Catequesis sobre los sacramentos de iniciación

8,914 views

Published on

es una descripcion sobre cada sacramento con ejercicios al respecto

Published in: Spiritual
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
8,914
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
76
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Catequesis sobre los sacramentos de iniciación

  1. 1. CATEQUESIS SOBRE LOS SACRAMENTOS DE INICIACIÓN<br />PRESENTADO POR : MARÍA GUADALUPE GARCÍA<br /> IVÁN BONILLA C<br />
  2. 2. Etapas de la vida humana<br />Se pregunta a las personas . ¿ Cuáles son las etapas de la vida humana?<br />Luego se les da un papel bond para que dibujen las diferentes etapas de la vida humana en grupos de dos. Luego se hace una socialización por grupo.<br />
  3. 3. Etapas de la vida cristiana<br />Asimismo, desde los inicios de la vida de la Iglesia, para llegar a ser cristiano también se sigue un proceso, un camino y una iniciación que consta de varias etapas: el anuncio gozoso del Evangelio; la acogida del Evangelio que nos lleva a la conversión; la profesión de fe; el Bautismo, puerta de entrada a los demás sacramentos; la efusión del Espíritu Santo en la Confirmación; y la participación en el sacramento de la Eucaristía. <br />
  4. 4. Sacramentos de iniciación<br />Mediante los sacramentos de la iniciación cristiana, el Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía, se ponen las bases de toda vida cristiana.<br />
  5. 5. Sacramento del bautismo<br />Dios, al crear al hombre, le concedió el don de la gracia santificante, elevándolo a la dignidad de hijo suyo y heredero del cielo. Al pecar Adán y Eva se rompió la amistad del hombre con Dios, perdiendo el alma la vida de la gracia. A partir de ese momento, todos los hombres con la sola excepción de la Bienaventurada Virgen María nacemos con el alma manchada por el pecado original.<br />La misericordia de Dios, sin embargo, es infinita: compadecido de nuestra triste situación, envió a su Hijo a la tierra para rescatarnos del pecado, devolvernos la amistad perdida y la vida de la gracia, haciéndonos nuevamente dignos de entrar en la gloria del cielo. Todo esto nos lo concede a través del sacramento del bautismo: Con El hemos sido sepultados por el bautismo, para participar en su muerte, de modo que así como El resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros vivamos una nueva vida"" (Rom. 6, 4). <br />
  6. 6. Sacramento del bautismo<br />El sacramento del Bautismo marca el inicio de toda vida sacramental (ver CIC 1213). En el Bautismo nacemos a una vida nueva (ver Jn 3, 5), somos purificados del pecado (ver He 2, 38), adquirimos en Cristo la condición de hijos de Dios (ver Rom 8, 15-16; Gál 4, 5-7), templos del Espíritu Santo (ver He 2, 38) y miembros vivos de la Iglesia.<br />
  7. 7. Sacramento del bautismo<br />
  8. 8. Sacramento del bautismo<br />LA FORMA:<br />La forma del bautismo son las palabras del que lo administra, las cuales acompañan y determinan la ablución. Esas palabras son: "Yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo". Esta fórmula expresa las cinco cosas esenciales:1o. La persona que bautiza (ministro): Yo2o. La persona bautizada (sujeto): te3o. La acción de bautizar, el lavado: bautizo4o. La unidad de la divina naturaleza: en el nombre (en singular; no "en los nombres", lo que sería erróneo)5o. La distinción de las tres Personas divinas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.<br />
  9. 9. Sacramento del bautismo<br />
  10. 10. Sacramento de la confirmación<br />Por el sacramento de la Confirmación los bautizados van avanzando por el camino de la iniciación cristiana, quedan enriquecidos con el don del Espíritu Santo y los une más estrechamente a la Iglesia, los fortalece e impulsa con mayor fuerza a que, de palabra y obra, sean testigos de Cristo y propaguen y defiendan la fe. <br />
  11. 11. Sacramento de la confirmación<br />EL ACEITE COMO SIGNO<br />Las unciones con el Santo Crisma después del Bautismo, en la Confirmación y en la Ordenación Sacerdotal son signos de consagración, como el sello de propiedad que se imprime en un documento.<br />Así el confirmado recibe la "marca" o el sello del Espíritu Santo: "Es Dios el que nos conforta juntamente con nosotros en Cristo y el que nos ungió y el que nos marcó con su sello y nos dio en arras el Espíritu en nuestros corazones" (2 Cor. 1,22).<br />
  12. 12. Sacramento de la confirmación<br />LOS EFECTOS DE LA CONFIRMACIÓN<br />NOS HACE "SOLDADOS" DE CRISTO<br />La vida del hombre sobre la tierra es un continuo combate contra los enemigos de su alma, que como nos enseña la Iglesia, son el mundo, el demonio y nuestras propias concupiscencias. Este combate da comienzo apenas el niño va teniendo uso de razón y no termina sino con la muerte. Job dice en la Biblia, que "la vida es una milicia".<br />Para sostener la lucha en contra de enemigos tan poderosos como tenaces, necesitamos auxilios especiales que precisamente nos proporciona la Gracia de este Sacramento. Pública y solemnemente, ante el Obispo, somos alistados en el ejército del Señor para luchar por el bien de nuestras almas, por la extensión del Reino de Dios, por el bien de las almas, por la gloria de Dios.<br />La Confirmación imprime en el alma ese carácter indeleble (por eso este Sacramento no se repite) de testigo de Cristo y da la fuerza necesaria para confesar la Fe sin temor ante los respetos humanos y defenderla, si es necesario, con la ofrenda de la vida.<br /> <br />
  13. 13. Sacramento de la eucaristía<br />La Eucaristía es el tercer sacramento de la iniciación cristiana, y su culmen.<br />El sacramento de la Eucaristía es el memorial del sacrificio de Cristo en la cruz y el banquete sagrado de la comunión en el cuerpo y en la sangre del Señor. La celebración del banquete Eucarístico está totalmente orientada hacia la unión íntima de los fieles con Cristo. Es el pan que nutre nuestra fe y nos abre a los demás preocupándonos por su bien, estimulándonos a la fraternidad.<br />
  14. 14. Sacramento de la eucaristía<br />Signos sacrificialesEn el sacrificio de la misa todo es signo sacrificial. En efecto, las especies consagradas son un signo objetivo que significa el cuerpo y la sangre sacrificados de Cristo. La ofrenda del sacrificio de la cruz está presente bajo las especies de pan y vino. El sacerdocio ministerial de Cristo ejerce su eficacia en el servicio del sacerdote. La vida, milicia, de los cristianos, los sufrimientos de los fieles que son su cuerpo, aunque entran en el mundo de la experiencia, constituyen el signo de los padecimientos de Cristo, del Señor ya glorificado. Así es como el sacrificio de la misa se convierte en "sacrificio de la Iglesia", de los cristianos, como afirmamos al invitar a los fieles a orar sobre las ofrendas: "En el momento de celebrar el sacrificio de la Iglesia". Y así es como el sacrificio de la de la misa actualiza en este mundo el sacrificio de la cruz. El consacrificar de la Iglesia en el sacrificio de la misa no sólo es de tipo personal-espiritual, sino que afecta a todos los hombres, como pecadores necesitados del sacrificio redentor de Cristo. <br />
  15. 15. Sacramento de la eucaristía<br />La participación en la naturaleza divina, que los hombres reciben como don mediante la gracia de Cristo, tiene cierta analogía con el origen, el crecimiento y el sustento de la vida natural. En efecto, los fieles renacidos en el Bautismo se fortalecen con el sacramento de la Confirmación y finalmente, son alimentados en la Eucaristía con el manjar de la vida eterna, y, así por medio de estos sacramentos de la iniciación cristiana, reciben cada vez con más abundancia los tesoros de la vida divina y avanzan hacia la perfección de la caridad.<br />
  16. 16. Sacramentos de iniciación<br />Los sacramentos del Bautismo y de la Confirmación confieren, además de la gracia, un carácter sacramental o "sello" espiritual indeleble y que permanece para siempre en el cristiano como disposición positiva para la gracia, como promesa y garantía de la protección divina y como vocación al culto divino y al servicio de la Iglesia. Por eso estos sacramentos se reciben una sola vez en la vida .<br />De esta manera podemos comprender la íntima relación que existe entre el Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía, y el por qué se les llama sacramentos de iniciación cristiana.<br />

×