Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

11A LAURA CAMILA GAMBOA MORA

182 views

Published on

Internet y el periodismo electronico

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

11A LAURA CAMILA GAMBOA MORA

  1. 1. INTERNET Y EL PERIODISMO ELECTRONICO
  2. 2. ORIGEN DEL INTERNET ◦ .- Internet como nuevo medio de comunicación ◦ En el primer número de la revista Web, especializada en Internet, Luis Foix, Director adjunto de La Vanguardia y miembro del Consejo Editorial de dicha revista afirmaba que "el fenómeno Internet no es más que la punta del iceberg, es el paradigma de la sociedad digital. Internet es un nuevo medio de comunicación. Primero fue la prensa, luego la radio, después la televisión. Ahora asistimos al nacimiento de un nuevo soporte para la información, que será la materia prima más valiosa del siglo XXI. Son las redes de telecomunicaciones, que forman un nuevo espacio cultural y social. También es un nuevo territorio para la comunicación y el periodismo". ◦ Es muy cierto que las redes telemáticas suponen la aparición de un nuevo medio de comunicación, que abre un nuevo espacio para el periodismo. Sin embargo, Ias redes de telecomunicaciones no sólo son un medio de comunicación. También cabe ver en ellas un nuevo medio de producción, que se irá mostrando cada vez más claramente conforme se desarrolle el teletrabajo. Además, suponen una nueva forma de memoria, debido a que interacciones sociales que anteriormente no dejaban rastro duradero quedan ahora archivadas en los discos duros de los ordenadores. Por último, aunque cabe hablar metafóricamente del "territorio Internet", lo cierto es que las redes telemáticas rompen estrictamente con la noción clásica de territorio. Por todo ello, conviene analizar cuidadosamente la estructura de Internet, así como el nuevo espacio social que la red viene a crear, antes de afrontar el problema del periodismo electrónico. ◦ Marshall McLuhan afirmó en su Galaxia Gutenberg que todo nuevo medio trata, en una primera instancia, de integrar a los medios precedentes y referirse a ellos. Esto resulta muy claro en el caso de Internet, puesto que tanto la prensa como la radio y la televisión van emplazándose en la red y abriendo sus respectivas sedes telemáticas. Sin embargo, Internet posee una estructura interna muy distinta a la de los medios de comunicación precedentes, derivada en parte de su origen, y en parte de su evolución ulterior. ◦ Como es sabido, Internet procede de Arpanet, que fue creada en los EEUU para poder mantener interconectados los centros de decisión más importantes en el plano político, militar y científico en caso de un holocausto nuclear. Tras la separación de Milnet, fue constituyéndose la actual Internet, manteniendo su estructura descentralizada inicial, e integrando sucesivamente a las diversas redes que habían sido creadas en base a otro esquema, tanto por países concretos como por grandes empresas.
  3. 3. TELEPOLISIS ◦ .- Telépolis, Ia ciudad global ◦ He propuesto llamar Telépolis (la ciudad global, la ciudad a distancia) a una nueva forma de interacción social que ha ido apareciendo a finales del siglo XX y tiende a expandirse por todo el planeta. No es sólo una sociedad de la información: estamos ante una transformación de mayor entidad. El avance de esta nueva forma social está modificando profundamente componentes básicas de la vida social, como la producción, el trabajo, el comercio, el dinero, la escritura, la identidad personal, la noción de territorio y la memoria, por no mencionar la política, la ciencia, la información y las comunicaciones, ya que esto resulta obvio. Sobre todo, está cambiando la estructura económica y cultural del planeta, rompiendo los límites territoriales de las ciudades y de los Estados clásicos y tendiendo a generar una nueva forma de interacción global a la que conviene pensar, por muchos motivos, en términos de ciudad, a pesar de que todavía no lo sea. Al hablar de una ciudad global estoy proponiendo que los múltiples cambios que las tecnologías de las telecomunicaciones están induciendo en el mundo sean pensados como otros tantos pasos para construir una ciudad planetaria, y no una nación ni un Estado mundial. En el caso de Internet, parece claro que la metáfora ciudadana comienza a tener gran aceptación, como muestran algunas publicaciones recientes. Algunas iniciativas en la red confirman esta tendencia a pensar Internet en términos urbanos: en 1996 se ha organizado la Primera Exposición Mundial Internet'96, uno de cuyos objetivos es la construcción del Parqúe Central de Internet. Tal y como he tratado de mostrar en otro sitio, es preferible pensar en términos de paseo que en términos de navegación porlnternet, sin perjuicio de que esta última metáfora sea muy bella y siga siendo muy utilizada por los usuarios de la red. ◦ El nombre "Telépolis" viene a marcar la oposición entre las formas clásicas de organización social (familias, etnias, pueblos, ciudades, naciones, Estados, etc.), basadas en la territorialidad, la vecindad y la proximidad entre los seres humanos, y la nueva ciudad, donde las interrelaciones humanas se producen a distancia. Por oposición a los Estados, que están determinados por el territorio en el que ejercen su jurisdicción, Telépolis es una ciudad desterritorializada, que desborda las fronteras geográficas y políticas. Su estructura topológica básica no es el recinto con interior, frontera y exterior, sino la red de interconexiones que vincula puntos geográficamente dispersos, pero unidos por la tecnología. Esta nueva ciudad se superpone a los pueblos, ciudades y metrópolis, sin destruirlos físicamente. Sin embargo, el futuro de las formas clásicas de convivencia entre los seres humanos depende cada vez más de su mejor o peor adecuación a la nueva forma de interacción social. ◦ Telépolis está en fase de construcción, pero puede ser imaginada de la manera siguiente. Consideremos la superficie del planeta como la bóveda de la ciudad. Dicha bóveda se apoya, a través de estratos y redes iterativamente imbricadas, en unos cimientos artificiales, que no están asentados en la tierra, sino literalmente en el aire: son los grandes satélites de comunicaciones que enlazan a los demás satélites entre sí. A partir de estos cimientos, y en función de las órbitas respectivas, se llega a los satélites que emiten o captan señales digitalizadas: los hay militares, científicos, económicos, meteorológicos o civiles en general. Dichos satélites envían sus señales a las grandes antenas parabólicas, que compondrían un tercer estrato de la "arquitectura" de Telépolis. Enviadas esas señales desde las parabólicas a las grandes torres de comunicaciones o grandes servidores de las redes telemáticas, éstas las distribuyen por doquier, sea por ondas hertzianas, mediante

×