Enfermedades infectocontagiosas.

1,362 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,362
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
63
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Enfermedades infectocontagiosas.

  1. 1. UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR FACULTAD MULTIDISCIPLINARIA PARACENTRAL DEPARTAMENTO DE CIENCIAS AGRONOMICAS MATERIA: SANIDAD ANIMAL ALUMNOS: BR. GERARDO ARCENIO ALFARO GOMEZ BR. DEYSI DEL CARMEN MURILLO DURAN. PROFESOR: DR. PEDRO PEREZ. INGENIERIA AGROINDUSTRIAL CICLO 2/2013.
  2. 2. TEMA: ENFERMEDADES INFECTOCONTAGIOSAS. 1. ENFERMEDADES BACTERIANAS. 1.1. ÁNTRAX. Etiología: Es una enfermedad febril, aguda infecciosa causada por el Bacillus anthracis. Síntomas: La enfermedad puede presentarse en forma peraguda, apoplética o fulminante (rayo) con apoplejía cerebral, movimientos convulsivos y muerte en 1 a 2 horas. La forma aguda y subaguda más corriente producen fiebre, depresión, angustia respiratoria, tambaleo, convulsión y muerte. En las hembras se disminuye la producción láctea y se produce aborto. Tratamiento y control: Penicilina, estreptomicina, tratamiento soporte. El ántrax bovino puede ser controlado por medio de la vacunación anual oportuna. 1.2. LEPTOSPIROSIS. Etiología: Enfermedad contagiosa de los animales y del hombre causada con infección de varios microorganismos leptospirales que se agrupan en varios serotipos. Después de la infección aguda, las leptospiras se localizan en los riñones u órganos reproductivos y son excretadas en la orina, algunas veces en número elevado, durante meses o años. La leptospirosis es una enfermedad transmitida por contacto de la piel o membranas mucosas (mucosa conjuntival, vaginal, y heridas cutáneas) con la orina de los animales enfermos, por el agua contaminada por la orina de roedores enfermos. Esta enfermedad es transmisible al hombre, por lo que hay que tomar las medidas necesarias. Síntomas: Los signos clínicos pueden ser graves, leves o inaparentes: fiebre, ictericia, hemoglobinuria, infertilidad, aborto (a la mitad o tercio de la final de la gestación) que puede ser seguido de retención de membranas fetales y consiguiente disminución de la fertilidad. En casos graves se produce inclusive la muerte del animal. Tratamiento y profilaxis: Estreptomicina, clortetraciclina u oxitetraciclina son eficaces cuando se administran inicialmente. En los rebaños lecheros, sólo los animales enfermos deben ser tratados con antibióticos, ya que se debe considerar la pérdida de leche para la venta después del tratamiento.
  3. 3. Se debe vacunar a los animales anualmente para evitar los abortos y muertes por infección. Se debe hacer en control de ratas y vacunación a los animales de reemplazo. 1.3. MASTITIS. Etiología: Inflamación de la glándula mamaria debido a infección por patógenos bacterianos. Los factores que predisponen a la infección dentro de la glándula son: poca higiene en el ordeño, área de ordeño contaminada, heridas en las tetillas. El Staphylococcus aureus es actualmente la causa más importante de mastitis en ganadería de leche ya que provoca mastitis aguda y crónica. Síntomas: Peraguda: Tumefacción, calor, dolor, secreción anormal, fiebre, debilidad y anorexia completa. Aguda: La fiebre, anorexia y depresión son leves o moderadas. Subaguda: No hay cambios sistémicos y los cambios en la glándula y su secreción son menos notables. Subclínica: La reacción inflamatoria dentro de la glándula se descubre solamente por medio de pruebas (ej. Pruebas de mastitis de California). Los cambios en la secreción pueden variar desde un producto levemente acuoso con algunas gotas, a uno muy acuoso o seroso con coágulos amarillos grandes. En caso de mastitis crónica severa, la glándula afectada pierde su capacidad productiva y puede atrofiarse. Tratamiento y profilaxis: Se debe usar el antibiótico apropiado de acuerdo al tipo de mastitis (mastitis estreptocócica, estafilocócica coliforme). La penicilina, clortetraciclina, oxitetraciclina, cefalosporina, cloxacilina son drogas de elección vía intramamaria. Para evitar la mastitis en un rebaño se debe tomar en cuenta lo siguiente:  Examinar el funcionamiento correcto de las máquinas ordeñadoras.  Observar y corregir la higiene en el ordeño.  Descubrir las vacas infectadas por PMC (paracoccidioidomicosis (hongo)).  Tratar infecciones clínicas cuando ocurren.  Hacer un buen tratamiento de secado. 1.4. BRUCELOSIS. Etiología: Se produce por Brucella sp. La enfermedad se transmite después de la copula. Síntomas: Hembras: los abortos se producen al final de la gestación con edema y necrosis de cotiledones (placentitis). Machos: Lesiones en epidídimo, túnica y testículos, deterioro de la calidad del semen. Es una enfermedad zoonosica. Control: Inmunización, mediante el uso de vacunas.
  4. 4. 1.5. SALMONELOSIS. Etiología: Causada por Salmonella typhimuriu. Las heces de los animales infectados pueden contaminar el forraje, el agua, la leche, carne fresca. El microorganismo puede vivir varios meses. Síntomas: En terneros la enfermedad es aguda con depresión notable, fiebre de 40.5°C a 41.5°C, diarrea acuosa severa y muerte en 24 a 48 horas. Tratamiento: Los antibióticos de amplio espectro (ampicilina, trimetoprim mas sulfadiacina) administrados por 7 días son eficaces en el tratamiento de salmonelosis de terneros. Es necesario administrar líquidos para corregir el desequilibrio ácidobásico. 1.6. PULLOROSIS. Etiología: Enfermedad altamente contagiosa provocada por una bacteria (Salmonella pullorun). Síntomas: Los pollitos tiemblan y se agrupan existe diarrea aguda blanca (ano pastoso), plumas erizadas y respiran con dificultad. En la mayor parte de las aves afectadas la muerte es rápida. La mortalidad puede volverse tan alta como el 505. Tratamiento y control: la perdida en pollitos y muertes pueden reducirse administrando furazolidona (100 g del fármaco por cada tonelada de alimento). El control se basa en pruebas de rutina de las bandadas reproductoras para asegurar la libertad de la infección. 2. ENFERMEDADES PARASITARIAS. 2.1. COCCIDIOSIS Etiología: Invasión aguda de la mucosa intestinal, causada por protozoarios de los géneros Eimeria, Isospora, Cystoisospora o Cryptosporidium, es una enfermedad grave en los bovinos. Síntomas: Se caracteriza por diarrea sanguinolenta, fiebre, inapetencia, pérdida de peso, deshidratación, y algunas veces la muerte. Tratamiento y profilaxis: Los animales enfermos deben aislarse y tratarse individualmente. Pueden usarse sulfonamidas. La administración profiláctica de decoquinato, amprolio y antibióticos ionóforos son eficaces en el ganado.
  5. 5. 2.2. TENIASIS. Etiología: Los conejos son huéspedes intermediarios de la tenia canina, Taena pisiformes. Síntomas: Asintomática. Tratamiento y control: No se realiza tratamiento pero se puede hacer un control impidiendo que los perros se acerquen a los lugares donde se almacena el alimento para los conejos; es también importante no alimentar a los perros con animales enfermos. 2.3. TRIQUINOSIS. Etiología: Enfermedad de gran importancia como problema de salud pública ya que el hombre se contamina a través del consumo de carne infectada insuficientemente cocida. El agente causal es el Trichinella spiralis (domestica). Síntomas: La mayoría de infecciones en animales domésticos y salvajes, no se diagnostican a simple vista. El examen microscópico de una muestra de biopsia muscular confirmará el diagnóstico. Control: El tratamiento es impráctico en los animales. Se debe evitar el consumo de carne contaminada con quistes de Trichinella. Se debe efectuar inspección en las carnes de cerdos en los mataderos, mediante el uso de triquinoscopia o método de digestión. Los productos de carne de cerdo deben ser procesados por medio del calor adecuado, congelación o curación para destruir las triquinas antes de la venta. 2.4. MOSCA DE LOS CUERNOS. La mosca de los cuernos (Haematobia irritans o Lyperosia irritans), también llamada mosca de la paleta o mosca paletera, es uno de los insectos más perjudiciales del ganado vacuno. Es más abundante en bovinos en pastoreo extensivo y de engorde que en lecheros. También ataca ocasionalmente a caballos y ovejas. Muy rara vez pica también al hombre. Las moscas de los cuernos adultas son pequeñas (3 a 5 mm) y pasan casi todo el tiempo sobre el hospedador, normalmente mirando hacia abajo. Sus lugares preferidos son el lomo, los flancos, la panza, y la base de los cuernos. Tanto las hembras como los machos chupan sangre intermitentemente durante las 24 horas del día. Se alejan del hospedador casi exclusivamente para poner huevos.
  6. 6. El máximo poblacional se da en primavera y verano. La duración de la temporada depende de las condiciones climáticas. Abundan especialmente con tiempo cálido y húmedo. El ciclo de vida en verano dura un promedio de 9 a 12 días. Las hembras adultas ponen huevos sobre excremento vacuno fresco. Una sola hembra pone unos 360 huevos durante su vida, que dura de 6 a 8 semanas. Las pupas de las últimas generaciones superan el invierno y producen la primera generación de moscas de la temporada siguiente. En una temporada pueden sucederse diez y más generaciones. Prevención y control de la mosca de los cuernos con productos químicos Las moscas de los cuernos susceptibles (es decir, no resistentes a mosquicidas) son relativamente fáciles de controlar usando alguno de los muchos insecticidas disponibles en la actualidad. Una de las razones es que permanecen todo el tiempo sobre el hospedador, de tal modo que, si éste es tratado con un producto químico, las moscas quedan expuestas al mismo durante un largo período de tiempo. No es este el caso de otras moscas (p.ej. las del establo, los tábanos, etc.) que permanecen sólo brevemente sobre el hospedador. Donde no hay aún resistencia, un gran número de baños de inmersión o aspersión a base de organofosforados, carbamatos o piretroides ofrecen un buen control y protegen contra la reinfestación durante algunas semanas. Pour-ons con piretroides, endectocidas o fipronil protegen durante varias semanas, y numerosas orejeras (caravanas, crotales) durante 3 y más meses. En lugares donde los productos con piretroides ya no trabajan, se puede obtener un buen control con orejeras (aretes, crotalos, caravanas)de organofosforados, que protegen contra la reinfestación por más de 3 meses. En muchos países estas orejeras también están autorizadas para uso en vacas lecheras. Los pour-ons a base de endectocidas o de fipronil también son eficaces contra las moscas resistentes y protegen por 4 y más semanas. Una alternativa al control de las moscas adultas es atacar a los estadios inmaduros en las boñigas del ganado. Los endectocidas inyectables tienen relativamente poco efecto sobre las infestaciones de moscas de los cuernos, sea contra las moscas adultas sobre el ganado, sea contra las larvas en las boñigas, pero en caso de infestaciones leves puede bastar para reducirlas por debajo del umbral de daño económico. En algunos países existen también bolos orales con inhibidores del desarrollo (p.ej. diflubenzurón, metopreno, etc.) con un efecto similar. También se usan para ello larvicidas para añadir al pienso o al agua (p. ej. con tetraclorvinfos), o incluidos en bloques minerales (p.ej. metopreno). No obstante, al aplicar el control larvario, moscas
  7. 7. adultas de propiedades vecinas pueden fácilmente reinfestar el hato. Por lo tanto, para ser eficaz, el control larvario debe ser aplicado por varios propietarios vecinos y cubrir una gran extensión. 3. ENFERMEDADES VÍRICAS. 3.1. ESTOMATITIS VESICULAR CONTAGIOSA. Etiología: Enfermedad viral del ganado vacuno producida por el virus del grupo rhabdovirus (virus de Nueva Jersey y el de Indiana). La estomatitis vesicular ocurre en forma epidémica en regiones templadas, probablemente difundida por insectos vectores y por el movimiento de los animales. Síntomas: Salivación excesiva, formación de vesículas elevadas en la mucosa de la boca, paladar, encías, fosas nasales y algunas veces en la piel de las patas; en ganado lechero ocurre lesiones en la ubre. Luego de la aparición de las vesículas se produce fiebre, es clínicamente indistinguible de la aftosa y del exantema vesicular. Se recomienda hacer diagnóstico diferencial de laboratorio. Tratamiento: Normalmente si no hay complicaciones, los animales se recuperan en dos semanas. No hay tratamiento específico. Se debe usar cicatrizante de aplicación local. 3.2. FIEBRE AFTOSA. Etiología: Enfermedad producida por un enterovirus de la familia Picornavirus, muy contagiosa en animales de pezuña hendida, domésticos y salvajes. La morbilidad y mortalidad son mayores en animales jóvenes. El virus de fiebre aftosa puede encontrarse en grandes cantidades en la leche de los animales infectados. Síntomas: Inicialmente los animales pueden presentar apatía, falta de apetito, fiebre y escalofríos, seguido de chasquidos de los labios, salivación y temblores de las patas. Los signos característicos de la fiebre aftosa son baboseo y vesículas en las fosas nasales, cavidad bucal y entre las uñas; después de la formación de vesículas hay salivación y cojera pronunciadas. Puede desarrollarse lesiones crónicas secundarias en las lesiones orales, nasales o podales. La deformación del casco puede resultar en cojera permanente; la afección de la glándula mamaria puede dar lugar a mastitis. Es común un mal estado general prolongado y falta de aumento de peso. Tratamiento y control: No se conoce una curación para la enfermedad, aunque el tratamiento puede aliviar los signos no impide que se difunda la infección. Se debe hacer un control riguroso, prohibiendo el ingreso de animales enfermos a zonas donde esta erradicada la enfermedad. La vacunación oportuna es el mejor método de control.
  8. 8. 3.3. CÓLERA PORCINO (FIEBRE PORCINA, FIEBRE PORCINA CLÁSICA). Etiología: Enfermedad viral altamente contagiosa del cerdo que causan alta morbilidad y mortalidad, siendo los animales adultos los menos afectados. Es causada por un pestivirus de la familia Togaviridae. Síntomas: Enfermedad puede ser aguda, crónica leve o clínicamente no evidente. En la forma aguda, los cerdos presentan letargo, anorexia y fiebre q se mantiene en 41ºC, seguida de hiperemia cutánea multifocal, conjuntivitis, estreñimiento pasajero y después diarrea y a veces vómito, disnea. Los signos nerviosos son ataxia, para paresas y convulsiones. Puede observarse cianosis ventral en las orejas y el hocico. En la forma crónica se presenta signos de apatía, apetito, caprichoso y depravado, pirexia y diarrea que persisten por más de un mes. Hay una fase de recuperación aparente, con recaída final y muerte como consecuencia, pueden presentarse perdida reproductivas por infección tras placentarias que influyen muerte fetal, reabsorción aborto, momificación o mortinatos, parición de lechones débiles y temblorosos. Las lecciones principalmente tienen que ver con unas petequias y equimosis muy difundidas en la piel, laringe, vejiga, juntura ileocecal, cerebro, pelvis y corteza renal dando lugar a lo que se conoce como ¨huevo de pavo¨. El infarto multifocal de borde de bazo es un hallazgo característico; hay ganglios linfáticos hemorrágicos y agrandados. Hay presencia de encefalitis. La infección tras placentaria puede producir, hipoplasia cerebral, microcefalia hipoplasia pulmonar. Tratamiento y control: La vacunación es el mecanismo para controlar la enfermedad hay sueros híper inmunes que ese tratamiento disponible y eficaz en las primeras etapas de la enfermedad. Para un control adecuado se aconseja la erradicación por sacrificio de todos los cerdos enfermosos y en contacto. Tratamiento: El mejor método de control es la separación y sacrificio de los animales afectados. Los antibióticos solo ofrecen una cura temporal. 3.4. NEWCASTLE. La enfermedad de Newcastle es una infección altamente contagiosa y con frecuencia severa que existe en todo el mundo y afecta a las aves, incluidas las aves de corral domésticas. Es causada por un virus de la familia de los paramyxovirus. La enfermedad aparece en tres formas: lento génica o leve, meso génica o moderada, y velo génica o muy virulenta, también llamada enfermedad exótica de Newcastle. Las cepas lento génicas están muy difundidas, pero causan pocos brotes.
  9. 9. BIBLIOGRAFIA Vadevet. 2002/2003. Centroamérica, Panamá y Republica Dominicana. Editado: Edifarm International Centroamericana Primera Edición. 694 Paginas.

×