Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Animales mitologicos

773 views

Published on

Para mis alumnos de 4º ESO

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Animales mitologicos

  1. 1. El unicornio En la Edad Media, el unicornio era uno de los animales más populares: los pintores se inspiraban en él, se labraba su esbelta figura en las puertas de los castillos, adornaba copas, tapices y vitrales. El unicornio era un pequeño caballo, blanco, ágil, a veces recubierto por un pelaje suave y abundante, y de su frente sobresalía un cuerno en espiral del más puro marfil. No cualquier cazador podía atraparlo. Era necesario que una doncella se sentase, tranquila y en silencio, en la espesura del bosque. El unicornio quedaba cautivado y se acercaba a recibir las dulces caricias de la dama. Si un joven se vestía como una muchacha y en todo se comportaba igual que una doncella, el unicornio se aproximaba mansamente. Bueno, ¿y para qué quería alguien atrapar un unicornio? Pues resulta que su afilado cuerno tenía mágicos poderes y servía de antídoto contra los peores venenos.
  2. 2. La sirena De la cintura para arriba, mujer; de la cintura para abajo, pez. ¿Qué es? La sirena. Algunas sirenas se sentaban en las rocas que sobresalen en los mares a peinar suavemente su verde cabellera; otras, hechizaban con sus cantos a los marineros, haciendo naufragar las embarcaciones. Muchos marineros, incluso Cristóbal Colón, afirmaron haber visto a tan encantadora criatura. Para los antiguos griegos, las sirenas eran los espíritus elementales del agua. Ellos les dieron nombre a todas las razas de las ninfas. En cuanto al verdadero origen de las sirenas. Es difícil de averiguar. Se dice que la primera mujer-pez fue conocida como Atargatis, diosa de la Luna, protectora de la fecundidad y el amor. Fue perseguida por Mopsos y se sumergió en el lago Ascalón con su hijo. Se salvó gracias a su cola de pez.
  3. 3. El dragón Dragones grandes y pequeños, con patas y alas, con alas pero sin patas y sin alas ni patas. ¡Ah! pero eso sí, todos mortales, que arrojaban fuego por la boca quemando bosques y sembradíos, o que envenenaban a la gente con su apestoso aliento. Los dragones eran guardianes excelentes, por lo que siempre custodiaban fabulosos tesoros, sin descuidarse casi ni un instante. Vivían muchísimos años y, si por algún descuido alguien lograba llevarse una piedra preciosa o una sola pepita de oro, lo notaban enseguida y salían de sus cuevas a perseguir al ladrón. Sólo podían ser vencidos por armas mágicas. Tal vez por eso ninguno de los valerosos caballeros que salieron en su busca regresó jamás. Dragón: se trata de una especie de enorme serpiente, a veces con garras y varias cabezas. El monstruoso Tifón tenía dragones o serpientes en vez de dedos en las manos y éste en unión con Equidna engendró a la Hidra de Lerna, serpiente de varias cabezas que abatió Heracles. Algunos dragones destacados de la mitología griega son: el que guardaba el vellocino de oro, el que custodiaba el manzano de las manzanas de oro del Jardín de las Hespérides, el que vigilaba la fuente de Ares y el que vivía junto a la fuente del Parnaso, cerca de Delfos.
  4. 4. Sátiros Llamado también “Silenos”, son genios de la naturaleza, criaturas agrestes del cortejo de Dionisos. Su carácter suele ser lascivo y perezoso. Son músicos, híbridos de hombre, macho cabrío e incluso tienen algunos atributos de caballo. La representación más común de estos seres es con cabeza y torso de hombre adulto, barba y cabellos erizados; cuernos, patas y pezuñas de macho cabrío y cola de caballo. Los sátiros más famosos de la mitología son Pan, Marsias y Sileno Su equivalente romano es el “Fauno”.
  5. 5. La Hidra de Lerna Era un monstruo acuático con forma de serpiente que tenia, según la mitología, mas de mil cabezas y un aliento venenoso que te volteaba. Habitaba el lago de Lerna y era hija de Tifón y la Equidna .La mato el gran Hércules en uno de sus doce trabajos con la ayuda de su sobrino que se encargo de quemar los muñones de las cabezas que Hércules iba cortando para que no volvieran a surgir.
  6. 6. Medusa En la mitología griega, la hija monstruosa de Forcis, dios del mar, y de Ceto, su esposa. Era una criatura terrorífica, cubierta de escamas doradas y con serpientes en lugar de cabellos. Tenían un rostro redondo y horrible; la nariz, aplastada; dientes como colmillos y siempre llevaba la lengua fuera. Vivía en lo más lejano del océano occidental, temida por las gentes, ya que volvía de piedra a todo el que las miraban. Dos de las górgonas (hermanas de medusa), Esteno y Euríale, eran inmortales, mientras que Medusa era mortal. El héroe Perseo, joven galante pero insensato, se ofreció a matarla y volver con su cabeza, lo que hizo con la ayuda de Hermes y Atenea. De la sangre de Medusa surgió Pegaso, el caballo alado engendrado por Poseidón; y Crisor, un gigante.
  7. 7. Harpías Las harpías eran genios maléficos, hijas de Taumante y Electra y hermanas de Iris. El nombre como el mismo indica quiere decir raptores. Se habla de ellas como fuerzas de la naturaleza, vientos fuertes que son capaces de arrastrar a cualquier ser humano, hasta las mansiones subterráneas. A las Harpías se les define como aves con cabeza de mujer, dedicadas a raptar niños, muy pronto se relacionaron con aliento, espíritu, alma, a partir de ese momento se les identifican con las almas de lo muertos que se dedican a raptar las de los vivos, en otras épocas se dirán de ellas que son seres devastadores, que tienen su morada en las islas Estrofades.
  8. 8. Pegaso En la mitología griega Pegaso era un caballo alado. Pegaso nació de la sangre derramada por Medusa cuando Perseo le cortó la cabeza. Es totalmente blanco y tiene dos alas que le permiten volar. Una característica de su vuelo es que cuando lo realiza, mueve las patas como si en realidad estuviera corriendo por el aire.
  9. 9. La esfinge Se cuenta que ésta fue de pecho y cara de mujer y tuvo patas y cola de león y alas de ave. Pero Clearco escribió que tenía cabeza y manos de doncella, voz humana, cola de serpiente, garras de león, alas de ave. Esta Esfinge, proponía a cada hombre que pasaba por allí enigmas muy oscuros que había aprendido de las Musas; y cualquiera que no pudiera resolverlos era despedazado por las garras de la Esfinge. Había sido determinado por un oráculo que habría de morir la Esfinge en el momento en que alguien hubiera resuelto el enigma propuesto. La Esfinge solía despedazar con mucha facilidad a los hombres vencidos, puesto que tenía la parte delantera de su cuerpo de león, las garras de grifo y nadie podía escapar de ella, ya que tenía alas de águila y volaba muy rápidamente hasta ellos, aunque tenía la parte posterior de su cuerpo de hombre.
  10. 10. Los centauros Son una raza de criaturas legendarias de la mitología griega, mitad hombre y mitad caballo, a los que en general se describe como seres con cuerpo y patas de caballo unidos al torso y la cabeza de un hombre. La mayoría de los escritores griegos consideraban que los centauros eran seres incivilizados, vigorosos, siempre dispuestos a pelear y proclives a la ebriedad. En la boda de Pirito, rey de los lapitas, una banda de centauros se embriagó e intentó llevarse a la novia y todas las invitadas. En la batalla surgida por esta causa, un gran número de centauros perdió la vida.
  11. 11. Grifos El Grifo es una criatura mitológica, cuya parte superior es la de un águila gigante, con plumas doradas, afilado pico y poderosas garras. La parte inferior es la de un león, con pelaje amarillo, musculosas patas y cola. Algunos grifos se representan con orejas puntiagudas en la cabeza o plumas en la cola. De acuerdo a los mitos, es ocho veces más grande y fuerte que un león común y no es raro que se lleve a un jinete con su caballo, o a un par de bueyes, que entran en sus patas. Parece tener su origen en Oriente Próximo, pues se le encuentra en las pinturas y esculturas de los antiguos babilonios, asirios y persas. Una leyenda griega relata que el dios Apolo había ido a buscar grifos y había regresado a Grecia cabalgando sobre los lomos de uno de ellos. Estaban consagrados a Apolo y vigilaban sus tesoros para protegerlos de los Arimaspos. También custodiaban las cráteras de vino de Dioniso.
  12. 12. Los cíclopes Los cíclopes son seres de la mitología griega. Son descritos como gigantes con un solo ojo, más grande de lo habitual. Hay 2 clases de cíclopes: 1ª generación: fueron 3: Brontes, Estéropes y Arges. Forjaron el trueno, el rayo y el relámpago para el dios Zeus. Son cíclopes bondadoso, hijos de Urano (el cielo) y Gea (la tierra). También crearon el tridente de Poseidón, el arco de Artemisa y la capa invisible de Hades. 2ª generación: en esta generación se incluye a Polifemo y a sus compañeros. Polifemo es hijo de Poseidón. Molestaron a Odiseo (Ulises en latín) durante su viaje (narrado en la Odisea, obra del poeta Homero). Son malvados y comen hombres. Muchos se dedican a la ganadería.
  13. 13. Ave Fénix Se dice que en el Edén originario, debajo del Árbol del Bien y del Mal, floreció un arbusto de rosas. Allí, junto a la primera rosa, nació un pájaro, de bello plumaje y un canto incomparable, y cuyos principios le convirtieron en el único ser que no quiso probar las frutas del Árbol. Cuando Adán y Eva fueron expulsados del Paraíso, cayó sobre el nido una chispa de la espada de fuego de un Querubín, y el pájaro ardió al instante. Pero, de las propias llamas, surgió una nueva ave, el Fénix, con un plumaje inigualable, alas de color escarlata y cuerpo dorado. Algunas fábulas lo sitúan posteriormente en Arabia, donde habitaba cerca de un pozo de aguas frescas y se bañaba todos los días entonando una melodía tan bella, que hacía que el Dios Sol detuviera su carro para escucharle. La inmortalidad, fue el premio a su fidelidad al precepto divino, junto a otras cualidades como el conocimiento, la capacidad curativa de sus lágrimas, o su increíble fuerza. A lo largo sus múltiples vidas, su misión es transmitir el saber que atesora desde su origen al pie del Árbol del Bien y del Mal, y servir de inspiración en sus trabajos a los buscadores del conocimiento, tanto artistas como científicos. El mito del Ave Fénix se extendió ampliamente entre los griegos, que le dieron el nombre de Phoenicoperus (que significa alas rojas), apelativo que se extendió por toda la Europa romana. Los primeros cristianos, influidos por los cultos helénicos, hicieron de esta singular criatura un símbolo viviente de la inmortalidad y de la resurrección. En la mitología del antiguo Egipto, el Ave Fénix representaba al Sol, que muere por la noche y renace por la mañana.
  14. 14. Quetzalcóatl La figura mítica del pájaro serpiente nos pone en contacto con el mundo oculto y simbólico de México, abriendo una puerta que conduce al orbe secreto y mitológico de los antiguos aztecas: las ondulaciones y anillos de la piel de la serpiente simbolizan la ligereza y sinuosidad del agua de los ríos mexicanos. El humo desenvuelto en la quietud de los páramos, las trombas fluviales o el polvo infernal del Dios del mal, el Dios Tezcatlipoca, opuesto de Quetzalcóatl. Quetzalcóatl, el Dragón del Cielo, era así considerado como una representación de la naturaleza en sentido amplio, del cambio y del movimiento del Universo. El pájaro quetzal, por el color verde esmeralda de su plumaje, su pico ganchudo y su cresta peculiar es, unido a la serpiente cascabel, el modelo preferido de la figura de Quetzalcóatl, que representa el sonido del trueno, cuyas plumas son la lluvia y el llanto del pueblo azteca, y sus garras afiladas, la furia de los guerreros mexicanos.
  15. 15. Minotauro En la mitología griega, el Minotauro , era un monstruo con cuerpo de hombre y cabeza de toro. El minotauro era hijo de Pasifae, esposa del rey Minos de Creta y de un toro blanco enviado por Posidón, dios del mar. Minos había ofendido gravemente a Posidón quien como venganza hizo que Pasifae se enamorase del animal. Fruto de dicha unión nació el Minotauro, un ser violento, mitad hombre, mitad toro, que se alimentaba de carne humana. Para esconder su vergüenza y proteger a su pueblo, el rey Minos rogó al inventor Dédalo que le construyera un laberinto del que el monstruo nunca pudiera salir. Cada nueve años, a fin de apaciguarlo, Minos le ofrecía la bestia, siete mujeres y siete jóvenes que imponía como tributo a la ciudad de Atenas. En una ocasión, Teseo se ofreció voluntario como víctima, con la intención de matar alMinotauro Y liberar a Atenas de un cruel destino. Con la ayuda de Adriadna, la hija del rey, que se había Enamorado de él, logro su propósito: Adriadna le ofrece a Teseo un ovillo de hilo que le ha dado Dédalo, el arquitecto del laberinto. Habiendo atado uno de sus extremos en la entrada y siguiendo el hilo por los intrincados vericuetos del laberinto, Teseo puede, efectivamente encontrar la salida.

×