Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Abdías: Notas expositivas

287 views

Published on

Abdías: Notas expositivas

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Abdías: Notas expositivas

  1. 1. ABDIAS: Notas expositivas Por Gary Williams Hay bastantes paralelos estrechos entre Abdías y Jeremías 49 (cp. Abd. 1-4 con Jer. 49:14-16; Abd. 5-6 con Jer. 49:9-10; Abd. 8 con Jer. 49:7; Abd. 16 con Jer. 49:12). Esto implica que uno de ellos dependió en alguna medida del otro, o que ambos profetas usaron una fuente común. 1. Introducción (v. 1) 1.1. El profeta: Abdías. Acerca de él no sabemos casi nada. En cuanto a la fecha del libro, ver las notas sobre los vv. 10-14. 1.2. El mensaje del libro es una “visión de Abdías”. Esto puede indicar que Abdías recibió el mensaje mediante una visión, pero el resto del libro no hace referencia a semejante visión. Tal vez se deba interpretar “visión” solo en el sentido de lo que el profeta “previó por revelación” acerca del futuro, sin que necesariamente lo haya sido mediante una revelación de tipo visual. 1.3. La fuente del mensaje del libro: Yahvé. 1.4. El tema del libro: Edom, nación al sudeste del Mar Muerto. 1.5. Un anticipo del mensaje del libro: Yahvé está preparando a las naciones para invadir a Edom. 2. Yahvé hará que Edom sea humillado, saqueado, traicionado y destruido (vv. 2-9). 2.1. Yahvé humillará a Edom a pesar de sus defensas inaccesibles (1:2-4). 2.1.1. Yahvé humillará a Edom (v. 2). “Abatido” aquí no significa “desanimado, decaído”, sino “despreciable, despreciado” (ver DHH, RVA, BJ). 2.1.2. Edom se ha engreído confiando en sus defensas naturales (v. 3). La tierra de Edom era montañosa y accidentada, proporcionando muchas fortalezas naturales para la defensa del país. 2.1.3. Aunque esas defensas fueran todavía más inaccesibles, aun de allí Yahvé derribará a Edom (v. 4). 2.2. Edom será saqueado completamente (vv. 5-6). Sobre la costumbre de los vendimiadores de dejar un rebusco (v. 5b), cp. Lv. 19:10; Dt. 24:21. 2.3. Los aliados de Edom lo traicionarán (v. 7). La oración “hasta los confines te hicieron llegar” probablemente significa que los aliados expulsarán a Edom de su territorio. Los nabateos, un pueblo árabe, en efecto hizo esto, tal vez a fines del siglo VI a.C. (es decir, cerca de 500 a.C.), y seguramente para los tiempos de Malaquías (cp. Mal. 1:3; Malaquías probablemente profetizó en alguna fecha entre 450 y 400 a.C.). Los edomitas expulsados tuvieron que reubicarse al sur de Judá. 2.4. Los edomitas perecerán del territorio edomita (vv. 8-9). 2.4.1. La sabiduría de Edom no le podrá salvar (v. 8). 2.4.1.1. La región de Edom era famosa por sus sabios (cp. Job 2:11; Jer. 49:7), pero aun ellos no anticiparán la traición de los aliados (cp. la última oración del v. 7), y, consecuentemente, perecerán juntamente con los otros edomitas. 2.4.1.2. “El monte de Esaú” no es una sola montaña, sino la región montañosa al sudeste del Mar Muerto donde vivía el pueblo de Edom (cp. RVA, DHH). 2.4.2. El poderío militar de Edom no le podrá salvar (v. 9). No se sabe si “Temán” (v. 9) era una ciudad de Edom o una región (tal vez la parte sur de Edom). De todas formas, aquí representa a toda la nación. 3. La razón principal por la cual Yahvé castigará a Edom es porque traicionó a su hermano Judá cuando Jerusalén fue saqueada y sus habitantes llevados cautivos (vv. 10-14). Hay muchas teorías acerca de la fecha de este evento, pero las dos que predominan lo identifican con la toma de Jerusalén por los filisteos y árabes durante el reinado de Joram, 848-841 a.C. (cp. 2 Cr. 21:16-17) o con la toma de Jerusalén por los babilonios en 586 a.C. El texto de Abdías no da suficiente información para una respuesta segura a este problema, pues el texto da por sentado que los lectores saben del evento, y la descripción de la toma se da en lenguaje
  2. 2. poético, el cual admite de la hipérbole. Sin embargo, me inclino a pensar que Abdías escribe acerca de la toma de Jerusalén por los babilonios en 586, por dos razones principales: (1) el v. 14 parece encajar mejor con ese evento, y (2) no sabemos si Edom participó en la toma de Jerusalén en los tiempos de Joram, pero varios pasajes proféticos critican a Edom por su participación en la toma de Jerusalén en 586 a.C. (cp. Sal. 137:7; Lm. 4:21-22; Ez. 25:12-14; 35:5, 12-15). 3.1. Edom será destruido por haber participado con los extranjeros que saquearon a Jerusalén (vv. 10-11). 3.1.1. En lugar de “injuria” (v. 10), tradúzcase “violencia” (cp. RVA, BJ). 3.1.2. Los edomitas, descendientes de Esaú, han sido desleales a su “hermano Jacob” (v. 10). Es por esta traición que Edom será traicionado por sus aliados (cp. v. 7). 3.1.3. Archer, al defender la fecha temprana para el libro (en el reinado de Joram) aduce que la expresión “echaban suertes sobre Jerusalén” “no encaja en la total y permanente destrucción de la ciudad durante el ataque de Nabucodonosor en los años 587-586 a. de J.C.” (Reseña crítica: 333). Sin embargo, seguramente los babilonios saquearon las casas antes de quemarlas (cp. Esd. 1:7-11). De hecho, transcurrió aproximadamente un mes entre la toma de Jerusalén y su destrucción por los babilonios (cp. 2 R. 25:2-4, 9-10; Jer. 52:5-7, 12-13). 3.2. El profeta pormenoriza la participación de Edom en el saqueo de Jerusalén (vv. 12-14). En el hebreo las oraciones de estos versículos son prohibiciones. Literalmente, en vez de “no debiste...no debiste...no debiste...”, se debe traducir “no mires...no te alegres...no te jactes...no entres...no mires...no eches mano...no te pares...no entregues” (cp. BJ). En este contexto las prohibiciones no miran al futuro (contra Archer: 333), sino que se refieren al día de calamidad que sufrió Jerusalén (ver la repetición de “día de...” siete veces en vv. 12-14), el mismo día cuando Edom participó con los invasores (cp. v. 11). El profeta literariamente se transporta a aquel día nefasto y se pone al lado de Edom para prohibirle una serie de fechorías, las cuales seguramente corresponden a aquellas cometidas por el pueblo traicionero en esa oportunidad. 3.2.1. Se alegró y se jactó contra su hermano Judá (v. 12). 3.2.1.1. La expresión traducida “mirar” (v. 12, 13) es literalmente “mirar en” y significa “mirar con desprecio y triunfo”. Así NVI traduce “reírte de” en el v. 12 y “recrear la vista con” en el v. 13 (cp. también BJ, DHH y BDLA, que traducen “alegrarse en”). 3.2.1.2. Por haberse jactado contra Judá, Edom será cubierto de vergüenza (cp. v. 10). El castigo corresponde al pecado. 3.2.2. Participó en el saqueo de los bienes de Jerusalén (v. 13). 3.2.3. Mató y entregó al cautiverio a los judíos que procuraban escapar de Jerusalén (v. 14). 4. Se acerca el día de Yahvé cuando él castigará a Edom juntamente con las demás naciones y ensanchará el territorio de Judá (vv. 15-21). 4.1. Pronto llegará el día de Yahvé (v. 15a), un día que se contrasta con el día del quebrantamiento de Jerusalén (cp. vv. 12-14). 4.2. Yahvé dará a las naciones un castigo que corresponda a su violencia contra Judá (vv. 15-16). Así como los edomitas han celebrado en el monte del templo (“mi santo monte”) la caída de Jerusalén tomando vino (v. 16a), así todas las naciones (especialmente las que habían afligido a Judá) beberán de la copa de la ira de Yahvé (v. 16b; cp. Zac. 12:2; Is. 51:22-23; ver también Sal. 60:3; 75:8; Jer. 25:15-29; Ap. 14:10; 16:19; 19:15). Esta alusión a la copa de la ira de Yahvé sin usar la expresión explícita sugiere la figura ya se conocía por las profecías más antiguas. Esto es otra evidencia de que la profecía de Abdías no se dio en los tiempos de Joram, sino bastante después. 4.3. Yahvé restaurará a un remanente de judíos a su tierra y ensanchará su territorio (vv. 17-21). 4.3.1. El remanente santo de Israel recuperará su tierra (v. 17). 4.3.2. Israel destruirá Edom (v. 18).
  3. 3. 4.3.3. Israel poseerá todo su territorio y el territorio de las naciones que le rodean (vv. 19-20). 4.3.3.1. Los del Neguev, en el extremo sur de la tierra de Judá, poseerán el monte de Esaú, la región montañosa al sudeste del Mar Muerto donde vivían los edomitas (v. 19). 4.3.3.2. Los de la Sefela, la franja de cerros bajos en Israel que corre paralelo a la llanura costera donde habitaban los filisteos, poseerán ese territorio vecino (v. 19). 4.3.3.3. Sarepta (v. 20) era una ciudad fenicia en la costa entre Tiro y Sidón. Los “cananeos” que se mencionan en este versículo, entonces, han de ser los fenicios. 4.3.3.4. Se discute qué lugar era “Sefarad” (v. 20). Algunas posibilidades son: a) un lugar en España (la interpretación tradicional); b) Sardis en Asia Menor, una interpretación preferida por muchos intérpretes modernos, pues se han hallado inscripciones arameas que mencionan esa región con el nombre de S-p-r-d (ver la explicación en Archer: 334; en hebreo la “f” y la “p” son la misma letra); y c) la región de Saparda en Media, a donde Sargón II, rey de Asiria que reinó en 722-705 a.C., deportaba a cautivos de Siria y Palestina. En todos estos casos es difícil ver qué relación tendrían “los cautivos de Jerusalén” con estos lugares, o qué relación especial habría entre los cautivos en ese lugar y el Neguev de Judá. 4.3.4. Libertadores como aquellos del libro de Jueces salvarán a Jerusalén de sus opresores y castigarán a Edom (v. 21a). 4.3.5. Yahvé reinará (v. 21b). Usado con permiso ObreroFiel.com – Se permite reproducer este material siempre y cuando no se venda.

×