nuestro contexto, pero el líder no debe ser violento. Esto significa que no debe dar golpes o atacar a otras personas. Un líder no reacciona ante la dificultad con violencia física. No se enoja fácilmente. Debe ser alguien que reacciona a las crisis con calma y gentileza. El amor al dinero puede traer muchos males. Por tal razón el líder no debe amar apasionadamente el dinero. La cuestión aquí, no es que el líder no pueda tener mucho dinero o que deba vivir en la pobreza. El enfoque no está en la cantidad de dinero, sino en su actitud hacia él. El dinero es un medio o recurso para la vida no el fin de la misma. 3.- Vida en su casa (3:4-5) Lo que presentan estos versos no es que el líder debe tener una familia perfecta, pero sí índica que el hogar y la familia son bien llevados, bien administrados. Con respecto a los hijos, que aquí se refiere a hijos pequeños (tekna), no se requiere que éstos sean modelos intachables, sino que estén bajo la autoridad de sus padres y sean obedientes. La idea es que el líder que sabe gobernar bien su casa en todos los aspectos también está capacitado para liderar la iglesia de Jesucristo. 4.- Madurez (3:6) Es indiscutible que la responsabilidad que adquiere un líder en la iglesia demanda un cierto grado de madurez espiritual y emocional. Dicha madurez no se alcanza de un día para otro sino que es resultado del tiempo y de la experiencia. Se manifiesta especialmente por la capacidad de enfrentar situaciones difíciles. Por tal razón un nuevo creyente o un inexperto no debe estar en el liderazgo, porque no está preparado o puede volverse orgulloso. Como el orgullo lleva a la destrucción, nunca se debe imponer manos muy rápidamente.
  3. 3. 3 5.- Reputación en la comunidad (3:7) Si un líder no es respetado en la comunidad, no puede ocupar posiciones de liderazgo en la iglesia. Si no paga sus deudas, si está peleado con sus vecinos, si trata a sus empleados en forma incorrecta, si no es conocido como un hombre honesto y honorable no debe ser líder en la iglesia. Esto no anula que puedan hablar mal del líder, pero que sea siempre injustamente, ya que no tiene de que avergonzarse. REFLEXIÓN FINAL 1. ¿Cómo puedes describir el proceso de la selección de los líderes en la iglesia? Haz una caracterización con el fin de compartirla con otros en una manera sabia y edificante 2. ¿El proceso se ajusta a los principios bíblicos? ¿En qué aspectos sí, y en cuáles no? 3. Reflexiona sobre lo que haz hecho y piensa en cómo pudieras ayudar al liderazgo de tu iglesia a ser más consecuente con lo que la Biblia dice. 4. ¿Cuáles de las características morales están ausentes en los líderes que conoces? 5. ¿En cuáles cualidades harías énfasis? ¿En las morales o en las espirituales? 6. ¿Qué cualidades añadirías o quitarías para cumplir el perfil que deseas para el liderazgo de tu iglesia? 7. ¿Estás orando por el proceso de elección de ancianos? 8. ¿Te quieres comprometer delante de Dios a apoyarlos, animarlos y sostenerlos en oración durante su servicio? ObreroFiel.com – Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.

×