Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Pub b 2001-3585

831 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Pub b 2001-3585

  1. 1. Capítulo Geografía y desarrollo en América LatinaPor mucho tiempo ha predominado en América La- Cada uno de estos fenómenos, y muchos mástina la noción errónea de que la geografía es inmuta- que surgirán a lo largo de este capítulo, son resultadoble, y por lo tanto no tiene por qué ser objeto de aten- de la geografía y de la forma en que, a través de lación de las políticas públicas. La relación entre el historia, las sociedades latinoamericanas se han rela-desarrollo y la geografía ha sido ignorada, cuando no cionado con ella. Más importante aún, los efectos ne-rechazada en forma explícita, bajo la presunción de gativos de estos fenómenos podrían reducirse, e inclu-que implica no sólo un determinismo fatalista, sino so evitarse, si se tuviera una mejor comprensión de laposiblemente cierto enfoque racista. No hay duda de influencia de la geografía y se aceptara que, aunqueque estas críticas pueden haber tenido algún funda- muchas condiciones geográficas como el clima o la lo-mento décadas atrás, cuando los estudios sobre la calización no pueden modificarse, su influencia puedegeografía física y humana se vieron muy influidos por ser controlada o encauzada conscientemente hacia losuna visión etnocentrista europea, pero carecen de objetivos del desarrollo económico, humano y social.validez en la actualidad. El impacto de la geografía sobre el desarrollo Paradójicamente, mientras que la geografía se deriva de la interacción entre las condiciones físicaspermanece en gran medida ignorada en los medios —tales como el clima, las características de las tierrasacadémicos y en las discusiones de política pública de o la topografía— y los patrones de asentamiento de laAmérica Latina, las inundaciones, los huracanes y los población en el territorio, o geografía humana. Esteterremotos causan enormes daños materiales y hu- capítulo tiene por objeto analizar los canales a travésmanos que podrían haberse evitado; miles de perso- de los cuales esos dos tipos de geografía —la física y lanas se ven afectadas todos los días por enfermedades humana— afectan las posibilidades del desarrollo eco-endémicas que carecen de cura o tratamiento; nume- nómico y social, y discutir el papel que pueden des-rosas familias campesinas padecen una vida escuálida empeñar las diversas políticas para obtener el mejorpor la escasa productividad de sus tierras y la falta de provecho de las condiciones geográficas. No es el pro-tecnologías adecuadas, y un sinnúmero de latino- pósito de este capítulo examinar las influencias queamericanos se hacina en ciudades que carecen de la operan en la dirección contraria, es decir del desarro-infraestructura básica de servicios y de medios de llo —o la falta de desarrollo— sobre la geografía. Estotransporte. no implica desconocer la posible influencia de la ero- Más aún, en diversas regiones de América La- sión, la contaminación o la sobreexplotación de lostina continúan sin la debida atención los problemas recursos naturales sobre la sostenibilidad ambientalde exclusión de las comunidades indígenas, los ne- y, por consiguiente, sobre las posibilidades mismas delgros y otras minorías raciales que por herencias his- desarrollo a largo plazo. Curiosamente, sin embargo,tóricas se encuentran localizados en áreas estos canales de influencia han sido objeto de mayorgeográficamente desaventajadas, donde el aislamien- atención académica y discusión pública que aquéllosto físico, económico y social tiende a reforzar las bre- en la dirección opuesta, que posiblemente sean máschas de desarrollo con el resto de la sociedad. inmediatos.
  2. 2. 132 Capítulo 3 La geografía física influye sobre las posibili- influencia de la geografía física y humana menciona-dades de desarrollo económico y social a través de tres dos en esta introducción: la productividad de la tie-canales básicos: la productividad de la tierra, las con- rra; las condiciones de salud; los desastres naturales;diciones de salud de las personas y la frecuencia y la el acceso a los mercados y la urbanización.intensidad de los desastres naturales. Naturalmente, Las últimas secciones cuantifican el impactoestos canales de influencia interactúan con los patro- de estos factores sobre el potencial de desarrollo denes de localización de la población y la composición y América Latina y luego se ocupan de las implicacionesdistribución espacial de las actividades productivas, de política en una diversidad de aspectos que van des-que en gran medida son resultado de procesos histó- de la investigación tecnológica hasta la descentraliza-ricos. Adicionalmente, los patrones de localización de ción de las políticas públicas, dejando claro que lasla población influyen en las posibilidades de desarro- variables geográficas deben incorporarse en formallo económico y social a través de dos canales: por un explícita en el análisis y la implementación de mu-lado, a través del acceso a los mercados, especialmen- chas, sino todas, las políticas públicas.te los internacionales, que son una fuente más ampliay dinámica de intercambio de bienes, tecnologías eideas que los mercados internos. Por otro lado, a tra- Las regiones geográficas de América Latinavés de la urbanización, que facilita la especializacióndel trabajo y permite generar economías de escala y Gran parte del territorio de América Latina se encuen-aprendizaje, aunque puede también involucrar costos tra ubicado en la zona tropical, pero sus característicasde congestión. geográficas presentan una gran variedad de climas y Estos canales de influencia pueden modificarse ecozonas, no todas típicas de las regiones tropicales.a través de una diversidad de políticas. La productivi- Las zonas climáticas pueden caracterizarsedad de la tierra y las condiciones de salud pueden alte- mediante el sistema de clasificación de Köeppen. Esterarse por desarrollos tecnológicos orientados a las ne- sistema de ecozonas es una de las clasificacionescesidades de los países y regiones, y mediante la climáticas más antiguas; se desarrolló hace un siglo,provisión de ciertos servicios básicos. El potencial pero es la más útil y la más difundida. La clasificacióndestructivo de los desastres naturales puede mitigarse de zonas representada en el Gráfico 3.1 depende decon estándares adecuados de construcción y localiza- los datos de temperatura, precipitaciones y elevación,ción de viviendas. El acceso a los mercados puede me- estos últimos según las modificaciones de Geiger1. Lasjorarse mediante inversiones en vías de transporte. Las principales ecozonas de América Latina son tropical,economías de aglomeración urbana pueden aprove- seca, templada y de alta elevación. Las ecozonascharse mejor si las ciudades cuentan con la infraes- permiten identificar las diferencias geográficas mástructura de servicios, los incentivos y las instituciones importantes dentro de una región: templadas yde administración pública adecuadas. Estas y otras tropicales, tierras altas y tierras bajas en los trópicos,políticas se pueden identificar y formular para aprove- y secas y templadas fuera de los trópicos.char las posibilidades de la geografía, siempre que se Además del clima, muchos otros factores geo-reconozca la importancia de los distintos canales a tra- gráficos han influido en la actividad económica y envés de los cuales la geografía física y humana influye la distribución de la población de la región. Las zonassobre el potencial de desarrollo económico y social. costeras son diferentes de las tierras interiores; la fron- La primera sección de este capítulo es una tera con el gran mercado norteamericano ha hechobreve introducción a los rasgos más destacados de la que el norte de México sea diferente del resto del país,geografía de América Latina y su relación con los y el acceso marítimo directo a Europa ha marcadoindicadores actuales de desarrollo. La segunda sec- una diferencia histórica entre las costas del Caribe yción contiene una selección de hechos históricos que del Atlántico y las costas del Pacífico. La ecozonas dedemuestran la profunda y persistente influencia de la Köeppen y estos sencillos patrones constituyen la basegeografía en la conformación de las sociedades lati- de siete grandes zonas geográficas en la región: Fron-noamericanas. En las cinco secciones siguientes seanaliza la importancia de cada uno de los canales de 1 Véase Strahler y Strahler (1992), pp. 155-160.
  3. 3. Geografía y desarrollo en América Latina 133Gráfico 3.1 Ecozonas de Köeppen-Geiger Gráfico 3.2 Zonas geográficas de América Latina 30N Trópico de Cáncer 20N 10N Ecuador Zona tropical húmeda 10S Zona tropical de Monzón Zona tropical, invierno seco 20S Estepa Trópico de Capricornio Desierto Zona húmeda templada 30S Zona templada, verano seco Zona templada, invierno seco Amazonia 40S Zonas bajas/Litoral atlántico Polar Frontera Zona de alta montaña Cono Sur, zona seca de montaña 50S Zonas bajas/Litoral pacífico Cono Sur, zona templada Zona tropical altaFuente: Strahler y Strahler (1992). Fuente: Strahler y Strahler (1992).tera, Tierras Altas Tropicales, Tierras Bajas de la Costa centros de importante actividad económica y altos in-del Pacífico, Tierras Bajas de la Costa Atlántica, gresos. La pobreza de esta zona pone de relieve el de-Amazonia, Tierras Altas y Cono Sur Seco, y Cono safío de la persistencia histórica de las poblaciones queSur Templado (Gráfico 3.2). viven en zonas con desventajas geográficas. Si la po- blación no se traslada a regiones con una geografía másZonas geográficas diferentes, ventajosa y no puede superar las barreras geográficas,resultados económicos diferentes las concentraciones de pobreza persistirán. Las zonas de tierras bajas de las costas delLa zona de frontera presenta el clima árido o templa- Pacífico y el Atlántico son tropicales, con algunas pe-do del norte de México, próximo a Estados Unidos. queñas ecozonas secas. La costa del Pacífico presentaSu población es de baja densidad (véase el Gráfico 3.3), la mayor densidad de población de las siete zonas geo-el PIB per cápita es más alto que en el resto de México gráficas. La población de la costa Atlántica tambiény de América Latina (véase el Gráfico 3.4) y allí se en- es densa, aunque en menor grado que en el Pacífico.cuentra la mayoría de las maquiladoras mexicanas de- El PIB per cápita en estas dos zonas costeras es casibido a su cercanía al mercado estadounidense. un 20% más alto que en la zona adyacente de tierras Las tierras altas tropicales comprenden las re- altas, con concentraciones de población similarmentegiones altas de América Central y de los países andinos elevadas. Las zonas costeras tienen un excelente ac-al norte del trópico de Capricornio. A pesar de lo difí- ceso al mar y al comercio internacional, pero tienencil que resulta llegar a la costa, la densidad de pobla- que enfrentar el peligro de las enfermedades y losción de esta zona es muy alta y es el hogar de la mayo- desafíos agrícolas de un ambiente tropical.ría de las poblaciones indígenas de América Latina. Su La región de la Amazonia en comparaciónPIB per cápita es el más bajo del continente. Los nive- con el resto de las zonas geográficas, todavía está muyles de ingreso promedio son bajos, a pesar de que en despoblada, a pesar de los movimientos migratoriosesta zona están la ciudad de México y Bogotá, que son de las últimas décadas, con sus concomitantes conse-
  4. 4. 134 Capítulo 3 Gráfico 3.3 Densidad poblacional Gráfico 3.4 PIB regional per cápita PIB per cápita 1995 1.000 – 2.500 2.500 – 4.000 Población (personas por km. cuadrado) 4.000 – 5.500 0–2 2 – 10 5.500 – 7.000 11 – 30 7.000 – 9.500 30 – 100 9.500 – 15.000 101 – 30.000 15.000 – 27.000Fuente: Tobler, et. al. (1995). Fuentes: Summers y Heston (1994); Azzoni, et al. (1999); Torero (1999); Esquivel (1999); Morales, et al. (1999); Núñez (1999); y Urquiola (1999).cuencias ambientales. Aunque resulte sorprendente, dad de población del Cono Sur templado son algoel PIB per cápita es más alto en la Amazonia que en más bajos de lo que cabría esperar debido a la inclu-las zonas costeras y en las tierras altas adyacentes. Ello sión de ecozonas templadas en Paraguay y Bolivia.se debe a dos factores: el equilibrio migratorio y las Si se observan los niveles de ingreso prome-importantes fuentes de rentas de algunas de esas zo- dio y las densidades de población de las zonas geo-nas. Los colonos están dispuestos a trasladarse al di- gráficas en el Cuadro 3.1, las cuatro zonas tropicalesfícil ambiente del Amazonas si creen que las oportu- muestran los niveles más bajos de PIB per cápita, agru-nidades de ingreso van a ser mejores allí que en el pados alrededor de los US$5.000, exceptuando a laslugar que abandonan. Los emigrantes a estas zonas tierras altas que se encuentran en US$4.343. Las tresson generalmente hombres en edad productiva y sin regiones templadas del Cono Sur y el norte de Méxi-dependientes, lo que se traduce en un ingreso prome- co tienen un ingreso mucho más alto, promediandodio per cápita más alto. Un segundo factor es que la entre los US$7.500 y los US$10.000. Las densidadesmayor parte del PIB de la región proviene de la renta de población obedecen a un patrón muy distinto: den-de recursos naturales de la minería y las grandes plan- sidades muy bajas en las zonas áridas del Cono Sur ytaciones, generalmente propiedad de inversionistas que de la frontera de México, intermedias en el Cono Surno viven en la selva, de manera que el PIB per cápita templado y altas en las zonas tropicales de la costa yprobablemente sea más alto que el nivel de ingreso de las tierras altas. El producto del PIB per cápita y lapromedio per cápita de las unidades familiares. densidad de población es la densidad de la produc- Las dos zonas del Cono Sur registran altos ción económica por superficie de tierra. De acuerdoingresos, como la zona fronteriza del extremo norte. con esta métrica, las tres zonas tropicales densamen-El Cono Sur templado tiene una densidad de pobla- te pobladas tienen una alta densidad de PIB por tie-ción sustancial, mientras que en el Cono Sur seco y rra, igual que el Cono Sur templado. En la región dede tierras altas la densidad es apenas más alta que en la frontera mexicana es intermedia y en el Cono Surla Amazonia. El PIB per cápita promedio y la densi- árido y en la Amazonia es muy baja. Aunque las den-
  5. 5. Geografía y desarrollo en América Latina 135 Cuadro 3.1 Características de las zonas geográficas de América Latina Densidad Densidad poblacional del PIB Area Población PIB per cápita (personas/ (US$1.000/ (milliones a 100 kms Zona geográfica (US$ de1995) km2) km2) kms2) de la costa (%) Zonas tropicales altas 4.343 52 226 1,9 11 Costa del Pacífico 4.950 61 302 0,8 95 Costa del Atlántico 5.216 46 240 2,2 83 Amazonia 5.246 6 31 9 1 Zona templada Cono Sur 7.552 35 264 3,2 31 Frontera México – Estados Unidos 7.861 17 134 1,1 30 Zonas altas y secas Cono Sur 9.712 7 68 2,2 16Fuente: cálculos de los autores basados en los datos de los gráficos 3.2, 3.3 y 3.4.sidades del PIB son similares entre estos grupos de permanentemente en las Américas hasta hace un pe-zonas tropicales y templadas, las regiones templadas ríodo relativamente reciente, quizá unos 11.000 añosmuestran un PIB per cápita más elevado con una me- A.C2. Los primeros pobladores fueron probablementenor densidad de población, mientras que las regiones grupos nómadas que cruzaron el frío estrecho detropicales enfrentan la combinación contraria. Bering, de manera que llevaron pocas enfermedades En algunos países de la región también se re- del Viejo Mundo desde Asia del Norte, en particulargistra la misma diversidad de las condiciones geográ- ninguna enfermedad epidémica como la viruela, elficas generales de América Latina. Mientras que Uru- sarampión y la fiebre tifoidea, y ninguna enfermedadguay y Costa Rica son muy homogéneas, debido a que tropical. Cuando Cristóbal Colón llegó a América,la mayor parte de su territorio se encuentra mayor- seguido por otros conquistadores y exploradores, elmente en una ecozona, países como Bolivia, Brasil, efecto de las enfermedades del Viejo Mundo resultóEcuador, Colombia o Perú presentan una asombrosa catastrófico para las poblaciones indígenas del Nuevodiversidad geográfica. Muy pocos países del mundo Mundo, acabando en algunos casos con tribus enterasofrecen tantas zonas climáticas y paisajes como éstos. sin necesidad de disparar un solo tiro3. Las victoriasPerú, por ejemplo, tiene un total de 84 de las 104 re- de Cortés sobre los aztecas y de Pizarro sobre los incasgiones ecológicas del mundo (de acuerdo con una cla- a pesar de las enormes diferencias numéricas a favorsificación) y 28 climas diferentes. La diversidad geo- de los indígenas son en buena parte atribuibles a lagráfica de algunos países latinoamericanos ha viruela y no solamente a las armas y a los caballosconducido a severos patrones de fragmentación geo- españoles. Los emperadores inca y azteca y altosgráfica que se reflejan en los patrones de asentamien- porcentajes de la población fueron diezmados por lato humano, a veces con consecuencias políticas fu- viruela antes de que comenzaran las batallas contranestas, como veremos en el capítulo 4 de este informe. los españoles. En 1618, la población de México, que rondaba los 20 millones de habitantes, se había reducido a 1,6 millones4. Según McNeill: “las pro-Historia 2 Diamond (1997), p. 49. Sin embargo, la llegada del hombre a lasEl alejamiento y el aislamiento geográfico de las Amé- Américas podría haberse producido ya en el año 25.000 A.C. aunquericas desempeñó un papel central en la devastación estas estimaciones han sido muy debatidas.de su población indígena en el momento del primer 3 Crosby documenta muchos ejemplos escalofriantes (1972, 1986).contacto con los europeos. El hombre no se asentó 4 Diamond (1997), p. 210.
  6. 6. 136 Capítulo 3porciones de 20:1 o incluso de 25:1 entre las pobla- el consumo de los animales permitieron que las nue-ciones precolombinas y el punto más bajo de las curvas vas enfermedades se adaptaran al ser humano: virue-de la población amerindia parecen ser más o menos la, sarampión, varicela y una amplia gama de parási-correctas, a pesar de la amplia variación local”5. tos intestinales. Las poblaciones sedentarias Lo más probable es que la geografía haya in- concentradas en las ciudades gracias a los avances agrí-cidido en los patrones de asentamiento precolombi- colas se convirtieron en proveedores permanentes denos en las Américas. Los principales imperios, el azte- enfermedades infecciosas que sostenían “enfermeda-ca y el inca, se encontraban en las tierras altas tropicales, des masivas” como la tuberculosis y la influenza. Estequizá debido a su clima favorable a la agricultura y un cultivo de enfermedades infecciosas resultó devasta-medio ambiente más benigno. Al no existir el comer- dor para las poblaciones no expuestas y explica en grancio marítimo, ni siquiera el transporte con ruedas, el medida la fácil conquista de las Américas y Australasia.acceso al mar no constituía una desventaja económica Los avances tecnológicos posibilitados por las venta-para estas civilizaciones. La principal excepción en las jas agrícolas de Eurasia también explican el dominiocivilizaciones de las tierras altas del Nuevo Mundo fue europeo en Africa.la civilización maya de las tierras bajas tropicales, pero Cuando los europeos llevaron a los africanosla densa población de la península de Yucatán desapa- al Nuevo Mundo, también exportaron una diversidadreció misteriosamente antes de entrar en contacto con de enfermedades nuevas para las Américas. La mala-los europeos6. La concentración actual de las pobla- ria, la fiebre amarilla, la anquilostomiasis, la esquisto-ciones indígenas de México, América Central y los paí- somiasis y otras enfermedades devastaron la pobla-ses andinos de las tierras altas también fue una función ción indígena y desde entonces han tenido unde los lugares donde las poblaciones indígenas sobre- persistente impacto en la carga de enfermedades. To-vivieron a las enfermedades del Viejo Mundo. Las po- davía hoy, la mayoría de estas enfermedades constitu-blaciones de las tierras altas están protegidas contra la ye un problema económico y de salud pública impor-malaria, la fiebre amarilla y la anquilostomiasis, enfer- tante en los trópicos americanos.medades tropicales de las tierras bajas que contribuye- Las enfermedades importadas de Africa tam-ron a la extinción de muchas poblaciones amerindias bién afectaron a los colonizadores europeos en lasen la mayoría de las islas del Caribe. regiones tropicales del Nuevo Mundo, especialmen- te en el Caribe. Haití se convirtió en la última mo-Geografía y colonización rada de dos grandes ejércitos coloniales (véase el Re- cuadro 3.1). La fiebre amarilla y la malaria acabaronLa colonización ha desempeñado un papel complica- con sucesivas invasiones de los británicos y los fran-do en los patrones actuales de desarrollo económico, ceses, que en Haití sufrieron más bajas que enpero no explica la significativa variación geográfica Waterloo8.actual de América Latina. La mayoría de los países dela región comparten la misma herencia colonial, perolos resultados económicos son muy diferentes. Y en- 5 McNeill (1976), p. 190. 6tre los países de origen británico, francés y holandés Ciertas evidencias apuntan a una sequía sostenida ocasionada por la oscilación climática del fenómeno de El Niño como causa del colapso deen vez de ibérico, pueden encontrarse algunos de los la civilización maya, debido a la alta densidad de población y la práctica depaíses más ricos, pero también algunos de los más la agricultura en suelos tropicales frágiles. Véase Fagan (1999), capítulo 8.pobres de la región. 7 La falta de animales domesticables en las Américas, útiles tanto en la agricultura como en la guerra, se debió probablemente al impacto que Por otra parte, como demuestra Diamond tuvieron los primeros pobladores humanos hace 13.000 años sobre los(1997), la geografía desempeñó un papel central al grandes mamíferos, irónicamente, similar al impacto mortal de los co-determinar qué países serían colonizadores y cuáles lonos europeos sobre los descendientes de los pobladores americanos originales. Los mamíferos americanos no tenían experiencia en lacolonizados. Eurasia se vio muy favorecida en rela- coevolución con los seres humanos hasta la sorpresiva aparición de losción con los otros continentes en términos de culti- inmigrantes asiáticos y no tenían cautela ni defensas contra los ataques humanos. En las Américas, así como en Australia, los primeros colonosvos y animales domesticables, por el azar, y por la gran humanos causaron la extinción de la mayoría de los grandes mamífe-área de zonas ecológicas contiguas7. La proximidad ros. Véase Crosby (1986) pp. 273-281.permanente de los hombres sedentarios a su ganado y 8 Heinl y Heinl (1978).
  7. 7. Geografía y desarrollo en América Latina 137Recuadro 3.1 El clima de Haití destruyó dos grandes ejércitos1 Dentro del caos general que trajo consigo la Revolución Fran- Cuando Napoleón consolidó su poder en Francia cesa, una de sus colonias más ricas, Saint Domingue, que más después de 1799, se propuso reconquistar la apreciada colo- tarde se convertiría en Haití, comenzó a experimentar pro- nia, para usarla como trampolín para reafirmar el control blemas. Con la promulgación de los Derechos del Hombre en francés en el Territorio de Louisiana. Su fracaso fue igual al una colonia fundamentada en un sistema de esclavitud bru- de los británicos. Los soldados franceses no pudieron sobre- tal, la resistencia armada contra los propietarios blancos de vivir en el ambiente malsano de Haití. En 1802, Leclerc, el las plantaciones pasó de los mulâtres, de raza mixta y ten- cuñado de Napoleón, ocupó rápidamente toda la colonia con dencias proescalvistas, a una revuelta general de los esclavos 20.000 soldados, pero la fiebre amarilla y la malaria volvie- africanos en 1791. ron a tomar el control: la mortalidad por fiebre amarilla ex- Inglaterra y España, ambas en guerra contra la Fran- cedió el 80%. Para ocultar sus bajas, los franceses sacaban a cia republicana entre los años 1790 y 1799, acordaron divi- los muertos de noche y suspendieron los funerales militares. dirse el botín de Saint Domingue. España luchó a través de Sólo dos comandantes de regimiento sobrevivieron, y el pro- las bandas de esclavos rebeldes en el norte, e Inglaterra inva- pio Leclerc sucumbió a la fiebre amarilla antes de que termi- dió el sur en 1793. Al darse cuenta de que ni España ni Ingla- nara el año. terra pondrían fin a la esclavitud, los rebeldes dieron la es- Los franceses lucharon con refuerzos masivos has- palda a los españoles y atacaron a los británicos. Aunque no ta 1803, cuando decidieron evacuar lo que quedaba del ejér- se vieron seriamente amenazados por los rebeldes hasta el cito. Diez mil hombres lograron regresar a Francia y 55.000 final, los británicos sucumbieron en cambio a la geografía quedaron enterrados en la colonia. En poco tiempo nació de St. Domingue. El comandante inglés había asegurado a Haití, la segunda república independiente del hemisferio, Londres que podía tomarse el territorio con 877 soldados, dando refugio y apoyo a Simón Bolívar en su hora más oscu- pero los refuerzos no lograban mantenerse al día con los ra en 1815. Napoleón se vio forzado a abandonar sus planes estragos que producían la fiebre amarilla y la malaria. En un en Louisiana, territorio que vendió a Estados Unidos. La te- caso típico, el teniente Thomas Howard, al mando de un re- nacidad de los rebeldes haitianos fue esencial en la única gimiento formado por 700 húsares, perdió 500 hombres en revuelta exitosa de esclavos en la historia, pero su victoria un mes, cuando en batalla sólo había perdido siete. Al final, dependió de la aplastante carga de enfermedades tropicales las enfermedades y los rebeldes forzaron a los británicos a que afectaba a la isla. evacuar la isla, dejando a sus espaldas más de 14.000 muer- tos. Edmund Burke resumió así este desastre: “La espada hostil es caritativa; el país mismo es el enemigo más temido”. 1 Basado en Heinl y Heinl (1978). La esclavitud no sólo implicó un nuevo culti- gra”. De esta manera, “la esclavitud no nació del ra-vo de enfermedades; también significó un profundo cismo, sino que el racismo fue consecuencia de la es-cambio en la composición de la población, en la capa- clavitud”. Ese fue su efecto más duradero, ya que loscidad para explotar ciertas tierras y en los patrones de prejuicios raciales no terminaron con la esclavitud.desarrollo institucional de los países que absorbieron Aún continúan afectando las vidas de los descendien-grandes cantidades de esclavos. La esclavitud no fue tes de los esclavos y limitando sus posibilidades eco-un fenómeno uniforme, sino se vio claramente nómicas y sociales9.influenciada por una combinación de factores geo-gráficos, tecnológicos e institucionales (véase el Re- Los trópicos pueden ser duros, pero no indomablescuadro 3.2). Desde los agudos análisis de Eric Williams Las dificultades para operar en un ambiente tropicalhace más de medio siglo, se acepta que en su origen, resultaron totalmente claras durante la construcciónla esclavitud “fue económica, no racial; no tuvo nada del canal de Panamá. El abandono del proyecto porque ver con el color del trabajador, sino con su pre- los franceses (1881-1889) y los fracasos posteriorescio”. Pero, a la postre “las diferencias raciales hicie-ron más fácil justificar y racionalizar la esclavitud ne- 9 Williams (1964), pags. 7 y 19.
  8. 8. 138 Capítulo 3Recuadro 3.2 Por qué la esclavitud sólo se desarrolló en algunas regiones La relación entre la geografía y la esclavitud ha sido objeto Otros autores sostienen, sin embargo, que las con- de profundos debates, motivados por la cultura racista que diciones de salud de las zonas tropicales sí pueden haber in- desarrollaron los colonizadores de origen europeo para jus- cidido en el predominio de la esclavitud negra sobre otras tificar la explotación de los negros. El hecho que se busca razas. Coelho y MacGuire (1997) han mostrado que, debido explicar es la concentración de la esclavitud en las zonas tro- a su exposición a las enfermedades tropicales durante mu- picales: la mayoría de los esclavos llegaron a las islas del Cari- chas generaciones, los africanos tenían más inmunidad be o a Brasil, y en Estados Unidos se concentraron en el sur genética y adquirida, especialmente a la malaria, la fiebre subtropical. La explicación arraigada en la cultura racista era amarilla y a la anquilostomiásis. La mayoría de los grupos que los blancos no podrían soportar el trabajo en las malsa- étnicos del Africa Sub-sahariana tienen dos características san- nas condiciones tropicales, que sólo podían ser aptas para guíneas: el factor Duffy y la anemia drepanocítica. El factor las razas de color. Duffy confiere inmunidad contra la malaria vivax más benig- Algunas de las explicaciones modernas, que tienen na, mientras que la anemia drepanocítica proporciona pro- sus antecedentes en los estudios renovadores de Thompson tección parcial contra la malaria falciparum más maligna. La (1941), Williams (1964) y otros autores, se basan en las condi- mayoría de los africanos eran inmunes a la fiebre amarilla ciones de producción de las plantaciones y la escasez de otros debido a la exposición durante su infancia (cuando la enfer- tipos de mano de obra. Siguiendo ese enfoque, Engerman y medad es más leve) y, por razones que simplemente se des- Sokoloff (1997) han mostrado que la esclavitud se concentró conocen, las tasas de mortalidad por la enfermedad incluso en los trópicos, no por el ambiente malsano, sino porque entre los africanos no inmunes son más bajas. Asimismo, los esta institución resultaba económicamente más productiva africanos occidentales, de quienes descendía la mayoría de en las plantaciones tropicales (aunque desastrosa para quie- los esclavos del Nuevo Mundo, también por razones desco- nes fueron sometidos a ella), mientras que la mano de obra nocidas, tienen una clara tolerancia a la anquilostomiásis. libre era más productiva en el Nuevo Mundo de los climas En cualquier caso, la explicación última de la distri- templados. El clima tropical era apropiado para ciertos culti- bución espacial de la esclavitud negra se encuentra en la es- vos (azúcar, tabaco, cacao, café, algodón y arroz) propicios casez de otros tipos de mano de obra en las producciones de para la producción en gran escala, mientras que las zonas de gran escala. Los europeos forzados o contratados para tra- clima templado del Nuevo Mundo eran propicias para el cul- bajar en las plantaciones tenían la posibilidad de adquirir tivo de granos con una producción eficiente a nivel de pe- tierras y de acogerse a instituciones que les ofrecían formas queños agricultores. Además, las plantaciones tropicales se de protección inexistentes para los negros. Por su parte, los podían manejar con cuadrillas de trabajadores forzados a amerindios eran una oferta limitada de mano de obra, que trabajar rápidamente sin riesgos significativos para los culti- en muchas zonas sucumbió a la arremetida de las enferme- vos. De ahí que Engerman y Sokoloff afirmen que las econo- dades. La mayor resistencia de los negros a ciertas enferme- mías de América Latina basadas en la mano de obra esclava dades tropicales posiblemente facilitó el proceso, aunque por se tradujeran en altos niveles de desigualdad, con consecuen- supuesto no lo explica, ni lo justifica. cias de gran alcance para las instituciones y el desarrollo eco- En muchas regiones de América Latina, los patro- nómico de estos países. Las colonias españolas tenían relati- nes de localización de las poblaciones negras e indígenas en vamente pocos esclavos, y los amerindios, que se consideraban la actualidad reflejan todavía factores del pasado. Las adver- esclavos o siervos, constituyeron un elevado porcentaje de la sas circunstancias climáticas se refuerzan a menudo por ais- población en todas estas colonias hasta finales del siglo XIX. lamiento físico, insuficiente acceso a los mercados, inadecuada Esta disparidad implicó una gran desigualdad y el desarrollo infraestructura de servicios y diversos mecanismos de instituciones económicas restrictivas similares a las de los institucionales y culturales que hacen difícil borrar el peso estados esclavistas. Según Engerman y Sokoloff, el ambiente de la historia. América Latina no ha prestado aún la atención institucional (generado por el impacto histórico y no por el que merecen estos problemas. Aunque este libro no preten- impacto persistente de la geografía) es lo que explica la dife- de ser una excepción, está motivado por la convicción de que rencia entre el desempeño económico de América Latina y el ignorar la influencia de la geografía en el desarrollo implica de Estados Unidos y Canadá. el riesgo de ignorar a las minorías étnicas.
  9. 9. Geografía y desarrollo en América Latina 139de los americanos (1904-1905) demostraron que su de lo que cree la mayoría, Gorgas reconoció que laterminación dependía de un control más intensivo de malaria constituía una peor amenaza para la salud quelas enfermedades. El ambiente general de trabajo en la fiebre amarilla en Panamá; y en efecto había sido lael húmedo trópico era muy difícil: “El efecto del cli- mayor causa de mortalidad en los proyectos francés yma en las herramientas, en la ropa y en los efectos norteamericano13.personales, era devastador. Todo lo que fuera de hie- La fiebre amarilla ya no es un problema derro o acero adquiría el color naranja brillante del óxi- salud pública gracias al esfuerzo de control que se rea-do. A los libros, zapatos, cinturones, morrales, estu- lizó a nivel mundial durante la década de 1930 y alches de instrumentos y vainas de machetes les salía desarrollo de una vacuna efectiva. Con respecto a lamoho en una noche. Los muebles pegados se desba- malaria, la situación es completamente distinta. El es-rataban. La ropa nunca se secaba”10. El gran desafío, fuerzo mundial de erradicación que había comenzadosin embargo, eran la malaria y la fiebre amarilla. Aun- en los años veinte, y que se intensificó en los años cin-que los franceses realizaron grandes inversiones en cuenta y sesenta, fracasó en gran medida en los trópi-asistencia médica, en la década de 1880 todavía no cos y todavía no hay una estrategia de vacunación deconocían la forma de propagación de estas dos enfer- viabilidad comprobada. Actualmente, todas las drogasmedades transmitidas por los mosquitos. Además de económicas que se utilizan para el tratamiento y la pre-la temible mortandad entre los trabajadores y el debi- vención de la malaria están perdiendo su efectividadlitamiento recurrente de quienes sobrevivían, muchos debido a la aparición de cepas resistentes.de los líderes e ingenieros más dinámicos del proyec-to también perecieron por la enfermedad. Además delas metas técnicas poco realistas y de las dificultades Productividad de la tierrade organización, las muertes por enfermedad erandemasiado gravosas para el proyecto. Durante los La geografía tiene efectos fuertes y determinantes ennueve años que duró el esfuerzo francés se perdieron el desarrollo económico y social, que pueden obser-más de 20.000 vidas11. varse en la actualidad. A escala mundial, los patrones El entonces presidente de Estados Unidos, geográficos son especialmente elocuentes (véase elTheodore Roosevelt, principal promotor del intento Gráfico 3.5). La gran mayoría de los países pobresnorteamericano de construcción del canal, reconoció están ubicados en los trópicos, mientras que las zonasinmediatamente la importancia del control de las en- no tropicales muestran los niveles más elevados defermedades gracias a su experiencia en los trópicos: desarrollo. Si la geografía no fuera determinante, se“Creo que los problemas de sanidad e higiene... en el podrían esperar condiciones económicas similares enistmo son los verdaderamente importantes, incluso todo el mundo, sujetas a algunas variaciones aleatorias.más que la ingeniería”12. Cuando los norteamerica- De hecho, los países pobres raramente están interca-nos reiniciaron la construcción del canal en 1904, lados en las regiones ricas, aunque unos pocos paísesWilliam Gorgas resultó ser un elemento esencial para ricos sí se encuentran en las zonas tropicales.su éxito. En La Habana, en 1901, demostró lo que Volviendo al mapa de niveles de ingreso depocos creían posible: la fiebre amarilla endémica se todo el mundo (Gráfico 3.5), existen más países depodía eliminar controlando el mosquito. En 1905, ingresos medios en los trópicos latinoamericanos queGorgas recibió suficientes recursos y apoyo y fue a en los demás trópicos, por lo que parecería que la re-Panamá a realizar una hazaña similar. En uno de los gión se ve menos afectada por la regla general queesfuerzos de control vectorial más intensivo que ja- afirma que los trópicos son más pobres. Los gradientesmás se acometiera, Gorgas pudo eliminar la amenaza geográficos dentro de América Latina, sin embargo,de la fiebre amarilla y de la malaria negando a losmosquitos los pozos de agua estancada que necesitanpara procrearse con la ayuda de un ejército de inspec- 10 McCullough (1977) p. 135.tores de sanidad que visitaron casa por casa. La provi- 11 McCullough. (1997) p. 235.sión de agua potable y otras medidas sanitarias redu- 12 Ibid., p. 406.jeron la incidencia de otras enfermedades. A diferencia 13 Ibid., p. 139.
  10. 10. 140 Capítulo 3 Gráfico 3.5 Distribución del ingreso per cápita Trópico de Cáncer Trópico de Capricornio PIB per cápita, 1995 (PPA) 400-4.000 4.000-7.500 7.500-15.000 15.000-32.000 n.d.Fuente: Gallup, Sachs y Mellinger (1999).son claros y dramáticos. Como puede apreciarse en el confiables desde 1900, como muestra el Gráfico 3.814.Gráfico 3.6, los niveles del PIB per cápita de poder Los ingresos en Brasil, Perú, Colombia y Venezuela,adquisitivo de 1995 en la región siguen una curva en todos países tropicales, están por debajo de la mitadforma de U en la banda de latitud. El PIB muestra de los niveles de ingreso de los países templados comoniveles mucho más altos en el sur templado y un nivel Chile y Argentina, y menores que los de México ymínimo justo por debajo de la línea ecuatorial, en la Cuba, situados en el borde de la zona tropical. Hacebanda de latitud de 20º a 0º Sur. El trópico geográfico un siglo, los países latinoamericanos tropicales teníanse define como una región ubicada entre los 23,45º niveles de ingreso mucho más bajos que Estados Uni-Sur hasta los 23,45º Norte, donde el sol se encuentra dos y Canadá, por un factor de tres o cuatro.perpendicular en algún momento del año. La América Las estimaciones disponibles sobre el PIB perLatina tropical tiene niveles de ingreso mucho más cápita de 1800 son más débiles y escasas (Gráfico 3.9),bajos que la América Latina templada o la parte tem- pero muestran el mismo patrón por latitud15. Los tró-plada de México, aunque en las islas del Caribe se picos eran más pobres que los países templados, conencuentran algunos puntos de gran desarrollo (los la clara excepción de Cuba, y aparentemente Haití16,países que corresponden a cada banda de latitud cuya riqueza provenía de la brutal (y eventualmentepueden verse en el Gráfico 3.7). El PIB per cápita insostenible) productividad de la economía esclavista.promedio de US$4.580 en la banda de latitud de 20ºa 0º Sur se encuentra justo por debajo de la mitad delnivel de los puntos altos templados. 14 Los datos sobre el PIB per cápita de 1900 provienen de Maddison El problema de la pobreza en los trópicos no (1995), Cuadro C-16d, p. 188, exceptuando los de Cuba en 1913, ob- tenidos de Coatsworth (1998), Cuadro 1.1, p. 26.es nuevo. El gradiente en forma de U de los niveles 15 Los datos sobre el PIB per cápita de 1800 provienen de Coatsworthde ingreso por latitud, con ingresos bajos en los tró- (1998) Cuadro 1.1, p. 26.picos e ingresos mucho más altos en las latitudes más 16 Aunque no se incluye en el gráfico, las evidencias históricas pruebanelevadas, existe desde el momento en que empezó a que Haití era la colonia más rica de Francia y es muy probable que tuviera niveles de ingreso similares a los de Cuba antes de que la rebe-recabarse información. Los datos sobre el PIB per lión de los esclavos destruyera las plantaciones. Véase Heinl y Heinlcápita de los países más grandes de las Américas son (1978, p.2).
  11. 11. Geografía y desarrollo en América Latina 141 Gráfico 3.6 PIB per cápita promedio por grados Gráfico 3.8 Ingreso por grados de latitud en 1900 de latitud en América Latina 14.000 4.500 PIB per cápita en 1900 (Dólares corrientes) Estados Unidos 12.000 4.000PIB per cápita (US$ de 1995) 3.500 10.000 3.000 8.000 Argentina 2.500 Canadá 6.000 2.000 Chile Cuba 4.000 1.500 2.000 Colombia México 1.000 Perú Venezuela Brasil 0 500 60S-50S 50S-40S 40S-30S 30S-20S 20S-10S 10S-0 0-10N 10N-20N 20N-30N 30N-40N -40 -20 0 20 40 60 Latitud Latitud Fuente: Banco Mundial (1998) y ESRI (1992). Fuentes: Maddison (1995) y Coatsworth (1998). Gráfico 3.7 Países de América Latina Si se considera que los países de la región por grados de latitud comparten muchos aspectos de la historia colonial y cultural, los patrones actuales (y pasados) de ingreso Trópico de Cáncer 20N por latitud en América Latina resultan sorprenden- tes. Aunque podría suponerse que la variación en el 10N desarrollo económico entre continentes se debe más a las experiencias históricas divergentes que a la geo- 0 N/S grafía, esta teoría es menos probable dentro de los continentes mismos. El patrón de desarrollo en Amé- 10S rica Latina es congruente con el patrón de Africa y Eurasia. Los extremos norte y sur de Africa, que no 20S son tropicales, son las regiones más ricas del conti- Trópico de Capricornio nente; por su parte, el Sudeste Asiático tropical y 30S subtropical son en general más pobres que el norte 40S templado. La densidad demográfica es un indicador 50S aproximado de cuán hospitalaria es la tierra para una sociedad agrícola. A pesar del extraordinario y acele- rado crecimiento demográfico de los últimos siglos, la distribución relativa de la población mundial ha sido notablemente estable. La distribución demográfica de América Latina se ajusta en gran medida a los patro- nes de asentamiento europeos (incluyendo a los esclavos que trajeron) y a las poblaciones indígenas de las tierras altas que sobrevivieron al intercambio con los conquistadores. Como en otras regiones del mundo, sin embargo, la población presenta un patrón bimodal en relación con la latitud (Gráfico 3.10), con picos en las latitudes templadas medias y menores densidades en el extremo sur y en los trópicos. Las densidades demográficas más altas de la latitud tropi-
  12. 12. 142 Capítulo 3 Gráfico 3.9 Ingreso por grados de latitud en 1800 Gráfico 3.11 Densidad del PIB por grados de latitud 100 450 PIB per cápita en 1800 (Dólares corrientes) Densidad del PIB (US$1.000 de 1995/km2) Cuba 400 90 Estados Argentina Unidos 350 80 300 70 250 60 200 50 150 40 100 México 30 Chile Perú 50 Brasil 20 0 -38 -36 -14 -9 22 24 37 60S-50S 50S-40S 40S-30S 30S-20S 20S-10S 10S-0 0-10N 10N-20N 20N-30N 30N-40N Latitud LatitudFuente: Coatsworth (1998). Fuentes: Banco Mundial (1998) y ESRI (1992).Gráfico 3.10 Densidad de población por grados a 0º Sur es de US$39.000 por kilómetro cuadrado, o de latitud sea menos de un cuarto de la densidad del PIB que se 80 encuentra en los 20º a 30º Norte y Sur. Densidad poblacional (personas/km2) Agricultura tropical 60 La desventaja económica de los trópicos puede atri- 40 buirse en gran medida a la baja productividad agríco- la. El rendimiento agrícola depende sensiblemente del clima, los recursos del suelo y la tecnología. 20 Las condiciones del clima y del suelo de las zonas ecológicas templadas y tropicales son diferen- 0 60S-50S 50S-40S 40S-30S 30S-20S 20S-10S 10S-0 0-10N 10N-20N 20N-30N 30N-40N tes. Además, la marcada diferencia existente entre las Latitud comunidades vegetales y animales de los trópicos yFuentes: Banco Mundial (1997) y ESRI (1992). las de las zonas templadas sugieren que la productivi- dad de la reducida gama de plantas que se utilizan como principales productos agrícolas también escal de 10º a 20º Norte en México central y América sistemáticamente diferente entre las dos regiones.Central constituyen la excepción, pero son congruen- Aunque en principio es posible adaptar los principa-tes con la relación clima - población, porque la mayor les productos alimenticios para que sean igualmenteparte de esta población vive en las tierras altas de cli- productivos en las zonas templadas y en las tropica-ma templado. les, esto no ha ocurrido en la práctica. Incluso cuando La baja densidad demográfica de los trópicos se tienen en cuenta las diferencias en el uso de losimplica que la productividad económica de la tierra insumos, el rendimiento de los principales cultivos tro-está distribuida aún menos equitativamente que los picales es notablemente menor que el de los cultivosingresos. El Gráfico 3.11 muestra la variación del PIB de clima templado. Ello es sólo en parte un fenóme-por área de tierra, el producto del PIB per cápita y la no natural, ya que la causa principal puede encontrarsedensidad de población. El producto económico por en el patrón de desarrollo tecnológico, producido ori-área de tierra en la banda tropical de la latitud de 10º ginariamente por la distribución de las especies agrí-
  13. 13. Geografía y desarrollo en América Latina 143Gráfico 3.12 Producto agrícola por agricultor, 1994 Trópico de Cáncer Trópico de Capricornio Producto agrícola por persona en dólares 1-2.500 2.500-7.000 7.000-14.000 14.000-28.000 28.000-44.000 n.d.Fuente: FAO (1999).colas y animales y por las condiciones de la tierra, re- Sin embargo, los cálculos de Gallup y Sachs (1999)forzadas por siglos de cambios tecnológicos sesgados muestran que el rendimiento de los cultivos tropica-en favor de las zonas más ricas. les es menor aun cuando se neutralizan las diferencias La disparidad entre la productividad agrícola en el uso de insumos17. El rendimiento de los culti-tropical y no tropical por agricultor (Gráfico 3.12) es vos de las zonas ecológicas tropicales y secas que con-aún más pronunciada que la disparidad de los niveles forman la mayoría de los trópicos geográficos es dede ingreso de las zonas tropicales y no tropicales (Grá- un 30% a un 40% más bajo que el rendimiento de losfico 3.5). La historia de la mayoría de los cultivos in- cultivos de zonas ecológicas templadas, incluso usan-dividuales es similar. En nueve de las diez categorías do los mismos insumos en las dos zonas. Además, laimportantes de cultivos que presenta el Cuadro 3.2, productividad agrícola creció un 2% más lentamentelos rendimientos no tropicales son más elevados que en las ecozonas tropicales y secas que en las templa-los tropicales. Ello ocurre especialmente en el caso das. Por lo tanto, aunque el origen de las diferenciasde los cultivos de clima templado como el trigo, pero en la productividad puede ser natural, no hay duda detambién de algunos cultivos tropicales como el maíz que, a lo largo del tiempo, el desarrollo tecnológicoo la caña de azúcar. ha ayudado a aumentar las diferencias. El desarrollo Las diferencias pueden deberse, total o par- tecnológico se ha concentrado en las zonas más ricas,cialmente, a los insumos utilizados. Los fertilizantes, las que además tienen una ecología más homogénealos tractores, las semillas mejoradas y la mano de obra que contribuye a que las especies y la tecnología seafectan los rendimientos, independientemente de que difundan mejor18.el clima sea ideal o no para el cultivo. Los agriculto-res de los países más ricos usan más intensamenteinsumos distintos de la mano de obra porque, en com-paración con su propio trabajo y el valor de las tie- 17 Las políticas de precios y otras políticas agrícolas tienen un efectorras, aquéllos son mucho más baratos. De manera que sustancial sobre las cantidades que producen los agricultores y en la cantidad de insumos que utilizan pero, en principio, no deberían afec-la pobreza puede ser la causa de los bajos rendimien- tar la productividad, si se aplican los mismos insumos.tos característica de los trópicos, en vez de ser la baja 18Véase un análisis extenso y documentación sobre este punto enproductividad un factor que contribuye a la pobreza. Diamond (1997).
  14. 14. 144 Capítulo 3 Cuadro 3.2 Productividad agrícola (por cosecha) en países tropicales y no tropicales, 1998 Producción Producción Diferencia en zona tropical en zona no tropical Tropical/ estadísticamente (MT/Ha) (MT/Ha) No tropical significativa1 Cereales (medida equivalente a arroz procesado) 16,5 26,9 0,61 x Maíz 20,1 45,1 0,45 x Tubérculos (papa, yuca, etc.) 105 200 0,53 x Azúcar2 647 681 0,95 Leguminosas (frijoles y arvejas) 7,9 13,3 0,59 x Oleaginosas 5,1 4,0 1,28 x Vegetales 113 177 0,64 x Frutas 96,0 97,9 0,98 Bananos 155 201 0,77 x Café 6,5 15,4 0,42 x Número de observaciones3 108 951 x = probabilidad menor al 5% para la prueba del estadístico t que mide si el promedio de la producción en zonas tropicales es diferente al promedio de la producción en laszonas no tropicales.2 Datos para 1996.3 Este es el número de países que produce cereales. No todos los países cultivan los demás productos.Fuente: FAO (1999). Algunos cultivos son cierta- Cuadro 3.3 Oferta de alimentos per cápita por productomente más productivos en los trópi- (Porcentajes)cos, como es el caso de las frutas tro-picales. Sin embargo, sólo unos pocos Mundo América Centralforman parte importante del sistema Calorías Proteínas Caloríasalimenticio. El Cuadro 3.3 muestrala contribución de las diferentes Total 100 100 100categorías de cultivos a la oferta Productos vegetales 84 63 84 Cereales (medida equivalentemundial de alimentos. Los cereales a arroz procesado) 50 45 47proporcionan cerca de la mitad de las Trigo 20 22 9 Arroz (procesado) 21 15 3calorías alimenticias y casi la misma Maíz 5 5 34proporción de proteínas. Los culti- Otros 3 4 1vos de los que se extrae el aceite, la Tubérculos (papa, yuca, etc.) 5 3 1 Azúcar 9 0 16única categoría de cultivos cuyo Leguminosas (frijoles y arvejas) 2 5 4rendimiento es más alto en los países Aceites y aceites vegetales 10 3 10 Vegetales 2 4 1tropicales que en los no tropicales, Frutas 3 1 3sólo representan el 10% de las calo- Bebidas alcohólicas 2 0 2rías alimenticias y el 3% de las Otros 1 1 0 Productos animales 16 37 16proteínas. Carne y grasas animales 9 18 9 Dentro de América Latina se Leche, huevos, pescado 6 19 7observa el mismo patrón diferencialde productividad agrícola, aunque los Fuente: FAO (1999). Los totales pueden no sumar exactamente debido al redondeo.países de la región son más homogé-neos entre sí que con el resto delmundo. El rendimiento de la mayo-ría de los cultivos de los países lati-
  15. 15. Geografía y desarrollo en América Latina 145 Cuadro 3.4 Productividad agrícola (por cosecha) en países tropicales y no tropicales de América Latina, 1998 Producción Producción Diferencia en zona tropical en zona no tropical Tropical/ estadísticamente (TM/Ha)1 (TM/Ha)1 No tropical significativa2 Cereales (medida equivalente a arroz procesado) 22,9 33,8 0,68 x Maíz 24,6 51,4 0,48 x Tubérculos (papa, yuca, etc.) 122 218 0,56 x Azúcar3 700 632 1,11 Leguminosas (frijoles y arvejas) 7,5 10,4 0,72 x Oleaginosas 6,2 5,3 1,17 Vegetales 143 161 0,89 Frutas 135 142 0,95 Bananos 166 214 0,78 Café 7,1 6,1 1,16 Número de observaciones4 33 71 Toneladas métricas por hectáreas.2 x = probabilidad menor al 5% para la prueba del estadístico t que mide si el promedio de la producción en zonas tropicales es diferente al promedio de la producción en laszonas no tropicales.3 Datos para 1996.4 Este es el número de países que produce cereales. No todos los países cultivan los demás productos.Fuente: FAO (1999). Cuadro 3.5 Crecimiento promedio de la productividad en países tropicales y no tropicales de América Latina, 1961-1998 Crecimiento Crecimiento de la de la producción Diferencia producción en zonas en zonas no tropicales Tropical/ estadísticamente tropicales (%) tropicales (%) No tropical significativa1 Cereales (medida equivalente a arroz procesado) 1,8 2,6 -0,8 x Maíz 1,8 3,1 -1,3 x Tubérculos (papa, yuca, etc.) 0,6 2,1 -1,5 x Azúcar2 0,8 1,0 -0,2 Leguminosas (frijoles y arvejas) 0,3 0,6 -0,3 x Oleaginosas 2,0 1,8 0,2 Vegetales 2,5 1,6 0,9 Frutas 0,3 0,1 0,2 Banano -0,3 0,2 -0,5 Café 1,0 0,5 0,5 Número de observaciones 3 33 71 x = probabilidad menor al 5% para la prueba del estadístico t que mide si el promedio de la producción en zonas tropicales es diferente al promedio de la producción en laszonas no tropicales.2 Datos para el período 1961-1996.3 Este es el número de países que produce cereales. No todos los países cultivan los demás productos.Fuente: FAO (1999).
  16. 16. 146 Capítulo 3noamericanos tropicales es muy bajo. Unos pocos Por consiguiente, la productividad agrícola esproductos constituyen la excepción: la caña de azú- mucho más baja en los trópicos, tanto en el mundocar, el aceite y el café, pero ninguna de las diferen- como en América Latina, incluso en el caso de aque-cias entre el rendimiento de estos cultivos en el tró- llos productos relativamente más importantes en lapico y en otras regiones no tropicales son dieta de los países tropicales. Las diferencias en pro-estadísticamente significativas (Cuadro 3.4). El de- ductividad reflejan en parte factores naturales, que sesarrollo tecnológico también ha favorecido a la agri- ven reforzados sustancialmente por los patrones decultura no tropical de América Latina. El Cuadro desarrollo tecnológico.3.5 muestra el rápido crecimiento del rendimientode los cultivos básicos de la región, pero las tasas decrecimiento son muy diferentes entre las regiones Condiciones de saludtropicales y no tropicales. Aunque el rendimientode algunos cultivos (café, frutas, hortalizas y acei- La relación entre la geografía y el desarrollo en lates) registró un crecimiento ligeramente más rápi- región va más allá de la productividad de la tierra, odo en los países tropicales, el progreso más impor- en general de la calidad y la disponibilidad de recur-tante se observa en los no tropicales. Más aún, las sos naturales. Las regiones tropicales también sonúnicas diferencias que se registraron en la producti- más pobres debido a una mayor incidencia de en-vidad de los últimos 37 años, y que fueron estadísti- fermedades. Los factores geográficos afectan lascamente significativas, se dieron en los países no tro- condiciones de salud a través de muchos canales. Lapicales. No es una coincidencia que la mayoría de difusión y la intensidad de muchas enfermedades,los exportadores de productos agrícolas más exitosos especialmente de las transmitidas por vectores va-de América Latina sean los países no tropicales. Es rían con el clima. La malaria, la anquilostomiasis ybien conocido que a partir de la década de 1970 Chile la esquilostomiasis en particular son grandeslogró un gran avance en la producción de frutas des- debilitadores y han sido relativamente fáciles de con-tinadas a los mercados internacionales, cuando lo- trolar en las zonas templadas, pero todavía se resis-gró aprovechar el desarrollo tecnológico de ten a los esfuerzos de control en los trópicos. LaCalifornia, una región con la que comparte impor- falta de estaciones dificulta esta tarea, puesto que latantes similitudes ecológicas y geográficas (además reproducción de los vectores de transmisión es igualde la ventaja de estar en estaciones opuestas)19. durante todo el año. Y la asignación de inversiones La dieta de los países de América Latina, par- en tecnología sólo ha reforzado la dificultad relativaticularmente la de los países tropicales, es diferente del control de las enfermedades típicas de las zonasde la de otras partes del mundo. Si los cultivos que más pobres, por la sencilla razón de que los que su-conforman la base de la alimentación de los países tro- fren esas enfermedades son demasiado pobres parapicales de América Latina son relativamente más pro- pagar vacunas o tratamientos.ductivos en los trópicos, las diferencias de rendimiento El resultado es que en los trópicos la morta-entre los países tropicales y no tropicales en otros cul- lidad es más alta y la vida es más corta. Las tasas detivos sería menos problemática. En la última colum- mortalidad infantil en América Latina son más altasna del Cuadro 3.3 se registra el consumo de calorías en los trópicos (Gráfico 3.13) y disminuyen de ma-en América Central por tipo de cultivo. Ciertamente, nera más o menos constante hacia los extremos dellos centroamericanos comen mucho más maíz, azú- punto más alto. Las tasas más altas en la latitud decar y leguminosas, que representan el 54% de su con- 10º a 20º Sur son más del doble de las tasas que sesumo de calorías en comparación con el 16% en el observan en la zona templada del sur y un 50% másresto del mundo. Sin embargo, el maíz en particular y altas que en la zona templada del norte. El patrón detambién los frijoles figuran entre los cultivos menos esperanza de vida es similar. El Gráfico 3.14 combi-productivos de los trópicos, comparados con las zo- na datos sobre la esperanza de vida en los estados onas no tropicales del mundo en su conjunto y dentrode América Latina. 19 Esto ha sido documentado por Meller (1995 y 1996).

×