Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
LOS MAGNIFICOS ASTRONAUTAS
             PEDRO Y ANTONIO


E       rase una vez un dos jóvenes chicos que querían ser astro...
Historias inventadas
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Historias inventadas

39,108 views

Published on

Estea es una pequeña historia sobre dos niños malos estudiantes que al final.......os invito a leerla!!

  • Login to see the comments

Historias inventadas

  1. 1. LOS MAGNIFICOS ASTRONAUTAS PEDRO Y ANTONIO E rase una vez un dos jóvenes chicos que querían ser astronautas, sus padres querían que estudiaran porque si no iban a suspender y pasarían malas vacaciones. Ellos pasaban de todo y seguían sin estudiar. Cuando llegaron las vacaciones de verano a los dos le quedaron dos asignaturas; sus padres le castigaron sin jugar. Eso supuso tenerlos todo el día pegados a ellos como llaveros, lo cual no hacía demasiada gracia a sus padres. Al curso siguiente las notas vinieron mucho mejor, a ninguno le quedo nada en el primer trimestre. Así que su madre se puso muy contenta y les dijo que los dejaría jugar y salir con los amigos todos los fines de semana, siempre y cuando terminasen los deberes bien y las notas de la semana fuesen buenas. Ellos se pusieron muy contentos y todos los días estudiaban, trabajaban y se portaban maravillosamente bien en casa. Las siguientes notas vinieron también muy bien y su madre les quito el castigo, pero puso tres condiciones: que estudiaran a diario, que terminaran los deberes y que estudiaran una carrera universitaria. Pablo, que era el mayor, no puso alguna que otra objeción, pero aceptó. Su hermano Antonio rápidamente pensó en lo que sería de mayor y en como tenía que conseguirlo. A partir de entonces ambos hermanos estudiaban, salían al patio a jugar y nunca más tuvieron problemas en el colegio, ni en el instituto. Se lo pasaron bien siempre, pero teniendo en cuenta lo que habían prometido a sus padres. Cuando se hicieron mayores se sacaron la carrera de ingeniería aeronáutica y fabricaron cohetes y ambos se embarcaron en una expedición a la luna. Finalmente se dieron cuenta que cuanta razón tenían sus padres al exigirles que estudiaran. Hoy no cambiarían por nada todo lo conseguido y son muy felices.

×