Propuesta
Reserva de la Biosfera
del Macizo de Anaga
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
1
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
2
ÍNDICE
Apartado Página
PARTE I: RESUMEN
1. NOMBRE PROPUESTO PARA...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
3
PARTE II: DESCRIPCIÓN
5. JUSTIFICACIÓN DE LA ZONACIÓN 46
6. REGI...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
4
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
5
PARTE I: RESUMEN
1. NOMBRE PROPUESTO PARA LA RESERVA DE BIOSFERA...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
6
3. CUMPLIMIENTO DE LAS TRES FUNCIONES DE LAS RESERVAS DE BIOSFER...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
7
singularidad e interés científico y por otro, las formas de mode...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
8
aprobada en el 2006, El Texto Refundido las Leyes de Ordenación ...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
9
en buen estado de conservación que destacan por tratarse de elem...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
10
9370 Palmerales de Phoenix (*).
9565 Bosques mediterráneos endé...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
11
disponga de una enorme variedad biológica, donde quedan represe...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
12
m
Gallotia galloti insulanagae Bulweria bulwerii (Petrel de Bul...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
13
Paisaje agrícola tradicional Actividad ganadera (Taborno)
En la...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
14
La conservación de estos valores puede ser plenamente compatibl...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
15
instituciones dar soluciones desde el punto de vista técnico y ...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
16
El Macizo de Anaga cuenta además con la Oficina del Parque desd...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
17
asesoramiento, etc.) y del mismo modo, los Ayuntamientos de Teg...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
18
Verde), así como una estrecha franja costera del extremo norest...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
19
invadidos por fayal-brezal de manera que si la dinámica continú...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
20
• Monteverde (Fayal- brezal y Laurisilva). En este ecosistema, ...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
21
endemismos macaronésicos, 102 canarios, 26 tinerfeños y 21 loca...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
22
En la actualidad los cultivos tienen ya varios siglos de histor...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
23
que existe un instrumento de ordenación a escala insular, el Pl...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
24
Esta estrecha relación supone por tanto un factor clave e indis...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
25
proyectos de investigación y observación, así como capacidad lo...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
26
La zona núcleo terrestre es la que cuenta con el máximo nivel d...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
27
Son Reservas Naturales Integrales aquellos espacios, de dimensi...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
28
5. Proteger el paisaje natural en su integridad, procurando eli...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
29
En relación con otros espacios: esta reserva se enmarca dentro ...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
30
3. Procurar la limpieza de la Reserva, en especial en sus zonas...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
31
Son Reservas Naturales Integrales aquellos espacios, de dimensi...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
32
4. Analizar el estado de conservación de los recursos naturales...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
33
Por otro lado, además de las zonas núcleo terrestres están cont...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
34
de 19 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias. (Para in...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
35
• Taganana y Almáciga. Comprende los valles de Taganana y Almác...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
36
• El Bailadero. Incluye una pequeña zona agrícola y una serie d...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
37
• 33. El Cercado
• 34. Suelo Urbano Consolidado de
Residencial ...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
38
Situación jurídica:
Este espacio fue declarado por el Decreto 1...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
39
C) Una zona exterior de transición donde se fomenten y practiqu...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
40
Este objetivo, unido al fin de que el ordenamiento de dichos es...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
41
• comprometer a todos los representantes de los diferentes agen...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
42
Primeramente, cabe citar que actualmente existen multitud de in...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
43
del Comité MAB, de la Estrategia de Sevilla, del Plan de Acción...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
44
y proyectos formativos, así como diversas escuelas taller, a pa...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
45
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
46
PARTE II: DESCRIPCIÓN
5. JUSTIFICACIÓN DE LA ZONACIÓN.
Previo a...
Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
47
buena parte rural, anquilosadas en lo que a servicios básicos y...
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-

918 views

Published on

Published in: News & Politics
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
918
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
46
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Propuesta- reserva de la Bioesfera 2013-04-02-

  1. 1. Propuesta Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga
  2. 2. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 1
  3. 3. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 2 ÍNDICE Apartado Página PARTE I: RESUMEN 1. NOMBRE PROPUESTO PARA LA RESERVA DE BIOSFERA 6 2. PAIS 6 3. CUMPLIMIENTO DE LAS TRES FUNCIONES DE LAS RESERVAS DE BIOSFERA: 7 3.1 CONSERVACIÓN 7 3.2 DESARROLLO 13 3.3 APOYO LOGÍSTICO 16 4. CRITERIOS PARA LA DESIGNACION COMO RESERVA DE BIOSFERA 18 4.1 CONTENER UN MOSAICO DE SISTEMAS ECOLÓGICOS REPRESENTATIVO DE REGIONES BIOGEOGRÁFICAS IMPORTANTES, QUE COMPRENDA UNA SERIE PROGRESIVA DE FORMAS DE INTERVENCIÓN HUMANA. 18 4.2 IMPORTANCIA PARA LA CONSERVACIÓN DE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA 21 4.3 POSIBILIDAD DE ENSAYAR Y DEMOSTRAR MÉTODOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE EN ESCALA REGIONAL. 23 4.4 DIMENSIONES NECESARIAS PARA CUMPLIR LAS TRES FUNCIONES DE LAS RESERVAS DE BIOSFERA. 25 4.5 ZONACIÓN DE LA RESERVA DE LA BIOSFERA PROPUESTA 26 4.6 APLICACIÓN DE DISPOSICIONES ORGANIZATIVAS QUE FACILITEN LA INTEGRACIÓN Y PARTICIPACIÓN DE UNA GAMA ADECUADA DE SECTORES, ENTRE OTROS AUTORIDADES PÚBLICAS, COMUNIDADES LOCALES E INTERESES PRIVADOS, EN LA CONCEPCIÓN Y EJECUCIÓN DE LAS FUNCIONES DE LA RESERVA DE BIOSFERA. 40 4.7 MECANISMOS DE EJECUCIÓN 42
  4. 4. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 3 PARTE II: DESCRIPCIÓN 5. JUSTIFICACIÓN DE LA ZONACIÓN 46 6. REGIÓN BIOGEOGRÁFICA 48 7. EVOLUCIÓN Y CARACTERÍSTICAS DE LOS VISITANTES QUE CADA AÑO ACUDEN A LA RESERVA DE BIOSFERA PROPUESTA. 48 8. VENTAJAS DE LAS ACTIVIDADES ECONÓMICAS PARA LA POBLACIÓN LOCAL 58 9. FUNCIÓN DE APOYO LOGISTICO 59 9.1. INVESTIGACIÓN Y VIGILANCIA 59 9.2 EDUCACIÓN SOBRE EL MEDIO AMBIENTE Y SENSIBILIZACIÓN DEL PÚBLICO AL RESPECTO 89 9.3 CAPACITACIÓN ESPECIALIZADA 103 9.4 CONTRIBUCIÓN POTENCIAL A LA RED MUNDIAL DE RB 108 10. USOS Y ACTIVIDADES 109 11. ASPECTOS INSTITUCIONALES 109
  5. 5. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 4
  6. 6. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 5 PARTE I: RESUMEN 1. NOMBRE PROPUESTO PARA LA RESERVA DE BIOSFERA: Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 2. PAÍS: España
  7. 7. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 6 3. CUMPLIMIENTO DE LAS TRES FUNCIONES DE LAS RESERVAS DE BIOSFERA: 3.1 FUNCIÓN DE CONSERVACIÓN. CONTRIBUIR A LA CONSERVACIÓN DE LOS PAISAJES, LOS ECOSISTEMAS, LAS ESPECIES Y LA VARIACIÓN GENÉTICA”. La propuesta de Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga se localiza en el extremo nororiental de la Isla de Tenerife, implicando a tres municipios: a Santa Cruz de Tenerife, correspondiéndole el 71,9% de la superficie total terrestre, San Cristóbal de La Laguna con un 20,5% y Tegueste con un 7,5%. Se trata de una cordillera la cual forma parte de un macizo terciario donde se encuentran los materiales de mayor antigüedad de la Isla, ésta se extiende de Este a Oeste, siguiendo la línea estructural de los principales centros de emisión volcánicos. La cordillera aparece muy transformada debido a la intensidad de la actividad erosiva, por ello que se trate de un relieve tan abrupto y escabroso, de pequeños y estrechos valles separados por agudas crestas registrando su altura máxima en el Roque Cruz de Taborno con sus 1.024 m. Vista panorámica Macizo de Anaga. Consecuencia de ello es la presencia por un lado, de formas estructurales derivadas tales como los roques y diques, elementos muy representativos en el Macizo de Anaga de excepcional
  8. 8. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 7 singularidad e interés científico y por otro, las formas de modelado tan definitorias como son los profundos barrancos en forma de “V”, así como la presencia de grandes acantilados. Las playas, de arena negra y callaos principalmente, están formadas en la desembocadura de barrancos, cabe citar la Playa del Roque, Almáciga, Benijo, y Antequera entre las más relevantes. Playa de Benijo De este modo el Macizo de Anaga trata un espacio de excepcionales valores naturales, culturales y paisajísticos, donde residen alrededor de 22.000 habitantes, en núcleos más o menos dispersos, que gracias a su aislamiento tradicional y la incomunicación que han sufrido muchos de los asentamientos rurales del interior del macizo, principalmente por su peculiar orografía, se ha convertido en un entorno con una riqueza patrimonial de suma importancia. Esta función de conservación queda garantizada además al existir diversos espacios protegidos en el interior del ámbito propuesto, como es el Parque Rural de Anaga y dentro de este espacio se encuentran las Reservas Naturales Integrales de Ijuana, El Pijaral y Los Roques de Anaga, todos ellos espacios de la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos. Además se han declarado diferentes espacios de la Red Natura 2000, tanto zonas de especial protección para las aves (ZEPA) como zonas de especial conservación (ZEC). Por otro lado, cabe destacar también que la Reserva cuenta con un bien de interés cultural (BIC) con categoría de Zona Arqueológica correspondiente al Barranco de Agua de Dios (declarado por el DECRETO 166/2006, de 14 de noviembre), y con el Conjunto Histórico Artístico de Tegueste (declarado por el DECRETO 158/1986, de 24 de octubre). - Espacios incluidos en la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos. Anterior a la declaración como Parque Rural de Anaga, había sido declarado como Parque Natural por la Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias. No fue hasta 1994 cuando se reclasificó como Parque Rural por la Ley 12/1994, de 19 de diciembre, de la Ley de Espacios Naturales de Canarias, con su posterior Revisión Parcial
  9. 9. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 8 aprobada en el 2006, El Texto Refundido las Leyes de Ordenación del Territorio y Espacios Naturales de Canarias define los Parques Rurales como: “aquellos Espacios Naturales amplios, en los que coexisten conformando un paisaje de gran interés ecocultural que precise su conservación. Su declaración tiene por objeto la conservación de todo el conjunto y promover a su vez el desarrollo armónico de las poblaciones locales y mejoras en sus condiciones de vida, no siendo compatibles los nuevos usos ajenos a esta finalidad” Las tres Reservas Naturales Integrales fueron declaradas por la Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias, como parte del Parque Natural de Anaga, y reclasificadas a su actual categoría por la Ley 12/1994, de 19 de diciembre, de la Ley de Espacios Naturales de Canarias. Las Reservas Integrales son por definición áreas de sensibilidad ecológica (ASE) en toda su extensión, a efectos de lo indicado en la Ley 11/1990, de 13 de julio, de Prevención de Impacto Ecológico. El Texto Refundido las Leyes de Ordenación del Territorio y Espacios Naturales de Canarias define las Reservas Naturales Integrales como: “aquellos espacios, de dimensión moderada, cuyo objeto es la preservación integral de todos sus elementos bióticos y abióticos, así como de todos los procesos ecológicos naturales y en las que no es compatible la ocupación humana ajena a fines científicos” La Reserva Natural Integral de Ijuana con 918 has, alberga la mejor muestra de cardonal- tabaibal de Tenerife, una comunidad vegetal relíctica, con muchos elementos que en el pasado ocupaban grandes extensiones en África. Cuenta con una alta biodiversidad endémica, con muchas especies protegidas y unas pocas consideradas como amenazadas. Los barrancos constituyen elementos geomorfológicos destacados, en cuyos interfluvios sobresale el roque de Juan Bay, un pitón sálico cuyo conducto de emisión ha quedado descubierto por la erosión marina. En conjunto, la reserva representa un paisaje erosivo, agreste y lleno de contrastes, en una de las zonas que podemos considerar de mayor grado de naturalidad de la isla. La Reserva Natural Integral del Pijaral de 300 has, dispone de una de las zonas de laurisilva mejor conservadas de toda la isla. Esta masa forestal juega un papel fundamental en la recarga del acuífero subterráneo por su alta capacidad de condensación de la humedad transportada por los vientos alisios, a lo que hay que unir su facultad protectora del suelo ante la erosión. La existencia de muchas especies endémicas, varias de las cuales están amenazadas y la mayor parte protegidas por la normativa regional, acrecienta su importancia, sobre todo cuando sólo se conocen en este lugar. Para la ornitofauna, la reserva es un magnífico refugio donde nidifican muchas especies, especialmente las amenazadas palomas de la laurisilva (turque y rabiche). Por otro lado, los roques de Chinobre y Anambro, que limitan la reserva por el sur, constituyen sendos elementos singularizados del paisaje, de interés científico, geológico y geomorfológico. La Reserva Natural Integral de Los Roques de Anaga. Estos roques marinos, de tan sólo 10 has de superficie, constituyen un enclave de gran interés científico, geológico y geomorfológico
  10. 10. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 9 en buen estado de conservación que destacan por tratarse de elementos singularizados de valor paisajístico. Alberga poblaciones de especies amenazadas y protegidas por normativa regional y convenios internacionales, como el corazoncillo (Lotus maculatus); constituye además una muestra representativa de hábitat de islote y es una zona de vital importancia para especies como el lagarto (Gallotia galloti insulanagae), que tiene aquí su única población conocida, y para algunas aves. - Espacios de la Red Natura 2000. Además de los espacios citados de la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos se han declarado otras figuras de protección propias de la Red Natura 2000. La Red Natura 2000 es un instrumento del que se dotó la Unión Europea con el fin de crear una red de espacios naturales europea para la conservación de hábitats y especies en el marco del desarrollo sostenible, que han de tener como objetivo el mantenimiento de la biodiversidad, teniendo en cuenta tanto las exigencias científicas, como las económicas, sociales, culturales y regionales. Se compone de dos figuras protección, como zonas de especial protección para las aves (ZEPA) y las Zonas de Especial Conservación (ZEC). Todo el Parque Rural ha sido declarado como zona de especial protección para las aves (ZEPA), y buena parte del mismo lo ha sido declarado como Zona de Especial Conservación (ZEC). Asimismo, también han sido declarados como ZEC otros espacios situados dentro del límite de la Reserva, estos son El Sebadal de San Andrés y los Sebadales de Antequera. Se han catalogado además, los siguientes Hábitats de Interés Comunitario dentro de la Reserva propuesta: 1110 Bancos de arena cubiertos permanentemente por agua marina, poco profunda. 1250 Acantilados con vegetación endémica de las costas macaronésicas 3150 Lagos eutróficos naturales con vegetación Magnopotamion o Hydrocharition. 4050 Brezales secos macaronesianos endémicos (*). 4090 Brezales oromediterráneos endémicos con aliaga. 5330 Matorrales termomediterráneos y preestépicos 6420 Prados mediterráneos de hierbas altas y juncos (Molinion-Holoschoenion). 8220 Pendientes rocosas silíceas con vegetación casmofítica 8310 Cuevas no explotadas por el turismo. 8320 Campos de lava y excavaciones naturales. 8330 Cuevas marinas sumergidas o semisumergidas 9363 Laurisilvas canarias (*)
  11. 11. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 10 9370 Palmerales de Phoenix (*). 9565 Bosques mediterráneos endémicos de Juniperus spp. (*). (*) Hábitats prioritarios Todas estas figuras de protección son el resultado del reconocimiento de los valores naturales principalmente, pero también culturales, que posee Anaga, revalorizando sin duda la propuesta a la candidatura como Reserva de Biosfera. A continuación se resaltan los principales valores. Como principal valor en el Macizo de Anaga destaca la singularidad del paisaje, siendo el relieve la característica más definitoria, albergando una flora y fauna rica en endemismos, consecuencia del aislamiento y variedad ecológica de la zona. Es característico también de este paisaje, la adaptación de los diferentes asentamientos humanos a un medio tan accidentado, así como la transformación de éste para el aprovechamiento agrícola. En relación a sus características geológicas cabe destacar que el Macizo de Anaga constituye la zona más antigua de la Isla, con espacios de una antigüedad estimada entre 7 y 9 millones de años. Este hecho junto a la combinación de ciclos de diferenciada actividad volcánica con otros eminentemente erosivos ha dado lugar a un rico mosaico geológico y geomorfológico, dominado desde hace millones de años por la dinámica erosiva. Resultado de ello, es el retroceso de la línea de costa formando acantilados de hasta 500 metros de altura, la presencia de numerosos y profundos barrancos de vertientes escarpadas y corto recorrido en general, así como la presencia de singulares formas estructurales derivadas como diques y roques (Taborno, Chinobre, Anambro, Aderno, Roques de Anaga, etc.) dispersos por el territorio creando un paisaje particular. Roque Anambro Roque Taborno (al fondo) El hecho de ser una de las zonas más antiguas, con diferencias altitudinales, climáticas, de exposición y de suelo, permite que el Macizo de Anaga, a pesar de su reducido tamaño,
  12. 12. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 11 disponga de una enorme variedad biológica, donde quedan representados prácticamente todos los ecosistemas de la Isla, a excepción del ecosistema de alta montaña. Entre las unidades de vegetación destacan: los tarajales costeros, el cardonal-tabaibal, las manifestaciones de bosque termófilo, el fayal-brezal, la laurisilva, la presencia de un pequeño pinar, además de las comunidades hidrofíticas y rupícolas. Estas formaciones vegetales han sido reconocidas como Hábitats de interés comunitario. Laurisilva Palmeral Roque Los Pinos En cuanto a la riqueza florística de Anaga se destaca, por un lado, la presencia de 196 especies de flora vascular, de las cuales 39 son endemismos macaronésicos, 102 canarios, 26 tinerfeños y 21 locales, y por otro, la presencia en el catálogo de especies marinas de 197 especies diferentes, tanto de macroalgas como de fanerógamas. Referente a la fauna, encontramos en Anaga una gran diversidad faunística con una buena presencia de invertebrados, reptiles, aves, moluscos, peces y en menor medida mamíferos. Son los invertebrados los protagonistas de este espacio con el mayor número de especies, con 1.910 especies, de las cuales 512 viven exclusivamente en Canarias, unas 329 son endémicas de la isla y 95 exclusivas de Anaga Lotus maculatus Hypericum canariense
  13. 13. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 12 m Gallotia galloti insulanagae Bulweria bulwerii (Petrel de Bulwer). Herrerillo Como ejemplo de la biodiversidad que alberga el espacio propuesto, destaca el enclave conocido como la Cruz del Carmen por ser el lugar donde se concentra la mayor biodiversidad exclusiva en la superficie más reducida conocida en Europa. La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias ha inventariado en 1 km², 468 especies endémicas en este espacio natural tan reducido. La declaración del Macizo de Anaga como Reserva de la biosfera supondría un reconocimiento de la importancia natural y cultural que tiene, con un valor patrimonial, paisajístico, de ecosistemas, flora y fauna únicos. Con esta designación sería la sexta en Canarias, o la séptima en breve dado que La Gomera está ya en periodo de aprobación, tras la aprobación de la Reserva de Biosfera de Fuerteventura (2009), Gran Canaria (2005), la isla de La Palma (2002), El Hierro (2001), Lanzarote (1993), lo que resultaría necesaria para poder impulsar y conseguir que todo el archipiélago canario tuviera un régimen de protección y desarrollo común y poder trabajar conjuntamente para lograr un desarrollo sostenible en el archipiélago. 3.2 FUNCIÓN DE DESARROLLO. FOMENTAR UN DESARROLLO ECONÓMICO Y HUMANO SOSTENIBLE DESDE LOS PUNTOS DE VISTA SOCIOCULTURAL Y ECOLÓGICO”. La actividad agrícola junto con la ganadera y la explotación forestal, y en menor medida la pesquera como actividad marginal, han sido los sectores en los que se ha sustentado la economía familiar, desde los primeros asentamientos humanos, de gran parte de la población aquí presente. Si bien, la situación socioeconómica actual ha diversificado la economía y motivado un cambio en el peso relativo de cada uno de los sectores productivos.
  14. 14. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 13 Paisaje agrícola tradicional Actividad ganadera (Taborno) En las áreas comprendidas en el interior del Macizo, así como algunos de los núcleos periféricos (Punta del Hidalgo, Bajamar, Pedro Álvarez,) el porcentaje de población dedicada al sector primario es todavía hoy muy alta, superior en todos los casos a la media provincial. Sin embargo, la terciarización de la economía en Canarias a partir de los años cincuenta con el desarrollo de un modelo “turístico-constructivo”, junto a la presencia de diversos factores que dificultan el desarrollo agrícola, ha provocado el desplazamiento diario de la población de los núcleos más periféricos a los principales núcleos urbanos cercanos (Santa Cruz, La Laguna), en busca de mayores ingresos. De tal manera que en la actualidad, la población local de la mayor parte de los asentamientos recibe sus principales ingresos de estas actividades, quedando la dedicación al sector primario (agricultura principalmente) a tiempo parcial, como ingresos complementarios. Si bien, el aislamiento de gran parte de la población del Macizo junto al aprovechamiento sostenido de los recursos naturales, así como la relativa tardanza de este desarrollo turístico, ha permitido la conservación de los valores y actividades tradicionales que identifican a la sociedad y paisaje del Macizo de Anaga. Estos son, además de los cultivos agrícolas tradicionales; la modesta transformación agropecuaria que aún pervive en Anaga como la quesería, viticultura, etc.,(pervivencia de múltiples lagares tallados en tosca); los aprovechamientos tradicionales de agua en Anaga; la presencia todavía hoy de las viviendas que fueron más frecuentes entre la población con menos recursos (la cueva, la choza y el pajar) y demás viviendas de arquitectura tradicional; la labor artesanal (cestería de mimbre y de palma, las rodetas, los calados, las miniaturas en madera y el labrado de la tosca); la gastronomía tradicional (con productos de elaboración propia como los ñames, las diferentes variedades de batatas, la papa, el queso, la miel, el vino de Tegueste (Denominación de Origen Tacoronte-Acentejo), el vino de moras (típico de Anaga), los licores, las mermeladas); utilización de especies vegetales, y animales en menor medida, para uso medicinal; el folklore musical; las fiestas populares; etc.
  15. 15. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 14 La conservación de estos valores puede ser plenamente compatible con un desarrollo turístico sostenible puesto que existen amplias posibilidades de diversificar y potenciar esta actividad con la participación de los distintos sectores sociales y económicos del Macizo de Anaga, y por tanto de los tres municipios en los que se encuentra inserta (Santa Cruz, La Laguna y Tegueste), fomentando aquel que se desarrolle en base a los aspectos biológicos y culturales que la zona puede ofrecer. Teniendo en cuenta que la zona costera de San Andrés y en particular la Playa de las Teresitas, así como las zonas costeras de Bajamar y Punta del Hidalgo representan uno de los puntos turísticos más relevantes de Santa Cruz y La Laguna, se hace necesaria una vinculación directa de estas áreas con las del interior de la Reserva, de modo que se opte por un desarrollo sostenible que garantice la conservación de sus recursos naturales, culturales y económicos a la vez que garantice el desarrollo socioeconómico de su población. Vistas al desarrollo socioeconómico local del Macizo de Anaga, debemos tener presentes, como ya se ha mencionado, sus conocidos productos de elaboración propia como pueden ser el vino de mora, los quesos, el vino de Tegueste (Denominación de Origen Tacoronte-Acentejo), el ñame, la miel, los licores, así como los platos típicos de elaboración casera destacando la carne de cabra, el pescado fresco, el pulpo frito, el conejo o el escaldón de gofio, entre muchos otros. Para impulsar estos productos locales, y mejorar con ello el sector socioeconómico de la población local, se podría llevar a cabo alguna de las acciones promovidas por el programa MAB y las Reservas de la Biosfera, como puede ser la marca de calidad o “sello de reservas de biosfera” que dote de valor añadido a todos los productos ganaderos, pesqueros, agrícolas, artesanos y de toda índole que se desarrollen, siempre y cuando se guíen por los preceptos del desarrollo sostenible, lo cual ayudaría a fomentar además este tipo de turismo deseable. Esta debe de ser la línea de trabajo para el desarrollo del Macizo de Anaga, un desarrollo acorde con la capacidad de acogida del mismo y con los principios de Reserva de Biosfera. Para el buen funcionamiento de este desarrollo económico, es requisito indispensable la conservación de su patrimonio natural y cultural. Conscientes de ello, se intenta desde las
  16. 16. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 15 instituciones dar soluciones desde el punto de vista técnico y legislativo, desarrollando para ello diferentes leyes en materia de protección de espacios naturales, de ordenación del territorio y del turismo, de patrimonio, etc., a través de los diferentes instrumentos de planificación y gestión. La declaración de Reserva de la Biosfera supondría una forma de impulsar y poder continuar con esta forma de vida tradicional en estrecha relación con el medio ambiente, actualmente en situación de declive. Sería un paso más para conseguir un desarrollo sostenible en los aspectos económico, social y natural del Macizo de Anaga. 3.3 FUNCIÓN DE APOYO LOGÍSTICO. PRESTAR APOYO A PROYECTOS DE DEMOSTRACIÓN, DE EDUCACIÓN Y CAPACITACIÓN SOBRE EL MEDIO AMBIENTE Y DE INVESTIGACIÓN Y OBSERVACIÓN PERMANENTE EN RELACIÓN CON CUESTIONES LOCALES, REGIONALES, NACIONALES Y MUNDIALES DE CONSERVACIÓN Y DESARROLLO SOSTENIBLE. Para prestar apoyo a proyectos de demostración, de educación y capacitación sobre el medio ambiente, de investigación y observación permanente en relación a cuestiones locales, regionales, nacionales y mundiales de conservación y desarrollo sostenible, el Macizo de Anaga cuenta con diferentes medios desde los que participar. Como apoyo a la investigación, la excepcionalidad de los recursos naturales y culturales del Macizo de Anaga confiere a este lugar un nivel de privilegio que puede ser explotado en su máxima intensidad por la comunidad científica. En este sentido a través de la Universidad de La Laguna, y de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y de la Universidad Complutense de Madrid, estas últimas en menor medida, se han llevado a cabo un número significativo de estudios, entre tesinas, proyectos fin de carrera, proyectos de investigación, etc. sobre diversos temas, bióticos, abióticos, socioeconómicos, todos relacionados con el Macizo de Anaga. La Universidad de La Laguna es por tanto para el Macizo de Anaga un estupendo campo de trabajo, experimentación y enseñanza. La Reserva de la Biosfera pondría de manifiesto esta importancia y serviría para continuar y fomentar esta labor de investigación. La Universidad de La Laguna y la de Las Palmas de Gran Canaria, junto con la Universidad Complutense de Madrid, como podemos ver en el Anexo 5 de la presente propuesta, apoyan esta iniciativa con el ánimo de fomentar sus actividades de investigación en el Macizo de Anaga. También existen otras entidades como el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), el Instituto de Ciencias Marinas (ICCM), la Agencia Canaria de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático, la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (ACIISI), el Observatorio Ambiental Granadilla (OAG), etc. cuyas actividades se enmarcan dentro de los campos de investigación principalmente, pero también de formación y emprendedores, de desarrollo e innovación científica, tecnológica, empresarial, de infraestructuras, de la información, etc.
  17. 17. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 16 El Macizo de Anaga cuenta además con la Oficina del Parque desde donde, además de su labor administrativa, y de informar a los visitantes sobre sus valores naturales, culturales y de ocio para el turismo a través de su centro de visitantes, gestionan algunos proyectos relacionados con la educación y capacitación sobre medio ambiente, formación a la población local sobre diversos temas, entre otros. Para todo el resto de núcleos correspondientes con los municipios de Santa Cruz, La Laguna y Tegueste, el apoyo en estos temas se lleva a cabo principalmente a través de diferentes iniciativas por parte de los correspondientes Ayuntamientos, así como desde otras entidades u organismos (las agencias de Extensión Agraria pertenecientes al Cabildo, el Gabinete de Desarrollo Rural del área metropolitana, la Asociación de Desarrollo Rural de Tenerife (Aider Tenerife), las áreas de desarrollo rural, agricultura, ganadería, pesca y medio ambiente del gobierno de canarias, etc.). Las actividades de educación ambiental o desarrollo sostenible en el Macizo de Anaga, resultan fundamentales para valorar los recursos naturales y con ello aumentar la calidad de vida de sus habitantes, mediante la utilización adecuada de sus recursos. La capacitación de las personas locales de la zona resulta también por tanto vital para saber utilizar estos recursos y utilizarlos como medio de vida y siempre desde el respeto hacia el medio ambiente. Cabe destacar las numerosas acciones y proyectos realizados hasta el momento por parte de los Ayuntamientos de Santa Cruz, La Laguna y Tegueste para fomentar la educación ambiental llegando a todos los sectores de la población, así como a través del Cabildo. En esta línea, y en relación al tema de capacitación cabe citar la existencia de varios centros de capacitación especializada como son el Instituto Marítimo Pesquero y la Escuela Técnica Superior de Náutica en Santa Cruz de Tenerife. El municipio de Tegueste cuenta también con un Centro Medioambiental y La Casa de Los Zamorano, desde donde se imparten diferentes cursos y proyectos formativos, así como diversas escuelas taller, a parte del Aula de Investigación Histórica Prebendado Pacheco. Barco de la Escuela Naútica (Santa Cruz) Casa Zamorano (Tegueste) El municipio de Santa Cruz de Tenerife cuenta también con las oficinas de la Sociedad de Desarrollo, desde donde se organizan diferentes iniciativas de formación, capacitación y orientación a través de sus diferentes áreas (emprendedores, empleo, observatorio,
  18. 18. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 17 asesoramiento, etc.) y del mismo modo, los Ayuntamientos de Tegueste y La Laguna con la Agencia de Empleo y Desarrollo Local, a través de la cual se asesora a promotores con iniciativas empresariales, se difunde información sobre ayudas y subvenciones, se promueven proyectos públicos de formación y empleo (escuelas taller, casas de oficio, talleres de empleo, etc.), se organizan charlas, jornadas y seminarios en diferentes materias (agrícola, ganadera, empresarial, patrimonio,), etc. En relación a los medios previstos dentro del ámbito de la Reserva, parece que hace ya varios años que desde Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), se prevén varias acciones esenciales a llevar a cabo como apoyo para el desarrollo de este tipo de actividades. Tales como la implantación de un aula de la naturaleza, que podría ubicarse en las cumbres o en las proximidades de la localidad de Chamorga, y de una Granja-escuela, que podría estar en el barranco del Cercado de San Andrés o en las inmediaciones de Roque Bermejo, si bien a fecha de hoy no se han podido iniciar. En relación con las actividades científicas, establece también el PRUG que sería adecuado disponer en el interior de Anaga de una infraestructura mínima de apoyo a dicho uso. Finalmente, señalar el rico patrimonio relacionado con la actividad agropecuaria (paisaje agrario único: sistema de bancales adaptados a la abrupta orografía de Anaga, conservación de multitud de variedades agrícolas ancestrales, presencia de bodegas tradicionales, elementos patrimoniales vinculados a la elaboración del vino como antiguos lagares, etc.); el patrimonio cultural asociado a la arquitectura tradicional y religiosa, con la presencia de antiguos caseríos, las casas cueva, numerosos bienes de interés cultural presentes en el ámbito de la propuesta, así como el amplio e importante ámbito marino propuesto, como recursos para la educación, investigación y la realización de proyectos demostrativos de generación de actividades económicas sostenibles. La creación de la Reserva de la Biosfera establecería una base para conocer las necesidades en cuanto a proyectos de investigación, demostración, educación y capacitación, para poder conseguir un desarrollo sostenible en este espacio. Asimismo, con la aprobación de Reserva de Biosfera, se plantea que desde el organismo gestor, y a través de su plan de acción, se promocionen y tramiten todo este tipo de actividades. Esta declaración supondrá además el intercambio de información y experiencias con el resto de las Reservas a nivel mundial. 4. CRITERIOS PARA LA DESIGNACIÓN COMO RESERVA DE BIOSFERA 4.1 CONTENER UN MOSAICO DE SISTEMAS ECOLÓGICOS REPRESENTATIVO DE REGIONES BIOGEOGRÁFICAS IMPORTANTES, QUE COMPRENDA UNA SERIE PROGRESIVA DE FORMAS DE INTERVENCIÓN HUMANA. El Macizo de Anaga forma parte integrante de la región biogeográfica macaronésica. Esta región la forman cinco archipiélagos del Atlántico norte (Canarias, Madeira, Salvajes, Azores y Cabo
  19. 19. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 18 Verde), así como una estrecha franja costera del extremo noreste de África. Los citados archipiélagos tienen una serie de características comunes, tanto naturales como socioeconómicas, de las cuales el Macizo de Anaga comparte en su mayoría. Las características a las que nos referimos son: su origen volcánico, con una larga historia de vulcanismo activo; la heterogeneidad del paisaje, encontrándose zonas de materiales antiguos en los que los procesos erosivos han tenido tiempo de actuar y donde los seres vivos han podido evolucionar conjuntamente dando lugar a ecosistemas complejos y diversos; la insularidad, favorecida en muchas ocasiones, como el caso de Anaga, por una orografía abrupta, ha desencadenado toda una serie de procesos evolutivos que han propiciado la diferenciación de las especies, dando lugar a gran cantidad de endemismos dentro de las distintas escalas geográficas. Entre la vegetación, probablemente destaque la laurisilva como la vegetación más emblemática y la más biodiversa del archipiélago canario, pese a que su extensión se ha reducido significativamente. En lo que se refiere a la conservación del medio natural, los problemas de la región macaronésica son bastantes similares. Los distintos aprovechamientos humanos compiten por el suelo y el resto de recursos básicos, caso en el pasado de la actividad agropecuaria y en la actualidad, con los usos urbanos. Esta competitividad sumada a la introducción de plantas y animales exóticos, que en ocasiones desplazan a las especies autóctonas, supone, con variaciones locales, que mucha de la biota endémica de la región se encuentre amenazada. Además, comparten también aspectos socioeconómicos comunes. Entre ellos, la situación de alejamiento geográfico del continente, lo cual dificulta el intercambio de bienes, personas e incluso conocimiento, por lo menos hasta el último siglo, junto con la dependencia del exterior, son características estructurales que han condicionado y condicionan decisivamente el desarrollo de las actividades humanas y la disponibilidad de recursos.. Para el Macizo de Anaga, la influencia de la acción humana sobre el ecosistema, ha quedado reflejada en el mosaico de sus sistemas ecológicos representativos. Tras la conquista, los nuevos pobladores comenzaron a desarrollar cierta actividad productiva y comercial, lo que conllevó la necesaria adaptación del ser humano a un medio tan accidentado y abrupto como es Anaga. Resultado de esta supervivencia es la presencia de ingeniosas estructuras agrícolas, las cuales constituyen en la actualidad un elemento característico del paisaje de Anaga, que unido a sus hábitats naturales, forman este mosaico de sistemas ecológicos. Se destaca la presencia de una gran variabilidad de ecosistemas que van desde la costa (tabaibal-cardonal) hasta el Monteverde, representado por los grandes ecosistemas de Fayal- Brezal y Laurisilva. La actividad antrópica ha tenido lugar en cada uno de ellos, si bien de diferente manera, resultado de ello es la presencia por un lado, de zonas que se encuentran en su facie climax y por otro, la presencia de ámbitos con facies intermedias de recuperación vegetal como consecuencia del uso del hombre primeramente y luego, tras el abandono de ciertas actividades, en facie de recuperación vegetal. La menor presión antrópica de las últimas décadas ha propiciado una cierta recuperación de los ecosistemas que tienden a evolucionar a facies más avanzadas, un ejemplo son los antiguos sistemas de huertas los cuales han sido
  20. 20. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 19 invadidos por fayal-brezal de manera que si la dinámica continúa, acabará siendo un bosque de laurisilva. Esta actividad antrópica ha tenido lugar desde el litoral costero (actividades pesqueras) hasta llegar, en algunos casos, hasta la cumbre (aprovechamiento forestal principalmente, entre otros). La intensidad ha sido mayor en las proximidades de los núcleos y de ahí el mayor grado de alteración. Según Mª Eugenia Arozena (profesora titular del departamento de geografía de la Universidad de La Laguna) existe una relación entre la red de caminos y la intensidad del aprovechamiento humano, siendo éste mayor cuanto más próximo a dichos caminos. De manera general, podemos hablar de los siguientes ecosistemas ecológicos, los cuales comprenden determinadas formas de intervención humana. • Cardonal tabaibal. En este ecosistema el aprovechamiento humano se ha centrado a lo largo de la historia en el uso ganadero, principalmente, si bien actualmente entran en juego otros usos como el residencial. • Bosque termófilo (sabinares, almacigales, acebuchales, palmerales, dragonales). En este ecosistema también se ha dado un aprovechamiento humano importante, tales actividades han sido: residencial (asentamientos poblacionales), actividad agrícola y ganadera principalmente, generando agrosistemas. También ha existido cierto uso forestal, especialmente sobre la sabina, o el del drago. Esa concentración de usos ha derivado en una importante merma en la superficie ocupada por las formaciones vegetales originales, por lo que su presencia actual se ha visto reducida, predominando en los riscos más escarpados o espacios marginales agrícolamente hablando.
  21. 21. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 20 • Monteverde (Fayal- brezal y Laurisilva). En este ecosistema, además de la recolección de especies para usos artesanales y medicinales, cabe destacar el importante aprovechamiento forestal que ha sufrido esta zona con fines industriales, agrícolas- ganaderos y madereros, de ahí su reducida superficie quedando hoy una masa forestal a poco más de un 15% de su área potencial. • Vegetación hidrofítica. Este ecosistema presente en los cauces de barrancos, en los que discurre agua más o menos todo el año, en lagunas seminaturales excavadas, etc. tienen presencia especies vegetales que han sido aprovechas y utilizadas por el hombre. Estas especies se dividen en dos grupos: por un lado, la vegetación hidrófila: sauces (Salix canariensis), caña (Arundo donax), y por otro, la vegetación acuática (dulceacuícola) como la ñamera (Colocasia esculenta), juncos (Juncus acutus), etc. 4.2 IMPORTANCIA PARA LA CONSERVACIÓN DE LA BIODIVERSIDAD BIOLÓGICA. El Macizo de Anaga posee una gran variedad de paisajes y hábitats como resultado de varios factores como son su situación geográfica, aislamiento, orografía accidentada, diferencias altitudinales, climáticas, etc. que permiten la representación, como ya comentábamos en apartados anteriores, de prácticamente todos los ecosistemas de la Isla, a excepción del de alta montaña, incluso el marino puesto que cuenta con la Reserva Marina de Interés Pesquero de Anaga. Del mismo modo, la presencia de estos factores ha originado la existencia de numerosos endemismos de flora y fauna de gran interés para su conservación. En cuanto a la riqueza florística destaca en Anaga la presencia de 196 especies de flora vascular, de las cuales 39 son
  22. 22. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 21 endemismos macaronésicos, 102 canarios, 26 tinerfeños y 21 locales, y por otro, la presencia en el catálogo de especies marinas de 197 especies diferentes, tanto de macroalgas como de fanerógamas. Con respecto a la fauna, existe en el Macizo de Anaga una gran diversidad faunística con una buena presencia de invertebrados, reptiles, aves, moluscos, peces y en menor medida mamíferos. La mayoría de los efectivos poblacionales de vertebrados endémicos canarios se encuentran en Anaga. Por otro lado, son los invertebrados los protagonistas de este espacio con el mayor número de especies, con 1.910 especies, de las cuales 512 viven exclusivamente en Canarias, unas 329 son endémicas de la isla y 95 exclusivas de Anaga. Este alto valor de endemismos constituye un elemento diferenciador de vital importancia para la conservación de esta biodiversidad natural. Otro ejemplo de la biodiversidad que alberga el espacio propuesto, es el enclave conocido como la Cruz del Carmen por ser el lugar donde se concentra la mayor biodiversidad endémica en la superficie más reducida conocida en Europa. En 1 km² se han inventariado 468 especies endémicas (según datos del BIOTA). Además de las más de 40 especies animales y vegetales amenazadas, y de especies que en virtud de convenios internacionales o disposiciones específicas requieren una protección especial: 11 especies recogidas en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, 6 especies afectadas por la Directiva Hábitats 92/43 CEE, otras 6 especies afectadas por el Convenio de Berna, 45 especies afectadas por la Lista Roja de Flora Vascular. En relación a la conservación de la diversidad biológica, cabe destacar también en el Macizo de Anaga, por un lado, el carácter representativo de sistemas y hábitats naturales del archipiélago como la laurisilva de las cumbres de Anaga, los cardonales tabaibales de sus zonas bajas, los sabinares de Afur y de la punta de Anaga, los hábitats costeros de los roques de Anaga y los riparios del barranco de Afur, así como el óptimo estado de conservación de estos hábitats amenazados. Y por otro lado, la existencia de zonas de importancia vital para determinadas fases de la biología de las especies animales, tales como áreas de nidificación de las palomas de la laurisilva y de distintas aves costeras, de desove de peces como las anguilas y los hábitats de un sinfín de invertebrados. Por otra parte, la adaptación e integración del hombre a la abrupta orografía del terreno (de gigantescos barrancos y afiladas crestas) en especial con el desarrollo de una agricultura de regadío y secano y de una ganadería extensiva, ha dado lugar a una diversidad agrícola, y en menor medida ganadera, que también merece ser protegida y conservada. En relación a la diversidad agrícola, cabe destacar que gracias al aislamiento de Anaga, se trata de una de las zonas donde más variedades ancestrales han perdurado, con gran variedad de viñas, de batatas, de frutales, etc., donde cada valle es un mundo de variedades.
  23. 23. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 22 En la actualidad los cultivos tienen ya varios siglos de historia en zonas como Taganana, Igueste, San Andrés y en diversos terrenos ganados al monte y en Los Valles. Los cultivos predominantes en el norte son los de huerta y viñedos, mientras que en el sur sobresalen, también los cultivos de huerta (frutales y herbáceas) y, además, las plataneras (en regresión). Con respecto a la ganadería, aunque han coexistido con otras especies ganaderas como ovejas, cerdos y vacas, las cabras siempre han constituido el principal ganado criado en el Macizo de Anaga. Los aborígenes aprovechaban la configuración topográfica del territorio para soltar sus cabras, que quedaban aisladas de un modo natural, desarrollándose la actividad ganadera sin apenas cuidados. Esta técnica de pastoreo fue recogida y aprovechada por los colonizadores europeos y continúa aún vigente, y así la búsqueda de los mejores pastos representa aún hoy un peligro para los cultivos, si bien es cierto que la crisis ganadera ha minimizado este problema. 4.3 POSIBILIDAD DE ENSAYAR Y DEMOSTRAR MÉTODOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE. La promoción del desarrollo sostenible en el Macizo de Anaga, no se hace posible sin la coexistencia entre la protección y conservación de sus recursos naturales con la conservación y desarrollo del uso y aprovechamientos de la tierra. En la pervivencia y desarrollo de un uso sostenible sobre los recursos, El Macizo de Anaga se ve afectado por varias figuras e instrumentos de ordenación y gestión. Por un lado, encontramos los instrumentos de ordenación de los Espacios Naturales Protegidos, entre los que destaca el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Rural de Anaga, pero también los Planes Directores de las Reservas Naturales Integrales. Por otro lado, y dado que el ámbito propuesto ocupa, parte del área administrada territorial y urbanísticamente por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, el de Tegueste y La Laguna, le afecta la ordenación de sus correspondientes Planes Generales de Ordenación. Cabe señalar
  24. 24. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 23 que existe un instrumento de ordenación a escala insular, el Plan Insular de Ordenación de Tenerife, que establece la ordenación marco, a la cual los instrumentos urbanísticos y de ordenación de los espacios protegidos deben supeditarse. Los objetivos de todos estos instrumentos, coinciden en la estrategia a seguir con el Macizo de Anaga: de protección de sus valores naturales y culturales haciéndolos compatibles con un modelo de desarrollo sostenible. El PRUG establece además una serie de condicionantes concretos para que pueda ser efectivo este desarrollo sostenible. Estos son los siguientes: - Conservar los procesos ecológicos esenciales y demás valores naturales, con toda su biodiversidad, singularidad y belleza. - Potenciar las actividades educativas, científicas y de contacto del hombre con la naturaleza. - Armonizar la protección, conservación y restauración del patrimonio natural y cultural, con las necesidades de la población residente, bajo parámetros de desarrollo sustentable. - Ordenar los usos y actividades, armonizando los aprovechamientos y actuaciones de la población residente con la conservación de los valores naturales del Parque. - Integrar este espacio en el entorno metropolitano - Satisfacer las necesidades de la población residente, y mejorar la renta y la equidad en su distribución, implementando fórmulas de desarrollo compatibles con la conservación. Asimismo, con la propuesta de Reserva de Biosfera, no sólo se reforzarán estas líneas de trabajo, si no que, entran en consideración otras enmarcadas geográficamente dentro de la Reserva, tales como el litoral santacrucero con sus núcleos urbanos, la playa de las Teresitas, junto con los sebadales de San Andrés y Antequera, la parte marina que cuenta con la propuesta de Reserva Marina de Interés Pesquero, las zonas rurales de los municipios de La Laguna y Tegueste, el conjunto histórico artístico de este último, además de los núcleos litorales de la Punta del Hidalgo y Bajamar, indispensables para la consolidación conjunta de una estrategia de desarrollo sostenible para el Macizo de Anaga. Estas zonas juegan además un papel fundamental como recursos a potenciar por su atractivo para el desarrollo de un turismo sostenible. Todos estos espacios tienen además un vínculo estrecho con los asentamientos del interior del Macizo, puesto que mucha población residente en estos espacios (núcleos del litoral santacrucero principalmente) tienen una vivienda de segunda residencia en el interior. Del mismo modo, mucha de la población residente en los núcleos del interior, se desplazan a diario a estos núcleos periféricos para ejercer aquí su principal actividad económica, como sucede con los núcleos de La Laguna, Santa Cruz y Tegueste, este último en menor medida.
  25. 25. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 24 Esta estrecha relación supone por tanto un factor clave e indispensable para la consolidación conjunta de una estrategia de desarrollo sostenible para el Macizo de Anaga, que sirva por un lado, de ruptura de esta barrera orográfica y del aislamiento que vienen sufriendo los asentamientos anaguenses aquí presentes durante siglos, dificultando la relación y el desarrollo de este espacio; y por otro, el fomento de las formas de explotación sostenible de los recursos en estas zonas rurales y urbanas periféricas del Macizo de Anaga, las cuales al haber soportado una mayor transformación y poder generar la mayor carga sobre los ecosistemas del Macizo, resulta esencial dicha extensión de los principios de sostenibilidad hacia estas zonas. Así mismo cabe señalar que recientemente, en abril de 2010, se aprueba la propuesta de acuerdo de delimitación y calificación de las zonas rurales de Canarias para la aplicación en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias del Programa de Desarrollo Rural Sostenible previsto en la Ley 45/2007, de 13 de diciembre, para el desarrollo sostenible del medio rural (Consejerías de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación y de Medio Ambiente y Ordenación Territorial). Este Programa es de aplicación para buena parte del Macizo de Anaga (quedando fuera únicamente una parte del litoral santacrucero, correspondiente a sus núcleos urbanos; y otra del litoral lagunense, correspondiente con los núcleos de Bajamar y La Punta). Es por todo ello y para que este espacio pueda así servir como representativo de un modelo de promoción del desarrollo sostenible, que se propone al Macizo de Anaga como Reserva Mundial de la Biosfera. 4.4 DIMENSIONES NECESARIAS PARA CUMPLIR CON LAS TRES FUNCIONES DE LAS RESERVAS DE BIOSFERA. La propuesta de Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga comprende el extremo nororiental de la isla de Tenerife más su franja marina, correspondiente en buena parte con la propuesta de Reserva Marina de Interés Pesquero declarada por el Cabildo Insular de Tenerife, además de los sebadales de San Andrés y Antequera. La extensión total de la Reserva de la Biosfera es de 49.786,9 ha, de las cuales 16.579,7 ha se corresponden con el ámbito terrestre y 33.207,2 ha se corresponden con el ámbito marino. Pese a que dicha superficie está por debajo de la media de las superficies de Reservas de Biosfera españolas, cabe destacar que la abrupta topografía y el fuerte gradiente altitudinal, generan múltiples unidades de paisaje claramente diferenciadas, que dotan al espacio de un carácter propio, muchas veces calificado como una isla dentro de otra. Este espacio además, cumple con las tres funciones que debe cumplir toda Reserva de Biosfera, como ya se ha ido mencionando en apartados anteriores, puesto que cuenta con zonas de muy especial valor para su conservación, ofrece grandes posibilidades para servir de sitio piloto para lograr un desarrollo sostenible y cuenta con el gran apoyo por parte de la Universidad para
  26. 26. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 25 proyectos de investigación y observación, así como capacidad logística para desarrollar proyectos de demostración, educación ambiental y capacitación. Así mismo, cabe señalar la existencia de Reservas de Biosfera con menor superficie a la propuesta de Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga, según se ha observado en diferentes documentos extraídos de la página web de la Unesco, tales como “El Informe sobre reservas de biosfera españolas”, 2006, publicado en colaboración de la Unesco, MAB y MMA. Se considera por tanto que su superficie es suficiente para poder cumplir con las tres funciones de Reserva de Biosfera. Es importante también destacar que la propuesta de esta reserva se enmarca también en el objetivo de trabajar de manera conjunta con el resto de reservas de biosfera del archipiélago canario, lo que permitiría establecer propuestas de conservación, desarrollo y de investigación comunes, que favoreciesen la eficiencia de los mismos a la vez de valer para estudios comparativos entre las diferentes reservas. 4.5 ZONACIÓN DE LA RESERVA DE LA BIOSFERA. La zonificación propuesta para la Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga se ha realizado con el criterio de que sea una zonificación funcional, en donde cada una de las zonas pueda cubrir las funciones de conservación, desarrollo y logística oportunas. Para ello se ha tenido en cuenta la funcionalidad de los espacios, sus valores naturales y culturales, su capacidad de acogida y régimen de usos y actividades, así como el grado de protección necesario para garantizar el buen funcionamiento. Zonificación Terrestre Zonificación Marina Zonificación Total Zona Sup.(HA) % Sup.(HA) % Sup.(HA) % Zona Núcleo 1256,50 7,58 3390,60 10,20 4647,10 9,33 Zona Tampón 5573,20 33,61 19868,90 59,80 25442,10 51,10 Zona de Transición 9750,29 58,81 9947,70 30,00 19697,70 39,56 TOTAL 16579,9 100 33207,2 100 49786,9 100 A) Una o varias zonas núcleo jurídicamente constituidas, dedicadas a la protección a largo plazo.
  27. 27. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 26 La zona núcleo terrestre es la que cuenta con el máximo nivel de protección por la legislación, es por ello que se corresponde con los espacios jurídicamente constituidos, de dimensiones suficientes para conseguir tales objetivos de conservación. Se corresponden con las tres Reservas Naturales Integrales (Ijuana, Pijaral y Roques de Anaga) y con el corredor biológico que une la Reserva Natural Integral de El Pijaral con Ijuana. Toda la zona núcleo es Suelo Rústico de Protección Natural. - Reserva Natural Integral de Ijuana (T-1) Anosma-Ijuana Situación jurídica: Este espacio fue declarado por la Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias, como parte del parque natural de Anaga, y reclasificado a su actual categoría por la Ley 12/1994, de 19 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias. La reserva es por definición área de sensibilidad ecológica (ASE) en toda su extensión, a efectos de lo indicado en la Ley 11/1990, de 13 de julio, de Prevención de Impacto Ecológico. Además, el espacio ha sido declarado zona de especial protección para las aves (ZEPA), según lo establecido en la directiva 79/409/CEE relativa a la Conservación de las Aves Silvestres; y declarado por el Decreto 174/2009, de 29 de diciembre, como Zona Especial de Conservación (ZEC) integrante de la Red Natura 2000 en Canarias. En relación con otros espacios: esta reserva natural se enmarca dentro del Parque Rural de Anaga. Superficie del espacio: 918,9 hectáreas. Principales objetivos de conservación:
  28. 28. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 27 Son Reservas Naturales Integrales aquellos espacios, de dimensión moderada, cuyo objeto es la preservación integral de todos sus elementos bióticos y abióticos, así como de todos los procesos ecológicos naturales y en las que no es compatible la ocupación humana ajena a fines científicos, finalidad establecida de acuerdo con el artículo 48.8 del Texto Refundido. En concreto y según se recoge en el Plan Director (instrumento de planeamiento de la reserva natural integral), la finalidad de esta reserva es preservar un hábitat característico de Canarias procurando su adecuada conservación, constituido por escarpadas laderas donde se asienta la vegetación arbórea y numerosa flora y fauna de interés; un área que contribuye a mantener los procesos ecológicos a través de la protección de suelos y de la recarga del acuífero. Tomando en cuenta estas consideraciones se han planteado como objetivos generales en este Plan Director los siguientes: - Proteger y, en su caso, restaurar la integridad de la gea, flora, fauna y paisaje de la Reserva, en especial las formaciones vegetales de interés así como los endemismos y especies amenazadas, garantizando el mantenimiento de los procesos ecológicos naturales ligados a la sucesión ecológica, y fomentando el conocimiento científico del área protegida. - Ordenar los usos y aprovechamientos conforme a la finalidad y objetivos de protección de la Reserva. Tras analizar la problemática ambiental y la incidencia de actividades sobre el medio, y basados en los Objetivos Generales de la Reserva y en sus Fundamentos de Protección se establecen los siguientes Objetivos Particulares en el Plan Director, con el fin de solucionar los conflictos o problemas existentes en el espacio protegido. Dichos objetivos son la base de la estrategia de gestión a seguir por parte del Órgano de Administración y Gestión de la Reserva. Según el orden de prioridad que poseen en la resolución de las diferentes problemáticas, son los que siguen: 1. Proteger y conservar los hábitats y especies autóctonos de la Reserva, con especial atención a los elementos amenazados. 2. Favorecer la evolución natural de las formaciones vegetales potenciales de cada zona, contribuyendo a reducir los efectos erosivos, mejorar el suelo y aumentar la diversidad biológica de la Reserva. 3. Controlar las poblaciones de especies alóctonas con tendencia a su eliminación. 4. Analizar el estado de conservación de los recursos naturales de la Reserva, incluyendo la detección de los factores de amenaza que actúan sobre los mismos, y una valoración de su fragilidad o capacidad para asimilar la incidencia de estos factores.
  29. 29. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 28 5. Proteger el paisaje natural en su integridad, procurando eliminar o al menos reducir el impacto de aquellas infraestructuras, instalaciones o usos que afecten negativamente y de forma significativa al paisaje, o que sean incompatibles con los fines de la Reserva. 6. Difundir los fines y normativa de la Reserva entre las personas y colectivos del entorno próximo de la Reserva, con vistas a contribuir a la comprensión de las razones que justifican su protección y ordenación. 7. Promover la investigación para resolver las carencias de información, facilitando la gestión de los recursos de la Reserva y el establecimiento de un plan de seguimiento ambiental acorde a las características del medio. - Reserva Natural Integral de Los Roques de Anaga (T-3) Situación jurídica: Este espacio fue declarado por la Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias, como parte del parque natural de Anaga, y reclasificado a su actual categoría por la Ley 12/1994, de 19 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias. La reserva es por definición área de sensibilidad ecológica (ASE) en toda su extensión, a efectos de lo indicado en la Ley 11/1990, de 13 de julio, de Prevención de Impacto Ecológico. Además, el espacio ha sido declarado zona de especial protección para las aves (ZEPA), según lo establecido en la directiva 79/409/CEE relativa a la Conservación de las Aves Silvestres; y declarado por el Decreto 174/2009, de 29 de diciembre, como Zona Especial de Conservación (ZEC) integrante de la Red Natura 2000 en Canarias.
  30. 30. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 29 En relación con otros espacios: esta reserva se enmarca dentro del Parque Rural de Anaga. Superficie del espacio: 10 hectáreas. Principales objetivos de conservación: Son Reservas Naturales Integrales aquellos espacios, de dimensión moderada, cuyo objeto es la preservación integral de todos sus elementos bióticos y abióticos, así como de todos los procesos ecológicos naturales y en las que no es compatible la ocupación humana ajena a fines científicos, finalidad establecida de acuerdo con el artículo 48.8 del Texto Refundido. Concretamente, en el caso de la Reserva Natural Integral de Los Roques de Anaga, se trata de una formación geológica que reúne un interés especial por la singularidad o importancia de sus valores científicos (flora y fauna endémica y amenazada), culturales y paisajísticos. Se puede establecer la finalidad de la Reserva como la conservación de los procesos ecológicos esenciales, de las especies de flora y fauna endémica y demás valores naturales de interés, con toda su biodiversidad, singularidad y belleza. Tomando en cuenta estas consideraciones se han planteado como objetivos generales en este Plan Director los siguientes: - Proteger y, en su caso, restaurar la integridad de la gea, flora, fauna y paisaje de la Reserva, en especial las formaciones vegetales de interés así como los endemismos y especies amenazadas. - Garantizar el mantenimiento de los procesos ecológicos naturales ligados a la sucesión ecológica. - Fomentar el conocimiento científico y la investigación sobre los valores ecológicos de interés del área protegida. Tras analizar la problemática ambiental y la incidencia de actividades sobre el medio, y basados en los Objetivos Generales de la Reserva y en sus Fundamentos de Protección se establecen los siguientes Objetivos Particulares en el Plan Director, con el fin de solucionar los conflictos o problemas existentes en el espacio protegido. Dichos objetivos son la base de la estrategia de gestión a seguir por parte del Órgano de Administración y Gestión de la Reserva. Según el orden de prioridad que poseen en la resolución de las diferentes problemáticas, son los que siguen: 1. Contribuir a la protección, conservación y recuperación de las especies amenazadas y endémicas de la Reserva, en especial a las especies en peligro de extinción. 2. Proteger la integridad del patrimonio arqueológico y de sus valores culturales significativos.
  31. 31. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 30 3. Procurar la limpieza de la Reserva, en especial en sus zonas más accesibles. 4. Establecer un Régimen de usos acorde con la Finalidad y Fundamentos de Protección de la Reserva. 5. Difundir los Fundamentos, Finalidad y Normativa de la Reserva entre los colectivos que desarrollan actividades en su ámbito y entorno próximo, a fin de contribuir con ello a la conservación de la misma. - Reserva Natural Integral del Pijaral (T-2) Situación jurídica: Este espacio fue declarado por la Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias, como parte del parque natural de Anaga, y reclasificado a su actual categoría por la Ley 12/1994, de 19 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias. La reserva es por definición área de sensibilidad ecológica (ASE) en toda su extensión, a efectos de lo indicado en la Ley 11/1990, de 13 de julio, de Prevención de Impacto Ecológico. Además, el espacio ha sido declarado zona de especial protección para las aves (ZEPA), según lo establecido en la directiva 79/409/CEE relativa a la Conservación de las Aves Silvestres; y declarado por el Decreto 174/2009, de 29 de diciembre, como Zona Especial de Conservación (ZEC) integrante de la Red Natura 2000 en Canarias. En relación con otros espacios: esta reserva se enmarca dentro del Parque Rural de Anaga. Superficie del espacio: 300,7 hectáreas. Principales objetivos de conservación: p
  32. 32. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 31 Son Reservas Naturales Integrales aquellos espacios, de dimensión moderada, cuyo objeto es la preservación integral de todos sus elementos bióticos y abióticos, así como de todos los procesos ecológicos naturales y en las que no es compatible la ocupación humana ajena a fines científicos, finalidad establecida de acuerdo con el artículo 48.8 del Texto Refundido. En concreto y según se recoge en el Plan Director (instrumento de planeamiento de la reserva natural integral), la finalidad de esta reserva es preservar un hábitat característico de Canarias procurando su adecuada conservación, constituido por escarpadas laderas donde se asienta la vegetación arbórea y numerosa flora y fauna de interés; un área que contribuye a mantener los procesos ecológicos a través de la protección de suelos y de la recarga del acuífero. Tomando en cuenta estas consideraciones se han planteado como objetivos en este Plan Director los siguientes: - Proteger y, en su caso, restaurar la integridad de la gea, flora, fauna y paisaje de la Reserva, en especial las formaciones vegetales de interés así como los endemismos y especies amenazadas, garantizando el mantenimiento de los procesos ecológicos naturales ligados a la sucesión ecológica, y fomentando el conocimiento científico del área protegida. - Ordenar los usos y aprovechamientos conforme a la finalidad y objetivos de protección de la Reserva. Tras analizar la problemática ambiental y la incidencia de actividades sobre el medio, y basados en los Objetivos Generales de la Reserva y en sus Fundamentos de Protección se establecen los siguientes Objetivos Particulares del presente Plan Director, con el fin de solucionar los conflictos o problemas existentes en el espacio protegido. Dichos objetivos serán la base de la estrategia de gestión a seguir por parte del Órgano de Administración y Gestión de la Reserva. Según el orden de prioridad que poseen en la resolución de las diferentes problemáticas, son los que siguen: 1. Proteger y conservar los hábitats y especies autóctonos de la Reserva, con especial atención a los elementos amenazados. 2. Favorecer la evolución natural de las formaciones vegetales potenciales de cada zona, contribuyendo a reducir los efectos erosivos, mejorar el suelo y aumentar la diversidad biológica de la Reserva. 3. Controlar las poblaciones de especies alóctonas con tendencia a su eliminación.
  33. 33. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 32 4. Analizar el estado de conservación de los recursos naturales de la Reserva, incluyendo la detección de los factores de amenaza que actúan sobre los mismos, y una valoración de su fragilidad o capacidad para asimilar la incidencia de estos factores. 5. Proteger el paisaje natural en su integridad, procurando eliminar o al menos reducir el impacto de aquellas infraestructuras, instalaciones o usos que afecten negativamente y de forma significativa al paisaje, o que sean incompatibles con los fines de la Reserva. 6. Difundir los fines y normativa de la Reserva entre las personas y colectivos del entorno próximo de la Reserva, con vistas a contribuir a la comprensión de las razones que justifican su protección y ordenación. 7. Promover la investigación para resolver las carencias de información, facilitando la gestión de los recursos de la Reserva y el establecimiento de un plan de seguimiento ambiental acorde a las características del medio. B) Una o varias zonas tampón circundantes o limítrofes de las zonas núcleo, donde sólo puedan tener lugar actividades compatibles con los objetivos de conservación. - Corredor biológico Además de las Reservas Naturales Integrales, como ya se ha mencionado, dentro de la zona núcleo se ha definido un corredor biológico que une las dos Reservas Naturales Integrales de Ijuana y Pijaral. Este espacio se encuentra dentro de los límites del Parque Rural de Anaga, declarado este parque por la Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias, como parque natural de Anaga, y reclasificado a su actual categoría por la Ley 12/1994, de 19 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias, siendo también declarado zona de especial protección para las aves (ZEPA), según lo establecido en la directiva 79/409/CEE relativa a la Conservación de las Aves Silvestres. La superficie de este espacio es de unas 45 hectáreas y según establece el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural (PRUG), instrumento de planeamiento del Parque Rural de Anaga, se trata de una superficie incluida en la zona de uso restringido, definida por ser superficies con alta calidad biológica o elementos frágiles o representativos, en los que su conservación admite un reducido uso público, utilizando medios pedestres y sin que ellas sean admisibles infraestructuras tecnológicas modernas.
  34. 34. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 33 Por otro lado, además de las zonas núcleo terrestres están contempladas en la propuesta de Reserva de Biosfera varias zonas núcleo marinas, como puede observarse en el plano de zonación. Situación jurídica: Estas zonas, denominadas como “zonas integrales” están reguladas por el documento de propuesta de zonificación y usos de la Reserva Marina de Interés Pesquero de Anaga. Este documento se encuentra actualmente en fase de propuesta; ha sido aprobado por pleno del Cabildo Insular de Tenerife y remitido a la Viceconsejería de Pesca del Gobierno de Canarias, que es el órgano competente para tramitar la declaración de las Reservas Marinas en las aguas interiores de la Comunidad Autónoma. Ahora se encuentra en trámite de que la Viceconsejería lo remita a su vez al Ministerio del Medio Natural y Medio Rural y Marino. La superficie total de las zonas núcleo marinas presentes en la Reserva es de 3.397 ha. Los Principales objetivos de conservación de estos espacios son los siguientes: Se trata de áreas protegidas de forma permanente, situadas en sectores de características especiales desde el punto de vista ecológico y pesquero, a las que se aplica una legislación especial, de carácter más restrictivo en estas zonas de reserva integral. - El Monte de Aguirre Incluye el monte de utilidad pública nº 44, con la única excepción de su apéndice septentrional. Este espacio se encuentra dentro de los límites del Parque Rural de Anaga, declarado este parque por la Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias, como parque natural de Anaga, y reclasificado a su actual categoría por la Ley 12/1994, de 19 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias, siendo también declarado zona de especial protección para las aves (ZEPA), según lo establecido en la directiva 79/409/CEE relativa a la Conservación de las Aves Silvestres. Superficie del espacio: 141,95 ha Principales objetivos de conservación El principal objetivo es la protección y conservación del bosque de laurisilva de condiciones singulares. Según establece el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural (PRUG), instrumento de planeamiento del Parque Rural de Anaga, se trata de una superficie incluida en la zona de exclusión, definida por su gran calidad biológica donde el acceso está regulado atendiendo a los fines científicos o de conservación. Establece para ello unas normas generales de protección donde se definen los usos permitidos, prohibidos y autorizables, atendiendo a la definición que para cada uno de ellos establecen los artículos 25, 26, 27 y 28 de la Ley 12/1994,
  35. 35. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 34 de 19 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias. (Para información más específica ver apartado 16 de usos y actividades del presente documento). - La punta de Anaga Incluye un amplio sector en el extremo oriental del Parque, que comprende las laderas desde Benijo hasta Las Casillas. - Los roques de Taganana. Incluye los roques de Las Ánimas y de En medio. - El roque de Los Pasos. Incluye parte del Monte de Utilidad Pública nº 45. - Los barrancos del norte. Incluye los principales barrancos del norte con cursos de agua y hábitats riparios. - Cabecera del Barranco de Ijuana y Cabecera de Benijo. La superficie de estos espacios es de: 2.293,80 ha Los Principales objetivos de conservación de estos espacios se regirán por lo que establezca el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural (PRUG), instrumento de planeamiento del Parque Rural de Anaga, - Zonas de uso moderado (Suelo Rústico de Protección Paisajística): • Laderas de Anaga norte. Incluye los valles y divisorias de la vertiente norte del Parque. • El Draguillo. Abarca un sector agrario extensivo en torno al caserío de El Draguillo. • Las Palmas de Anaga. Comprende un sector agrario extensivo en las inmediaciones del caserío. • Carretera a Chamorga-La Cumbrilla-Lomo de las Bodegas. Incluye el valle de Chamorga y un sector hasta más allá del Lomo de Las Bodegas. - Zonas de uso tradicional (Suelo Rústico de Protección Agraria): • El valle de El Batán. Abarca el sector agrícola que rodea El Batán y Bejía. • Las Montañas. Incluye el sector agrario en torno a los caseríos de Chinamada, Las Carboneras, Taborno, Afur y Roque Negro.
  36. 36. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 35 • Taganana y Almáciga. Comprende los valles de Taganana y Almáciga. • Benijo. Comprende un sector agrario extensivo en las inmediaciones de la población. Las actividades serán las acordes con las iniciativas que prevé el lo que establezca el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural (PRUG), instrumento de planeamiento del Parque Rural de Anaga, a efectos de alcanzar los objetivos de conservación y desarrollo mencionados. Y también se incluyen los ámbitos que se listan a continuación: - Zonas de uso moderado (Suelo Rústico de Protección Paisajística): • Laderas de Anaga sur. Comprende los valles y laderas de la vertiente sur del Parque. - Zonas de uso tradicional (Suelo Rústico de Protección Agraria): • Las Cumbres. Comprende un sector agrícola junto a Casas de la Cumbre y sobre Catalanes. • Igueste. Incluye un sector agrario en la Hoya de Los Juncos. • Barranco de Las Huertas. • Barranco del Cercado. • Los Valles. Incluye los valles de Crispín, Grande y Brosque. • Valle de Tahodio. Comprende la zona agrícola del valle de Tahodio. - Zonas de uso general (Suelo Rústico de Protección Territorial, o Sistema General): • Antigua casa forestal de la Cruz del Carmen. Incluye la edificación de la casa forestal y sus alrededores. • Cruz del Carmen. Comprende una parcela del cortafuegos tras el bar restaurante de la Cruz del Carmen, y toda la explanada desde el restaurante hasta el mirador de la Cruz del Carmen, debido a la futura construcción de un centro operativo de apoyo para el Cuerpo de Agentes de Medio Ambiente y resto de personal de guardería del Parque y de un punto de información a los visitantes. • Casa forestal de la Cruz de Taganana. Incluye la edificación de la casa forestal y sus alrededores, debido a su uso actual como apoyo a los servicios del Parque.
  37. 37. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 36 • El Bailadero. Incluye una pequeña zona agrícola y una serie de casas, donde se deberán compatibilizar los usos actuales con los fines de protección del Parque, mediante la restauración paisajística del área y la adecuación como zona de servicios del Parque. • Roque Bermejo. Comprende las casas de Roque Bermejo por su posible uso futuro como campo de trabajo, al servicio del Parque, así como el faro de Anaga debido a su evidente utilidad pública. • Hacienda de Cuba. Comprende parte de la finca propiedad del Ayuntamiento de Santa Cruz, debido a la prevista construcción de una granja-escuela. • Antequera. Incluye un sector fuera del dominio público marítimo-terrestre, debido a la prevista creación de una zona de acampada. • La Orilla. Incluye un sector de Monte Público y finca forestal privada en la divisoria al este de la Mesa de Tejina, debido a su uso futuro como apoyo a las labores de gestión y educación ambiental en el Parque. • Rosa de Andrés Luis. Debido a su posible uso como laboratorio científico y en otras tareas al servicio de la gestión del Parque. - Zonas de uso especial (Suelo Rústico de Asentamiento Rural o Agrícola, o con Suelos de Protección Territorial, y con Suelos Urbanos y Urbanizables): • 1. Chinamada • 2. Bejías • 3. El Batán • 4. Cabeza del Toro • 5. El Río • 6. Las Carboneras • 7. Taborno • 8. Las Casas de Afur • 9. Lomo Centeno • 10. Pedro Martín • 11. La Porquera • 12. Roque Negro • 13. Catalanes • 14. Casas de la Cumbre Baja • 15. Casas de la Cumbre Alta • 16. Tachero • 17. Taganana • 18. Playa del Roque • 19. Almáciga • 20. Benijo • 21. El Draguillo • 22. Chamorga • 23. La Cumbrilla • 24. Lomo de las Bodegas • 25. Valle Brosque • 26. Valle Crispín • 27. Lomo del Medio-Valle Luis • 28. Puente de Hierro-Tahodio • 29. Dos Barrancos • 30. La Cantera • 31. Las Palmas de Anaga • 32. Hoya de los Juncos
  38. 38. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 37 • 33. El Cercado • 34. Suelo Urbano Consolidado de Residencial Anaga • 35. Suelo Urbano No Consolidado No Ordenado de Los Campitos • 36. Suelo Urbanizable Sectorizado Ordenado de Las Mesetas - Asentamientos rurales y urbanos correspondientes a los municipios de Santa Cruz, La Laguna y Tegueste, regulados por sus Planes Generales de Ordenación: • Suelos Urbanos y Sistemas Generales de Santa Cruz de Tenerife: núcleos de Igueste de San Andrés, San Andrés, El Suculum, Cueva Bermeja, Maria Jimenez y Valle Seco. • Asentamientos rurales y urbanos de Tegueste: Pedro Álvarez y Conjunto Histórico Artístico. • Y los núcleos urbanos costeros de Bajamar y La Punta del Hidalgo en el municipio de La Laguna. Los principales instrumentos de regulación de estos espacios vienen definidos por el PRUG y por los tres Planes Generales de Ordenación de Santa Cruz de Tenerife, La Laguna y Tegueste. El Plan Rector de Uso y Gestión es quien establece el régimen jurídico para las instalaciones y servicios, así como para los asentamientos rurales situados dentro de los límites del Parque Rural; y para el resto, correspondiente a las zonas rurales y urbanas de La Laguna, Tegueste y del litoral de Santa Cruz, el régimen jurídico viene establecido por los Planes Generales de Ordenación de los correspondientes municipios. Aparte de los mencionados instrumentos de ordenación (PRUG y PGOs), fundamentales para la adecuada gestión de la propuesta de reserva de biosfera del Macizo de Anaga, cabe citar lo que respecta a la franja marina costera, donde además de las determinaciones de la Ley y Reglamento de Costas, en lo que se refiere a la protección del dominio público marítimo- terrestre, y el Decreto por el que se regula el procedimiento a seguir para la tramitación y resolución de las autorizaciones de uso y actividad en la zona de servidumbre de protección del dominio público marítimo terrestre, cuenta con diversas regulaciones específicas en materia de ordenación pesquera, sobre métodos de captura, dimensiones mínimas de las especies y regulaciones de períodos específicos (Decreto 182, de 21 de diciembre de 2004 de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación), Ley de Pesca de Canarias (Ley 17/2003, de 10 de abril), Regulación de la pesca recreativa en las aguas interiores del Archipiélago Canario (Decreto121/1998), Regulación y régimen de autorizaciones para embarcaciones turísticas de observación de cetáceos (Decreto 178, de 6 de septiembre de 2.000), etc. Los espacios protegidos dentro de la zona marina son los siguientes: - ZEC 69_TF Sebadal de San Andrés (ES7020120)
  39. 39. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 38 Situación jurídica: Este espacio fue declarado por el Decreto 174/2009, de 29 de diciembre, por el que se declaran Zonas Especiales de Conservación integrantes de la Red Natura 2000 en Canarias y medidas para el mantenimiento en un estado de conservación favorable de estos espacios naturales. Superficie del espacio: 507,356 ha Principales actividades en curso y previstas: Las actividades serán acordes con las medidas específicas que se establecen para su protección, en el mencionado Decreto 174/2009, de 29 de diciembre. Para aquellos Lugares de Importancia Comunitaria que no coinciden geográficamente con Espacios Naturales Protegidos de la Red Canaria, como es el caso del Sebadal de Antequera, este Decreto prevé dotarlo de disposiciones específicas de conservación que complementen sus actuales medidas de protección para antes del final del año 2010, siguiendo las premisas del artículo 45 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, en consonancia con los artículos 4 y 6 (1) y (2) de la Directiva 92/43/CEE. - ZEC 63_TF Sebadal de Antequera (ES7020128) Situación jurídica: Este espacio fue declarado por el Decreto 174/2009, de 29 de diciembre, por el que se declaran Zonas Especiales de Conservación integrantes de la Red Natura 2000 en Canarias y medidas para el mantenimiento en un estado de conservación favorable de estos espacios naturales. Superficie del espacio: 237,889 ha Principales actividades en curso y previstas: Las actividades serán acordes con las medidas específicas que se establecen para su protección, en el mencionado Decreto 174/2009, de 29 de diciembre. Para aquellos Lugares de Importancia Comunitaria que no coinciden geográficamente con Espacios Naturales Protegidos de la Red Canaria, como es el caso del Sebadal de Antequera, este Decreto prevé dotarlo de disposiciones específicas de conservación que complementen sus actuales medidas de protección para antes del final del año 2010, siguiendo las premisas del artículo 45 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, en consonancia con los artículos 4 y 6 (1) y (2) de la Directiva 92/43/CEE.
  40. 40. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 39 C) Una zona exterior de transición donde se fomenten y practiquen formas de explotación sostenible de los recursos. El resto del territorio que conforma la propuesta de Reserva de Biosfera se corresponde con las zonas de transición, donde se ubican todos los asentamientos humanos. Las zonas de transición terrestre abarcan por un lado, las zonas establecidas por el PRUG de zonas de uso moderado, constituidas por superficies que permiten la compatibilidad de su conservación con actividades y equipamientos educativo-ambientales y recreativas; zonas de uso tradicional, constituidas por aquella superficie donde sea recomendable el fomento de usos tradicionales que sean compatibles con la conservación de los recursos; zonas de uso general, constituidas por aquellas superficies que, por su menor calidad relativa, o por admitir una afluencia mayor de visitantes, pueda servir para el emplazamiento de instalaciones, actividades y servicios que redunden en beneficio de las comunidades locales integradas o próximas al Espacio Natural y por las zonas de uso especial, donde se ubican los barrios, caseríos y asentamientos rurales y urbanos. Fuera de los límites del parque rural, abarca otros asentamientos rurales y urbanos correspondientes a los municipios de Santa Cruz, La Laguna y Tegueste, regulados por sus Planes Generales de Ordenación. 4.6 APLICACIÓN DE DISPOSICIONES ORGANIZATIVAS QUE FACILITEN LA INTEGRACIÓN Y PARTICIPACIÓN DE UNA GAMA ADECUADA DE SECTORES, EN LA CONCEPCIÓN Y EJECUCIÓN DE LAS FUNCIONES DE LA RESERVA DE LA BIOSFERA. Actualmente, en el ámbito del Macizo de Anaga, cabe señalar por un lado, que el Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias articula los instrumentos que permiten llevar a cabo la ordenación de los Espacios Naturales Protegidos (ENP) a través de la elaboración de Planes Rectores para los Parques (Parque Rural de Anaga), y Planes Directores para el caso de las Reservas (Ijuana, Pijaral y Roques de Anaga); y que por otro lado y para todo el espacio que no se corresponde con ENP, son los Planes Generales de Ordenación los que establecen la ordenación de estos espacios. Todos estos planes antes de ser aprobados se someten a los trámites de participación e información pública, con la finalidad de que prevalezca un amplio consenso social y que se ajuste, lo mejor posible al desarrollo socioeconómico y la complejidad territorial del espacio.
  41. 41. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 40 Este objetivo, unido al fin de que el ordenamiento de dichos espacios constituya un marco global que contemple ordenamientos sectoriales e integre a la totalidad de los poderes públicos, ha llevado a establecer una organización que intrinque diferentes administraciones. Para el caso de los ENP, es el Gobierno de Canarias quien se encarga de la normativa y planeamiento de los espacios naturales y el Cabildo el que lleva a cabo la gestión. Asimismo, se instrumentan unos órganos de colaboración, coordinación y asesoría en la gestión de los Espacios que contemplan representantes de administraciones públicas y de sectores sociales. Estos son los Patronatos Insulares de Espacios Naturales Protegidos, las Juntas Rectoras, el Consejo de Espacios Naturales Protegidos de Canarias y el Consejo Asesor de Medio Ambiente y Ordenación Territorial. Para el territorio que no se corresponde con ENP, son los Ayuntamientos de cada municipio los que gestionan su territorio y definen los procesos participativos oportunos. La autoridad competente, por tanto, para la propuesta de Reserva de Biosfera, en materia de gestión de los ENP presentes sería actualmente el Cabildo a nivel insular y Ayuntamientos para la ordenación territorial a nivel municipal (Santa Cruz de Tenerife, La Laguna y Tegueste), a través de la gerencia de urbanismo. Para el Parque Rural de Anaga concretamente, la gestión le corresponde a la oficina del Parque Rural dependiente del Cabildo. Dada la existencia de múltiples organismos y para facilitar la gestión de la Reserva de Biosfera, se tiene previsto que una vez que se apruebe la candidatura, sea la Oficina del Parque el mecanismo de nexo entre ellos, coordinando y gestionando el territorio de la propuesta de Reserva de Biosfera, mediante el Plan Estratégico o Plan de Acción, junto con los diferentes organismos e instituciones y con la participación activa de la población local. Para ello, se ha definido el Órgano Gestor de la Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga, donde quedan representadas todas las administraciones con competencias en el territorio (Ayuntamientos, Cabildo y Gobierno de Canarias), así como un órgano de asesoramiento – consultores (representado por un grupo de técnicos y científicos) y un consejo de participación de la población, para la gestión conjunta de este espacio a través de un ente Consorcial. Además de contar con la participación de entidades privadas para la ejecución del Plan de Acción de la Reserva. Así mismo, cabe mencionar que en el Plan de Acción de la Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga se ha establecido, en relación a la gestión adaptativa del Plan, como objetivos específicos para el fortalecimiento institucional, de la ciudadanía y de cooperación entre ellos (basados en el PAM y el PAMO) los siguientes:
  42. 42. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 41 • comprometer a todos los representantes de los diferentes agentes con competencias en el territorio para promover la RB e involucrarse en su gestión y administración • promover el establecimiento de compromisos entre las instituciones implicadas, tanto públicas como privadas, para la financiación y otro tipo de apoyos. • Establecer facilidades para acciones participativas de distintos grupos sociales y potenciar la implantación de procesos de participación estables, que contribuyan a reforzar las habilidades de participación, la estructuración del tejido social y la confrontación de intereses y prioridades. • Concentrar esfuerzos tanto en la mejora de las asociaciones, como en la alianza y la dinamización entre ellas (dado el elevado número de colectivos asociados) • Establecer mecanismos de coordinación y cooperación con todos los sectores de la sociedad (entre las instituciones públicas y privadas, ONG, comunidades interesadas, decisores políticos, científicos, comunidades locales, investigadores, etc.) para asegurar el bienestar de la población y su entorno. • Establecer mecanismos de participación local que permitan trasladar a los órganos de gobierno y gestión de la RB los puntos de vista y los intereses de los distintos sectores sociales de las poblaciones implicadas. Además de la participación en redes (regional, nacional e internacional); de establecer, en función de las necesidades, vías múltiples de apoyo a líneas concretas, incluyendo en ellas a las instituciones responsables y otros agentes potencialmente interesados en participar, como agentes directos o como patrocinadores de ciertos proyectos; etc. 4.7 MECANISMOS DE EJECUCIÓN. A) Mecanismos de gestión de la utilización de los recursos y de las actividades humanas en la(s) zona(s) tampón. De los mecanismos de gestión de la utilización de los recursos y de las actividades humanas en las zonas tampón se encargan los distintos Ayuntamientos, puesto que estas zonas están fuera de los límites del parque, a excepción de las zonas marinas, reguladas por el documento de propuesta de zonificación y usos de la Reserva Marina de Interés Pesquero de Anaga por parte del Cabildo Insular, y de los sebadales los cuales se rigen según lo establecido en el Decreto 174/2009, de 29 de diciembre, por el que se declaran Zonas Especiales de Conservación integrantes de la Red Natura 2000 en Canarias y medidas para el mantenimiento en un estado de conservación favorable de estos espacios naturales. B) Una política o un plan de gestión de la zona en su calidad de reserva de biosfera.
  43. 43. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 42 Primeramente, cabe citar que actualmente existen multitud de instrumentos de planeamiento que participan en el ámbito de la propuesta: PRUG; Planes Directores; el Plan General de Ordenación de Santa Cruz, La Laguna y Tegueste, el PIOT. Con unos objetivos comunes, de conservación y desarrollo sostenible, para el ámbito propuesto como Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga. Así mismo, le afectan también los Planes Especiales Territoriales y Sectoriales (Plan de Desarrollo Rural, Plan Territorial Especial de Ordenación Turística, Plan Especial de Ordenación y Franjas Costeras, Plan Forestal, Plan Hidrológico, de Residuos, etc.); así como otros instrumentos legales y de gestión como la Ley 12/94 de ENP en Canarias. Para el ámbito de la Reserva afectado por el parque rural, es el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) el instrumento de planeamiento directo que define los usos del territorio en toda su extensión, a excepción de las Reservas Integrales Naturales las cuales establecen sus propias estrategias de planificación mediante los Planes Directores. El PRUG establece las determinaciones necesarias para definir la ordenación pormenorizada del Parque, con el grado de detalle suficiente para legitimar los actos de ejecución, y las determinaciones de gestión. Para el resto del territorio de la propuesta de Reserva, correspondiente con zonas rurales y urbanas del municipio de Santa Cruz de Tenerife, del municipio de Tegueste y de La Laguna, el instrumento de ordenación es el Plan General de Ordenación de cada uno de ellos, gestionado por su Ayuntamiento a través de la Gerencia de Urbanismo. Este Plan contiene a su vez las determinaciones exigidas por el planeamiento de rango superior, concretamente las definidas en el Plan Insular de Ordenación de la isla de Tenerife (es por ello que no resulta necesario mencionar a este documento como un instrumento aparte de gestión para este espacio, puesto que sus determinaciones son de carácter vinculante para los PGOs). Aunque estos instrumentos confluyen con los principales objetivos de la Reserva de Biosfera, resulta conveniente formular un instrumento de gestión específico más ajustado a los fines de su declaración que, respetando las características propias de cada una de las unidades físicas de la Reserva, permita mantener un nexo entre las mismas, fijando unos objetivos y criterios de actuación comunes. Es por ello que se define el “Plan Estratégico o Plan de Acción Sostenible de la Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga”. Como ya se ha mencionado en apartados anteriores, la gestión del Plan de Acción será llevada a cabo por la Oficina del Parque junto con el resto de Órganos de Asesoramiento y Gobierno. Esta gestión debe integrarse y coordinarse con los instrumentos de planificación antes mencionados, aportando a éstos los elementos más específicos del Programa MAB. Para ello se crean varias comisiones técnicas, científicas y de participación social, para programar las actividades a desarrollar en el territorio de la Reserva en base a los objetivos de las Reservas de la Biosfera y
  44. 44. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 43 del Comité MAB, de la Estrategia de Sevilla, del Plan de Acción de Madrid (PAM) y del Plan de Acción del Montseny (PAMO). Para más información sobre el Plan Estratégico o Plan de Acción de la propuesta de Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga, se remite al Anexo 3 y 4. C) Una autoridad o un dispositivo institucional encargado de aplicar esa política o ese plan. Se propone, sin perjuicio del mantenimiento estricto del régimen de competencias administrativas y del marco legal vigente, un órgano de gobierno, de administración y gestión para la propuesta de Reserva de Biosfera para cumplir con los requisitos que debe cumplir toda reserva de biosfera, manteniendo las funciones de conservación a la vez que promocione su desarrollo económico, social, turístico y científico. D) Programas de investigación, observación permanente, educación y capacitación. Es la Universidad de La Laguna la que destaca en el desarrollo de diversos programas de investigación en las distintas áreas relacionadas con el medio natural, histórico-cultural, socioeconómico, etc. en el ámbito de actuación propuesto para Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga, además de la Universidad de Las Palmas, y de la Universidad Complutense de Madrid, aunque en menor medida. Si bien, también existen otras entidades como el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), el Instituto de Ciencias Marinas (ICCM), la Agencia Canaria de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático, la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (ACIISI), el Observatorio Ambiental Granadilla (OAG), etc. cuyas actividades se enmarcan dentro de los programas de investigación principalmente con temas sobre botánica, fauna, suelos, recursos marinos, cambio climático, etc., pero también de formación y emprendedores, de desarrollo e innovación científica, tecnológica, empresarial, de infraestructuras, de la información, etc. Todos ellos con sede en los municipios de Santa Cruz de Tenerife y La Laguna. En relación a la educación ambiental, cabe decir que, como se puede observar en el apartado 15.2, son numerosas las acciones y proyectos realizados hasta el momento y previstos por parte de los Ayuntamientos de Santa Cruz, La Laguna y Tegueste para fomentar la educación ambiental y el desarrollo sostenible llegando a todos los sectores de la población, así como a través del Cabildo. Del mismo modo, y en relación al tema de capacitación cabe citar la existencia de varios centros de capacitación especializada como son el Instituto Marítimo Pesquero y la Escuela Técnica Superior de Náutica en Santa Cruz de Tenerife. El municipio de Tegueste cuenta también con un Centro Medioambiental y La Casa de Los Zamorano, desde donde se imparten diferentes cursos
  45. 45. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 44 y proyectos formativos, así como diversas escuelas taller, a parte del Aula de Investigación Histórica Prebendado Pacheco. Además de los cursos de formación y capacitación que organizan todos los años los diferentes Ayuntamientos correspondientes a los municipios incluidos dentro de la propuesta de Reserva a través de las Agencias de Empleo y Desarrollo Local para el caso de los municipios de Tegueste y La Laguna, orientados hacia todo el público en general y de muy diversos temas, y a través de los cursos que organiza la Sociedad de Desarrollo de Santa Cruz para el municipio de Santa Cruz de Tenerife, si bien estos no son muy numerosos. Y por otro lado, están los programas rurales desarrollados a través de la Federación Canaria de Desarrollo Rural; y de entidades públicas como el Gobierno de Canarias, a través de las diferentes consejerías, especialmente agricultura, ganadería pesca y medio ambiente.
  46. 46. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 45
  47. 47. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 46 PARTE II: DESCRIPCIÓN 5. JUSTIFICACIÓN DE LA ZONACIÓN. Previo a la justificación de la zonación, se procede a explicar los criterios de la delimitación de la propuesta de Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga. En este sentido, hay que tener en cuenta que los límites terrestres adoptados coinciden prácticamente con el espacio comprendido por los límites naturales del Macizo como unidad geológica en sí. Estos límites terrestres son al Norte, Sur y Este con el océano Atlántico (correspondiente con la parte marina propuesta como reserva), y al Oeste con el Barranco Agua de Dios, La Vega Lagunera y el área metropolitana Santa Cruz – La Laguna. Con respecto a la parte marina propuesta dentro de la reserva, ésta rodea a toda la parte terrestre y cuenta con una longitud media aproximada de 4 millas. Buena parte de su superficie se corresponde con la propuesta de Reserva Marina de Interés Pesquero, así como con los sebadales de San Andrés (ES7020120) y Antequera (ES7020128). En el ámbito terrestre quedan insertos todos los asentamientos, rurales y urbanos, del interior y periféricos del Macizo. Estos son, además de todos los asentamientos rurales del interior del Macizo de Anaga, el litoral santacrucero con sus núcleos urbanos y la playa de las Teresitas, las zonas rurales de los municipios de La Laguna y Tegueste, el conjunto histórico artístico de este último, además de los núcleos litorales de la Punta del Hidalgo y Bajamar, indispensables para la consolidación conjunta de una estrategia de desarrollo sostenible para el Macizo de Anaga. Estas zonas juegan además un papel fundamental como recursos a potenciar por su atractivo para el desarrollo de un turismo sostenible. La propuesta de Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga no comprende por tanto la globalidad de los tres municipios que la integran. Han sido principalmente límites naturales del Macizo los que han servido de referente a la propuesta de Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga pues, las características multivariantes que de su ubicación, orografía, aislamiento territorial, etc. se derivan, como el medio natural, sociedad, identidad cultural, etc., surge un tipo de poblamiento que nada tiene que ver con las sociedades externas del resto del territorio municipal. Esta cuestión a su vez establece que surjan unas necesidades que por tanto serán muy diferentes a las del resto del territorio. En este sentido, y ligado a los últimos aspectos mencionados, hay que tener en cuenta que todos estos factores hacen del Macizo de Anaga un lugar único y diferente al resto, no sólo de la realidad municipal, sino también de la realidad insular, y que por tanto debe ser abordado en una primera aproximación de manera individual y centrada, focalizando los esfuerzos en la elaboración de planes, medidas y acciones orientadas al desarrollo de unas sociedades, en
  48. 48. Propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga 47 buena parte rural, anquilosadas en lo que a servicios básicos y numerosos aspectos más se refiere, las cuales han quedado al margen del desarrollo municipal. Uno de los problemas fundamentales a los que se enfrenta este espacio tiene que ver con el progresivo éxodo de la población joven principalmente, con el consiguiente envejecimiento de su población, abandono de las actividades primarias, principalmente agricultura y ganadería, y con las consecuencias negativas que esto conlleva tanto para el medio natural como para el desarrollo socioeconómico de su población y todo el patrimonio cultural asociado a éstas últimas. Todo ello, junto con el riesgo de perder definitivamente los valores y actividades tradicionales que identifican la sociedad y el paisaje del Macizo de Anaga (pérdida de riqueza de numerosas variedades de especies agrícolas históricas locales, la modesta transformación agropecuaria que aún pervive como el queso, los vinos, los licores, la mermelada, la artesanía, etc.) repercute negativamente en el fin que persigue toda reserva de biosfera de poder vivir acorde con un desarrollo sostenible. Si bien, no sólo se ha contado con los asentamientos rurales del interior del Macizo, si no que como se ha mencionado abarca un ámbito más amplio, lo que supone un factor clave e indispensable para la consolidación conjunta de una estrategia de desarrollo sostenible para el Macizo de Anaga, que sirva por un lado, de ruptura de esta barrera orográfica y del aislamiento que vienen sufriendo los asentamientos anaguenses aquí presentes durante siglos, dificultando la relación y el desarrollo de este espacio; y por otro, el fomento de las formas de explotación sostenible de los recursos en estas zonas rurales y urbanas periféricas del Macizo, las cuales al haber soportado una mayor transformación y poder generar la mayor carga sobre los ecosistemas del Macizo, resulta esencial dicha extensión de los principios de sostenibilidad hacia estas zonas. Con esta estrategia todavía estamos a tiempo para conseguir mantener y potenciar el desarrollo sostenible que durante tantos años ha pervivido en este territorio, puesto que además de contar con la voluntad y deseos de la población local, la propuesta de reserva planteada cuenta con el consenso de todas las administraciones y entidades y su compromiso para poner los recursos necesarios para lograrlo. Es por todo ello y para que este espacio pueda así servir de sitio piloto para la promoción del desarrollo sostenible, que se proponen estos límites como objetivo prioritario para propuesta del Macizo de Anaga como Reserva Mundial de la Biosfera, sin cerrar la posibilidad de que en un futuro se pueda replantear una ampliación. Para la zonificación de la Reserva de la Biosfera de Anaga se ha llevado a cabo una propuesta que cumpla con las funciones de conservación, desarrollo y apoyo logístico, de acuerdo a los criterios establecidos en el marco estatutario de la red mundial de Reserva de la Biosfera. Esta zonación se inició estableciendo los territorios que debían estar incluidos en la zona núcleo en relación con las áreas de mayor valor. Estas zonas coinciden con espacios jurídicamente

×